El verdadero problema no es VOX sí o VOX no

No es habitual, pero de vez en cuando surgen debates interesantes entre los blogueros de InfoCatólica. Es lo que ha ocurrido con los dos posts publicados por Bruno Moreno y el P. Francisco José Delgado. El primero cree que votar a VOX es volver a caer en el mismo error que muchos católicos conservadores han cometido votando al PP. El segundo cree que no habría tal error en un católico que decida votar al partido presidido por Santiago Abascal.

En mi opinión, el problema reside en el régimen político que hay en España, conocido como democracia liberal. Un sistema en el que la ley de Dios no juega papel alguno. No en vano, don Marcelo, cardenal primado de España en tiempos de la Transición, escribió una instrucción pastoral ante el referéndum sobre la Constitución. Decía en la misma:

Estimamos muy grave proponer una Constitución agnóstica –que se sitúa en una posición de neutralidad ante los valores cristianos- a una nación de bautizados, de cuya inmensa mayoría no consta que haya renunciado a su fe. No vemos cómo se concilia esto con el “deber moral de las sociedades para con la verdadera religión”, reafirmado por el Concilio Vaticano II en su declaración sobre libertad religiosa (DH, 1).

No se trata de un puro nominalismo. El nombre de Dios, es cierto, puede ser invocado en vano. Pero su exclusión puede ser también un olvido demasiado significativo.

En realidad no se trataba de un olvido sino de una exclusión a propósito. Se trataba de pasar de la unidad católica propia de la Cristiandad hispánica y, más inmediatamente, del régimen franquista, a la aconfesionalidad, a la monarquía parlamentaria liberal.

Bien hizo don Marcelo en advertir que puede haber una confesionalidad nominal, hipócrita. Fue el caso de la Constitución de Cádiz. Su artículo duodécimo afirmaba que «la religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas y prohíbe el ejercicio de cualquier otra», pero resultaba evidente que los liberales no tenían la menor intención de que tales palabras pasaran del papel a la realidad. Para más información sobre esto, léase el artículo «El Filósofo Rancio», el hombre que aterrorizó a los liberales en las Cortes de Cádiz, de Javier Navascués.

Por cierto, el lector hispanoamericano haría bien en estudiar esa cuestión, porque afecta más de lo que parece a su propia realidad:

«Quiere este estudio sobre la influencia de la constitución doceañista en la América hispana fundar y exponer la siguiente tesis: lejos de ser la madre de los procesos constitucionales americanos, la de Cádiz, si influye en éstos es a través de tres actos: traduce las ideas del constitucionalismo liberal y revolucionario, especialmente el francés, al idioma y el ambiente hispánicos; modera esa ideología casándola con la religión católica, es decir, haciendo de la moderación la virtud de un liberalismo católico práctico; e introduce tal ideología revolucionaria en el ambiente americano, que es lo que en verdad tuvo peso específico, más que sus artículos e instituciones.»
(Juan Fernando SEGOVIA, traducir, moderar, introducir. vicisitudes de la constitución gaditana en Hispanoamérica, Verbo 505-506, Madrid 2012, p. 427)

Volviendo a España, añadía don Marcelo:

Consecuencia lógica de lo anterior es algo que toca a los cimientos de la misma sociedad civil: la falta de referencia a los principios supremos de ley natural o divina. La orientación moral de las leyes y actos de gobierno queda a merced de los poderes públicos turnantes. Esto, combinado con las ambigüedades introducidas en el texto constitucional, puede convertirlo fácilmente, en manos de los sucesivos poderes públicos, en salvoconducto para agresiones legalizadas contra derechos inalienables del hombre, como lo demuestran los propósitos de algunas fuerzas parlamentarias en relación con la vida de las personas en edad prenatal y en relación con la enseñanza.

Cuarenta años después, podemos decir que don Marcelo no solo acertó de lleno, sino que se quedó corto. Ni en sus peores pesadillas podría haber imaginado el gran cardenal español que este país iba a legalizar el “matrimonio” homosexual e imponer la perversión sexual en la escuela, por ejemplo.

Entre las cien propuestas que presenta VOX, no aparece por ningún lado ni Dios, ni la fe católica, ni la Iglesia, ni cosa que se le parezca. Pero ¿cómo pedirle a VOX que haga algo que la propia Iglesia en España ha desechado? ¿o acaso recuerdan ustedes a un solo obispo español -ya de paso, del resto del mundo- que en los últimos 30 años haya reivindicado el Reinado Social de Cristo en esta nación, de tal manera que, como poco, nuestras leyes no quebranten la ley natural y la ley divina?

Cuando se pasa de defender la realeza absoluta de Cristo en todos los ámbitos a defender solo unos pocos principios basados en una ley natural que la mayoría ni siquiera acepta o simplemente  desconoce, es normal cosechar el fruto amargo de la irrelevancia o, como decía el maestro Rafael Gambra, de la apostasía:

La separación del poder político respecto del orden moral y religioso no puede ser aceptada por un espíritu cristiano más que como apostasía o pecado (…). Un cristiano que pertenezca además a una vieja y homogénea comunidad histórica (como la España católica) no puede, a mi juicio, aceptar la laicización del poder (…) sin incurrir (consciente o inconscientemente) en una apostasía. Mucho menos propugnarla como el más adecuado hábitat del creyente”
La unidad religiosa y el derrotismo católico, Ed. Nueva Hispanidad, Mendoza, pag 168

El también maestro Pedro Luis Llera, explica la mar de bien la raíz del problema en un comentario al post del P. Delgado:

Ahora bien, si somos coherentes, cualquier tipo de sistema político será bueno en tanto en cuanto vaya encaminado al bien común y a reconocer a Cristo como Rey. Y el bien común y la realeza social de Cristo pasaría por alcanzar un consenso en que los Mandamientos de la Ley de Dios - o la Ley Natural, si lo prefiere - debe ser la norma que delimite lo que está bien y lo que está mal. El problema radica en que los regímenes liberales cambian la soberanía de Dios por la soberanía nacional (el poder del pueblo). Y, en consecuencia, se cambia a Dios por el hombre, la voluntad de Dios por la voluntad de las mayorías. Entonces lo bueno y lo malo es lo que la mayoría opina en cada momento que está bien o mal, según sus conveniencia. 
Por ejemplo, aunque Dios establezca que matar a inocentes es un crimen abominable, la mayoría de la gente ha determinado que el aborto es un modo legítimo de control de la natalidad y un derecho de la mujer. Por lo tanto, el sistema liberal consagrado en la Constitución de 78 ha aprobado mayoritariamente una ley que colisiona frontalmente contra la ley de Dios. Para un católico consecuente, esto es inaceptable, obviamente. ¿Qué hacemos? ¿Aplaudimos la Constitución? ¿Aceptamos un sistema así? El sistema liberal deja a Dios de lado, lo relega a la intimidad de cada uno, pero no admite que Dios se inmiscuya en la política. Si no hay Dios, no hay moral. La muerte de Dios decretada por Nietzsche constituye al hombre en un superhombre que está por encima del bien y del mal. Es el hombre quien decreta lo que es bueno y lo que es malo. Y, en consecuencia, todo vale, todo es consensuable. Nada es verdad ni mentira, ni bueno ni malo: esto es el relativismo moral imperante. Ante esto tenemos que elegir: o Dios o el mundo. Cada uno verá.

El sacerdote toledano responde a D. Pedro Luis con un comentario que considero “peculiar". Dice:

A esos temas tendré que responder con los artículos que he anunciado. De entrada sólo me quedaría decir que a los que mantienen como inamovibles esos puntos de vista (algunos yo los considero opinables e incluso muy discutibles), la única salida que les queda es la de los carlistas del XIX, los de verdad: el monte y el trabuco.

Hombre, ciertamente más de un millón de seres humanos asesinados antes de nacer, la destrucción de la institución familiar, la imposición de una moralidad perversa a los niños pisoteando el derecho de los padres y otra serie de desgracias acontecidas en los últimos cuarenta años pueden considerarse como razones más que de sobra para no quedarse en un sillón contemplando el techo, pero eso de tirarse al monte con el trabuco tiene el problema que señaló Cristo:

¿O qué rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si con diez mil hombres podrá salir al paso del que lo ataca con veinte mil?
Luc 14,31

Aun así, no está de más recordar que ya hubo algún “loco” trabucaire que se tiró al monte ante la profanación por parte de la autoridad “competente” de los derechos de Dios y de su pueblo. 

Pero Matatías respondió a grandes voces:
Aunque todos los pueblos que están bajo el imperio del rey le obedezcan y cada uno se aparte del culto establecido por sus padres acatando las órdenes del rey, mis hijos, mis hermanos y yo viviremos conforme a la alianza de nuestros padres!  ¡Que Dios nos libre de abandonar la Ley y las costumbres! ¡No obedeceremos los mandatos del rey para no apartarnos de nuestro culto ni a derecha ni a izquierda!

Entonces Matatías gritó por la ciudad con fuerte voz:
-¡Todo el que sienta celo por la Ley y quiera mantener la alianza, que me siga! Y él y sus hijos huyeron a los montes y abandonaron todo lo que tenían en la ciudad.
1 Mac 2,19-28

Podria también hablar del ejemplo de los cristeros, o de los mártires españoles del siglo pasado, o de tantos y tantos que dieron su vida bien sea por defender activamente la Realeza de Cristo, bien sea por ser ejemplos vivos de dicha realeza en sus vidas.

Soy absolutamente consciente de que, a día de hoy, y ante la falta de una formación católica tradicional, la inmensa mayoría de los católicos practicantes aceptan que Cristo debe reinar en sus vidas, pero no es necesario que lo haga en las leyes que rigen la sociedad. Se les ha privado de un riquísimo magisterio pontificio que indica precisamente que cuando Cristo manda hacer discípulos a todos los pueblos (Mat 28,19) y San Pablo habla de la obediencia a la fe en las naciones (Rom 1,5), eso implica poner todo y a todos -también los gobernantes- bajo la soberanía del Redentor. 

Decía el P. Delgado que la única salida que queda a los que piensan como yo es la de los carlistas del siglo XIX. Bueno, yo de momento, y tras unos meses de reflexión al respecto, he decidido que me conformo con ser carlista del siglo XXI. Entenderán ustedes que el debate sobre si votar o no votar a VOX, el PP, Cs, etc, me resulte bastante indiferente. 

Por Dios, por la Patria y el Rey.

¡Viva Cristo Rey!

Luis Fernando Pérez Bustamante

85 comentarios

  
Luis López
LF, la verdad es que es imposible no estar de acuerdo con buena parte de este espléndido artículo, que creo que plantea perfectamente el problema de fondo, un problema que -seamos honestos- es insoluble a corto plazo: lograr una sociedad cristiana con leyes cristianas.

Sinceramente volver a esa deseada situación a corto plazo es una labor tan titánica que sólo una intervención sobrenatural puede propiciarla. Honestamente así lo veo

Por supuesto echarse al monte es una burrada y una barbaridad, y sólo sería admisible en situaciones límite que por ahora no las veo. La otra posibilidad es partir de abajo, con partidos que aunque no hagan expresa profesión de implantar un reinado social de Cristo, al menos marquen una dirección correcta. Hay que tener en cuenta que nuestra Constitución del 78 se ha escorado hacia la izquierda y hacia el mal, precisamente por la defección de los partidos que -según decían- defendían valores del humanismo cristiano.

¿No se podría así, tras años de gobierno de unos partidos conservadores honestos y con valores firmes -el caso de VOX por ejemplo (¡toquemos madera!)- conseguir que nuestra Constitución oscilare hacia la dirección correcta de los valores innegociables?

En tiempos de Felipe González hubiera sido imposible aprobar una Ley del matrimonio GAY o un aborto absolutamente libre; pero tras años de adoctrinamiento en el mal, al final se impuso, la sociedad lo asumió. ¿No podría conseguirse ir hacia la dirección contraria con partidos verdaderamente firmes en esos valores innegociables, y que tras años de una adecuada pedagogía, la sociedad comprendiese el inmenso bien de que sus leyes se inspiren en el humanismo cristiano?

A mi juicio, lo dicho es humanamente es lo único sensato que un cristiano puede hacer. El monte o tirar el voto -a estas alturas- no es una opción.

---

LF:
Me tiré años sugiriendo coaliciones, agrupaciones de electores, etc, etc, que tuvieran como mínimo común denominador la defensa de los famosos principios no negociables indicados por Benedicto XVI en Sacramentum caritatis.
A día de hoy, mi único y absoluto principio no negociable es la soberanía plena y absoluta de Cristo. De ahí para abajo, nada. Sospecho que Vox no está en esa línea. En todo caso, como yo hay muy poca gente. Nadie se altere. Me conformo con ser aprendiz de testigo del tradicionalismo español.
24/10/18 7:55 PM
  
doiraje
Pues sí, Luis Fernando, pensando así lo que te queda es el monte o la cueva, y el trabuco. Es una opción, ciertamente. Yo de momento me he ido a vivir al collado (Villalba).

Y ya puestos, ¿por qué no ser de Viriato? ¿Por qué no proponer la vuelta de Leovigildo?

Para superar el sistema liberal hemos de partir de él, y tomar de él lo bueno que tiene. No todo es inmundicia, aunque "Dios no aparezca por ningún lado."

