(521) Apocalipsis (y IV). Final grandioso: Christus vincit. Con María...

Maestro de Cesi - 1308

He de confesar que sabía yo muy poco de este libro. Ahora, al menos, sé algo.

–Por cierto: ¿cuánto tiempo lleva usted sin confesar? El Señor le llama al sacramento.

 

–La Ciudad del Diablo, Babilonia, cae vencida por Cristo

El mundo que adora maravillado a la Bestia, potenciada por el Diablo; el mundo que lleva el sello de la Bestia diabólica marcado en la frente y en la mano, es figurado en el Apocalipsis como

 «la Gran Ramera», con la que han fornicado los reyes y moradores de la tierra. Es figurada como una mujer «sentada sobre una Bestia bermeja… Va vestida de púrpura y grana, y adornada de oro y piedras preciosas… Sobre su frente lleva escrito un nombre: Misterio, Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra… Mujer embriagada con la sangre de los mártires de Jesús… Es aquella ciudad grande, que tiene la soberanía sobre todos los reyes de la tierra» (Ap 17).

 Un ángel bajó del cielo con gran poder, y gritó con voz fuerte: «Cayó, cayó la gran Babilonia, y quedó convertida en morada de demonios, guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave horrible y abominable». Y otra voz del cielo clama: «Sal de ella, pueblo mío… Cuanto se envaneció y entregó al lujo, dadle otro tanto de tormento y duelo»…

Llorarán por ella espantados los reyes de la tierra que se le habían sometido, los comerciantes que se habían aprovechado de su efímera prosperidad: «¡Ay, ay de la ciudad grande de Babilonia, la ciudad fuerte, porque en una hora ha venido su juicio!… En una hora quedó devastada tanta riqueza… Un ángel poderoso levantó una grande y la arrojó en el mar, diciendo “con tal ímpetu será arrojada la gran ciudad, y ya no será hallada» (Ap 18).

Tengamos muy en cuenta que San Juan –apóstol, evangelista y profeta– escribe en pasado; pero describiendo sucesos del pasado y del presente, revela acontecimientos que sólo se realizaran plenamente en la Parusía, cuando Cristo vuelva a la tierra glorioso.

 

–El encadenamiento milenario del Dragón

«Vi un ángel que bajaba del cielo y tenía la llave del abismo y una gran cadena en su mano. Capturó al Dragón, la antigua Serpiente, que es el Diablo y Satanás, y la ató por mil años. La arrojó al abismo, la encerró y puso los sellos, para que no extravíe más a las naciones, hasta que se cumplieran los mil años. Después tiene que ser soltada por poco tiempo» (Ap 20,1-3).

Los exegetas coinciden en «señalar la oscuridad más completa del texto en este lugar» (Charlier, II,146). Las interpretaciones del texto, lógicamente, son muy distintas unas de otras; tan diferentes son, que no daré yo ninguna. Me limitaré a citar a Charlier (II, 149-150), que en modo alguno pretende que su interpretación del milenio prevalezca sobre tantas otras diferentes.

«Se pueden reducir a tres los principales tipos de explicación. El primero es cronológico y toma esta duración de diez siglos como una cosa real, aunque sea aproximada; el segundo es eclesiológico y considera este milenario como coextensivo a la vida de la Iglesia, es decir, desde Pentecostés hasta el final de los tiempos; el tercero, finalmente, es futurista e imagina un plazo –mil años simbólicos– entre la Venida de Cristo para el juicio y el establecimiento definitivo del reinado de Dios».

El A.T. no dice nada de un período de mil años, y fuera del Apocalipsis, tampoco el N.T.: «Nadie sabe ni el día ni la hora» (Mc 13,32). Tampoco el Magisterio apostólico ha dado enseñanza positiva sobre el milenio, aunque sí la ha dado negativa, mostrando su reticencia ante el milenarismo mitigado, según el cual «Cristo Señor, antes del juicio final, previa o no la resurrección de muchos justos, ha de venir visiblemente para reinar en la tierra. Respuesta: El sistema del milenarismo mitigado no puede enseñarse con seguridad» (Congregación Fe, 21-VII-1944).

Sigue el texto del Apocalipsis:

«Vi unos tronos, y se sentaron en ellos, y les fue dado el poder de juzgar, y vi las almas de los que habían sido degollados por el testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, y cuantos no habían recibido la marca sobre su frente y sobre su mano. Y vivieron y reinaron con Cristo mil años» (Ap 20,4).

 

La Parusía de Cristo glorioso trae la victoria total del Reino sobre el Mundo

«Y cuando se cumplan esos mil años, Satanás será liberado de su prisión. Saldrá para seducir a los pueblos que están en los cuatro extremos de la tierra, a Gog y Magog, a fin de reunirlos para la batalla. Su número será tan grande como las arenas del mar, y marcharán sobre toda la extensión de la tierra, para rodear el campamento de los santos, la Ciudad muy amada. Pero caerá fuego del cielo y los consumirá. El Diablo, que los había seducido, será arrojado al estanque de azufre ardiente, donde están también la Bestia y el falso profeta. Allí serán torturados día y noche por los siglos de los siglos» (Ap 20,7-10).

-Será una acción sobrehumana del Señor y de sus ángeles –un «fuego bajado del cielo»–, la que luche y venza para siempre al Maligno y a todo Mal, y no una acción organizada por hombres terrenales. Cumplida por el Hijo de Dios la misión recibida del Padre –encarnación, evangelización, pasión y resurrección– «vuelve al Padre» en la ascensión: «viéndolo» los discípulos, «fue arrebatado y una nube lo ocultó a sus ojos», quedando ellos fijos los ojos en el cielo. Hasta que dos varones vestidos de blanco les dijeron: «¿Por qué estáis mirando al cielo? Este Jesús que os ha sido arrebatado al cielo vendrá de la misma manera que le habéis visto subir al cielo» (Hch 1,9-11). Sabemos, pues, que la segunda Venida de Cristo será gloriosa y visible, y que acompañado por los ángeles y los santos, vencerá definitivamente al Diablo y al Mundo, al Pecado y a la Muerte.

«Es preciso que Él reine hasta poner a todos sus enemigos bajo sus pies. El último enemigo reducido a la nada será la muerte… Y cuando le queden sometidas todas las cosas, entonces el mismo Hijo se sujetará a quien a Él todo se lo sometió, para que Dios sea todo en todas las cosas» (1Cor 15,25-28)

 

-La plena victoria del Reino y la total derrota del Mundo serán inesperadas por los hombres, también por los cristianos mundanizados: «comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; pero en cuanto Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y acabó con todos. Lo mismo pasará el día en que se revele el Hijo del Hombre» en su segunda venida (Lc 17,28-30; +Mt 24,38-39).

San Pedro recuerda en su segunda carta lo que el mismo Jesús les había anunciado: «Vendrá el día del Señor como un ladrón» en la noche (2Pe 3,10). «De aquel día y de aquella hora nadie sabe, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre. Porque como en los días de Noé, así será la aparición del Hijo del Hombre… Velad, pues, porque no sabéis cuándo llegará vuestro Señor… Vosotros habéis de estar preparados, porque a la hora que menos penséis vendrá el Hijo del hombre» (Mt 24,36-44).

 

–«Mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo»

Así rezamos cada día en la Misa. Están perdidos aquellos que viven «sin esperanza y sin Dios en el mundo» (Ef 2,12). Por el contrario, Simeón era un anciano «justo y piadoso, que esperaba la consolación de Israel» (Lc 2,25), y también Nicodemo era un hombre de fe, que «esperaba el reino de Dios» (Mc 15,43). Ahora los cristianos, en la plenitud de los tiempos, «alegres en la esperanza» (Rm 12,12), vivimos «esperando la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo». Y ésa es la fe esperanzada que nos identifica. San Pablo contrapone a los que «son enemigos de la cruz de Cristo, que tienen por dios su propio vientre y  ponen su corazón en las cosas terrenas», con los cristianos, que somos «ciudadanos del cielo, de donde esperamos al Salvador y Señor Jesucristo» (Flp 3,19-21).

El Apocalipsis, todo él, entiende siempre la vida cristiana en función de la segunda Venida de Cristo. El fin es lo que determina y explica los medios. Cuando en una Iglesia local no se predica casi nunca la Parusía final de Jesucristo, necesariamente queda la vida cristiana falsificada, mundanizada, esterilizada, secularizada.

«Cristo, ¿vuelve o no vuelve?» Así se titula un libro (1951) del padre Leonardo Castellani, argentino, traductor y comentador de El Apokalipsis de San Juan (1963). Pocos autores del siglo XX hicieron tanto cómo él para reafirmar la fe y la esperanza en la Parusía. Se quejaba con razón de que el segundo Adviento glorioso de Cristo, con su victoria total y definitiva sobre el mundo, estuviera tan olvidado en el pueblo cristiano, tan ausente de la predicación habitual, siendo así que esa fe y esa esperanza han de iluminar toda la vida de la Iglesia y de cada cristiano. «No se puede conocer a Cristo si se borra su Segunda Venida. Así como según San Pablo, si Cristo no resucitó, nuestra fe es vana; así, si Cristo no ha de volver, Cristo fue un fracasado» (Domingueras prédicas, 1965, III dom. Pascua).

Pero antes de seguir con el Apocalipsis, recordemos brevemente que hay muchas esperanzas falsas, y una sola verdadera.

 

–No tienen verdadera esperanza

-aquéllos que diagnostican como leves los males graves del mundo y de la Iglesia. O es­tán ciegos o  prefieren ocultar la verdad. Como les falla la esperanza, niegan la gravedad de los males, pues los consideran irremediables. Y así vienen a estimar más conveniente–más opti­mista– decir «vamos bien».

-Falsa es la esperanza de quienes la ponen en medios humanos, y reconociendo malamente los males que sufrimos, pretenden vencerlos con nuevas fórmulas doctrinales, nuevos planes pastorales, nuevas formas litúrgi­cas, nuevos paradigmas «más avanzados que los de la Iglesia oficial». Sus empeños son vanos. Y por eso vienen a ser desesperantes.

-Los que no esperan de verdad la victoria «próxima» de Cristo Rey –los que ignoran el Apocalipsis–, pactan necesariamente con el mundo, haciéndose sus cómplices. Por ejemplo, muchos políticos «cristianos», sumamente diestros en conducir al pueblo por el camino permanente del «mal menor», por el que sólo alcanzan «grandes males»

-Quienes no creen en la fuerza de la gra­cia del Salvador, no llaman a conversión, porque no tienen esperanza. Y así aprueban, al menos con su silencio, lo que sea: que el pueblo se aleje habitualmente de la eucaristía, que profane normalmente el matrimonio, etc. Ni piensan siquiera en llamar a conversión, porque estiman irremediables los males del mundo y de la Iglesia arraigados en el pueblo cristiano.

 

Tienen verdadera esperanza

-Los cristianos que creen en la victoria final y total de Cristo glorioso no se hacen cómplices ni activos ni pasivos de los males del mundo.

