Pío XII se dirige a Hitler al comienzo de su pontificado

LA REUNIÓN QUE TUVO EL NUEVO PAPA CON LOS CARDENALES DE HABLA ALEMANA

Nada más elegido nuevo Papa, Pío XII tuvo que afrontar la cuestión candente y muy delicada de las relaciones con el régimen alemán, concretamente con ocasión de algo tan sencillo como la posibilidad de mandar al Canciller Hitler un mensaje de buena voluntad, como años antes había hecho Leon XIII, con buen resultado, en circunstancias similarmente difíciles. Ante esta cuestión, el Papa Pacelli quiso recabar el consejo de los directamente interesados.

Por eso, es de indudable gran interés, para conocer de primera mano la preocupación por este tema, no sólo del nuevo Pontífice, sino también de los cardenales de habla alemana, la lectura de algunas parte de la relación de la reunión del recién elegido con los cardenales Bertram de Breslau, Schulte de Colonia, Faulhaber de Munich e Innitzer de Viena, publicada en las Actes et documents du Saint-Siège relatifs à la seconde Guerre Mondiale, vol II. El texto de la relación es largo, por lo que seha resumido a sus puntos principales en los que se aprecia lo espinoso del tema de las relaciones con Alemania y la claridad de ideas de Pío XII, que conocía bien el percal.

Pío XII: León XIII, al comienzo de su pontificado, envió un mensaje de paz a Alemania. En mi modesta persona, me gustaría hacer algo parecido (el Papa lee el borrador de una carta en latín) ¿Es correcta? ¿Necesita algún cambio o ampliación? Agradecería infinitamente el consejo de Vuestras Eminencias.
Cardenal Bertram: No me parece que haya nada que añadir.
Cardenal Faulhaber: En una carta de este tipo no se puede expresar ningún deseo concreto. Sólo una bendición. Pero tengo una duda ¿Debe ir redactada en latín? El Führer es muy susceptible con respecto de las lenguas extranjeras. No creo que desee recurrir a los teólogos para que se la expliquen.
Cardenal Schulte: Por lo que se refiere a su contenido me parece excelente.
Pío XII: Podría enviarse en alemán. Si la consideramos como una simple cuestión de protocolo, podría pasar inadvertida la connotación sobre el mal estado de las cosas para la Iglesia. Y nuestra mayor preocupación es el bien de la Iglesia en Alemania. Para mí esa es la cuestión más importante. Quizás podría redactarse en latín y en alemán.
Cardenal Faulhaber: Es mejor enviarla en alemán

Al final, se decidió enviarla en alemán. Se acordó por otro lado que, en el caso de Hitler, no pegaba -ni él apreciaría en absoluto- el saludo habitual en estos casos de “Dilecte Fili”, por lo que el texto definitivo rezaba así:

Al Ilustre Herr Adolf Hitler, Führer y Canciller del Reich alemán. Al comienzo de nuestro pontificado, deseamos aseguraros que seguimos consagrados al bienestar del pueblo alemán confiado a vuestra dirección. Por él imploramos a Dios Todopoderoso que le conceda la felicidad auténtica que emana de la religión. Recordamos con sumo gusto los muchos días que pasamos en Alemania en calidad de nuncio apostólico, época en la que hicimos todo lo que estaba dentro de nuestro poder para establecer relaciones armoniosas entre la Iglesia y el Estado. Ahora que las responsabilidades de nuestra función pastoral han aumentado nuestras oportunidades, rezamos mucho más fervorosamente para conseguir ese objetivo. Hacemos votos para que, con la ayuda de Dios, el pueblo alemán disfrute de prosperidad y progreso.

Después de haber decidido la forma definitiva de su carta, el Papa dijo a los cardenales presentes. “Así pues, nos hemos arriesgado a hacer un nuevo intento. Si quieren pelea, no nos asustaremos. Pero el mundi verá que hemos intentado todos los medios para vivir en paz con Alemania”.

A ello siguió una discusión entre los cardenales sobre la posibilidad de romper las relaciones si Hitler no respondía. ¿Debería llamarse al nuncio de Berlín?

