Ideología de género

_

Qué es la ideología de género

 

Los estudios de género se ocupan del rol sexual, el papel que juega el sexo psicológico-antropológico en las sociedades a lo largo de la historia. De sus conclusiones se extraen un conjunto de teorías políticas que se conocen como ideología de género.

 

El término “género” es un anglicismo, transcrito de forma literal del “gender” inglés, y hace referencia a la identidad sexual. En castellano el término género (entre otros significados) se emplea en gramática para expresar la concordancia por sexo en pronombres y sustantivos animados, que en las lenguas indoeuropeas son masculino, femenino y neutro. La RAEL, ante el abrumador uso del palabro en todos los medios académicos y periodísticos, acabó capitulando y, excusándose en que su función es recoger el “habla viva”, aceptó incluir este significado como tercera acepción de la palabra: “3. m. Grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico“. No debemos esperar de ella que sirva como barrera a la neolengua impuesta desde el mundialismo.

 

Las disciplinas que la integran son la psicología (sexualidad psicológica: auto y hetero imagen sexual, inclinación sexual, etcétera) y la antropología (rol social y cultural del sexo y la sexualidad). Se trata pues de la sexualidad humana y su impacto psico-socio-cultural.

 

Los estudios de género inventaron el concepto llamado “patriarcalismo”, entendido como dominio social del varón sobre la mujer a lo largo de la historia, para su análisis crítico negativo y modificación. La ideología de género es la que propone las distintas modificaciones consideradas pertinentes para combatirlo.

 

_

Bases y objetivos de la ideología de género

 

Los estudios de género son exclusivos de la cultura moderna occidental. Están influidos por, e influyen a, diversas corrientes de pensamiento, como el psicoanalismo, el marxismo o el existencialismo, que conforman la base de la ideología de género. Sus parámetros son la mera sujeción de la sexualidad a la voluntad o el instinto, y la igualdad rasa entre los sexos. Su objetivo, el igualitarismo sexual (es decir, eliminar las diferencias esenciales o naturales entre sexos, no meramente las accidentales).

 

El generismo es la doctrina oficial de la mayoría del movimiento feminista contemporáneo, marginando a la primigenia reivindicación de la dignidad especial y propia de la mujer. Los medios de comunicación de masas se emplean como forma principal de proselitismo, y su objetivo es lograr un cambio de mentalidad social favorable al generismo por medio de medidas legales (permisivas y, más importante, coercitivas) y propaganda cultural. El blanco principal son los padres y educadores, encargados de transmitir las reglas sociales a los niños.

 

_

Sexo biológico: el sexo cromosómico

 

Los estudios de género remarcan cuidadosamente su independencia del sexo biológico por una buena razón: la biología es una ciencia experimental, y por tanto, demostrable, reproducible y falsable. La psicología y la antropología en las que se basan los estudios de género son ciencias humanas (como la economía o la historia), y por ello, sus hipótesis son con frecuencia difícilmente demostrables y no es rara la especulación.

 

El sexo es el conjunto de características biológicas derivadas de la reproducción sexuada, un mecanismo de combinación de ADN que la gran mayoría de vertebrados emplean, por medio de la fusión de los gametos (o células germinativas) de macho y hembra (varón y mujer entre los humanos).

 

La existencia de ambos sexos está determinada por su papel en la reproducción, que es la prioridad de cualquier especie para su perpetuación. La diferenciación reside en un sólo cromosoma diferente entre ambos sexos, el llamado cromosoma sexual. El X se halla tanto en machos como en hembras, pero el Y sólo se halla en varones. La pareja XX conforma las características del sexo cromosómico para las mujeres, y la XY la de los varones. Su combinación aleatoria proporciona una población con una mitad aproximada de cada sexo. Los genes contenidos en los cromosomas sexuales están destinados, fundamentalmente, a la formación de los órganos sexuales específicos para la función reproductora. En el caso del varón, los genitales y las gónadas (productoras de gametos); en el de las mujeres, los ovarios, las trompas y el útero (receptáculo del producto de la fusión de gametos, o embrión). A este conjunto meramente reproductivo se le denomina sexo genotípico o cromosómico.

 

La existencia de la mujer se explica únicamente desde el punto de vista biológico por su capacidad para concebir, gestar y lactar a un nuevo miembro de la especie. Si no tuviera esas tres cualidades, sería indistinguible del varón. Si no tuviera esas tres cualidades, no tendría razón de ser su mera existencia. La naturaleza creó a la mujer para ser madre.

  

_

Sexo biológico: el sexo fisiológico

 

Para llevar a cabo esta función reproductiva, el organismo emplea las hormonas sexuales, unos mediadores químicos que cooperan a la formación de los órganos sexuales y, sobre todo, se encargan de las características sexuales secundarias, el llamado sexo fenotípico, o aparente. Algunas de estas son imprescindibles para la función reproductora: por ejemplo, el desarrollo del pene en el varón, de los labios y la vagina en la mujer, así como la glándula mamaria para la lactancia. Otras, en cambio aparecen como efecto colateral no imprescindible para su función original: entre los varones la voz más ronca, el vello corporal, la pelvis cerrada, el acúmulo graso en cuello y abdomen, en vez de en nalgas, o el mayor desarrollo muscular. Y su opuesto en mujeres. Las hormonas sexuales comienzan a actuar desde el nacimiento, pero más intensamente en la pubertad y adolescencia, en que el dimorfismo sexual es ya evidente y queda establecido.

 

Después de la menopausia, con la cesación de la capacidad gestante, las hormonas femeninas decaen, y la mujer comienza a desarrollar cualidades fenotípicas secundarias del varón (la voz más ronca, el vello facial, o la grasa en abdomen), demostrando con ello que su diferenciación sexual está determinada por su función de madre. Si una mujer no puede ya ser madre, la naturaleza le asemejará al varón.

 

Existen raras afectaciones tanto cromosómicas como hormonales, que pueden producir alteraciones o confusiones de esta distinción entre varón y mujer. Son la excepción que confirma la regla, y su campo de resolución es la medicina. 

 

_

Sexualidad psicológica en la infancia

 

En este punto abandonamos el firme y seguro campo de la biología, donde las cosas son como son, nos gusten o no, y nos lanzamos al de la psicología, donde todo es más cuestionable. Este es el terreno de los estudios de género.

 

La primera cuestión en la sexualidad psicológica es el descubrimiento por el niño del sexo, es decir, de la diferenciación entre los seres humanos en dos grandes grupos, los niños y las niñas. El descubrimiento de la existencia de dos sexos, y la identificación con uno de ellos aparece a partir del año, pero es progresiva y no se consolida al mismo ritmo en todos los niños.

 

A los 3 años el proceso de identificación sexual con su sexo fenotípico normalmente ha concluido, y el niño inicia una adaptación psicológica al rol sexual asumido. A esa edad la conducta de varones y mujeres ya presentan algunas diferencias interesantes: los niños se entregan más a juegos físicos y a la competencia, mientras las niñas se ocupan de juegos intelectuales y cooperativos. Este hecho es puramente psicológico y aparece en todas las culturas. Del mismo modo, espontáneamente en juegos con muñecos las niñas reproducen con mucha mayor frecuencia el cuidado de bebés y escenas sociales, mientras los niños tienden a representar en ellos competición deportiva o combates.

 

Hacia el final de la infancia (y se consolida durante durante la pubertad) el rol sexual tanto personal como social está ya implantado, y es el momento en que se establecen las pandillas unisexuales de amigos, que efectúan juegos y actividades considerados propios de su sexo (de hecho, dado que aún no existe la atracción sexual que pudiera justificarla, existe un cierto estigma social en la presencia del miembro de un sexo en pandillas formadas por el otro, que tiende a su identificación: los “chicos afeminados” y las “chicas hombrunas"). En la adolescencia comienzan ambos sexos a iniciar un conocimiento mutuo y aparecen los primeros grupos de amigos mixtos, que se consolidan en la juventud. Aún así, no es raro que las pandillas unisexuales de la infancia perduren de por vida.

 

La autoidentificación sexual es un proceso de relación de la mente del niño con la realidad de su entorno. La identificación con su sexo fenotípico es el resultado natural de ese proceso. No es algo optativo, ni existe un “sexo psicológico” innato y oculto que pueda “desvelarse” diferente al del sexo fenotípico durante el desarrollo. En los raros casos en los que un niño se autoidentifica con el otro sexo, y adopta su rol se ha producido un fallo en el proceso, y habrá que buscar una causa, bien en el entorno, bien en la psique, bien en ambos.

 

El generismo niega el fallo, y considera el transexualismo una opción esencialmente igual a la autoidentificación sexual natural. En medicina jamás se equipara la salud con la enfermedad. Hay discusión entre escuelas psicológicas sobre como afrontar esa llamada modernamente “disforia de género“, habiendo algunos que postulan que, si esta se sostiene en el tiempo (lo que no ocurre en la inmensa mayoría de los casos), es más rentable para la estabilidad mental que se asigne el paciente al sexo equivocado, de modo que la autoidentificación se ponga por encima de la naturaleza. Este tratamiento es un parche (más o menos afortunado), nunca una solución óptima, que sería el tratamiento precoz. Sin embargo, la ideología de género la ha impuesto como canon psiquiátrico por medio de su influencia en los partidos políticos dominantes en el sistema en España (véase el artículo 14 del título II de la ley 2/2016 de identidad y expresión de género de la Comunidad Autónoma de Madrid).

 

_

Sexualidad psicológica en pubertad y adolescencia

 

Durante la adolescencia se produce la maduración de los genitales para la cópula, y se completa el desarrollo sexual fenotípico pleno. Se denomina pubertad hasta la madurez sexual, la primera menstruación en mujeres, y la primera eyaculación en varones, y adolescencia estricta posteriormente y hasta el desarrollo completo de los caracteres sexuales secundarios, momento en el que empieza la juventud.

 

En esta fase las hormonas juegan un papel fundamental, no sólo en aspectos meramente físicos, sino psicológicos. Por ejemplo, en la inclinación sexual (objeto de la atracción sexual, y sus características único en cada persona) y su forma de manifestarse. Las hormonas también influyen en el cerebro, modulando su forma de comportarse. Se cree que una parte nada despreciable de la diferencia entre el cerebro del varón y la mujer (el masculino es más grande y más capaz de abstraerse o concentrarse en una sola tarea, y el femenino es más pequeño, interconectado y relacional) proviene del impacto hormonal, más que de la determinación cromosómica. El resto es psicológico, y ahí entran también en juego los aspectos sociales de relación entre varones y mujeres.

 

Durante la pubertad y sobre todo la adolescencia, la relación entre adolescentes de ambos sexos se ve influida por un fuerte componente de consenso social, dada la importancia que para el grupo tiene la reproducción de la especie. A lo largo de la historia, la madurez sexual y capacidad de procrear que aparecían en la adolescencia eran requisito para la adultez. La unión de mujer y varón, y sobre todo su primer hijo, les hacía miembros de pleno derecho en la comunidad.

