29.08.22

(694) Letanías bíblicas del nombre de Jesús

Letanía de los nombres de Jesús cara a

–Nadie podrá discutirle este texto.

–Así es. Todo él es Palabra de Dios.

Letanía de los nombres de Jesús cara b

Este post es un jardín con 150 flores bíblicas que, en el aniversario del inicio de InfoCatólica (acuerdo de Tarazona, 29-08-2008, Martirio de San Juan Bautista), ofrecemos con todo amor para gloria de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, y para el bien de nuestros hermanos.

 * * *

Leer más... »

21.08.22

(693) El Nombre de Jesús, dulce y poderoso

La Circuncisión de Jesús

«Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús»

–¿Y esto a qué viene?

–Burda pregunta. El Año Litúrgico de la Iglesia celebra como memoria libre El santísimo nombre de Jesús después de la Navidad, el 3 de enero. Pero todo el Año estamos venerando el nombre de Jesús, porque los otros nombres que emplea la Escritura y la Tradición, aunque sean muy santos y santificantes, no son el Nombre propio elegido por Dios para su Hijo encarnado.

 

—El dulce Nombre de Jesús es santo y santificante  

1. –Sagrada Escritura  

+El nombre de Jesús es un nombre celestial.Como en el caso de San Juan Bautista y de otros grandes elegidos de la sagrada Escritura, el nombre de Jesús viene del cielo, es elegido por Dios. Un ángel del Señor le dice a San José: «Le pondrás por nombre Jesús, porque es Él quien salvará a su pueblo de sus pecados» (Mt 1,21). Y «cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción» (Lc 2,21).

Leer más... »

6.08.22

(692) Un Evangelio sin juicio final no es el de Cristo; es falso, no vale, no salva

–¿Y usted cree que hoy es posible predicar que hay una eterna salvación o condenación después de la muerte?

–Cuanto menos se predica una verdad revelada por Dios, más difícil se hace predicarla, porque si se ha silenciado mucho, es que en la práctica se ha negado mucho. Jesucristo quiere que «todo» el Evangelio se predique  a todas las naciones. Falsifican gravemente el Evangelio quienes evitan sistemáticamente, por ejemplo, su dimensión soteriológica. Y casi es seguro que silencian también otras grandes verdades de la fe.

Leer más... »

4.08.22

(652) El Santo Cura de Ars


–Danos, Señor, sacerdotes
–¡Danos sacerdotes santos!

–Jesús salvará al pueblo de sus pecados

«Un ángel del Señor le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ella ha concebido es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará de sus pecados al pueblo» (Mt 1,20-21). Y Juan Bautista, al bautizar a Jesús junto al río Jordán, lo presentó a los penitentes que habían venido a recibir de Juan el bautismo: «Éste es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo» (Jn 1,29).

Leer más... »

28.07.22

(691) Evangelización gloriosa de Canadá

–¿Y por qué dice usted gloriosa? Toda evangelización lo es.

–Fué una evangelización que tuvo muchos mártires y que hizo muchos santos.

 

Con ocasión del viaje del papa Francisco a Canadá, reproduzco en extracto parte de un capítulo de mi libro Hechos de los apóstoles de América (Fund. GRATIS DATE, Pamplona 2003, 3º ed., pgs. 448-462).

–Inicios de la evangelización del Norte de América

El descubrimiento inicial del Nordeste de América fue realizado por Sebastián Cabot en 1497 y Juan de Verrazano en 1522, poco después del descubrimiento hispano. Pero la gran obra de su evangelización y civilización, al inicio francesa, tardó aún unos años en comenzar. Francisco I, rey de Francia,envió a América del Norte con fines comerciales una expedición dirigida por Jacques Cartier, que en 1534-1543 levanta cartas del golfo del San Lorenzo y establece algunos contactos con los indios. En su tercer viaje, Cartier llevó seis misioneros y 266 colonos. De todos modos, a finales del XVI apenas hay en el Nordeste de América unos pocos asentamientos de colonos, dedicados principalmente al comercio de pieles.

En la región de los grandes Lagos y del San Lorenzo, viven los hurones y los iroqueses, duramente enemistados entre sí. Se trata de indios más o menos sedentarios, conocedores de una agricultura elemental, y tanto unos como otros federan cinco tribus. Los algonquinos, indios nómadas, pueblan el norte del San Lorenzo y del valle del Ottawa. Todos estos pueblos, en el siglo XVI, apenas reciben evangelización alguna.

Leer más... »