Pío XII: Sí, Pío XI estaba tan indignado por lo que estaba ocurriendo en Alemania que una vez me dijo: “¿Cómo puede la Santa Sede seguir teniendo un nuncio allí? ¡Es algo que está reñido con nuestro honor!” El Santo Padre temía que el mundo no entendiera cómo era posible que siguiéramos manteniendo relaciones diplomáticas con un régimen que trataba a la Iglesia de aquella forma. Así que le respondí: “Santidad, ¿De qué nos serviría eso? Si mandáramos llamar al nuncio, ¿Cómo podríamos mantener contacto con los obispos alemanes?” El Santo Padre entendió y se calmó un poco. No, es mejor así. Si el gobierno alemán quiere romper las relaciones, tanto mejor, pero no daríamos prueba de demasiada inteligencia si las rompiéramos nosotros.
Cardenal Bertram: Si, no debe parecer que es la Santa Sede la que rompe.
Pío XII: Algunos Cardenales se han acercado a mí y me han preguntado porqué sigo concediendo audiencias al embajador alemán, después de todo esto. Dicen: “Cómo puede tener la desfachatez de pedir una audiencia” Y yo les respondo: “¿Qué otra cosa puedo hacer?” Debo tratarlo con modales cordiales. No hay otro camino. Romper las relaciones es fácil. Pero ¡sólo Dios sabe las concesiones que tendríamos que hacer para volver a entablarlas! Podéis estar seguros que el régimen no las reanudaría sin concesiones por nuestra parte.

La reunión concluyó con unas palabras sobre los efectos de la persecución del régimen nazi a la Iglesia en Alemania, que curiosamente había acercado más a la gente a la Iglesia:

Cardenal Schulte: El interés general por los asuntos de la Iglesia es mucho más vivo que antes.
Pío XII: Ese es el efecto de la persecución.
Cardenal Schulte: Las iglesias están llenas a rebosar.
Cardenal Initzer: Lo mismo ocurre en Austria.
Pío XII: En ese caso, no hemos de perder la esperanza.
Cardenal Bertram: Es una gran misión infundir ánimo a los sacerdotes. Christus vincit! Con frecuencia digo a los sacerdotes: “Los tiempos en que vivimos no son los peores. Los peores son los de la indiferencia”.

25 comentarios

  
Yago
Precioso. Muchas gracias por el texto. Se aprende mucho...
14/07/10 9:30 AM
  
Iker
Y nuestra mayor preocupación es el bien de la Iglesia en Alemania. Para mí esa es la cuestión más importante.
____________________________________________________

Desde un punto de vista limitado, demasiado limitado, es lógico que la mayor preocupación de un Papa sea el bien de su Iglesia. Pero comprendan el punto de vista desde fuera de la Iglesia católica: Me sentiría mucho más identificado con E. Pacelli si hubiera sentido y, por tanto, escrito:

"Y nuestra mayor preocupación es el bien de todas las personas a las que les ha tocado vivir en Alemania, judíos, católicos, luteranos, ateos o lo que sean. Para mí esa es la cuestión más importante."
14/07/10 12:28 PM
  
Pato Acevedo
Muchas gracias. A nosotros nos ha tocado el tiempo de la indiferencia, pero ¡ánimo! no tengo dudas que pronto viene la persecución.
14/07/10 2:16 PM
  
pablo
Tiene razón la iglesia, como siempre, al querer declarar santo a Pio XII. Con que cuidado se movía para no dar ocasiones al monstruo para perseguir a la iglesia alemana. Como buen pastor se comportaba queriendo proteger a su rebaño.
Gracias por sus articulos.
Un saludo en Cristo.
14/07/10 6:24 PM
  
César Fuentes
Iker,le recomiendo la lectura de este libro,creo que,sinceramnete ,le aclarará muchas cosas.

http://www.casadellibro.com/libro-el-mito-del-papa-de-hitler/1103507/2900001136540.
14/07/10 8:40 PM
  
