InfoCatólica / De profesión, cura / Archivos para: 2021

23.07.21

No echar gota

Perdonen mis lectores el medio exabrupto, pero es que la cosa no es para menos. Leo hace un rato en prensa digital algo tan previsible como que el PSOE defiende que “es el momento” de denunciar los acuerdos con la Santa Sede. Se cuenta con ello. Y no pasa nada, no debería pasar nada, por abrir una etapa de diálogo con la Iglesia y revisar y renovar los acuerdos existentes entre la Iglesia católica y el gobierno de España. Según la prensa esto se haría en diálogo con la Iglesia católica. Primer problema. Diálogo. Qué entenderán estos por diálogo.

Leer más... »

21.07.21

Insuficiencia mitral o hay mitrados con la cabeza perdida

El revuelo con “Traditiones Custodes” era claro que se iba a montar. No sé si tan urgente era publicarlo y ¡aplicarlo! en el momento. Sea. Pero aquí lo que se ha puesto de manifiesto es mucha ignorancia y mucha memez en algunas cabezas mitradas y pelotilleras.

Se hace público el motu proprio el pasado viernes, día 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen. Vale. Al día siguiente, sin demasiado tiempo para consultar, estudiar, reflexionar o cualquier otro verbo de la conjugación que fuere, el señor obispo de Mayagüez publica un decreto en el que ¡pásmense! se lee exactamente esto: “Dispongo además que en nuestras celebraciones eucarísticas, con o sin pueblo, se usará la casulla gótica, evitando el uso de la casulla romana, bonetes, manteos, manteles de lino, velo de cáliz, bolsas de corporales, manípulos y otros ornamentos u objetos propios de dicho rito”.

Leer más... »

19.07.21

Y usted qué dice

Desde este pasado viernes me habrán hecho esta pregunta unas decenas de veces. Y ya sabemos a qué se refiere. Evidentemente al motu proprio “Traditiones Custodes”. Bien. Pues vamos a ello.

Ante todo, decir que servidor no ha celebrado nunca según el llamado hasta ahora modo extraordinario. No me es desconocido porque fui monaguillo años y aún recuerdo cosas, pero personalmente no me afecta. Celebro sin mayor problema con el misal de Pablo VI coram populo y, algunas veces, coram Deo. Punto.

Leer más... »

16.07.21

Tres novicias para el Hogar de la Madre

Hemos tenido, del 4 al 14 de julio, un campamento católico en Braojos. Católico no por el nombre, sino por el ritmo de vida que han querido llevar.

Treinta chicas acompañadas por cuatro religiosas Siervas del Hogar de la Madre y algunas monitoras jóvenes. Todos los días misa con su tranquila acción de gracias posterior, rosario, oración personal, confesiones. ¿No han hecho otra cosa? ¡Ya lo creo! Han tenido juegos, talleres, senderismo… Y más cosas. Por ejemplo, un rosario de antorchas por la calle un día por la noche al que se añadieron unas cuantas personas del pueblo. Por ejemplo, adoración al Santísimo por turnos toda la noche del domingo al lunes. Por ejemplo, recorrer todas las casas del pueblo animando a participar en la misa del domingo. Por ejemplo, misa a las siete de la mañana un sábado porque querían pasar el día en el monte y era clave no quedarse sin misa. Pues bendito sea Dios, que para eso está uno.

Leer más... »

15.07.21

Los sueños como centro y clave de la predicación

Supongo que se habrán dado cuenta, y si no se lo hago notar, de que también en el lenguaje eclesiástico – homilético – pastoral – actual se descubre un adaptarse a las modas. Si ustedes leen hoy alguna revista religiosa de hace unos cuantos años, pongamos de los sesenta, los ochenta y ahora, lo notarán a la primera.

Dentro de este cambio de lenguaje observo hoy una forma de escribir y predicar de la progresía más agotada que consiste en escribir y predicar tomando como base la interpelación personal, la autocomplacencia y los sueños. Ya. Que no me lo pillan. Tranquilos, a todos nos puede pasar. Verán como un ejemplo lo aclara todo.

El evangelio de la misa de hoy mismo: “En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

Leer más... »