26.08.10

Un llamado de atención sobre las técnicas orientales de meditación

Breve reseña del libro: Autores Varios, De las riberas del Ganges a las orillas del Jordán, Editorial Desclée De Brouwer, Bilbao 1990.

Este libro analiza con sentido crítico, desde el punto de vista de la fe cristiana, la ola de técnicas orientales de meditación que ha inundado el Occidente. Muchos ambientes cristianos no han escapado a la admiración general suscitada por esas técnicas. Se empieza a considerarlas como normales; parece que ya no suscitan interrogantes, ni la sombra de una duda.

Leer más... »

23.08.10

El hombre y la naturaleza

Las agendas suelen contener citas de pensamientos breves que son considerados particularmente agudos o iluminadores. Pues bien, en mi agenda del año 2010, editada por una organización católica caritativa, encontré la siguiente cita:

“En la concepción de los habitantes originales de las Américas –o sea los indios– y de muchos pueblos llamados primitivos, en el mundo no hay separación, no hay divorcio. Nosotros formamos parte de la naturaleza igual que los bichos y las plantas… somos parte de lo mismo, no se puede hablar de las relaciones entre las personas y la naturaleza… Porque nosotros, personas, somos parte de ella… y ésa es la certeza de identidad entre la naturaleza y la gente… la que el mundo perdió a fines del siglo XV y ahora está desesperadamente tratando de recuperar porque se da cuenta de que está embarcado en la loca carrera hacia su propia destrucción.
Eduardo Galeano
(Tomado de: Conversando con Eduardo Galeano, en: Castalia, “La celebración del encuentro posible. 1ª parte”, La Prensa del Oeste, págs. 2-3, Año 1, Nº 3, marzo de 1995, Montevideo, Uruguay).”

Uno no sabe de qué admirarse más: si de la habilidad de este gran escritor uruguayo para transmitir tantos errores gruesos en tan pocas líneas o de la tremenda falta de sentido crítico de unos católicos bienintencionados que no advierten que esta cita ataca frontalmente varios principios esenciales de la fe cristiana.

Leer más... »

21.08.10

El divorcio entre fe y vida

El Concilio Vaticano II enseñó sabiamente que “el divorcio entre la fe y la vida diaria de muchos debe ser considerado como uno de los más graves errores de nuestra época” (Constitución pastoral Gaudium et Spes, n. 43). Desde entonces la expresión “divorcio entre fe y vida” se volvió un lugar común en el lenguaje católico. Todos los análisis eclesiales de la realidad identifican dicho “divorcio” como uno de los problemas centrales que sufren los cristianos de hoy. Sin duda ese diagnóstico es en sí mismo correcto, pero la forma en que a menudo es presentado me deja insatisfecho: tengo la impresión de que suele sobreentenderse que, en ese “divorcio”, el problema no está principalmente “del lado de la fe”, sino “del lado de la vida”; de ahí que, en esos casos, la terapia propuesta consista esencialmente en una exhortación moral, dirigida a todos los cristianos, para que en su vida asuman de un modo más activo y esforzado sus responsabilidades en el mundo, en coherencia con la fe que ya tienen.

Leer más... »

19.08.10

Las crónicas de Narnia

Clive Staples Lewis (1898-1963) fue un gran pensador y escritor británico. Después de su notable conversión del ateísmo al cristianismo –fue un anglicano muy cercano al catolicismo–, publicó varios libros de espiritualidad cristiana que han impulsado a muchos lectores hacia procesos de conversión semejantes al suyo.

Su obra más conocida es el conjunto de siete libros de literatura fantástica infantil y juvenil llamado “Las crónicas de Narnia”, donde narra la historia de Narnia, un mundo paralelo al nuestro. “Las crónicas de Narnia” están llenas de símbolos cristianos bastante evidentes (1), pero creo que se puede establecer la siguiente correspondencia básica:

Leer más... »

16.08.10

Vida cristiana y comunidades cristianas (2)

En el post anterior vimos que el Código de Derecho Canónico (CDC) considera como un derecho de los fieles cristianos (clérigos o laicos) la fundación de “asociaciones de fieles” que buscan realizar “iniciativas para… la animación con espíritu cristiano del orden temporal.” (CDC, canon 298,1).

