InfoCatólica / Razones para nuestra esperanza / Categoría: Sínodo de la Familia

11.07.15

Un diálogo revelador sobre los dos Sínodos de la Familia

Hace poco un amigo mío estuvo un rato conversando con un sacerdote católico sobre el Sínodo de la Familia. A continuación reproduzco y comento algunos puntos salientes de lo que el sacerdote dijo a mi amigo.

 

1. “Lo que está sucediendo en el Sínodo es una muestra de la diversidad dentro de la Iglesia”.

Dentro de la Iglesia católica hay un pluralismo legítimo y un pluralismo ilegítimo. El pluralismo legítimo se da cuando existen diferentes opiniones sobre cuestiones opinables, es decir cuestiones acerca de las cuales la doctrina católica no se ha pronunciado. En este caso las distintas opiniones se dan en el contexto de la común aceptación de la doctrina católica por parte de los interlocutores. El pluralismo ilegítimo, en cambio, se da cuando existen una o más opiniones que disienten con la doctrina católica. Lo que sucedió en el (y en torno al) Sínodo de la Familia de 2014 y lo que está sucediendo en el camino hacia el Sínodo de la Familia de 2015 muestra en muchos casos una diversidad que excede los límites del pluralismo legítimo dentro de la Iglesia católica. Para profundizar en el tema del disenso teológico, recomiendo leer los siguientes documentos:

 

Leer más... »

23.03.15

Lineamenta del Sínodo de la Familia -Respuestas a las preguntas 41-46

XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo

Respuestas a las preguntas de los Lineamenta

para la recepción y la profundización de la Relatio Synodi

Tercera parte – La confrontación: perspectivas pastorales (D)

 

41. ¿Cuáles son los pasos más significativos que se han dado para anunciar y promover eficazmente la apertura a la vida y la belleza y la dignidad humana de ser madre o padre, a la luz por ejemplo de la Humanae Vitae del Beato Pablo VI? ¿Cómo promover el diálogo con las ciencias y las tecnologías biomédicas de manera que se respete la ecología humana del engendrar?

Aquí se ha de tener en cuenta todo lo dicho antes sobre la crisis eclesial y la necesidad de una profunda reforma pastoral, fiel a toda la doctrina católica. Por ejemplo, en la pastoral actual apenas se da espacio a la difusión y enseñanza de los métodos naturales de regulación de la natalidad. Más aún, todo el movimiento pro-vida y pro-familia es mirado con desconfianza o desapego por una parte muy grande de los agentes pastorales. Esto se debe sustancialmente a la colonización mental que ha logrado realizar el partido anti-vida y anti-familia, haciendo que dentro de la misma Iglesia se tache de “fundamentalistas” a los que simplemente tratan de ser católicos coherentes.

Leer más... »

18.03.15

Lineamenta del Sínodo de la Familia -Respuestas a las preguntas 35-40

XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo

Respuestas a las preguntas de los Lineamenta

para la recepción y la profundización de la Relatio Synodi

Tercera parte – La confrontación: perspectivas pastorales ( C)

 

La introducción a las preguntas 35-39 dice lo siguiente:

“Cuidar a las familias heridas (separados, divorciados no vueltos a casar, divorciados vueltos a casar, familias monoparentales) (nn. 44-54)

En el debate sinodal se evidenció la necesidad de una pastoral recta del arte del acompañamiento, dando «a nuestro caminar el ritmo saludable de la proximidad, con una mirada respetuosa y llena de compasión pero que al mismo tiempo sane, libere y aliente a madurar en la vida cristiana» (Evangelii Gaudium, 169).”

Es muy negativo que en la lista de “familias heridas” se haya colado la categoría de los divorciados vueltos a casar. Éstos no constituyen una familia herida, porque no constituyen familia alguna. La familia se basa en el matrimonio, y el adulterio no es matrimonio.