Esteban
Y esta conversación, que? esta grabada, quien la difundió o que pruebas hay de que se dio y fue asÍ?
15/07/10 8:07 PM
  
gringo
No creo que Pío XII fuera el complaciente "Papa de Hitler" que muchos tratan de pintar.
Considero más bien, que como hombre consagrado a la diplomacia Pacelli intentó que la Iglesia Católica y el Estado Alemán mantuvieran un matrimonio de conveniencia, sin amor pero con beneficios mutuos y con algunos roces.
Hitler en 1933 fue investido con poderes dictatoriales por un Parlamento en el que no comparecían los diputados comunistas por estar encarcelados, y tras unas elecciones celebradas en tal clima de violencia que deberían haber sido invalidadas.
En poco tiempo, los partidos de izquierda y los sindicatos fueron prohibidos, se eliminaron las libertades de expresión, imprenta y reunión, y se abrió el primer campo de concentración en Dachau, para encerrar a los disidentes políticos y a los "antisociales" (homosexuales, enfermos mentales, etc.).
Pero aquello no fue impedimento para que el Cardenal Pacelli firmara con Von Papen un concordato que concedía a la Iglesia beneficios económicos, especialmente el "impuesto religioso" que obligaba a los católicos a ceder el 9% de su impuesto de la renta a la Iglesia.
Por su parte, el régimen obtenía el privilegio de conceder el visto bueno para los nombramientos episcopales, así como que cada nuevo obispo tenía que jurarle lealtad sobre los Evangelios.
Por mucho que acosara Hitler a la Iglesia posteriormente, sólo fueron encarcelados algunos curas que hablaron demasiado alto, el concordato nunca fue derogado y de hecho el impuesto religioso se sigue cobrando hoy en día en Alemania.
Pío XII tenía mano dura cunado quería. Excomulgó a los comunistas italianos cuando llegó la democracia para que no ganaran las elecciones, y también excomulgó a los fieles de la Iglesia Patriótica China, sin importarle en absoluto las represalias que Stalin o Mao pudieran tomar contra los católicos del bloque oriental.
Creo que dado que Hitler al menos era católico bautizado, siempre tuvo la esperanza de una conversión y poder reconstruir gracias a él el Sacro Imperio Romano Germánico, o al menos que Hitler pudiera acabar con el comunismo en Rusia y abrir aquellas tierras a la evangelización.
15/07/10 8:16 PM
  
jose de maria
Mucho por Pio XII, ahora pasa una situacion similar por Venezuela, Argentina y otros paises.
15/07/10 8:47 PM
  
Menka
A lo que más me parece esto es a la situación con los países islámicos y la situación de la Iglesia allí.
16/07/10 11:56 AM
  
ezequiel
En el mismo día que Japón —socio de Alemania durante la guerra en aquel tiempo— lanzó el ataque inesperado sobre Pearl Harbor, el periódico The New York Times publicó este informe: “La Conferencia de Obispos Católicos Alemanes reunida en Fulda ha recomendado que se introduzca una ‘oración bélica’ especial que ha de ser leída al principio y al fin de todos los servicios divinos. La oración suplica a la Providencia que bendiga con victoria las armas alemanas y otorgue protección a la vida y salud de todos los soldados. Los obispos también dieron al clero católico la instrucción de guardar una observancia y recordar en un sermón dominical especial por lo menos una vez al mes a los soldados alemanes ‘en tierra, mar y aire’”.
16/07/10 9:15 PM
  
ezequiel
En 1933 el cardenal Eugenio Pacelli (quien luego llegó a ser el papa Pío XII) y Franz von Papen, el vicecanciller de Hitler, firmaron un concordato entre Alemania y el Vaticano.

