No todo va a salir bien

Todo va a salir bien”, es un eslógan que circuló con profusión desde los primeros meses de la terrible pandemia del COVID-19, comenzada hace ya dos largos años. Se veía, y aún se puede ver, en todo tipo de locales e instituciones públicas, pero sobre todo en hospitales y centros sanitarios. Pergeñada sin duda por un equipo de psicólogos que empleaban la técnica del pensamiento positivo para tratar de ayudar a los enfermos, a sus allegados y, en general, a la sociedad toda, del miedo y la angustia ante un padecimiento y muerte por una infección que parecían inevitables e imparables en esos momentos. Un auténtico golpe emocional para una sociedad que había asumido, de forma errónea, que la medicina podía curar, o al menos controlar, cualquier enfermedad imprevista.

El sufrimiento de los enfermos, aislados con tratamientos invasivos y dudosos, sin poder comunicarse con sus familiares por temor al contagio, ni siquiera recibir el contacto de una mano humana para consolarlos; la incertidumbre de las familias, que veían a su padre o abuela marcharse al hospital para no regresar jamás; el terror, en fin, de la sociedad toda al contagio y sus consecuencias, los confinamientos, las medidas preventivas y de distanciamiento social, las adaptaciones en el trabajo, las consecuencias económicas y laborales de la plaga… Los primeros meses, e incluso el primer año, fueron una prueba psicológica para toda la sociedad, llevada a un estado de angustia colectiva y sostenida en el tiempo no vivido en varias generaciones.

Sin duda una visión positiva puede ser una herramienta psicológica útil en ciertas situaciones estresantes, pero por desgracia el optimismo (asumir que todos los eventos futuros van a ser favorables) es tan poco realista como el pesimismo (asumir que todos los eventos futuros van a ser desfavorables). La verdad es que sobre una parte importante de los acontecimientos que nos van a ocurrir en la vida no tenemos influencia alguna. Incluso en aquellos que sí la tenemos, errores de juicio o de actuación pueden privarnos de hacerlos provechosos para nosotros.

De modo muy simplista, podríamos dividir los males que acontecen al hombre en dos grandes grupos, los males naturales y los males morales.

Los males naturales son aquellos perjuicios que nos vienen provocados por el cumplimiento de leyes naturales: catástrofes por fenómenos de la naturaleza o enfermedades son los más comunes. También podríamos incluir los accidentes, aunque en ocasiones hay un cierto componente humano en ellos (hay una persona que ha actuado con algún nivel de negligencia, provocando o empeorando un accidente inevitable).

Los males morales son los derivados de la elección inmoral de los hombres, y son sin duda los más dolorosos de todos: guerras, desigualdades, violencia, injusticias, homicidios, robos, ofensas, maltrato… acciones de hombres que atentan de modo más o menos grave contra la dignidad, los bienes o la vida de otros hombres.

Todos experimentamos el mal en nuestra vida, y el sufrimiento que puede provocarnos. No obstante, en el corazón de cada hombre hay un anhelo profundo que nos llama a la plenitud de nuestras expectativas. Esa es la Esperanza, la semilla de bienaventuranza que Dios ha sembrado en nuestra alma, por la que confiamos en alcanzar la felicidad en este mundo y la beatitud en el otro. Es una característica plenamente humana, y a la vez es una virtud teologal, es decir, de origen sobrenatural, que podemos no obstante alimentar por medio de los dones que el Espíritu Santo nos concede a través de los sacramentos y la oración.

Como su nombre indica, es una virtud extática, pero no por ello pasiva: la esperanza “espera” los bienes que Dios nos tiene reservados, pero lo hace cooperando con su Sumo Dispensador. Ni actuando como espectador que se limita a observar, ni pretendiendo que nuestra humana acción (tan limitada) sea la causa y origen de esa esperanza. Como ocurre con cualquier otra virtud, Dios opera en nosotros, y gracias a su moción nuestras obras buenas son los frutos que aportamos al Bien en el mundo, al plan de Dios para los hombres. Nuestra cooperación es necesaria, aunque no imprescindible, mas Dios desea que compartamos con él la acción y los frutos del Bien, también en la esperanza.

Dice el catecismo (CIC 1820) que el Padre Nuestro resume los principales bienes que la Esperanza nos hace desear: que sea alabado el nombre de Dios, su voluntad se cumpla y su reino se instaure en el mundo, que recibamos los bienes materiales necesarios para vivir, que se nos perdonen nuestros pecados, se nos libre de la tentación y se nos guarde de todo mal, para que, purificados de nuestras faltas, podamos gozar en el banquete eterno de los bienaventurados frente al rostro de Dios, ante el que ya no tendremos que velarnos.

Sin duda, esta cristiana visión llena el alma de cualquier creyente. Pero Dios, que hace salir el sol sobre buenos y malos, que espera a la cosecha para arrancar la cizaña, que entregó, en fin, a su propio Hijo para redimir los pecados de una humanidad, cuya mayor parte le niega o le desprecia, no nos va a librar de los males de forma ordinaria. En su infinita sabiduría, del modo que su universo de leyes perfectas puede alimentarnos lo mismo que dañarnos, ha dispuesto que suframos tanto los males naturales como los morales. Dios puede apartarnos del mal de modo extraordinario, y por ese motivo rezamos sin descanso para que nos libre a nosotros y a otros, solicitando la intermediación de los santos y muy particularmente de la Santísima Madre de Dios. Pero de forma ordinaria, el auxilio de Dios provendrá de los dones del Espíritu para soportar las pruebas a las que el mal nos somete.

Eso implica que los tiempos de Dios no son los nuestros, y que en su plan para nuestra vida está incluida la cruz que hemos de tomar para seguirle (pues si esto hacen al maestro, qué no harán a los discípulos). Es la mirada sobrenatural, que nos permite ver “más allá”, hasta después del fin de la vida (e incluso de los tiempos), la que nos distingue a los cristianos de los demás. Y es esa visión sobrenatural la que nos permite practicar la virtud de la paciencia frente al mal, sin caer en la tentación de obrar inmoralmente para librarnos de los padecimientos. E incluso cultivar la alegría en medio de los sufrimientos, sabiendo que todos y cada uno de ellos tiene un sentido, desde el de purificar nuestra fe hasta aligerar nuestra alma de los apegos mundanos.

El gran ejemplo de esperanza en la Historia Sagrada es sin duda Abraham. Dios le promete una descendencia tan numerosa como las estrellas, y ser padre de muchos pueblos. Mas pasan los años y los hijos no llegan, y Dios calla. Humanamente se podía caer en el desaliento, pero Abraham confía en Dios. Abraham espera y cultiva esa esperanza, y jamás reniega del Señor. Y el momento del cumplimiento de la promesa llega, no cuando lo esperaban Abraham y Sara, sino cuando lo dispone Dios. Y efectivamente, es el padre de todos los creyentes, carnalmente de los de la Antigua Alianza, y espiritualmente de los de la Nueva.