Por otra parte, las “heridas” aquí enumeradas son o pueden ser de muy distintos tipos: por ejemplo, dos esposos pueden estar “separados” por razones graves de violencia doméstica o porque el esposo, manteniéndose fiel a su esposa, emigró –provisoriamente solo– en busca de una mayor prosperidad para su familia; otro ejemplo: una familia puede ser “monoparental” porque el padre abandonó a la madre y a sus hijos o porque simplemente falleció. A menudo (como en estos casos) la utilización de un lenguaje sociológico (en lugar de uno teológico) tiende a confundir los males físicos con los males morales.

Por otra parte, las metáforas como el “acompañamiento” no dicen nada decisivo sobre los temas principales que se van a discutir en el próximo Sínodo: la comunión a los divorciados vueltos a casar y la admisión de las uniones homosexuales.

Leer más... »

15.03.15

Lineamenta del Sínodo de la Familia -Respuestas a las preguntas 28-34

XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo

Respuestas a las preguntas de los Lineamenta

para la recepción y la profundización de la Relatio Synodi

Tercera parte – La confrontación: perspectivas pastorales (B)

 

28. ¿Cómo se proponen los caminos de preparación al matrimonio de manera de evidenciar la vocación y misión de la familia según la fe en Cristo? ¿Se llevan a cabo como oferta de una auténtica experiencia eclesial? ¿Cómo renovarlos y mejorarlos?

Por lo general, la catequesis prematrimonial es bastante pobre. Hay una gran desproporción entre la duración de la catequesis previa a la Primera Comunión (comúnmente tres años) o la Confirmación (comúnmente un año) y la catequesis prematrimonial (comúnmente de una a cinco reuniones). ¿Cómo mejorar esta situación? Éste es un problema difícil. Si todo continúa como hasta ahora, va a seguir ocurriendo que muchas parejas se casan por Iglesia sin la mínima preparación necesaria, con las consecuencias negativas que están a la vista. Si las cosas se hacen más estrictas, probablemente aumente la cantidad de bautizados en concubinato, con o sin matrimonio civil. De todos modos creemos que se debería elegir esta última opción. Para comenzar, se podría establecer que la catequesis prematrimonial tendrá una duración mínima de dos meses, salvo casos excepcionales.

Leer más... »

12.03.15

Lineamenta del Sínodo de la Familia -Respuestas a las preguntas 23-27

XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo

Respuestas a las preguntas de los Lineamenta

para la recepción y la profundización de la Relatio Synodi

 

Tercera parte – La confrontación: perspectivas pastorales (A)

Antes de reproducir las preguntas 23-27 del cuestionario y de proponer nuestras respuestas, comentaremos un párrafo del texto introductorio.

“Al profundizar la tercera parte de la Relatio Synodi, es importante dejarse guiar por el viraje pastoral que el Sínodo extraordinario ha comenzado a delinear, enraizándose en el Vaticano II y en el magisterio del Papa Francisco. A las Conferencias Episcopales compete seguir profundizándolo, involucrando, de la manera más oportuna, a todos los componentes eclesiales, y concretizándolo en su contexto específico. Es necesario hacer todo lo posible para que no se recomience de cero, sino que se asuma el camino ya recorrido en el Sínodo extraordinario como punto de partida.”

En cierto sentido es verdad que no se puede recomenzar de cero, porque hay que comenzar por el Evangelio de Jesucristo tal como lo enseña la Iglesia desde hace 2.000 años, asumiendo todos los contenidos de la Divina Revelación transmitidos por la Sagrada Escritura y la Sagrada Tradición de la Iglesia. Sin embargo, por su contexto, parece que la frase “Es necesario hacer todo lo posible para que no se recomience de cero” tiene un sentido diferente. No se trata de una invitación a ser fieles a la doctrina católica, bíblica y tradicional, sino a “dejarse guiar por el viraje pastoral que el Sínodo extraordinario ha comenzado a delinear”. A tenor de las informaciones sobre el Sínodo de 2014, la naturaleza de ese “viraje pastoral” parece ser muy controvertible y controvertida. Por lo tanto, la frase en cuestión puede ser considerada como un intento de limitar indebidamente la libertad de expresión de las Conferencias Episcopales y de orientar sus aportes en una dirección cuestionable.

Leer más... »