3.12.18

Los brazos cansados de bautizar ( y nosotros rodeados de cantamañanas)

Me ha impresionado. Hace un rato he celebrado en la misa de hoy la memoria de San Francisco Javier. Al comenzar la celebración, hoy con cinco personas en mi parroquia de Braojos, les he leído la pequeña nota biográfica que aparece en el libro de la sede. He de reconocer que me ha impactado el final: “murió en 1552, con los brazos cansados de bautizar”.

Hace algunos años un obispo, creo, en la selva, se mostraba orgulloso de que en años no había bautizado ni a un solo indio. Hoy cuántos tenemos felices en sus labores solidarias y asistenciales, pero sin un solo bautizo. La cosa del respeto, ya saben.

Leer más... »

1.12.18

Autocrítica

Hay datos incuestionables.  Por ejemplo, que el número de católicos y de católicos practicantes va en franca decaída. No me hace falta acudir a los datos estadísticos oficiales. Basta hablar con cualquier compañero para constatar que viene menos gente a misa, que los bautizos son pocos y las bodas escasísimas. Incluso en los pueblos lo vemos. El dato es el dato, y puede perfectamente extrapolarse a otras realidades, sin excluir la plaza de san Pedro.

Tras el dato, surgen las reflexiones. Evidentemente la sociedad secularizada, los medios de comunicación hostiles, campañas de desprestigio hacia la Iglesia. Seguimos por familias que no colaboran, por colegios cerrados, por profesores de religión más que dudosos. De acuerdo. Nada que objetar.

Leer más... »

30.11.18

29.11.18

Podemismo eclesial

Lo del absolutismo era malo porque lo ejercía Luis XIV. Pero se convierte en buenísimo si soy yo o si es mi grupo quien lo ejerce.

En la política y en la iglesia hay grupos que han decidido que son ellos los únicos con derecho a opinar, mandar, gritar, reivindicar quizá por una ignota para los demás elección popular a divina que, mientras a unos pocos legitima para todo, a los demás convierte en sospechosos por reaccionarios y desafectos a lo políticamente correcto.

Un grupo de laicos franceses parece que proponen la convocatoria de una cosa llamada “concilio del pueblo de Dios” en la que clérigos y laicos, situados al mismo nivel, se plantearían la vida y el futuro de la Iglesia católica.

Leer más... »

27.11.18

Podíamos suprimir las obras de misericordia espirtuales

Lo de dar de comer al hambriento, posada al peregrino y acogida al inmigrante esta más visto que lo del 23-F y Tejero. Por eso no voy a hablar más de ello ni falta que hace. Ilustres teólogos, próceres insignes y famosos de todo tipo ya se encargan de hacerlo y exhibirlo.

El problema es que las obras de misericordia, que son la forma concreta de ejercitar el amor al prójimo, son nada más y nada menos que catorce, y mira por dónde resulta que de esas, hay siete, las espirituales, de las que, con la cosa del maldito respeto, no habla nadie, y mira que me parecen las más esenciales. Más aún, si me dejan, hasta diré que cumpliendo las siete espirituales, las corporales es que ni siquiera serían necesarias.

Leer más... »