InfoCatólica / Razones para nuestra esperanza / Archivos para: 2020

30.10.20

Segunda edición de mi libro: "Por el contrario…"

Tapa de "Por el contrario..." (segunda edición)

Tengo el agrado de anunciar que acabo de publicar en Amazon, en formato digital, la segunda edición, actualizada y muy aumentada, de mi libro: Por el contrario… Aportes para una contracultura cristiana. La versión impresa, que Dios mediante estará disponible pronto en el mismo sitio, tiene 249 páginas.

Este libro comprende 81 capítulos, agrupados en seis grandes áreas temáticas: Ciencia, razón y fe, ¿Crisis climática?, Filosofía social y política, La Iglesia y la persona humana, En el mundo, En el Uruguay. La mayor parte del contenido proviene de los 65 artículos que publiqué en el diario El Observador de Montevideo en 2017-2020.

El título de este libro refleja el hecho de que gran parte de su contenido contradice a las corrientes de pensamiento predominantes en nuestra cultura contemporánea. Estoy convencido de que el cristianismo (y más concretamente el catolicismo) constituye hoy la verdadera contracultura, en la que los seres humanos podemos redescubrir el modo de vivir una vida buena y de construir una sociedad más humana y fraterna. También pienso que desde mediados del siglo XX la cultura católica sufrió un gran colapso y que ahora necesita una suerte de renacimiento o renovación. Concibo esta obra como un humildísimo aporte en esa dirección.

Por el contrario… está disponible en Amazon como libro electrónico en: https://www.amazon.com/dp/B08M64QG3N.

Leer más... »

22.10.20

Pedro y Satán (Vladimir Soloviev)

No fue en cuanto apóstol que Simón debió cambiar de nombre. Este cambio, anticipadamente anunciado, no tuvo lugar cuando la elección y misión solemne de los doce. Éstos, con la sola exclusión de Simón, conservaron sus nombres propios en el apostolado; ninguno de ellos recibió del Señor un apelativo nuevo y permanente de significado general y superior. (No hablo aquí de los sobrenombres o epítetos accidentales y pasajeros, como el de Boanergues dado a Juan y Santiago).

Leer más... »

17.10.20

El Papa Francisco y la izquierda

El Papa Francisco recibe un crucifijo sobre una hoz y un martillo

Daniel Iglesias Grèzes0

En 2013 un gran diario británico sostuvo que “Francisco podría reemplazar a Obama como el modelo fotográfico sobre cada pared progresista e izquierdista, [porque] él es ahora la voz más clara del mundo a favor del cambio.”1 Años después otro periódico prestigioso publicó un artículo titulado “Cómo el Papa Francisco se convirtió en el líder de la izquierda global".2

¿Qué hay de cierto en esto? ¿Francisco es el primer Papa de izquierda? Algo es seguro. Entrevistado por su colaborador cercano Antonio Spadaro SJ, dijo: “Jamás he sido de derechas.”3

Leer más... »

28.09.20

Defensa del monoteísmo cristiano

La principal creencia religiosa de los seres humanos, el monoteísmo, es considerada por muchos no creyentes como fuente de intolerancia y fanatismo.

Daniel Iglesias Grèzes0

Uno de los principales argumentos antirreligiosos de nuestra época es el que identifica al monoteísmo como una de las mayores fuentes de intolerancia. Según muchos críticos, la creencia en un solo Dios y en una única verdad en materia religiosa conduciría directamente al fanatismo y la violencia. No es bueno que esta demonización de las religiones monoteístas quede sin respuesta; por eso me propongo realizar aquí una breve defensa del monoteísmo en general y del monoteísmo cristiano en particular, en seis puntos.

1. Ante todo descarto una solución falsa del problema, que tienta a algunos cristianos: conceder que el monoteísmo es violento o incluso que toda religión es violenta, pero negar que el cristianismo sea monoteísta o que sea una religión. No puedo detenerme a demostrarlo, pero esa tesis es absurda. El cristianismo es una religión monoteísta.

2. El monoteísmo está sostenido por muchas pruebas filosóficas de la existencia de un único Dios. Es imposible que yo las resuma aquí. Se han escrito bibliotecas enteras al respecto. En este punto sólo diré que sería muy liviano rechazar de un modo apriorístico o prejuicioso la reflexión multisecular de gigantes de la filosofía como Platón, Aristóteles y Plotino (paganos), Avicena (musulmán), Maimónides (judío), San Agustín, San Anselmo, Santo Tomás de Aquino, Descartes y Pascal (católicos), Leibniz (protestante), etc.

3. En sintonía con la filosofía realista y con el sentido común de la humanidad, afirmo que la verdad (o sea, la adecuación del pensamiento a la realidad) es única porque la realidad es objetiva, independiente del sujeto. Este la conoce o la desconoce, pero no la crea. Es el relativismo, no el realismo, el que incentiva la violencia entre los seres humanos. Si la verdad es objetiva, entonces siempre podemos realizar un esfuerzo común para ponernos de acuerdo descubriendo la verdad entre todos. El diálogo hace que cada uno aporte aspectos de la verdad y ayude al otro a mejorar su aprehensión de la misma, corrigiendo errores. En cambio, si cada uno tiene “su verdad” personalísima e incomunicable, una discusión no puede ser otra cosa que una lucha de poder. No pudiendo apelar a una realidad objetiva cognoscible por todos, si quiero hacer que otro se pliegue a mi punto de vista, no puedo argumentar racionalmente. Si es imposible convencer, no queda otra que vencer.

