InfoCatólica / Cor ad cor loquitur / Categoría: Ecumenismo

21.10.09

Datos a tener en cuenta con la llegada de los anglocatólicos

Sin la menor duda el patio está muy alterado desde que ayer se hizo público que el Papa abre los brazos de la Iglesia Católica a los anglicanos que quiere formar parte de la misma, sin perder por ello todos los rasgos de la tradición religiosa a la que han pertenecido. La alegría de la mayoría de los católicos de bien contrasta con las quejas que ya se están produciendo desde sectores “progre-eclesiales, que ven con preocupación el hecho de que los anglocatólicos que van a entrar en la Iglesia son ciertamente conservadores en lo moral y en lo litúrgico. No olvidemos, por ejemplo, que la Traditional Anglican Communion se separó de la Comunión Anglicana, entre otras razones, por la aprobación de la ordenación de mujeres como presbíteras en el seno del anglicanismo. No hace falta que expliquemos cómo consideran la cuestión del avance del lobby gay en el anglicanismo esos anglocatólicos que pronto estarán en plena comunión con el resto de católicos. En otras palabras, los futuros católicos procedentes del anglicanismo representan mejor el “ethos” católico que aquellos que estando hoy en el seno de la Iglesia Católica viven apartados de su magisterio.

Existe también una preocupación legítima en algunos católicos que no entienden cómo se puede conjugar bien el hecho de que los anglocatólicos, cuyo rito se puede decir que es latino, van a mantener su tradición de poder ordenar sacerdotes a hombres casados. Eso ya ocurre en los católicos de ritos orientales que están en comunión con el Sucesor de Pedro, pero los anglocatólicos no son orientales sino hijos de una tradición “occidental", por decirlo de alguna manera. Yo creo que lo que se va a producir a partir de ahora es, introducidas las modificaciones necesarias que garanticen la aceptación de todo el corpus doctrinal católico, la asunción del rito anglicano dentro de la Iglesia Católica como “nuevo rito". Debemos esperar a ver cómo soluciona el Papa esa cuestión en la Constitución Apostólica que se nos ha anunciado. Si se me pregunta si creo que este tema va a afectar a la cuestión de la obligatoriedad del celibato para los sacerdotes católicos de rito latino, mi respuesta es que a corto y medio plazo no afectará pero que, en todo caso, y aun siendo yo partidario de que las cosas se queden como están, tampoco supondría ningún drama que afectara.

Leer más... »

20.10.09

Anglocatólicos: ¡Welcome home!

Hoy es un día histórico para la Iglesia Católica o, lo que es lo mismo, para la Iglesia de Cristo. Benedicto XVI, Vicario de Cristo, ha decidido aceptar la petición de la Traditional Anglican Communion (Comunión Anglicana Tradicional) de ser recibidos en el seno de la Iglesia Católica, en plena comunión precisamente con el Papa. Y además, les va a conceder una ordinariato personal, lo que supondría la creación de una nueva figura canónica.

A falta de saber todos los detalles del caso, parece obvio que esta decisión de la Iglesia va encaminada no sólo a los miembros de esa escisión del anglicanismo, que abandonó la comunión con el arzobispo de Canterbury en 1990 debido a la deriva que estaba tomando la “iglesia” creada tras el cisma provocado Enrique VIII. A partir de ya, cualquier anglocatólico que quiera entrar en la Iglesia Católica, tendrá un lugar donde hacerlo sin necesidad de abandonar su propria tradición religiosa, con sus ritos y rezos. Y eso puede animar a muchos a dar el paso, lo cual debe ser motivo de satisfacción.

Leer más... »

2.10.07

Parece que al Patriarca Alexis le importa un bledo lo políticamente correcto

¿Alguien se imagina a Benedicto XVI en la sede del Consejo de Europa diciendo que la homosexualidad "es una enfermedad, una deformación de la calidad humana"? O mejor dicho, ¿puede el lector imaginarse la que se montaría mediáticamente si dijera algo así? Pues eso es precisamente lo que el Patriarca de Moscú acaba de hacer al responder a la pregunta de un diputado británico sobre cuál era su opinión sobre la homosexualidad. Alexis añadió que "No hay que discriminar, pero nadie puede obligarme a callar cuando llamo pecador a lo que es un pecado frente a los ojos de Dios" y justificó su oposición a que se celebre una marcha del orgullo gay en Moscú no puede admitirse porque la misma es una "promoción del pecado". Supongo que el asombro de los oyentes llegó a su climax cuando el Patriarca comparó la homosexualidad con la cleptomanía, preguntando por qué nadie defiende la segunda y sí la primera, lo cual, señores míos, fue apoyado por algunos aplausos en el hemiciclo.

