Querido cardenal: No tenemos derecho a no predicarles el evangelio

He leído la carta que el Emmo. y Rvmo. Cardenal Arzobispo de Sevilla, Don Carlos Amigo Vallejo, ha escrito con motivo de la próxima Jornada Mundial de las Migraciones del 14 de este mes. La misma se puede leer íntegra en la web de la archidiócesis sevillana.

Estimado don Carlos, desde el mayor respeto a su persona y a su condición de pastor y príncipe de nuestra amada Iglesia, quiero hacerle algunas observaciones sobre dicha carta.

Primero de todo, decirle que estoy totalmente de acuerdo con usted en sus palabras sobre la dignidad humana de todos y cada uno de los inmigrantes que llegan a nuestra tierra. De la misma manera que para Dios no hay personas "con papeles" y "sin papeles", los cristianos no podemos distinguir entre hombres, mujeres y niños con papeles o sin los mismos.

El inmigrante es un ser humano creado a imagen y semejanza de Dios, lo cual le da una dignidad que ninguna ley humana puede anular. El inmigrante es nuestro prójimo y por tanto objeto de nuestro amor, pues se engaña a sí mismo el que dice amar a Dios y no ama al prójimo, especialmente si el mismo es extranjero como nos hace entender Cristo con la parábola del buen samaritano.

También concuerdo con usted en que el inmigrante, como norma general, viene a buscar trabajo y no a delinquir. Con eso no hacen sino aquello que muchos españoles hicieron en el siglo XX cuando emigraron a Hispanoamérica o a Alemania en busca de un futuro mejor. Es por ello que a España se le puede aplicar aquello que el Señor dijo a Israel:
"Cuando el extranjero morare con vosotros en vuestra tierra, no le oprimiréis. Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que more entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo Yavé vuestro Dios."(Lv 19,33-34)

Y por último, también me parece innegable que acierta usted en apuntar a la necesidad de una adecuada pastoral de inmigración en nuestras parroquias. Pero, estimado cardenal, aun coincidiendo con usted en que hay que dar un trato diferenciado a los inmigrantes católicos, ortodoxos (¿porqué se olvida de los protestantes evangélicos, que son muchos entre los hispanos?) y musulmanes, no entiendo porqué limita el trato con estos al ámbito del diálogo inter-religioso.

Monseñor Amigo, nosotros no tenemos derecho a no predicarles el evangelio a los inmigrantes no cristianos. Es nuestro deber. Y como dice San Pablo "¡ay de mí si no anunciare el evangelio!" (1 Cor 9,16). Por supuesto, debemos hacerlo desde el respeto y la tolerancia a sus actuales convinciones religiosas. Por supuesto debemos hacerlo no solo de palabra sino con nuestras obras, pues, como dice Santiago en su epístola: "muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras" (Stg 2,18); pero no podemos dejar que sólo sean nuestras obras las que hablen de la fe que tenemos en Cristo. Debemos presentarle como quien es, es decir, sabiendo que "no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos" (Hch 4,12). La fe viene por el oir, y por oir la palabra de Dios (Rom 10,17). Por tanto, al mismo tiempo que les procuramos atenciones para sus cuerpos, démosle el alimento para la salvación de sus almas. Pues si no lo hacemos, Dios nos pedirá cuentas por ello.

Piense usted, querido cardenal, en la oportunidad que se le presenta a la Iglesia en España. Una de las mayores glorias de la Iglesia en este país, y de la nación como tal, son sus misioneros, que han llevado el evangelio a los demás continentes a lo largo de los siglos. Pues entonces, ¿cómo no ser misioneros en nuestra propia patria hacia aquellos que nos vienen de fuera sin conocer a nuestro Señor y Salvador Jesucristo? Con todos los respetos hacia el diálogo inter-religioso, que creo neceario para la convivencia con los no cristianos y para la paz en el mundo, Cristo no nos envió a dialogar con los no cristianos sino a predicarles el evangelio. Y aunque sin diálogo no parece posible la predicación, la falta de ésta es una traición a la misión que hemos recibido de nuestro Señor. Pues "todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?;¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!"(Rom 10,14-15). Don Carlos, envíenos usted, junto con sus compañeros de episcopado, a predicarles el evangelio para que sean salvos. Aunque eso sea difícil. Aunque sepamos que para un musulmán, su conversión al cristianismo puede suponerle peligro de muerte. Aunque la mayoría no quieran escuchar. Debemos hacerlo.

