8.04.19

Hoy no sé de qué escribir

¿Y entonces por qué lo haces? Pues por varias razones:

Son muchos años con el blog y muchos lectores, así que hay un primer punto de compromiso y fidelidad con la gente que me lee y que me consta que me echan de menos cuando no escribo algo en unos días. Escribo aunque solo sea para decir que estoy aquí, que sigo adelante, que andamos con las cosas de la semana santa y que me siento un poco cansado, aunque tampoco sepa muy bien por qué.

Podría escribir de muchas cosas, temas tengo en el tintero para rellenar no digo cuartillas, sino folios y más folios. Tampoco sé si tendría sentido o si sería de utilidad lo que pudiera decir. Por otra parte, me doy cuenta de que no soy tan libre como me pudiera creer.

Leer más... »

6.04.19

Chapeau hoy a la Conferencia Episcopal Española

Que es que ustedes solo hablan de cosas malas de la Iglesia, que ya está bien. Pobres de nosotros, si estamos locos por contar lo bueno y hasta hacemos esfuerzos, pero reconozcan mis lectores que no siempre nos lo ponen fácil.

Nuestra Iglesia católica hace muchas más cosas buenas que malas, dónde va a parar. Es lo normal y por eso ni lo mencionamos. Los miles y miles de sacerdotes y religiosos con una vida santa y entregada, la multitud de obispos con auténtico celo pastoral y trabajo por el evangelio del todo encomiable, la entrega de tantos a la noble tarea de la caridad y la evangelización. Es tanto lo bueno que no es necesario seguir destacándolo. Quizá por eso nos sorprende y destacamos el encontrarnos con alguna barbaridad de cuando en cuando. Justo porque no es lo normal.

Leer más... »

3.04.19

Yo soy Reig Pla. Un canto a la libertad

D. Juan Antonio Reig Pla es un obispo que dice exactamente lo que piensa, que no se pliega a lo políticamente correcto y desconoce qué cosa sea el miedo a los medios de comunicación o a los lobbys del tipo que sean. Dicen que en el tema de la homosexualidad se pasa, es matizable, y hasta han pretendido declararle obispo non grato en Alcalá.

Los colectivos homosexuales no saben cómo buscarle las cosquillas. Lo último ha sido presentarse un periodista en el obispado de Alcalá haciéndose pasar por una persona con tendencias homosexuales y el deseo de superar esa inclinación. Parece ser que alguien lo atendió, que charlaron algo y que se ofreció a echar una mano.

Leer más... »

2.04.19

A ver qué podríamos hacer

Muchas veces me callo. ¿Por comodidad? Pues muy posiblemente, qué quieren que les diga.

Uno, aunque se chupó sus buenos seis años de estudios eclesiásticos básicos y después su licenciatura, en el fondo, lo que se dice en el fondo, sigue siendo de ciencias. La verdad es que no sé si hoy me defendería bien con una división con decimales o con una raíz cuadrada, no digo nada de cosas más complejas, pero lo cierto es que un bachillerato por ciencias deja la cabeza bastante bien organizada.

Aquí es donde ese tan común “a ver qué podríamos hacer” me suele dejar descolocado, perplejo y hasta abatido. Comenzar por ahí es presagio de infortunios y camino seguro para el fracaso total.

La pregunta clave es dónde queremos llegar, y mientras no la tengamos clara, el resto es marear a la pobre perdiz, que lleva años que ya no sabe cómo salirse de esta. Si se atreven, preguntemos a sacerdotes, padres, catequistas, obispos y al papa si quieren por nuestro objetivo final. Me apuesto una de yemas de San Leandro a que no nos ponemos de acuerdo.

Leer más... »

30.03.19

Ojiplático

Pues así me he quedado.

El santo padre puede venir a España o no venir, que eso es cosa suya y de sus asesores, que tendrán más entendederas y conocimientos que un servidor. No necesitan dar explicaciones ni yo ni los católicos de España tenemos por qué exigirlas. Son decisiones que toma quien puede tomarlas y aquí paz y después gloria.

Creo que ha sido una sorprendente, sorpresiva, asombrosa, epatante sorpresa la razón que ha dado el santo padre en el avión que lo trasladaba a Marruecos al preguntarle periodistas por la posibilidad de un viaje a España. Según todos los medios la respuesta ha sido que “vendrá cuando haya paz”. Me temo que los primeros ojipláticos han sido los mismos periodistas que han pedido les explicara las razones de tal afirmación, obteniendo por respuesta esta vez que “él habla de manera críptica".

Leer más... »