 

El efecto natural de la madurez sexual es la aparición del deseo sexual, que busca su satisfacción en el llamado objeto sexual. La inclinación natural es que ese objeto sea un individuo maduro y fértil del otro sexo, inicialmente de edad aproximada a la propia, con características secundarias influidas por la propia historia psicológica y la cultura dominante (los patrones o modelos de belleza, fertilidad o de salud, por ejemplo, tanto individuales como colectivos). Culturalmente se ha considerado siempre que una inclinación por un objeto sexual no natural era una anomalía que traicionaba el fin último del acto sexual, y usualmente se ha establecido en las culturas humanas como tabú antinatural a lo largo de la historia. En psiquiatría se denominan parafilia.

 

En esta época aparece el pudor, mecanismo natural que procura la regulación de la relación erótica (o pre-sexual) con el otro sexo, y las reglas del cortejo, que por su fuerte componente social, varían sustancialmente entre culturas y también a lo largo del tiempo.

 

Por último, la adolescencia es el período de formación final de la personalidad, con la reflexión y puesta en crítica tanto de los valores recibidos en la familia, como de los socialmente imperantes. De ese proceso surgirá la forma de ser definitiva. En ella, el sexo y la sexualidad, tanto psicológica como social, juegan un papel importante. Existe un modo de pensamiento que podríamos calificar de “masculino” (más impulsivo, con tendencia a resolver los problemas por medio del conflicto, y capaz de abstraerse en ideas generales tomando distancia con la situación) y otro “femenino” (más reflexivo, tendente a la resolución por medio de la negociación, y que suele enlazar las reflexiones con los sentimientos personales tanto propios como ajenos). Incluso contando con la influencia cultural, ambos están determinados en buena medida por las hormonas sexuales y su influencia cerebral.

 

La parte más propiamente femenina de la psique de la mujer tiene origen biológico, y por tanto, el rol sexual y psicológico femenino deriva en último término de su disposición natural a la maternidad (gestación y lactancia). Cuando una ideología amputa del papel social de la mujer su función de ser madre, está renunciando, en último término, a la propia condición femenina.

 

_

La ideología de género en la infancia y adolescencia

 

Durante las primeras etapas del desarrollo, la ideología dominante en el generismo es el existencialismo sexual, corriente que antepone la existencia a la esencia y afirma que el conocimiento genuino es la experiencia subjetiva. Es decir, que la realidad la forma el acto de la voluntad, por encima de la naturaleza (esencia) del sujeto, que es vista como una imposición externa. El existencialismo nació como reacción o rechazo a la filosofía sistemática y a los órdenes objetivos de conocimiento de la realidad. No deja de ser un desarrollo particular del muy liberal postulado de la autonomía de la voluntad y la conciencia del yo frente a un orden moral superior. El existencialismo sexual debe mucho a autores como el homosexual Michel Foucault y su teoría de la red de micropoderes que incluía el sexual (así como la liberación consiguiente).

 

Su aplicación en el desarrollo sexual incluye: el reconocimiento de los impulsos sexuales del individuo como expresión genuina de su personalidad, independientemente de las leyes naturales o morales. Es decir, la autoidentificación e impulso sexual volitivos (inicialmente homosexualidad y transexualidad, pero se han ido añadiendo muchos hasta llegar al concepto de “género líquido”,usado por el movimiento queer), que sencillamente vacía de contenido el mero concepto de sexualidad psicológica, pues no tiene modelo fijo, y puede variar a lo largo del tiempo; el único requisito es que el género sea genuino (no fingido ni “impuesto”), y que el sujeto se responsabilice de sus consecuencias, evitando que su impulso pueda dañar a otros. De este modo, lo que desde un punto de vista de la naturaleza humana se considera una anomalía o incluso una aberración sexual, para el existencialismo de género es una expresión del ser que exige respeto.

 

El existencialismo es una filosofía subjetivista (el centro de la ética y la moral es el propio sujeto entendido como individuo), dominante actualmente en nuestra sociedad, y cualquier iniciativa basada en sus principios suele tener un respaldo social amplio. La subordinación de la razón a la voluntad (y la sumisión de esta a las pasiones) es la guía de comportamiento más popular en Occidente. El llamado “movimiento gay” logró eliminar la homosexualidad del listado de parafilias, atendiendo que la naturalidad de un impulso carece de importancia frente a su autenticidad. Actualmente se tienen buenas expectativas de lograr lo mismo con la llamada “disforia de género”, o transexualidad. La etapa final (y más coherente) de está ideología es el pansexualismo propugnado por la constelación de sectas (es el nombre más adecuado) queer, las más radicales y auténticas del existencialismo sexual, que al focalizar todas sus especulaciones en la inclinación sexual, desligada de su fin natural, reconocen una combinación infinita de posibilidades de la voluntad, y rechazan incluso las meras definiciones cerradas.

El generismo rompe radicalmente con la ley natural, no sólo desde su definición metafísica, sino incluso con la meramente biológica.

 

Dado que la inclinación (como su nombre indica) sexual siempre busca un objeto para su satisfacción, y que este no puede ser otro que el coito (real o paródico), el existencialismo sexual propugna firmemente la promiscuidad, y la propone como medio de descubrimiento de la propia sexualidad, desde el propio despertar sexual en adolescentes. 

 

_

Sexualidad cultural: el rol sexual

 

A partir de la juventud, la sexualidad psicológica ya está formada, y la persona debería estar plenamente inserta en el rol sexual que su sociedad considera conveniente.

 

En todas las culturas humanas originarias, la maternidad marca la diferencia de tareas asignadas a cada sexo. La mujer, desde que entra en su periodo fértil, encadena gestaciones, partos y lactancias, durante un periodo que puede superar los veinte años. Durante buena parte de estas, sufre ciertas limitaciones físicas y obligaciones hacia su bebé que en cierto modo le imponen una vida sedentaria, ya que tanto los embarazos, los puerperios o los niños pequeños no permiten ni esfuerzos físicos, ni alejamiento, ni aconsejan riesgos.

 

Eso ha hecho que siempre se haya adjudicado a la mujer las tareas del hogar familiar, donde le resulta más sencillo el cuidado de la prole y cuyo trabajo, con ser abundante, requiere menor esfuerzo físico. Si añadimos que el hombre es de forma natural de mayor volumen y complexión, es lógico que en la división de tareas, a él correspondan las que requieran fuerza y libertad de movimientos. Desde la prehistoria, en todas las culturas los varones se han ocupado de la caza, la ganadería y la agricultura. La mujer a lo sumo cuidaba animales domésticos y el huerto familiar. Lo mismo se puede decir de los distintos oficios, copados por varones (excepto los relacionados con la crianza o el cuidado de la casa).

 

Varones y mujeres crearon dos culturas paralelas, con un reparto de tareas francamente estricto. En cierto modo, se establecía un contrato entre sexos: la mujer proveía al varón de un hogar con su “manutención” y los hijos, mientras el varón proporcionaba a la mujer de los medios materiales y la protección necesarios para esa función. Conforme la tecnología diversificaba y aumentaba la complejidad económica y social, las tareas de “puertas afuera” ganaban en prestigio social frente al cuidado del hogar y la prole. En todas las culturas, en mayor o menor medida, se tendió a minusvalorar el trabajo doméstico y familiar de las mujeres, siendo así que era el más importante para la pervivencia de la comunidad humana. Pero también por ese motivo se protegió socialmente a las mujeres en edad fértil y a los niños: tanto para trabajos peligrosos como para las guerras, fueron empleados los varones, como elemento más prescindible.

En otras palabras: los varones alcanzaban su estatus en la vida pública, y las mujeres en la vida privada.

 

No obstante, conforme la sociedad se fue haciendo más compleja, y se precisó más ciencia y tecnología, los varones llevaron siempre ventaja en la adquisición de esos conocimientos. El mejor ejemplo es la extensión social de la lectoescritura. Al igual que las clases más bajas después de las altas, las mujeres la adquirieron siempre un paso por detrás de los varones. Incluso cuando se generalizó la enseñanza entre las mujeres de las familias más nobles, no se esperaba de ellas que la emplearan salvo para tareas domésticas sencillas o lecturas piadosas o de entretenimiento. Su apretura al conocimiento más elevado (aunque en todas las épocas hubo excepciones) fue más lenta que para los varones. Ese retraso creó la ilusión, sostenida en ocasiones por un pensamiento formal, de que las mujeres estaban menos dotadas para el estudio. En cuanto se ha puesto al alcance de ambos sexos la adquisición conocimientos, dicho prejuicio ha quedado desmontado por la evidencia. El feminismo nació para procurar igualdad de oportunidades a varones y mujeres en todo aquello que no era diferencia natural entre ambos sexos, la cual sin embargo preservaba con firmeza (su origen, las célebres sufragistas, eran mujeres que querían acabar con el alcoholismo de sus maridos para mejorar la condición familiar). Actualmente, el generismo (subvencionado) y su intento de eliminar completamente las diferencias entre hombres y mujeres, y por tanto la singularidad de estas, ha colonizado completamente el feminismo, haciéndolo irreconocible.

 

 

_

La ideología de género a partir de la juventud

 

Mientras en infancia y adolescencia la doctrina dominante en el generismo es el existencialismo sexual, apologista de la expresión genuina de la identidad y la inclinación sexual individuales, en la adultez predomina la ideología neomarxista de la lucha de sexos (de “género”), nada individualista. Recordemos que Marx, no sólo fue el primer filósofo en basar exclusivamente sus ideas en el materialismo científico, sino que fue el primero en basar el estudio de la historia exclusivamente como una lucha de relaciones de poder y opresión. Todos sus discípulos han mantenido esa premisa.

 

Probablemente una de las más influyentes fue la lesbiana Shulamith Firestone, en su obra “La dialéctica del sexo” (1970), donde realiza una traslación literal de la lucha de clases por el dominio de los medios de producción a la lucha de sexos por el dominio de la maternidad. Firestone no niega la importancia de la maternidad en la definición de “mujer”, y de hecho la considera la base de su teoría. La “clase femenina” (que ocupa el papel del proletariado), debe arrebatarle el dominio de la maternidad a la “clase masculina” (que ocuparía el papel del capital), que emplea la dependencia de la madre hacia los recursos que proporciona el padre como forma de opresión.

 

En el preámbulo de la obra, Firestone admite que la división en sexos por la maternidad es algo natural e inevitable, llamando más bien a dominar la procreación por medio de los anticonceptivos y la inseminación artificial (resulta familiar, ¿verdad?), en vez de negarla. Sus teorías no son nada convenientes a la ideología gay del generismo en infancia y adolescencia.