Acaba usted diciendo que los inmigrantes son una "carta de Cristo" para nosotros. Pues bien, escribamos en esa carta los pasajes del evangelio para que pasen de ser una "carta de Cristo" a ser una "carta sobre Cristo", para mayor gloria del Padre.

Suyo siempre en Cristo y en su bendita Iglesia,

Luis Fernando Pérez Bustamante

40 comentarios

  
Luis Fernando
Sofía, ¿predicar el evangelio es ser proselitista?
Pues entonces debemos serlo.
Fíjate que digo que "debemos hacerlo desde el respeto y la tolerancia a sus actuales convinciones religiosas" y "no solo de palabra sino con nuestras obras"

La apologética, aunque puede ser una herramienta para la predicación, es distinta de la misma. Tiene más que ver con lo que se nos dice en Judas 3 " exhortándoos a combatir por la fe, que, una vez para siempre, ha sido dada a los santos" o en 1ª P 3,15 "y estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere"

El discurso lo tienes en la web, sección Cardenal arzobispo, sección documentos. Su carta me gusta, pero creo que falta eso.
01/01/07 11:15 PM
  
Luis Fernando
Hermenegildo, yo también preferiría que nadie tuviera que emigrar y que pudieran prosperar en sus tierras de origen. Y entiendo el tipo de problemas que se plantean por la nula intención de algunos de integrarse en el país al que vienen (cosa que sospecho que los españoles sí hicimos allá donde fuimos). Pero desde el punto de vista meramente cristiano, un emigrante es una persona. Y punto.

Y sabemos que España es uno de los países más ricos del mundo. Es normal que nos vengan unos cuántos Lázaros a la mesa. No podemos despacharles sin más, aunque obviamente no podemos recoger a todos los pobres que hay en el mundo.

Dicho eso, la política de inmigración de este gobierno me parece penosa. El efecto llamada ha provocado demasiados muertos en el Atlántico y en el Estrecho.
01/01/07 11:23 PM
  
sofía
LF, gracias por la orientación. La carta me ha gustado mucho. Creo que no eres exacto cuando dices: "no entiendo porqué limita el trato con estos al ámbito del diálogo inter-religioso"
En realidad los límites no los pone Amigo, sino tu interpretación de sus palabras.
"A cada cual habrá que ofrecerle ayuda religiosa de forma diferente. Para unos, la de una integración plena en nuestras parroquias. Para otros, el ofrecimiento y la cooperación en un diálogo interreligioso."
A mí me parece el planteamiento correcto. Sólo puedes evangelizar con obras y palabras (normalmente en ese orden) a quienes tienes cerca. Mientras que pertenezca a otra religión, el diálogo será interreligioso, lógicamente. Necesariamente ese es el punto de partida, y la única posibilidad de que haya alguna posibilidad de avanzar. En muchos casos se quedará en eso. No dejará de ser positivo.
Comprendo que tú temes que el respeto excesivo impida la evangelización, pero es el único camino.
N...
01/01/07 11:49 PM
  
sofía
He perdido la continuación, no sé por qué.
Quería añadir que no me gusta la expresión "tolerancia a las convicciones" porque no me parece respetuosa. No hace falta compartir las convicciones para respetarlas, por respeto a la persona.
01/01/07 11:54 PM
  
Luis Fernando
Hablas de orden. Bien, yo no tengo nada en contra de que haya un diálogo antes. El problema es que yo no encuentro en las palabras del cardenal una referencia a la evangelización. o sea, veo que él nos dice que ofrezcamos el diálogo y punto.