Por lo tanto, también hoy, como ayer, es lícito crear y fomentar asociaciones católicas de orden cultural, social, deportivo, empresarial, gremial, político, etc. Nos preguntamos, sin embargo, si hoy esas asociaciones católicas, además de ser lícitas, son también convenientes. Hay quienes piensan que tales asociaciones confesionales son un residuo de la Iglesia pre-conciliar y que no tendrían lugar en nuestros tiempos, en los que se impondría una noción de laicidad tolerante y pluralista, abierta a la más amplia cooperación de los cristianos con los no cristianos en todos los asuntos temporales.

Leer más... »

11.08.10

Vida cristiana y comunidades cristianas (1)

Quisiera aportar algunas reflexiones sobre un tema arduo y complejo de teología práctica. Se trata del tema del “equilibrio” o la combinación correcta de dos dimensiones de la vida de los fieles cristianos, sobre todo laicos: por un lado sus relaciones con otros cristianos; y por otro lado sus relaciones con los no cristianos.

En la discusión de este tema hay una amplia gama de posturas diferentes. En un extremo estaría la posición de quienes abogan por una especie de nueva y masiva “fuga del mundo”, creando ambientes católicos (por ejemplo, barrios o ciudades enteras) en donde transcurriría casi toda la vida de muchos fieles. En el otro extremo estaría la opinión de quienes parecen pensar que, para impregnar el mundo con los valores del Evangelio, bastan los cristianos individuales debidamente formados y alimentados con los sacramentos y la oración. Ellos solos, sin apoyarse en ninguna clase de asociaciones católicas, y mezclándose con los no católicos “como levadura en la masa”, deberían ser capaces de llevar el Evangelio a sus respectivos ambientes y de hacerlo prosperar allí.

Leer más... »

7.08.10

San Pedro en el Vaticano. Las pruebas indiscutibles (Margherita Guarducci)

Los huesos de San Pedro en el Vaticano. Después de casi 40 años de estudios, Margherita Guarducci traza un balance de sus descubrimientos. He aquí las pruebas que dicen: «Pedro está aquí».

Desde hace muchos siglos la Iglesia católica proclama la existencia de la tumba de Pedro en el Vaticano y considera esta tumba como fundamento y garantía de su primacía. Se entiende entonces cómo la presencia de esta tumba haya sido objeto de contradicción para los adversarios de la Iglesia de Roma.

Algunos, para atajar el problema de raíz, incluso han negado que Pedro haya estado en la urbe. Esta última radical opinión ha ido perdiendo fuerza, pero todavía quedan algunos que ponen en duda la real presencia de la tumba de Pedro en el Vaticano.

Por mi parte, estoy segura de haber demostrado claramente, gracias a un intenso trabajo que ha durado no pocos años, desde 1952 en adelante, que en los subterráneos de la Basílica Vaticana no solamente existe la tumba de Pedro sino también –clamorosa excepcionalidad– una notable parte de sus restos mortales. Mi demostración, siempre iniciada en el más riguroso método científico y siempre basada en pruebas y comprobaciones sugeridas por varias disciplinas, se ha abierto paso. Pero ciertas resistencias quedan, especialmente por cuanto concierne a las reliquias del apóstol. Tales resistencias se manifiestan (increíble pero verdadero) sobre todo en el ámbito del Vaticano y eso -se nota– en pleno contraste con el reconocimiento oficial de las reliquias mismas, proclamado por Pablo VI en 1968 y sucesivamente confirmado nuevamente por él en varias ocasiones.

Leer más... »

2.08.10

La investigación histórica sobre Jesús

Pregunta:

Recientemente leí la siguiente frase de un autor católico: “No sólo no está probado que Cristo es un mito…, sino que está probado precisamente lo contrario: que Jesucristo pertenece a la historia y no al mito.” Esa frase me llamó mucho la atención. ¿No es cierto que la existencia histórica de Jesús sigue siendo un tema discutido entre los expertos?

Respuesta:

Niego que entre los expertos reine la incertidumbre acerca de la existencia o inexistencia histórica de Jesús de Nazaret. Al contrario, entre estudiosos de distintas tendencias religiosas y filosóficas, a pesar de sus distintas opiniones sobre el valor histórico de los Evangelios, existe un amplísimo consenso acerca de que ellos permiten conocer (como mínimo) varias verdades sobre Jesucristo, entre ellas su existencia real.