No en vano la desesperanza es una de las peores faltas que podemos cometer, y convertirse en un “desesperado” es otra forma de negar a Dios. El desesperado sólo espera su disolución en la nada; su destrucción completa. La desesperación es pecado de negación de la Bondad y Justicia divinas, negación de la salvación propia o de los auxilios de Dios para obtenerla. En fin, la desesperación es un grave pecado contra el amor de Dios. Nosotros esperamos la vida eterna.

Mas sería absurdo engañarse. El bautismo nos infunde la esperanza, y los sacramentos la alimentan, pero el hombre es también carne, que es débil, y la incertidumbre nos atormenta cuando nuestra razón puede no ver nada detrás de una crisis vital. Ese riesgo existe siempre, y los cristianos nos podemos ver sometidos a él. Y tan peligroso sería abandonarse al desaliento como creer que con nuestras solas fuerzas podemos cambiar las cosas a mejor. O peor aún, practicar el optimismo irracional del “todo va a salir bien”.

Los cristianos sabemos que todo saldrá bien, pero bien según los planes de Dios, que son los realmente sabios, no según los nuestros, que somos seres limitados y falibles. Y que el término de todo sufrimiento y de todo acecho del mal está, con seguridad, en el mundo futuro. Y, si Dios quiere, también en este. Seamos firmes en la esperanza, constantes en la oración, como nos enseña san Pablo en tantas de sus cartas.

Y confiemos en Dios, pues él no nos va a desengañar.

43 comentarios

  
Cesar alonso
Excelente articulo!!
Hoy mas que nunca hay que volver a hablar de ESPERANZA
17/03/22 2:33 PM
  
Miguel Hinojosa
Inmensamente agradecido a Dios y a ti por este artículo que es un fiel reflejo de mi propia vida y la Providencia Divina.

Pues a apesar de ser muy creyente caígo con facilidad en la desesperanza, incluso a veces hasta he pensado en el suicido a través de la Eutanasia. Y eso que tengo treinta años. Pero la vida es tan difícil...

Pero Dios que es un Padre Bueno siempre nos pone en el camino Cirineos que nos ayudan a llevar la cruz.

El problema que muchas veces nos falta un acompañamiento espiritual para comprender este misterio tan grande de la vida, del sufrimiento, de la cruz y nuestra fe.

Bienaventurados los que lloran por que serán consolados nos dice el Señor.

Que así sea.
17/03/22 3:00 PM
  
Dan
Le felicito por el artículo. Ha transmitido ĺa verdad.
Gracias por él.
17/03/22 3:26 PM
  
providence
"No todo va a salir bien"

La cuestión es ¿ Por qué ? ¿ Por qué este mensaje a priori pesimista ?

Creo que en la revelación tenemos las claves suficientes para saber exactamente por qué tenemos momentos de sufrimiento, humillación, angustia etc.

Sabiendo el Por qué, sabiendo la causa, creo que habría posibilidad de que el título tornara a:

"CASI TODO PUEDE IR BIEN "


El articulista dice:

"En su infinita sabiduría, del modo que su universo de leyes perfectas puede alimentarnos lo mismo que dañarnos, ha dispuesto que suframos tanto los males naturales como los morales."

Pero no entra en las causas.- La causa de nuestros sufrimientos son los pecados personales ( salvo que seas Job, lo es para la mayoría pues ascendemos por la vía de la penitencia, ya que la vía de la inocencia es un tren que se escapó con nuestros primeros pecados).

El problema de este pseudo pesimismo difuso expresado en el post, es que hay mucha gente que no sabe ni por qué ni por donde les vienen tantos "palos" sintiéndose virtusos. De ahí que todo tienda a difuminarse como lo acaba de hacer el blogger por ejemplo con la frase:

"En su infinita sabiduría, del modo que su universo de leyes perfectas puede alimentarnos lo mismo que dañarnos, ha dispuesto que suframos tanto los males naturales como los morales"





Ejemplo práctico:

Un padre de familia que piensa de sí mismo que es buena gente y virtuoso comete las siguientes acciones:

- Permite que sus hijas vistan con minifalda, biquini (playas piscinas) etc.
- Descuida la educación sexual.
- De vez en cuando mira escote, trasero de forma semi-lasciva (aunque no se quiera dar cuenta) a compañeras de trabajo, cine etc.
- Permite que sus hijos vean series tipo " la que se avecina", élite etc

NOTA.- en el concilio de Laodicea y en el IV Concilio de Constantinopla se prohiben los baños mixtos ( y tengo entendido que esto sigue vigente para la Santa Iglesia Católica); bajo excomunión.

Pues bien, quien hace lo anterior se hace acreedor de una somanta de palos tremenda. Dichos varazos vendrán en vida, y si no se ha completado al 100% habrá purgatorio.

El problema viene cuando ese pobre hombre continúe considerándose bueno y virtuoso ante tal caída de varazos; pues vendrán a su mente pensamientos pesimistas.

La frase de Jesús " buscad el reino y lo demás se os dará por añadidura" es elocuente e iluminadora, y creo que motivadora para poder pensar que CASI TODO PUEDE SALIR BIEN (con la Gracia de Dios obviamente); el problema es que la persona del ejemplo que he puesto no buscaba el reino porque no hacía la voluntad de Dios en cosas vitales, y más bien estaba cómodamente mundanizado, aunque él se pensaba virtuoso.

Bendiciones
17/03/22 7:39 PM
  
providence



Fue San Anselmo de Canterbury quien dijo:

" Dios no permitirá sea castigado quien voluntariamente castiga sus pecados "



PD Pero que nadie piense que por echar 50cents en el cestillo y quedarse sin flan de postre un par de días se van a saldar ciertas acciones.
17/03/22 8:06 PM
  
providence
Perdón, solo por completar mi comentario anterior;

En cuanto a penitencia voluntaria nuestra guía tiene que ser la tradición de la Iglesia y más concretamente la orden de los penitentes por la que durante cientos de años miles de Católicos purgaban en vida sus pecados.

Si por un pecado de adulterio, o de lujuria grave, en la orden de los penitentes se pagaban 5 o 10 años (no recuerdo bien) de penitencia publica que conllevaba humillación implícita (con vestiduras especiales etc), esto traducido a la actualidad podría ser equivalente a estar 5 años sin televisión, o 10 años sin dulces etc. Es por hacer una analogía equivalente justa. Lo que está claro es que si Dios permitió durante tantos años esas penitencias, hoy no van a consistir en algo más light. Ojo que es un ejemplo lo que he puesto.