Pues no podemos quedarnos en ese punto.
02/01/07 12:21 AM
  
Luis Fernando
Respecto a la tolerancia... he sido demasiado generoso. No todas las ideas religiosas islámicas mercen dicha tolerancia.
02/01/07 12:24 AM
  
sofía
LF,
El diálogo interreligioso ya es evangelización. Si dialogo tendré que exponer el punto de vista cristiano, digo yo. No comprendo exactamente que es lo que tú crees que se debería hacer: ¿Echarles un sermón el primer día eplicándoles que todas sus convicciones están equivocadas?Se gún S.Pablo hay que hacerse todo a todos para ganar a algunos.
En cuanto a la tolerancia, comprendo lo que quieres decir. Pero no creo que esa actitud de rechazo nos ayude a evangelizar.
02/01/07 1:15 AM
  
sofía
No sé explicarme bien, pero yo lo que creo es que se evangeliza con las pequeñas cosas de cada día. Poquito a poco. No creo que sirva de nada atacar frontalmente las convicciones ajenas.
Aunque tal vez tú tienes otras experiencias. Me gustaría que explicaras cómo se puede hacer, con más detalles. Pero es muy tarde ya.
Buenas noches.
02/01/07 1:35 AM
  
Luis Fernando
Sofía:
El diálogo interreligioso ya es evangelización

Si eres capaz de decirme de un solo fruto o caso de conversión al cristianismo que haya partido del diálogo interreligioso, a lo mejor empiezo a considerar que hay algo de verdad en esa afirmación.

Me preguntas cómo hay que hacerlo y que si al primer día ya hay que presentarles el mensaje de salvación. Pues mira, yo no tengo el plan perfecto. Lo que sí tengo es la certeza de que si no les predicamos el evangelio estamos incumpliendo nuestro deber y traicionando el llamado que nos hizo Cristo.

No hace falta atacar directamente las creencias ajenas. San Pablo se basó en lo de bueno que podía tener la religiosidad de los atenienses para predicarles a Cristo. El evangelio, por sí mismo, es capaz de iluminar el alma para que toda creencia errónea sea aparcada.
02/01/07 3:02 AM
  
Dahrendorf
Hace tiempo que mi principal preocupación con respecto a nuestra Iglesia es precisamente ésto. Lo demás pasa con el tiempo y en la mayoría de cosas estamos en una cierta recuperación.
Porque todos nos salvamos ya, por miedo a violar los derechos individuales, porque hay que "proponer" y no "imponer", porque es mejor el testimonio que la palabra, por ecumenismo o diálogo interreligioso, porque en todas las religiones hay "semillas de verdad", porque lo único importante es la justicia del reino... por una cosa o por otra, la realidad es que en muchas partes la evangelización está prácticamente congelada. Los mismos misioneros consideran que convertir paganos es cosa del pasado. Ahora lo que hay que hacer es únicamente, "compartir su cultura y sus sufrimientos".
02/01/07 9:36 AM
  
IreneF
Sofía, estoy bastante de acuerdo con lo que dices. Por ahí va el camino.
En cuanto a las opiniones de otros, y en en concreto en cuanto a eso de 'evangelizar'... creo que hay que explicar lo que entiende cada cual.
Como aportación propongo considerar que los primeros evangelizadores de los no-cristianos son los cristianos que estén o entren en contacto con ellos. Los primeros evangelizadores de una o un inmigrante no [email protected] no es el párroco ni los catequistas del lugar, sino que son (y están llamados a ser) la empresaria que la contrata, quien le alquila o no alquila una vivienda, los vecinos que lo miran de esta o de aquella manera, etc. El cristianismo o la contradicción con el cristianismo tal y como se manifiesta en esas personas son "el mensaje", y son lo que más pesa e influye en eso que llamamos evangelización.
02/01/07 9:47 AM
  
José Luis
Nuestro querido Papa Benedicto XVI fue a tierras de mayoría no católica, Turquía como ejemplo, para anunciar a Cristo.