-Los que reconocen los males del mundo y del pueblo descristianizado: se atreven a verlos. y no dicen «vais bien» a los que en realidad «van mal».

-Tienen verdadera esperanza los que predi­can al pueblo el Evangelio de la conver­sión, para que todos pasen de la mentira a la verdad, del pecado a la gracia. Se atre­ven a predicar así el Evangelio por­que creen que Dios, de un montón de esqueletos descarnados, puede hacer un pueblo de hombres vivos (Ez 37), y de las piedras puede sacar hijos de Abraham (Mt 3,9).

 

Un cielo nuevo y una nueva tierra

Los capítulos finales del Apocalipsis, 21 y 22, no nos dicen más que los Evangelios y Epístolas. Confirman «el qué», pero en su lenguaje florido y simbólico no nos manifiestan «el cómo». Están hablando ya de realidades celestiales, y el vidente San Juan no va más allá de lo que había dicho San Pablo: «Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni vino a la mente del hombre lo que Dios ha preparado para los que lo aman» (1Cor 2,9).

«Vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar ya no existe más. Vi la Ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios, embellecida como una novia preparada para recibir a su esposo.  Y oí una voz potente que decía desde el trono: “Esta es la morada de Dios entre los hombres: él habitará con ellos, ellos serán su pueblo, y el mismo Dios estará con ellos. El secará todas sus lágrimas, y no habrá más muerte, ni pena, ni queja, ni dolor, porque todo lo de antes pasó”. Y el que estaba sentado en el trono dijo: “Yo hago nuevas todas las cosas”. Y agregó: “Escribe que estas palabras son verdaderas y dignas de crédito”» (Ap 21,1-5).

Estas palabras fueron anticipadas proféticamente muchos siglos antes: «Voy a crear cielos nuevos y una tierra nueva» (Is 65,17; +66,22): sin pecado, sin diablo, son en todo puro Reino de Dios, en una renovación «espiritual» indescriptible (2Pe 3,7-13; Rom 8,18-25). La Ciudad santa «desciende del cielo» como maravilloso y gratuito don de Dios.

«¡Hecho está! Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. Al que tiene sed, yo le daré de beber gratuitamente de la fuente del agua de la vida. El vencedor heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo. Pero los cobardes, los incrédulos, los depravados, los asesinos, los lujuriosos, los hechiceros, los idólatras y todos los falsos, tendrán su herencia en el estanque de azufre ardiente, que es la segunda muerte» (21,6-8).

Explica San Fulgencio de Ruspe (+410): «Así como hay una primera resurrección, que consiste en la conversión del corazón, así hay también una segunda muerte, que consiste en el castigo eterno… Tome parte ahora en la primera resurrección el que no quiera ser condenado con el castigo eterno de la segunda muerte» (Tratado del perdón de los pecados). La primera muerte es la mala vida del pecado.

 

–La Ciudad santa, Jerusalén

«Luego se acercó uno de los siete Ángeles… y me dijo: “Ven que te mostraré a la novia, a la esposa del Cordero”. Me llevó en espíritu a una montaña de enorme altura, y me mostró la Ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios. La gloria de Dios estaba en ella y resplandecía como la más preciosa de las perlas, como una piedra de jaspe cristalino» (21,9-11).

Sigue una descripción minuciosa de la Ciudad celeste: murallas, doce puertas, diversos materiales y plantas, etc.

«No vi ningún templo en la Ciudad, porque su Templo es el Señor Dios todopoderoso y el Cordero. Y la Ciudad no necesita la luz del sol ni de la luna, ya que la gloria de Dios la ilumina, y su lámpara es el Cordero. Las naciones caminarán a su luz y los reyes de la tierra le ofrecerán sus tesoros. Sus puertas no se cerrarán durante el día y no existirá la noche en ella. Se le entregará la riqueza y el esplendor de las naciones. Nada impuro podrá entrar en ella, ni tampoco entrarán los que hayan practicado la abominación y el engaño. Únicamente podrán entrar los que estén inscritos en el Libro de la Vida del Cordero» (21,22-27).

 

–Final inefablemente grandioso

Fragmentos del capítulo 22. «El trono de Dios y del Cordero estará en la Ciudad, y sus servidores lo adorarán. Ellos contemplarán su rostro y llevarán su Nombre en la frente… y reinarán por los siglos de los siglos. Después me dijo: “Estas palabras son verdaderas y dignas de crédito. El Señor Dios que inspira a los profetas envió a su mensajero para mostrar a sus servidores lo que tiene que suceder pronto. ¡Volveré pronto! Feliz el que cumple las palabras proféticas de este Libro. Soy yo, Juan, el que ha visto y escuchado todo esto».

Dice Jesús: «Pronto regresaré trayendo mi recompensa, para dar a cada uno según sus obras. Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo, el Principio y el Fin. ¡Felices los que lavan sus vestiduras para tener derecho a participar del árbol de la vida y a entrar por las puertas de la Ciudad! Afuera quedarán los perros y los hechiceros, los lujuriosos, los asesinos, los idólatras y todos aquellos que aman y practican la falsedad. Yo Jesús, he enviado a mi mensajero para dar testimonio de estas cosas a las Iglesias. Yo soy la raíz y la descendencia de David, la Estrella radiante de la mañana».

«El Espíritu y la Esposa dicen: “¡Ven!”, y el que escucha debe decir: “Ven!”. Que venga el que tiene sed, y el que quiera, que beba gratuitamente del agua de la vida… El que garantiza estas cosas afirma: ”¡Sí, volveré pronto!”. ¡Amén! ¡Ven, Señor Jesús! Que la gracia del Señor Jesús permanezca con todos. Amén» (22,3-21).

 

* * *

–María y los apóstoles cristianos en los últimos tiempos

San Luis María Grignion de Montfort (1673-1716), en su Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen –uno de los textos marianos más apreciados en la Iglesia–, trata en su capítulo Iº de la Necesidad de la devoción a la Santísima Virgen. Y en él dedica dos subtítulos a los combates espirituales del final de la historia. Reproduzco algunos fragmentos.

a) Oficio especial de María en los últimos tiempos(nn. 49-54)

«Por medio de María se comenzó la salvación del mundo, y por medio de María se debe consumar. María apenas se dejó ver en la primera Venida de Jesucristo, con el fin de que los hombres… no se separasen de Él, aficionándose demasiado intensa e imperfectamente a Ella… Pero en la segunda Venida de Jesucristo [en la Parusía] María ha de ser conocida y revelada por el Espíritu Santo, a fin de hacer por medio de Ella que los hombres conozcan, amen y sirvan a Jesucristo»… (49)

Maestro de Cesi - 1308«Dios quiere, pues, revelar y descubrir a María, la obra maestra de sus manos, en estos últimos tiempos» por varias razones… «1ª.-Porque Ella se ocultó en este mundo y se colocó más abajo que el polvo, por su profunda humildad… 2ª.- Dios quiere ser en Ella glorificado y alabado en la tierra por los mortales. 3ª.-Como Ella es la aurora que precede y descubre al Sol de justicia, Jesucristo, ha de ser conocida y vista a fin de que lo sea Jesucristo. 4ª.-Como es el camino por donde Jesucristo ha venido a nosotros la primera vez, lo será también cuando Éste venga la segunda, aunque de diferente manera… 5ª.-Siendo María el medio seguro y la vía recta e inmaculada para ir a Jesucristo… es necesario que, para llegar al más exacto conocimiento y gloria de la Santísima Trinidad, sea María conocida como nunca. 6ª.-María ha de brillar más que nunca en misericordia, en fuerza y en gracia en estos últimos tiempos… 7ª.-En fin, María ha de ser terrible al demonio y a sus secuaces como un ejército colocado en orden de batalla, principalmente en estos últimos tiempos…» (50).

Profetiza el Señor en el libro del Génesis (3,15) diciendo a Satanás: «Crearé enemistades entre ti y la mujer y entre su descendencia y la suya. Ella misma te aplastará la cabeza, y tú pondrás asechanzas contra su talón» (51).

«Dios no ha hecho ni formado nunca más que una sola enemistad, mas ésta es irreconciliable, que durará y aumentará incluso hasta el fin, y es entre María, su digna Madre, y el diablo; entre los hijos y servidores de la Santísima Virgen y los hijos y secuaces de Lucifer, de suerte que el más terrible de los enemigos que Dios ha creado contra el demonio es María… Primero, porque Satanás, a causa de su orgullo, padece infinitamente más al ser vencido y castigado por una pequeña y humilde esclava de Dios, y la humildad de Ésta lo humilla más que el poder divino. Segundo, porque Dios ha concedido a María un poder tan grande sobre los diablos, que más temen ellos, según muchas veces han declarado a su pesar por la boca de los posesos, un solo suspiro de María en favor de algún alma, que las oraciones de todos los santos, y una sola amenaza suya contra ellos más que todos los otros tormentos» (52).

«Lo que Lucifer perdió por orgullo, lo ganó María por humildad. Lo que Eva condenó y perdió por desobediencia, lo salvó María por su obediencia… María, conservándose perfectamente fiel a Dios, ha salvado con Ella a todos sus hijos y servidores y los ha consagrado a la Majestad divina» (53).

«Los hijos de Belial, los esclavos de Satanás, los amigos del mundo… han perseguido incesantemente y perseguirán todavía más que nunca a quienes pertenezcan a la Santísima Virgen… Pero la humildad de María triunfará siempre del orgulloso demonio; y la victoria será tan grande que llegará hasta aplastarle la cabeza… El poder de María sobre todos los diablos brillará especialmente en los últimos tiempos, en que Satanás pondrá asechanzas a su talón, es decir, a sus humildes esclavos y sus pobres hijos; pequeños y pobres según el mundo… En cambio serán ricos de las gracias de Dios, que María les distribuirá con abundancia, superiores a toda criatura por su celo inflamado y tan fuertemente apoyados en el auxilio divino, que con la humildad de su talón, unidos a María, aplastarán la cabeza del diablo y harán triunfar a Jesucristo» (54).

 

–Los apóstoles de los últimos tiempos (nn. 55-59)

«Dios quiere que su Santísima Madre sea ahora más conocida, amada y honrada que nunca, lo cual se conseguirá, sin duda, si los predestinados entran con la gracia y la luz del Espíritu Santo en la práctica interior y perfecta» de la verdadera devoción a la Virgen María. «Sabrán que Ella es el modo más seguro, el más fácil, el más corto y el más perfecto para ir a Jesucristo, y se entregarán a Ella en cuerpo y alma, sin reservas, para pertenecer igualmente a Jesucristo» (55).

«Pero ¿qué cosa serán estos servidores, esclavos e hijos de María? Serán fuego abrasador, ministros del Señor, que encenderán el fuego del amor divino por todas partes; serán flechas agudas en  la mano de esta Virgen poderosa para atravesar a sus enemigos… Por todas partes serán buen olor de Jesucristo para los pobres y pequeñuelos, mientras serán olor de muerte para los grandes, para los ricos y para los orgullosos mundanos» (56).

