InfoCatólica / Germinans germinabit / Categoría: Non omnis moriar

2.12.08

Afrancesados para lo que les conviene


Durante decenios en esta bendita Archidiócesis de Barcelona tuvimos que soportar aquella ideología clerical totalitaria según la cual nosotros éramos diferentes del tosco clero español. Nuestra idiosincrasia y nuestro contexto cultural se asemejaban mucho más al talante eclesial franco-belga como también a su formación liberal y progresista. Llegó un momento en que nuestras más altas y privilegiadas mentes ya no acudían a cursar sus estudios a Roma sino al “Institut Catholique de Paris” o a la “Université de Lovaina”. Nuestros paradigmas pastorales eran la Misión de Paris del cardenal Suhard y la JOC del P. Cardijn. Lo malo es que ni Jubany era Suhard ni Batlles el consiliario belga. Como siempre nos sucede, cuando las ideas de los grandes movimientos europeos llegan a nosotros lo hacen tarde y mal y, casi siempre, se convierten aquí en extremas.

Y no soy yo únicamente quien lo afirma. Lo hicieron en su día intelectuales de la talla de Menendez Pelayo y Ortega.

Leer más... »

26.11.08

Ni impunidad ni inmunidad cardenalicia


Esta semana pasada el portavoz del Arzobispado de Viena, el periodista Erich Leitenberger, que durante 7 años fue redactor del diario austriaco “Die Presse” para encargarse posteriormente por espacio de dos décadas de la agencia católica de noticias “Kathpresse” y finalmente de la Oficina de Prensa vienesa, ha emitido una nota en referencia a la Eucaristía celebrada por el cardenal Schönborn en la localidad de Wolfshal.

Tras subrayar el carácter sesgado, que según el portavoz del Cardenal, tenía la grabación y la emisión por parte de Gloria TV, ha puesto todo el énfasis en aclararnos que nada de prohibido por la Ordenación General del Misal Romano fue llevado a cabo, dejando especialmente claro el hecho de que el pan usado en la celebración era pan ázimo…

Leer más... »

19.11.08

El empecinamiento del Cardenal Martinez Sistach


Si quisiéramos conocer la etimología del verbo empecinarse deberíamos en cierta manera recorrer algunos hechos y personajes del siglo XIX que dejaron huella en la historia de España.

Cuentan que la población vallisoletana de Castrillo de Duero, de donde era originario el guerrillero Juan Martín Diez, héroe en nuestra Guerra de la Independencia, era famosa por sus numerosos charcos de cieno negro llenos de una informe materia en descomposición a la que en castellano llamamos pecina. De ahí el apodo de “empecinado” que recibió el rebelde castellano en su lucha “contra el francés”. Sin embargo fueron su tozudez y tenacidad en el empeño las que dieron a esas características temperamentales un nuevo y auténtico campo semántico al “empecinamiento” que ya no se refería tanto a la suciedad y dejadez en las maneras sino a la testarudez en obstinarse en unas ideas y el tesón en aferrarse a un objetivo.

Leer más... »

4.11.08

Los dos velos del misterio de la Iglesia


No es extraño que muchos queden perplejos ante la complejidad de gran número de acontecimientos y que nos revelan un rostro afeado de la Iglesia de Jesucristo. Una Iglesia en la que están presentes los pecados de los hombres, las resistencias a la gracia: páginas de vergüenza y de bajos sentimientos, páginas de cobardía y abandono que en nuestra diócesis de Barcelona encontramos en gran número.

¿Cómo hombres de Iglesia, responsables como Pastores del rebaño de Jesucristo, pueden llevar a cabo esa maravillosa misión que Dios ha puesto sobre sus espaldas mostrando esa tibieza y mediocridad tan ostensible? ¿Cómo puede ser que para ministros del Señor lo divino no sea más que una especie de coartada a su pereza, a su horror por toda lucha por superarse y superar los obstáculos que la realidad le plantea?

Este es, en verdad, el primer velo del misterio de la Iglesia. El que corresponde a la descripción de Isaías: “No lo hemos reconocido. Sin hermosura. Sin brillo. Despreciado. El último de los hombres. Un ser de dolor, roto por el sufrimiento, desfigurado, semejante a un leproso.”

Leer más... »

22.10.08

Salvador Pié: Doctor ambiguosus (et periculosus)



Dubitantes cum dicimus “puto", significamus nos in rebus incertis et obscuris falsis opinionibus nos fieri ambiguosos.
(Nonio: De compendiosa doctrina IV)

Conclusión de un artículo del Dr. Salvador Pié Ninot para el volumen “Transcendència i Testimoniatge” de la Colección Saurí publicada por la Facultad de Teología de Cataluña

TEXTO:

“¿Hacia una teología de la humanización?: La salvación como labor y como don a la luz de Jesucristo.

Una primera reflexión centrada en la cristología puede iluminar el camino que nosotros en nuestro contexto histórico, europeo, hispánico y catalán tenemos que pronunciar. La cristología de Calcedonia tiene un carácter marcadamente soteriológico. El hecho que Jesús sea “perfectus Deus et perfectus homo” no quiere decir que haya en el dos niveles cualitativos. Sabemos que el termino naturaleza se predica en sentido muy diferente de la divina y de la humana. Y por tanto, el termino “dos” no quiere expresar suma, sino propiamente “irreductibilidad”, ya que la divinidad nunca pertenece al orden de lo conceptuable sino al orden de aquel que fundamenta y hace posible todo lo conceptuable; de manera que tenemos que renunciar a expresarla como un segundo piso en Jesús. De tal manera que Jesús es un hombre que en su misma humanidad es sostenido por Dios. Y por ello es la plenitud insospechada de lo humano.

Leer más... »