Saludos fraternales, Luis Fernando.
24/10/18 8:06 PM
  
Cornelio
Lo que propones Luis Fernando es la implantación de un régimen imposible en los tiempos actuales; pero también es cierto que Occidente, al decir de Sciacca, se ha envilecido de tal modo que ha acabado en occidentalismo. Ciertamente se cumple la máxima masónica del hombre como centralidad y se pretende liquidar cualquier vestigio de Dios. Sin embargo, en mi opinión, no puede uno escaparse de lo que ocurre pivotando sobre su fe, lo cual es lo debido, y sobre esquemas sociales imposibles. A Cristo le tocó un tiempo dificilísimo y nos dijo que fuéramos levadura para fermentar la masa. La Iglesia actual -la oficial, y esta es mi opinión- ha abandonado a los católicos fieles a Cristo para seguir los postulados mundialistas de la ONU y la masonería. Los católicos fieles a Cristo estamos bastante solos en este aspecto, pero tenemos algo que Cristo nos da: el poder de ser levadura, de influir, de cambiar la sociedad. Yo soy navarro y conozco bastante bien el tema carlista, que siempre ha tenido mis simpatías. Sin embargo, ahora, en este momento vivimos en un régimen ciertamente anticristiano en el que hemos de movernos. Podemos ser levadura o podemos quedarnos con una mano sobre otra, por pura tibieza o por excesivo rigor. Ningún partido en España cumple con los requerimientos necesarios para ser católico, pero sí es cierto que los hay que, sin proclamarse como tales, se inspiran el los principios cristianos. En el caso de Vox, en mi opinión, se dan por sentados los siguientes principios: la defensa de la Patria, de los principios morales cristianos que se expresan en la defensa de la persona, la familia, la honradez personal, el mérito, la libertad sanamente entendida. No es un partido católico, pero en su cúpula abundan los católicos, y estos pueden ser el fermento que esta España apóstata de Dios y de sí misma necesita. Por eso yo sí votaré a Vox.

---

LF:
Yo creo que, si no regresa antes, Cristo volverá a reinar en España. El cómo y el cuándo, no lo sé.
Por cierto, hay partidos carlistas que sí cumplen esos principios. Y no solo carlistas. Obviamente, muy minoritarios.
24/10/18 8:17 PM
  
Oscar de Caracas
D. Fernando, la influencia de la constitución de Cádiz en las provincias americanas esta muy sobrevalorada...A raíz de la desastrosas campañas británicas por intentar capturar los principales puertos de la América española, se procedió a inocular la masonería y donde picó muy bien fue con Rafael del Riego que hizo todo lo posible para sabotear el envío de tropas a América.
Me centro: el objetivo de la masonería fue erradicar o debilitar la Verdadera Fe en y por medio de las élites americanas.
España es y ha sido siempre el martillo de Trento y los masones no lo olvidan.
PD:. La "guerra de independencia americana" duraron 14 años y esto por la oposición feroz de los más humildes.


---

LF:
Una vez más, ciertas élites impusieron la revolución al pueblo. Y desde entonces, los conservadores han conservado dicha revolución.
24/10/18 8:25 PM
  
vicente
y una coalición de derechas ?

---

LF:
¿Qué se entiende por "derechas"?
24/10/18 8:29 PM
  
Un rígido
Luis Fernando: Yo he desembocado en el carlismo como quien regresa a casa después de haber estado dando tumbos, despistado por los que en nuestra Iglesia desprecian la Tradición y consideran que la Realeza de Cristo es una ocurrencia trasnochada de nuestros abuelos.


---

LF:
Pues nada, ya cantaremos el Oriamendi juntos algún día, :D
24/10/18 9:28 PM
  
Alonso Gracián
Recuerdo el entusiasmo que suscitó en mí la tradición hispánica, recién leído "Peñas Arriba" de José María de Pereda. Pero ha sido recientemente que las obras de Juan de Borja, Domingo Báñez, Diego de Saavedra Fajardo, y otros, me han abierto la mente.

El carlismo, y en general su bandera, que es la tradición hispánica, (que como digo es más antigua y forma su base conceptual sobre todo en el Siglo de Oro), tiene mucho que aportar. La importancia que concede al derecho natural, al derecho penal, a la primacía del bien común, a la síntesis aristotélico-tomista, a la fundamentación de las leyes civiles en la ley moral, a la realeza social de Nuestro Señor, tal y como enseña la doctrina católica tradicional, pueden hacer mucho bien hoy en día.

Porque el Leviatán de tercer grado es capaz de devorar valores no negociables y quedarse tan pancho. No le afecta nada, salvo que lo combata un Rey, que es Nuestro Señor.

Me ha parecido un gran post, con un fundamento importante. No hay remedio humano para nuestros males. Por eso hay que iluminar las tinieblas con la doctrina tradicional.

Por cierto, la raíz del liberalismo es el nominalismo, en primer lugar. Como el filósofo tomista que citas explica en ese artículo, y otros, en el contexto de nuestra tradición hispánica, como el gran Caturelli, no dejan de resaltar, por ejemplo en "Liberalismo y Apostasía", en Gratis date.

---

LF:
Qué menos que ser testigos de lo que fue y quiera Dios que algún día vuelva a ser, de la manera en que Él disponga.
Y sin pretender, por cierto, que lo que fue... fue perfecto.
24/10/18 9:38 PM
  
Peter
LF,
A tu juicio hay algún partido que encarne o se aproxime más al régimen de Franco?

Nos podías traer a la memoria los partidos políticos actuales fundamentados en una antropología católica

Gracias,

---

LF:
A mí no me interesa mucho que se encarne el régimen de Franco. Fue resultado de una especie de necesidad histórica para impedir que España cayera en manos de la revolución comunista y la Iglesia fuera aniquilada -y solo por eso merece más respeto por parte de los católicos del que se le tiene-, pero él mismo se encargó de poner la lápida a su régimen cediendo los trastos a Juan Carlos I.
En cuanto a los partidos confesionalmente católicos actuales, lo son la CTC (acaba de celebrar su XIII Congreso), la CT, AES y quizás el PSain. Digo quizás porque no sé si lleva la confesionalidad en sus estatutos. No sé si alguna de las Falanges con las que se acaba de coaligar AES también es confesionalmente católica. Desde luego DN no lo es.
24/10/18 9:54 PM
  
M. A. Labeo
Interesantísimo artículo, como de costumbre. Muchas gracias.

¿Podría, en alguna ocasión, pergeñar a grandes rasgos cómo se articularía su alternativa a la democracia liberal? Me refiero a cuestiones como si hay o no separación de poderes, cómo se elegirían, en su caso, legislativo, ejecutivo y judicial o cómo se garantiza la sujeción de éstos a la doctrina católica, especialmente en estos tiempos tan difíciles para encontrar confirmación en la fe.

Gracias de nuevo.

---

LF:
Pues mire, le dejo dos enlaces. Uno, de las primeras palabras de Javier Garisoain como presidente de la CTC:
https://www.carlistas.es/2018/10/16/mis-primeras-palabras-como-presidente/
Y otro que, aunque no responde exactamente a su petición, creo que merece la pena leerlo. Es un sermón pronunciado por el Consiliario de la Comunión Tradicionalista en las convivencias que tuvieron lugar en El Espinar del 21 al 23 de septiembre de este año.
https://carlismo.es/dios-es-el-principio-y-fin-de-todas-las-cosas-sermon-del-consiliario-de-la-c-t/
24/10/18 10:11 PM
  
Francisco José Delgado
No discuto gran parte de lo que dices. Yo me aparto del carlismo porque no dejo de ver que su concepto de Tradición considera sólo el s. XIX. Creo que la Iglesia y su Tradición son más amplias y tienen respuestas católicas para distintas situaciones.
En nuestro caso, la realidad es que la CTC no ha frenado ni un aborto, mientras que el PiS (partido que gobierna Polonia), sin ninguna mención a la religión católica en su programa de gobierno (eso creo, porque mi ignorancia del polaco no me alcanza sino para fiarme de lo que me ha dicho un buen amigo que lo conoce bien) ha conseguido estar al borde de erradicar el aborto en su país, a pesar de la oposición internacional brutal que soportan. Ah, y ha consagrado Polonia a Cristo Rey, una vez que efectivamente la sociedad podía considerarse una sociedad católica. La verdad, entre las dos cosas no tengo duda de qué elegir.
En lo que nos compete, la diferencia entre España y Polonia está, sobre todo, en su episcopado. Si hubiéramos tenido más D. Marcelos, la cosa hubiera ido de otra forma. Pero ya no vivimos en los 70, y aunque el fin a alcanzar sea el mismo (el que Polonia está mucho más cerca de conseguir), los medios han de ser adecuados a ese fin.

---

LF:
Usted es liberal y/o conservador en lo político. Yo carlista. Es evidente que no nos vamos a poner de acuerdo. Como habrá visto, no me meto con VOX en este post. Ya lo hice hace años cuando pedí el voto para Impulso Social (donde estaba la CTC) y VOX era, según Vidal Quadras, el verdadero PP, además de llevar de candidato a las europeas a un abortista que, cosas de la vida, era vicepresidente del partido. Pero nada, pelillos a la mar. Ahora quieren que creamos que TODO VOX es profundamente provida -que muchos lo son lo sé porque les conozco-. TODO VOX. Pues vale. Me sigue dando igual.

También es evidente que la inmensa mayoría de los católicos metidos en política en España son liberales o conservadores -que conservan lo que hay-. Pero bueno, los pocos tradicionalistas que quedamos tenemos derecho a dar testimonio de aquello que defendemos.
24/10/18 10:45 PM
  
Menka
¿Hasta que otra vez, y tal vez, tengamos un rey católico como Fernando II que impuso como ley cada artículo del Trento en todo su Imperio, qué haces?

La respuesta de algunos es que como eso no puede ser hoy por hoy, voy a rezar.

Y lo de echarse al monte, no es verdad. Como no sea virtual.

En todo caso, si hay que comparar este tiempo con algún tiempo anterior, hay que hacerlo con Roma pagana. Los primeros cristianos estaban en todas las esferas de la sociedad y no se chupaban el dedo. Con tal de no adorar a los ídolos. Entoces pagaban con su vida y hacienda. Pero algunos eran funcionarios y hasta militares de reyes paganos.

Los Padres de la Iglesia escribían, algunos lo hicieron, pidiendo al César que se conviertiera, y si no lo hiciera sería culpable. Pero mientras tanto enseñaban a los cristianos a ser fieles súbditos a excepción de idolatría.

---

LF:
Bueno, yo pago mis impuestos, conduzco sin sobrepasar, salvo despiste, los límites de velocidad y procuro ser buen ciudadano.
24/10/18 10:47 PM
  
Josafat
Viva Dios y la Patria ok.

Pero, ¿ viva el Rey?

La rama legitimista es incluso peor que la usurpadora.

---

LF:
No voy a entrar en cuestiones dinásticas, pérdidas de legitimidades, etc. Ya habrá rey cuando Dios lo quiera, si es que lo quiere.
24/10/18 11:07 PM
  
Jaime Fdez de Córdoba.
Es muy duro mantener los ojos abiertos y el alma alerta y comprobar la absoluta estulticia y maldad de una mayoría tan grande de los que te rodean, su infinita ignorancia y tantas opiniones ligeras y terribles a un tiempo, que parece que uno esté oyendo la SEXTA 24 horas al día aunque no encienda "la tele"; y esto genera un sentimiento muy profundo de desprecio y amargura que no tiene en el fondo nada que ver con posiciones ideológicas. Con personas de izquierdas, ateas y materialistas que tengan alguna fuente intelectual y convicciones, equivocadas y dañinas, sin duda, pero fruto de lecturas, experiencias y posteriores reflexiones, es posible convivir. Pero con esta masa viscosa producto del estado de "bienestar" (Dios mío qué palabra) y especialmente de sus universidades (habría que cerrarlas todas) no hay diálogo posible. Votaré a VOX en las (inanes) elecciones "europeas" con la única esperanza de oír ladrar a los perros.

---

LF:
¿Y en las autonómicas y municipales?
24/10/18 11:08 PM
  
Gabriel Araceli
Permitidme los carlistas esta reflexión: el carlismo o tradicionalismo son unas ideas muy claras y muy definidas, y como tales admiten pocos escollos e interpretaciones. El número actual de sus militantes es muy escaso. Pues bien, con esas condiciones tan favorables para la unidad, resulta que están divididos en dos partidos CTC y CT. Increíble. Esta claro que en política los españoles no tenemos remedio.

---
LF:
Pues sí.
24/10/18 11:39 PM
  
Clara
Ay Luis Fernando, has dado en el clavo. !!!! Este próximo año es el Centenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús. S.M Alfonso XIII la consagró el 30 de mayo de 1919 en el Cerro de los Angeles. ¿crees que Felipe VI repetirá lo que hizo su bisabuelo? ¿alguien se lo ha sugerido siquiera?¿ La Conferencia Episcopal se atreverá a decírselo?.Y dejaremos una vez más tirar a la basura las gracias especiales que nos envía el cielo."Reinare en España " le confió el Sagrado Corazón al Beato Hoyos ya allá por el s XVIII. Aún nos queda tiempo y podemos rezar y rezar

---

LF:
Ni creo que se lo sugieran ni creo que se le pasaría por la cabeza repetirlo en caso de que se lo propongan. La izquierda le montaría un cirio de mucho cuidado.
Sospecho que más allá de algún acto discreto presidido por algún obispo, ese centenario pasará sin pena ni gloria. Ojalá me equivoque.
25/10/18 12:20 AM
  
Hermenegildo
Yo comparto todos los principios del carlismo salvo el foralismo. Creo que los fueros territoriales son un anacronismo y separan a los españoles.
25/10/18 12:27 AM
  
Fuenteovejuna
LF
Aunque no ocurre ni en España ni en ningún otro país del mundo, comparto plenamente tu parecer sobre el fin que para un católico debería cumplir el Estado en cuanto a su deber de velar por el Reinado Social de Cristo.
Ahora bien, leyendo que para ti el debate sobre votar o no votar a Vox, el PP, Cs, etc, te resulta bastante indiferente, me asalta una curiosidad:
Si de tu voto dependiera que Vox gobernara España, ¿aún así no lo votarías permitiendo con ello que sea gobernada -pongamos por caso- por Podemos?