Juan Pablo II el Magno, también hizo lo mismo cuando fue a Cuba, siempre en atención a Cristo, a salvar lo más posible, y con la presencia del Papa en esos países, el número de católicos atiende al crecimiento, aunque a muchos le faltan constancia, porque si no oran, no se van a convertir. Y todos necesitamos auténtica conversión en nuestro propio corazón.

Europa, no renuncie a tus raices cristianas, a los valores cristianos, por eso, el emigrante, que aunque no sea católico, tiene derecho a conocer el camino de Cristo enseñado por la Iglesia Católica, para llegar a la salvación eterna.
02/01/07 11:25 AM
  
nachet
Yo creo que monseñor Amigo estaría de acuerdo con lo que se está diciendo en este hilo, sencillamente cada uno tiene una forma de expresarlo o de orientarlo.
Cualquier cristiano está de acuerdo en que debe hacer aspotolado (proselitismo queda más feo, pero se trata de eso). El mismo Cristo nos lo ordenó: "id y evangelizad a las naciones de la tierra". La forma de hacerlo es lo que tal vez genere algo de discusión. Yo estoy de acuerdo en que con las obras también se da testimonio de Cristo, pero los católicos españoles de hoy en día renunciamos muchas veces a hablar abiertamente de Cristo a los no cristianos (sean de otras religiones o ateos), por un falso sentimiento de vergüenza, o de parecer poco tolerantes. Eso es un error, porque no tenemos el derecho de negar la Palabra de Cristo a nadie.
02/01/07 11:26 AM
  
sofía
Irene, creo que tienes mucha razón.
02/01/07 11:30 AM
  
sofía
Nachet,
Yo no tengo ningún problema en manifestar mis creencias cada vez que vienen al caso. Pero con prudencia, para no obtener el resultado contrario.
Busco el acuerdo, y manifiesto razonadamente la diferencia. No creo que convenza de nada a nadie, pero sí que en ocasiones, al menos, desaparecen malentendidos y prejuicios, y la otra persona abre un poco la mente a otras posibles visiones de la vida. Mi propia experiencia me dice que la conversión de una persona llega cuando tiene que llegar. Procuremos quitar obstáculos, en vez de ponerlos, amoldándonos un poco a la psicología de la otra persona. Y tampoco está mal revisar nuestras propias actitudes, porque evangelizar no es proclamar "verdades" sino vivirlas.
02/01/07 11:46 AM
  
Luis Fernando
Si vamos a esperar a ser perfectos para poder predicar el evangelio, no lo predicaremos nunca.
Es obvio que cuanto mejor acompañemos de un buen testimonio la predicación, más existosa será la misma. Pero la palabra de Dios, por sí misma, nunca vuelve vacía ya que como dice el Señor "así será mi palabra que sale de mi boca. No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié." (Is 55)
02/01/07 12:52 PM
  
sofía
LF, tienes en parte un poco de razón. Sería absurdo no hablar del Evangelio desde el blog, por no sentirse lo suficientemente coherente. Pero las incoherencias hacen que no se resulte creíble. Incluso desde un blog, se puede predicar a Jesucristo, o también puede suceder que en su nombre estemos, a veces, predicándonos a nosotros mismos.
02/01/07 3:53 PM
  
USOZ
La Biblia contempla también el diálogo interreligioso, pero de forma algo distinta de la del Cardenal de Sevilla.

Así, en el AT encontramos el caso del profeta Elías (1 Reyes 18, 20-40). Su reunión con nada menos que 450 profetas de Baal terminó de forma ciertamente desconcertante para la irénica mentalidad contemporánea. Con todo, algo se puede salvar de tan tremendo pasaje: los Profetas de Baal dieron una anticipada muestra de danza litúrgica (versículo 26 in fine) que, sin duda, habría hecho las delicias de algunos liturgistas postconciliares y de más de algún adepto de cierto nuevo movimiento...

No menos irritante es la actitud, poco proclive al referido diálogo, del Apóstol Pablo, pues el NT (Hechos 17, 16) nos dice que "su espíritu se enardecía dentro de él al contemplar la ciudad (de Atenas) llena de ídolos"...

