Fides et Ratio

Como mi modesto homenaje al gran Papa Juan Pablo II, quien será canonizado mañana, ofrezco un breve resumen de algunos puntos fundamentales de su Carta Encíclica Fides et Ratio sobre las relaciones entre Fe y Razón, del 14/09/1998.

1. El Papa Juan Pablo II invita al hombre contemporáneo a conocer la verdad plena sobre sí mismo por medio de la fe en Jesucristo, revelación de la sabiduría de Dios.

2. La cultura moderna se caracteriza por el drama de la separación entre la fe y la razón. El cristiano debe evitar dos errores opuestos: racionalismo y fideísmo. La razón prepara el camino de la fe, y ésta perfecciona a la razón. Es necesaria una evangelización de la cultura.

3. El filósofo cristiano debe tomar en cuenta las intervenciones del Magisterio sobre cuestiones filosóficas y la reflexión filosófica elaborada en la tradición cristiana.

4. Santo Tomás de Aquino es un modelo para los filósofos y teólogos cristianos. Logró una alta síntesis de la fe y la razón, respetando a ambas. Los teólogos cristianos deben valorar adecuadamente la filosofía y emplear una filosofía compatible con su fe.

5. La filosofía debe buscar la verdad y estar abierta al sentido trascendente de la existencia. Sólo así podrá descubrir cuál es el verdadero bien del hombre.

6. El Papa nos invita a prestar atención a la mentalidad positivista de la modernidad y la mentalidad nihilista de la postmodernidad.

7. La certeza sobre la verdad no conduce a la intolerancia sino que fundamenta el diálogo. La filosofía es para los cristianos –entre otras cosas– un ámbito de entendimiento y de diálogo evangelizador con los no creyentes.

Daniel Iglesias Grèzes


InfoCatólica necesita vuestra ayuda.


Para suscribirse a la revista virtual gratuita de teología católica “Fe y Razón”
Por favor complete y envíe este simple formulario. Se enviará automáticamente un mensaje a su email pidiendo la confirmación de la suscripción. Luego ingrese a su email y confirme la suscripción, presionando el enlace correspondiente.

1 comentario

  
Ricardo de Argentina
"2. La cultura moderna se caracteriza por el drama de la separación entre la fe y la razón."
----

Si te parece oportuno DAniel, quisiera hacer una acotación acerca de esta frase.

¿A qué "fe" te refieres? A la fe en Dios supongo, incluyendo la creencia en la trascendencia: la existencia de una realidad espiritual que antecedió, causa y pervivirá al universo material al que por ahora pertenecemos.
Es esa fe a la que la "ciencia moderna" rechaza pero, ¿eso significa que ellos se mueven en la increencia total?
Yo creo que no, que hay una fe que los sostiene, que los hace coincidir en determinados objetivos y que de última, coordina los grandes y continuados esfuerzos que se han hecho y que se siguen haciendo (incluso con grandes sacrificios) para que sigamos "progresando".

¿Qué clase de fe es ésa? Es una fe no revelada, o sea inventada por el hombre. Es una fe idolátrica, pues adora el Hombre. Es una fe un poco tonta porque pone su esperanza en el Porvenir, en el Futuro, sin saber qué cosa eso significa, y en el Hombre, que bien sabemos lo poco confiable que es a causa de su herida original.
Es una fe fuerte, porque es capaz de creer a pie juntillas en teorías como las de la evolución radical, que la evidencia contradice. Pero en definitiva es una fe. Por más que se llame a sí misma "ateísmo" o "agnosticismo", es una fe. Una fe encubierta, disfrazada, pero es una fe.

Por eso es que yo creo que habría que hablar más bien de oposición entre la fe revelada y la fe fabricada. Esto creo está mucho más cerca de la verdad, por más que quienes se sostengan en la segunda fe juren y perjuren que no creen en nada.
Es que además es una fe mentirosa, que engaña a quienes la siguen e intenta engañar a los que no.
Como que proviene del Padre de la Mentira. El cual es el mentor en última instancia de toda idolatría.
27/04/14 12:41 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.