Sólo así, puede que Dios no permita humillaciones, enfermedades, dolores en nuestros días, y podamos decir

TODO PUEDE SALIR BIEN


PD La penitencia de más valor es la voluntaria; esto es atestiguado en magisterio como paenitemini de S Pablo VI o paenitemini agere de J XXIII; aparte de que lo rezamos en la liturgia muchas veces ( en antífones, lecturas, salmo 53 por ej etc)


17/03/22 9:56 PM
  
sofía
Un articulo muy oportuno. Me uno a las expresiones de felicitación y agradecimiento de los tres primeros comentaristas.
Las reflexiones posteriores a mí no me aportan absolutamente nada, pero supongo que a alguien le aprovecharán. Yo prefiero volver al artículo y seleccionar como resumen estas frases:
Los cristianos sabemos que todo saldrá bien, pero bien según los planes de Dios.
Seamos firmes en la esperanza, constantes en la oración.
Y confiemos en Dios.

Paz y Bien
18/03/22 2:15 AM
  
Ronin
Yo creo que el mantra de "todo puede salir bien" va muy ligado a nuestro tiempo.
En occidente se ha perdido, salvo en minorías, casi todo el sentido de la espiritualidad y la trascendencia. No voy a entrar en religiones. En si esta o aquella.
Se ha vendido la idea de que no hay nada, carpe diem. Estamos aquí y hay que pasarlo lo mejor posible.

Así que cuando la realidad, esa malvada cosa que nos rodea, se impone pues se choca con esa cosmovisión del ahora. Ante algo que no se puede controlar, como una pandemia global, la defensa mental del "vive el momento" se tambalean. Y hay que tirar de eslóganes de baratillo. Todo va salir bien. Va todo chupi.

Cuando los de siempre, musulmanes, matan a destajo esa realidad vuelve a mostrar su lado poco agradable. Así que como defensa de baratillo ponemos ositos, velas y cantamos el Imagine de Lennon. Que es un himno a lo terrenal más terrenal como absoluto.

A eso se le suma el narcisismo patológico cada vez mayor en nuestra sociedad, gracias a las redes sociales sobretodo.

En las cabezas de muchos ya no es que no haya sitio para Dios, es que no hay sitio para nadie que no sean ellos. Ellas. Y elles. Como la letra del alfabeto.

O como lei por ahí y de un modo muy castizo. Cuando las cabezas están vacías se llenan de cualquier cosa, como un orinal usado.
Es lo que tenemos tristemente.
18/03/22 9:23 AM
  
Argia
Gracias por este post sobre la verdadera Esperanza, que no es otra cosa que la confianza en el plan de Dios.
Cuando se cae en la deseperación, por el motivo que sea, hay que saber, que esta no es producto de nuestra mala situación en la vida, pues ya sabemos que "todo pasa y lo nuestro es pasar" sino que viene directamente del demonio.
Esta es su meta más importante, incluso más que la inducción a cualquier pecado mortal, porque sabe que de hacer el mal nos podemos arrepentir, el solo obtiene su verdadero triunfo, cuando debido a la desesperación que nos provoca aprovechando nuestra debilidad ante situaciones dificiles, nos instiga a quitarnos la vida, que es como si optaramos a rechazar a Dios de una forma definitiva e irnos a vivir al verdadero infierno con él.
Aceptar el plan de Dios, por muy poco que lo entendamos en algunos momentos, o por muy duro que nos parezca a veces, da paz, y cuando pasa la tormenta, se ve, lo grande que es Dios, y cuanto nos ama.
18/03/22 10:43 AM
  
providence
¿Por qué, pues, hemos de imponernos algún sufrimiento voluntario
añadiéndolo a los muchos ya existentes?... Acaso inconscientemente vive uno tan inmerso en un naturalismo, en una simpatía con la vida material, que hacer penitencia resulta incomprensible, además de molesto» (28-II-1968). San Pablo VI

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), como hace unos años recordé, escribió este diagnóstico luminoso sobre el cristianismo sin-cruz, hoy tan frecuente:
«La expiación voluntaria es lo que nos une más profundamente y de un modo real y auténtico con el Señor. Y ésa nace de una unión ya existente con Cristo.
18/03/22 3:31 PM
  
providence
El Catecismo dice

"Las penas tienen como primer efecto el de compensar el desorden introducido por la falta. Cuando la pena es aceptada voluntariamente por el culpable, tiene un valor de expiación"

Lo primero es saberse culpable de los pecados cometidos, para que luego, en los males que cada suframos individualmente puedan ofrecerse conscientemente; es básico. Conocer la causa de nuestros males es fundamental

18/03/22 3:53 PM
  
providence
Para conocer algo de la disciplina penitencial, una obra importante es El pastor de Hermas, de mediados del siglo II. Mientras que algunos doctores afirmaban que no hay más penitencia que la del bautismo, Hermas piensa que el Señor ha querido que exista una penitencia posterior al bautismo, teniendo en cuenta la flaqueza humana, pero en su opinión solo se puede recibir una vez. De todas maneras, cree que no es oportuno hablar a los catecúmenos de una «segunda penitencia», ya que puede causar confusión, puesto que el bautismo tendría que haber significado una renuncia definitiva al pecado.3​

A comienzos del siglo III, esa única penitencia eclesiástica años después del bautismo ya estaba perfectamente organizada y se practicaba con regularidad tanto en las Iglesias de lengua griega como en las de lengua latina.

El obispo Hipólito de Roma escribió que la potestad de perdonar los pecados la tenían solo los obispos. En ambas tradiciones, y hasta fines del siglo VI, no se conocía sino esa única posibilidad de penitencia, que había sido denominada por Tertuliano, «segunda tabla de salvación» (cf. De paenitentia 4, 2 y citado en el Concilio de Trento, ver DS 1542).

La práctica de la penitencia comenzaba con la exclusión de la eucaristía y terminaba con la reconciliación, que volvía a dar al penitente el acceso a ella. El tiempo penitencial generalmente era largo y dependía de la gravedad del pecado. Las etapas de la excomunión estaban claramente fijadas:

El pecador debía confesar el pecado a solas ante el obispo;
Era graciosamente admitido a la penitencia eclesial;
Durante algún tiempo (semanas o meses) tenía que aceptar el humillante estado de penitente, que manifestaba incluso con un vestido especial;
Debía mostrar su conversión y perseverancia con obras de penitencia (oraciones, limosnas y ayunos);
Quedaba excluido de la Iglesia en la medida que no podía recibir la eucaristía y era apartado de la comunidad (no podía asistir a las reuniones);
Finalmente, después de que la comunidad había orado por él, el penitente obtenía la reconciliación, normalmente mediante la imposición de las manos del obispo.

No se precisa el modo en que esa reconciliación procuraba el perdón de los pecados. Las herejías penitenciales del montanismo y novacianismo obligaron a una reflexión teológica acerca de la praxis penitencial. Se rechazó el rigorismo: todos los pecados graves, incluso los tres capitales (apostasía-idolatría, homicidio y adulterio) podían ser perdonados; y todos los pecados —incluso los secretos—, debían ser sometidos a la penitencia episcopal. En este sentido, Ambrosio de Milán afirmó:

Dios no hace distinciones, porque prometió a todos la misericordia y concedió a sus sacerdotes la facultad de absolver sin excepción alguna. Aquel que exageró el pecado, que abunde en penitencia; los mayores crímenes se lavan con grandes llantos.