4. La Comisión Teológica Internacional publicó en 2013 un documento titulado Dios Trinidad, unidad de los hombres. El monoteísmo cristiano contra la violencia. La tesis principal del documento es que, en lo que respecta a la fe cristiana, la violencia en nombre de Dios es una herejía. Del corazón mismo del Evangelio brota la convicción de que “la verdad1 no se impone sino por la fuerza de la verdad misma.”2 “Esta es la paradoja del cristianismo: el respeto escrupuloso de la libertad religiosa no está motivado por una forma de relativismo sino que se deriva de lo que hay de más dogmático en la idea que la fe cristiana ofrece de Dios.”3

5. Por supuesto, a lo largo de la historia no siempre los cristianos y los demás monoteístas estuvieron a la altura de esta convicción religiosa, yendo a veces más allá de la legítima defensa o de la “guerra justa” (defensiva). Empero, los pecados de los monoteístas, y en particular sus actos de violencia religiosa, no proceden de la esencia del monoteísmo, sino de su negación práctica. Los pecados de los monoteístas no son un argumento válido contra la verdad del monoteísmo.

6. [Cabe cuestionar] “el mito de la tolerancia de la [antigua] religión griega: ‘maravillosa libertad en cuyo nombre mataron a Sócrates como ateo porque no creía en los dioses de la Ciudad’… El exclusivismo de las religiones politeístas generó intolerancia y violencia en cantidades abrumadoras… ‘el problema del politeísmo es que, a través de su teomaquia, la guerra entre dioses,… no consigue fundamentar el valor universal del ser humano: si no tienes mis mismos dioses, no tienes el mismo valor, no eres nada’. No es sólo Sócrates, son también los sacrificios humanos al Minotauro, o en las pirámides aztecas o en Canaán. En cuanto a la tolerancia de los paganos, ‘los cristianos la experimentaron en sus propias carnes durante tres siglos de martirio’… Es precisamente un monoteísmo, el cristiano4, el que inventó la tolerancia: ‘al contrario del politeísmo, el cristianismo es un universalismo. Concierne a todos los hombres, lo sepan ellos o no… No se les puede tratar… como sub-hombres’.”5

Notas 

0) Otros escritos del autor en: https://danieliglesiasgrezes.wordpress.com.

1) La verdad en general y la verdad religiosa en particular.

2) Concilio Vaticano II, Declaración Dignitatis Humanae, n. 1.

3) Serge-Thomas Bonino OP, L’Osservatore Romano, 16/01/2014.

4) Algunos dirían “judeocristiano", atendiendo a las dos grandes partes de la Biblia (Antiguo Testamento y Nuevo Testamento) y su relación mutua.

5) Abbé de Tanoüarn, en: Religión en Libertad, 18/06/2014.

25.09.20

Dad y se os dará

Nuestro Señor Jesucristo nos exhorta a ser generosos: “Da a todo el que te pida” (Lucas 6,30); y nos promete que Dios recompensará muy generosamente a los generosos: “Dad y se os dará; echarán en vuestro regazo una buena medida, apretada, colmada, rebosante” (Lucas 6,38). Él alabó a la viuda pobre que echó en el arca del tesoro del Templo de Jerusalén dos monedas pequeñas (cf. Lucas 21,1-4) y también a la mujer que lo ungió en Betania con un perfume de gran valor, profetizando: “En verdad os digo: dondequiera que se predique este Evangelio, en todo el mundo, también lo que ella ha hecho se contará en memoria suya.” (Mateo 26,13). Y Él mismo prometió también una recompensa a quien ayude a cualquiera por el hecho de ser discípulo suyo (cf. Mateo 10,42).

InfoCatólica existe para predicar el Evangelio de Jesucristo en el mundo de habla hispana a través de Internet. Durante once años ha dado gratuitamente lo que recibió gratuitamente de Dios por medio de Cristo y de la Iglesia. Hoy enfrenta una situación económica muy difícil, por lo que nos toca a nosotros, sus lectores, retribuir generosamente su generosidad.

El presupuesto de InfoCatólica asciende apenas a unos 3.000 euros por mes, o sea unos 36.000 euros por año. Los lectores de InfoCatólica son hoy (después del impacto negativo de la pandemia de COVID-19) unos 20.000-25.000 por día. Como no son exactamente los mismos todos los días, podemos suponer que los lectores más o menos habituales de InfoCatólica son unos 15.000. Esto significa que el presupuesto de InfoCatólica quedaría cubierto si cada lector habitual le donara 0,20 euros por mes, o sea 2,40 euros por año. Como no todos van a hacer una donación, pido: a) a los lectores en dificultades económicas: que donen al menos cinco o diez euros en la presente campaña de donaciones; b) a los lectores en mejor posición económica: que donen una suma mayor, aunque sea quizás por una única vez.

Hago una exhortación especial a los lectores habituales de mi blog que siguen frecuentando InfoCatólica. Aunque ahora hace bastante tiempo que no escribo aquí con frecuencia, desde el 10/05/2010 hasta hoy les ofrecí gratuitamente, gracias a InfoCatólica, 557 artículos o posts en los que no pocos de ustedes encontraron alguna cosa que les fue de ayuda intelectual, espiritual o moral. Les pido ahora especialmente a ellos que ayuden al portal que hizo posible esos aportes míos y los muchos diálogos enriquecedores sostenidos con los comentaristas del blog.

Desde ya muchas gracias. Que el Señor los bendiga y los guarde día tras día.

Daniel Iglesias Grèzes