InfoCatólica / De Lapsis / Categorías: Mythbuster, Falsas atribuciones, Origen de oraciones y tradiciones

20.08.13

Cae el mito del «cerebro-izquierdo» vs «cerebro-derecho»

Mito del cerebro izquierdo - cerebro derecho. Ilustración tomada de Scientific American

Seguro que sí, que usted sabe que si eres una persona lógica, detallista y analítica, entonces es que predomina la parte izquierda del cerebro. O bien, si eres una persona creativa, reflexiva y subjetiva, entonces la parte derecha del cerebro es la que predomina.

Pues no.

Simplemente, no.

Basta.

Por favor.

Así comienza la presentación en Scientific American del estudio de un grupo de neurocientíficos sobre los procesos cerebrales durante los procesos creativos. Concuerdan con otro publicado en NeuroScienceNews de la Universidad de Utah, que concluye:

«Todo el mundo habrá oído hablar sobre los tipos de personalidad asociados a la terminología «cerebro izquierdo» y «cerebro derecho» y que peculiaridades tiene cada uno de ellos. Sin embargo, nosotros simplemente no hemos detectado patrones en toda la red de ninguno de ambos hemisferios que evidencie que un hemisferio está más conectado o activo que el otro en cada persona. Es posible que los tipos de personalidades no tengan nada que ver con la actividad o conexión de un hemisferio cerebral»

¿Cuántos powerpoints tontos a la papelera de reciclaje?, ¿y libros de autoayuda?, ¿y sesudos estudios de psicología y psiquiatría?

Leer más... »

15.06.13

Los «mariachis» no son franceses, son de la Virgen

Origen de la palabra mariachi

¿Cuál es el origen de la palabra mariachi? En algunos círculos todavía sobrevive el mito de que la palabra «mariachi», con la que se designa a los grupos musicales tradicionales de la zona occidental de México, tiene origen francés. Haciendo derivar el término de una deformación de «mariage», ya que solían cantar en las bodas.

Como si previamente a la invasión francesa de México y el imperio de Maximiliano I no hubiese bodas, o las bandas musicales no tuviesen nombre.

La prueba documental se encontró en 1981, en el archivo de la parroquia de Rosamorada, una carta del P. Santa Anna al obispo Diego Aranda y Carpinteiro que denunciaba en 1852 los desórdenes causados en los días solemnísimos por esos que «se llaman por estos puntos mariachis». O sea, ya eran mariachis antes de que llegasen los franceses.

Un artículo de Ricardo Espinosa en «El Sol de México» [8 de abril de 2001] popularizó el origen mariano de los mariachis, fruto del trabajo del historiador de la archidiócesis de Guadalajara, Luis Enrique Orozco.

Leer más... »

26.10.12

Cuando Halloween era católico y Lutero no clavó nada

Cuando Halloween era católico y Lutero no clavó nada

Entrada de blog tipo empanadilla, con ingredientes de lo escrito otros años. El 31 de octubre tenemos dos «celebraciones» en las que los católicos no celebramos nada, pero que nos atañen.

La más conocida es Halloween. Una fiesta paganizada, que no de origen pagano. Tan paganizada como las celebraciones de Nochevieja. Creo que estamos a tiempo de recuperarla, dependerá de nosotros. Lo de quejarse está bien, pero es tarde. Cuando los niños tienen miedo a las tinieblas se les abre la puerta para que entre luz, no para que salga la oscuridad. A mi se me ocurren muchas cosas que hacer con mis hijos. Quizá el primer paso sea tomar conciencia de su origen, un origen católico sobre el que se ha echado estiércol, nada que ver con brujas, wiccas y gore, aunque ahorita parece ser lo único que hay.

En 2009 escribí mostrando cómo el 1 de noviembre, Todos los Santos, no es una fiesta «inventada contra» una celebración celta. En 2010, daba más detalles de por qué se trasladó la fiesta del 13 de mayo al 1 de noviembre.

Y no está demás recordar que Todos los Santos es día de precepto y Halloween no más que la víspera de una fiesta grande.

La segunda fiesta, y más desconocida en España, es la del «Día de la Reforma», en la que curiosamente los protestantes conmemoran «una tradición».

Leer más... »

31.07.12

Citius, Altius, Fortius; mens sana in corpore sano

Juegos Olímpicos de Londres, 2012. ©AFP PHOTO/JOHANNES EISELE

No me gustan las «Olimpiadas». Sin estridencias. Tampoco el hígado, el pisto y, exceptuando los callos, la casquería en general. Pero si hay que comer, por estar invitado o por dar ejemplo paterno, pues se come.

Aún menos que los Juegos Olímpicos me gusta el ‘olimpismo’; no tanto por el intento de constituirse en una religión universal excluyente, más bien porque es un medio convertido en fin. Reconozco cierto atractivo en su origen romántico, su utopismo fundacional que llegó a contar con el apoyo de católicos de todo el mundo, San Pío X incluido. Un utopismo que como el acné desapareció con la edad.

Es muy probable que la petición de ayuda del Barón Coubertin no fuese totalmente desprendida, tenía especial interés en «unir a la causa» la red de escuelas católicas. Así que no es casual que el lema de los JJ.OO., «Citius, Altius, Fortius» sea de un pedagogo dominico, Henri Didon, O.P.

A estas alturas del discurso, y previendo la deriva de la argumentación, los amigos defensores de las Olimpiadas suelen interrumpirme e intentan hacerme ver las bondades del deporte. No pierdo el tiempo mostrándoles que los JJ.OO. tienen que ver, desde su origen, con la competición, no con el deporte y mucho menos con el ejercicio físico que es a lo que se refieren. Quizá parte de la culpa del desinflamiento de las Olimpiadas consista en que las principales competiciones no están bajo su yugo, gracias a Dios: FIFA, NBA, F1…

No pierdo el tiempo porque tarde o temprano terminan mencionando lo de «mens sana in corpore sano».

Leer más... »

5.07.12

800 años de la victoria de «Las Navas de Tolosa»

Batalla de Las Navas de Tolosa, por Víctor Morelli

Acabaron los festejos del «Bicentenario de la Pepa», y quiero pensar que había intención pero no recursos para celebrar por todo lo alto el octavo centenario de la victoria en la batalla de «Las Navas de Tolosa», el 16 de julio. Una de esas batallas que marcaron el sentido de la historia de España y de la Humanidad. Con declaración de «Cruzada» incluida.

Es más, en un ranking de «celebraciones» por encima de la Constitución de 1812 habría situado el «Compromiso de Caspe» –600 años, 28 de junio de 1412– o la capitulación de Pamplona que supone la incorporación de Navarra a la Corona –500 años, 25 de julio de 1512—

Se me ocurrió que mejor que contar la batalla yo, pedirle permiso a Fernando Díaz Villanueva para republicar lo que escribió hace ya 6 años: «La batalla de los tres reyes». Fernando es un excelente historiador y un extraordinario divulgador. Escribe bien, muy ameno y riguroso. Quizá entre todas las cualidades, la que más me llama la atención es «qué bien cuenta las batallas». Con antecedentes y consecuentes. Los datos precisos, la épica cuando lo merece y el toque de humor cuando es preciso.

Me he permitido poner negritas e intertítulos para facilitar la lectura. Es largo pero merece la pena.

Leer más... »