En este punto se puede palpar la distancia entre la “cultura académica”, para la cual la cuestión de la historicidad de Jesús es prácticamente una “cosa juzgada”, y cierta “cultura popular” anticristiana, difundida sobre todo a través de Internet, que divulga toda clase de argumentos contra la fe cristiana, la mayoría de ellos de escaso valor intelectual, incluyendo los que pretenden reducir a Jesucristo a la categoría del mito.

Leer más... »

28.07.10

Advertencia acerca de los escritos del Padre Teilhard de Chardin

Sagrada Congregación del Santo Oficio

Varias obras del P. Pierre Teilhard de Chardin, algunas de las cuales fueron publicadas en forma póstuma, están siendo editadas y están obteniendo mucha difusión.

Prescindiendo de un juicio sobre aquellos puntos que conciernen a las ciencias positivas, es suficientemente claro que las obras arriba mencionadas abundan en tales ambigüedades e incluso errores serios, que ofenden a la doctrina católica.

Leer más... »

26.07.10

Creación y Evolución (8)

Este artículo es una continuación de mi post anterior.

Para comenzar, recordemos la primera frase de la gran novela de Miguel de Cervantes, “Don Quijote de la Mancha”:

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.

Esta frase consta de 177 caracteres, contando los espacios en blanco. Considerando únicamente las 27 letras simples del idioma español, más el espacio en blanco, el punto y la coma (y sin considerar, por ejemplo, los tildes), tenemos un conjunto de 30 caracteres.

El número de textos distintos que es posible formar combinando al azar 177 de esos caracteres es 30 elevado a la 177. Dado que log 30 = 1,477 (aproximadamente), 30 a la 177 = 10 a la 261 (aproximadamente).

Podemos hacernos una idea de la enormidad de este número si tomamos en cuenta que la cantidad total estimada de partículas subatómicas (protones, neutrones y electrones) del Universo es del orden de 10 elevado a la 80, o sea un uno seguido de ochenta ceros (véase por ejemplo: http://www.portalplanetasedna.com.ar/cien03.htm).

Esto significa que la probabilidad de que un mono dotado de una máquina de escribir tipee al primer intento la frase citada es muchísimo menor que la de que alguien, eligiendo al azar una de entre todas las partículas subatómicas del Universo, acierte a dar con una determinada arbitrariamente (la versión cósmica de “encontrar una aguja en un pajar”).

Leer más... »

24.07.10

Creación y Evolución (7) - El milagro de los monos literatos

Actualmente la versión más popular de la teoría de la evolución es el neodarwinismo. Éste pretende explicar la evolución biológica con base en dos y sólo dos elementos: las mutaciones genéticas aleatorias y la selección natural. En esta teoría únicamente el primero de esos dos elementos cumple un rol positivo o creativo, generando nuevas variantes biológicas. En cambio, el rol de la selección natural es puramente negativo o destructivo, limitándose a hacer desaparecer las variantes menos aptas. En la visión neodarwinista, pues, la evolución avanza sólo en función del azar.

Quisiera plantear brevemente una idea que encontré en un libro del filósofo católico Claude Tresmontant, idea cuyo objetivo es refutar estadísticamente la teoría de que el azar es la única causa de la evolución biológica. Dice Tresmontant que sostener esa teoría es creer en “el milagro de los monos literatos".

Leer más... »

22.07.10

Creación y Evolución (6)

Recomiendo la lectura del siguiente artículo del año 1989: John F. McCarthy, The failure of Darwinism and its fuller implications.

Se trata de una interesante reseña del siguiente libro: Michael Denton, Evolution: A Theory in Crisis (Adler and Adler: Bethesda, Maryland, 3rd ed. 1986).

Michael Denton, científico no creyente, sostiene en esa obra, con fuertes argumentos científicos, que el darwinismo es una teoría en crisis, a pesar de lo cual él personalmente se aferra a esa teoría. Denton es un darwinista que reconoce honestamente las enormes e insuperables dificultades intelectuales que enfrenta el darwinismo. Su tesis concuerda en líneas generales con las de otros grandes científicos no creyentes como Gould, Crick, Hoyle, etc. Como se recuerda en el artículo citado, Gould llegó a decir que el darwinismo es una teoría muerta y que la ausencia de formas transicionales en el registro fósil es el secreto profesional de la paleontología.