 

Para definir este supuesto sistema de opresión sexual secular, el generismo toma una figura del Antiguo Testamento, la del “patriarca”, y la institucionaliza en forma de “patriarcado” (o “heteropatriarcado” si hablamos al generismo queer), equiparándolo con el poder opresor del  capitalismo.

 

Se trata de una apropiación indebida y equivocada, puesto que la figura del patriarca, tanto en la Biblia como en el resto de sociedades antiguas, hacía referencia a la autoridad de los ancianos sobre los jóvenes, y de los antepasados sobre los vivos. Las fuentes escritas, más interesadas siempre en la historia política, relatan con detalle el gobierno de los patriarcas sobre la vida pública, pero son mucho más parcas en el no menor de las matriarcas sobre sus hijas, nietas y el gobierno del hogar. Dado que el marxismo omite cualquier referencia al afecto, la solidaridad en el matrimonio o el fundamento de los hijos en el proyecto familiar, todo queda reducido a una lectura miope de quién ocupaba el poder público en cada momento. Pero que el gobierno (formado comúnmente por varones) se ocupase de los asuntos políticos no negaba que la familia y el hogar eran fundamentales en cualquier sociedad, y en ese ámbito gobernaban las matriarcas. Las sociedades tradicionales no eran “machistas”, sino segregadas entre varones y mujeres, y sus ocupaciones particulares. Ello no negaba que los esposos tenían una obligación mutua y hacia sus hijos muy por encima de la que tuvieran frente al poder político, las leyes y no digamos una presunta “solidaridad de sexo” que jamás existió antes del neomarxismo generista. Y cuando las leyes eran sensatas, reconocían esa preeminencia.

 

El trabajo del generismo feminista es crear una auténtica nueva cultura, según el modelo gramsciano. Esa cultura del odio entre mujeres y varones (o al menos a los varones que se resistan a la ideología de género) no es diferente al odio de clases, el odio de razas o el odio entre naciones, que son la palanca que emplea el comunismo para crear una división social, base de un conflicto permanente que sólo se resuelve cuando el Partido toma el poder e impone el orden totalitario.

 

Naturalmente, el generismo neomarxista y colectivo del feminismo, tiene muchas diferencias con el generismo existencialista e individualista del queer pansexualista. Sin embargo, ambos están de acuerdo en acabar con el orden de cosas existente, y seguirán cooperando hasta que lo consigan. Posteriormente, entrarán en conflicto, y con total probabilidad, por su naturaleza y el ejemplo histórico, el neomarxismo aplastará al existencialismo.

 

 

_

Conclusiones

 

1) La ideología de género segrega radicalmente la sexualidad de su función biológica, que es la reproducción humana. No la supera o perfecciona, sino que la niega. Para combatir el generismo, es imprescindible insistir una y otra vez en la absoluta irracionalidad de este planteamiento.

 

2) Asimismo, elimina la maternidad como objetivo primordial de la sexualidad, y característica definitoria, de hecho, del mero concepto de sexo femenino. Es decir, al hecho de ser madre, raíz natural de la mujer, la considera algo optativo y de hecho marginal (o incluso un “obstáculo” para el supuesto desarrollo pleno de la mujer hacia su real conversión en un varón). Al socavar de tal modo la maternidad, la ideología de género está, a la larga, condenando a la misma naturaleza de la mujer a la desaparición. Está contradicción absurda es un buen elemento para combatirla.

 

3) El generismo ataca la familia de diversas maneras: negando la importancia de su función primordial (la unión de varón y mujer para procrear y educar a la siguiente generación), disminuyéndola en reconocimiento e incluso en cantidad (al multiplicar ad infinitum las uniones sexuales estériles) y en general desprestigiándola como dique secular contra la “diversidad sexual” o como institución “opresora de la mujer”. En conjunto, como resistencia más eficaz contra cualquier revolución, o lo que es lo mismo, contra cualquier totalitarismo. Es tan evidente lo antisocial de este postulado que invita a su crítica.

 

4) En la relación entre varones y mujeres (y en el caso del generismo marxista también entre padres e hijos) se elimina completamente el Amor, esto es, la búsqueda del bien del otro por encima del propio bien, y cuanto conlleva: compromiso, entrega, sacrificio por el crecimiento del cónyuge, etcétera. Tal virtud es considerada nociva por la ideología de género, tanto por limitar la libertad (negativa) del individuo según lo entiende la postmodernidad (que no es otra cosa que el egoísmo hecho filosofía), como por ser asimilada invariablemente (y falsamente) a la servidumbre y a las relaciones de dominio (normalmente de varón a mujer). El generismo, o bien lo excluye completamente, dejando como única relación entre sexos la atracción sexual y la cópula, o bien lo sustituye por el sentimiento romántico (el “enamoramiento”), una pasión del alma, irracional de suyo, que aparece y cesa de forma involuntaria, y por tanto no genera compromiso ni donación alguna mínimamente perdurable. El Amor es la base, no sólo del matrimonio y la familia, sino de toda la civilización cristiana. Defenderlo a todo trance y criticar al generismo por negarlo es una lucha permanente y obligada.

 

5) En el caso del neomarxismo de género, se fabrica una falsa “guerra de sexos” en la cual el varón es sospechoso de opresión a la mujer de diversos modo de forma apriorística. En España esto se ha llevado incluso a la legislación. Esta injusticia y aberración social genera mucho rechazo en buena parte de la sociedad. Hemos de aprovechar esa natural indignación para desenmascarar las torcidas bases de la ideología de género.

 

6) Por último, la ideología de género es punta de lanza de un cambio social radical. Es la revolución postmoderna, la última ruptura con la naturaleza particular y espiritual del ser humano. La sexualidad queda reducida a satisfacción hedonista del instinto, y sobre esa pulsión tan meramente animal se pretende construir una cultura de los sexos. Bien sabían los clásicos que eliminar lo espiritual del hombre, atento únicamente a colmar sus pasiones, le convertía en un ente mucho más manejable por los poderosos. Materia prima cómoda para cualquier tiranía. Como hijos del Creador, es nuestra obligación rebelarnos infatigablemente contra semejante cosificación de nuestro, este sí, género. El humano.

58 comentarios

  
Palas Atenea
El feminismo va a ser fagocitado por la ideología de género. Ambos no pueden convivir porque la ruptura de los roles sexuales hace de "feminismo" y "machismo" dos antiguallas residuales de los años 60. Lo que llaman gender trasciende el sexo o lo cambia por otra cosa y, por lo tanto, una feminista se queda sin féminas. Si el feminismo defiende a las mujeres ¿qué es lo que entienden por mujer? evidentemente la antigua persona de sexo femenino, pero para los gender ya no existe ninguna persona de sexo femenino, por lo tanto el feminismo carece de sentido. Por ejemplo: en el caso de los vientres de alquiler, utilizado por homosexuales que quieren tener hijos, las feministas se oponen porque es una manipulación de la mujer, pero el hecho de que tenga un útero de acogida para los gender no significa que sea una mujer porque podría ser cualquier cosa. Sin una mujer bien definida el feminismo no tiene sentido y lo que la ideología de género trata de borrar es, precisamente, la identidad sexual.
También ha habido controversias en el caso de personas transgénero que han ganado concursos de belleza femeninos o dirigen asociaciones femeninas porque las feministas lo consideran una intrusión pero para los gender tal intrusión no existe. La batalla entre feministas e ideología de género la ganarán los últimos precisamente porque es lo más agresivo y lo más nuevo y de eso se trata.
19/01/20 7:42 PM
  
Alex
Excelentísimo artículo Luis, muy acertada su forma de describir el grave problema de la ideología de género en nuestra sociedad. Me ha parecido siempre absurdo el considerar las pecaminosas uniones de homosexuales como matrimonio teniendo en cuenta que la palabra proviene del latín, matri-monium, y significa "unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales".
En fin, la Santa Iglesia de Cristo debe guiarse siempre bajo la enseñanza bíblica sobre dicha conducta:
"Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza; igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío. Y como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios, entrególos Dios a su mente insensata, para que hicieran lo que no conviene:"Romanos 1:26,28.


19/01/20 8:15 PM
  
ramosov
La ideología de género arranca de los postulados neomarxistas. La alicaída lucha de clases, columna vertebral del marxismo, vendría a sustituirse -en parte- por una esta nueva "lucha de sexos", en la que el feminismo es el bueno de la película, y no ya el machismo, sino el que ose cuestionar a dicho feminismo radical, el mal absoluto, de igual forma que el proletariado -obreros y campesinos- era el lado bueno de la lucha de clases y la burguesía o la reacción -llamados a partir del año 33 fascismo en general- el mal sin mezcla de bien alguno.
Hoy en día, el fascista, el ultra o reaccionario ya no lo es el burgués o el adinerado, ni siquiera tiene que ser machista u "homófobo", simplemente tiene que poner en duda los postulados ideológicos de la ideología de género. Igualmente basta con que se manifieste en contra de la inmigración ilegal -ya denominados migrantes en general-, del aborto, de la versión que el régimen sostiene sobre la II república o la guerra civil, o de las prebendas que los grupos de presión lgtbi luchan por conseguir con respecto al resto de los mortales. La nueva lucha de clases consiste en todos y cada uno de esos "campos de batalla", en los que la ideología de género es el pilar central.
Tras la caída del muro de Berlín, la progresía necesitaba reinventarse y esta es la forma elegida.
19/01/20 8:50 PM
  
José maria
Artículo fabuloso
19/01/20 9:01 PM
  
estoy cansado
"Si una mujer no puede ya ser madre, la naturaleza le asemejará al varón."
Según ese criterio, la mujer no sería más que un varón en función femenina; o un varón capaz de gestar, parir y amamantar... Dándole así el rol principal al hombre... Contradiciendo el rol protagónico fundamental de lo femenino en la naturaleza; hasta el punto de que, en el mundo vegetal, la reproducción hermafrodita relega a una función secundaria al macho...
Al contrario, si a ver vamos, sería el hombre quien no sería sino una hembra con pene y pezones pasmados -por insuficiencia hormonal, porque dicen que hasta lechita pueden dar- Así nos duela, pero es de hombres reconocerlo. Por supuesto, tampoco es de presumirlo...

La mujer deja de ser fértil porque la esperanza natural de vida del ser humano es de unos 38 años.
También, el hombre no asume la tarea ruda por ser más fuerte... sino que, al contrario, se hace fuerte, moldea su fisionomía en adaptación evolutiva a la labor que ha desempeñado. En ese aspecto, las feministas se quejan del enclaustramiento de la mujer en el hogar...; pues muy sencillo le respondemos los varones, retornemos a aquellos tiempos, y nosotros cuidamos a los críos, mientras ustedes salen cazar mamuts de 500 kg, tarea de altísimo riesgo...