«Serán nubes tronadoras que volarán por los aires al menor soplo del Espíritu Santo y que, sin apegarse a nada, ni asombrarse de nada, ni inquietarse por cosa alguna, descargarán la lluvia de la palabra de Dios y de la vida eterna. Tronarán contra el pecado, retumbarán contra el mundo, herirán al diablo y a los suyos y atravesarán de parte a parte, con “la espada de dos filos de la palabra de Dios” [Ef 6,17], a todos aquellos a quienes serán enviados de parte del Altísimo» (57). «Serán los apóstoles verdaderos de los últimos tiempos, a quienes el Señor de las virtudes dará la palabra y la fuerza para obrar maravillas y obtener gloriosos trofeos sobre sus enemigos. Dormirán sin oro ni plata, y lo que es más, sin cuidados en medio de los otros sacerdotes, eclesiásticos y clérigos. Tendrán las alas plateadas de la paloma para ir con la pura intención de la gloria de Dios y de la salvación de las almas a donde los llame el Espíritu Santo, y no dejarán detrás de ellos, donde prediquen, más que el oro de la caridad, que es el cumplimiento de toda ley» (58).

«… He aquí los grandes hombres que han de venir, pero a quienes María formará por orden del Altísimo, para extender su imperio sobre el de los impíos, idólatras y mahometanos. Pero ¿cuándo y cómo será eso?… Sólo Dios lo sabe; y a nosotros sólo toca callar, rogar, suspirar y esperar: expectans expectavi [Yo esperaba con ansia al Señor, Sal 39,2].

José María Iraburu, sacerdote

 

Post post 1.– Estos fragmentos de la Verdadera devoción los he tomado de las Obras de San Luis María Grgnion de Montfort (BAC 111, Madrid 1953, 974 pgs.), por ser la edición que yo tenía subrayada. Me he ayudado en algún caso con la traducción de San Luis María Grignion de Montfort. Obras (BAC 451, Madrid 1984, 822 pgs.), e incluso con Saint Louis-Marie Grignion de Montfort. Oeuvres complètes (Éditions du Seuil, Paris 1988, 1905 pgs.), que reúne muchas mas obras del Autor, no recogidas en las excelentes ediciones de la BAC. Montfort, autor admirable: Dios quiera que sea calificado pronto como Doctor de la Iglesia. Pocos han tenido que sufrir tanto los males internos de la Iglesia moderna, y pocos han dado al pueblo cristiano tanta luz de Cristo.

Post post 2.– Un artículo interesante de Sebastián Isael Pla Martorell, La Astronomía Sagrada y el fin de los tiempos, que se publicó en InfoCatólica el 12-04-2016.

 

Índice de Reforma o apostasía

36 comentarios

  
maru
Impresionante!!!. Muy acertado Padre cuando dice'' no tienen esperanza aquellos q diagnostican como leves los males graves del mundo....'', ''falsa esperanza quienes la ponen en manos humanas, nuevos planes pastorales para atraer a la juventud, menos rigorismo, nuevos paradigmas más progres....'' y tambien las otras dos ''advertencias'' que siguen. Realmente, es urgente que se.volviera a enseñar, explicar, predicar sobre el Apocalipsis. Ya no hay , o si hay, son muy pocos, los que hablan de las realidades últimas y así nos va. Le agradezco estos artículos.
------------------------------------
JMI.-Que esa gratitud tome forma de oración.
Por este pobre pecador.
Bendición +
23/11/18 1:46 PM
  
Joaquín Simó Caballer
Gracias Padre por estos artículos. Basta echar un simple vistazo a los eventos y estado del mundo para admitir el realismo y precisión de las palabras del Autor de éste libro y de su amado escribano. Sólo queda por descubrir toda la grandeza y misterio de la Mujer vestida de Sol, María Santísima, que tan alta encomienda recibió y aceptó desde la génesis de la Creación. Hasta los días de hoy. Y los que han de venir.
Ven Señor Jesús!
----------------------------------
JMI.-La Mujer vestida de sol, rodeada de 12 estrellas (Ap 12), no está significando a la Virgen María, aunque de alguna manera pueda simbolizarla. Grita sufriendo dolores de parto, lo que no se acomoda a la Virgen. Ya desde antiguo se vió ésa y otras dificultades. Pero en un sentido acomodaticio sí puede aplicarse a María, Madre de Dios.
Le sugiero explore en internet, que lo tiene a mano, "Apocalipsis 12, la Mujer vestida de sol". Seguro que hallará artículos bien fide-dignos que fundamentan lo que le digo.
23/11/18 3:25 PM
  
Fernando Martín López Avalos
¡¡¡Formidable serie de artículos!!! Cada vez que leo sus comentarios, mi fe católica se robustee. ¿Qué podrá apartarme del amor de Cristo?
----------------------------
JMI.-Nada ni nadie, gracias a Dios (Rom 8)
Bendición +
23/11/18 7:10 PM
  
maru
Así será Padre Iraburu.
23/11/18 7:43 PM
  
Pedro Amate
Nos hace usted una pregunta a todos los lectores ,y yo la hago mía.

Acudo al Sacramento de la penitencia ,siempre que lo considero necesario, no soy de comunión diaria para no convertir la Eucaristía en una rutina diaria.

Participo de la Comunión en las grandes solemnidades de la Iglesia, como por ejemplo,en la conmemoración de la Pasión y muerte del Señor,el Jueves Santo.

Le agradezco el comentario sobre el Apocalipsis ,un Libro muy actual hoy día ,en estos tiempos del fin.

Es muy importante discernir las señales de los tiempos ,y saber a donde nos han encontramos actualmente ,en el contexto de la Historia de la Iglesia y de la Humanidad.

Después de la grandes persecuciones de la Iglesia durante los primeros siglos,llegó por fin la Libertad religiosa en el Imperio romano en el 313 de nuestra era con el emperador Constantino y el Edicto de Milán; 67 años después ,el emperador
Teodosio ,declaró oficial la religión cristiana y católica en todo el Imperio romano ; y ahí empezó el Milenio Cristiano profetizado por el Apóstol Juan desterrado en la Isla de Patmos.

Muchos historiadores y teólogos consideran que la Primera Guerra Mundial ,vino a poner fin a un periodo muy largo en la Historia, y a partir de éste episodio Mundial ,comenzó una nueva etapa en la Historia de la Humanidad.

Luego,la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial ,lo vinieron a confirmar ,faltaba la reacción de la Iglesia Católica, y por fin llego en 1.959 con el Concilio Vaticano II.

El Milenio Cristiano comenzado en el 380 de nuestra era ,con la confesionalidad cristiana en el imperio ,y terminó con la Primera Gran Guerra - Guerra Civil española,-Segunda Guerra Mundial - Concilio Vaticano II.

Es evidente que una nueva era ha comenzado con el final del Primer Cumplimiento de la Historia de La iglesia y de la Humanidad.

Nos encaminamos al Segundo y definitivo Cumplimiento de la Historia ,pero nos encontramos actualmente en un paréntesis de la misma,donde se espera, ocurran muchas cosas.

En primer lugar,es evidente,que después del Milenio Cristiano,como dice el Libro de Apocalipsis :20. El Diablo sería soltado de su prisión para engañar a las naciones de los cuatro ángulos de la Tierra.

Dice Apocalipsis ,capítulo 9 ,que un ángel caído del Cielo abrió el pozo del Abismo ,y liberó al Diablo y a sus ángeles demonios ,que salieron del mismo,como una plaga de langostas que asolan al mundo entero ,y con tanta fuerza ,semejantes
a los caballos preparados para la batalla."

Es evidente la libertad que goza Satanás para en ganar al mundo entero hoy día .Para nosotros los Catolicos y para los cristianos en general,significa la Prueba Final ,porque a estas alturas,después de 2.018 años de predicación cristiana en el Mundo entero ; todos tenemos el Conocimiento necesario ,como para no dejarnos engañar ; el Diablo sólo va a engañar a los que quieran dejarse engañar ,también tiene muchas limitaciones ,según Apocalipsis : 9:4

Se les ordenó no dañar a la hierva verde,ni a cosa verde alguna,ni a ningún árbol ,sino a los hombres que no tienen el sello de Dios marcado en sus frentes " .

Son los tiempos de la Gran Apostasía ,como podemos ver y comprobar, hoy día.

Se está fraguando un Sistema político pagano,con la Ideología de Género como bandera ,y un conglomerado de religiones progresistas de ámbito mundial ; colaboracionista con el Sistema pagano y progresista mundial.


Como dice Apocalipsis 17: " Una Bestia de color escarlata, y una ""mujer ",sentada sobre la Bestia.


Con el Concilio Vaticano II ,La Iglesia Tradicional del Milenio Cristiano ,escenificada en el Apocalipsis , como una " MUJER " ,ascendida a los Cielos,la luna por pedestal y coronada con doce estrellas ; es evidente,que a partir del último Concilio de la Iglesia ; ha pasado a un segundo plano ; ha huido al desierto ,como dice Apocalipsis :12:6.


Una facción de la Iglesia progresista ,en perfecta sintonía con el Sistema progresista pagano de corte marxista ,con la Ideología de Género como bandera ,y también en

perfecta sintonía con un conglomerado de religiones progresistas de todo el mundo ,se dispone a cabalgar al Nuevo Orden político mundial que actualmente se está gestando.

Es evidente que estamos ante un escenario de Gran Apostasía a nivel mundial ,también en la Iglesia Católica.


Dios no nos ha dejado huérfanos ,ni la Santísima Virgen tampoco ; hoy día está muy mal visto ser conservador ,en todos los ámbitos de la vida ,en el terreno político y también religioso ; todo esto forma parte de una estrategia de Satanás el enemigo de Dios y de la Iglesia Verdadera ,para arrastrar tras él a toda la Iglesia.


Ser progresista es lo que vende hoy día ,mientras ser conservador es algo anticuado ,pasado de moda y totalmente desfasado ; esto ha calado también en una facción muy importante de la Iglesia de nuestros días ,y muy acentuadamente ,después del Concilio Vaticano II.

Dios no nos ha dejado huérfanos ,ni la Santísima Virgen Maria Inmaculada, tampoco ; antes de huir al desierto ,lejos de la corriente como un río,que la Serpiente a arrojado sobre Ella ; nos ha dado a Luz a un " Hijo Varón ",y a una nueva Iglesia ,que será el Resto de la Descendencia ,que no se deje arrastrar por la corriente de Satanás.

Tenemos una Nueva Arca de la Alianza,descendiente de Maria Inmaculada ; la Iglesia Verdadera, y del Dios Verdadero ,para la salvación de la Iglesia en estos tiempos extraordinariamente difíciles de manejar,como diría Santa Teresa de Jesús ,pero aun más difíciles que los tiempos del siglo XVI ; por aquél entonces,el Diablo,todavía estaba apresado ,y hoy lo tenemos suelto y bien suelto ; aunque afortunadamente, por un corto espacio de tiempo.