---

LF:
No parece probable que se dé la circunstancia de que me dejen votar en unas elecciones al día siguiente de haberse celebrado y sabiendo que mi voto va a ser decisivo, 😎

Bromas aparte, lo del voto útil no es algo que le convenga a Vox, porque en ese caso, el verdadero voto útil de la derecha liberal conservadora en España seguirá siendo el PP, sobre todo ahora que se han librado de Rajoy y su doncella Soraya y tienen al gentil y apuesto Casado al frente de los mandos en Génova.
25/10/18 12:32 AM
  
Lector
¿Pero lo he soñado yo o he creído leer al Padre Iraburu afirmando solemnemente hace apenas unos días que "en Infocatólica somos "tradicionales, pero no tradicionalistas"?
¿?

---

LF:
Ya me suponía que algún "listo" iba a sacar ese asunto.
En Infocatólica hay tradicionalistas prácticamente desde que se fundó. Caso de Miguel Vinuesa y del carlista Luis Ignacio Amorós. Ahora hay algunos más. Lo que el P. Iraburu dice, y eso queda muy claro, es que no se admite un tradicionalismo que cuestione radicalmente el CVII.

Y, en todo caso, lo que yo sea o deje de ser a nivel político es cosa mía. Hace años pedí el voto a AES, luego a Impulso Social y ahora acabo de aterrizar en el tradicionalismo carlista. Cosas que pasan en la vida...
25/10/18 12:41 AM
  
jesús
La Iglesia (empezando por el Papa) está repitiendo una y otra vez las bondades del Estado laico, exagerando la separación de la Iglesia Estado, etc.
¿Qué fuerza moral tienen los católicos para propugnar la confesionalidad del Estado, auténtico quiz de la cuestión, si saben que la propia Iglesia los va a deslegitimar?
Creo que es la Iglesia la que debe dar el paso de propugnar la necesidad de la confesionalidad del Estado y esperar a que salte la chispa en ciertos partidos, Hispanoamérica quizás... y gobiernos por fin. Quién sabe.

---

LF:
Usted pide que la Iglesia haga caso a lo que Dios dijo por boca de su profeta: "volved a las sendas antiguas". Yo también. Pero para que tal cosa ocurra, tiene que producirse poco menos que un milagro. Pocos, muy pocos escuchan la voz de los Papas profetas del siglo pasado. Y el castigo divino es evidente e inminente.
25/10/18 1:04 AM
  
Juan Andrés
Me da la impresión que la opinión del P. Delgado en su artículo, que tiene sus argumentos, y el que propones aquí LF en realidad no tienen punto de contacto ya que discurren por distintos planos si se quiere paralelos pero que bajados a algún tipo de praxis no es posible que se encuentren. La situación actual, casi mundial o totalmente mundial, es tan tremenda que no tiene, según mi parecer, solución humana posible sin intervención divina, ya directa como la parusía, ya indirecta, con uso de algunos medios humanos, quizás santos de por medio. Y la Iglesia ha sido engullida. No veo solución "humana" posible, ya Vox, ya algún partido carlista modelo siglo XXI. Si los macabeos tuvieron algún éxito en su tiempo fue por la intervención directa de Dios en sus combates. El análisis de los hechos y sus posibles soluciones siempre tiene que ser en el plano sobrenatural desde el Dios de la historia que maneja la barca.

---

LF:
Así es. Estamos en otra "onda".
Y sí, solo la intervención divina puede solucionar esto. Pero en no pocas ocasiones Dios se ha valido de unos pocos hombres para establecer su voluntad en este mundo.
Lo de la Iglesia hoy es ya como para echarlo de comer aparte.
25/10/18 1:09 AM
  
Proby
Ya sé que no es el tema del post, pero lo cierto es que Juan Carlos I traicionó a Franco. Si de algo se puede culpar a Franco es de no haberlo previsto.
25/10/18 1:09 AM
  
Haddock.
Un rígido:

El Oria es el río que embellece mi pueblo.
Oriamendi significa "monte del Oria"

Y me compré una boina en verano, que ahora le sacaré más partido. Eso sí: la llevaré con elegancia y ladeada como nos enseñó Zumalacárregui

¡Viva el tradicionalismo!

¡Viva España!.

25/10/18 1:27 AM
  
Luis H.
Menka ha dado en el clave. ¿Cómo vamos a estar discutiendo sobre la confesionalidad católica del Estado o la conveniencia de participar en el sistema político parlamentario actual si no hay corazones verdaderamente cristianos? La Roma de los primeros siglos se convierte porque ve a unos católicos, como afirma la Carta a Diogneto, completamente distintos al resto de la sociedad.

Por eso, hoy más que nunca, a la Iglesia le es más necesario que nunca estar en el mundo sin ser del mundo. Si no nos centramos en conquistar los corazones para Cristo, qué más da la forma política en que nos gobernemos? Degenerará antes o después.

En Polonia, en Hungría, etc...se han podido dar algunos pasos en la dirección correcta por años y años de pervivencia en lucha contra regímenes profundamente anticristianos. En Occidente, la tentación es mucho más sutil y más violenta, porque ejerce la coerción a través de los medios de comunicación, del pensamiento dominante, de la educación, etc. Pero no hay voces eclesiales que llamen a rebelarse y a profundizar en la fe para, después, plantearse cuál es la participación política más provechosa.

¿O es que si mañana gana Vox las elecciones va a aguantar mucho la despenalización del aborto sin una conversión de los ciudadanos?

---

LF:
Mire, ciertamente es necesaria la conversión de muchos para que la sociedad vuelva a ser cristiana -lo cual no significa perfecta-. Pero las leyes tienen un papel "pedagógico" evidente. No en vano San Pablo, aun advirtiendo que ya no estamos bajo la ley mosaica, asegura que dicha ley fue el tutor, el maestro, que nos llevó a Cristo. Y el propio apóstol apunta que hay un uso legítimo de dicha ley:
Sabemos que la Ley es buena si uno la usa legítimamente, teniendo en cuenta que la Ley no se ha dado para el justo sino para quienes no admiten norma ni sometimiento, para los impíos y pecadores, sacrílegos y profanadores, parricidas y matricidas, homicidas, adúlteros, sodomitas, traficantes de hombres, mentirosos, perjuros y para todo cuanto se opone a la sana doctrina, según el Evangelio de la gloria del Dios bienaventurado, que me ha sido confiado.
1 Tim 1,8-11

Por tanto, desde el punto de vista de la Biblia y de la Tradición, es perfectamente legítimo imponer leyes que impidan que se conculque la ley de Dios, independientemente de que la ciudadanía las acepte mayoritariamente o no. Eso, en un régimen donde la soberanía reside en el pueblo y no en Dios, no es posible.

Por cierto, el tan denostado emperador Constantino, al que se le atribuye el principio de todos los males de la Iglesia, cambió tras su conversión una serie de leyes gracias al influjo del cristianismo:
- Prohibió la ejecución de los recién nacidos. Era lo más cercano a una ley antiabortista de hoy en día.
- Prohibió las luchas de gladiadores. Se acabaron esos espectáculos sangrientos.
- Prohibió separar a las familias de esclavos. Es decir, el dueño de un esclavo no podía venderle y separarle de su cónyuge e hijos.

Todo eso en contra del sentimiento mayoritario de una sociedad todavía mayoritariamente pagana.

O sea, hay alternativas al sistema democrático liberal que deja a Dios a un lado o lo aparta del todo. Y aunque nos parezcan irrealizables hoy en día, la historia da muchas vueltas.
25/10/18 1:42 AM
  
Rafa
Yo soy bastante indigno, pero pienso igual que tú. Me gustaría luchar en tu bando, que es el de Cristo y el de su Santísima Madre.
Viva Cristo Rey
Porque recordad todos la promesa : Reinare en España.
25/10/18 2:19 AM
  
Diego
Pueden ser útiles estos comentarios de Benedicto XVI en su discurso en Westminster Hall (Reino Unido) el 17 de septiembre de 2010:

"¿Dónde se encuentra la fundamentación ética de las deliberaciones políticas? La tradición católica mantiene que las normas objetivas para una acción justa de gobierno son accesibles a la razón, prescindiendo del contenido de la revelación. En este sentido, el papel de la religión en el debate político no es tanto proporcionar dichas normas, como si no pudieran conocerlas los no creyentes. Menos aún proponer soluciones políticas concretas, algo que está totalmente fuera de la competencia de la religión. Su papel consiste más bien en ayudar a purificar e iluminar la aplicación de la razón al descubrimiento de principios morales objetivos.

(...) Sin la ayuda correctora de la religión, la razón puede ser también presa de distorsiones, como cuando es manipulada por las ideologías o se aplica de forma parcial en detrimento de la consideración plena de la dignidad de la persona humana. Después de todo, dicho abuso de la razón fue lo que provocó la trata de esclavos en primer lugar y otros muchos males sociales, en particular la difusión de las ideologías totalitarias del siglo XX. Por eso deseo indicar que el mundo de la razón y el mundo de la fe —el mundo de la racionalidad secular y el mundo de las creencias religiosas— necesitan uno de otro y no deberían tener miedo de entablar un diálogo profundo y continuo, por el bien de nuestra civilización."

---

LF:
Partiendo de que los discursos de esa naturaleza no son magisterio -magisterialmente es algo en lo que se mantuvo bastante inactivo-, la realidad es que Benedicto XVI era políticamente pro-liberal. Hasta extremos, en mi opinión, congenia mal con el magisterio pontifico de León XIII, San Pío X, etc. Por ejemplo, esto le dijo al filósofo y senador italiano Marcello Pera en una carta:

En estos días he podido leer su nuevo libro “Por qué tenemos que decirnos cristianos”. Para mí ha sido una lectura fascinante. Con un conocimiento estupendo de las fuentes y con una lógica contundente, usted analiza la esencia del liberalismo a partir de sus fundamentos, mostrando que en la esencia del liberalismo se encuentra el enraizamiento en la imagen cristiana de Dios: su relación con Dios, de quien el hombre es imagen y de quien hemos recibido el don de la libertad.



Sabiendo lo que ha sido históricamente el liberalismo, hay que tener mucho valor, por no decir otra cosa, para soltar que "en la esencia del liberalismo se encuentra el enraizamiento en la imagen cristiana de Dios...". Mucho valor.
25/10/18 2:29 AM
  
Cos
Hermenegildo
Yo comparto todos los principios del carlismo salvo el foralismo. Creo que los fueros territoriales son un anacronismo y separan a los españoles.
----------------------------------

Es que el tema del foralismo hoy en día no se entiende. Se suele interpretar que el foralismo es lo mismo que el autonomismo o el federalismo. No, el foralismo tiene que ver con una concepción integral de la sociedad política; es decir la autoorgnización de la sociedad, el papel templado del estado - del reino mejor :) - y su caracter subsidiario.
Solemos asociar el foralismo a un ámbito geográfico por una cuestión de desarrollo histórico. De hecho las comunidades naturales -se las suele llamar así- era habitual que se desarrollasen políticamente en régimen concedido de fuero o privilegio por diversos motivos: repoblación, puerto, ciudad de mercado . . . lo que sea.
Pero el concepto va más alllá, pensemos en los gremios, pensemos en la universidad, etc.Al hablar de fuero hablamos de una comunidad humana natural autogobernándose con base en losd principios cristians y con el rey o el estado en papel de moderador y con carácter subsidiario. Es decir: sociedad civil autoorganizada al modo corporativo, poco estado, principios cristianos. Como se suele decir: la cristiandad anterior al mundo liberal y moiderno que sobrevivó en el mundo hispano. Por supuesto con las imperfecciones y las contextualizaciones que haya que hacer.
25/10/18 2:47 AM
  
Santiago Pizano
Aquí en Argentina muchos católicos piden votar por el recientemente creado Partido Celeste (por el color de los pañuelos usados por el movimiento provida) pero omiten que la mentada agrupación se define como aconfesional. Personalmente no creo que la solución pasa por votar sino por irse al monte.
25/10/18 2:57 AM
  
Juan Argento
Luis Fernando, al menos dos de los cambios en la legislacion romana que mencionas en tu comentario de la 1:42 AM son muy posteriores a Constantino.

En cuanto a la exposición (expositio) de niños recién nacidos - los cuales podían morir, ser recogidos y criados por un tratante de esclavos que probablemente los pusiese a ejercer la prostitución una vez llegados a la adolescencia, o, si eran extremadamente afortunados, ser recogidos y criados por alguien que los adoptase y criase como hijos - citando un trabajo de Corbier [1]: "La primera intervención atestiguada del Estado romano para obligar a los padres a criar a sus hijos (con qué exito, no se sabe, pues textos posteriores testimonian la permanencia de la exposición) emana de los emperadores Valentiniano, Valencio y Graciano en 374."

En cuanto a los combates de gladiadores, fueron abolidos por el emperador Honorio en 399 y nuevamente en 404 [2]. S. Agustin cuenta en Confesiones 6.8.13 que su amigo y luego compañero de conversión Alipio de Tagaste sucumbió a la atracción de los juegos de gladiadores, alrededor del año 380.

[1] Mireille Corbier, 2000. " La niñez en Roma. Leyes, Normas, Prácticas Individuales y Colectivas".
sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/10234/all-0001.pdf

[2] en.wikipedia.org/wiki/Gladiator#Decline


---

LF:
Pues yo saqué esos datos de un historiador español. Luego busco la referencia.
25/10/18 5:51 AM
  
Alberto GT
La separación del poder político respecto del orden moral y religioso no puede ser aceptada por un espíritu cristiano más que como apostasía o pecado


Si esto quiere decir que los cristianos debemos intentar a largo plazo la Soberania Social de Cristo, de acuerdo.
Si esto quiere decir que los cristianos debemos intentarlo también a corto plazo, sin reconocer que la cosa debe ser gradual, pues es ridículo.
Evidentemente un Partido catolico. Aunque reconozca que no podra imponer la Soverabia Social de Cristo en corto plazo, debe dejar clato en sus estatutos que lo busca a largo plazo.
25/10/18 7:40 AM
  
Leoncio
Bien Luis Fernando, en plan radical, como Dios manda. El problema es que hoy se ha cumplido lo que dijo hace bastante tiempo un señor llamado Manuel Azaña, o casi se ha cumplido: "España ha dejado de ser católica". Cuando él lo dijo esta frase no es tan cierta como lo es hoy, y tuvo ocasión de comprobar que entonces estaba en un error.

