11.03.10

Nos es necesario nacer de nuevo

Hace apenas dos semanas el senado ha aprobado la promulgación de la nueva ley impulsada por el gobierno de José Luis Rodríguez, que convierte el aborto libre de facto en aborto libre de iure hasta las 14 semanas (sin perjuicio de seguir siendo libre de facto después). La modificación más importante que introduce es la aberración de considerar al aborto un derecho, esto es, algo cierto, fundado, razonable y justo según definición del diccionario de la RAEL. No resulta novedad ideológica en un presidente de gobierno que en su discurso de investidura, hace ahora 6 años, ya alumbró un excéntrico “derecho al divorcio”, como si el matrimonio malogrado fuese algo admirable y no un terrible fracaso; algo así como el “derecho al naufragio”.

El sistema de partidos que legisla en España había ya pactado sacar adelante esta iniciativa, pese a los esfuerzos loables de las asociaciones antiaborto que llevan trabajando contra esta lacra, bien desde la aprobación de la ley de 1985, como los grupos Provida, bien más recientemente, y con un impacto más mediático, como HazteOir y su iniciativa Derecho a Vivir. No quiero centrarme en este artículo en ese aspecto, ya ampliamente tratado, tanto en Infocatólica como en otros portales y medios en Internet.

Leer más... »

9.03.10

Presentación de Mater et Magistra

Conozco a Luis Fernando Pérez desde hace más de 7 años. Para ser más exacto, le ciberconozco. Le he seguido tanto en RD como en ReL, y tras tanto tiempo admirando su “celo por la Casa de Dios” (que en ocasiones le devora), no he podido resistir su generosísima oferta para ponerme al frente de mi propia bitácora en Infocatólica, donde he participado, de forma irregular, desde su comienzo (con el seudónimo de nachet). Dar el salto “al público” nunca resulta fácil, pero ha sido tan cálida y cariñosa la acogida del editor, del director y del resto de blogueros que confío en trabajar de forma que no les deje mal.

Naturalmente, el objeto de esta bitácora es la proposición de temas desde la óptica del autor, con la intención de aprender y poder transmitir lo aprendido, pero siempre aceptando la sabiduría de nuestra Madre y Maestra. Finalmente, la fe no es otra cosa sino el encuentro personal con Dios, pero Cristo quiso que sus discípulos la vivieran en comunidad, y la actual Iglesia católica y apostólica no es sino la renovación continua, a través de la historia, de la que Él fundó. Después de dos mil años, la Iglesia de los apóstoles, de los padres, de los mártires, de los doctores, de los concilios y los papas, iluminada por el Espíritu Santo, ha transmitido las palabras y los signos de Cristo a cada generación, y el cristiano se consuela sabiendo que al final de cada razonamiento, duda o crisis, su enseñanza es la correcta.

Leer más... »

Moral, ciencia y equivocaciones

“Un grupo de científicos ha logrado uno de los hitos más esperados de la biología moderna: aislar, a partir de embriones humanos, un tipo primitivo de célula que puede convertirse en cualquier tipo de tejido, músculos, huesos o cerebro". Así comenzaba la crónica con la que el Washington Post daba cuenta, el 6 de noviembre de 1998, del descubrimiento de las células madre embrionarias por los doctores James Thomson (Wisconsin) y Geahart (Baltimore). Y mostraba los dos aspectos que este hallazgo causaría en el desarrollo científico: “se han hallado las minas de oro de la biotecnología, puesto que el nuevo material permitirá crear neuronas para gente con Alzheimer o células pancreáticas para diabéticos”. La esperanza de curación de enfermedades crónicas de difícil tratamiento, combinada con la posibilidad de un laboratorio de patentarla: el mayor avance de la investigación médica contemporánea y el mayor negocio de la industria farmacéutica. Muy pronto, se abrió en la medicina regenerativa otra vía, la obtención de células madre a partir de células adultas del propio enfermo. La Iglesia, basándose en los conocimientos científicos sobre el desarrollo embrionario, que han constatado que este se trata de un proceso continuo desde el momento de la concepción, pronto aplicó los mismos criterios morales empleados en la fecundación in vitro, basados en la sacralidad de la vida: entre las fuentes de obtención de células madre, no eran éticamente admisibles aquellas que implicaran la creación o destrucción de un ser humano, como las provenientes de embriones congelados o creados por clonación. Se debía optar siempre por células madre adultas, o bien procedentes de cordón umbilical.

Leer más... »

8.03.10

No está muerta, esta dormida

Publicó el diario “El Mundo” el día 4 de febrero de 2010, y se ha hecho eco el portal Infocatólica, un resumen de un interesante artículo publicado el día 3 en la página web de la prestigiosa revista médica New England Journal of Medicine. Su título es Willful modulation of brain activity in disorders of consciousness (modulación voluntaria de la actividad cerebral en trastornos de la consciencia), y está firmado por Martin M Monti y colaboradores. Se trata de un estudio clínico realizado en dos hospitales de Cambridge (Reino Unido) y Lieja (Bélgica), con el objeto de valorar la capacidad cognitiva de pacientes en estado de coma o vegetativo.

Leer más... »