En lo referente al sexo, se ha dicho de todo, pero se conoce muy poco.
Por ejemplo, se desconoce cuándo, cómo y por qué, el ser humano traspasó la barrera de la sexualidad principalmente reproductiva, es decir, por activación-desactivación, tal como es la regla en el mundo animal; aunque ese traspase se observa en especies que en cierta forma buscan placer por placer, y hasta se masturban, pero siempre sujetos a esa barrera...
Por eso, metodológicamente es muy diferente plantear la sexualidad del ser humano antes y después del traspase de dicha barrera, pues si bien es cierto que la simpleza del “antes”, no puede abarcar el entramado complejísimo del “después”; tampoco desde la multifactoriedad y dimensionalidad del “después”, se puede alcanzar a comprender la inherencia biológica evolutiva del ser mujer o varón.
En ese sentido, a los varones de una tribu que vivía prácticamente en las condiciones de hace treinta mil años, no les gustaba que sus mujeres se bañaran durante el lapso de la cacería, pues, al regreso el “aroma” los “enloquecía” sexualmente…
Otro aspecto a considera es la influencia del vestido en el pudor; al darle al cuerpo de la mujer, sobretodo, una intimidad que nunca tuvo, la exclusividad de su ser abarcando también su cuerpo…


En fin, resulta torpe cerrarse a la data potencial de la biogenética en materia sexual, que apenas se comienza a descifrar.
También es intelectualmente tardo, el restringir el estudio de la sexualidad al “después” –en los términos ya planteados- cayendo en el circulo vicioso, y absurdo, de las consecuencias sin causa.
Otro criterio de acción neuronalmente lerdo, es el asignar la culpa de las perversiones de la ideología de género, o a los comunistas, o a los ateos, o a los infieles, o a los homosexuales, o a la ciencia, o a la ignorancia… Olvidando, “inocentemente”, toda la estructura comunicacional mundial que tiene ya un siglo en la tarea de la programación subliminal de la sociedad, en cuanto gran mercado de consumo. Siendo precisamente el sexo su principal instrumento. Niños -hombres, niñas- mujeres, hombre-mujer, mujer hombre, indiferenciados, extendidos y resumidos, biológica, evolutiva y culturalmente en un ente que consume.
En uno de esos comics, un niño le contaba al otro el asco con que besó en la boca a la niña, pero se justificó en que debía probar…Ese programa sería para un renglón de edad de unos tres a cuatro años…
También, cuántas miles de jovencitas no imitaron, o se vieron tentadas a imitar el beso con lengua entre sus ídolos Madonna y Britney Spears… En todo caso es propiciar la aceptación social de tales actitudes, siempre in crescendo… Si eso no es cruda y perversa ideologización, entonces ¿qué es?
No digamos del caballo de Troya subliminal del cine, televisión, radio, prensa, sitios web, redes sociales…; empeñados de sol a sol, en asimilarnos a basuras como la ideología de género.

Definitivamente, si erramos el punto de fuga del problema, erramos la perspectiva, erramos el método, erramos la estrategia, erramos en el proceder y quedamos como estamos ante ese problema: perplejos y sin posibilidad eficiente de reacción.


------------

LA

Póngalo en activa o en pasiva, como desee: el sexo femenino existe para gestar, parir y lactar. Yo no he hablado de la importancia de cada uno de los dos sexos, pero para la perpetuación de la especie parece evidente que la mujer es más importante.

La predisposición genética del varón a mayor tamaño, corpulencia y desarrollo muscular no proviene de la tarea que efectúa, sino de sus hormonas masculinas. En los machos de los mamíferos ocurre lo mismo. Por eso, pese a entrenar las mismas horas, los atletas consiguen mejores resultados en fuerza y velocidad que las atletas.

Las razones por las que en el ser humano (y algún que otro primate) ya no existe el celo, o este no es estacional, o se modificó la postura del coito, o la aparición de otras características secundarias como el pudor, no carecerán de interés, pero se alejan del objeto de este artículo.

¿Podría usted explicarme que es la "data potencial de la biogenética en materia sexual" para que no caiga en el error de ser "neuronalmente lerdo"?

Un saludo. Que descanse.
19/01/20 11:50 PM
  
keparoff
Te ha salido un artículo para difundir.

Esto es combatir eficaz y políticamente al feminismo de género. Explicar sus orígenes, sus errores, y sus funestas consecuencias.

De acuerdo también con el comentario de ramosov; el enemigo se ha reinventado, y después de muchos años de dudas, ha entrado en fase de solidificación ideológica; ya tiene su corpus de majaderías, sus dogmas y sus herejes.

Y los del otro bando somos, simplemente, el partido de los que niegan sus dogmas. Por eso, cualquier formación política que no enarbole las banderas del combate contra esas locuras acabará siendo parte de la Nueva Izquierda.

El campo de juego ya ha quedado definido, y los siguientes treinta años lucharemos aquí (esperemos que algún día tengamos una televisión y podamos pasar de la guerra de guerrillas a la fase de ofensiva).
20/01/20 12:04 AM
  
Gonzalo
Excelente artículo, muy lúcida la explicación de la diferencia entre generismo existencialista y neomarxista, y el apunte final acerca del proyecto totalitario escondido, que busca dominar a través de la explotación de los instintos.

No obstante, creo que hay un punto que puede ser mejor matizado. En este párrafo: 

>> La existencia de la mujer se explica únicamente desde el punto de vista biológico por su capacidad para concebir, gestar y lactar a un nuevo miembro de la especie. Si no tuviera esas tres cualidades, sería indistinguible del varón. Si no tuviera esas tres cualidades, no tendría razón de ser su mera existencia. La naturaleza creó a la mujer para ser madre.

Lo dicho hay que aplicarlo también al varón, mutatis mutandis. Es decir, el varón con pene y testículos solo se explica por su capacidad para ser padre. Si la mujer no tuviera útero y ovarios para ser madre, aún así no sería tampoco un varón, porque no tendría pene y testículos. Si el varón no tuviera órganos sexuales, tampoco tendría razón de ser como varón. "La naturaleza creó al varón para ser padre".

Se puede transmitir la idea errónea de que el varón es el humano "normal" y la mujer el humano "especial". Pero no es así: lo normal es que los humanos -como todos los mamíferos- somos en dos sexos, ambos igualmente normales. 

En definitiva, lo que la procreación explica no es solo a la mujer, sino al varón y a la mujer en su diferencia y complementariedad.  

——————

LA

Lo que dice es muy cierto, pero en el artículo no se cita porque no existe una ideología que pretenda definir una masculinidad que no dependa de su capacidad de ser padre. El artículo no pretende abarcar toda la sexualidad humana, sino responder a un reto concreto actual.

Un saludo.
20/01/20 2:19 AM
  
estoy cansado
Respondo.
1) Obviamente el flujo hormonal es un medio biológico; como lógico es considerar un proceso selectivo de millones de años que lo configuro físicamente. Ese proceso en parte continúa hoy. La mujer siente mayor atracción por el hombre fuerte de hombros anchos; así como al varón le atrae más la mujer de caderas anchas y senos grandes. Ahora, la actividad física aumenta la fortaleza , resistencia y constitución corporal. ¿Se capta la pasmosa simpleza del proceso? Es mas, dentro de esa mima lógica evolutiva; si se invierten los factores, y el hombre hubiese sido quien se quedaba en casa mientras la mujer cazaba; entonces el proceso selectivo también habría cambiado, con la mujer prefiriendo al varón más delicado,atento y con mayor aptitud para recolectar y clasificar los frutos etc.; mientras que el varón las preferiría ademas fuertes... Esto lo observamos en la mujer que brega en los campos; su feminidad es muy diferente a la citadina; robusta, fuerte y algo tosca, pero buena mujer para parir hijos y tener familia, comentan sus pares varones.
Antes se dijo que ese proceso evolutivo continua en parte, porque el ser humano cuenta con una fortaleza no física inmensa: su inteligencia. De manera que el varón ideal además debía ser inteligente...; siendo cuando la vida social se hizo más fácil y segura, que ocurre lo que vemos hoy en día: mujeres que atendiendo al neocortex prelan la inteligencia del varón a la fortaleza física.

Se capta cómo las feministas denigran del proceso que las configuro en lo que son: evolutivamente mejor que el hombre. El varón que tenga madre, hija, hermana, amiga, compañera... lo sabe.
20/01/20 4:46 AM
  
estoy cansado
En cuanto a lo del celo... Constituye una propuesta metodológica para quien desee ahondar en la investigación del tema. Simple se toma o se deja. Imaginemos que un estudiante en cualquier parte del mundo, capta la propuesta y la desarrolla parasu tesiss de grado, ampliando los horizontes de este excelente artículo..
Esa es la intencion, aportar criterios que sunen hacia una mejor ponderación y mayor eficiencia ante la problematica social.

En cuanto a lo de "neuronalmente lerdo", se refiere a la forma como se aborda el problema por el conjunto de la sociedad, atacando consecuencias, sobredimensionando causas secundarias o subsidiarias, y , por ende, actuando sin la eficiencia suficiente para no hacerle el juego a la estrategia detras del problema: la operación medusa; varias cabezas de serpientes en una cabeza madre...Resultanto torpe ir contra las serpientes y no contra el ente que las sustenta; que sería el gran poder comunicacional mundial. Lo que ocurre es que muchos, como a la Medusa, se petrifican cuando se les nombra ese poder.

Y lo de la "data genética ": Hoy en día vivivos cuasi en tiempo real los descubrimientos en biogenética; es decir, se deben dejar espacios en blanco para completarlos al día siguiente. Es la aceleración de nuestro mundo contemporáneo, que llama a la precaución a la hora de dar definitivos...

De todas formas y como se ha dicho, tan solo son criterios adicionales para quien le sirvan...

Gracias al autor por la gentileza.


20/01/20 5:54 AM
  
Antonio
Muy buen artículo, sin embargo tiene algunos pequeños errores.
Dice: "Las hormonas sexuales comienzan a actuar desde el nacimiento". En realidad las hormonas sexuales comienzan a actuar desde fases muy tempranas de la vida embrionaria y son responsables de la diferenciación sexual, del fenotipo varón o mujer, que afecta no solo los genitales, sino a todo el cuerpo.
Dice: "Se denomina pubertad hasta la madurez sexual...". En realidad la pubertad inicia con la aparición de signos de actividad gonadal descritos por Tanner que concluye en la madurez sexual. En cambio la adolescencia se refiere a cuestiones de índole mental, no estrictamente biológica, como la rebeldía y autoafirmación, la intimidad e introspección, el desarrollo del juicio, etc... que concluye en la madurez psicológica.
Dice: "En esta época aparece el pudor, mecanismo natural que procura la regulación de la relación erótica...". En realidad el pudor aparece mucho más temprano, hacia los 3 años, cuando naturalmente al niño le incomoda que se le vea desnudo.
El artículo es muy bueno y es conveniente difundirlo, pues aunque hay obras que tratan el tema más a detalle, este documento es breve pero muy completo. Gracias.