Lo de hacerse carlista tiene un problema, que podemos debatir en profundidad otro día. ¿De donde viene eso de "Carlismo"? de Carlos. ¿Y quien era Carlos? pues Carlos Isidro de Borbón, un traidor a España en Bayona, como suelen ser los Borbones. Se lo he explicado varias veces a unos cuantos carlistas, porque esto es una verdad histórica irrefutable, pero como los carlistas son un poco obstinados, se niegan a aceptarlo. Se tiraron todo el siglo XIX fracasando en sus proyectos y guerras y sólo salieron victoriosos cuando no eran dueños de sus destinos, en la Cruzada 1936-39. Así son las cosas.

---

LF:
Hombre, acusar a Carlos de algo que hizo, no sin quejarse, en cuanto que le fue indicado por su hermano el rey... pues como que no.
Por cierto, las guerras se pueden perder y no por ello ser un fracaso. Sin los levantamientos carlistas, lo mismo no quedaba hoy de España ni el recuerdo.
Dicho eso, no es este un post para debatir sobre cuestiones históricas del XIX sino sobre lo que tenemos hoy por delante.
25/10/18 9:11 AM
  
Rexjhs
El constitucionalismo es hijo del liberalismo y el liberalismo es pecado, eso lo deberían tener claro todos los católicos por lo que supone de neutralidad ante varias opciones. Nuestra fe católica es la única verdadera y no puede ser colocada entre las demás como una opción válida más de la oferta política. La masonería (filiada en la burguesía revolucionaria europea y norteamericana) fue parte esencial del impulso del liberalismo para acabar con el reinado social de Cristo y la confesionalidad de los Estados. En todo esto estoy completamente de acuerdo contigo Luis Fernando. Es más, desde la Revolución Francesa el catolicismo europeo y americano se dividió en dos partes: uno, el tradicional, que afirmaba la confesionalidad del Estado y el reinado social de Cristo impregnando todas las leyes y la jurisprudencia de un país; y otro liberal, que afirmaba y afirma que la democracia liberal es un sistema legítimo para defender la fe. A la vista está que esta segunda opción es incompatible con el magisterio de la Iglesia, pues muchos papas condenaron la soberanía popular, que era y es la base del modelo constitucional.
Dicho lo cual me gustaría recalcar que el carlismo o el franquismo, con todos sus aciertos en la línea del catolicismo tradicional arriba esbozado, fueron medios imperfectos para implantar un reinado social de Cristo en la tierra. Mucho más imperfecto el carlismo, que puso demasiado el acento en el foralismo (está muy estudiado en la historiografía que ese carlismo en el País Vasco degeneró en el nacionalismo y por ende en la idolatría de la raza y de la nación y algo parecido ocurrió en Navarra y Cataluña). Mas acertado y propio de la tradicion de la monarquía hispánica fue el franquismo, que sí materializó en el cuerpo de su aparato estatal y legislativo el Magisterio de la Iglesia: recordemos que la blasfemia, el aborto o el adulterio eran delitos...
Cómo conclusión diré que solamente la Venida de Cristo podrá por fin instaurar su reinado en la tierra de manera perfecta. Y que para eso falta poco. A la apostasía general de la Iglesia en estos momentos me remito para corroborarlo. Ven, Señor Jesús!

---

LF:
Ciertamente el foralismo degenera en idolatría cuando se abandona la fe. Y el aburguesamiento liberal de muchos carlistas explica la aparición de ese tipo de nacionalismo apóstata. Se pasa del concepto tradicional sobre el reino a la concepción moderna del estado, lo cual lleva a que haya regiones que quieren independizarse. Pero eso, obviamente, no es culpa del carlismo, como lo demuestra el hecho de que han habido y habrán tensiones secesionistas en países donde no existen carlistas.

Decir que el franquismo es más conforme a la monarquía hispánica que el carlismo -siendo que el carlismo es, ni más ni menos, que precisamente esa monarquía hispánica tradicional- me parece una barbaridad de proporciones no pequeñas, pero no voy a entrar a debatir el tema.
25/10/18 9:17 AM
  
Alberto Monche
Creo que la situación de los católicos hoy es similar a la que tenían nuestros antepasados en la fe en los tiempos y preconstantinianos, y su comportamiento político entonces debería servirnos de modelo, pues nuestras situación es similar, pues el mundo postcristiano actual es en realidad un mundo paganos en el que los católicos o los cristianos somos una ínfima minoría. Y esos son los bueyes con los que tenemos que arar. Otras soluciones, no me parecen reales.

Ahora bien, nunca he leído nada importange sobre el comportamiento político de los primeros cristianos que vivían en un mundo pagano, ni cual era la doctrina de los padres sobre política. Para mí, sería muy es interesante.

---

LF:
Pues ya le digo yo que la doctrina social en la era patrística es... apasionante y muy, pero que muy, muy poco "liberal". De hecho, casi parece comunista en algunos autores.
25/10/18 9:34 AM
  
Saulo
Apuntes:
Cada cual, puede ser del partido que quiera, pero , NO hay representates , de los ciudadanos, que se deban a los ciudadanos, dá lo mismo, un caudillo de partido o de varios partidos, la realidad es que los diputados, obedecen a su caudillo, s y este, os : eligen jueces, presidente de gobierno, luego NO HAY SEPARACION, de legislativo, ejecutivo , judicial. No deberia haber ministerio de justicia, porque no son independientes, LOS FISCALES,etc y dependen del dinero.
Bueno, menos mal, que nuestro PADRE es Dios .
Un abrazo.
25/10/18 9:35 AM
  
Luis López
Si algún día voto a la CTC será porque VOX habría degenerado, como ya lo ha hecho la derecha española.

Mientras eso no ocurra, habrá que darle un voto de confianza a VOX, porque es la única opción de tener una voz verdaderamente disidente, con principios cristianos, en el parlamento.

---

LF:
¿Usted cree que VOX es, a día de hoy, derecha liberal?
25/10/18 9:46 AM
  
Aetius
Lo cierto es que la democracia casa muy mal con el catolicismo. Visto los resultados de gobiernos democraticos, es dificil defender lo contrario.

El pueblo es voluble, influenciable, y muchas veces busca la comodidad. Es posible, por ejemplo, que en algun referendum se oponga al aborto, pero es cuestión de tiempo que claudique. A la larga, la comodidad, el ventajismo y la falta de coraje se impone. El resultado es el que de sobra conocemos.

Es como el simil militar. Si se somete a votación entre los soldados, si hay que tomar la colina o no, el resultado será que no.

Puede gustar o no, pero como mejor ha ido a los catolicos ha sido con monarquias, catolicas, claro está, que tienen menos problemas a la hora de legislar conforme a la ley de Cristo porque no están pendientes de los votos. Tampoco tienen interes en moldear la sociedad a su antojo para que lo voten.

---

LF:
Pues corra a decírselo a los obispos españoles, que están encantadísimos de la vida con la Transición, la Constitución, etc.
25/10/18 9:46 AM
  
Leoncio
Me alegro de que estés al tanto de asuntos históricos poco conocidos, LF. No estamos de acuerdo en su interpretación, pero de acuerdo, en otra ocasión, si se presenta, lo seguimos debatiendo.

Sí estamos de acuerdo en el titular de tu artículo: "el problema no es VOX sí o VOX no", en esto se emperran algunos, en uno u otro sentido, y yo lo que creo es que semejante emperramiento no tiene mucho sentido.

Un saludo.

---

LF:
Saludo de vuelta.
25/10/18 10:29 AM
  
Català
Yo he ido por un camino similar al tuyo, concluyendo en una realeza no liberal como forma de gobierno ideal, en parte por influencia estéticas como Tolkien, Vladimir Volkoff o Lewis; así como razones filosóficas, viendo la necesidad de civilización según la verdad o de coherencia con una estructura humana social familiar; y religiosas, viendo la necesidad de una sociedad cristocéntrica.
En este proceso, fueron apareciendo simpatías por el carlismo, queriéndo sentir como propio, por ejemplo, el Terç de Requetès de la Mare de Déu de Montserrat, sin embargo, no tengo tampoco en especial estima a la familia de Borbón-Parma.

---

LF:
En cuanto a la concepción ideal del gobierno, he llegado a la conclusión de que tanto en España como en Hispanoamérica, hay bastantes "carlistas" que no saben que son carlistas.
25/10/18 10:29 AM
  
Solis
Damos por hecho que ningún partido político va a recoger la enseñanza de JESUCRISTO. Hubo aproximaciones como la democracia cristiana que terminó en pura corrupción. Porque no contamos con un factor principal. El hombre herido por el pecado.
Si no curamos el corazón del hombre, que es la raíz...."del corazón del hombre salen las intenciones malas, asesinatos..."
Dicho esto. Tenemos que vivir sometidos al poder político. A las autoridades constituidas. Y puesto que tenemos que elegir hagámoslo a la opción que más se acerque a mis principios. Hoy por hoy, mientras no demuestren lo contrario es vox

---

LF:
Ciertamente la Cristiandad no era una realidad político-social perfecta, precisamente debido al pecado. Pero era infinitamente más cristiana que lo que tenemos hoy.

Yo ya he dicho que mis principios son la soberanía absoluta de Cristo en todos los ámbitos. Eso no aparece en Vox por ningún sitio. Este dato no es discutible: ES. Sí aparece en el carlismo. Pero que cada cual apoye lo que quiera.
25/10/18 10:48 AM
  
Tulkas
LF:

La principal razón de que muchos seamos carlistas SIN saberlo es porque no somos monárquicos y el carlismo sin monarca no es nada.

---

LF:
Evidentemente quien no es monárquico no es carlista. En ese caso, se tiende a ser joseantoniano. Al menos aquí en España.
25/10/18 11:13 AM
  
Alberto GT
Una duda, ¿Qué es lo que diferencia a un conservador de un tradicional (no necesariamente carlista, al me os explícitamente)?

---

LF:
El conservador "conserva" el status quo al que se ha llegado. No tiene intención de desandar lo andado por las fuerzas liberales progresistas.
El ejemplo más claro de eso es el PP. No tocó una sola tilde de las principales leyes de ingeniería social del PSOE.

El tradicionalista es hoy el verdadero "revolucionario", porque quiere que se ponga fin a este sistema y se vuelva -con todos los matices que se quieran- al tradicional de la Cristiandad.
25/10/18 11:18 AM
  
Joaquín
Si esto es todo lo que tiene que ofrecer el "tradicionalismo", estamos apañados. Aunque ya pasó en la época del carlismo decimonónico: frente al avance imparable del liberalismo (por cierto, señores nostálgicos del franquismo: Franco conservó TODOS los aspectos esenciales de la obra de los gobiernos liberales, desde la Desamortización a la universidad estatal pasando por el positivismo jurídico o la enseñanza obligatoria) no tenían absolutamente nada que ofrecer salvo nostalgia por un pasado mítico (como el autor del artículo) y reclamar la tutela del régimen político por la Iglesia (que fue la única aplicación práctica que se les ocurrió a lo del "reinado social de Cristo"). Al "renacimiento católico" del primer tercio del siglo XX le ocurrió lo mismo: no fue capaz de pasar de las páginas de los libros y periódicos a la política práctica (en este terreno, lo único que hicieron fue promover regímenes autoritarios y como consecuencia, cuando estos regímenes perdieron la guerra, las ideas que defendían se encontraron de pronto en el bando perdedor, algo que casi siempre es fatal para una idea).

---

LF:
Eso de pasado mítico... va a ser que no. Soy plenamente consciente de las limitaciones de la Cristiandad y de su rama hispánica. Respecto a lo del autoritarismo de los carlistas, eso sí que es un mito sobre todo si se tiene en cuenta lo que hicieron los liberales, pero no me interesa debatir ahora lo ocurrido en el XIX.
25/10/18 11:50 AM
  
María
La sociedad es la que es y el pueblo como opinan arriba somos voluble y queremos la comodidad, bastante trabajo tuvo Moisés con aquellas gentes. Que somos ahora los mismos. Ahora bien la iglesia pues también se ha hecho cómoda y evangelizar de verdad de la buena no tiene ganas, lo que le interesa es negociar parcelas de poder, subvenciones para restauración de templos, para ONGs, para colocar profesores, para asociaciones que dicen que son católicas.
25/10/18 1:03 PM
  
JUAN NADIE
Su artículo y el del inefable Bruno, son sus palabras, me parecen una irresponsabilidad personal.
En estos momentos cualquier persona sensata que se plantee la posibilidad de votar ha de hacerlo con responsabilidad, y la opción mas racional para cualquier católico ahora mismo es VOX. Que si que no es un partido católico confesional, pero el que mas posibilidades tiene de hacer algo bueno. Poner pegas ahora mismo a VOX, con la que esta cayendo es hacer que mediante la ley Dhont, estemos alimentando a PP, PSOE Y Podemos.
Es decir, como VOX no es tan puro y excelso como nos gustaría, ayudamos a Podemos. Sois unos cracks.
Vota a quien quieras, por supuesto, pero no nos cuentes milongas.

---

LF:
Parto del hecho de que no me planteo votar. Y este post no va de votos. Va del sistema. De hecho, no acuso a VOX de nada. Es un engranaje más de la democracia liberal.

Eso sí, en caso de que la gente no quiera ayudar a Podemos y el PSOE, y quiera el voto útil de la derecha de siempre, que vote al PP salvo en Madrid, Sevilla o Valencia. Precisamente la ley electoral hace que un partido que se acerca al 5% solo pueda sacar diputados en circunscripciones grandes pero, a la vez, perjudica enormemente a su partido más cercano en las circunscripciones medias y pequeñas, ya que no saca diputados en ningún caso pero impide a ese otro partido sacar alguno más.