En este corto espacio de tiempo, van a suceder muchas cosas,entre otras ,la aparición del último Sistema pagano y anticristiano ,simbolizado por la Bestia de color escarlata, con siete cabezas y diez cuernos,que representa a todos los imperios mundiales paganos de la antigüedad,desde Egipto a la Roma imperial ,y por fin este último ,marcado con el color escarlata del marxismo ,que aún no ha dicho al mundo todo lo que tiene que decirnos ,para después ser juzgado y condenado por Dios ,junto con Satanás y Babilonia la Grande ; el conglomerado de religiones progresistas de toda la tierra habitada.

Cuando el Sistema político ahora en gestación ,llegue a consolidarse ,procederá a descabalgar a la " mujer ", sentada sobre ella para destruirla como región falsa .

Después, procederá a perseguir a muerte al Resto de la Descendencia de la " Mujer " ,que ha dada a Luz al " Hijo Varón ",para intentar borrar todo vestigio de religión ; en este caso de religión Verdadera y de Verdaderos cristianos ; los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesucristo.


El Niño Jesús ,nacido el Belén de Judea hace 2.018 años ;es hoy el Dios de la Historia ,Dios con Nosotros los habitantes de este diminutivo planeta perdido en la inmensidad del cosmos,similar a un granito de arena de todas las playas de la tierra.

Es el Dios de la Historia de la Humanidad de este Planeta ,llamado Tierra ,y por tanto, Dios hecho hombre ; Dios con Nosotros los hombres ; Jesucristo, Verdadero Dios ,y Verdadero Hombre. El Anciano de Días profetizado por el profeta Daniel.

Pues bien,llegados a éste punto de persecución a muerte de los verdaderos cristianos, no ha sido la primera vez,ya ocurrió en los primeros siglos de la Historia de la Iglesia ; por esto el Libro del Apocalipsis, es tan actual,ahora en el Segundo Cumplimiento de la Historia, como lo fue en el Primero. Hasta que el Reino de Dios,este total ,y definitivamente establecido en la tierra.

Llegados a este punto de la Historia repetida ,el Anciano de Días se Levantara y juzgará el Régimen político de la Bestia y al mismo Satanás y sus partidarios ,y convocará a todo el mundo a ponerse de parte de Dios para derrotar a Satanás y a todos sus partidarios ,que se contaran por miles de millones , en legítima defensa ,para proteger al Pueblo de Dios y al Resto de la Descendencia, como a la niña de los ojos de Dios,y los derrotará y los destruirá en la Gran Guerra de Dios llamada Armagedon.
----------------------------------
JMI.- Demasiado largo.
23/11/18 9:17 PM
  
Angel Alvarez
"Ciudad Mistica de Dios" de Sor Maria de Jesus de Agreda

n.90

Aquí fue la gran batalla, que san Juan dice sucedió en el cielo; porque los ángeles obedientes y santos, con ardiente celo de defender la gloria del Altísimo y la honra del Verbo humanado previsto pidieron licencia y como beneplácito al Señor para resistir y contradecir al dragón, y les fue concedido este permiso. Pero sucedió en esto otro misterio: que cuando se les propuso a todos los ángeles que habían de obedecer al Verbo humanado, se les puso otro tercero precepto, de que habían de tener juntamente por superiora a una mujer, en cuyas entrañas tomaría carne humana este Unigénito del Padre; y que esta mujer había de ser su Reina y de todas las criaturas y que se había de señalar y aventajar a todas, angélicas y humanas, en los dones de gracia y gloria. Los buenos ángeles, en obedecer este precepto del Señor, adelantaron y engrandecieron su humildad y con ella le admitieron y alabaron el poder y sacramentos del Altísimo; pero Lucifer y sus confederados, con este precepto y misterio, se levantaron a mayor soberbia y desvanecimiento; y con desordenado furor apeteció para sí la excelencia de ser cabeza de todo el linaje humano y órdenes angélicos y que, si había de ser mediante la unión hipostática, fuese con él.

n.91

Y en cuanto al ser inferior a la Madre del Verbo humanado y Señora nuestra, lo resistió con horrendas blasfemias, convirtiéndose en desbocada indignación contra el Autor de tan grandes maravillas; y provocando a los demás, dijo este dragón: Injustos son estos preceptos y a mi grandeza se le hace agravio; y a esta naturaleza, que tú, Señor, miras con tanto amor y propones favorecerla tanto, yo la perseguiré y destruiré y en esto emplearé todo mi poder y cuidado. Y a esta mujer, Madre del Verbo, la derribaré del estado en que la prometes poner y a mis manos perecerá tu intento.

n.92

Este soberbio desvanecimiento, enojó tanto al Señor, que humillando a Lucifer le dijo: Esta mujer, a quien no has querido respetar, te quebrantará la cabeza y por ella serás vencido y aniquilado. Y si por tu soberbia entrare la muerte en el mundo, por la humildad de esta mujer entrará la vida y la salud de los mortales; y de su naturaleza y especie de estos dos gozarán el premio y coronas que tú y tus secuaces habéis perdido. -Y a todo esto replicaba el dragón con indignada soberbia contra lo que entendía de la divina voluntad y sus decretos; amenazaba a todo el linaje humano. Y los ángeles buenos conocieron la justa indignación del Altísimo contra Lucifer y los demás apóstatas y con las armas del entendimiento, de la razón y verdad peleaban contra ellos.

cap 8, n. 103

Y fue vista en el cielo otra señal: vióse un dragón grande y rojo, que tenía siete cabezas y diez cuernos y siete diademas en sus cabezas; y con la cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó en la tierra. Después de lo que está dicho, se siguió el castigo de Lucifer y sus aliados. Porque a sus blasfemias contra aquella señalada mujer, se siguió la pena de hallarse convertido de ángel hermosísimo en dragón fiero y feísimo, apareciendo también la señal sensible y exterior figura. Y levantó con furor siete cabezas, que fueron siete legiones o escuadrones, en que se dividieron todos los que le siguieron y cayeron; y a cada principado o congregación de éstas le dio su cabeza, oredenándoles que pecasen y tomasen por su cuenta incitar y mover a los siete pecados mortales, que comúnmente se llaman capitales, porque en ellos se contienen los demás pecados y son como cabezas de los bandos que se levantan contra Dios. Estos son soberbia, envidia, avaricia, ira, lujuria, gula y pereza; que fueron las siete diademas con que Lucifer convertido en dragón fue coronado, dándole el Altísimo este castigo y habiéndolo negociado él, como premio de su horrible maldad, para sí y para sus ángeles confederados; que a todos fue señalado castigo y penas correspondientes a su malicia y a haber sido autores de los siete pecados capitales.

n. 104

Los diez cuernos de las cabezas son los triunfos de la iniquidad y malicia del dragón y la glorificación y exaltación arrogante y vana que él se atribuye a sí mismo en la ejecución de los vicios. Y con estos depravados afectos, para conseguir el fin de su arrogancia, ofreció a los infelices ángeles su depravada y venenosa amistad y fingidos principados, mayorías y premios. Y estas promesas, llenas de bestial ignorancia y error, fueron la cola con que el dragón arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo; que los ángeles estrellas eran y, si perseveraran, lucieran después con los demás ángeles y justos, como el sol, en perpetuas eternidades; pero arrojólos el castigo merecido en la tierra de su desdicha hasta el centro de ella, que es el infierno, donde carecerán eternamente de luz y de alegría.

cap 9, n. 106

Y sucedió en el cielo una gran batalla: Miguel y sus ángeles peleaban con el dragón, y el dragón y sus ángeles peleaban. Habiendo manifestado el Señor lo que está dicho a los buenos y malos ángeles, el santo príncipe Miguel y sus compañeros por el divino permiso pelearon con el dragón y sus secuaces. Y fue admirable esta batalla, porque se peleaba con los entendimientos y voluntades.

n.107

Con estas armas peleaban San Miguel y sus ángeles y combatían como con fuertes rayos al dragón y a los suyos, que también peleaban con blasfemias; pero a la vista del santo Príncipe, y no pudiendo resistir, se deshacía en furor y por su tormento quisiera huir, pero la voluntad divina ordenó que no sólo fuese castigado sino también fuese vencido, y a su pesar conociese la verdad y poder de Dios; aunque blasfemando, decía: Injusto es Dios en levantar a la humana naturaleza sobre la angélica.

(…) Pero San Miguel le replicó: ¿Quién hay que se pueda igualar y comparar con el Señor que habita en los cielos?
--------------------------------------------
JMI.-Grrrrande es la Venerable Sor María de Jesús de Ágreda. Lástima que la Mística Ciudad se conozca tan poco. Dios quiera glorificarla en los altares y en la difusión de su obra.
23/11/18 10:03 PM
  
Gonzalo Mazarrasa Martín
¡Qué maravilla San Luis María Grignon de Montfort! Yo creo que desde la Medalla milagrosa en 1830 María está preparando la segunda venida de Cristo, que estamos en esos tiempos
23/11/18 10:09 PM
  
Joaquin Simó Caballer
Mi querido Padre, estoy completamente de acuerdo con usted. La Mujer del Apocalipsis no es María Santísima, sino la Iglesia reducida del Final de los Tiempos cuya cabeza sigue siendo Cristo, naturalmente, pero es María la que va a formar a sus miembros, como explica San Luis María. Y eso será en el desierto, etc... Es todo francamente apasionante. Y muy perfectamente calculado por Dios. Es el plan perfecto.
Gracias Pater, no trato de puntualizar ni corregir -faltaría más- sino de ahondar un poco en un misterio maravilloso, la Virgen, que pertenece a la Sabiduría de Dios mismo. Como perteneció a la Saburía inicialmente Luzbel, que pecó de soberbia, etc... Por eso un ser aniquila al otro. Se conocen. Y ambos representan las dos Mujeres enfrentadas del Ap, las dos estirpes, También asimilable a un Cisma claro y terrible.
Es clave conocer el pasaje de la Venerable de Ágreda donde describe el motivo de la rebeldía de Luzbel, pretendiendo ser el ángel que se humanara en la Plenitud de los Tiempos para ser la Madre del Verbo. Y aunque esto es revelación mística no segura, pero vaya que tiene misterio y solvencia, Está esto en las páginas anteriores a las citadas más atrás. Desde luego que la Virgen es la Reina por muchos motivos y méritos.
Bueno, ya no me enrollo más. Con estos artículos Padre, usted demuestra que se puede y se debe hablar del Apocalipsis, tan lleno de luz para nosotros. Y tan terrible para el enemigo, pues sabe que llega su fin.
24/11/18 1:00 AM
  
Maricruz Tasies
Hay cosas verdaderas y ésta es una de ellas.
24/11/18 12:15 PM
  
Tyto Alba
Gracias a sus artículos, Padre, veo a la luz de otro contenido la lectura del Apocalipsis de estos días en la misa.