———————

LA

Gracias por las matizaciones. Un saludo.
20/01/20 8:46 AM
  
Ramontxu
Me parece que "generismo" es exactamente lo contrario de lo que explicas en el artículo. Copio de Wikipedia:

"El generismo o genderismo, es el sistema social o creencia cultural de que el género es binario: es decir, de que existen (o deberían existir) solo dos géneros, masculino y femenino, con las características de cada uno inherentemente relacionadas con el sexo asignado al nacer.

Entre estas características se incluyen expectativas de vestimenta, comportamiento, orientación sexual, nombres y pronombres, preferencia de aseo, entre otras.​ Estas expectativas pueden reforzar actitudes negativas, prejuicios y discriminación contra las personas con expresiones de género no normativas o con identidades de género distintas a la asignada.​

El generismo es especialmente relevante para las personas transgénero, ya que es una ideología en la que se basa la transfobia y la discriminación contra las personas no binarias.​ Al igual que la transfobia es paralela a la homofobia, el generismo es paralelo al heterosexismo,​ que es la idea de que la heterosexualidad es la orientación sexual por defecto o más deseable en comparación al resto de orientaciones. Otro concepto relacionado es la heteronormatividad, la idea de que los géneros masculino y femenino y la heterosexualidad son la norma social".

———————

LA

Es posible. La ideología de género inventa o modifica definiciones a diario. Yo hago lo mismo.

20/01/20 12:33 PM
  
Palas Atenea
Ramontxu: Eres tan opaco como el cansado, que ya es mucho decir. El lenguaje opaco es típico de los que se creen Hegel, por nombrar a un folósofo difícil de entender.
Por cierto, "estoy cansado" es lo que decían los tumbaos, que no eran los cubanos, sino ciertas personas de las que se tiene conocimiento que se daban en España que un día decían que no se levantaban de la cama y ya nunca se levantaron. ¿Te levantas tú de la cama o te llevan el móvil o el ordenador?
20/01/20 2:08 PM
  
Alex
Vamos a ver Ramontxu:
Según el profesor Mark Regnerus _sociólogo del Centro de Investigación sobre la Población de la Universidad de Texas_ alguna vez ha contraído una enfermedad de transmisión sexual el 8% de hijos de parejas heterosexuales que se mantienen intactas, el 20% de los de madre lesbiana y el 25% de los de padre gay
Tabla 2, página 761: Has ever had a STI: 8% IBF (intact bio family), 20% LM (lesbian mother), 25% GF (gay father).
Por cierto, negar que los únicos sexos naturales son el de varón y mujer es biológicamente absurdo.
20/01/20 5:54 PM
  
Alejandra
Muchísimas gracias por un artículo elaborado y comprensible sobre el tema. Es necesario tener argumentos, porque el bombardeo de la ideología de género es constante.
20/01/20 8:11 PM
  
Palas Atenea
Alejandra: La ideología de género no tiene ni pies ni cabeza así que de poco te van a servir los argumentos.
20/01/20 11:31 PM
  
Palas Atenea
La ideología de género es el triunfo de una voluntad salvaje y la voluntad, que estudiábamos en el Catecismo como una de las tres potencias del alma, no razona. La potencia que razona es el entendimiento, pero aquello que es razonable puede no ser querido y entonces la voluntad se impone sin razonamiento alguno. La trampa que nos tienden es oponer la mera voluntad irracional a las sesudas explicaciones porque la voluntad solo dice: "quiero" y va a por ello pasando por encima de lo que sea.
Hasta ahora el hombre no había llegado a volverse contra su propia naturaleza pero, acostumbrados a conseguirlo todo, las barreras biológicas tampoco se aceptan. El hombre ha dejado de luchar contra lo que naturalmente luchaba, que era externo a él, y ahora ha emprendido una lucha titánica contra si mismo que no puede ganar más que destruyéndose.
21/01/20 12:25 AM
  
estoy cansado
Palas Atenea es experta en escurrir el bulto. Su arsenal es diverso y mortífero. Cuando no lanza su caballería argumental en contra del "hombre de paja"; se avoca al fuego cruzado contra "ad hominem"...
Se confunde Palas entre políticos y leguleyos, usando sus armas argumentales favoritas...
Palas, el cansancio tiene múltilples causas y expresiones...
21/01/20 1:16 AM
  
Palas Atenea
Veamos lo que ocurre con las perogrulladas:
¿Cómo se le puede demostrar a un nazi que un judío es un ser humano igual a cualquier otro?
No se puede.
¿Cómo se le puede demostrar a una persona que la biología es una barrera infranqueable?
No se puede.
¿Cómo se le puede demostrar a un estado que un niño pertenece en primera instancia a una familia, que es la comunidad básica por demostración de cualquier antropología cultural?
No se puede.
Son evidencias que, si se niegan, quedan fuera de toda demostración como si Perogrullo tuviera que demostrar por qué llama puño a la mano cerrada. No puede.
21/01/20 6:33 PM
  
estoy cansado
Continuemos la cuenta de Palas:
¿ Cómo se le podía demostrar a Aristóteles que el tiempo no es absoluto?
¿Cómo se le podía demostrar a Newton que el universo no es estático?
¿Cómo se le podía demostrar a Darwin que la vida no surge por generación espontánea?
¿Cómo convencer a Darwin de que la selección natural es cuento de camino?
¿Cómo convencer a Einstein de que la "Teoría de la relatividad" no pone en entredicho el principio de identidad?
¿Cómo se le podía demostrar a Marx que por sobre lo material está la existencia espiritual?
¿Cómo se le podía demostrar a Copérnico, Bruno, Galileo... que la tierra constituye el centro del sistema social?
¿Cómo se le podía convencer a He Jiankui de que el el código genético biológico resulta imposible de modificar, por infranqueable?
22/01/20 1:16 AM
  
mario
Palas, [...]

---------------

LA

mario, esta es una bitácora de argumentos, no de descalificaciones.
22/01/20 4:27 AM
  
Palas Atenea
estoy cansado: es decir, no hay nada que sea obvio. Y si no hay nada que sea obvio no hay nada que argumentar, solo un conjunto de opiniones que no nos llevan a nada, entre ellas la tuya. Por supuesto la mía también, pero si obviamos lo obvio ni siquiera podemos saber cuál de los dos argumenta mejor y lo único que hacemos es solazarnos en nuestros propios pensamientos.
Para mi que un judío es un ser humano pleno y total es obvio, que la biología implica la pertenencia a un sexo determinado también y que el niño nace en el seno de una familia lo mismo. Si no es así un judío puede ser cualquier cosa, un ser humano carece de aparato reproductor y un niño puede nacer en un sindicato parido por el representante sindical y prohijado por todos sus miembros,
22/01/20 2:34 PM
  
Palas Atenea
Por otra parte tus argumentos no son válidos porque a Aristóteles y a Newton se les podrían demostrar muchas cosas si vivieran.
Por otra parte Galileo, Bruno y Galileo no investigaron nada sobre el "sistema social" porque eran astrónomos, no sociólogos. Razón por la cuál muchas de tus preguntas no van dirigidas a obviedades sino a otras cosas que ninguno de ellos puso en cuestión.
Evidentemente a Marx no se le puede demostrar la existencia del espíritu porque tal cosa no entra dentro de la categoría de obvio o todos los ateos estarían locos. La existencia de Dios es razonable, no repele a la razón, pero obvia no es o la Fe no sería necesaria, como no lo fue para el apóstol Tomás ante el cual el Resucitado se convirtió en una realidad que sus sentidos pudieron captar.
Nadie tiene la culpa de que no sepas hacer las preguntas adecuadas.
22/01/20 3:06 PM
  
ramosov
Palas Atenea:
He leído tu primer comentario y quería comentar sobre el mismo. En mi opinión no es que quede supeditado el feminismo a la ideología de género, sino que forma parte de ella como el abortismo y el homosexismo. La ideología de género sería un triángulo ideológico que se reforzaría por las conexiones de unos y otros: gran parte de las feministas son lesbianas y en ninguna zona del mundo está más en peligro la vida que en el vientre de una feminista. Al ser gran parte gays, el homosexismo estaría conectado íntimamente. El feminismo es más antiguo pero encaja bien en el grupo ideológico de género.
Lo que argumentas sobre los vientres de alquiler es correcto, pero todos estos grupos de tarados lo consideran algo secundario y es muchísimo más lo que les une. La enorme afinidad del feminismo con el abortismo y con el homosexismo les evidencia como enemigos del género humano.
El feminismo defiende no la mujer -eso dirán ellas- sino su ideal de lo que debería ser ella, que es una mujer desprovista en realidad de femineidad. Y a la mujer no la representan sino a la propia histeria feminista. Lo zafio, histérico y obsceno de las consignas feministas revelan todo su contenido “teórico”al respecto.
En realidad el feminismo es una idea de odio a la mujer, porque lo que más odian precisamente es lo que más ha caracterizado siempre a la mujer, que es la femineidad y la maternidad.


22/01/20 4:42 PM
  
Palas Atenea
ramosov: No tengo nada que objetar a tu razonamiento. Sin embargo hay feministas católicas que no quieren ser engullidas por esa definición y pretenden que todavía hay terreno para un feminismo sano, en mi opinión no queda ya ninguno, pero ellas verán que se puede defender teniendo en cuenta que las leyes ya no discriminan a nadie y que hoy en día decir que una es feminista puede ser malinterpretado.

22/01/20 8:25 PM
  
estoy cansado
Eris..., perdón, Palas Atenea.

1- Ni a Aristóteles ni a Newton se les podría demostrar nada, si “viviesen” hoy; simplemente porque entonces no serían ellos. Es un error extraer a esos personajes de su contexto histórico, y ubicarlos en una atemporalidad que los niega en su real ubicación y valor histórico. Si a Newton, no digamos a Aristóteles, se le hubiese presentado un joven afirmando la relatividad del tiempo y, por ello, poniendo en cuestión el principio de identidad; lo más cerca y dente para donde lo habrían mandado es para el zipote…
2- Una mano negra puso “social” en vez de “solar”. De todas formas, el contexto no da lugar a dudas. Se aborrecen esas argucias de leguleyo. Afortunadamente ya en el mundo jurídico la semántica esculcada con pinza y lupa, está dando paso a la contextualizada en función de la verdad. Ética intelectual, la llaman algunos ¿Qué postura moral tendría un católico al respecto?

3- Es obvia la imposibilidad de convencer a Marx, en su tiempo, de que lo espiritual impera por sobre lo material; porque precisamente todo su pensamiento se fundamenta en lo contrario de esa postura.

