InfoCatólica / De Lapsis / Categoría: Conversiones

31.05.10

La Conversión de Rusia

Bautismo de San Vladimiro, conversión de Rusia

Según informa SOP (Servicio Ortodoxo de Prensa), la 'Duma' —cámara baja del parlamento— votó el 21 de abril pasado restablecer el «Día del Bautismo de la antigua Rusia ('Rus de Kiev')» como fiesta nacional. De este modo, el 28 julio, día en el que la Iglesia Ortodoxa Rusa conmemora el bautismo de San Vladimiro el Grande y de todo su pueblo, se inscribe el la lista de lo «Días de gloria militar y fechas conmemorativas de Rusia»

En 2007, también a instancias de la Plenaria de Obispos [ortodoxos], el «Día de la Unidad Nacional» pasó a celebrarse el 4 de noviembre, Fiesta del Icono de Nuestra Señora de Kazan (historia sobre la os contaré otro día). Esta fecha sustituye al «Día de la Revolución de Octubre» tan querido por los comunistas de todo el mundo.

Me puso en la pista La Yihad en Eurabia. Al principio iba a tirar por el tema de «la Conversión de Rusia» y Fátima, la cantidad de gente que ha rezado por el asunto y un montón de cosas más, pero a la vista de las reacciones mi entrada anterior, lanzo en guante para que otro lo recoja: ¡tenemos entre nosotros auténticos expertos en este tema!.

Leer más... »

4.03.10

La conversión de «la atea de remate»

The Raving Theist

Bonita historia pro-vida. El 22 de diciembre de 2008, la reconocida blogger antirreligiosa «The Raving Atheist» [TRA: La atea de remate] anunciaba su conversión . A partir de entonces se llama «The Raving Theist: Dedicated to Jesus Christ, Now and Forever». Los ataques que recibió de los fanáticos ateos fueron vitriólicos, aunque no sorprende.

Sus antiguos correligionarios no le perdonaban echar por la borda años y años de críticas a la religión. Quedaba lejos su cima atea, la participación en el documental «The God Who Wasn't There» [El Dios que nunca estuvo allí], con el propagandista Sam Harris.

Pero aquello le dejó vacía. No le causó ningún orgullo ver su pseudónimo en los créditos, ni las risotadas antirreligiosas de sus camaradas. De camino a la cena-coloquio posterior al estreno, se escabulló por una callejuela y se fue a casa.

La «culpa» la tuvo la causa pro-vida. Al igual que otros que habían recorrido el mismo camino: Norma McCorvey ( Roe, la de Roe vs Wade), Dave Armstrong o Randall Terry.

Leer más... »

2.12.08

Allam for president

Magdi Cristiano Allam

Lo sé, el titular no es el más descriptivo, ¡qué se le va a hacer!. Magdi Cristiano Allam, conocido redactor del Corriere della Sera abandona el periodismo y se lanza a la política.

e a alguno no le suene mucho, es el musulmán italiano de origen egipcio que bautizó el Papa la pasada Semana Santa. En la línea de muchos conversos adultos, una vez que han cogido carrerilla, no hay quien los pare (buen punto para examinarnos en este Adviento). Qué tendrá la caricia del Señor que «los cristianos viejos» no sabemos apreciar.

Visto cómo está el paronama político italiano y europeo, y que con los bueyes que hay (cabestros, dirá alguno), poco se puede arar, se lía la manta a la cabeza y funda Protagonistas para una Europa Cristiana. Partido con el que pretende presentarse a las próximas elecciones al Parlamento Europeo el 7 de junio del año que viene —hay que reconocer que los nombres de los partidos políticos italianos son inexportables—.