Claro que se trata de viejos textos...
02/01/07 5:40 PM
  
sofía
Usoz,
Afortunadamente, nosotros a quien seguimos es a Jesucristo. Y el Evangelio es muy claro al respecto.
02/01/07 6:47 PM
  
Luis Fernando
Hombre Usoz, me alegro de verte por acá.

¿Sabes lo que pasa?
Que mientras nosotros estamos "dialogando" otros se dedican a evangelizar. Y con buenos resultados:
http://salemvoice.org/news117.html

02/01/07 11:03 PM
  
Luis Fernando
Sofía, no se puede separar a Jesucristo del apóstol San Pablo. El apóstol hizo lo que había que hacer. Dialogar y evangelizar. Y obtuvo fruto.
02/01/07 11:06 PM
  
Luis Fernando
Resulta muy oportuno recordar la encíclica Redemptoris Missio de Juan Pablo II.

Cito una frase de la misma:
Todo ello ha sido subrayado ampliamente por el Concilio Vaticano II y por el Magisterio posterior, defendiendo siempre que la salvación viene de Cristo y que el diálogo no dispensa de la evangelización.

Pues, salvando las distancias, eso es lo que yo pido.
02/01/07 11:39 PM
  
sofía
Luis Fernando,
Me alegro de que en la India se conviertan muchos musulmanes al cristianismo, aunque no sea al catolicismo (me imagino que también se convertirán algunos al catolicismo)
Si en este tiempo que pierdes "dialogando" podías estar produciendo conversiones a "tutiplén", más vale que lo dejemos.
Yo también me he alegrado de que Usoz esté por aquí, es como si fuera un antiguo conocido.
02/01/07 11:51 PM
  
sofía
No había visto tu último comentario, porque el mío ha estado "en suspenso" un montonazo de tiempo. Me parece muy bien. Simplemente yo creo que se evangeliza poquito a poco, de la forma en que ya he dicho antes.
03/01/07 12:09 AM
  
José Luis
• «Reunirás al pueblo, hombres y mujeres y niños Y AL EMIGRANTE que reside en tus ciudades, para que escuchen y aprendan a respetar al Señor vuestro Dios, observando cuidadosamente todos los mandatos de esta ley. También sus hijos que no la conocen todavía, deberán oírla, para que aprendan a respetar al Señor vuestro Dios durante todos los días que viváis en la tierra... [Deuteronomio 31, 12-13].
03/01/07 10:44 AM
  
José Luis
Según el mandato de Dios, los emigrantes, «forasteros» (Biblia de Jerusalén) [Cf. Det 31, 12] que no sean católicos..., también tienen derecho a conocer el Evangelio de Cristo, con el mismo sentir de la Iglesia Católica. España está a la cabeza del caos, porque no siempre se evangeliza adecuadamente, no se da respuestas a los que vienen. Y muchas veces, hasta los católicos que buscan respuestas a sus preguntas, se les ofrecen opiniones personales, no enseñanzas de la Iglesia Católica; y esto no debe ser así. Y no son pocos los conflictos que surgen cuando no se instruyen según el Magisterio de la Iglesia Católica, porque con algunos me he encontrado, que defienden más sus propias opiniones personales que no aquello que nos acerca a Cristo por medio de la Santa Iglesia Católica.

Una persona que hace proselitismo, se mantiene al margen de las enseñanzas de la Iglesia Católica, y enseña todo lo que su imaginación se le ocurra, evitémoslo para no apartarnos del camino de Dios.
03/01/07 11:03 AM
  
Luis Fernando
Una de las cosas que me gustaría que se definiera bien es cuál es la diferencia entre evangelización y proselitismo. Porque no acabo yo de captar el asunto.
03/01/07 11:28 AM
  
José Luis
En su día, dijo Juan Pablo II el Magno:

«...no he venido aquí con intentos de proselitismo, sino para testimoniar a Cristo junto con todos los cristianos de cada Iglesia y Comunidad eclesial y para invitar a todos los hijos y las hijas de esta noble Tierra a volver la mirada hacia El que ha entregado su vida por la salvación del mundo». (KIEV, 23 Jun. 2001 (ACI)

Noticia completa aquí


* * *
Al parecer significa que el prosélito es alguien que camina al margen de Cristo y de la Iglesia Católica.