4- ¿Cómo alguien puede evangelizar eficazmente afirmando de plano que la “biología” constituye una “barrera infranqueable”, a un grupo de jóvenes acaban de “leer” fragmentos del código genético; regado una planta de tabaco que “alumbra”, por los genes prestado de la luciérnaga; con bufandas de lana de ovejas clonadas desde una célula; y cargando bebes inmunizados genéticamente contra el VIH? . Con razón la crisis de catolicismo. Negando perogrulladas, falseando obviedades y descalificando verdades, se pone calicanto a la verdad de Jesús. Así mejor quedarse callado; al menos por falso no pasa…

5- El propósito de buena fe de estos entreveros de perogrulladas y "obviedades", es aproximarse a la verdad; los demás es soberbia y vanidad intelectual; y en esa no me anoto.
22/01/20 11:52 PM
  
Palas Atenea
!. ¿Y eso que tiene que ver con una obviedad?
2. Pasemos la dos por el error cometido.
3. La dificultad de convencer a Marx de la existencia del espíritu no se debe a que su postura fuera contraria al espíritu sino que elaboró su postura porque la existencia de Dios, al no poder ser demostrada empíricamente, no le impidió elaborarla. No era obvia.
4. En esta diferimos. Para ti que la barrera de la biología es infranqueable no es una obviedad, es decir que piensas que el aparato reproductor y las posibles consecuencias que eso pueda tener en la psicología femenina y masculina no son barrera para nadie porque no están claras, no son obvias. Sin embargo tú escribiste esto en otro blog:

"Y uno de esos secretos es que la verdadera contraparte de tu polémica, eres tu misma. Es como si necesitaras enfrentar cierta timidez o inseguridad intelectual , tal vez debida en parte a tu condición de mujer, para reafirmar la capacidad que evidentemente tienes...
¿Ahora me entiendes menos? Eso no importa, pues yo me entiendo".

Pues para no tener claro las diferencias sexuales entre hombre y mujer y pensar que no son obvias le colocaste a una señora un rotundo calificativo de inseguridad intelectual por el hecho de ser mujer.????cuando, precisamente, decirle a alguien que su inseguridad le viene de su sexo no es nada obvio. Y acabaste con "yo me entiendo", que repites mucho, y así debe de ser, porque yo en razón a la inseguridad que me produce mi condición de mujer, no obvia, no suelo entenderte. Y hay hombres que, debido a la inseguridad que les produce su condición masculina tampoco te entienden. Pero tú te entiendes.
"El propósito de buena fe de estos entreveros de perogrulladas y "obviedades", es aproximarse a la verdad; los demás es soberbia y vanidad intelectual; y en esa no me anoto". ¿Estás seguro?

23/01/20 2:03 AM
  
Palas Atenea
Veo que tus razonamientos van por el criterio historicista hegeliano (no es que Hegel dijera eso pero dio paso a múltiples posibilidades). Lo que implica que un judío será o no persona según en el siglo que viva; que un hombre será un hombre según la época y que un niño tendrá parientes según los tiempos. Si se da la conjunción de no saber definir a un ser humano, el sexo de una persona y que una criatura ya no pueda utilizar vocablos como madre, padre, hermanos, abuelos o tíos, habremos llegado a un tiempo en que seremos otra cosa. La reproducción sexuada no será la que utilicemos, ya ni siquiera seremos mamíferos y vaya usted a saber si nos han salido antenas o tenemos los pies palmeados. Es un futurible, pero lanzar la imaginación hacia lo desconocido es hacer utopía. De momento las obviedades que he apuntado siguen siéndolo.
Por cierto como Jesucristo vino a redimir al Hombre y éste ya no lo es, un cristiano no tiene la menor duda que antes que se produzca tal metamorfosis Cristo vendrá como nos prometió. Un humanoide no es un ser humano, eso es tan obvio como que un judío, un etíope, un chino o un pigmeo si lo son estén en fase embrionaria o terminal, sean genios o discapacitados. El término los cubre a todos, obviamente.

23/01/20 9:28 AM
  
Palas Atenea
Lo que es obvio y lo que no lo es no es asunto baladí: es obvio que Madame Curie fue una mujer porque parió a su hijas y cumplió con su rol femenino en su familia como cualquier lavandera (sus hijas nunca se confundieron y le llamaron "papá), en cambio no es obvio que Pierre Curie fuera mejor científico que ella ya que su carrera no paró por la muerte de su marido, tiene un puesto destacado como física-química y ganó un Nobel en solitario. El que existan reputadas científicas hace que no sea obvio la capacidad de los hombres y la incapacidad de las mujeres para la ciencia. Por lo tanto que la diferencia sexual establezca diferencias entre los dos sexos es plausible pero no obvio y esas diferencias siempre pertenecerán al terreno especulativo.
La existencia de Dios y del espíritu es razonable pero tampoco obvia ya que no hay manera de probarlo por métodos empíricos, por eso Marx elaboró una teoría en la que Dios no tenía ningún papel y millones de personas le siguieron. André Frossard, sin embargo, que venía de una familia comunista y no tenía relación ninguna con la religión, experimentó una conversión súbita., lo que indica que el proceso puede ser reversible precisamente porque no es obvio.
El que los Cristianos sigamos a Jesucristo, que se encarnó en un momento de la historia y murió en otro momento de la historia, y aún así pensemos que su mensaje es actual indica que no somos historicistas y que la sustancia no es afectada por el tiempo. El mensaje de Jesucristo es el que es y no puede ser reinterpretado según las épocas. Tal vez sea posible hacer esto para un deísta, pero no para un cristiano.
Dios creó hombre y mujer y esto es obvio, y lo es también según la teoría darwinista que está cimentada en que la cima de la evolución la constituye la reproducción sexuada. El suponer que la evolución nos lleve por otros caminos es una utopía no demostrada porque, si así fuera, daríamos en otra especie y el evolucionismo no llegó más allá de los mamíferos que son la cúspide de la evolución. En ese caso, como Jesucristo vino a salvar al hombre al que el creó, si se demostrara la conversión de la sustancia que conforma al hombre en otra el cristianismo habría fracasado, desde luego, pero tampoco ninguno de nosotros entraríamos ya aquí como lo que somos, los que entraran aquí pertenecerían a otra especie con la que ya no compartiríamos nada.
Es una hipótesis que no entra en mi campo porque soy cristiana y creo firmemente que, cuando el hombre pretenda destruirse a sí mismo (que puede precipitar el Apocalipsis), Cristo vendrá en toda su Gloria y pondrá orden en el caos antes de que el hombre se autodestruya por puro nihilismo. que es el camino que ciegamente hemos escogido.
Que Adán y Eva fueran creados del polvo de la tierra o si ese polvo lo constituía un animal anterior a nosotros no me importa, pero el soplo de Dios nos hizo hombres y no podemos saltar por encima de nuestra sombra comiendo del fruto del Bien y del Mal. No somos omnipotentes y la vamos a pifiar por pura soberbia.


23/01/20 3:37 PM
  
Ramontxu
Efectivamente, eso es lo que quería decir: que inventas y modificas definiciones, con lo que tu discurso pierde su sentido. No está claro si criticas el generismo o, por el contrario, lo que tú dices que es el generismo. No se sabe si criticas (o defiendes) algo real o algo que sólo existe en tu imaginación.

----------

LA

Así es, la ideología de género inventa y modifica definiciones de tal modo, que no es posible saber si lo que defiende es algo real o (más bien) algo que sólo existe en su imaginación.
23/01/20 4:08 PM
  
estoy cansado
Eris - Palas Atenea.
3- El razonamiento es al contrario. Marx asume el predominio del existir material por sobre el espiritual, y por ello, por ello, el problema de Dios queda subsumido al imperio de la razón; de allí la soberbia del marxismo: El ser humano puede ser Dios. Siendo desde esa falaz pretensión, que se explica el porqué la revolución marxista termina mordiéndose la cola, "devorando a sus hijos", como tu abuelo Cronos.

4) Se confunde gimnasia con magnesia, el todo con la parte, el contexto con el texto... Tema a explicar con calma y paciencia en otra oportunidad.
--------------------------------------------------------------
Respecto a al comentario citado, se omite la aclaratoria subsiguiente:

"Resulta crónico el afán de argumentar contra un "hombre de paja"...
Es de Perogrullo que la "condición de ser mujer" implica una carga cultural que pesa intelectualmente.
Le escuché a una niña de ocho años esta reflexión: ¿Por qué no puedo jugar con un carrito? ¿Acaso las mujeres no podemos manejar? ¿No existen mujeres ingenieras que diseñan carros; y mecánicas que los arreglan? ¿Y las mujeres que "manejan" aviones?
Me contaba una mujer ya de avanzada edad, que de adolescente deseaba estudiar ingeniería de telecomunicaciones, pero su padre no se permitió, porque la mujer no tenía cerebro para esas cosas de los hombres...
A esa carga cultural es a lo que me refería..."
"La primera condición para comunicar algo, es conocimiento y compresión de lo que se dice; su coherencia lógica, así esté errada."
---------------------------------
Lo otro:
Imaginemos que en esto momento se aparece Napoleón en las afueras de Madrid, preguntando por su caballería y buscando a "Pepe botella"... Ese pobre terminará donde hubo debido estar: en un manicomio.
Napoleón fue una expresión histórica; fuera de su momento simplemente no es Napoleón.
Esa “desubicación2 histórico evolutiva ocurre incluso dentro del lapso del breve existir material humano: el joven entiende y quiere cambiar su mundo; mientras que el anciano no comprende un mundo que le es ajeno y se le escapa día tras día.
Einstein abrió las puertas hacia un mundo cuántico, cuya amplitud y posibilidad terminó por renegar…
No digamos de Aristóteles, inmenso, gigantesco, prodigioso pensador; pero en su época… Si apareciese hoy en cualquier calle…, al pobre habría iniciar estudios primarios, secundarios y universitarios, como cualquier otro… en un mundo que no es el suyo, aquel donde él impera, desde donde su pensamiento ilumina al mundo…
Hasta en los deportes se observa esa desubicación: Las hazañas olímpicas de Johnny Weissmüller -el “Tarzán” del cine- cada rato son superadas por atletas de tercera categoría…
En eso consiste la ventaja y posibilidad histórica evolutiva del ser actual, como la tuvo Aristóteles en su tiempo, la facultad más hermosa del ser humano: ser posibilidad de todo lo posible, resumida en un propósito de fe hacia una sola verdad: Dios.
Ahora comprendo de dónde la incapacidad de Palas Atenea para dar respuesta a la inquietud de la referida “señora”, respecto de la moral; pues nadie puede explicar lo que desconoce y menos practica…
23/01/20 6:06 PM
  
