InfoCatólica / De profesión, cura / Archivos para: 2021

19.04.21

Liturgia. Puntualidad también al revés

Comienzo diciendo que servidor de liturgia lo justo, y que si quieren de verdad conocer en serio la liturgia de la Iglesia lo que tienen que hacer es acudir al vecino blog de D. Javier Sánchez, que ese sí que sabe.

La puntualidad es cosa de agradecer en cualquier ámbito de la vida. Es disciplina, es educación, es saber estar y es, muy especialmente, una muestra de respeto y consideración hacia los demás. Por eso me parece fundamental, es lo mínimo, comenzar las celebraciones con puntualidad exquisita. Que de forma caprichosa el señor cura se permita empezar siempre tarde es simple y llanamente desprecio a los fieles, que aquí mucho bla, bla, bla con que Iglesia somos todos y que los fieles son mayores de edad y luego resulta que la misa de doce es a las doce y diez, doce y cuarto, porque sí y de manera habitual. 

Leer más... »

16.04.21

Mecachis en el consenso

Hay palabras que se convierten en mantras. Es como si alguien de repente hubiese regalado sobres con media docena de ellas y pobre de ti si no las utilizas a diestro y, sobre todo, siniestro. Por ejemplo, consenso, diálogo, crispación, entendimiento, unión, fraternidad, comunión. Da igual políticos que eclesiásticos. Todos con el mismo sobre en la mano y en el cerebro.

Creo que apostar sin más por el consenso y el entendimiento no es más que dejación de funciones, cobardía y ganas de no complicarnos la vida.

Nosotros, los católicos, no estamos para llevarnos bien, tender puentes de diálogo como sea, suavizar conflictos o evitar confrontaciones. El que así piense hace tiempo que no ha repasado las Escrituras, aunque solo sea el evangelio, que si algo recuerda constantemente es que la Verdad supone conflicto, lucha, rupturas incluso familiares y la persecución hasta el martirio.

Leer más... »

13.04.21

Váyanse todos a hacer puñetas, o al menos algunos

Un cachondeo. Con todas las letras.

Aquí hemos llegado a un momento en que aquí vale casi todo mientras sea con escoración a la progresía. Lo último, la movida con la nota de la Congregación de la doctrina de la fe aclarando que no es posible la bendición de parejas del mismo sexo: “no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”.

Antes se decía eso de que “Roma locuta, causa finita”. Es decir, que la cosa está clara y se acabó la discusión. Eso era antes. Y el que se movía no salía en la foto y además se jugaba los cuartos, porque le podía caer una sanción que supondría la pérdida del oficio eclesiástico.

Leer más... »

12.04.21

Campaña contra el paro. Algo vamos mejorando. O empeorando

A estas alturas de la película ya saben mis lectores de qué pie cojea uno, y tienen claro que una de mis manías, acepto que se tome así, es luchar para que en todas las campañas y acciones de la Iglesia quede claro que son de la Iglesia. Ya está bien de años de renuncia vergonzosa y vergonzante de nuestra propia identidad. 

Lo de Cáritas y Manos Unidas realmente clama al cielo. Y lo he denunciado ya en demasiadas veces en este mismo blog:

Vergonzoso que nos dé vergüenza

Harto de comunicados de Iglesia sin Dios

Un cartel de Cáritas que podía haber publicado Podemos

Cáritas me desconcierta

Por qué a algunos no nos gusta la actual deriva de Cáritas

Leer más... »

11.04.21

No se olviden de su paga por leer este blog

Con el paso del tiempo perdemos las buenas costumbres. Hace poco tuve la oportunidad de encontrarme con algunos lectores del blog y hete aquí que no sabían que este blog es de pago. Inocentes de ellos que se pensaban que todo se hace gratis et amore.

Hace tiempo que comencé a exigir pago por leer las ocurrencias de un servidor. No en metálico, que a veces también llega, sino de manera especial un pago de extraordinario valor que es la oración constante por un servidor y sus tres parroquias. Tampoco mucho, apenas una avemaría cada vez que accedan al blog. Para un lector una avemaría más o menos a lo largo del día apenas le supone unos segundos. Pero claro, una avemaría multiplicada por los miles que acuden al blog es un tesoro de incalculable valor.

Nos hace mucha falta. A la gente y a mí.

Leer más... »