Mt. 23, 15: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el doble que vosotros!»
03/01/07 12:58 PM
  
José Luis
En su día, dijo Juan Pablo II el Magno:

«...no he venido aquí con intentos de proselitismo, sino para testimoniar a Cristo junto con todos los cristianos de cada Iglesia y Comunidad eclesial y para invitar a todos los hijos y las hijas de esta noble Tierra a volver la mirada hacia El que ha entregado su vida por la salvación del mundo». (KIEV, 23 Jun. 2001 (ACI)

Noticia completa


* * *
Al parecer significa que el prosélito es alguien que camina al margen de Cristo y de la Iglesia Católica.

Mt. 23, 15: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el doble que vosotros!»
03/01/07 12:59 PM
  
José Luis
EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL
ECCLESIA IN AMERICA

El desafío de las sectas
73. La acción proselitista, que las sectas y nuevos grupos religiosos desarrollan en no pocas partes de América, es un grave obstáculo para el esfuerzo evangelizador. La palabra « proselitismo » tiene un sentido negativo cuando refleja un modo de ganar adeptos no respetuoso de la libertad de aquellos a quienes se dirige una determinada propaganda religiosa. La Iglesia católica en América censura el proselitismo de las sectas y, por esta misma razón, en su acción evangelizadora excluye el recurso a semejantes métodos. Al proponer el Evangelio de Cristo en toda su integridad, la actividad evangelizadora ha de respetar el santuario de la conciencia de cada individuo, en el que se desarrolla el diálogo decisivo, absolutamente personal, entre la gracia y la libertad del hombre.

Lease más

03/01/07 1:13 PM
  
sofía
LF,
Yo no usé la palabra proselitismo con un matiz peyorativo -que normalmente se le dá. Sino en el sentido estricto de actividad destinada a lograr conversos a una doctrina. Claro está que eso se puede hacer bien o mal.
Evangelización es dar a conocer el Evangelio. Está claro que todo cristiano tiene que evangelizar. Pero hoy día no convencen las palabras, sino los testimonios. Las razones se dan después. Jesús también evangelizaba con obras y palabras.
Supongo que también hay momentos en que lo adecuado pueda ser la predicación directa, pero no es lo normal.
03/01/07 1:41 PM
  
José Luis
El apostolado en el
Catecismo de la Iglesia Católica:
863-865, 900, 905, 940, 1324.

Nos conviene conocer estas enseñanzas de la Iglesia Católica, el apostolado y el proselitismo son cosas muy distintas, nada tiene que ver, en el proselitismo no se anuncia a Cristo, más bien, impone una voluntad propia, personal, con cierto fanatismo, como esas sectas…

Meditando el Evangelio, nos damos cuenta que Jesucristo no imponía la fe por la fuerza, incluso, vemos aquella escena en que reprendió a algunos de sus apóstoles… Léase Lc 9, 51, 55. Y es que todavía los Apóstoles no habían recibido el Espíritu Santo, no había llegado todavía Pentecostés. Pero con la ayuda de la gracia. El Apostolado, en cambio, el verdadero, no es superficial, y se necesita vida Eucarística, de oración perseverante y devota, vivir como si viéramos a Cristo visiblemente. Pero aunque invisible debemos compórtanos como cristianos que agradan a Dios.