Muchísimas gracias y que Dios le bendiga.
24/11/18 1:24 PM
  
Karem Jiménez
Este texto me ha hecho recordar por qué soy católica y por qué creo, gracias de corazón no había leído ni escuchado algo más esperanzador que esto en muchísimo tiempo, me conmovió excelsamente.
24/11/18 2:05 PM
  
M. Virginia O. de Gristelli
Bendito sea mil veces, pater querido. ¡Qué necesario es en estos tiempos volver muchísimo la mirada a San Luis María!! Y especialmente los que nos hemos consagrado al Corazón Inmaculado de María.
Hoy usaremos su post para la Adoración parroquial de la Víspera de Cristo Rey.
24/11/18 6:17 PM
  
Anorgi
Padre Iraburu: Solo unas palabras para agradecerle los cuatro capítulos sobre el Apocalipsis. Me han aclarado muchos interrogantes que solo había resuelto a medias.
------------------------------
JMI.-He tratado brevemente de algunas cuestiones principales del Apocalipsis, para presentar el libro a los que lo ignoraban, para recordar unos principio de la fe insuficientemente predicados, para estimular la lectura de uno de los más importantes libros de la Sagrada Biblia. Pero hay en el Apocalipsis muchos otros temas que no he tocado, o que sólo he aludido. Creo que con los cuatro capítulos ha sido suficiente para conseguir el objetivo pretendido.
Ven, Señor Jesús. Ven pronto.
24/11/18 7:37 PM
  
Maria Alejandra
Muchísimas gracias, padre Iraburu. Para una ignorante y cuasi recién conversa como yo, es maravilloso empezar a familiarizarse con el Libro del Apocalipsis. Me encantaría que usted siguiera profundizando en él. Sería de gran ayuda para sus lectores y una manera excelente de evangelizar e infundir esperanzas a los atribulados, que somos muchos en estos tiempos de confusión y apostasía.
Gracias también por recordarnos y sugerirnos leer o releer a San Luis María G. de Monfort.
Que Dios le bendiga siempre, padre. Rece mucho por quienes le leemos. Yo también le encomiendo a usted y a todos los que hacen posible esta web, incluidos los lectores.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.
Dulce Corazón de María, sed nuestra Salvación

------------------------------------------------------------
JMI.-InfoCatólica la hacemos entre todos: escritores, lectores, donantes, comentaristas, informáticos, Consejo que impulsa, modera, busca noticias y colaboradores,secretaría, administración, etc. Pero las ayudas más importantes nos vienen sin duda de los orantes. Ellos están pidiendo al Señor que nos libre de todo error y nos guarde en el esplendor de la verdad, sin que busquemos otra cosa que su gloria y la salvación de los hombres.
Bendicion +
24/11/18 10:01 PM
  
Juan 35
Muy edificante y esperanzador.GLORIA IN EXCELSIS DEO.
24/11/18 10:18 PM
  
Pedro Amate
Buenos días,Don José Maria ,y feliz Día del Señor ,en el primer domingo de Adviento.

He de confesar que algo me ha llegado al alma ,y no sé muy bien por qué.

Le confieso que no paro de darle vueltas a la cabeza ; es algo que me ha " tocado " el alma; me tiene un poco desconcertado ; es como si usted me conociera ,sin conocerme realmente ; me siento como desnudo en medio de la calle.

Por otro lado,me gustaría preguntarle, si usted me lo permite: Que quiere usted decir,cuando dice: " He de confesar,que sabia yo muy poco de este Libro. Ahora sé algo.
Por cierto: Cuanto tiempo lleva usted sin confesarse ?.El Sacramento le espera.

Como sabe usted que llevo mucho tiempo sin confesarme ?

Le cuento la historia : en la Parroquia ,que por cierto, tengo frente a mi casa ,en un pueblo de Madrid, hace ya algún tiempo ,me llamaba la atención ,ver que el sacerdote,nunca se metía en el confesionario ,ni antes,ni durante la misa ; hay dos sacerdotes.

Un día ,cuando en el templo no había nadie, me acerqué al confesionario por curiosidad ; algo me llamaba la atención ,y cual no sería mi sorpresa, cuando pude comprobar con mis primos ojos ; el confesionario lleno de artículos de limpieza , de varias fregonas y paños de limpieza !!!

Esta visión la compartí escribiendo una carta al director de la revista Alfa y Omega ,de la Diócesis de Madrid ,y no satisfecho con esto, le escribí una carta al Señor obispo de la Diócesis a la cual pertenezco ; el problema se solucionó temporalmente con la llegada de un nuevo sacerdote ,pero pasado el tiempo y el obispo ; el confesionario ,está vacío ; y por lo visto,la gente de mi parroquia no es muy dada a esto de confesarse,o los curas no quieren sentarse allí a escuchar las " cuatro tonterías"que le cuenta la gente,como decía un sacerdote ,ya fallecido.


-----------------------------------------
JMI.-Don Pedro Amate,
lo que tanto lo ha preocupado no tiene nada que ver con usted.
El dialogillo con humor que en este blog suele anteceder mi artículo por supuesto que no va por Ud., a quien no conozco de nada.
25/11/18 9:43 AM
  
Pedro Amate
Muchas gracias, señor don José Maria: Yo si puedo decir que le conozco por el formidable artículo sobre el Apocalipsis ; un libro que me apasiona.

Encantado de conocerlo , ha sido un placer dialogar con usted ; no se lo tome usted a mal ,yo también se lo he dicho con un poco de humor ; lo de confesionario es real.

Un saludo y buenos días : Pedro Amate.
25/11/18 10:34 AM
  
Victor Manuel Gómez Uralde
Óigase mi web musical www.oratoriodelosultimostiempos.wordpress.com

-------------------------
JMI.-Muchas gracias.
25/11/18 11:12 AM
  
papanoe
¿Por qué?
¿Por qué Dios, que siempre nos ha hablado claramente para que todos podamos entenderLE a ÉL,
nos venga al final con esta carta (el Apocalipsis) donde sólo se entienden con claridad unas pocas cosas, pero que la mayoría de lo que nos dice no hay quien lo entienda ni siquiera consultando a los expertos y Santos y Doctores pues unos lo interpretan de una forma y otros de otra?
¿Por qué?
-----------------------------
JMI.-Dos respuestas.
1ª Los designios de Dios son inescrutables (Rom 11,33)
2ª El Señor acepta que se le hagan preguntas con humildad, no como acusación.
26/11/18 10:14 AM
  
papanoe
No soy nada, no valgo nada, no tengo nada... nada, nada, nada.
Bueno, algo sí soy, soy el más necesitado de tu Divina Misericordia
(ya saben a quién se refieren cuando rezan con esa expresión a la Divina Misericordia).
Gracias, Dios mío, porque no entiendo casi nada de lo que me dices en el Apocalipsis.
Gracias porque eres tan Inmenso, Infinito y Eterno que no cabes en mi pequeñita cabecita de niñito pequeñito.
-----------------------------------
JMI.- Bendición + para el Hno. Nada.
26/11/18 12:02 PM
  
Javidaba
Ave María Purísima:
Muchas gracias D. José María.
Muchas gracias por los cuatro artículos sobre el Apocalipsis, cuyo remate final con la Virgen María me han dejado el cuerpo y el alma ... no sé si "suaviter" puede ser la palabra para definir un "a gusto muy a gusto".
Y es que yo, me definí muchos años como "más mariano que cristiano", aunque me he corregido de ello desde que asistí a la peor misa a la que he asistido en mi vida. Fue un 8 de septiembre, Natividad de la Virgen, y el sacerdote comenzó diciendo algo así como "La Virgen, sí, pero..." y su temor era que fuéramos a querer a María más que a Jesús... y en su homilía ni apareció la Virgen... en fin que todo el resto de la Misa me la sufrí luchando por dominar el pensamiento de distraerme de la Misa llamándolo ¡tonto, más que tonto!... Y yo queriendo comulgar y al mismo tiempo reprimiéndome el llamarle tonto... y consideraba su "in persona Christi" de ese momento, pero el "tonto más que tonto" me bullía con ganas de afirmarlo con la voluntad, pero luché por no consentir, y finalmente comulgué diciéndole al Señor: No sé si habré pecado, pero al menos tú sabes que he querido no consentir...
Cuando llegué a mi casa, aún tenía en el estómago el nudo de mala uva que me produjo la desconsideración a la Virgen, me puse a escribirle una carta para expresarle mi desazón, pero empezaron a rimárseme las ideas y salió :
Si el Padre la llama "Llena
de gracia", ¿podría yo
excederme y ensalzarla
más que la ensalza mi Dios?.

Y por más que yo la honre,
... ¡si Jesús es su Honor!.
¿cómo temer que yo pueda
honrarla más que mi Dios?

Y si el Espíritu Santo
su seno "divinizó",
... cuando yo logre adornarla
más que la adorna mi Dios

entonces, podré decirle :
¡Basta, Madre, se acabó!.
que ya conseguí amarte
más que te ama mi Dios.

Pero mientras llega el día
que se cumpla lo anterior.
hiperduliaré a María,
Madre mía y de mi Dios.

Mas como la hiperdulía
donde acaba, no sé yo,
por si acaso, ¡Trinitaria!
veo a tu Madre, mi Dios,

Porque, a lo que entiendo,
¿qué puede ser la Asunción,
sino asumirse en el seno
Trinitario de mi Dios?.

que si Ella es criatura,
la Trinidad se donó
a Sí misma a María
por Voluntad de mi Dios.

Y si es Tal Voluntad
verla digna de su Amor,
... ¿me pondré yo a tasar
lo que no tasó mi Dios?.

Y si yo, en un exceso
llegara a la adoración...
¿mi adoración sería más
que los dones de mi Dios?.

Desde aquel día, y gracias a aquel sacerdote que tanto me enfadó ya no me digo "más mariano que cristiano", sino "mariano como la Santísima Trinidad", Padre, Hijo y Espíritu Santo, son Marianos, Marianos, Marianos de verdad.
Perdone si le he hecho perder el tiempo con este desahogo.
Muchas gracias.
----------------
JMI.-Toda la gracia, bondad, santidad, hermosura, que tiene la Virgen María,
todo lo ha recibido del Padre, del Hijo (sí, del Hijo) y del ESanto.
Bendición +
26/11/18 2:34 PM
  
hornero (Argentina)
Qué bien expone, Padre, el tema de los Apóstoles de los últimos Tiempos, profetizados por S. L. de Montfort y ratificado por los mensajes dados por la Virgen al P. E. Gobbi, para el Mov. Sacerdotal Mariano. El Apocalipsis, como bien lo expone usted, Padre, trata de la lucha que se verificará en los últimos tiempos entre Cristo y el dragón o demonio, batalla que ya fue librada por Cristo en la Cruz, en la cual venció al demonio de modo absoluto. No obstante su derrota, éste continúa hasta hoy ejerciendo su poder de príncipe de este mundo hasta el momento en que María pise su cabeza y sea definitivamente arrojado al infierno. En este sentido, el Apocalipsis anuncia esa lucha final entre la Mujer, la Virgen, y el dragón. María domina con su acción encomendada por Dios todo el Apocalipsis hasta preparar la Segunda Venida de Cristo. De aquí que si prescindimos o rechazamos las manifestaciones extraordinarias de María reconocidas en su autenticidad por la autoridad del obispo competente, casos del P. E. Gobbi y de San Nicolás, entre otras, prescindiremos de sus mensajes que nos revelan la marcha de nuestros tiempos como insertos en el Apocalipsis. La Virgen se llama a Sí misma "profetisa de estos últimos tiempos" (P. Gobbi); "Soy la Madre de todo lo creado por Dios: Soy la Señora vestida de Sol, la Nueva Eva, La que llevará a los hombres, a la Luz, La que hará posible que sea alcanzada por ellos, la eternidad" (San Nicolás, 1479,3-ag-1988); "El Señor ha marcado para estos tiempos, un signo: La Mujer Vestida de Sol. Ella es la esperanza a la que deben aferrarse los hijos" (S.N.a 1616,28-Feb-1989), todos los mensajes de la Virgen publicados en San Nicolás cuentan con el Decreto de Reconocimiento definitivo del carácter de Supernaturalitater otorgado en 2016 por el entonces obispo de esa diócesis, Mons. Cardelli. En cuanto a los dolores de parto, sabemos que María, como afirman San Agustín y S. Luis de Montfort, lleva en su seno a todos los miembros del Cuerpo Místico de Cristo a quienes da a luz con grandes dolores de su parte, la firma Ella,hasta con lágrimas de sangre, para mostrarnos cuánto sufrimiento le producimos los pecadores.