Leer más... »

20.07.10

Creación y Evolución (5)

Recomiendo la lectura del siguiente artículo, donde se hace una buena crítica filosófica al neodarwinismo, en tanto y en cuanto éste niega la existencia de una finalidad en la naturaleza: Cardenal Christoph Schönborn, The Designs of Science (1), publicado en la excelente First Things Magazine (January 2006). El Cardenal Schönborn es Arzobispo de Viena y fue el editor general del Catecismo de la Iglesia Católica.

Leer más... »

18.07.10

Creación y Evolución (4)

El siguiente artículo es un interesante resumen del estado actual del debate suscitado en los Estados Unidos de América por el movimiento del Intelligent Design (Diseño Inteligente) o ID:

Santiago Collado González, Ciencia y trascendencia: Intelligent Design, Seminario Ciencia, Razón y Fe, Universidad de Navarra, marzo de 2005: www.unav.es/cryf/curso05sc.pdf

Dicho artículo contiene una buena introducción histórica a ese debate y una presentación sintética de los principales aportes de dos de los representantes del ID: el bioquímico Michael Behe y el matemático y filósofo William Dembski.

Sin embargo, discrepo profundamente con varias opiniones expresadas por el autor del artículo. A continuación cito algunas de esas opiniones en letra itálica, intercalando mis comentarios en letra normal.

Leer más... »

15.07.10

9.07.10

Creación y Evolución (3)

Me propongo comentar un artículo escrito por el grupo de reflexión sobre “La ciencia y la Fe en el Tercer Milenio”, titulado “Evolución vs. Creación: ¿Son irreconciliables a la luz de la Fe?”, y publicado por el quincenario de la Arquidiócesis de Montevideo (cf. Entre Todos, Nº 189, 27/09/2008, p. 5). El citado artículo contiene varios aspectos positivos, entre los cuales destaco una manifiesta y loable voluntad de cultivar un diálogo armonioso y fructuoso entre la ciencia y la fe. Sin embargo, a mi juicio, el mismo artículo contiene también afirmaciones cuestionables o que requieren clarificaciones. Para mayor brevedad, me detendré sólo en esas afirmaciones, reproduciéndolas en letra itálica e intercalando mis comentarios en letra normal.

Leer más... »

7.07.10

Creación y Evolución (2)

A través del sitio web SRM - Science and Religion in Media, he tenido acceso al artículo de Mons. Fiorenzo Facchini: Nel dialogo tra fede e scienza. Principali nodi in tema di evoluzione, publicado originalmente en L’Osservatore Romano el día 16/01/2008.

De este interesante artículo extraeré, traduciré y comentaré algunos pasajes que me parecen cuestionables y que a mi juicio requerirían una mayor discusión:

Leer más... »

5.07.10

Creación y Evolución (1)

Este artículo es un ensayo de respuesta a los argumentos que pretenden oponer la evolución cósmica o biológica al diseño inteligente y tachar de absurda la noción de creación evolutiva.

Desde el punto de vista lógico, no hay contradicción alguna entre evolución y diseño. Es perfectamente concebible un diseño evolutivo. El problema pues, no se encuentra en el orden lógico, sino en el orden psicológico. Muchas personas declaran absurda la noción de creación evolutiva principalmente porque no comprenden su finalidad, es decir, porque no comprenden por qué o para qué Dios habría creado el universo según un plan evolutivo.

Leer más... »

3.07.10

Prueba de conocimientos básicos sobre la doctrina católica

Hoy en día, desgraciadamente, muchas personas que andan en busca de sabiduría descartan el catolicismo a priori, sin conocerlo de verdad. Pienso que, si llegaran a conocer la auténtica religión católica, se sentirían gratamente sorprendidas.

El conocimiento de la doctrina católica suele darse por supuesto en nuestra civilización occidental. Sin embargo, ese conocimiento es bastante menos frecuente y bastante menor de lo que parece. El siguiente cuestionario pretende ayudar al lector a medir sus conocimientos básicos de teología católica.

Esta prueba consta de 24 proposiciones. Para cada una de esas proposiciones, debes indicar si ella es verdadera o falsa de acuerdo con la doctrina católica.

Debido a una limitación de la herramienta informática utilizada (la versión gratuita de SurveyMonkey) he tenido que dividir la prueba en tres partes, compuestas por ocho proposiciones cada una. Para acceder al texto de la prueba deberás utilizar los siguientes tres enlaces.