Y en todo caso, ¿de verdad alguien piensa que los blogueros de InfoCatólica tenemos una influencia decisiva en el voto de la gente?
No hay más que ver el "exitazo" que alcanzamos en votaciones pasadas, donde los partidos o coaliciones provida a las que dimos cobertura lograron paupérrimos resultados.
25/10/18 1:22 PM
  
francisco
La epifanía tradicionalista que ha tenido usted Luis Fernando en los últimos años se la celebro y creo que es un gran aporte en estos foros, pero como pasa muchas veces con estos deslumbramientos solemos perder cierto sentido práctico de las cosas por considerarlas materias viles. Este es un error, porque como sea, en nuestra situación actual, siempre habrá una alternativa menos mala que la otra (y esto no es fácil saberlo, pues entra el factor mediano y largo plazo) y aquí nuestro voto o no nunca va a ser una conducta moralmente indiferente.
Respecto de su artículo, muy bien documentado, sería interesante también hacer ver, si la prudencia lo permite (no perder al bloquero) mostrar la responsabilidad que tuvo el reciente "canonizado" Paulo VI en la pasividad del clero español frente a los cambios liberales introducidos a su Constitución y cómo el magisterio y actitudes de Juan Pablo II y Benedicto contribuyeron enormemente a hacer del estado laico la regla a seguir para los católicos. Ya el que se haya tenido que introducir esa nota a Dignitatis Humanae sobre el deber de los estados hacia la verdadera religión demuestra que ya muchos se percataban del daño que haría dicho texto y como la realidad demostró contra toda duda que sus aprehensiones estaban perfectamente fundadas.

---

LF:
Del fracaso pastoral de la ralliement de León XIII -cuya doctrina era impecable- no solo no se aprendió.. sino que con el tiempo la cosa fue a peor, mucho peor. No hay más que ver lo que representa Maritain.
Y hasta ahí puedo leer, que diría aquel.
25/10/18 2:07 PM
  
Manuel Pérez
De acuerdo en lo que podríamos llamar "base doctrinal" del artículo. Yo también quiero el Reinado Social de Cristo. Es una aspiración irrenunciable de todo cristiano, sin duda. Es la única posibilidad de sociedad justa y que ayude a la finalidad última del hombre.

Pero, ante la deriva peligrosísima en la que estamos, creo que no tenemos más remedio que asentarnos en la realidad y hacer como en otros tiempos: aliarnos con quienes compartimos importantes objetivos. ¿No lucharon juntos en la Guerra Civil Española carlistas, falangistas, cedistas, etc.? Porque era una cuestión de supervivencia ante la barbarie que se estaba cometiendo y, sobre todo, que se iba a cometer. Y surgió el Franquismo no como régimen perfecto, sino como necesidad para sobrevivir como nación e incluso físicamente, si es que eras católico.

Pues estamos en una situación parecida, verdaderamente trágica, aunque más disimulada. Esto último, sencillamente porque la habilidad en el uso de los medios de comunicación de masas de la izquierda es puro ejemplo de manipulación exitosa.

En fin, que algo hay que hacer y, como ni los carlistas se ponen de acuerdo entre ellos, habrá que aplicar la doctrina de voto útil y el mal menor a los partidos que concuerden en algunos puntos importantes con los que deseamos el Reinado Social de Cristo.

---

LF:
Bueno, eso era Impulso Social, cuyos resultados fueron los que fueron. Por cierto, VOX jamás ha querido tener nada que ver con AES, CTC y similares.
25/10/18 2:13 PM
  
Luis I. Amorós
Hace ya dos siglos que diversos documentos de peso, incluyendo varias encíclicas, establecieron que el catolicismo y el liberalismo son incompatibles. Dos siglos. Lo asombroso es que sigamos dándole vueltas a esto.

El problema actual de los católicos hace mucho que no está en la política. Está en la Iglesia.

---

LF:
Sí, hace mucho. Demasiado.
25/10/18 2:42 PM
  
M. A. Labeo
Gracias por su respuesta y por los enlaces, don Luis.

Como ya advertía usted respecto al segundo, son dignos de lectura pero no se refieren a lo que preguntaba: hay "qués" pero no "cómos".

Le hice esa consulta porque tengo mucha curiosidad al respecto ya que siempre que me he asomado, muy someramente, al carlismo me ha sucedido eso: ofrece grandes ideales, algunos magníficos, pero no sólo una casi absoluta falta de concreción sobre cómo materializarlos sino que las pocas medidas concretas propuestas están, en ocasiones, ya probadas y demostrado que no sirven para los fines buscados.

En todo caso, de nuevo, muchas gracias por respuesta.
25/10/18 2:47 PM
  
Diego
La doctrina de la Iglesia conocida con el nombre de "concordia del sacerdocio y del imperio" (ver Inmortale Dei de León XIII), que propone la subordinación del Estado a la Iglesia y las doctrinas de los canonistas sobre el derecho público eclesiástico, siendo obviamente válidas, pueden ser, fácticamente difíciles de poner en práctica, debido al hecho de que la mayoría de los ciudadanos de los Estados occidentales ya no son verdaderamente católicos. En este sentido dice Garrigou-Lagrange: "En verdad la tesis (la mencionada anteriormente) no puede considerarse como un ideal meramente especulativo y que debe ser abandonada en la práctica, porque esta tesis enuncia el mismo fin que ha de conseguirse, es a saber que la verdadera religión ha de ser abrazada por los hombres no sólo individualmente sino también socialmente. Para la consecución de este fin se han de considerar las circunstancias; por lo tanto, en algún caso, o sea per accidens, dicta la prudencia que algún mal se haya de tolerar para evitar un mal mayor." (citado por J. Meinvielle, "De Lamennais a Maritain", Theoría, p. 91/92). En este sentido, me parece que los dichos de Benedicto XVI en Westminster Hall (17/09/2010) afirmando que las normas objetivas para una acción justa de gobierno son accesibles a la razón (entiendo se refiere al orden moral natural) son el mal menor frente a la posibilidad (que es realidad) de que los gobernantes usen como guía la "voluntad de la mayoría" de Rousseau.

---

LF:
No es un tema de circunstancias. El liberalismo, en su misma esencia, no puede ser aceptado ni poco ni mucho sin pasarse por el arco del triunfo el magisterio pontifico anterior a los últimos papas. Hablo del verdadero, claro, no de uno inventado. No vayamos a hacer con el liberalismo lo mismo que se ha hecho con los lemas de la Revolución francesa, de los que se dice que pueden ser entendidos católicamente. O como con la idea del sano laicismo. Que tiene tanto sentido como hablar del sano protestantismo. A este paso, también nos dirán que hay una lectura católica del "Gran Arquitecto" de la masonería.
25/10/18 3:12 PM
  
Palas Atenea
Muy interesantes las aportaciones de este foro. En el fondo hay un planteamiento básico: ¿hemos de ser posibilistas o no? Me temo que en esta cuestión no tenemos una guía muy precisa.
Ante la foto de mi abuelo medito, y lo hago porque no creí que volviera a oír la voz de otro carlista en toda mi vida...y mira por dónde...
También mi madre lo era y, aunque yo no lo soy, la herencia carlista es muy potente y representa algo así como atarse al mástil de la embarcación cuando se pasa ante las rocas pobladas de sirenas cuyos cantos embelesan. Mi hermano llamaba a mi madre "La Roca" porque toda su vida fue perfectamente coherente con su pensamiento. No todos los carlistas lo fueron, en el País Vasco muchos se pasaron al nacionalismo, y entonces los carlistas que sobrevivieron quedaron bastante limpios de excrecencias. Los supervivientes fueron los que conservaron el orden estricto de "Dios, patria, rey", los que no lo hicieron acabaron relegando a Dios al segundo o tercer puesto.

---

LF:
Tú lo has dicho. Orden estricto.
25/10/18 3:39 PM
  
Luis I. Amorós
Cornelio: "Lo que propones Luis Fernando es la implantación de un régimen imposible en los tiempos actuales"

¿De qué lugar y tiempo es esta constitución?

"El país tendrá una religión oficial con libertad de cultos"
"sindicatos, colectivos locales y cámaras profesionales concurren a la organización y representación de los ciudadanos"
"El lema de la nación es DIOS, LA PATRIA Y EL REY"
"Todos los ciudadanos contribuyen a la defensa de la Patria"
"El Rey es el máximo representante de la Nación y símbolo de su unidad. El rey vela por el respeto a la Religión oficial"
"La persona del Rey es inviolable y sagrada"
"El rey nombrará al primer ministro y presidirá el consejo de ministros"
"El rey nombrará a los magistrados y ejercerá el derecho de gracia"
"La autoridad judicial es independiente del gobierno y las cámaras, y las sentencias se dictan en nombre del Rey"
"La forma monárquica del estado y las disposiciones relativas a la religión oficial no podrán ser objeto de reforma constitucional"

Marruecos. 2011.
País amigo y aliado, con importantes lazos de amistad, cooperación, relaciones comerciales y de defensa mutuas en el marco de la OTAN.

Ya no hablemos de tiranías como la de Arabia Saudí, impensables en ningún momento de la España católica desde 589, con las que no sólo tenemos relaciones, sino auténtico sometimiento a sus petrodólares.

No existen los "tiempos actuales". No hay "destinos irrevocables". Esos son inventos del matrix liberal. Los "tiempos actuales" los marcan a su arbitrio los poderes fácticos, que son básicamente la plutocracia y sus siervos. Lo que hace 10 años era impensable, ahora es una realidad. No son "los tiempos", sino las voluntades.
No compremos las mentiras del Enemigo.

---

LF:
Je...
25/10/18 4:04 PM
  
Amor
Curiosamente, el primer papa que utilizó la expresión "sana laicidad" fue Pío XII.

---

LF:
Tuvo ideas mejores que esa, sin duda.
25/10/18 4:23 PM
  
Walter
Su opinion es muy enriquesedora espiritualmente , nuestro señor Jesucristo lo dijo ," busquen el reino de Dios y lo demas vendra por añadidura " , y eso muchas veces no lo hacemos en lo que respecta a Vox , si creo que es una muy interesante y es la unica formacion que puede levantar este pais ,en base a valores cristianos, y como he leido en las otras opiniones , la masoneria demoniaca , esta imponiendo ideas que poco a poco esta esta destruyendo a europa y la humanidad ( llamese feminismo , el matrimonio homosexual ,el aborto ideologia de genero , la destruccion de la familis , la aversion a no tener hijos , por eso en europa se a impuesto la perversa costumbre de no tener hijos , y eso es la sentencia de muerte de nuestra civilizacion , partidos como Vox deben de gobernar en toda europa para salvar al continente.
25/10/18 4:45 PM
  
Daniel Yunta
Gracias por el interesante el debate que se ha abierto sobre la participación de los católicos en la vida política.

Dejo estos textos de José Antonio Primo de Rivera, por si son de interés:

"Del siglo XIII al XVI, el mundo vivió una vida fuerte, sólida, en una armonía total; el mundo giraba alrededor de un eje”. (Conferencia pronunciada en el Círculo Mercantil de Madrid. 9 de abril de 1935)

“La unidad católica: sentido total de la vida religiosa en la Edad media, es decir, ni sacrificio del individuo a la colectividad ni disolución de la colectividad en individuos, sino síntesis del destino individual y el colectivo en una armonía superior, a la que uno y otro sirven”. (Cuaderno de notas de un estudiante europeo. Septiembre de 1936)

“En esta época la idea de todos es la “unidad” metafísica, la unidad en Dios; cuando se tienen estas verdades absolutas todo se explica, y el mundo entero, que en este caso es Europa, funciona según la más perfecta economía de los siglos. Las Universidades de París y de Salamanca razonan sobre los mismos temas en el mismo latín. El mundo se ha encontrado a sí mismo. Pronto se realizará el Imperio español, que es la unidad histórica, física, espiritual y teológica”. (Conferencia pronunciada en el Teatro Calderón de Valladolid. 3 de marzo de 1935)
25/10/18 5:03 PM
  
Mikel
LF:
"En cuanto a la concepción ideal del gobierno, he llegado a la conclusión de que tanto en España como en Hispanoamérica, hay bastantes "carlistas" que no saben que son carlistas."
---

De hecho, historiadores consideran que España y el resto de países hispanoamericanos se encuentran en un estado anómalo producto de una fractura forzada de la Monarquía Católica Americana, lo que estaría en la base de las dificultades que todas las naciones hispanas arrastramos para salir adelante por separado; sería algo así como pretender que partes de un mismo organismo funcionasen por separado.
Al margen de nuestra realidad como hispanos (que está en nuestro ADN y que jamás podrán destruir), lo que parece evidente es que el régimen democrático se convulsiona, algo lógico puesto que la "democracia" se viene utilizando para descristianizar y sustituir progresivamente, incluso étnicamente, a los pueblos de Europa y de todo Occidente en pos de una gobernanza mundial, y obviamente ningún pueblo quiere desaparecer sino que acaba reaccionando y luchando por su soberanía nacional y supervivencia.
Por cierto LF, hay un discurso de Evaristo Casariego de 1978 que me gustaría compartir con vosotros (quizás tú ya lo hayas visto) por la fuerza y el acierto a la hora de diagnosticar los males que aquejan a España desde hace 40 años, pero que me parece extrapolable al resto de naciones hermanas del otro lado del charco; os dejo el enlace al vídeo, dura poco más de 10 minutos:
youtu.be/VzfGzJSfOro

---

LF:
He escuchado ya un par de veces ese discurso en el último medio año, :-)
25/10/18 7:04 PM
  
Mikel
No sé por qué me imaginaba que ya lo habrías escuchado :D Yo unas diez veces, y no te miento; Dios nos da más profetas de los que merecemos. ¡Viva Cristo Rey, viva España!