La primera impresión es muy buena:

  • Triple lema: Verdad y Libertad; Fe y Razón; Valores y Normas. Magdi los vincula a su proceso de conversión.
  • No es un partido confesional, ni siquiera cristiano, está abierto a todos. De hecho una de las fundadoras es una mujer de religión musulmana; eso sí se llama para una Europa Cristiana.
  • Propósito de colaborar en «la construcción del bien común a partir del reconocimiento de los derechos fundamentales del hombre» y de los «valores no negociables».
  • Pensamiento fuerte: «si tú no sabes cuáles son los valores en los que crees y la identidad en la que te reconoces, tampoco serás capaz de presentarte como un interlocutor creíble».

Leer más... »

28.11.08

Gramsci y el Buen Humor de Dios

Gramsci

El día de ayer fue de auténtico disfrute. De bochorno la rabiosa reacción contra la confirmación de la conversión en el lecho de muerte de Gramsci, y digo confirmación, porque ya hace mucho tiempo que se daba por hecha. En 1967, las monjas que lo atendieron, nos contaron su conversión, asegurando que conservaba una estampita de su niñez, de Santa Teresa del Niño Jesús.

El contexto ya lo conocéis. Yo creo a De Magistris, creo que Gramsci se convirtió, y no sólo porque monseñor es un tipo respetable, conocedor como nadie, desde su privilegiado puesto en la Penitenciaría Apostólica de las cosas de conciencia. De la descripción que hace:

Gramsci tenía en su habitación la imagen de santa Teresita del Niño Jesús. Durante su enfermedad, las monjas de la clínica en la que estaba ingresado llevaban a los enfermos la imagen del Niño Jesús, para que la besaran. Como a Gramsci no se la llevaron, él se quejó: ‘¿Por qué no me la habéis traído?’

sólo puede desprenderse que ahí estaba una sonrisa del Buen Humor de Dios. La alternativa sería que nuestro querido prelado tiene una mala baba venenosa.

Leer más... »

4.08.08

Solzhenitsin in memoriam. Ni socialista, ni liberal: cristiano

Solzhenitsyn

Ayer murió Alexander Solzhenitsin [11 de diciembre de 1918, 3 de agosto de 2008] (desconozco las normas de trascripción, en la prensa anglosajona aparece como Aleksandr Solzhenitsyn, me imagino que así será). Se me dan muy mal los obituarios. Y como en las próximas horas tendremos buenas semblanzas, comentarios literarios espléndidos y unas necrológicas que harán llorar, poco podré añadir.

Sin embargo no quería dejar pasar la oportunidad para comentar algunos aspectos que quizá no tengan el suficiente tratamiento informativo. Podremos leer sobre sus dos obras más conocidas: Archipiélago Gulag y Un día en la vida de Iván Denísovich. Obras sobre las que se pueden escribir incluso novelas —el primer manuscrito de Archipiélago Gulag se «perdió» en manos del KGB; su guardiana, la secretaria de Solzhenitsin, se «suicidó» después de ser torturada—. Pocos dirán (sobre todo en la prensa progre) que constituye la mejor denuncia del socialismo real. Su lectura es el antídoto ideal para cualquier tentación socialista. Una descripción perfecta de los métodos para conseguir la «igualdad»; concepción de la igualdad que sólo puede conseguirse cercenando la libertad. Por cierto, una concepción de la igualdad como la que tiene nuestro presidente; y unos métodos, que, aunque todavía no sangrientos, podemos reconocer en las 227 historias que dan lugar al libro. Os sentiréis identificados.

Pero la libertad de Solzhenitsin no es una deidad, es la libertad de los hijos de Dios. Creo —espero equivocarme— que no encontraremos muchas referencias a las críticas del ruso al liberalismo, tanto al político como al filosófico. Solzhenitsin no era un liberal, su amor por la libertad y la igualdad no es a la de Jean-François Revel. Su vivencia y lucha por la libertad le lleva a la conversión (en su juventud fue un modélico comunista, un «ateo científico»), a entender la igualdad como un medio, no como un fin; a entender la libertad también como un medio, no como un fin.

Leer más... »