---------------------------------------
JMI.-De acuerdo en todo lo que dice en la línea de Montfort.
En desacuerdo sobre su interpretación de Ap 12 aplicándolo directa y exclusivamente a la Virgen María. Más abajo, en su nuevo comentario, trato del tema.
26/11/18 5:16 PM
  
Pedro Amate
Después de las grandes persecuciones de los primeros siglos de la Historia de la Iglesia ,vendría el triunfo de los cristianos sobre la Bestia ; y Satanás sería apresado y encerrado en el pozo del Abismo por muchos siglos.

San Juan en el Apocalipsis lo llama un periodo de Mil años ,y se quedó corto.

Primero vino la libertad religiosa en todo el Imperio Romano,en el 313 ,y 67 años después ,el emperador Teodosio declaró oficial el cristianismo en todo el Imperio , y unos años mas tarde,el mismo emperador ,prohibió el culto pagano y cualquier otra religión, que no fuera la religión oficial del Imperio Romano.

Es evidente, que ahí empezó el Milenio Cristiano.

Fue sin duda un largo periodo de tiempo ,que según los Historiadores y muchos contemplativos cristianos, tuvo su final con el comienzo de la Primera Guerra Mundial ; y confirmado con la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial.

Después le puso el PUNTO Y FINAL el sello Papal ,con el Concilio Vaticano II.

Es evidente que se ha abierto el Pozo del Abismo ,y de ahí salieron una plaga de langostas que han invadido principalmente a la Cristiandad ,y de manera particular a España con la libertad política y religiosa ; la llegada de partidos políticos de extrema izquierda y religiones ,semejante a una plaga de langostas,tal y como lo describe Apocalipsis :9.

Es evidente que Satanás ha sido soltado de su prisión y está engañando a toda la Tierra habitada ,con la mayoría o casi la totalidad de los medios de comunicación.

Es un paréntesis de la Historia de la Iglesia y de la Humanidad,y para nosotros,los católicos y los cristianos en general,será la PRUEBA FINAL.

El Niño Jesús nacido en Belén de Judea hace dos mil ,dieciocho años ,es naturalmente el Dios de la Historia ,Dios con nosotros ,los habitantes de éste planeta que gira alrededor de una estrella entre cientos de miles de millones de estrellas del Universo creado por Dios

Jesucristo ,Verdadero Dios y Verdadero Hombre ; el Anciano de Días profetizado por el profeta Daniel.

Nosotros, no tenemos que esperar al Verbo Encarnado ,Al Dios hecho Hombre ; porque se encarnó para no desencarnarse nunca más ,y ascendió a los Cielos para quedarse con nosotros, definitivamente y para siempre ; DIOS ESTÁ CON NOSOTROS !!!

El pueblo Judío espera al Mesías ; pero no al Verbo encarnado ,que ya vino y fue rechazado ; sino al Mediador entre Dios y los hombres ; Dios se hizo Hombre, una sola vez y para siempre.
--------------------------------------------
JMI.-Hay muchas aplicaciones del Apocalipsis haciendo interpretaciones en relación a la historia, hasta llegar al Vat.II y más. Son todas muy diferentes sus hipótesis. La suya es una más.
26/11/18 5:17 PM
  
Pedro Amate



El Niño Jesús nacido en Belén de Judea hace dos mil ,dieciocho años ,es naturalmente el Dios de la Historia ,Dios con nosotros ,los habitantes de éste planeta que gira alrededor de una estrella entre cientos de miles de millones de estrellas del Universo creado por Dios

Jesucristo ,Verdadero Dios y Verdadero Hombre ; el Anciano de Días profetizado por el profeta Daniel.

Nosotros, no tenemos que esperar al Verbo Encarnado ,Al Dios hecho Hombre ; porque se encarnó para no desencarnarse nunca más ,y ascendió a los Cielos para quedarse con nosotros, definitivamente y para siempre ; DIOS ESTÁ CON NOSOTROS !!!

El pueblo Judío espera al Mesías ; pero no al Verbo encarnado ,que ya vino y fue rechazado ; sino al Mediador entre Dios y los hombres ; Dios se hizo Hombre, una sola vez y para siempre.
---------------------------------------------
JMI.-La doctrina de la Iglesia sobre la segunda Venida de Cristo en la Parusía es distinta. Mire el Catecismo. ¡Y loa Evangelios!
26/11/18 5:23 PM
  
Pedro Amate
Yo me pregunto,creen los católicos hoy día que Dios se hizo Hombre ?.

Como dice monseñor Nicola Bux : " " la moral cristiana,es una moral Sacramental ".

Creen los católicos de hoy día que la Iglesia es real y verdaderamente un Sacramento ?.

Saben los católicos de hoy, lo que significa el Sacramento de la Eucaristía ?

Jesús se reunió sólo con sus Discípulos para celebrar la cena de pascua ,previa a su pasión y muerte. Y les dijo :" Tomad y comed Todos de Él, porque este Pan es Mi Cuerpo .También tomó la Copa de Vino ,y les dijo : Tomad y bebed Todos de Él ,porque este Vino es mi Sangre ".

Inmediatamente , el Discípulo Judas,se levantó de la mesa.....

Jesús no se reunió con una multitud para instituir el Sacramento de la Eucaristía y de la Iglesia ; sino Sólo con sus Discípulos .

Jesús les dijo a los Discípulos que participaron del Pan y del Vino ,o les quiso decir :" Vosotros vais a ser Mi Cuerpo y Mi Sangre ; porque Yo me voy para quedarme con vosotros" .También les dijo,para testimonio de Todos :" El Discípulo Simón, será la Cabeza de Mi Cuerpo, y a Simón le dijo : Tu eres Pedro, y sobre esta Roca edificaré mi Iglesia ; a Ti te entrego las llaves del Reino de los Cielos y la Tierra ; lo que ates en la Tierra, quedará atado igualmente en los Cielos "..

Cristo,lo dejó todo atado y bien atado ; no dijo que después de Él ,sus Discípulos se pusieran de acuerdo para elegir al que seria la Cabeza de su Cuerpo Místico : Lo eligió directamente Él.

La Iglesia es Real y Verdaderamente ,el Cuerpo y la Sangre de Cristo ,siendo la Cabeza del Cuerpo ,Jesucristo Mismo,como diría San Pablo.

Jesucristo está Real y Verdaderamente ,presente en el Sacramento de la Eucaristía y de Su Iglesia.

Los obispos son Sus Discípulos ,hoy día, y los Sucesores de los Doce que se reunieron con Él para celebrar la cena de Pascua ,incluido El Discípulo Judas....

Por ésta razón fundamentalmente,el Sacramento de la Eucaristía y de la Iglesia está abierto a Todos los fieles y de manera muy especial ,a los religiosos y religiosas de Vida Consagrada. Los Discípulos buscaron un sustituto para reemplazar al Discípulo Judas que traicionó al Sacramento de la Iglesia.

San Juan en el Apocalipsis ,vio a 12.000 ,por cada uno de los Doce Apóstoles ,y éstos conformarían el Cuerpo Místico del Señor.

El Reino de Dios es un Gobierno teocrático, formado por Tres Personas : El Padre,el Hijo y el Espíritu Santo ,es decir ,la Esposa de Cristo ; el Cuerpo Místico de Cristo.


El Padre es Cabeza de Cristo ,y Cristo,Cabeza de su Esposa o Cuerpo Místico ; Todos forman Un Sólo Cuerpo ,un Solo Espíritu ,y un Solo Dios .Un Verdadero Gobierno.

El Apocalipsis habla también, de una inmensa muchedumbre, que no se puede contar de toda raza,pueblo,tribu lengua y nación delante de Dios y del Cordero ; estos son los súbditos del Reino, es decir los gobernados ; una inmensa multitud incontable......

Esperamos la Segunda Venida de Cristo ,es decir,la Venida del Cristo Hijo ; Hijo del Verbo Encarnado , del Dios hecho hombre ; de Jesucristo, Verdadero Dios y Verdadero Hombre.

La Mujer ascendida a los Cielos,la Luna por pedestal y coronada con doce estrellas ; es La Iglesia Tradicional glorificada del Milenio Cristiano ; no puede ser la virgen Maria la esposa de San José ,y madre de Jesús de Nazaret ,sencillamente, porque aquella fue una Mujer física y real,y despues ascendida a los Cielos en Cuerpo y Alma.

La Mujer de Apocalipsis :12 es la Iglesia ,que se asemeja a la Virgen Maria Inmaculada ,porque Cristo la salvó con su Sangre ,y por esto no tiene mancha ni arruga,ni nada semejante,sino Santa e Inmaculada.

La Iglesia da a Luz un Hijo Varón ,a Semejanza de la Virgen Maria ,pero evidentemente no puede ser el mismo Jesús que nació en Belén de Judea ; porque en realidad no es la Virgen Maria la que da a Luz ; en éste caso,sino la Iglesia.

La Iglesia es el Cuerpo Místico del Verbo Encarnado, y la Cabeza del Cuerpo es Cristo Mismo,como nos dice San Pablo : y Cristo es Dios hecho Hombre ,el Dios de la Historia de la Iglesia y de la Humanidad ; el Anciano de Días profetizado por el profeta Daniel ,y por tanto,es Dios,el que arrebata al Hijo de su Esposa; para llevarlo al Trono de Dios para sentarlo a su derecha ; para ser el Mediador entre Su Dios y Padre ,y la inmensa multitud de súbditos del Reino de los Celestial.




27/11/18 12:27 PM
  
Jordi
1. En mi opinión, hay que diferenciar tres ejes: premilenio, Milenio y postmilenio.