El obispo de Milán también destacó el valor «medicinal» de la penitencia: «atar» (Mateo 16, 19) es hacer lo que el buen samaritano, que se inclina sobre el herido encontrado en el camino. En la misericordia de Cristo, cuanto más graves son los pecados más firmes son los soportes que se necesitan.

En el Pastor de Hermas ya aparece un elemento doctrinal decisivo: la penitencia siempre es comprendida eclesialmente, es decir, hay, una reintegración en la misma Iglesia. Mientras perdura el procedimiento penitencial de la Iglesia antigua, se conserva la conciencia de la participación activa de toda la comunidad.

En el siglo XIII, las órdenes mendicantes intensifican la llamada a la conversión y reforma de vida, fomentando la práctica de la confesión. Se redactan «manuales sobre la confesión» que suplen a los libros penitenciales.

Entre las prácticas penitenciales cabe destacar la «peregrinación» a lugares santos de la cristiandad (Jerusalén, Roma y Santiago); hasta los párrocos podían imponer estas peregrinaciones como penitencia, teniéndose ya sencillos rituales para entregar insignia, talega y bordón. Otra forma de penitencia que se impuso fue la flagelación; y no solo para penitentes, sino recomendada para cristianos deseosos de mortificación.

Algunos ejemplos de tarifas o aranceles para monjes, extraído del Poenitentiale Columbani:

homicidio: ayuno de diez años;
sodomía: ayuno de diez años;
fornicación (una vez): tres años;
fornicación (varias veces): siete años;
robo: siete años;
masturbación: un año.
18/03/22 6:00 PM
  
providence
En el siglo XIII, las órdenes mendicantes intensifican la llamada a la conversión y reforma de vida, fomentando la práctica de la confesión. Se redactan «manuales sobre la confesión» que suplen a los libros penitenciales.

Entre las prácticas penitenciales cabe destacar la «peregrinación» a lugares santos de la cristiandad (Jerusalén, Roma y Santiago); hasta los párrocos podían imponer estas peregrinaciones como penitencia, teniéndose ya sencillos rituales para entregar insignia, talega y bordón. Otra forma de penitencia que se impuso fue la flagelación; y no solo para penitentes, sino recomendada para cristianos deseosos de mortificación.

Algunos ejemplos de tarifas o aranceles para monjes, extraído del Poenitentiale Columbani:

homicidio: ayuno de diez años;
sodomía: ayuno de diez años;
fornicación (una vez): tres años;
fornicación (varias veces): siete años;
robo: siete años;
masturbación: un año.



NOTA .- ojo a que Dios en su providencia durante siglos impone 7 años de ayuno a los ladrones.- ¿ esto es aplicable a los que defraudan IVA IRPF ETC ?

Luego nos extrañamos que nos caigan varazos a mantas.
18/03/22 6:05 PM
  
providence
Penitencial de S Columbano

En la Edad Media había pautas para los abades de los monasterios y párrocos, sobre la imposición del arrepentimiento eclesial a los que pecaban, y se les llamaba penithelia.

Se les puede llamar un conjunto de leyes eclesiásticas medievales sobre el crimen y el castigo, por lo que después de leer este Talmud, el sacerdote sin dudarlo designó el castigo expiatorio apropiado para el laico o monje culpable.

Este sistema fue inventado por el monje irlandés Columban (540-615), quien viajó extensamente, realizó actividades educativas, fundó varios monasterios y, en el medio, escribió estatutos monásticos, un libro de arrepentimiento, sermones, comentarios de salmos, varios de poemas y cartas. Posteriormente, fue canonizado y, un dato interesante, ¡se convirtió en el santo patrón oficial de los motociclistas!

La traducción de la Penitenciaría de San Columbano que se presenta aquí presenta la guía más antigua sobre el castigo eclesiástico en Europa occidental continental. Ahora ustedes, nuestros lectores, podrán enterarse de lo que solía ser debido por fornicación, asesinato, peleas, hurto y otros delitos ...

Primero, sobre los pecados mortales, que son castigados incluso con el castigo de las leyes.

1. Si algún clérigo comete homicidio y mata a su vecino, que se arrepienta en el exilio durante 10 años. Después de eso, que regrese a su tierra natal, si realizó bien la penitenciaría con pan y agua, según el testimonio del obispo o sacerdote, con quien hizo penitencia y a quien se le confió; (con la condición de) para satisfacer a los familiares de la persona a quien mataste, regresa en lugar de (su hijo asesinado) y dice: lo que quieras, te lo haré. Pero si no satisface a sus parientes, que nunca vuelva a su tierra y sea como Caín un vagabundo y un exiliado en la tierra.

2. Si alguien hace la mayor caída y da a luz a un hijo, cumplirá 7 años de prisión en un país extranjero a base de pan y agua. Luego, por primera vez con el permiso del sacerdote, se conecta al altar.

3. Pero si alguien se entrega al libertinaje, como lo hicieron los sodomitas, deje 10 años de prisión, 3 primero de pan y agua, 7 que los demás se abstengan de vino y carne, y que nunca se acueste con nadie más.

4. Si alguien comete libertinaje con mujeres, pero no da a luz un hijo y nadie más lo sabe, si el clérigo tiene 3 años, si el monje o diácono tiene 5 años, si el sacerdote tiene 7, si el obispo tiene 12 años.

5. Si alguien rompe su juramento, 7 años de prisión y que no vuelva a jurar más tarde.
18/03/22 6:26 PM
  
Marta de Jesús
Ahora mismo mi eslogan es más bien el del valle de lágrimas:
#A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva;
a Ti suspiramos, gimiendo y llorando,
en este valle de lágrimas#

Pero en Dios confío que todo irá bien...al final, para los que le aman (espero estar en ese grupo). La muerte no es el final.

Sueño con un resto fiel 💓✝️🕊️🛐 que se contraponga a un mundo de espaldas a Dios.
18/03/22 10:15 PM
  
Oscar Alejandro Campillay Paz
Para quien le interese, es especialmente valioso el aporte de la clave teológíca de la beata Juliana de Norwich, quien expresaba:"Todo irá bien, y todo irá bien, y toda clase de cosas irán bien".

Vale la pena profundizar en sus escritos místicos.

Bendiciones!
19/03/22 9:02 AM
  
providence
Estimado Blogger

Hay frases que pueden llevar a confusión a muchos lectores y deben ser matizadas por el bien común:

Esta frase

"Ante algo que no se puede controlar, como una pandemia global"

Camuflada en un párrafo es herética: ¿ Por qué ?

- Porque el que la escribe quiere dar a entender que ante una situación grande, hay cosas que ocurren a determinadas personas que a priori puedan no merecérselo. Una pandemia es tan incontrolable como un encuentro "fortuito" con alguien por la calle, o un accidente de tráfico donde mueren 7 en una furgoneta.