Por razones obvias, en aquel tiempo se mantuvieron secretas dos cláusulas del Concordato, cláusulas sobre un frente común contra la Unión Soviética y sobre los deberes de los sacerdotes católicos reclutados para el ejército de Hitler. Tal reclutamiento era una violación del Tratado de Versalles (1919), el cual Alemania todavía estaba obligada a cumplir; el que se hubiera dado a conocer esta cláusula pudiera haber perturbado a otros signatarios del Tratado de Versalles.
Franz von Papen estuvo entre los nazis enjuiciados como criminales de guerra en Nuremberg, Alemania, hacia fines de la década de los cuarenta. Fue absuelto, pero después recibió una sentencia severa de un tribunal de desnazificación alemán. Aún así, más tarde, en 1959, fue nombrado chambelán papal privado.

16/07/10 9:26 PM
  
ezequiel
¿FUE EXCOMULGADO HITLER?
16/07/10 9:27 PM
  
César Fuentes
Ezequiel,le recomiendo la lectura del mismo libro que recomendé a Iker. Se lo aconsejo antes de aventurar más cosas sin meditarlas.

Pero antes léase esto a modo de aperitivo,y piense usted en la dificilísima situación de Pio XII-y no sólo el,sono otros muchos-en aquella época,casi la peor de la historia:

http://www.conoze.com/doc.php?doc=7835
17/07/10 8:34 AM
  
ezequiel
La situacion no seria tan dificil si la Iglesia no se metiera en politica ,como hacia Cristo.
De hecho ,es por este motivo,por donde vendran sus mayores dolores.
17/07/10 8:11 PM
  
Luis López
Hay algún comentario que realmente da verguenza leerlos ¿qué hay de malo solicitar una oración por los soldados de la propia patria, cuando esta está en guerra, por muy injusta que esa sea? ¿Es que lo lógico es pedir a Dios que sean derrotados, capturados o muertos?
19/07/10 1:14 PM
  
Chimo Vice
Gringo y Ezequiel, Hay que "meterse en política", porque nada humano le es ajeno a Cristo y por tanto a su Iglesia. Hitler no fue excomulgado por la sencilla razón de que no era católico. No obstante, las excomuniones en situaciones de alejamiento evidente de la fe operan latae sententiae, sin necesidad de ser declaradadas.
26/07/10 2:05 PM
  
amancio

Hitler sí era católico en el sentido de bautizado. Como Himmler y Göbbels. Hasta ahí tienen razón.

Y ahora yo me pregunto: entre quienes protestan porque la Iglesia no hubiera pronunciado sentencia de excomunión contra Hitler, ¿cuantos habrá que, cuando se suscita esta misma cuestión por razón de aborto a los políticos demócratas, no se rasgan las vestiduras?

Por otro lado es de vergüenza, en efecto, como recuerda Luis López, que alguien aduzca la necesidad de orar por los propios soldados como algo a lamentar. Dice, desde luego, muy poco del nivel cultural de esa persona, de su sentido común y de su servidumbre con respecto a la dictadura correcto-politiquesa.
16/08/10 12:37 AM
  
ramiro
Si alguien sabe real y específicamente, sobre los casos concretos de persecución a la Iglesia Católica por parte del gobierno alemán de Hitler, mucho agradeceré los haga saber, ya que la historia oficial es harto tendenciosa en tal sentido.
13/09/10 8:55 PM
  
gerardo
si hay casos de persecucion Nazi contra la Iglesia entre ellos al obispo clemens von galen y demas obispos que algunos fueron encarcelados en campos de concentración deseo agregar una cosa mas ¿acaso creen que porque Pio XII es papa todos van ahacer lo que el diga?¿ que querian, que lanzara una cruzada contra los Nzis? y su lanzace dicha cruzada? quien iba a responder ¿los comunistas ateos que persiguieron a lso cristianos? acaso franco iva a responder? o acaso querian que ubiese mas martires entre los sacerdotes para que la iglesia "quede mejor" de no ser por la habilidad diplomatica del papa los 800 0000 judios que su santidad salvo ahora mismo estarian muertos pero claro es facil criticar cuando no llevas el peso de swer el vicario de cristo durante la segunda guerra mundial en mi opinion el papa hizo l oque pùdo con l oque tenia y logro lo que popdia y pedirle mas como si fuese el presidente del pais mas poderoso del mundo es una soberana estupidez.
25/02/12 5:44 PM
  