Test de doctrina católica (Parte 1)
Test de doctrina católica (Parte 2)
Test de doctrina católica (Parte 3)

Una vez que hayas respondido las ocho preguntas de cada parte, anótalas para poder compararlas con las respuestas correctas y presiona el botón “Listo”. Tus respuestas quedarán registradas automáticamente. No te preocupes por la página de propaganda que aparecerá después de eso.

Sólo después de que hayas completado la prueba, haz clic en “Leer más…”, para comparar tus respuestas con las respuestas correctas y leer una breve explicación de cada respuesta correcta. ¡No hagas trampas! :-))

La siguiente escala indica tu nivel de conocimientos sobre la doctrina católica:
• De 0 a 16 respuestas correctas: Deficiente.
• De 17 a 19 respuestas correctas: Regular.
• 20 ó 21 respuestas correctas: Bueno.
• 22 ó 23 respuestas correctas: Muy bueno.
• 24 respuestas correctas: Sobresaliente.


Leer más... »

2.07.10

La Piedra de la Iglesia (Vladimir Soloviev)

Sería demasiado largo examinar aquí o enumerar siquiera todas las doctrinas y teorías concernientes a la Iglesia y su constitución. Pero si se quiere saber la verdad pura y simple, en este problema fundamental de la religión positiva, sorprende la facilidad providencial con que se puede averiguarlo.

Están perfectamente de acuerdo los cristianos entre sí sobre este punto: que la Iglesia ha sido instituida por Cristo; pero se trata de ver cómo y en qué términos lo hizo. Ahora bien, no hay más que un solo y único texto evangélico que habla directa, explícita y formalmente de la institución de la Iglesia. Este texto constitutivo vuélvese más y más luminoso a medida que la Iglesia se desarrolla acrecentando las formas determinadas de su organismo, y así, los adversarios de la verdad, no encuentran hoy nada mejor que truncar la palabra creadora de Cristo para adaptarla a su punto de vista confesional (1).

Leer más... »

30.06.10

De 1968 a 2008

Este mes se cumplen cuarenta años del “mayo francés”, es decir de la rebelión estudiantil en las universidades de París y otras ciudades de Francia, que tuvo repercusión (al menos simbólica) en muchos otros países, aunque las rebeliones estudiantiles ocurridas en Estados Unidos, México, Uruguay, etc. tuvieron a menudo diferentes características y motivaciones.

Mayo de 1968 fue un mes emblemático dentro de un año emblemático, en el que sucedieron muchas cosas memorables: el recrudecimiento de la guerra de Vietnam, a través de una gran ofensiva del Vietcong; la invasión soviética a Checoslovaquia para aplastar la “primavera de Praga”; los asesinatos de Robert Kennedy y Martin Luther King en Estados Unidos; el viaje del Apolo 8 alrededor de la Luna; etc. Fue una época caracterizada por el surgimiento de una nueva cultura juvenil, marcada por el auge del rock and roll (especialmente de los Beatles), las drogas, la “liberación sexual”, la brecha entre generaciones, la ideología marxista, etc. El “Che” Guevara había muerto el año anterior en Bolivia; y en 1969 tuvo lugar el gran festival de Woodstock. En Uruguay aumentaba la tensión sociopolítica debido ante todo a las acciones violentas de la guerrilla urbana de los “Tupamaros”, en el contexto de un profundo estancamiento económico de nuestro país.

Leer más... »

28.06.10

Sobre esta Roca

La apologética es la ciencia que demuestra racionalmente la credibilidad de la fe y defiende a la fe de los ataques que pretenden invalidarla o desestimarla. Lamentablemente, después del Concilio Vaticano II la apologética católica sufrió un eclipse muy notorio y casi generalizado, debido a influjos protestantizantes y liberalizantes en el pensamiento católico. Los protestantes tienden a ver a la apologética como una de las “obras” humanas -contrapuestas a la gracia de Dios y a la fe (“sola gracia” y “sola fe” son principios protestantes)- que no pueden contribuir a la salvación del hombre. Los liberales tienden a ver a la apologética como un intento intolerante o fanático de imponer la propia fe a los no creyentes, opuesto al espíritu de diálogo y a la convivencia pacífica. En la perspectiva católica, en cambio, el hombre contribuye a la obra divina de la redención, por medio de su respuesta libre a la gracia de Dios (respuesta que, también ella, si es positiva, es obra de la gracia); y resulta sumamente lógico y “natural” que el cristiano procure compartir con los demás la alegría de la fe y la esperanza de la salvación, sin recurrir a violencia alguna, confiando en la fuerza intrínseca de la verdad revelada por Dios en Cristo.