Es de para usted la aplicación de este parrafo:

–La fe en la Providencia divina se ha debilitado mucho, y eso produce cristianos tristes, amargados, exacerbados… y a veces apóstatas

Ante los males actuales del mundo y de la Iglesia, quienes han perdido la fe en la Providencia, y están engañados por sus enormes falsificaciones, no pueden menos de estar perdidos, defraudados, vencidos, y no consiguen disimularlo, aunque lo intentan. Se consideran «cristianos adultos», que han perdido la fe en la Providencia, como también dejaron de creer en los cuentos de hadas. Mundanizados, ya no se atreven a predicar el Evangelio, en el que no creen.


------------

LA


¿Dónde escribo yo esta frase?

"Ante algo que no se puede controlar, como una pandemia global"
19/03/22 9:15 AM
  
Luis I. Amorós
Providence: la zona de comentarios de un hilo no está para hablar sobre posibles problemas en otras secciones del portal. Si tiene algún comentario sobre las moderaciones de otras bitácoras, le ruego que se dirija al editor de la misma, o que escriba al director de Infocatólica: [email protected]
19/03/22 11:45 AM
  
providence
¿Dónde escribo yo esta frase?

"Ante algo que no se puede controlar, como una pandemia global"

****


Me refería a [...] RONIN



--------

LA

Entonces no debería haber comenzado la cita con "estimado blogger"
19/03/22 12:12 PM
  
providence
RONIN
Ante algo que no se puede controlar, como una pandemia global, la defensa mental del "vive el momento" se tambalean. Y hay que tirar de eslóganes de baratillo. Todo va salir bien. Va todo chupi.

***
Habla usted obviando la verdad en la Providencia ( que parece no entiende y no tiene muy clara ); tiende a colectivizar las situaciones DANDO A ENTENDER QUE UNA PANDEMIA VA A AFECTAR DE MÁS A ALGUIEN QUE NO SE LO MERECE.

Olvida usted nuevamente que las circunstancias de cada uno vienen dadas de arriba sin que nada por pequeño que sea quede sustraido al control de Dios.

Usted obvia que es Dios quien infunde terror, mueve los corazones, da vigor, o permite estados de animo depresivos o muy depresivos. Y de lo anteror atestigua la Sagrada escritura y el Corpus Doctrinal.

Su falta de comprensión en este pilar básico de la Fe Católica hace que usted se confunda y confunda a los demás.

Ya le dije una vez que quien no distingue confunde.

Hay muchos niños en países de paz sufriendo bulling y otras situacines que hacen que ellos no necesiten una guerra.

Y hay otros niños en zonas de guerra o en sitios con pandemia que la viven y experimentan así:


https://www.antena3.com/noticias/virales/un-padre-sirio-simula-que-las-bombas-son-un-juego-para-evitar-un-trauma-a-su-hija-pequena_202002175e4b0fea0cf290812a6865da.html

Según usted sería azar, y ese pensamiento no es Católico


19/03/22 12:13 PM
  
providence
Oscar Alejandro Campillay Paz
Para quien le interese, es especialmente valioso el aporte de la clave teológíca de la beata Juliana de Norwich, quien expresaba:"Todo irá bien, y todo irá bien, y toda clase de cosas irán bien".

Vale la pena profundizar en sus escritos místicos.

Bendiciones!

*****


Gracias, no lo conocia su obra titulada Sixteen Revelations of Divine Love ("Dieciséis Revelaciones del Amor Divino", circa 1393)

En el siglo XIV, una época asolada por la peste y la guerra, Juliana de Norwich se confinó en una celda adosada a una iglesia y transmitió al mundo un mensaje de positivismo muy parecido al conocido “TODO IRA BIEN” que recorre el mundo en tiempos de la Covid19 (extracto en aleteia)


Cuanta razon tiene el P Iraburu en este extracto suyo:

–La fe en la Providencia divina se ha debilitado mucho, y eso produce cristianos tristes, amargados, exacerbados… y a veces apóstatas

Ante los males actuales del mundo y de la Iglesia, quienes han perdido la fe en la Providencia, y están engañados por sus enormes falsificaciones, no pueden menos de estar perdidos, defraudados, vencidos, y no consiguen disimularlo, aunque lo intentan. Se consideran «cristianos adultos», que han perdido la fe en la Providencia, como también dejaron de creer en los cuentos de hadas. Mundanizados, ya no se atreven a predicar el Evangelio, en el que no creen.

19/03/22 2:54 PM
  
Juan Mariner
Tengo mucha esperanza, pero soy pesimista a corto y medio plazo. Todos los males del mundo occidental vienen del aborto provocado legalizado; ya vemos sus efectos en EEUU, en España, en Francia... Igual que hongos, han parecido banderas nacionales por doquier (en España hasta en los presbiterios), lo cual es un claro signo de debilidad, de decadencia y ya de hasta sumisión al enemigo (en España arrodillándose ante el vecino Marruecos con el Sahara Occidental para que no siga molestándole). No pasa ni en un año ni en diez (como el vaciamiento del mundo rural), pero, cuando se cumplan 50 años, vamos a notar efectos devastadores. Necesitamos un cambio como ya se ha estado advirtiendo en la potente Texas, que ha hecho radicalizar a los abortistas en EEUU, Nueva Zelanda, España, Chile, Argentina...
20/03/22 11:48 AM
  
providence
No hay mejor época que la cuaresma para profundizar y meditar en ciertos documentos iluminadores de la Santa Iglesia:

Es la mejor forma de entrar en materia llegando hasta los casos concretos y prácticos.

Pienso que es el mejor feed-back que podemos ofrecer a las palabras de Cristo:

+ "Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar" Jn 16,12
+ "El Espíritu Santo os llevará hasta la verdad completa" Jn 16,13

- En el Penitencial de S Columbano se leen cosas que iluminan; El punto 23 de dicho penitencial puede ser un desarrollo a las palabras de Cristo sobre el adulterio de deseo, ya que el que desea a la mujer de su vecino y tiene la intención de consumar poro ella no le deja SE PAGA CON UNA PENA DE 40 DÍAS A PAN Y AGUA.

Para el que se emborracha por ignorancia 40 días de ayuno, si es por vicio serian 120 de ayuno, pero si el reincidente escandaloso es debido a la veneración de los ídolos serian 3 años de pena.

¿ Qué sería traducido a la actualidad las borracheras por veneración a los idolos o demonios que hace referencia el punto 24 del penitencial de S Columbano? Yo lo tengo muy claro; pasarse siete días de feria (incluido el Santo Domingo) de caseta en caseta, de rebujito en rebujito, de pilicrim en pilicrim, permitiendo e inculcando a los hijos dichos comportamientos es dar tributo a satanás aunque el nombre de la caseta de la feria sea la Virgen de Triana. Los 3 años de pena de ayuno del penitencial de San Columbano se me antojan demasiado light.