jose calazanc
Haga lo que haga la iglesia siempre está bien. Si no actuó con energía contra un regimen evidentemente perverso- como sí lo hicieron algunas personas de otras religiones o incluso sin religión alguna- fue por salvar al rebaño. Si hubiese actuado con energía y los nazis los hubiesen masacrado entonces ahora serían los mártires de la fe. Cuando se quiere justificar el actuar de una institución o persona siempre podemos encontrar excusas para justificar dicha actuación. Lo que a mi me parece es que el bienestar de la humanidad o de la persona debe estar siempre por encima de cualquier otro interés. El asesinato de cualquier persona por parte de cualquier dictadura o régime político debió haber sido suficiente para que la iglesia hubiese por lo menos condenado publicamente, con energia y determinación,sin medias tintas, al asesino; y la excomunión que muchas veces se aplicó para casos ridículos debió haber sido aplicada contra los criminales fascistas (comenzando con Hitler).Afortunadamente,como en toda institución siempre hay individuos honestos que anteponen el humanismo ante cualquier otro interés. Son los justos entre las naciones (y los justos entre las religiones)
10/02/13 6:34 AM
  
carpeto
Pero toda institución debe saber que debe proteger primeramente los intereses de sus miembros: la actuación personal no incide más allá de lo que abarca la vida del justo entre las naciones o religiones. Pero es principio de elemental cordura que ante la afectación de varias personas por culpa de acciones imprudentes, ciertamente puede salir más caro el remedio que la enfermedad. Ser mártir de la fe es voluntario, no puedes arrastrar a otros al suplicio. Ante todo el amor es voluntad. El asesinato de una sola persona no es indicio suficiente para condenar a un gobierno, sino la Iglesia caería en vericuetos difíciles de afrontar.
13/05/13 3:25 AM
  
Paula
Pruebas? Audio? Supongo no las hay...
De todas formas eso le pasa al Vaticano por meterse en la política, cuando Jesús nunca se metió en la política, incluso dijo:

"19 Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. 20 Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? 21 Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios." Mateo 22:19-21
13/08/13 6:34 PM
  
Paula
Es cuestión de buscar en imágenes de google pio XII y Hitler para ver cuán condescendiente fue este papa con Hitler, cómo es posible! o qué el Vaticano le tenía miedo a Hitler? No es que Dios está con ustedes? Cuándo la Biblia dice:

"Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová." Isaías 54 - 17

Que increible que el vaticano con tanto poder, no hiciera más que escribir cartitas para curarse en salud.

Y ni sé para qué les pongo versículos, si ustedes le dan el mismo valor que la Biblia a los concilios, jajaja al fin y al cabo los papas son infalibles verdad ;)
13/08/13 6:40 PM
  
Pepi
El rabino de Nueva York, David Dalin, propuso que el Papa Pío XII sea proclamado «Justo entre las Naciones», el máximo reconocimiento que ofrece el Estado de Israel a las personas que se han destacado por ayudar a judíos perseguidos. Pío XII hizo todo lo que pudo por salvar a judíos y cristianos y si no se pronunció públicamente fue para no ocasionar más muertes torturas. Tengamos en cuenta que el obispo de Utrech hizo un reproche a Hitler y al día siguiente comenzaron las deportaciones de judíos. ¿Cuáles hubieran sido las represalias si el Papa hubiera hecho manifestaciones públicas? Hitler odiaba a Pío XII y no se explicaba cómo no podía acabar con él.
22/09/13 1:26 AM
  
Al. Limon
CONCORDATO ENTRE LA SANTA SEDE Y EL REICH ALEMÁN (1933)RESUMEN:
ARTÍCULO 16 – Los obispos, prestarán un juramento: “Delante de Dios, juro y prometo, fidelidad al Reich alemán [Representado por Hitler]
ARTÍCULO 30 – En los domingos, en las iglesias catedrales, en las parroquiales, se recitará al final del servicio religioso, una oración por la prosperidad del Reich [Hitler].
19/01/15 7:57 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.