El apóstol de Cristo debe imitar al mismo Cristo.
03/01/07 3:09 PM
  
Katia
Nuestro Señor dijo que si sus discipulos callaran, las piedras hablarían, y no podemos aceptar que las piedras hagan nuestro trabajo. Es nuestra obligación. Hay que evangelizar llenando el vacío del alma (obra espiritual) y del estómago (obra social). La fe se demuestra en las obras, y las obras, por supuesto, son el resultado de la fe. No nos cansemos de predicar. De Jesús recibiremos la recompensa.
03/01/07 10:37 PM
  
Katia
Una de las cosas que más me llaman la atención de la forma de expresarse de Jesús es que lo hace de forma imperativa con los suyos (id, predicad, haced, tomad, comed) y sin embargo deja la opción a los que no son suyos (si alguno quiere venir en pos de mi ...). En la Gran Comisión no hay vuelta de hoja; id y predicad!!!! Todo ello con la promesa implícita de estar con nosotros TODOS LOS DIAS hasta el fin del mundo.
03/01/07 10:41 PM
  
Manuel C.
"Ay de mí si no predicase el Evangelio". San Pablo

Estando de acuerdo con LF en su planteamiento, expongo por qué yo sí creo que el diálogo interreligioso vale la pena:

Tarde o temprano, una vez iniciado el camino, se acaba acudiendo a las fuentes, a los escritos, al origen... se acaba por abrir el Antiguo testamento y los musulmanes se sorprenderán porque - no-hay-tu-tía- el único verdadero es el cristiano-judio, y su Corán y sus tradiciones cuentan multitud de mentiras sin base histórica ni documental.
Idem con el Nuevo testamento, con los padres de la Iglesia etc. En el diálogo "interreligioso" tácticamente bien diseñado se debe llevar al musulmán de la Fe a la Razón primero, a los datos y fuentes. Solo ese primer paso ya es una victoria, pues por ahora son todos creyentes a ciegas, "porque sí".
Bendiciones.
04/01/07 2:27 AM
  
Manuel C.
" y las obras, por supuesto, son el resultado de la fe."
______

Eso es una falsedad y un gran error. Las obras, i,e. la Caridad, no es una virtud que dependa de la fe. La Caridad, tanto como la Fe son sólo producto de la Gracia.

Y la Fe no antecede a la Caridad. Junto con la Esperanza se reciben las tres al unísono en el bautismo, las tres proceden directamente de la Gracia, y no "a través" de la Fe. Existen condenas explícitas a esa afirmación. La doctrina está bien clara en el Concilio de Trento y CIC sobre las tres virtudes cardinales.

En verdad eso, "por supuesto", es una herejía.
Bendiciones.
04/01/07 2:37 AM
  
Manuel C.
Perdón, "virtudes teologales" debe decir.
05/01/07 1:39 AM
  
nachet
estimada sofía, el problema que tu planteas de poder irritar a otras personas por proclamar tu fe nunca me ha sucedido, por eso no lo había tenido en cuenta. Es cierto que no basta con proclamar verdades, sino que hay que vivirlas. Aquellos que me conocen , aunque sea moderadamente, saben que soy cristiano, y que es el amor de Dios el que me mueve. Además en algunos casos se ha promovido discusiones de tipo moral o teológico, y yo no he podido decir otra cosa que Cristo cambió mi vida a mejor. Eso es lo que siento, y no puedo decir otra cosa. A algunas personas que he conocido mi testimonio les ha movido a reflexión, a la mayoría no les ha modificado su forma de pensar, pero todas me han respetado, y ninguna se ha sentido ofendida por expresar mis creencias. Curiosmanete los más reacios a oir hablar de cristianismo no han sido los creyentes de otras religiones, sino bautizados en la Iglesia que han apostatado.
05/01/07 11:01 AM
  
IreneF
Querida Sofía, tus contertulios evangelizar no sé si evangelizarán (o se creerán que evangelizan), pero lo que es aburrir, aburren a Sofía santísima. Declaro 'ideológico', en el más cáustico de los sentidos del término, casi todo lo que dicen. No bajes la guardia con estos sabihondos y fundamentalistas, Sofía, que aburren al lucero del alba. Son unos cansa-almas. Confunden evangelización con tostón y provocan compasión o desdén. Anda y que les dén, chocolate con obleas.
05/01/07 6:06 PM
  
nachet
querida Irene ¿eres reacia a oir hablar de cristianismo?

feliz 2007
08/01/07 11:55 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.