La Providencia ha querido preservar a la Iglesia Católica en los Estados Unidos de América de la aludida crisis general de la apologética católica. En realidad, en Estados Unidos la apologética católica no sólo ha sido conservada, sino que ha vuelto a florecer en las últimas décadas, por medio de las obras de Karl Keating, Scott Hahn y muchos otros magníficos apologistas católicos. En este artículo quiero comentar brevemente un libro de uno de los principales exponentes del vibrante ambiente de la apologética católica norteamericana: Stephen K. Ray, Upon this Rock. St. Peter and the Primacy of Rome in Scripture and the Early Church, Ignatius Press, San Francisco, 1999.

Leer más... »

27.06.10

Reglas sobre los comentarios

Con base en la experiencia acumulada en los casi dos meses de vida del blog “Razones para nuestra esperanza”, he decidido establecer a partir de hoy las siguientes cuatro reglas sobre los comentarios en el mismo:

1. Regla sobre el respeto a las personas: No admitiré mensajes que contengan insultos o serias faltas de respeto al blogger, a otro comentarista o a cualquier otra persona o grupo de personas. Los mensajes de ese tenor serán borrados totalmente (en los casos normales) o parcialmente (es decir, sólo la parte insultante), esto último si a mi criterio el resto del mensaje tuviera un interés excepcional. En cualquiera de los dos casos, esos mensajes serán contabilizados como faltas a esta primera regla. También serán borrados los mensajes que consistan esencialmente en réplicas o contrarréplicas a los insultos, pero no serán contabilizados como faltas, salvo que a su vez contengan insultos.

2. Regla sobre la relevancia temática: No admitiré mensajes que no sean comentarios sobre el tema tratado en mi correspondiente post. Los mensajes que estén fuera de tema (a mi criterio) serán borrados. Las quejas sobre la aplicación de estas reglas serán consideradas como mensajes irrelevantes al tema en cuestión.

3. Regla sobre la limitación cuantitativa: Cada persona podrá dejar hasta un máximo de dos comentarios por post y por día (mientras el post esté abierto a la recepción de comentarios). El objetivo de esta regla es evitar que uno o más comentaristas se adueñen ilegítimamente de este espacio, por la simple vía de escribir una gran cantidad de comentarios por día, comentarios que, debido al escaso tiempo que puedo dedicar al blog, apenas puedo leer y a veces responder.

4. Regla sobre la repetición de faltas: A la tercera infracción, un comentarista quedará impedido de publicar comentarios en todo mi blog durante una semana. A la sexta infracción (segunda terna de faltas), la suspensión será de un mes. A la novena infracción (tercera terna de faltas), la suspensión será permanente. Como ven, los perdonaré más de siete veces. :-))

Agradezco mucho a todos los comentaristas sus valiosos aportes. A la vez que aliento a los lectores de este blog a expresar sus comentarios sobre mis posts, los exhorto encarecidamente a respetar estas reglas, a fin de que este espacio cumpla su función del mejor modo posible.

¡Feliz día del Señor!

Daniel Iglesias Grèzes

25.06.10

El “y” católico (Hans Urs von Balthasar)

Es un hecho que cada herejía condenada por la Iglesia se reduce a una parte contrapuesta al todo y se proclama absoluta. En los orígenes, esto es evidente en la lucha de Ireneo contra los gnósticos, que separaban la naturaleza y la gracia, el Antiguo y el Nuevo Testamento, el espíritu y el cuerpo, desembocando en un Jesús sin Padre, que no salvó al mundo y lo abandonó a su desesperación. Todas las veces que hubo necesidad de definir, fue por salvar el conjunto, comprometido por una parte declarada absoluta, pues se oponía el todo, que debe creerse y adorarse simplemente, a la parte presuntamente comprendida, dominada y de hecho manipulada.

Leer más... »

23.06.10

El regreso del conciliarismo

Citaré y comentaré un texto del teólogo italiano Giuseppe Ruggieri, integrante de la llamada “Escuela de Bolonia”, considerada por muchos como una destacada defensora de la “hermenéutica de la discontinuidad” (con respecto al Concilio Vaticano II), hermenéutica que fue rechazada por el Papa Benedicto XVI en su discurso a la Curia Romana de fecha 22/12/2005. Agradezco los valiosos comentarios del R.P. Horacio Bojorge SJ a la versión original de este artículo, comentarios que me ayudaron a mejorarlo.

