Pensamientos N° 29 -¿Crisis climática?: Un análisis científico y ético

Cristo Pantocrátor

Pensamientos N° 29 - 2 de agosto de 2021

Bienvenidos a mi boletín electrónico semanal Pensamientos, en el que comparto escritos sobre temas de religión, teología, filosofía, apologética, ciencia, historia o política.

El N° 29 de Pensamientos está dedicado a anunciar mi reciente libro: ¿Crisis climática?: Un análisis científico y ético. Está disponible como libro impreso y como libro electrónico.

Este libro de 58 páginas es el Volumen 1 de la serie Aportes para una contracultura cristiana. El objetivo central de la serie será contradecir varias corrientes de pensamiento predominantes de nuestra cultura contemporánea, que han eclipsado a la cultura cristiana, al punto que hoy esta se presenta como una contracultura. En esta serie, un humildísimo aporte a la renovación de la cultura cristiana, expondré puntos de vista sobre Dios, el hombre, el mundo, la ciencia y la sociedad que hoy no se encuentran con frecuencia en la gran prensa, dado que son desestimados o despreciados (sin razón suficiente) por gran parte de los intelectuales de nuestro tiempo. Dicha renovación es necesaria para que todos redescubramos el modo de vivir una vida verdadera, buena y bella y de construir una sociedad más humana y fraterna, según la voluntad de Dios.

Este volumen trata esencialmente sobre la llamada “crisis climática", que muchos consideran el principal problema del mundo en nuestra época. Probablemente lo sea de un modo paradójico, en un sentido diferente al que le asigna la mayoría. Hay muy buenas razones para pensar que la mayor amenaza que la humanidad enfrenta actualmente, en un sentido material, no es el cambio climático en sí mismo, sino las políticas radicales que casi todos los gobiernos impulsan para enfrentarlo.

¿Crisis climática? analiza la teoría del calentamiento global antropogénico catastrófico desde dos puntos de vista: primero, con más extensión, desde el punto de vista científico; y luego, de forma más sucinta, desde el punto de vista de la moral cristiana. También relaciona dicha teoría con otros temas, como el malthusianismo, el ecologismo radical, la tecnocracia y el Gran Reinicio.

¿Crisis climática? contiene tres capítulos inéditos (en lo que respecta a mis libros), que en conjunto representan cuantitativamente la mitad del contenido de la obra. La otra mitad proviene de 13 de los 81 capítulos de la segunda edición de mi libro Por el contrario…

Te invito a comprar, leer y difundir la versión electrónica de ¿Crisis climática? (precio: US$ 3; descarga inmediata). Si el libro te gustó, por favor deja tu comentario sobre el mismo en Amazon. Eso puede ayudar a otros lectores. Desde ya muchas gracias.

Les deseo una buena lectura y me despido hasta el próximo lunes. Que Dios los bendiga y los guarde día tras día. Fraternalmente, Daniel Iglesias Grèzes.

PARA COMPRAR EL LIBRO O VER UNA MUESTRA GRATIS, PRESIONA ESTE ENLACE.


Te invito a visitar mi sitio web personal.

Vínculo: https://www.amazon.com/-/es/dp/B09B6C5V9P

2 comentarios

  
providence
Estimado Daniel Iglesias Grèzes

Parece que con el tema ecológico ocurre lo mismo que con la moral sexual conyugal y la vacuna covid; es decir, en infocatólica se defienden extremos totalmente opuestos; hay algunos que consideran grave pecado la sodomia conyugal frente a sacerdotes argentinos que la defienden; del mismo modo que algunos consideran inmoral la vacuna covid y otros la ven totalmente lícita.

Con respecto al tema del clima decirle que el docat explicado por un obispo en radio María hace referencia al cambio climático en multitud de ocasiones.


https://www.enticonfio.org/docat-explicado/


Por ejemplo en los numerales 241, 101, 230, 69 etc
A partir del 257 tiene usted todo lo referente a la ecología por la doctrina social de la Iglesia.



Post data.- ¿ cómo se pueden defender dentro de una web Católica extremos tan inconciliables ?

Post data 2.- Supongamos que un agnóstico hijo de inmigrantes, con tendencia homosexual y con sensibilidad ecológica entra en infocatólica buscando limpiamente la verdad; y tras ojear varios post descubre a bloggers que se mofan de la gente con sensibilidad en cuanto a comer animales sacrificados y lee los recurrentes comentarios insultantes de haddock contra inmigrantes y homosexuales: lógicamente esa persona saldrá asqueada de este portal y se alejará aun más de la verdad porque en muchos aspectos la ofrecéis descoordinada y totalmente incoherente.

Que Dios le guarde.

---

DIG: Estimado Providence:

No sé exactamente a qué se refiere cuando habla de supuestas contradicciones entre los blogueros de InfoCatólica. Por regla general, los blogueros nos atenemos a la doctrina católica ortodoxa, pero dentro del ancho campo de la ortodoxia a veces discrepamos sobre asuntos opinables. Por lo demás, sólo soy responsable de lo que yo he escrito, así que no me ocuparé de lo dicho en otros blogs.

Las relaciones homosexuales son claramente condenadas en la Biblia, en toda la Tradición de la Iglesia y en el Magisterio actual. Siempre que traté el tema me atuve a esa doctrina católica.

Creo que nunca escribí nada aquí sobre la vacuna contra el covid19. La expresión oficial de la doctrina católica sobre ese tema fue expuesta en un documento del actual Dicasterio para la Doctrina de la Fe (DDF), que declaró que para un fiel católico recibir esa vacuna es moralmente lícito, pero no moralmente obligatorio, y por lo general no se debe establecer una obligación legal de recibirla. La DDF hace una valoración diferente de la actuación de los fabricantes de esa vacuna, culpables de utilizar en su desarrollo o testeo tejidos derivados de células de embriones abortados. El fiel individual que recibe esa vacuna realiza una cooperación material remota con ese mal, por lo que no comete un pecado personal.