--

LF:
El contexto del discurso es el que es. En esa plaza había muchos más falangistas que carlistas. Me interesa especialmente el repaso histórico que da al final sobre la historia del constitucionalismo en España.
25/10/18 7:39 PM
  
Juan Argento
La "sana laicidad" se refiere a áreas de la realidad temporal sobre las que la fe y la doctrina social de la Iglesia no dan lineamientos directos. Como por ejemplo si las redes de distribución necesariamente monopólicas, como las de agua corriente, energía eléctrica, o gas natural, deben ser estatales o privadas.


---

LF:
Pues va a ser que no. O sea, es más que eso:

Por otra parte, la "sana laicidad" implica que el Estado no considere la religión como un simple sentimiento individual, que se podría confinar al ámbito privado. Al contrario, la religión, al estar organizada también en estructuras visibles, como sucede con la Iglesia, se ha de reconocer como presencia comunitaria pública. Esto supone, además, que a cada confesión religiosa (con tal de que no esté en contraste con el orden moral y no sea peligrosa para el orden público) se le garantice el libre ejercicio de las actividades de culto -espirituales, culturales, educativas y caritativas- de la comunidad de los creyentes.
Discurso del Santo Padre Benedicto XVI al 56 Congreso Nacional de la Unión de juristas católicos italianos, sábado 9 de diciembre de 2006.


Ya ve usted... a CADA CONFESIÓN RELIGIOSA. Sea la católica, la musulmana, la sintoísta, etc.

La "sana laicidad" es "neutra" ante el hecho religioso. Por tanto, no es sana.
25/10/18 9:21 PM
  
Juan Argento
Luis Amorós, la constitución de Marruecos puede tener esas disposiciones porque la mayoría de su población es creyente musulmana. Querer instaurar el reinado social de Jesucristo en un país donde Jesucristo no reina espiritualmente en las almas de la mayoría de la población no es realista, ni lo que trataron de hacer los cristianos de los primeros siglos en el Imperio Romano, ni, EMHO, lo que Cristo quiere hoy de nosotros.

EMHO, lo que Cristo quiere de los cristianos es que evangelicemos, incluyendo en la evangelización la noción de que, cuando Cristo reine espiritualmente en la mayoría de la población, su reinado social debe ser instaurado de manera constitutiva, o sea a partir de la Constitución del Estado.

El curso de acción alternativo, tomar el poder por asalto ("la conquista del Estado") tan pronto sea prácticamente posible, e instaurar el reinado social de Cristo a partir de esa posición de poder, por medio de una forma de gobierno monárquica o "aristeocrática", no es, EMHO, lo que Cristo quiere de nosotros.


---

LF:
A ver si va a resultar que la mayoría de la población marroquí es musulmana porque su monarquía lo es de siempre. A ver si resulta que los reyes y/o gobernantes musulmanes se preocupan de verdad por la defensa de su fe errónea mientras que los reyes y/o gobernantes católicos han apostatado de su deber de defender la fe católica.
A ver si...
25/10/18 9:44 PM
  
Juan Argento
Luis Fernando, lo que dijo B_XVI en el discurso del 9/12/2006 es compatible con el reinado social de Cristo.

Un Estado puede ser oficialmente católico y dictar leyes de acuerdo a la Revelación cristiana interpretada según la doctrina católica sobre los temas relevantes en que esta Revelación se pronuncia - como por ej. aborto, matrimonio, identidad de género consecuente al sexo biológico, educación sexual - y a la vez permitir que otras confesiones religiosas ejerzan libremente actividades de culto, educación y caridad.

Simultáneamente, hay áreas en que es evidente que la Revelación cristiana no se pronuncia directamente, como las que mencioné o si conviene favorecer las fuentes de energía renovables sobre los combustibles fósiles.

---

LF:
Encíclica Libertas Praestantissimum de León XIII:

Para dar mayor claridad a los puntos tratados es conveniente examinar por separado las diversas clases de libertad, que algunos proponen como conquistas de nuestro tiempo. En primer lugar examinemos, en relación con los particulares, esa libertad tan contraria a la virtud de la religión, la llamada libertad de cultos, libertad fundada en la tesis de que cada uno puede, a su arbitrio, profesar la religión que prefiera o no profesar ninguna. Esta tesis es contraria a la verdad. Porque de todas las obligaciones del hombre, la mayor y más sagrada es, sin duda alguna, la que nos manda dar a Dios el culto de la religión y de la piedad.
...
Considerada desde el punto de vista social y político, esta libertad de cultos pretende que el Estado no rinda a Dios culto alguno o no autorice culto público alguno, que ningún culto sea preferido a otro, que todos gocen de los mismos derechos y que el pueblo no signifique nada cuando profesa la religión católica.
.....
Ya en otras ocasiones hemos hablado ampliamente de este punto. Ahora sólo queremos hacer una advertencia: la libertad de cultos es muy perjudicial para la libertad verdadera, tanto de los gobernantes como de los gobernados. La religión, en cambio, es sumamente provechosa para esa libertad, porque coloca en Dios el origen primero del poder e impone con la máxima autoridad a los gobernantes la obligación de no olvidar sus deberes, de no mandar con injusticia o dureza y de gobernar a los pueblos con benignidad y con un amor casi paterno.


Quanta Cura, de Pío IX:
§ X. Errores relativos al liberalismo de nuestros días

LXXVII. En esta nuestra edad no conviene ya que la Religión católica sea tenida como la única religión del Estado, con exclusión de otros cualesquiera cultos.
(Alocución Nemo vestrum, 26 julio 1855)

LXXVIII. De aquí que laudablemente se ha establecido por la ley en algunos países católicos, que a los extranjeros que vayan allí, les sea lícito tener público ejercicio del culto propio de cada uno.
(Alocución Acerbissimum, 27 septiembre 1852)

LXXIX. Es sin duda falso que la libertad civil de cualquiera culto, y lo mismo la amplia facultad concedida a todos de manifestar abiertamente y en público cualesquiera opiniones y pensamientos, conduzca a corromper más fácilmente las costumbres y los ánimos, y a propagar la peste del indiferentismo.
(Alocución Nunquam fore, 15 diciembre 1856)


Si quiere le cito también la encíclica Mirari vos de Gregorio XVI.
25/10/18 9:56 PM
  
Guillermo PF
Valiosísima la aportación de Luis Amorós. El ejemplo de régimen posible de ese tipo en los tiempos actuales es... MARRUECOS.

No hay más preguntas, señoría.

---

LF:
Fíjate si será posible, que es. No tienes más que cruzar el Estrecho para comprobarlo.
25/10/18 10:03 PM
  
Luis I. Amorós
La frase de marras de Pío XII fue esta:

«Algunos en Italia se preocupan porque temen que el cristianismo quite al césar lo que es del césar. Como si dar al césar lo que le pertenece no fuera un mandamiento de Jesús; como si la legítima, sana laicidad del Estado no fuera uno de los principios de la doctrina católica; como si no fuera tradición de la Iglesia el esfuerzo continuo para tener separados y al mismo tiempo unidos los dos Poderes, según los rectos principios; como si, al contrario, la mezcla entre sacro y profano no se hubiera verificado con más fuerza en la historia cuando una porción de fieles se separó de la Iglesia».
Audiencia a los naturales de la región italiana de las Marcas residentes en Roma. 1958.

Aunque la expresión es mejorable, lo cierto es que la teoría de las dos espadas de la Cristiandad, postulaba que el poder espiritual y el temporal tenían sus propias y diferenciadas áreas de actuación. Ello significaba llanamente que eran poderes diferentes, lo cual no es lo mismo que separados. Y, además, en lo moral, la Iglesia siempre debía orientar al poder temporal.

En la época de Pío XII, y en su contexto histórico, probablemente era lo más natural interpretar estas palabras en línea con la Tradición católica sobre Realeza social de Cristo. Hoy en día, más bien sería imposible.
25/10/18 10:17 PM
  
J.
Quizás el establecimiento de comunidades monásticas tradicionales (pertenecientes a Eclecia Dei) pueda servir para regenerar la sociedad actuando como centros "neurálgicos" que irradien sana doctrina junto con la alabanza continua a Dios.

----

LF:
Ayudaría bastante, sin duda.
25/10/18 11:59 PM
  
Guillermo PF
"No tienes más que cruzar el Estrecho para comprobarlo".
- Exacto. Si lo preocupante es que, si por vosotros fuera, nos ahorraríais el trayecto.

---

LF:
Que no, hombre, que no. Que se trata de recordar que lo que parece imposible, a veces ocurre a la vuelta de la esquina.
26/10/18 12:32 AM
  
Anastasia
"....Si Uds. quieren eliminar la poesía en una nación, no tienen más que nombrar 100 poetas oficiales rentados; si quieren eliminar la sabiduría en una nación no tienen más que nombrar 100 sabios oficiales y entregarles el monopolio de la enseñanza -si quieren eliminar la religión, no tienen más que nombrar 100 religiosos oficiales rentados; y la religión, la sabiduría y la poesía, que no son pájaros de jaula, en un plazo más o menos largo, perecerán, y esa nación, quiera o no quiera, se volverá vasalla de otra. Estos tres pájaros no son pájaros de jaula: Una religión que no molesta un poco al Estado, sino que le sirve de ornamento y de auxiliar, no es una religión verdadera".
"Pero ¡qué demonio! -dirán algunos- ¿Quién los entiende a Uds.? ¿Quieren que el Estado persiga a la Religión? Entonces chillan. Si el Estado persigue a la religión se enojan; y si el Estado favorece a la Religión, se enojan también ... -¿Qué quieren? Justamente: para que el Estado y la Religión florezcan tienen que andar un poco enojados -salvo en casos muy excepcionales, que se han dado dos o tres veces no más en la Historia: el caso en que los Reyes son santos y los obispos también: "agostos y obispos buenos ... nunca vide cosas menos" -dicen los españoles, que entienden mucho de obispos. Uds. saben que hay amigos con quienes no se puede ser amigos si no se está un poco a distancia; un amigo no es una esposa -la demasiada cercanía del amigo deshace la amistad -la familiaridad engendra desprecio. La Religión tiene que ser amiga del Estado, pero a distancia; sino, se vuelve prostituta, la Escritura lo dice mil veces.
No tan lejos que sea perseguida; ni tan cerca que sea servida y usada. Cuando la Religión no molesta un poco al Estado ni el Estado a la Religión, uno de los dos anda mal. ¿Cómo puede haber dos gallos en un gallinero sin molestarse un poco? Uno de ellos, es gallina".
(Tomado de San Agustín y Nosotros, inédito, cap. 7: "El Prejuicio Idealista y el Principio de la Sabiduría, Padre Leonardo Castellani.

---

LF:
¿De qué religión habla?
Porque religiones... hay muchas. Incluso cristianas.
26/10/18 12:36 AM
  
Granaíno
Creo que los católicos en España sólo estamos en condiciones de correr para que no nos pillen. Veo que Vox busca más explotar electoralmente el sentimiento patriota herido por el tema catalán y la avalancha migratoria que meterse en debates bizantinos sobre cuestiones morales. Pintamos poco.

---

LF:
No existe voto católico en España.
26/10/18 1:07 AM
  
Anastasia
?????? De qué religión habla??? El texto es de Castellani!!! Habla de Religión.
26/10/18 2:36 AM
  
Joaquín
Un tironcito de orejas: la "Quanta Cura" no es de Pío X sino de Pío IX. Cuya política de resistencia a ultranza a los estados liberales, por cierto, cosechó un fracaso estrepitoso. Pues al llegar a la sede de Pedro la monarquía austriaca era aún una monarquía católica, también había monarquía católica en España, en Portugal, en muchos Estados alemanes y en Nápoles, y en Francia había una monarquía no católica pero sí respetuosa con lo católico.Y estaban los estados papales, por supuesto. Pero a su muerte los estados papales habían desaparecido al igual que la monarquía napolitana (ocupando su lugar una monarquía masónica y ferozmente anticatólica), la monarquía austriaca había dejado de ser católica, también la portuguesa y la española, en Alemania se había instaurado un imperio protestante y anticatólico y la monarquía francesa había desaparecido también para dar paso a una república laicista. ¿Qué consiguió Pío IX con los anatemas de la Quanta Cura? Absolutamente NADA. Cero patatero.

Y a Franco ni me lo mentéis. Franco mantuvo en pie todos los aspectos esenciales de la obra descristianizadora de los gobiernos liberales y añadió otros (el fortísimo impulso de la enseñanza pública, el impulso de la migración a Europa para aliviar el paro, política económica que favoreció el éxodo rural, etc.). Su responsabilidad en la brutal descristianización que ha padecido España es considerable.

----

LF:
Que Pío IX no tuvo éxito "político" con sus anatemas de la Quanta Cura ya lo sé. Pero son anatemas basados en la doctrina católica sobre el Reinado de Cristo que, por su misma esencia, no puede cambiar. La verdad se predica tanto si el contexto histórico es bueno como si no. De lo contrario, es como decir que lo que hicieron los cristeros no tiene sentido porque perdieron la guerra o que los mártires del siglo pasado en España no debieron haber sido tales porque lo que correspondía era aceptar lo que los rojos estaban haciendo con la II República.
26/10/18 9:30 AM
  
Tulkas
Sí, LF, un tradicionalista no monárquico sólo encaja en el sistema de José Antonio, tan católico como el carlismo pero enfrentado no sólo al liberalismo, sino lógica y cronológicamente al comunismo, más versátil y encima compatible con movimientos de izquierda católica como SAIN, me parece.

“Familia, municipio y gremio” es una organización social verdaderamente natural y no atada a las vicisitudes históricas de la foralidad y sobre todo, de la monarquía.