El premilenio va del nacimiento de Cristo al fin de los tiempos, con el Anticristo y la Segunda Venida. El Milenio es el eje central, el Reino de Cristo con sus santos consumado en la tierra. El postmilenio va desde la rebelión de Gog y su derrota con fuego caído del cielo hasta el fin del mundo, el Reino del Padre consumado en el Cielo, eterno y perfecto.


2. Por ello, la Segunda Venida de Cristo es para matar con su aliento al Anticristo, y se sitúa en la frontera del premilenio y el Milenio, en el fin de los tiempos, y su Segunda Venida dará paso al Milenio o Reino de Cristo con sus santos consumado en la Tierra.


3. El tema de Dios Consumador, con la Escatología de almas o personal y la social-eclesial, en el actual Catecismo es imperfecta, incompleta y confusa. No se refiere al Milenio, que es el tema principal, ni a Babilionia, la Gran Prostituta y la bestia que cabalga, el dragón y las dos bestias, sus cuernos y cabezas, el río vomitado, el desierto, los septenarios, los tres espíritus-rana, los reyes, los truenos, el librito, los tres septenarios, la Mujer, los diversos ángeles, los 144.000, el 666, la primera resurrección, los tronos judiciarios, y los cuatro juicios: el juicio particular, el juicio de las naciones, el juicio a los ángeles y el juicio universal.

El Catecismo no es un buen referente, y necesita mejorar muchísimo, pues refleja el pobrisísimo estado de la escatología de almas y sobre todo la escatología social-eclesial de la Iglesia actual: tal para cual.


4. La Escatología de almas o personal, en el Catecismo también es muy incompleta, pues le falta la mitad de lo que se observa en las Sagradas Escrituras, dado que hay una escatología individual, específica y especial, ligada al fin de los tiempos y al fin del mundo, a diferencia de la escatología de almas ordinaria o clásica de toda la vida.

Además de la muerte, el juicio particular, el cielo, el purgatorio y el infierno, está el misterio de las almas errantes, el juicio de unos ángeles, los que "no morirán", la primera resurrección, la misión de los 144.000, la regeneración de la humanidad en el Milenio o fin de los tiempos, la transformación de la humanidad en el fin del mundo, y finalmente, la resurrección final con el juicio de las naciones y el juicio final, yendo unos resurrectos al infierno y otros al cielo, junto con la desaparición de la Iglesia Purgante, la Eucaristía y el resto de sacramentos, la fe y la esperanza, para ir al paraíso de bienes eternos sin fin.
-------------------------
JMI.- ...está el misterio de las almas errantes.
-No, no está.
27/11/18 1:26 PM
  
Jordi
JMI.- ...está el misterio de las almas errantes.
-No, no está.

Se definen como aquellas almas que aún no han sido juzgadas en el juicio particular, y por lo tanto, no están ni en el cielo, ni en el purgatorio, ni en el infierno. Es una hipótesis defendida por algunos exorcistas, de lo que han supuestamente descubierto en algunos exorcismos.
--------------------------------
JMI.-No les dé crédito.
El juicio particular da "retribución inmediata después de la muerte" (Catecismo 1021; +1022).
27/11/18 3:33 PM
  
hornero (Argentina)
Estimado Padre: "En desacuerdo sobre su interpretación de Ap 12 aplicándolo directamente a la Virgen María". No hago ninguna interpretación personal de este capítulo del Apocalipsis, me limito a afirmar que la Mujer vestida de sol representa a la Virgen, conforme las citas que indico de sus mensajes dados en San Nicolás. El resto del comentario deriva de esta afirmación categórica de María : "Soy la Señora vestida de Sol, la Nueva Eva,…” (S.N.1479,3-Ag-1988); “El Señor ha marcado para estos tiempos un signo: La Mujer Vestida de Sol”(S.N.1616, 28-Feb-1989). Ahora bien, sabemos que no es obligación de fe aceptar los mensajes dados por Jesús y por María en manifestaciones extraordinarias, pero pareciera ser temerario rechazarlas sin razones graves cuando cuentan con la aprobación por parte del obispo competente. En el caso de las citas de los mensajes de la Virgen dados en San Nicolás, creo oportuno señalar que el Decreto firmado por Mons Cardelli el 22 de mayo de 2016 refiere:
“Primero: El día 25 de febrero de 1978, la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, aprobó unas normas relativas al “Proceder en el Discernimiento de Presuntas Apariciones y Revelaciones”, aprobadas por el Sumo Pontífice Pablo VI y reactualizadas en fecha 14 de diciembre de 2011 por el Prefecto Señor Cardenal William Levada, quien sucedió al Cardenal Joseph Ratzingercunado asumió como Benedicto XVI”.

Podemos aceptar o no estos mensajes, pero no he hecho una interpretación personal del Apocalipsis, sino sólo citar a la Virgen e inferir de sus afirmaciones lo que es de lógica (si aceptamos sus mensajes), que Ella es Quien conduce y lleva adelante la lucha contra el dragón infernal que combate contra la Mujer Vestida de Sol. Si María no ocupa este lugar central en el cap. 12 del Apocalipsis, seguramente la interpretación será otra, si es que se llega a darla.

No consulto Internet en esta cuestión por cuanto allí se expone cualquier clase de interpretaciones aventuradas, es un tema que muchos explotan con sensacionalismo.

------------------------------------
JMI.-Biblia comentada, VII (BAC), P. José Salguero, O.P.
"Las doce estrellas designan muy probablemente las doce tribus de Israel. En esto coinciden hoy día casi todos los autores. Pero también pudieran designar los doce apóstoles"... La Mujer refulgente podría designar a María, "pero hay varias razones que parecen oponerse poderosamente a esta solución"... "la Mujer gritaba en los dolores del parto"... "Estos dolores no pueden referirse evidentemente al nacimiento feliz y virginal del Mesías en Belén"... "Los que ven en la Mujer la representación de Israel se fundan en razones que son de mucho peso"... La hija de Sión, engendrando a Israel, lo hace "con dolores de parto" (Is 26,17)... Saliendo de Egipto, "la Mujer huyó al desierto" con su hijo Israel, "y fue alimentado por Dios con el maná" ...

Biblia de Jerusalén

"La Mujer, como la Eva pecadora del Génesis, da a luz en el parto con dolor (12,2)... ¿En la imagen de la Mujer, ha querido Juan simbolizar también a la Virgen, la nueva Eva? Es algo que parece dudoso"

Sagrada Biblia, Nuevo Testamento, EUNSA, Universidad de Navarra
"La figura de la Mujer es caracterizada con rasgos que son aplicables a Israel, a la Santísima Virgen y a la Iglesia".
La frase sintetiza muy bien la cuestión.
27/11/18 4:48 PM
  
Pedro Amate
Es evidente qué el Apocalipsis fue escrito para el Primer Cumplimiento ,o Preliminar, para el paréntesis de la Historia que actualmente vivimos ,con la suelta de Diablo y la plaga de langostas ,la aparición del Anticristo ,y la Bestia de color escarlata ,cabalgada por el Imperio mundial de religión falsa ,la Mujer o Iglesia Tradicional huida al desierto .
la Mujer da a Luz al " Hijo Varón ".

Se espera la destrucción de Babilonia la Grande ; el Imperio mundial de religiones apóstatas y falsas; entre ellas una buena parte de la actual Iglesia progresista y apóstata.

Babilonia se emborracha con la sangre de los mártires de Jesús ; y el Anciano de Días se levantará para juzgar a la Bestia y a su régimen político ; vendrá el Armagedon ,la Guerra convocada por Dios ,la derrota de la Bestia y los partidarios de la Bestia y Satanás y sus demonios.

Un breve espacio de tiempo, que comienza con la Primera Guerra Mundial ,hasta la Segunda Venida de Cristo ; dará comienzo el Segundo Cumplimiento o Milenio Central con el Reinado de Cristo, Mediador entre Dios y los Hombres.

Y por supuesto, después de haberse consumado el Reino de Dios ; toda la tierra habitada ,habrá llegado a la madurez espiritual necesaria ,de manera ,que ningún ser humano tendrá necesidad de ser enseñado ; porque todo el mundo tendrá un pleno Conocimiento de Dios ;" como las aguas cubren el mar ".

Después el Mismo Hijo ,el Mediador ; le entregará el Reino a su Dios y Padre que lo engendró, y se lo arrebató a su Madre la Iglesia ,para sentarlo a la Derecha de Dios.

El Mismo Hijo se someterá al que le sometió a Él todas las cosas para que Dios,sea Todo en todos.

También se puede llamar post Milenio ; el Reino acabará y el Hijo se somete Al Verbo Encarnado ,Al Dios de la Historia ,Al Dios hecho Hombre ; a Jesucristo, Verdadero Dios y Verdadero Hombre.

El planeta Tierra llega a ser un Verdadero Paraíso ,destinado a ser habitado por la Sociedad Definitiva ; por los sobrevivientes del Armagedon.

La Mujer de Apocalipsis 12 es la Iglesia ; la Organización Celestial de Yave Dios ; Jesucristo ,Verdadero Dios ,y Verdadero Hombre .

Por supuesto que representa al antiguo pueblo de Israel ,descendiente de los doce hijos de Jacob , durante la exclavitud de Egipto, durante los 40 años en el desierto ;también al pueblo de Israel en la Tierra Prometida,con toda su Historia, hasta el Nacimiento del Mesías en Belén de Judea.

Por supuesto que representa a Maria,la Madre de Jesús, dando a Luz al " Hijo Varón " ; pero la Mujer de Apocalipsis 12 es la Iglesia ; el Nuevo Pueblo de Israel ,y por tanto,las Doce Estrellas ,son los Doce Apóstoles ; como en la antigüedad fueron los doce hijos de Jacob y las doce tribus de Israel; pero en éste caso se trata del Nuevo Pueblo de Dios ,de la
Nueva Alianza,y por tanto de los doce Apóstoles ; y las Nuevas tribus de Israel, son los doce mil sellados por cada uno de los doce Apóstoles del Cordero ; de Jesucristo ,Verdadero Dios y Verdadero Hombre ; de Yave Dios hecho Hombre.

-----------------------------------------------------
JMI.-De acuerdo en general.
No me convencen, sin embargo, las interpretaciones históricas concretas dadas al texto, p. ej.
"Un breve espacio de tiempo, que comienza con la Primera Guerra Mundial ,hasta", etc.
Hay tantas interpretaciones diversas como autores hay que les ha dado por esa manera de aplicar el Apocalipsis interpretando sus textos con los sucesos concretos de la historia que va sucediendo.
28/11/18 9:18 AM
  
Pedro Amate
La Mujer de Apocalipsis 12 es evidente que es la Iglesia Tradicional del Milenio Cristiano anterior a la Primera Guerra Mundial,y por supuesto anterior al Concilio Vaticano II.

La Iglesia de los Concilios que conformaron la Fe de la Iglesia y a la Misma Iglesia ; como por ejemplo los Concilios de Nicea ,Efeso y Concilio de Trento. La Iglesia de los primeros siglos ,que superó la Grandes y sangrientas persecuciones.

