InfoCatólica / De profesión, cura / Categoría: Sin categorías

3.08.20

Debe ser cosa de los calores veraniegos

Suben las temperaturas, la gente se trastorna y por eso pasa lo que pasa. En invierno parece que andamos todos más comedidos, pero en cuanto el termómetro supera los cuarenta grados la gente pierde la poca cordura que le quedaba y suelta por su boca y su pluma -de escribir, naturalmente- las mayores barbaridades y simplezas, sabiendo que los mayores disparates siempre conseguirán algunos aplausos.

La primera no tiene nada que ver con lo religioso, pero es una prueba de cómo se ponen las cabezas. Habrán escuchado ustedes la historia de una concejala de Alicante, Vanessa Romero, de Unides Podem, que se ha despachado con que conectar e aire acondicionad es una forma de micromachismo. Y no solo eso, sino que se cabrean porque nadie se lo toma en serio. Afortunadamente.

Leer más... »

31.07.20

A ver qué haces

Uno de los objetivos de este blog es ofrecer a mis lectores las mismas cosas, pero vistas desde el otro lado del altar, y ya les digo yo que no todo es tan sencillo. Voy a poner dos ejemplos sacados de cosas que e han pasado y siguen pasando en el ritual de exequias.

Domingo del Domund. Perfecto. Pero mira por dónde, apenas unos minutos antes de la misa te aparece una familia con una urna que contiene las cenizas del esposo y padre. Y te dicen que han quedado con el encargado del cementerio para depositar las cenizas en un columbario y te piden el favor de que apliques esa misa por el difunto y depositar la urna delante del altar en la misa. ¿Qué haces? Hay una solución sencilla: es domingo, es la misa parroquial, tengo obligación de ofrecerla “pro populo”, por tanto, no por su difunto. Así que lo siento, pero es lo que hay.

Leer más... »

29.07.20

El plan es que no hay plan

No lo digo yo, lo dice nada más y nada menos que Antonio Spadaro, sj., director de La Civiltà Cattolica, que se ha considerado siempre como la voz oficiosa de la Santa Sede: “Francisco no tiene un plan de Gobierno, sigue al Espíritu”. Sigue diciendo Spadaro: “Si Francisco tuviera una idea de reforma, no la implementaría directamente, sino que oraría sobre ello, y esperaría la confirmación del Espíritu". Uno se pierde.

Llevamos años aguantando críticas a la definición dogmática de la infalibilidad papal, según las cuales aquí todos son infalibles menos el papa, especialmente si el papa se llama Juan Pablo II o Benedicto XVI. Infalibles los Küng, Castillo, Arregui, Aradillas o sor Lucía Caram. Anatema sit quien ose llevar la contraria a tan grandes iluminados. Otra cosa es lo que diga el papa, que evidentemente no solo no es infalible, sino que por su condición de pastor supremo es esencialmente falible. Mejor, era. Hemos cambiado de papa hace ahora siete años, y con el cambio de papa, cambio radical de la teología más progre.

Leer más... »

24.07.20

La clase de ayer. Rozando las mil reproducciones

Perdí a la última abuela hace cincuenta años y no tengo padre ni madre, aunque sí un perrito que me ladre que, en el caso de Socio, ladra poco. Me quedan los “likes” de las redes sociales para la cosa de la autoestima, aunque, seamos claros, después de cuarenta años de ministerio sacerdotal lo de la cosa de la autoestima es algo del todo superado.

Dicho esto, cuento a mis lectores que desde abril estoy impartiendo via Facebook unas charlas de formación católica siguiendo el compendio del catecismo de la Iglesia católica. Tenemos esta formación los jueves a partir de las 20:15 h. y son ya quince las sesiones impartidas. Hay gente que se asoma un momento, otros que se tragan la charla entera, bastantes que participan con sus comentarios y muchos más que siguen la formación “en diferido”, sobre todo los que se conectan desde Hispanoamérica. Alguna vez ya he comentado en el mismo blog que estaba contento con las charlas, porque, claro, si te empeñas en dar formación y no se conecta nadie pues vaya fracaso.

Leer más... »

23.07.20

Al amigo, al enemigo y al indiferente

El ideal, lo que todos queremos, pretendemos y exigimos es que a todos se nos trate por igual. Desde niños. Las comparaciones no son para nada odiosas, sino muy clarificadoras. A ver, ¿por qué a Fulano se le permite y a Mengano no? Nos puede suceder en las parroquias a nada que nos descuidemos.

Llegan D. Fulano, o Puri la catequista, o Manolo el de las palmadas en la espalda y todo son facilidades. Por Dios, D. Fulano, el bautizo cuando quiera, la charla ya veremos. Puri, lo que sea, ya sabes que me fio de ti. Manolo, o D. Manuel, cuánto me gustaría que se encargara de tal cosa, ya sabe que usted en la parroquia es persona de confianza y lo de la misa por el cumpleaños de su madre sin problema, cuando quiera y donde quiera.

Leer más... »