---

LF:
España ha sido siempre monárquica. Siempre. Va en su esencia. Por eso cuando Felipe VI, en el único gesto medianamente monárquico de los últimos 40 años, plantó cara al secesionismo catalán el año pasado, de cara al pueblo españole hizo más él solito que la totalidad de la clase política. Es más, incluso en el franquismo, lo que hace Franco en el fondo es ocupar el lugar del rey. O sea, uno que manda sobre todos, con mayores o menores contrapesos. Y por cierto, Hispanoamérica lleva ese realidad en su ADN. De ahí que la mayoría de los países hispanoamericanos no han sido precisamente un paraíso para las democracias liberales.
26/10/18 9:58 AM
  
Leoncio
Afortunadamente ser monárquico no es obligatorio para un católico, y además de esto, un católico sensato puede llegar a la conclusión de que en España hay que buscar una alternativa a la Monarquía Borbónica que ha sumido a España en siglos de decadencia. Por supuesto, tendría que ser una alternativa muy distinta a las dos catastróficas repúblicas habidas, y basada en la esencia católica de España, sin la cual es imposible el resurgimiento. Para esto, obviamente, no valen ni VOX ni el carlismo.

---

LF:
Aparte de la monarquía tradicional -no lo que hay ahora-, ¿usted conoce algún sistema político que haya perseverado en el tiempo -más allá de una o dos generaciones-, que haya mantenido la esencia católica de una patria?
Si el carlismo, que representa la España de la Cristiandad, no vale, tenemos un problema. De hecho, lo tenemos.
26/10/18 11:57 AM
  
Luis I. Amorós
"Guillermo PF
Valiosísima la aportación de Luis Amorós. El ejemplo de régimen posible de ese tipo en los tiempos actuales es... MARRUECOS.
No hay más preguntas, señoría."

Yo sí que tengo preguntas, "señoría".

Dejando de lado que mi ejemplo sólo pretendía ilustrar la falsedad de la expresión "eso es imposible en los tiempos actuales" empleada por Cornelio, precisamente con un ejemplo actual, estaría interesado en saber porqué el mero hecho de que el ejemplo corresponda al ordenamiento constitucional de Marruecos lo hace, de per se... ¿cómo decirlo? ¿repulsivo? ¿intolerable?

Como "no hace usted más preguntas", me gustaría saber exactamente qué hay en el ordenamiento constitucional de Marruecos que lo convierte en tan mal ejemplo, que sería- a lo que parece- un terrible castigo "enviarles a ustedes" (¿quienes? ¿qué ustedes?) a cruzar el Estrecho de Gibraltar.

Espero que me ilustre.
26/10/18 12:17 PM
  
Luis I. Amorós
"Juan Argento
Luis Amorós, la constitución de Marruecos puede tener esas disposiciones porque la mayoría de su población es creyente musulmana. Querer instaurar el reinado social de Jesucristo en un país donde Jesucristo no reina espiritualmente en las almas de la mayoría de la población no es realista, ni lo que trataron de hacer los cristianos de los primeros siglos en el Imperio Romano, ni, EMHO, lo que Cristo quiere hoy de nosotros."

Como bien dice LF, la mayoría de la población de Marruecos encuentra naturales tales disposiciones porque sus autoridades se han preocupado de que sus creencias se vieran reflejadas y defendidas en las leyes durante toda su historia.

En España ha sido al revés, y por ello, primero se descristianizaron las leyes, y después los españoles. Lo que, en realidad, da plenamente la razón, y cumple lo profetizado, por los autores tradicionalistas, cuando se opinían a tales leyes y el sistema político que les daba cobertura.

El ejemplo marroquí no pretende otra cosa que abrir los ojos sobre ciertas mentiras muy extendidas y que la masa de católicos ha aceptado, como si la apostasía generalizada de la que fue una vez nación más católica del mundo fuese una especie de fenómeno natural e inevitable, y no como lo que es: el resultado de un diseño planeado por la mayor parte de las élites políticas españolas, y pacientemente llevado a cabo durante casi dos siglos. Desde el poder y desde las leyes, superando obstáculos y temporales frenazos o retrocesos.

El abandono de la fe por España es una victoria de los anticristianos en una guerra larga y frecuentemente soterrada, no una especie de maldición bíblica o fenómeno climático sobre elq ue no podemos actuar ni ante el que tenemos responsabilidad alguna.

Yo no sé qué nos pide Cristo como sociedad "ahora". Sé lo que me pide a mí como creyente. Y en cualquier caso, mi opinión carece de importancia: es enseñanza constante de la Iglesia, hasta hace unas décadas, la promoción del reinado Social de Cristo en todo tiempo. Cómo y por qué vías se haga eso en cada momento y lugar, pertenece al campo de lo prudencial. Que los católicos, como cuerpo social, tengamos ese y no otro fin en mente, es mandatorio.
26/10/18 12:28 PM
  
Cornelio
Luis I. Amorós, que usted se fije en Marruecos, monarquía feudal con todos lo agravantes del Islam y, además, corrompida hasta la médula y sostenida por USa por mera conveniencia estratégica no me parece precisamente un buen ejemplo, ni en lo moral, ni en lo político. ¿De qué hablamos aquí, de monarquías autócratas? El "maridaje" de lo político con la religión no es sostenible en los tiempos que corren. ¿Qué es la Reina de Inglaterra como máxima autoridad de la Iglesia Anglicana? Nada. ¿Dónde nació el cristianismo? Entre judíos y romanos, unos también autócratas; los otros politeístas y moralmente corruptos. Yo no soy liberal ni lo he sido nunca, salvo para la economía, y ésto con bastantes matices de justicia social. Si los católicos españoles fuéramos consecuentes con nuestra fe hace tiempo que la democracia que ahora padecemos estaría bastante purificada de tanta degeneración. En todo caso, prefiero lo moralmente posible -Vox- a los idea imposible. Dije en su momento que como navarro conozco bastante bien el carlismo, pero hasta Miguel Ayuso sabe que, a día de hoy estamos hablando de entelequias.
26/10/18 12:44 PM
  
Proby
Insisto: ya sé que no es el tema del post y no quiero debatir sobre ello, pero...

¿Que Franco es uno de los principales responsables de la descristianización de España? No me hagas reír, Joaquín.

Y con respecto a la monarquía, también eran tradicionalmente monárquicas Italia y Francia, y ya ves. Y en España todo es posible.
26/10/18 1:12 PM
  
Luis I. Amorós
"Joaquín
¿Qué consiguió Pío IX con los anatemas de la Quanta Cura? Absolutamente NADA. Cero patatero."

Interesante exégesis: por lo visto, las enseñanzas de los papas sobre materias de doctrina firme y moral, deben de tener expectativas de éxito para ser emitidas.

Menos mal que san Pedro y sus sucesores no conocían estas teorías.
26/10/18 1:33 PM
  
Thomas Hennigan
Yo soy irlandés y por lo tanto de un país tradicionalmente católico como España. En 1938, se aprobó una constitución que en su preámbulo apela a la Santísima Trinidad reconoce la supremacía del reinado de Jesucristo Nuestro Señor y en general sus prescripciones están en perfecta armonía con la Doctrina Social de la Iglesia. Estaban prohibidos los anticonceptivos, el divorcio, el aborto y demás barbaridades como la pornografía y las de las películas se cortaba las escenas pornográficas. Todo mundo sabe lo que ha, sucedido en Irlanda en las últimas décadas al igual que en España. Se permitió la venta de anticonceptivos, se introdujo el divorcio, luego sabemos lo que pasó con los referéndums de los últimos a favor del supuesto matrimonio gay y el aborto. No hay ningún partido al un católico puede votar en buena conciencia. Pasa lo mismo en Francia, Italia, el Reino Unido, y también en Hispanoamérica. He seguido las discusiones aquí en Infocatólica sobre votar o no a Vox.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? A mi parecer tiene mucho que ver con el Vaticano II y posteriormente el Pontificado del Papa Pablo VI, muy amigo de Jacques Maritain, el filósofo de la Democracia Cristiana Sabemos lo que sucedió con ese partido en Italia, y los mismo políticos que eran amigos del Papa Montini aprobaron el divorcio, el aborto etc La democracia liberal es un fracaso y desde el inicio ha sido una mentira porque se trata de una oligarquía camuflada porque los partidos son eso, oligarquías. Ahora mismo, parece que la democracia está en sus últimas tanto en Estados Unidos donde empezó como el Europa. En España donde bajo el régimen de Franco existía un estado confesional, que es lo que la Iglesia ha aprobado desde tiempos de Constantino. La misma Iglesia del Vaticano II, con Pablo VI a la cabeza con su amor a la democracia, le quitó la alfombra de debajo de sus pies y no quedó más opción que introducir el sistema de democracia liberal. Luego obispos y clero empezaron a apoyar los nacionalismos periféricos. Recientemente el Cardenal Cañizares concedió un Doctorado Honoris Causae a Adolfo Suárez, uno de los inventores de este sistema nefasto que ahora padece el país.

Creo que importa poco lo que está escrito en las constituciones de los países.como señalado en el caso de Irlanda. Por lo tanto, la lucha tiene que ser en primer lugar en el campo de la evangelización de la cultura, y obviamente de la gente, y de una vez cambiar la pastoral de mantenimiento de lo que ya hace décadas no existe, es decir, el catolicismo cultural. El caso de Irlanda es una prueba contundente del fracaso del catolicismo cultural.

¿Por qué los de Vox no hacen ninguna mención del Reino de Social de Jesucristo en su programa? Probablemente ni se les ocurrió nada semejante, y ¿cómo se les iba a ocurrir si los obispos ni el clero tiene interés en el tema? ¿La Iglesia que tiene varias Universidades Católicas en España, ha hecho algún esfuerzo por preparar a jóvenes para que se involucren en la política con una base en la Doctrina Social de la Iglesia? Es probable que muchos de promotores de Vox sean católicos practicantes, pero esta carencia no es culpa de ellos.
Antes de la política está la cultura. Primero hay que evangelizar la cultura y pasar a la política. Mientras tanto, no creo que sirve la idea del Primer Libro de los Macabeos de lanzarse al monte. Hay que leer el resto de estos libros para darse cuenta de que los sucesores de los Macabeos se corrompieron. Como tampoco vale la opción de los Carlistas. El que dice que el sistema es corrupto y sí lo es, y el que no va a votar, va a apoyar por su abstinencia uno de los dos bandos, el socialista/comunista o el de la derecha más o menos acomplejado. Hay que darse cuenta de que los políticos tienen un alto nivel de ignorancia filosófica, histórica y cultural. Además, la política es "el reino de lo posible" y la perfección no está en este mundo, creo que es mejor votar por Vox que por cualquier otra opción. Esto sería a corto plazo. A mediano y largo plazo, habría que intentar formar a unos católicos sólidamente para que puedan representar una visión completamente católica.
En cuanto al aborto, dado que 76% de los españoles favorecen el aborto, no veo una solución de tipo política o esperar que Vox vaya a poder combatir eso a corto plazo o con una ley. Habría que empezar con una campaña en contra de los anticonceptivos, ¿pero qué hace la misma Iglesia en este campo? NADA. Como no parece que el clero, incluyendo los obispos no están por esa labor, a ver si los laicos comienzan a defender más a la familia y lograr que los españoles se casen, tengan más hijos, pues el país con el nivel de natalidad que tiene es inviable a futuro. Se debería de poner restricciones sobre le aborto como por ejemplo obligar a los médicos a enseñar la ecografía del niño a la madre, proponer otras opciones etc. El sistema político es inmoral, pero de momento no tenemos fuerza suficiente para cambiarlo y no se puede esperar alcanzar aborto 0 de buenas a primeras.
¿Y por qué algunos de los que no están satisfechos con Vox, acercarse a ese partido y militar en él para ver si mejoran su posición sobre el problema de la vida? Si no que funden otro partido que apoye una visión católíca de acuerdo con la Doctrina Social y la de los Papas Leon XIII y Pio XI sobre el Reino Social de Cristo. . ¿En este momento, es prudente para un católico votar por Vox? Yo creo que sí, pues hay que recordar la parábola del trigo y la cizaña. San Pablo pensaba, sin desconocer los males del mundo pagano de su tiempo, que el gobierno representa la autoridad de Dios al aplicar la pena capital (Rom 13,4). Esto no quiere decir que se abandone la meta de eventualmente eliminar males como el la anti concepción, el aborto y el resto de los males que nos ha traído la democracia liberal. Si no es eso, entonces, queda solamente la "Opción Benedictina" o sea retirarse del mundo y crear una comunidad católica al margen del mundo de hoy. Los primeros cristianos no hicieron eso, como señala La Carta a Diogneto, según la cual el cristiano es para el mundo como el alma para el cuerpo.
En Irlanda,ya quisiéramos tener al menos algún partido como Vox, pese a sus deficiencias desde el punto de vista católico.
26/10/18 5:54 PM
  
Luis I. Amorós
"Cornelio
Luis I. Amorós, que usted se fije en Marruecos, monarquía feudal con todos lo agravantes del Islam y, además, corrompida hasta la médula y sostenida por USa por mera conveniencia estratégica no me parece precisamente un buen ejemplo, ni en lo moral, ni en lo político. ¿De qué hablamos aquí, de monarquías autócratas?"

Confiéselo, Cornelio, ¿a qué se ha llevado usted una sorpresa al conocer el lugar y fecha de esa constitución tan poco "de los tiempos actuales"?

Yo no me fijo en Marruecos, salvo para sacarle de su error. Ya tengo como buenos ejemplos a san Fernando III, las Navas de Tolosa, los Reyes Católicos, las leyes de Indias, las cortes de León, Monzón o Tomar, la controversia de Valladolid, o a Felipe II y III, soberanos católicos coherentes en cuyos dominios no se ponía el sol, entre otros muchos. Aunque a usted y a la historiografía liberal que sigue (consciente o inconscientemente) le parezcan "feudales" o "corruptos hasta la médula" (lo nuestro de acá debe de ser el colmo de la honradez y la pureza). No necesito emular sultanatos infieles.

Por cierto, eche un vistazo a la constitución de Marruecos de 2011:
"Marruecos es una monarquía constitucional, democrática, parlamentaria y social"
"La Nación se apoya en su vida colectiva sobre la monarquía constitucional y la decisión de optar por la democracia"
"La soberanía corresponde a la nación que la ejerce directamente por medio del referéndum e indirectamente por medio de sus representantes".
"La nación elige sus representantes en el seno de las instituciones elegidas por medio de sufragio libre, limpio y regular".
"Todos, personas físicas o jurídicas, incluidos los poderes públicos, son iguales ante la ley"
"la oposición tendrá libertad de opinión, de expresión y de reunión"
"Las elecciones libres, limpias y transparentes, constituyen el fundamento de la legitimidad de la representación democrática".

