6.02.20

"El sacrificio vivo y santo" (Plegaria euc.- VII)

bilbao

      Nadie puede dudar que la Eucaristía es sacrificio, el mismo sacrificio de Cristo en la cruz pero ahora bajo el velo de los signos sacramentales.

      La fe de la Iglesia, fiel a la Tradición, lo ha formulado; los mismos textos litúrgicos y la plegaria eucarística lo repiten: “sacrificio".

      Se quedaría corto quien sólo y exclusivamente hablase de la Eucaristía en cuanto “memorial” o sólo y exclusivamente como “banquete pascual"… porque es todo eso y más, aparte de ser, asimismo, el sacrificio del altar, el Sacrificio de Cristo, el sacrificio eucarístico.

Leer más... »

30.01.20

Memorial y ofrenda (Plegaria euc.- VI)

     La plegaria eucarística, tras la consagración, enuncia los grandes misterios salvadores de Cristo, su Misterio pascual -muerte, resurrección, ascensión- que se han hecho presente en el Sacramento y suplica su acción salvadora hoy.

    Igualmente, la plegaria prosigue presentando a Dios Padre la Ofrenda de su propio Hijo, el sacrifico de Cristo que se ha actualizado y hecho presente en el altar en favor de la salvación de los hombres y para remisión de los pecados.

anamnesis

     Dejemos que las mismas plegarias eucarísticas, con sus diversas formulaciones, hablen y nos formen y así las vayamos saboreando.

*******************************

    Obra maravillosa de su amor, del Señor del tiempo y de la historia, Alfa y Omega: la Eucaristía hace presente lo que ocurrió en el tiempo, en un momento concreto, y se despliega por la fuerza del Espíritu Santo en nuestro tiempo con toda su capacidad de salvar, redimir y santificar.

  

Leer más... »

23.01.20

Sugerencias y revisión (como un fruto bueno desde Domingo de la Palabra de Dios)

O SEA,  SUGERENCIAS PARA CELEBRAR MEJOR LA MESA DE LA PALABRA

      A la luz de lo ya visto, por el valor que tiene la Palabra de Dios proclamada en la liturgia, podríamos mejorar la forma de celebrarla ajustándonos más a la Ordenación del Leccionario de la Misa y a la IGMR.

     Son sugerencias y recordatorios que podrían constituir un buen fruto de este primer domingo de la Palabra de Dios en la vida litúrgica de nuestra diócesis.

  • Preparar buenos lectores en las parroquias ya que no es un ministerio cualquiera ni todos saben leer y vocalizar en público. ¡Es un gran ministerio y hemos de ser cuidadosos con quién sube al ambón a desempeñarlo!

    Leer más... »

20.01.20

Ordenación del Leccionario de la Misa (para el Domingo de la Palabra de Dios)

   Ya que hay un domingo dedicado a la Palabra de Dios, el III del Tiempo Ordinario o per annum, que será a finales de enero, vamos a aprovechar la ocasión para conocer algo mejor la teología y las líneas espirituales de la Ordenación del Leccionario de la Misa. Es un documento precioso, bien redactado, pero desconocido.leccionario

   Este es material preparado por la Delegación diocesana de Liturgia de mi diócesis como subsidio catequético-litúrgico para preparar la homilía de ese domingo, catequesis de adultos, formación permanente, grupo de liturgia, tema semanal para la escuela de catequistas, reuniones de matrimonios, capítulo en las comunidades de vida consagrada y monasterios, etc.

Capítulo I. PRINCIPIOS GENERALES DE LA CELEBRACIÓN LITÚRGICA DE LA PALABRA DE DIOS

1.      Algunas indicaciones previas

      Los múltiples tesoros de la Palabra de Dios se expresan en las distintas celebraciones y en las diversas asambleas de fieles, a lo largo del año litúrgico, en la celebración de los sacramentos y sacramentales de la Iglesia. También se manifiesta esta grandeza de la Palabra en la respuesta de cada fiel a la acción interna del Espíritu Santo (OLM 3). Así la liturgia que se sostiene y se apoya en la Palabra de Dios se convierte en un acontecimiento nuevo y enriquece esta palabra con una nueva interpretación y una nueva eficacia (Ibíd.).

Leer más... »

15.01.20

Epíclesis y consagración (Plegaria euc.- V)

      Desciende el Espíritu Santo, da fuerza y actualidad a las mismas palabras eucarísticas del Señor: “Tomad y comed…", “tomad y bebed…”

      Estamos en el núcleo, en el centro de todo: la acción del Espíritu Santo da realidad y vida a los signos y las palabras y ya no son mero recuerdo, sino sacrificio y presencia real.

epiclesis

**************************

     El rito eucarístico no es una simple ceremonia, ni un recuerdo de algo pasado y confinado al ayer, ni un símbolo de fraternidad. Es el presente de Dios aquí para nosotros. No es memoria, sino memorial; no es ayer, sino hoy; no es recuerdo, sino Presencia.

   Así lo ha entendido siempre la fe de la Iglesia, como ahora lo expresa el Catecismo de la Iglesia Católica:

Leer más... »