PD es muy interesante el penitencias de S Columbano, descárguenlo.


Bendiciones!
20/03/22 1:04 PM
  
providence
Una cuestión que me ha surgido al leer el breve Penitenciario de S columbano;


Hay otro penitencial que establece 1 año de ayuno a pan y agua riguroso para el que se masturba una vez.

Pues bien;

Recientemente Dios en su providencia permitió que un entrenador de fútbol Español fuera terriblemente humillado públicamente tras filtrarse un video en redes sociales donde se veía como se masturbaba. Aparte de la humillación, se quedó automáticamente sin trabajo.

+ Este hombre puede ponerse pesimista y decir abiertamente que NO TODO VA A IR BIEN, y resignarse estoica y tristemente como el título del post.

+ Pero por otro lado me pregunto que hubiera pasado si se hubiese confesado y hubiese hecho un año o más de ayuno a pan y agua. (puedes hoy día hacer ese ayuno suplementandote con vitaminas y aminoacidos y no enfermar ni perder masa muscular).

¿ Podría no haber sucedido lo que le sucedió ?
¿ Podría seguir en su trabajo sin haber sufrido esa terrible humillación ?
¿ Podría haber podido decir CASI TODO ME ESTÁ SALIENDO BIEN ?
20/03/22 2:14 PM
  
Ronin
Providence.
Solo doy mi opinión. Que puede ser incorrecta si se la compara con la alta teología que pueda tener otra persona. E incluso que no a todos guste. Pero amigo, es mi opinión. Y de momento puedo expresarla. En el futuro, ya se verá.

Si no le gusta o piensa que es herética pues usted mismo.
20/03/22 5:20 PM
  
providence
Al hilo de mi comentario anterior sobre la masturbacion y el penitencial de San Columbano decir lo siguiente:

[...]




LA

Edito este mensaje por las faltas de respeto personales a un autor católico, y la temeridad en el juicio con que opina sobre la vida personal de muchos matrimonios cristianos.
Sírvase emplear un tono respetuoso (primer paso de la caridad)a la hora de realizar sus críticas, porque si no, no les daré paso.
21/03/22 12:22 AM
  
providence
Apreciado blogger




Ante todo decirle que le agradezco haya editado mi comentario anterior, ya que podría haber supuesto que algún lector pudiera haberse sentido ofendido o escandalizado; o como mi querida africa marteache dice : "quedarse turuleta" o "haber sufrido un patatús".

De nuevo gracias por filtrarlo y darme un tirón de orejas. Acepto y recibo su corrección con agrado.

Para aclarar lo dicho, sólo decirle que mi comentario no era exageradamente ofensivo, simplemente hacía una crítica a la obra de Royo Marín en lo relativo a la permisividad de la masturbación, felación y sodomia inter conyuges; y lo vinculaba a las penitencias que debían hacer los que caían en el pecado de masturbación.

Recuerden:

2352 Por masturbación se ha de entender la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo. Y S Alfonso Maria de Ligorio lo avala!

( para obtener placer venereo, haya o no polución y ya sea con la mano, boca u otro objeto )

PD.- Aclarar que la intención de lo censurado por usted no era la del juicio temerario ni la de faltar al respeto, sino que iba en tono jocoso, gracioso o divertido, que es muy diferente; usted lo ha entendido así pero Dios sabe cual era mi intención real.

Por otro lado mis calificativos y comentarios hacia la práctica de la sodomia y hacia una obra de un autor que ha generado tanta controversia y posible daño a la Iglesia ha sido más light que el usado por Jesús para asuntos menores que la sodomia ( y le recuerdo que nuestro modelo de lenguaje debe ser el de Jesús ):

+ son sepulcros blanqueados, limpios por fuera, podridos por dentro!
+ serpientes!, raza de víboras!, presumen con sus togas e innumerables filacterias!
+ son hijos del diablo, impugnadores de la verdad y difusores de la mentira!
+ id a decirle a ese zorro !!
+ apártate de mí, Satanás!!

PD2 Decirle también a Ronin que mire este post y los últimos que ha publicado el Padre Iraburu

https://www.infocatolica.com/blog/reforma.php/2011091147-621-espiritualidad-3-la-provi



Bendiciones !



21/03/22 12:08 PM
  
providence
Ojo a la primera frase de este texto:

Los cánones penitenciales eran reglas establecidas en los primeros siglos de la Iglesia por los mismos Pontífices y Obispos en las que se fijaba el rigor y duración de las penitencias que debían imponer los sacerdotes a los pecadores públicos, para reconciliarlos con la Iglesia y admitirlos a la comunión. Dichas reglas se contenían en los libros llamados penitenciales. Los primeros autores que publicaron cánones penitenciales, fueron, entre los griegos, San Basilio, San Atanasio, San Gregorio Taumaturgo y San Gregorio Niseno. Entre los latinos, el libro penitencial de Teodoro de Cantorberi, es tenido por el primero do esta clase. Teodoro le mandó observar en su diócesis y en breve fue adoptado por muchos otros Obispos y a su ejemplo se dieron a luz otros para diferentes diócesis. Famosos son, entre otros, los dos antiguos penitenciales romanos, dados a luz, el uno por Antonio Agustín, en su epitome juris ecclesiastici veteris y el otro por Alitgario, Obispo Cameracense, el cual puede verse en Morino, al fin del tratado de sacramento pœenit.

Los cánones penitenciales determinaban la penitencia que se debía imponer por cada especie de pecado, la cual era más o menos rigurosa, según la mayor o menor gravedad de los pecados. Se fijaba, pues, la penitencia, por días, por cuarentenas o por años:

si solo era de días, el penitente debía ayunar a pan y agua sin interrupción, el número designado de días
si era de una o muchas cuarentenas de días, la primera se ayunaba todos los días a pan y agua a excepción de los domingos y grandes solemnidades y en las otras, los lunes, miércoles y viernes
si, en fin, era de uno o muchos años, en el primero se ayunaba a pan y agua los lunes, miércoles y viernes; en el segundo y tercero, solo los viernes, pero en los otros días debía guardarse la abstinencia de carnes y observarse además tres cuarentenas; y excediendo la penitencia de tres años, solo se guardaba en los siguientes las tres cuarentenas.

Cuando los penitentes no estaban en estado de ayunar, se les sometía, a juicio del confesor, a otras mortificaciones, oraciones y obras buenas. Además del ayuno estaban sujetos los penitentes a otras privaciones: así no les era permitido el uso del lino, el baño, los convites, ni aun el uso del matrimonio y a todos se les negaba la participación de los sagrados misterios hasta haber recibido la absolución después de cumplido el período de la penitencia.

El rigor de los cánones penitenciales se fue mitigando progresivamente después del siglo V de manera que hacia mediados del XIII, había ya cesado enteramente, según se cree, el uso de la imposición do las penas canónicas, reservándose al prudente arbitrio del sacerdote la moderación de ellas.