Y así muchas otras...
No sé usted, pero yo no veo aquí rastro de "autocracia" o "feudalismo". Más bien está inspirada en el régimen de monarquía constitucional característico de las democracias liberales.
Bastante más parecida a la constitución española actual que a cualquier fuero o ley de la monarquía católica tradicional española. No me sorprendería que algunas partes de la misma, sobre todo las relativas a la relación entre la corona y el parlamento, estén inspiradas en nuestra constitución del 78.
¿Aquí somos autocráticos o feudales?

Cornelio, mire bien en qué fundamenta sus razones, no sea que que se quede sin ellas para sus argumentos.
26/10/18 6:31 PM
  
Juan Argento
Luis I. Amorós:

"la mayoría de la población de Marruecos encuentra naturales tales disposiciones porque sus autoridades se han preocupado de que sus creencias se vieran reflejadas y defendidas en las leyes durante toda su historia."

Lo dices tú mismo, el orden causal presente es: creencia musulmana de la mayoría de la población -> reflejo y defensa de esa creencia en las leyes.

Alguien podría argüir que inicialmente, cuando los árabes conquistaron el norte de África, el orden causal fue al revés, y las leyes que favorecían al Islam promovieron la conversión de la población, y que ése fue también el modelo seguido por Carlomagno y España en América. El punto es si es posible y conveniente, en definitiva si es la voluntad de Dios, que los católicos tratemos de seguir ese modelo hoy. Para mí la respuesta es muy clara: no.

"Que los católicos, como cuerpo social, tengamos ese y no otro fin [la promoción del reinado Social de Cristo] en mente, es mandatorio."

Yo no he negado eso, sino que dije que, para instaurar el reinado social de Cristo en una sociedad, los católicos, como cuerpo social, deben haber llegado a ser mayoría en esa sociedad. A lo cual se llega via evangelización, la cual será más efectiva si pone su confianza en la ayuda de Dios y no en la de los gobernantes. "Mejor es refugiarse en el Señor que confiar en los príncipes." (Salmo 118,9).


----

LF:
Dices:
Lo dices tú mismo, el orden causal presente es: creencia musulmana de la mayoría de la población -> reflejo y defensa de esa creencia en las leyes


Hombre, es que resulta que ESA ERA LA REALIDAD EN ESPAÑA antes de las Cortes de Cádiz y antes de la Transición. Había un orden católico que encontraba su eco en las leyes. Lo de Franco no lo digo yo sino san Juan XXIII, quien el 25 de julio de 1960, dijo al Vicario Apostólico de Fernando Poo, Mons. Francisco Gómez, CMF:
“Franco da leyes católicas, ayuda a la Iglesia, es buen católico. ¿Qué más se quiere?“.


¿Y qué ocurrió?
Que unas élites decidieron traicionar esa fe. La diferencia entre lo que pasó en Cádiz y la Transición, es que en Cádiz el pueblo católico español acababa de echar a patadas a los franceses y decidió que no iba a dejar que la gobernaran los afrancesados y demás liberales. Y se pasó buena parte del siglo XIX en guerra por ello. Sin embargo, la fase final del régimen franquista trajo un aburguesamiento creciente de la sociedad española, que fue caldo de cultivo para lo que ocurrió tras su muerte. Pero, de forma más decisiva que ese aburguesamiento, fue FUNDAMENTAL que gran parte de la Iglesia en España decidiera olvidarse de la doctrina tradicional sobre el Reinado Social de Cristo para ser impulsora, como la que más, de la democracia liberal. Es difícil encontrar en la historia un ejemplo mayor de apostasía de una nación católica dirigida desde la jerarquía de la Iglesia.
26/10/18 7:08 PM
  
Cornelio
Luis I. Amorós, miro bien mis razones y no hago depender mis argumentos de la nostalgia del Reino de Castilla, de los Reyes Católicos o de los Austrias. Si usted se agarra al aspecto formal de la constitución de Marruecos allá usted. Sobre lo que pasa con las constituciones lo ha apuntado sobradamente el Sr. Thomas Hennigan. El ejemplo irlandés es paradigmático y la exposición que Thomas hace de su país es extrapolable al resto de occidente en cuanto al comportamiento de las élites y los pueblos. Ni tan siquiera alguien como Miguel Ayuso -me atrevería a decir que es una de las mentes más brillantes de la España actual- tradicionalista hasta la médula tiene esas ensoñaciones. En 1973 M.F. Sciacca publicó un ensayo profético que explica cómo hemos llegado al estado actual: El oscurecimiento de la inteligencia y que enlaza con lo expuesto por Thomas en cuanto a la degeneración ocurrida tras el CVII. El meollo de la cuestión no es tanto el sistema político: el nuestro actualmente está podrido porque una grandísima parte de los católicos, tanto de pastores, como de políticos y élites intelectuales han apostatado y se han pasado con armas y bagaje al reino del mundo. Este sistema podrido se puede sanar si se tiene fe firme; es entonces cuando se puede ser como la mostaza con la gracia de Dios. Vivimos en el presente y no en los siglos XIII, XV ó XVI. A los católicos fieles a Cristo nos toca ahora trabajar por el Reino con los medios a nuestra disposición -que no son perfectos como tampoco lo somos nosotros- pero que suponen una bocanada de aire fresco en este pútrido ambiente. Allá usted si se agarra a formalismos constitucionales o a la España de siglos pasados. Yo vivo el presente y, este presente, en lo político, me pone a Vox como medio para hacerlo. No crea que soy tan ingenuo como para creer que es la solución, pero creo que este partido permite a un católico empezar a poner coto al desastre que nos toca padecer.
26/10/18 8:11 PM
  
Luis Fernando
No, si al final voy a tener que escribir un post explicando por qué creo que Vox no puede ser un instrumento del Señor para nada que tenga que ver con su señorío...
26/10/18 8:18 PM
  
Corenelio
Ya tardas.

---

LF:
Es que... no me apetece cae en esa tentación. Conozco a gente muy maja en Vox.

Me contendré. Al menos un tiempo más.

Voy a ver si Bruno escribe algo más sobre el tema.
26/10/18 8:25 PM
  
Juan Argento
LF, supongo que eres consciente de que los textos citados de León XIII y Pío IX no se compatibilizan fácilmente con Dignitatis Humanae. Ignoro cómo resuelves esto, pero intuyo como más probable que lo haces dejando de lado DH, a partir del hecho de que no la has citado. Lo que me gustaría hacer notar es que es posible arribar a DH partiendo del texto de León XIII, concretamente de este pasaje:

"Porque de todas las obligaciones del hombre, la mayor y más sagrada es, sin duda alguna, la que nos manda dar a Dios el culto de la religión y de la piedad."

Es claro que llegar al conocimiento pleno de la verdad requiere tiempos y esfuerzos distintos a cada hombre concreto, dependiendo de sus condiciones externas e internas, y que muchos llegan a ese conocimiento pleno por etapas. Ahora bien, mientras un hombre concreto no ha llegado a entender correctamente cuál es la religión revelada por Dios, ¿debe el Estado obligarlo a abstenerse a dar culto a Dios según la religión que, en ese punto particular de su recorrido epistémico, él piensa de buena fe que es la verdadera? "¡Hombre, mientras no hayas entendido que la religión católica es la revelada por Dios, no practiques ninguna!" (Notemos de paso que la Iglesia nunca planteó eso respecto a los judíos.)

La respuesta de León XIII a esta pregunta es negativa, pues la tesis que él rechaza incluye que "cada uno puede [...] no profesar ninguna [religión]". Entonces, ¿debe el Estado obligar a este hombre concreto a profesar y practicar la religión católica, cuando él aún no ha entendido que es la verdadera? La respuesta de la Tradición a esta última pregunta es negativa. Por lo que hemos llegado a una contradicción, que se resuelve sólo via la enseñanza de DH, en la cual "la tesis de que cada uno puede, a su arbitrio, profesar la religión que prefiera o no profesar ninguna" es falsa si "puede" se interpreta como derecho ante Dios, pero no lo es si "puede" se interpreta como derecho ante una autoridad meramente humana.

---

LF:
Yo doy citas del magisterio pontificio que son muy claras, nada ambiguas ni sujetas a posibles interpretaciones diferentes y allá cada cual se las apañe con otras citas que no son tan claras y sí admiten diversas interpretaciones bastante incompatibles entre sí y con las que yo cito.
Este post no va de hermenéuticas.
27/10/18 3:50 AM
  
Daniel Lagos de Perú
Luis I. Amorós:
"Hace ya dos siglos que diversos documentos de peso, incluyendo varias encíclicas, establecieron que el catolicismo y el liberalismo son incompatibles. Dos siglos. Lo asombroso es que sigamos dándole vueltas a esto.

El problema actual de los católicos hace mucho que no está en la política. Está en la Iglesia."
_____________________________________

Y antes de esos siglos San Agustin dejó en claro:
"Para quien quiera creer tengo mil argumentos, para quien no, no tengo ninguno"
El tema es que La condena al Liberalismo (EN TODAS SUS FORMAS), no solo es razonable, SINO QUE ES MAGISTERIO DE LA IGLESIA, es decir, hace falta QUERER CREERLA PARA ACEPTARLA, más allá de mil razones.
El Padre Francisco José (que se autodenomina como Liberal) es al Liberalismo lo que un Ateo a la existencia de Dios.
Y esto no es sorpresa. Si hoy en La Iglesia vemos Papas, Cardenales, Obispo, Padres Sinodales, QUE PARECIERA QUE IGNORAN QUÉ ES OBEDECER CON FE CATÓLICA A LAS VERDADES DE FE ¿Qué podemos esperar de un simple Cura?
27/10/18 4:05 AM
  
Oscar
Hoy es más fácil ser fiel a la doctrina de "simple cura" que de jerarca.
Creo que este estilo de comentar tiene la impronta altiva y despectiva del de "dar la respuesta contundente que se merece" en vez de la caridad debida. Este debate generado ha sido bueno, y asi lo han agradecido muchos comentaristas
27/10/18 10:36 AM
  
Juan Argento
Por otro lado, es claro que la doctrina afirmada en Dignitatis Humanae no es responsable directa o indirecta de la decadencia espiritual de países católicos por antonomasia como Irlanda y España. Irlanda no llegó a una situación donde 2/3 de su población votó a favor de la legalizacion del aborto a causa del proselitismo de evangélicos, Testigos o mormones. Así como tampoco Argentina llegó a un paso de la legalización del aborto a causa del proselitismo de esas denominaciones. De hecho, la concentración de mayor concurrencia contra el proyecto de legalización del aborto fue mayormente de evangélicos.
27/10/18 3:28 PM
  
Carlos Bockor
Es increible que cualquiera con una formación importante ya se crea a la altura de cuestionar a Benedicto XVI. Obviamente el Papa Emérito tendrá que recordar la frase de William Blake " Nunca perdió mas tiempo el águila que cuando escuchó las lecciones del cuervo". Yo digo tanto inquina contra un santo en vida por ser pro liberal???? DIOS les perdone su ceguera y soberbia intelectual.

---

LF:
¿No se da usted cuenta que eso de ser santo en vida y pro liberal... se lleva mal con la Tradición de la Iglesia? Si Benedicto XVI llega a los altares, solo Dios sabe, no será precisamente por eso.
Inquina, ninguna. Simplemente mostrar los hechos.
Añado "cuervo" a la lista de improperios que recibo habitualmente por defender la fe de mis antepasados en la fe.

Hale, disfrute usted de esta entrevista de nuestro querido colaborador Javier Navascués, al P. Antonio Gómez Mir, párroco de San Jordi de Barcelona y capellán de Hispania Martyr:
https://www.ahorainformacion.es/blog/felix-sarda-y-salvany-flagelo-contra-el-liberalismo/
28/10/18 2:35 PM
  
Luis I. Amorós
"Cornelio
Luis I. Amorós, miro bien mis razones y no hago depender mis argumentos de la nostalgia del Reino de Castilla, de los Reyes Católicos o de los Austrias."

Ese es el problema, Cornelio, que un católico español coherente, y además no dudo que de corazón tanto una cosa como la otra, dé por nostalgia e imposibilidad aquellos principios católicos en política que convirtieron a España, a la vez, en la nación más católica y la más grande del mundo. Principios nada contingentes y sí inmutables, porque, o emanan de la enseñanza de la Iglesia (la mayoría), o no se oponen a ella.

En cualquier otra latitud o religión, los fieles añorarían aquella época como dorada, y buscarían recuperarla como fuese. Aquí, la sofronización ha sido tan exitosa, que los propios católicos coherentes abominan y dan por perdido aquello para siempre, mientras intentan desesperadamente ordeñar las estatuas de piedra de la democracia liberal, y se culpan, como usted hace, por no haberlo conseguido.

Sin duda que los católicos tenemos nuestra parte de responsabilidad por la apostasía de España (más quienes más autoridad en la Iglesia han tenido), pero no se equivoque: esta descristianización no ha sido casual o "hija de su tiempo" (u otros disparates conceptuales). Responde a un plan cuidadosamente meditado y pacientemente llevado a cabo. Si TODOS los países que han desarrollado regímenes liberales han salido más ateos de lo que entraron, no es maravilla; nada casual hay en ello. Sólo hay que sacar las consecuencias lógicas de las premisas dadas.

Lo más triste es que dedique usted tantos esfuerzos a intentar salvar lo insalvable, que es el liberalismo (sea filosófico, teológico, político o económico), mientras desprecia la doctrina social y política de dos milenios de Iglesia (menos las últimas décadas, por desgracia), como cosa pasada de moda.
29/10/18 10:21 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.