7.03.19

La ecocuaresma de Rafaela

Hay cosas que se las paso directamente a Rafaela. Mayormente porque ha dado muestras más que sobradas de sentido común y porque uno, en ciertas cosas, va con demasiados prejuicios. Parece mentira que siendo uno de pueblo, y párroco de pueblo, esté tan poco sensibilizado con la cosa de la ecología. O quizá precisamente por eso. Vaya usted a saber.

El caso es que desde Barcelona y Madrid se nos propone una conversión cuaresmal en clave ecológica. Eso de añadir palabras a los conceptos fundamentales siempre me ha parecido una forma sibilina, o no tanto, de aguar lo fundamental. Juventud, democracia, conversión, solidaridad, libertad son cosas que más o menos uno sabe de qué van. El problema es que, en cuanto colocas adjetivos, la fastidias. Por ejemplo: juventud de espíritu, democracia orgánica, conversión ecológica, solidaridad obrera, libertad vigilada. No es lo mismo.

Leer más... »

4.03.19

Venirse arriba

La diferencia entre toro manso y toro bravo es facilita. El manso ante el castigo, ante las dificultades, se echa atrás y se acula en tablas. El bravo se crece en el castigo, pelea más, se va al centro de la plaza y dice: aquí estoy yo. Esto es lo que los taurinos llaman “venirse arriba”: se crece en la dificultad, saca fuerzas de flaqueza, responde a la llamada del torero y se entrega en cada pase.

Así somos o podemos ser también las personas. Los hay que ante las dificultades se echan atrás, se repuchan, cobardean y acaban escarbando en tablas. Otros, cosas de cada uno, cuantas más trabas, más ganas. Es decir, “se vienen arriba”.

Leer más... »

2.03.19

Curas casados y pan de yuca

Es el primer globo sonda que han soltado de cara al sínodo sobre la Amazonía previsto para este próximo octubre. Elemental, querido Watson. La descristianización de Hispanoamérica (no me da la gana escribir América Latina) se produjo por el celibato y el pan de trigo.

Hasta ahora, desde el siglo XV, la fe en Hispanoamérica se ha mantenido con bastante dignidad atendida por sacerdotes célibes y celebrando la eucaristía con pan de trigo ázimo como siempre. Es en los últimos años cuando lo de siempre ha ido perdiendo enteros en favor de las novedades más novedosas que incluyen, por supuesto, misas con o sin ornamentos, parece que es cuando la cosa de la fe va cayendo evidentemente por culpa de los Estados Unidos.

Leer más... »

1.03.19

Cuesta abajo y sin frenos

Es la impresión que tenemos todos con alguna excepción del todo excepcional. Nos estamos quedando sin gente. Basta preguntar a los sacerdotes por sus parroquias y lo vemos todos. Menos gente en misas, disminuyen los bautizos, las bodas por la iglesia reducidas a mínimos. Es lo que hay. En España, que todavía nos defendemos, aunque sea como gato panza arriba. Mirar a Europa, por ejemplo a Holanda, da miedo. En los últimos años se vienen cerrando un templo católico por semana. No parece mucho mejor la situación de Alemania. Tampoco en Hispanoamérica están como para tirar cohetes.

Vamos a España. Los datos son los datos. Hoy podemos leer en la sección de religión de Periodista Digital, que desde el año 1999, es decir, desde anteayer, el número de católicos españoles que no va casi nunca a misa ha subido un 22,7%. Según el CIS, en 1999, el 39,4% reconocía no ir a misa nunca o casi nunca. En 2019 ese porcentaje es del 62,1%. Este es el dato. A partir de ahí, cada cual saque sus conclusiones.

Leer más... »

27.02.19

De susto en susto

Es que llevamos una temporadita…

Cuando empezó la cosa de los abusos a menores, y de manera especial a jovencitos, se trataba de algunos sacerdotes evidentemente pecadores, depravados y algo del todo excepcional. La segunda fase vino por los encubrimientos, en los que la Iglesia norteamericana fue una gran experta, lo que, por cierto, llevó a varias diócesis a la bancarrota.

Sorpresa fue conocer que los abusos no eran solo cosa esporádica de algunos sacerdotes, sino que había altos cargos no digo que enterados, sino practicantes y de la forma más asquerosa. Por ejemplo. Marcial Maciel, ejemplo de todas las maldades sexuales, económicas y narcóticas. Nadie sabía nada.

Leer más... »