21/03/22 12:43 PM
  
providence
Para aquellos que quieran evitar humillaciones y reveses como el entrenador de fútbol, les recomiendo una buena confesión y el ejercicio de la penitencia como lo tenía estipulado San Basilio y otros y asi poder evitar decir tras un grave revés:

NO TODO VA A SALIR BIEN


Cánones penitenciales

Se llamaban cánones penitenciales a los cánones o reglas que señalaban las penitencias que debían imponerse a los pecadores por sus faltas. En los inicios de la Iglesia eran muy severos. San Basilio señalaba dos años de penitencia por el hurto, siete por la fornicación, once por el perjurio, quince por el adulterio, veinte por el homicidio y toda la vida por la apostasía



Cuando los penitentes no estaban en estado de ayunar, se les sometía, a juicio del confesor, a otras mortificaciones, oraciones y obras buenas. Además del ayuno estaban sujetos los penitentes a otras privaciones: así no les era permitido el uso del lino, el baño, los convites, ni aun el uso del matrimonio y a todos se les negaba la participación de los sagrados misterios hasta haber recibido la absolución después de cumplido el período de la penitencia. ( ES DECIR NADA DE FIESTAS, SPA ETC)
21/03/22 12:59 PM
  
providence
Únicamente recordar los que el Papa San Juan Pablo II afirma en su documento reconciliatio et paenitentia sobre la penitencia que nos impone el sacerdote en nuestra confesiones habituales (por si alguien no estaba al tanto):

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA
POST-SINODAL
RECONCILIATIO ET PAENITENTIA
DE
JUAN PABLO II

31. La satisfacción es el acto final, que corona el signo sacramental de la Penitencia. En algunos Países lo que el penitente perdonado y absuelto acepta cumplir, después de haber recibido la absolución, se llama precisamente penitencia. ¿Cuál es el significado de esta satisfacción que se hace, o de esta penitencia que se cumple? No es ciertamente el precio que se paga por el pecado absuelto y por el perdón recibido; porque ningún precio humano puede equivaler a lo que se ha obtenido, fruto de la preciosísima Sangre de Cristo. Las obras de satisfacción —que, aun conservando un carácter de sencillez y humildad, deberían ser más expresivas de lo que significan— «quieren decir cosas importantes: son el signo del compromiso personal que el cristiano ha asumido ante Dios, en el Sacramento, de comenzar una existencia nueva (y por ello no deberían reducirse solamente a algunas fórmulas a recitar, sino que deben consistir en acciones de culto, caridad, misericordia y reparación); incluyen la idea de que el pecador perdonado es capaz de unir su propia mortificación física y espiritual, buscada o al menos aceptada, a la Pasión de Jesús que le ha obtenido el perdón; recuerdan que también después de la absolución queda en el cristiano una zona de sombra, debida a las heridas del pecado, a la imperfección del amor en el arrepentimiento, a la debilitación de las facultades espirituales en las que obra un foco infeccioso de pecado, que siempre es necesario combatir con la mortificación y la penitencia. Tal es el significado de la humilde, pero sincera, satisfacción[189].


ES DECIR, HAY QUE MIRAR A LOS CÁNONES PENITENCIALES DE LOS PRIMEROS PAPAS, Y ESTABLECER ANALOGÍAS.
21/03/22 3:16 PM
  
providence
Blogger

En la tradición de la Iglesia San Basilio, San Atanasio, San Gregorio Taumaturgo y San Gregorio Niseno, Alitgario, Obispo Cameracense, San Columbano etc han condenado LA SODOMIA con en torno a 10 años de penitencia rigurosa para los que cayesen en ese pecado. Independientemente de que fuera entre dos hombres o entre hombre y mujer.

San Alfonso María de Ligorio dice al respecto .-
Así pues, el Santo afirma que la opinión correcta, que también era la opinión común de los teólogos de su época, es que tales actos son gravemente inmorales. La razón que da es muy convincente.

"La razón: porque esta manera de copular (aun sin eyaculación) es verdadera sodomía, aunque no sea consumada, al igual que la cópula en el orificio natural de otra mujer es verdadera fornicación, aunque no acabe con eyaculación". (Sobre el Matrimonio, Libro VI, Cuestión 916.)

¿ Cómo puede hoy día haber dudas al respecto amparándose en no se qué escritos ? Es tremendo! Y lo mismo se puede decir de la masturbación y la felación.
22/03/22 3:07 AM
  
providence
Blogger,

Voy a intentar transmitir las ideas que quise reflejar en el texto censurado por usted. Me va a costar pero voy a hacer el esfuerzo de usar las palabras correctas y adecuadas sin tintes jocosos. Me va a costar porque cuando veo contradicciones tan flagrantes me hierve la sangre!


En decenas de textos del S Pio X leemos ejemplos como el que sigue:


26. La fuerza conservadora reside vigorosa en la Iglesia y se contiene en la tradición. Represéntala la autoridad religiosa, y
eso tanto por derecho, pues es propio de la autoridad defender la tradición, como de hecho, puesto que, al hallarse fuera
de las contingencias de la vida, pocos o ningún estímulo siente que la induzcan al progreso.(pascendi)

Durante trece siglos, la Santa Iglesia condena y rechaza con firmeza la sodomia y la masturbacion (ya sea con la boca y con la mano)

Sin tener en cuenta lo anterior, es fácil comprobar por la ley natural que hay órganos del cuerpo humano complementerios y otros que se repelen, es decir, vagina se complementa con pene de forma limpia, suave y fecunda, pero pene con ano se repelen de forma violenta, sucia / fecal y estéril. Esto hasta un niño pequeñito lo entiende y comprende.

¿ Cómo pueden haberse reproducido como setas dentro de la Iglesia los modernistas sexuales que ignoran la tradición de tantos santos Padres ? Está claro que el humo de satanás ha entrado de lleno tanto en la Iglesia como decía S Pablo VI como en la Institución matrimonial.


Si ya me cuesta comprender que un matrimonio defienda los preliminares amatorios sodomíticos o masturbatorios, más incomprensible es para mi ver a un sacerdote justificándolos y dándoles el visto bueno.

Espero no haber cometido esta vez ninguna incorrección censurable.

Bendiciones
22/03/22 4:14 AM
  
providence
LA

Estimado providence:

Lleva usted varios días publicando mensajes en este hilo de comentarios sobre su opinión en un tema concreto. Los últimos que ha mandado repiten el mismo argumento que los anteriores. Argumento que evidentemente ya ha quedado claro.

Mejor no saturamos el hilo de comentarios con mensajes suyos recurrentes, y dejamos que otros lectores puedan comentar sobre su postura, o sobre otros aspectos que encuentren relacionados con el artículo.