Palas Atenea
Supongo que ésta argumentación tuya es perfectamente aplicable a Jesucristo que, si se encarnó, necesariamente tuvo que hacerlo en una época determinada, como ya han pasado más de dos milenios de tal suceso su doctrina, que tuvo que ser dirigida a personas de su época, tiene que estar desfasada. Es verdad que es el Hijo de Dios, Segunda Persona de la Santísima Trinidad, pero tuvo que adecuarse a lo que en el S. I había en su entorno y no sabemos por qué eligió aquella época y no otra para que su doctrina se propagara por el mundo eligiendo para ello a personas como los apóstoles que, si entonces no eran sabios, ahora tendrían que ir al parvulario. Si eres cristiano eso debe de suponer un problema para ti.
Si lees a Bernal Díaz del Castillo, que es del S. XVI y persona del común según su propia definición, percibirás que tú y yo escribimos bastante peor que él y con un vocabulario mucho más pobre. Lo que es bastante sorprendente porque con toda probabilidad ambos tenemos más estudios que lo que un soldado de fortuna de aquellos tiempos pudiera tener. Tanto Javier Marías como Arturo Pérez Reverte hacen grandes elogios de su crónica de Indias sin añadir una nota a pie de texto diciendo: "Naturalmente esto ya solo lo pueden leer los niños menores de cinco años"
Tu manera de pensar es muy común hoy en día pero no veo qué tiene que ver eso con la moral de nadie. Yo no cuestiono tu moral, cuestiono tus razonamientos porque es perfectamente posible no ser historicista aunque esa corriente sea la dominante. La acumulación de conocimientos puede hacerse en la ciencia, pero la ciencia no lo es todo y en las artes la acumulación de conocimientos no produce el mismo efecto porque, por mucho que se haya perfeccionado la técnica que usan, ningún músico de hoy día puede decir que es superior a Mozart y enviarlo al conservatorio y nadie insinuará que Velázquez haya sido superado por los alumnos de la Escuela de Bellas Artes. Por eso has evitado mencionar el Arte, pero esa teoría tendría que funcionar en todos las expresiones humanas y con el espíritu hemos chocado, amigo Sancho.
23/01/20 10:03 PM
  
estoy cansado
Eris - Palas Atenea
No se ha dicho nada del arte. Eso es otra cosa. La capacidad de expresión artística escapa a esa temporalidad histórica; pero no así el arte en cuanto concreción material, que está sometido a criterios técnicos y culturales, en sentido amplio. P. ej., Picaso o Chagall en la Florencia renacentista serían orates desperdiciadores de pigmentos, lienzos y óleos...
El problema es que no has percibido el criterio matriz en lo expuesto, pese a los sencillos ejemplos aportados. No se le pueden pedir peras al olmo ...

Y ni el Jesús hombre, el de carne y hueso, el que viste y calza; obviamente tampoco escapa de la temporalidad histórica evolutiva. ¿ O es que el estilo y contenido descriptivo bíblico, no están históricamente circunscritos?
En nuestra actualidad Jesús a lo mejor sería un refugiado; y en el futuro los textos bíblicos los habrían de recopilar desde la web, o de la Wayback Machine...
No se argumente de su función y obra espiritual, que es de cualquier tiempo por siempre.

Es que son criterios tan elementales y obvios, que el negarlos cuando menos resulta necio.

La moraleja es que nuestro existir concreto material y su significados, está está circunscrito evolutiva e históricamente; más nuestra existencia espiritual trasciende tiempo y espacio hacia un propósito que ilumina e impulsa una existencia siempre plena eternamente posible.


24/01/20 1:23 AM
  
Palas Atenea
Pues si la experiencia espiritual trasciende el tiempo el progreso indefinido de la humanidad no se da, a no ser que se llama progreso indefinido a la ciencia y la técnica cuyos avances quedan fijados y son la base de los siguientes. No se puede especular sobre lo que sería Jesús hoy en día porque vino una vez en un tiempo definido.
El espíritu-el que los materialistas niegan-no trabaja como la ciencia, hay periodos de gran energía espiritual-como el tiempo en que nació Jesús-y periodos de decadencia en el que estamos. Sorprendentemente, y después de tanto presumir sobre la ciencia, resulta que ideologías como la nazi, que adoraba la ciencia-varios premios Nobel de Física fueron nazis o les ayudaron-se saca de la manga un odio irracional a los judíos y pretende fundar con eso una antropología; ochenta años más tarde nuestra sociedad se saca de la manga la ideología de género, sin base científica alguna, y el mundo de la ciencia está mudo.
Ni había criterios científicos para decir que los judíos eran subhumanos y los eslavos de raza inferior ni tampoco los hay ahora para basar en nada el LGTBI. ¿Qué hace la ciencia? Nada.
La ciencia parece impotente para frenar las aberraciones, lo que hace es concentrarse en lo suyo y si la ideología se mete en su terreno se calla. Porque habrá montones de urólogos atendiendo a "señoras" con problemas de próstata y montones de ginecólogos (tendrán que cambiarse el nombre) atendiendo a "señores" con problemas de útero, lo cual es un nosense evidente. ¿Que piensa un urólogo cuando entra una mujer perfectamente maquillada con un problema de próstata? No puede pensar de ningún modo que es una mujer si está viendo una pieza clarísima del aparato reproductor de un hombre. Por la misma razón un psiquiatra podría creer que el que tiene delante es Donald Trump...si él lo dice.
Y con eso hay que vivir.


24/01/20 10:52 AM
  
estoy cansado
Eris - Palas Atenea
Resulta asombroso ver cómo la ausencia de soporte conceptual firme, imposibilita la comprensión de realidades tan obvias.
La obra espiritual humana es potencialmente plena y trascendentalmente posible. Valga decir, cada actualidad implica al ser humano la posibilidad existencial plena, y a la vez constituye el sustrato para otras posibilidades...
De ese criterio se puede hilar mucho..., pero solo nos detendremos en algunos ejemplos:
El "Solo sé que nada sé" perdura y perdurará por siempre; aunque por su enunciado se evidencia la inmensidad de conocimiento que media entre Sócrates y nuestra actualidad.
Aristóteles dominaba casi todo el saber de su “mundo”; pero hoy, solamente el dominar una rama de la ingeniería o de medicina o de física o de matemática o de astronomía…, le llevaría toda una vida. Su obra genial, hoy es sustrato de otras posibilidades existenciales. Eso es evidentísimo.
Los experimentos y la base teórica manejada por Volta, hoy es patrimonio formativo elemental de cualquier estudiante de educación secundaría. Igual ocurre con Arquímedes, de quien a su genial enunciado de vigencia perpetua, desde cada actualidad se le opone un increscendo: ¿Y, y…? Y así por el estilo…
Lo que ocurre es que nuestras sociedades han perdido la capacidad de asombro ante el saber; la novedad hecha rutina. P.ej., la telefonía móvil, enlazado una red comunicacional que abarca a todo el planeta…, y constituye un prodigo tecnológico, sociológico, político y cultural tan inmenso, que hemos perdido la perspectiva de su posibilidad al bienestar humano.
Resulta insólita indiferencia generalizada ante el hito histórico evolutivo que implica el siglo XX para la humanidad. Alábese y recrimínese, afírmese o niéguese, lo que sea; pero es una realidad que le ha tocado atestiguar a éste ser humano; si no la protagoniza es porque no ha tenido la capacidad para ubicarla y comprenderla en todas sus dimensiones, posibilidades y significados.
Es que es un síndrome endémico en la sociedad contemporánea, la desubicación que adolece Palas Atenea respecto de la evolución histórica del saber humano y, por ende, la incomprensión de los procesos que conforman la cultura humana. Y contra eso no vale acetaminofén…
Esa desubicación e incomprensión… se patentiza en causa y efecto del problema social de la ideología de género; que en sana lógica no debería ser tal…
24/01/20 7:01 PM
  
Palas Atenea
¿Mande?
24/01/20 11:40 PM
  
estoy cansado
Eris. Palas Atenea.
¿Te das cuenta? En eso han terminado desde siempre los criterios enfrentados.
Esta fue una excepción a la regla: las posturas ideologicas asumidas no se discuten, se exponen y ya; pero requeria data para algo que tengo tiempo escribiendo, y este entrevero me ha de servir.

Solamente añadiré que cada día me convenzo más de que el problema de la sociedad contemporánea es sobretodo de actitud moral ante el conocimiento. A partir de esa sustanciacion ética, el saber humano adquiere otro significado y dimensión histórica evolutiva. Siendo este el punto que oculté hasta el final, tratando de llevar a él,.; pero no es tan fácil asumirlo, en una sociedad del conocimiento, y no el conocimiento en función del bienestar del ser humano y de la sociedad.
Un placer. Atte.
25/01/20 4:59 AM
  
Palas Atenea
Naturalmente, si los criterios enfrentados van envueltos en frases sin significado y nonadas acabarán en soliloquios autosatisfechos. Yo busco alguien que tenga algo que decir, no a quién se siente encantado con el eco de su propia voz, como narciso. Creo que mi criterio está claro, pero el tuyo no y, después de ires y venires dices que ocultaste, no ocultaste nada, si yo no te hubiera dicho que el arte, como expresión del espíritu, no está sujeto a las leyes del progreso te habrías callado totalmente. ¡Menos lobos, Caperucita! Si hay alguien aquí que pueda poner en claro estos primores estilísticos de los que haces gala que haga el favor de traducirlos al román paladino. ¿Hay por aquí un traductor al castellano del lenguaje cansadino?, hágame el favor, sea señor, señora o señore. A mi me entiende todo el mundo, tanto el que está de acuerdo conmigo como el que no, pero a ti solo te contesto yo porque tu "argumentación" sirve a tirios y a troyanos. En realidad no entras para dejar nada en claro, entras para lucirte.
El placer ha sido mío, caballero.
25/01/20 3:56 PM
  
estoy cansado
Eris. Palas Atenea
Lo que dices del arte, lo he escrito y publicado desde que era estudiante... Precisamente, mi postura nació desde lo espiritual hacia lo material, hechos un solo acontecimiento existencial. En verdad no es difícil de asimilar; tal vez una que otra migraña, pero no mal de morir.

De mi parte el experimento fue todo un éxito. Aquella expresión que ocupó todo un comentario, fue espectacular. Esa corta frase, bien valió el esfuerzo. Surgida de incomprensiones no comprendidas, desde redes neuronales exigidas más allá del confort y ego intelectual; patentiza el síndrome endémico de la desubicación moral e histórica evolutiva ante la voraigne del conocimiento hecho fin, que padece la sociedad contemporánea.