“En esto el creyente común tiene mucha más confianza en el don de Dios de cuanta tengan los teólogos neoescolásticos como, por ejemplo, Denzinger y sus sucesores, que, al publicar las decisiones del magisterio de la Iglesia a lo largo de los siglos, eliminaron el texto del concilio de Constanza referente a la relación entre el papa y el concilio, ya que les parecía estar en contradicción con las decisiones del Vaticano I. ¡Aún ahora, quien lea el famoso Denzinger, no encontrará reproducidas esas decisiones! El creyente que recita el credo todos los domingos durante la liturgia eucarística profesa, en cambio, su fe en el don del Espíritu que mantiene la Iglesia en su unidad, santidad, catolicidad y apostolicidad.” (Giuseppe Ruggieri, Lucha por el Concilio, en: Cuadernos Vianney, Nº 25, Montevideo, Mayo de 2009, pp. 38-39).

A continuación citaré los textos en cuestión del Concilio de Constanza y del Concilio Vaticano I, para que se pueda apreciar si son o no son contradictorios entre sí.

Leer más... »

21.06.10

El Concilio Vaticano II y la condena de los errores

El teólogo italiano Giuseppe Ruggieri integra la llamada “Escuela de Bolonia”, considerada por muchos como una destacada defensora de la “hermenéutica de la discontinuidad” (con respecto al Concilio Vaticano II). Dicha hermenéutica fue rechazada por el Papa Benedicto XVI en su discurso a la Curia Romana de fecha 22/12/2005. Comentaré un párrafo de un artículo de G. Ruggieri. Éste, adhiriéndose a una tesis del historiador John W. O’Malley SJ, dice lo siguiente:

“Abandonando el género jurídico-legislativo, tomado en préstamo de la tradición jurídica romana, de los concilios precedentes, que alcanzaban en los cánones de condena su punto álgido, el Concilio Vaticano II renunció a la condena de los errores y retomó de la antigüedad clásica el modelo del “panegírico”, que pinta un retrato ideal idóneo para suscitar admiración y apropiación.” (Giuseppe Ruggieri, Lucha por el Concilio, en: Cuadernos Vianney, Nº 25, Montevideo, Mayo de 2009, p. 41).

Veamos qué dice realmente la letra del Concilio Vaticano II acerca del asunto de la condena de los errores.

Leer más... »

19.06.10

Tras la virtud (Alasdair MacIntyre)

Es siempre peligroso establecer paralelismos demasiado precisos entre un período histórico y otro; y entre los más engañosos de tales paralelismos están aquellos que han sido establecidos entre nuestra propia época en Europa y Norteamérica y la época en la cual el Imperio Romano declinó adentrándose en la Edad Oscura. No obstante existen ciertos paralelismos. Ocurrió un punto de inflexión crucial en esa historia anterior cuando hombres y mujeres de buena voluntad se apartaron de la tarea de apuntalar el imperium Romano y cesaron de identificar la continuación de la civilidad y de la comunidad moral con la conservación de ese imperium. Lo que ellos se propusieron lograr en lugar de eso –a menudo sin darse cuenta completamente de lo que estaban haciendo- fue la construcción de nuevas formas de comunidad dentro de las cuales la vida moral podía ser sostenida, de modo que tanto la moralidad como la civilidad pudieran sobrevivir en la era adveniente de barbarie y oscuridad. Si mi descripción de nuestra condición moral es correcta, deberíamos también concluir que desde hace algún tiempo también nosotros hemos alcanzado ese punto de inflexión. Lo que importa en esta etapa es la construcción de formas locales de comunidad dentro de las cuales la civilidad y la vida intelectual y moral puedan ser sostenidas a través de la nueva edad oscura que ya está sobre nosotros. Y si la tradición de las virtudes fue capaz de sobrevivir los horrores de la última edad oscura, nosotros no estamos enteramente carentes de fundamentos para la esperanza. Esta vez, sin embargo, los bárbaros no están esperando más allá de las fronteras; ellos ya han estado gobernándonos por bastante tiempo. Y es nuestra falta de conciencia de esto lo que constituye parte de nuestro problema. No estamos esperando a un Godot, sino a otro –indudablemente muy diferente- San Benito.