Atentamente.
22/03/22 3:36 PM
  
Susana Labeque desde Argentina
"Ten cuidado de la desesperación acerca de ti mismo; se te ordena que confies en Dios y no en ti mismo "San Agustín
22/03/22 3:36 PM
  
providence

Estimado providence:

Lleva usted varios días publicando mensajes en este hilo de comentarios sobre su opinión en un tema concreto. Los últimos que ha mandado repiten el mismo argumento que los anteriores. Argumento que evidentemente ya ha quedado claro.

Mejor no saturamos el hilo de comentarios con mensajes suyos recurrentes, y dejamos que otros lectores puedan comentar sobre su postura, o sobre otros aspectos que encuentren relacionados con el artículo.

Atentamente.
***


Perfecto blogger

Pero no me negará que es elocuente que ninguno de los MODERNISTAS SEXUALES pro felatios masturbatorias sodomíticas hablé y defienda su postura "moenna"

Que Dios le guarde
23/03/22 1:11 PM
  
providence
Perdona Blogger,

(un comentario no recurrente)

Esta mañana en misa me he acordado de su post al escuchar la primera lectura:

Lectura del libro de Jeremías (7,23-28):

ESTO dice el Señor:
«Esta fue la orden que di a mi pueblo:
“Escuchad mi voz, Yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo. Seguid el camino que os señalo, y TODO OS IRA BIEN”.

Bendiciones!

PD Yo a mis hijos pequeños les digo que si buscan en todo el Reino de lo demás no tendrán que preocuparse ni lamentarse


24/03/22 12:41 PM
  
Luis Piqué Muñoz
El Enfermo es un Privilegiado ¡la Cruz es un Privilegio! está más cerca de Dios ¡es otro Cristo! lleno de Esperanza y Amor ¡la alternativa, la desesperación y el Miedo, es una abominación para el pobre y sufrido Enfermo, que da la Culpa a Dios ¡en Vez de aprovechar la maravillosa Ocasión para Unirse amorosamente a Jesús en la Cruz, se llena de Odio a Dios, Odio a la Fe, Odio al Hombre! Este Virus ¡anticipo o comienzo del Apocalipsis! ha venido Muy Bien para bajar los Humos del soberbio y Necio Hombre moderno ¡que en Vez de llenarse de Humildad y Amor a Dios, ha reaccionado con su habitual Necedad, desesperación y Odio! ¡Viva el Inocente! ¡Viva los Pobrecitos de la Tierra! ¡Viva la Cruz! ¡Viva el Amor! ¡Viva Dios!
25/03/22 1:35 PM
  
Pablo
Simplemente agradecer al blogger su elegante intervención en un tema que pertenece al ámbito de lo íntimo y privado del matrimonio y sobre el que S. Juan Pablo II ya enseñó con su Teología del cuerpo.

Creo que tanto los comentaristas como los lectores de esta web somos adultos que sabemos qué es correcto y qué humillante en las relaciones matrimoniales sin necesidad de tanto detalle.

Simplemente añadir que en el matrimonio basta con seguir estos dos principios:

Ama y sé feliz.

Primero tu cónyuge y luego tú.
04/04/22 10:19 AM
  
providence
Pablo,
Simplemente agradecer al blogger su elegante intervención en un tema que pertenece al ámbito de lo íntimo y privado del matrimonio y sobre el que S. Juan Pablo II ya enseñó con su Teología del cuerpo.

Creo que tanto los comentaristas como los lectores de esta web somos adultos que sabemos qué es correcto y qué humillante

***

No se trata de qué es correcto y qué humillante.
Cuando está en juego el destino de las almas hay que intentar precisar al máximo aunque eso suponga que alguien se pueda ruborizar. Como parece que ha sido su caso.

[...]

-----------

LA

No se trata, en este caso, de censura por lo que diga, sino por dónde lo dice. Si en otras bitácoras del portal Infocatólica se defienden posturas que considera usted intolerables, debe hacer constar sus quejas allí. O ponerse en contacto con el director del portal en [email protected]

Es una regla básica de funcionamiento de los portales que alojan múltiples espacios de opinión. Cada editor de cada bitácora es responsable de lo que escribe, y los demás no tienen porqué compartir ni conocer sus contenidos. Por tanto, los hilos de comentarios de cada bitácora están para criticar lo que diga el autor de la misma, no los de otros.
06/04/22 10:12 AM
  
providence
LA

Cada editor de cada bitácora es responsable de lo que escribe, y los demás no tienen porqué compartir ni conocer sus contenidos.

***


Apreciado blogger


Comprendo lo que quiere decirme; pero entienda que todos los blogs están bajo el nombre CATOLICA; y por tanto es inadmisible que dentro de un portal Católico un blog de por buenas practicas por las que cientos de miles de Católicos purgaron penas muy duras.

Yo lo único que hago es avisar cuando detecto a un Católico que no tiene las cosas muy claras.



Saludos y que Dios le guarde,

06/04/22 1:31 PM
  
Pablo
Fijaciones compulsivas.

Lo siento L.A.

Mírelo por la parte positiva: A todo blog que alcanza el éxito se le pega un troll.

Saludos cordiales.

------------

LA

Yo no considero que haya ningún "troll" en este hilo o en otros. Hay personas, con ideas o formas diferentes.
Las normas son claras: no blasfemar ni faltar el respeto a lo sagrado, respetar al editor de la bitácora y otros editores, y a los otros comentaristas, y procurar no llenar el hilo con conceptos repetitivos.

Un saludo.
07/04/22 8:56 AM
  
Pablo
De acuerdo.

¡Muchas gracias!
08/04/22 4:20 PM
  
Luis María Piqué Muñoz
El Hombre moderno Niega el Sufrimiento, la Enfermedad, la Vejez y la Muerte ¡Sólo busca el placer Físico y el bienestar a costa de todo, Niega el Espíritu y sólo vive para el Cuerpo, que Cree le Pertenece de manera absoluta y sólo existe para darle Gusto, Placer, bienestar! En definitiva la absoluta autonomía de la Conciencia y la Libertad, el Hombre decide lo que está Bien y lo que está Mal ¡seréis como dioses! No existe el Bien ni el Mal ¡cada hombre es un ídolo, un diosecillo, se Cree Dios! Sois dioses, dice la Biblia ¡cuando somos Templo del Espíritu Santo por participación! Y en fin el despilfarro y ostentación escandalosa de los Bienes en el Perverso Occidente, desprecia y sacrifica al Tercer y 4º Mundo ¡sólo el Hombre Blanco de Occidente tiene Derecho a los Bienes del Planeta ¡y en efecto comete la abominación de consumir el 90% de la Riqueza del Planeta 1000 Millones de Tripas Llenas, frente a 6000 de Pobres y Necesitados del Tercer Mundo que mueren de Hambre, Sed, Enfermedades ¡se Niega incluso una sola Pastilla que curaría la Enfermedad! Guerras ¡en fin un proceso satánico del que daremos Cuenta ante Dios los Tripas Llenas del Perverso Occidente! ¡Viva los Pobres! ¡Viva el Tercer Mundo! ¡Viva Dios!
01/07/22 1:41 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.