La Iglesia actual, en un 50% ; ma bien se parece a. La " mujer" de Apocalipsis :17.
---------------------------------------
JMI.-Desacuerdo total con la última frase.
"La Iglesia actual" no es Kasper, Pagola, Chaput, Burke, etc., lo que da "noticia" en los medios. Tiene más de 1.000 millones de católicos
28/11/18 10:33 AM
  
Pedro Amate
Totalmente con usted ,Padre ; la Iglesia actual tiene 1000.000.000 de fieles ; nos podríamos dar con un canto en los dientes ,si 500.000.000 de fieles no doblan la rodilla ante Baal ,y siguen fieles a Jesucristo, hasta dar la vida,y derramar su sangre ,antes que sucumbir a la corriente ideológica de la Ideología de Género del mismísimo Satanás
------------------------------------------------
JMI.-Así es.
Lo que no me convence es eso de "darse con un canto en los dientes",
porque los arreglos odontológicos cuestan después un dineral.
28/11/18 11:41 AM
  
hornero (Argentina)
Padre, creo comprender su punto de vista, en tanto usted prescinde de las afirmaciones explícitas que la Virgen hace en sus manifestaciones extraordinarias, como es el caso de los mensajes dados en San Nicolás, o los dados al Movimiento Sacerdotal Mariano por medio del P. E. Gobbi. La intervención de María en nuestro tiempo hecha luz sobre muchas de las interpretaciones meramente humanas que se han hecho sobre el Apocalipsis. Claro está que si no aceptamos estas intervenciones extraordinarias de la Virgen, la comprensión de este Libro será diferente. En el caso de los mensajes dados al P. Gobbi abundan las afirmaciones de la Virgen en el sentido de que Ella es la Mujer Vestida del Sol: “El Dragón rojo, para llegar a dominar la tierra, se ha lanzado a perseguir ante todo a la Mujer vestida del Sol. Y de su boca, la serpiente, ha arrojado en pos de la Mujer, un río de aguas, para sumergirla y apartarla del camino. ¿Qué es este río de agua sino el conjunto de esas nuevas teorías teológicas con las que se intenta hacer descender a vuestra Madre Celestial del lugar en que ha sido colocada por la Santísima Trinidad?
…Para huir de este gran río de aguas se le dieron a la Mujer las “alas de la gran águila”, y así Ella ha podido encontrar su lugar en el desierto. ¿Qué es el desierto sino un lugar escondido, silenciosos, apartado y árido? El lugar escondido, silencioso, aridecido por tantas luchas y tantas heridas en que la Mujer encuentra ahora su lugar, es el alma y el corazón de mis hijos predilectos y de todos aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado” (Mensaje al P. Gobbi, 14-Junio-1980).
Es evidente que en la Iglesia existe de parte de muchos, Pastores y fieles, una resistencia a reconocer el lugar eminente que corresponde a María en la actual batalla final contra el demonio. Es evidente que no se menciona el triunfo de Su Corazón Inmaculado anunciado por la Virgen en Fátima, en el cual está implícito necesariamente que Ella es quien interviene en esta lucha decisiva contra el dragón, que es María Quien pisará su cabeza. La cuestión de aceptar o no las manifestaciones extraordinarias de la Virgen tiene que ver con la orfandad o incertidumbre que afecta a quienes no reconocen la Aurora de María, los “nuevos tiempos” que Ella está alumbrando con su Sabiduría divina de la que está colmada, y sobre todo con la no participación bajo su Conducción en la batalla contra el demonio. Si prescindimos de la presencia activa de María en nuestros tiempos arriesgamos a permanecer envueltos en la gran tiniebla que el enemigo ha difundido en la Iglesia y en toda la tierra.



-------------------------------------
JMI.-Tanto los teólogos como los escrituristas debemos entender las Sagradas Escrituras a la luz de "Escritura, Tradición y Magisterio" (Vaticano II, Dei Verbum 10). Podemos dar crédito mayor o menor a tales y cuales "mensajes de la Virgen", según nos lo dé la gracia de Dios; pero estos mensajes nunca son objeto de FE. Aunque sean considerados con gran respeto, NO SON DE FE. Y debilitaríamos las enseñanzas de la Escritura si en vez de fundamentarlas en la fe (Escritura, Tradición, Magisterio) las apoyáramos en presuntas revelaciones privadas.
Aplique este principio, si le parece, a la interpretación de Apoc. 12.
28/11/18 3:11 PM
  
hornero
"Y debilitaríamos las enseñanzas de la Escritura si en vez de fundamentarlas en la fe (Escritura, Tradición, Magisterio) las apoyáramos en presuntas revelaciones privadas." Si las revelaciones privadas son presuntas, esto es, no reconocidas en su autenticidad por la autoridad del obispo competente, sería temerario tenerlas en cuenta. Pero, si cuentan con el reconocimiento del obispo, que en el caso de San Nicolás firmó el Decreto de Reconocimiento Definitivo del Carácter de Supernaturalitater de estas manifestaciones extraordinarias de Jesús y de María, no podemos llamarlas “presuntas”, si bien no obligan a su aceptación. Ahora bien, si cuentan con la aprobación requerida por la Iglesia, así se trate de un alcance sólo diocesano, sería INADMISIBLE que tales mensajes debilitaran las enseñanzas de la Escritura, sería admitir que el obispo competente que realizó los estudios correspondientes aprobó expresiones que dañan a la enseñanza de la Escritura, en el caso de San Nicolás se verificaron durante treinta y tres años por parte de los tres obispos sucesivos que intervinieron hasta 2016. Pregunto: ¿cuándo los fieles aceptan estas manifestaciones extraordinarias aprobadas por la Iglesia, lo hacen movidos por la fe sobrenatural?, ¿las multitudes que acuden a los santuarios marianos en distintas partes del mundo, representan un movimiento sociológico por causas desconocidas, o son movidas por su fe?
¿Tienen más autoridad las opiniones humanas de los exégetas, que las palabras categóricas de Cristo y de María aceptadas por tres obispos responsables? No se me escapa que estamos ante una divisoria de las aguas entre quienes piensan pueden prescindir de lo que Jesús y Su Madre están advirtiendo a la Iglesia y al mundo, y quienes pensamos que María a sido enviada por Dios, como Ella lo afirma y Cristo lo confirma, para llamarnos a la conversión, para combatir la batalla definitiva contra el demonio hasta pisarle la cabeza, para sostenernos en en medio de la tempestad presente que aumenta día a día, para preparar la Iglesia y la humanidad a un Segundo Pentecostés que abrirá finalmente el camino a la Segunda Venida de Cristo para instaurar su Reino de gloria.
------------------------------------------
"...se verificaron durante treinta y tres años por parte de los tres obispos sucesivos que intervinieron hasta 2016. Pregunto: ¿cuándo los fieles aceptan estas manifestaciones extraordinarias aprobadas por la Iglesia, lo hacen movidos por la fe sobrenatural?"...,
.......
Por supuesto que lo que tres obispos declaran unánimemente sobre la sobrenaturalidad que aprecian en unas apariciones o mensajes de Dios o de la Virgen NO SON DE FE. Ni hacen DE FE todas y cada una de las declaraciones y mensajes. Y lo mismo sería si en vez de ser 3 fueran 30.
Ya veo que eso usted no lo entiende. Así que aquí doy por terminadas sus intervenciones. Ya basta.


29/11/18 1:11 AM
  
Pedro Amate
El Apocalipsis, pertenece al Nuevo Testamento ; es la culminación de la Nueva Alianza ; con el Reinado definitivo de Cristo en toda la tierra habitada.

Es el triunfo definitivo de Cristo y de su Esposa la Iglesia.

Jesucristo es el Dios de la Historia del pueblo de Israel ,y el Dios de la Historia de la Iglesia y de toda la Humanidad.

La Santísima Virgen Maria,fue la Madre de Jesús ,Verdadero Dios y Verdadero Hombre ; y por tanto es la Madre de Dios.

La Mujer de Apocalipsis 12 es la Iglesia, que se asemeja a la Santísima Virgen Maria Inmaculada, ascendida a los Cielos,la luna por pedestal y coronada por doce estrellas .Se asemeja a la Virgen Maria ,porque la Madre de Jesús ,es también Madre de la Iglesia.

La Mujer de Apocalipsis 12 ,es la Iglesia; porque da a Luz un Hijo Varón ,indudablemente distinto al dado a Luz por la Virgen Maria,en Belén de Judea ,hace 2.018 años.

La Iglesia es la esposa de Cristo ,y no su Madre. Y Cristo es el Verbo encarnado ; Dios hecho Hombre.

En Apocalipsis 12 ,la Esposa de Cristo, da a Luz un Hijo Varón ,de la misma Naturaleza Divina que su Padre Dios ;es el Hijo de Dios,pero no es Dios,sino el Mediador entre su Dios y Padre y todos los hombres ; nombrado por Dios Rey del Reino Venidero ; muy próximo a llegar ...
---------------------------------------
JMI.-El último párrafo me parece ininteligible, o más bien, inadmisible.

Don Pedro Amate,
cuando escribió su primer comentario en este post, le dije al final escuetamente: -Demasiado largo.
Después de ese aviso ha escrito ¡¡diez comentarios más!! Y no breves precisamente.
Ya basta. Espero que no vuelva a repetir la broma.
Ne quid nimis.
29/11/18 12:06 PM
  
Jorge Alberto
Interesante artículo. Sin embargo, me parece que la Gran Babilonia y la Gran Ramera son cosas esencialmente distintas. La Gran Babilonia sería la Ciudad del Diablo, el mundo laico y pecador; la Gran Ramera, la Mujer que fornica con la Gran Babilonia y tiene en su frente el sello de la Gran Babilonia (no de Dios vivo), sería la Iglesia apóstata, por lo que a su vez es parte de la Ciudad del Diablo (a diferencia de la verdadera Iglesia, de la que la Virgen es Madre y, siendo figuradamente la Mujer vestida de sol como la guadalupana, engendradora y dolorosamente corredentora de hijos espirituales). Por correlación, Babilonia se correspondería con la Bestia del mar, y la Gran Ramera, con la Bestia de la tierra.
02/12/18 4:09 PM
  
Alejandros
En Apocalipsis 11 nos habla S. Juan de dos testigos que serán asesinados por el anticristo despues que hayan cumplido la misión de predicar el Evangelio. S. Tomás de Aquino les pone nombre: Elias y Enoch, porque no murieron en la tierra, Dios los tiene reservados para los Ultimos Tiempos, para prevenir a la humanidad de los engaños y falsos milagros del anticristo, puesto que en estos tiempos en que vivimos muy pocos sacerdotes se atreven como Vd. hace de hablarnos de estos temas tan importantes.
Despues de permanecer tres dias muertos resucitarán ante una gran multitud...Este hecho ocurrirá poco antes de que vuelva Jesucristo el dia de la Parusía.
02/12/18 4:49 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.