(Alasdair MacIntyre, After Virtue. A Study in Moral Theory, University of Notre Dame Press; Notre Dame, Indiana, 1984, Second Edition, p. 263).

(Traducido del inglés por Daniel Iglesias Grèzes).

Nota del Traductor: After Virtue (Tras la virtud) fue uno de los libros de filosofía moral más influyentes de los años ’80 en Norteamérica. El autor, nacido en Escocia en 1929 y residente en los Estados Unidos, se convirtió al catolicismo a principios de los ’80 y ahora procura seguir un enfoque tomista en la filosofía moral. El texto aquí citado es el párrafo final de After Virtue.

16.06.10

Colección de Libros “Fe y Razón”

El Centro Cultural Católico “Fe y Razón” , con sede en Montevideo (Uruguay), publica la Colección de Libros “Fe y Razón”, la que de momento está integrada por los siguientes títulos:

• Nº 1 – Miguel Antonio Barriola, “En tu palabra echaré la red” (Lc 5,5). Reflexiones sobre Dios en la historia.
• Nº 2 – Daniel Iglesias Grèzes, Razones para nuestra esperanza. Escritos de apologética católica.
• Nº 3 – Néstor Martínez Valls, Baúl apologético. Selección de trabajos filosóficos y teológicos publicados en “Fe y Razón”.

Actualmente estamos preparando los números 4 y 5 de esta Colección, que corresponderán, en un orden aún indeterminado, a las siguientes obras:

• Un libro del Prof. Dr. Guzmán Carriquiry Lecour (Subsecretario del Pontificio Consejo para los Laicos), que todavía no tiene título.
• Un libro de Mons. Dr. Miguel Antonio Barriola (Miembro de la Pontificia Comisión Bíblica), que se titulará: “Cristo amó a la Iglesia” (Ef 5,25). Reflexiones sobre la Cristología de J. L. Segundo y la Eclesiología de H. Küng.

Todos los libros de la Colección “Fe y Razón” están disponibles en:
http://stores.lulu.com/feyrazon.

Leer más... »

14.06.10

John Henry Newman, precursor del Concilio Vaticano II (3)

4. El principio de la comunión con Roma

La tercera conversión: del anglicanismo al catolicismo

El 14 de julio de 1833 John Keble predicó desde el púlpito de Santa María un sermón sobre la apostasía nacional, que Newman consideró como el comienzo del célebre “Movimiento de Oxford”. Un pequeño grupo de seguidores de la High Church se movilizó rápidamente. Su primer objetivo era defender la libertad de la Iglesia respecto del Estado, basándola en el origen apostólico de la autoridad eclesiástica. A propuesta de Newman comenzó la publicación de “Folletos de Actualidad” (Tracts for the Times). Pronto los tracts se vendieron en grandes cantidades. Newman dedicó gran parte de sus energías al movimiento que estaba en marcha. Asistía a reuniones y asambleas de todo tipo, a cenas y veladas, y mantenía abundante correspondencia.

Al ir recuperando el ciclo completo de las verdades cristianas, Newman dio la impresión de estar difundiendo la doctrina de la Iglesia de Roma. Por eso fue acusado de “papismo”, la acusación más nociva que podía formularse en la Inglaterra de esa época. Teniendo esto en cuenta, Newman dedicó tres tracts a la cuestión de la Iglesia romana. En ellos sostuvo que la Iglesia anglicana estaba situada en la Via media entre los reformadores protestantes y los seguidores de Roma, que la única Iglesia visible se había dividido en tres ramas, la romana, la griega y la anglicana, y que la verdad revelada debía hallarse íntegra antes de la división, en la doctrina de la antigüedad. El propio Newman señalaba la grave dificultad de su teoría: hasta entonces la Via media sólo había existido en el papel, pero nunca había sido puesta en práctica.

Leer más... »

11.06.10

John Henry Newman, precursor del Concilio Vaticano II (2)

3. El principio sacramental

La segunda conversión: del anglicanismo evangélico al anglicanismo católico

En 1817 Newman ingresó en el Trinity College de Oxford. En ese entonces sólo los anglicanos podían estudiar o enseñar en la Universidad de Oxford. Poco después celebró su primera comunión en la capilla del Colegio. En 1820 se graduó como Bachelor of Arts y en 1822 fue elegido miembro del Oriel College, centro universitario de Oxford que se hallaba en la cumbre de su fama intelectual.

Leer más... »