En cuanto a la cuestión de la supuesta "crisis climática", se trata ante todo de una cuestión estrictamente científica, que cae fuera del ámbito de competencia del Magisterio de la Iglesia (como por ejemplo el debate entre el geocentrismo y el heliocentrismo en el siglo XVII). He dado mi opinión personal sobre esa cuestión científica, que es opinable entre católicos.

Sobre el vegetarianismo creo que escribí una sola vez, defendiendo la licitud moral de comer carne animal, que es lo que obviamente sostiene la doctrina católica bíblica y tradicional.

Que Dios lo bendiga hoy y siempre.
15/01/23 9:04 PM
  
providence
discrepamos sobre asuntos opinables

***

Gracias por su respuesta.

Considero que la sodomia, felación y masturbación entre cónyuges no es algo opinable, y a los bloggeros que la defienden publicamente deberían ser censurados , entre otras cosas porque

2352 Por masturbación se ha de entender la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo.

La infalibilidad de esta definición de masturbación está garantizada por lumen gentium 25.

---

DIG: Como dije antes, no voy a discutir aquí lo escrito por otros blogueros. Puedes escribirle al bloguero que haya defendido una tesis real o supuestamente desviada de la doctrina católica. Yo no conozco los hechos de ese caso, y no me corresponde juzgar a mis colegas.

---

Con respecto a la licitud de comer carne, el magisterio ordinario nos está llevando a la verdad plena (Jn 16,13), sobre cosas que antes no podíamos soportar (Jn 16,12)

No es casualidad que justo cuando por Don de Dios, para una gran parte de la población mundial están al alcance de la mano (incluso de forma más económica), vitaminas, proteinas , aminoacidos esenciales y grasa tipo omega 3-6-9 obtenidas de fuente vegetal se haya pronuncido la Iglesia en estos términos:

2418 Es contrario a la dignidad humana hacer sufrir inútilmente a los animales y sacrificar sin necesidad sus vidas.

Lo cual quiere decir que no te alimentes matando en los lugares donde se pueda. Y sería lícito en lugares donde fuera imprescindible.

---

DIG: Me parece obvio que, en el numeral 2418 del Catecismo, "sin necesidad" no puede entenderse como "sin necesidad absoluta" sino como "sin ninguna necesidad". En otras palabras, la doctrina católica bíblica y tradicional nunca ha enseñado que se debe evitar matar a los animales a cualquier costo o casi, sino que para matar a un animal debe haber una razón suficiente, como la producción de alimentos.

---

Es elocuente comprobar con certeza que el hombre sólo está autorizado a comer la carne de los animales a los que da muerte después del
pecado, NO ANTES, «como si fuera una especie de concesión al clima de 'violencia' que distingue a la condición humana después del pecado de
los orígenes» (Tettamanzi, 2002: 169), pero que debiera cesar ya con el sacrificio de Cristo, que libera, renovándola, a toda la creación,
incluyendo a los animales (San Pablo, Carta a los romanos 8,20-21; Apocalipsis, 21,5), pero como todo ocurre en la historia de la salvación, se va produciendo una progresiva y gradual revelación bajo la pedagógica mano de Dios que nos guía hasta la verdad plena y nos va revelando cosas que en otros tiempo no podríamos soportar (Jn 16,12-13). La imagen bíblica del hombre original es la de quien domina benévolamente; la del animal, la del hermano menor. La misma idea aparece en el Evangelio, cuando Jesús, el cordero de Dios que, exhorta a los hombres a cuidar a los animales incluso en sábado (Mt 12,11).

Del mismo modo que no se pasó directamente de la crueldad maxima en la violencia antigua a amar a los enemigos sino con un proceso
pedagógico y gradual en donde uno de los peldaños intermedios fue el ojo por ojo considerado en su momento como un progreso; en el grave
asunto del trato a los animales y la alimentación esta ocurriendo lo mismo. Volviendo a los tiempos del Edén vemos con total luminosidad que el
hombre era frugívero, no omnívoro: «Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en
que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.» (Génesis 1:29). Incido y repito que se permitió la ingesta de carne después del diluvio
universal, ingesta que llevaba consigo medidas estrictas de alimentación que hoy perduran dentro de los hábitos alimenticios del judaísmo. Tales
medidas se romperían con la venida de Jesucristo quien dijo: «Lo que entra por la boca del hombre no es lo que lo hace impuro. Al contrario, lo
que hace impuro al hombre es lo que sale de su boca.» (Mateo 15:11). Este último versículo suele ser descontextualizado e interpretado de
manera errónea para justificar la ingesta de animales y derivados, mas si lo contextualizamos y leemos más allá veremos que éste pertenece a
una conversación entre los discípulos donde se le recrimina a Jesús el no seguir las normas judaicas previas a la ingesta de alimentos; no se trata
de un consejo gastronómico de Jesús, pero muchos lo interpretan como un dogma gastronómico (sic).

---

DIG: Esta exégesis me parece muy errónea. Lo que ridiculizas como "un dogma gastronómico" es una enseñanza moral importante de Jesús: es moralmente lícito comer carne animal. Nuestro Señor puso en práctica esa enseñanza suya comiendo pescado con sus discípulos ¡después de haber resucitado! Por ende, sin una necesidad absoluta de comer pescado, pero con una razón suficiente.

Y no sigo porque todo este discurso está totalmente fuera de tema. La finalidad de este espacio es comentar lo dicho en el post.

---

Que Dios le guarde


---

DIG: Y también a ti.
17/01/23 6:07 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.