El caso es que lo que dice Alexis está lejos de ser sólo la opinión de un señor mayor alejado del sentir del pueblo ruso. Aunque en los medios de comunicación occidentales no se ha recogido el dato, lo cierto es que en la reelección del actual alcalde de Moscú parece que juega un papel fundamental su oposición a que la marcha del orgullo gay se celebrara los últimos años en su ciudad. Ha alegado que los hijos de los moscovitas no tienen porqué contemplar en las calles ese espectáculo, que resulta ofensivo para la inmensa mayoría de la población. O sea, no estamos ante un Gallardón cualquiera.

Leer más... »

22.09.07

Otra vez Kasper, otra vez el ecumenismo.

He de confesar que cuando he leído las últimas declaraciones de Kasper sobre el ecumenismo, me ha invadido la preocupación. Siendo uno de los miembros menos conservadores del colegio cardenalicio y de la curia, resulta lógico pensar que es la persona ideal para el diálogo ecuménico. Pero anda tristón el cardenal alemán. Es como si se hubiera dado cuenta de que hay abismos que no se pueden cruzar ni con todo el voluntarismo del mundo. Pero lo que más preocupa es el desconocimiento de aquello que se supone que es la materia de la que se ocupa. Por ejemplo, me quedo perplejo al leer a su Ilustrísima decir esto:

¿Por qué se estancó el diálogo ecuménico?

Debemos colocar las cosas en perspectiva. Inicialmente se pensó que el proceso iba a ser más rápido, pero ahora se coincide en que será más lento. Hay menos euforia. El crecimiento de las iglesias pentecostales y ciertas diferencias con algunas de ellas, por ejemplo en cuestiones de bioética como aborto y eutanasia, dificultaron más las cosas.

A ver, ¿desde cuándo las iglesias pentecostales mantienen posturas diferentes de la Iglesia Católica en esas cuestiones? No existe ni una, pero lo que se dice ni una, iglesia pentecostal que no condene el aborto, la eutanasia y la manipulación de embriones. Así que una de dos. O el que ha traducido la entrevista ha traducido mal u omitido algo, o el cardenal no se entera. Y si no se entera de lo que creen las iglesias protestantes que más crecen numéricamente en el mundo, ya me contará cómo puede dialogar con ellos.

Walter Kasper vuelve a constatar un hecho que no puede sorprender cualquiera que conociera de verdad las enormes diferencias entre el catolicismo y el protestantismo:

Leer más... »

27.08.07

Católicos y evangélicos, convocados a compartir y anunciar el Nombre de Jesús

Copio de Zenit

Católicos y evangélicos, convocados a compartir y anunciar el Nombre de Jesús

Nuevo impulso ecuménico desde el encuentro de CRECES, en Buenos Aires

BUENOS AIRES/BARI, domingo, 26 agosto 2007 (ZENIT.org).- Un llamamiento a anunciar y a compartir «el nombre de Jesús» ha resonado, de labios del cardenal primado de Argentina, en el IV Encuentro Fraterno de la Comunión Renovada de Evangélicos y Católicos en el Espíritu (CRECES) recién celebrado en Buenos Aires.

Acudieron a la cita ecuménica -bajo el lema «Jesús en el Luna Park» (nombre del estadio donde tuvo lugar)- el pasado lunes miles de cristianos: alabanza, música y canciones, adoración, intervenciones, reflexiones, testimonios y expresiones de solidaridad llenaron la jornada, que culminó con una Declaración Conjunta de la comisión directiva de CRECES, consciente de que el mundo puede cambiar si todos los cristianos unen su voz para proclamar a Jesucristo.

Anunciar y compartir el Nombre de Jesús

El arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, el cardenal Jorge Bergoglio, sumó su apoyo al encuentro, como en anteriores ocasiones; intervino llamando a los cristianos a «no privatizar el Evangelio» y convocó al pueblo de Dios a anunciar y a compartir «el nombre de Jesús» -informa la organización a Zenit-.

«El nombre de Jesús es el centro de nuestras vidas, la columna vertebral. Su nombre debe significar para nosotros memoria, encuentro y anuncio (…). Que esa memoria sea rectora en nuestra vida. El nombre de Jesús debe ser custodiado en nuestra memoria para que ese espíritu no se adultere en mí», subrayó el purpurado.

Leer más... »