El decir y hacer las cosas para que a la sociedad le agrade o entienda de primera, ha hecho la sociedad que tenemos. Una sociedad donde se discute de todo, pero dentro de los linderos de un criterio uniforme que termina en un círculo vicioso en donde el bien hace de capirote a la maldad. Una sociedad donde llamar a lo moral es demodé, anticuado, retro... Una sociedad con pensadores anclados en un ayer que no volverá o naufragados en un océano de conocimiento sin norte existencial. En esa sociedad, todos entienden a todos, pero al final nadie entiende nada.

El problema es que vivimos una transición existencial sin parangón en el homo sapiens, determinante de un vuelco radical en la concepción, desarrollo y evolución de la vida humana, cuyas primeras contradicciones apenas comienzan a emerger. Mientras, la preocupación de los muchos, es que les entiendan lo que ellos no comprenden.
Está en crisis el conocimiento en la sociedad contemporánea; huérfano de moral, expósito de buen juicio y bastardo en propósito. Así pues, el problema es comprender el problema.

No existe tarea más frustrante que pretender cambiar un paradigma, al cual, de suyo y de cualquier forma, todos obedecen pero ninguno lo reconoce; resultando en una ignorancia colectiva falazmente sobrevenida y un escepticismo generalizado y camuflado de impotencia ante un mundo que "es así"; cuando no se le rehuye a la verdad con un destemplado y aleccionador: ¿Mande?

Ojalá el ser humano pueda construir una sociedad donde mande la moral e impere lo espiritual a lo material; antes de que la soberbia, la ignorancia y la desidia lo lleven a un callejón evolutivo sin más allá y sin retorno posible. Dios lo quiera.

Un abrazo y un beso, carísima Palas. Cuídate hija, que haces falta.
25/01/20 8:44 PM
  
Palas Atenea
La exposición, por primera vez, es clara, pero tus largas parrafadas sobre la desgracia del pobre Aristóteles por no haber conocido la teoría de la relatividad no eran preludio de este desenlace.
Percibo la ironía de tus buenos deseos y la acepto. Mi vanidad hace tiempo que se fue por el desagüe, razón por la cual sé que no hago ninguna falta excepto, quiero pensar, para poquísimas personas que pudieran notar mi ausencia.
Cuídate tú también, como no sé quién eres lo que hayas escrito o publicado me es desconocido, pero, siendo más joven que yo, te deseo mucho éxito. Y gracias por aceptar el debate con una ex-maestra de escuela que jamás escribió más que un cuento para niños que nunca se publicó.
25/01/20 10:38 PM
  
estoy cansado
Palas Atenea.
Si todos los maestros fuesen como tú, el mundo estaría salvado.
Por favor, no digas ex maestra, pues considero que el magisterio es una vocación sin posibilidad de retiro; prueba de ello, es lo que haces en este sitio web, maravilloso tu aporte.
Además, para los alumnos su maestro lo será por siempre. Hace tiempo vi una escena conmovedora: Un alumno se encontró con aquella maestra de sus primeros años, ya rondando ésta el siglo de vida; y el trato y el respeto y el aprecio mutuo, fue de maestra y alumno...

Con la más sentida admiracion, aprecio y respeto. Atte.
26/01/20 4:33 AM
  
Palas Atenea
Cierto, lo es, después de mucho Pestalozzi y mucha María de Montessori, llegué a la conclusión de que un maestro es, sobre todas las cosas, un comunicador, y para ello necesita tener un don especial. Es más un arte que una ciencia y en las Escuelas de Magisterio no pueden sustituir eso, como bien dice la célebre frase de la Escuela de Salamanca: "Lo que natura no da Salamanca no procura", o algo así.
Eris hacía su trabajo, los dioses griegos no son babilónicos y por lo tanto tampoco maniqueístas, cada uno de ellos representaba cosas a veces contradictorias, también Palas Atenea, aunque fuera diosa olímpica y no tónica. Hay muchas Erinias volando que no percibimos por haber perdido el don de la sabiduría.
26/01/20 11:05 AM
  
estoy cansado
Lo he repetido un millón de veces: Los "demonios" tienen un poder comunicacional y, por ende, de manipulación inmenso.
Todo, absolutamente todo lo que hacen, dicen o muestran, está diseñado para pervertir las conciencias en función de sus propósitos...
De allí la fortaleza social de las aberraciones de la ideología de género...

Por lo que es prioritario dotar a la sociedad, principalmente a los maestros, de instrumentos para enfrentar a estos demonios de carnes y huesos y nombres y apellidos...

¿Que no vienen con todo, en todos los órdenes de la vida social? Para muestra, en cierre de este compartir criterios y a propósito de maniqueismos, te dejo este botón:

Fuente: Revista Muy Interesante.
Sección: Reflexión del domingo, 26 de enero de 2020
Medio: Correo electrónico.
Carácter deontológico: Posible publicidad camuflada de "opinión libre". La conciencia tarifada.
-----------------------
En Profundidad
Por Enrique Coperías
La era sintética

Hay tanta gente cuya fe en la Biblia es tan absolutamente literal que se queda de piedra cuando descubre que las historias bíblicas apenas tienen fundamento. Muchos estadounidenses no saben que prácticamente todo lo que aparece en el Antiguo Testamento carece de base histórica y de pruebas que lo sustenten. No solo lo relativo a Adán y Eva o a Noé. No hay ninguna evidencia que apoye la existencia del episodio de la esclavitud de los judíos en Egipto, por ejemplo. "Todos caemos en algún grado de irracionalidad”, nos cuenta el etólogo y divulgador científico Richard Dawkins en la entrevista que publicamos en la revista Muy Interesante de enero, donde profundizamos en su último libro Superando a Dios. Guía para principiantes. Te la recomiendo encarecidamente. En ella, Dawkins advierte de la fuerte implantación que tienen la religión y el creacionismo y el diseño inteligente en algunos países; incide en su cruzada contra esa inercia por la cual cada generación transmite sus supersticiones a la siguiente; y justifica el gran espacio que dedica en su nuevo libro a los errores históricos e imprecisiones de la Biblia, su inconsistencia y falta de lógica. Y no escatima una línea en convencer a los lectores de que la teoría de la evolución es hermosa y elegante, explica todos los hechos y desmonta automáticamente el diseño inteligente.
26/01/20 5:01 PM
  
Alex
Lo siento estoy cansado, pero lo que dices sobre que todo lo que aparece en el Antiguo Testamento es históricamente falso es mentira. Por citar un ejemplo, H.W.F. Saggs, profesor de lenguas antiguas, observa en sus escritos académicos que:
'' La mención de la ciudad de Ramesés en Éxodo 1:11 en tanto que localidad de almacenaje, construida en parte por los esclavos israelitas, ofrece de hecho un indicio cronológico, dado que [hoy] es sabido que Ramsés II construyó una ciudad, Per-Ramsés [i.e., Pi-Ramsés], la cual se corresponde con el nombre proporcionado por la Biblia. Ello tiende a posicionar la esclavitud [de los hebreos] en Egipto y su salida de ese país en el siglo XIII a.C. Es en ese mismo siglo que ocurre la primera mención extra-bíblica de Israel. Se trata de una inscripción del sucesor de Ramsés [II], Merenptah."
Hay quienes creen que esta hipótesis concuerda con los recientes descubrimientos arqueológicos en Tell el-Daba y Jericó. Por otro lado, Dawkins no es historiador y ya se sabe como es él en cuestiones de religión...
26/01/20 10:58 PM
  
Palas Atenea
¿Y me llamas a mi Eris? Lo tuyo no tiene fin, creía que habíamos acabado. Anda sigue tú solito con tus neuras...si es que no te puedes fiar de nadie, en cuanto te descuidas aparece el síndrome de lo que sea,¿ Richard Dawkins después de hablar del espíritu?
Tendría que haberme dado cuenta de que alguien con ese prólogo no puede llegar a ese epílogo. ¿O sea que la revista Muy Interesante? Lo que me faltaba.
26/01/20 11:29 PM
  
Palas Atenea
O...espera, ¿quieres decirme que este artículo es maniqueo y lo pones como fuente de manipulación? Creí que lo aportabas con la intención de probar lo contrario de la conclusión a la que habíamos llegado. Lo he leído demasiado deprisa, perdona.
El artículo es uno más de los muchos que se escriben que son legión, como los demonios, y, además, su proliferación ya es imposible de parar debido a los medios de difusión que hoy en día tenemos. El problema es que para las mentalidades actuales son más fáciles de entender que razonamientos más complejos.
Los niños parecen nacer con un escepticismo enorme para aceptar la Biblia y con una receptividad enorme para creerse cualquier explicación que le digan que es científica. El peyorativo nombre de "Grandes Relatos" que han colocado a los libros sagrados hace que incidan en la misma pregunta: "¿Esto es un cuento o es verdad?" dándole al concepto de verdad el significado de demostrable empíricamente.
En cierta ocasión me preguntaron eso sobre La Iliada y yo le contesté:
-No sabría decírtelo, sin embargo puedes visitar Troya si quieres.
-¿Y cómo voy a visitar una ciudad inexistente?.
-Es que la ciudad existe, la encontró Heinrich Schliemann siguiendo el relato de Homero y fue quemada tal como él lo relata.
Y se quedó cabizbajo y sin saber qué pensar.
Es decir no distinguen entre Libro Sagrado, leyenda, cuento, mito o fábula, lo ponen todo al mismo nivel; pero si viene alguien con una "verdad científica" entonces se creen todo lo que dicen aunque la explicación resulte tan "mítica" como la misma Biblia.
La teoría de la evolución no tuvo ningún rubor en tratar de explicar comportamientos excepcionales a partir de un gen altruista que nadie ha visto. Lo mismo que el LGTBI trata de explicar su teoría con argumentos flojísimos.
El Canal de Historia está lleno de ovnis, supuestos lugares donde se oculta la Atlántida y reportajes de este tipo siempre de la mano de supuestos científicos.
La palabra ciencia es un trampantojo engañoso que explica lo divino y lo humano y tan prestigioso que ¡quién lo dijera! sirve para engañar.
Es decir que el niño listo que no cree en los Reyes Magos cree en Richard Dawking y su "gen egoísta".
Y los padres que no enseñan a sus hijos ni Cristianismo ni leyendas griegas los entregan al primer pseudo-científico que empiece a hablar de demostraciones inexistentes. En cuanto se oye la palabra "ciencia" todo el mundo le da el mismo valor que si se tratara de la Ley de la Gravitación Universal y así se construye un mundo lleno de "relatos científicos" sin validez alguna y que lo explican todo.



27/01/20 1:17 AM
  
Alberto GT
¿Qué resñpnder a los que dicen que el sexo no puede basarse en XX y XY solamente porque hay mutaciones con XXY, etc o porque los transexuales tienen el cerebro con corteza más parecida a la del sexo clntrario?

-----------

LA

Como sucede con el resto de patologías genéticas, toda alteración cromosómica es considerada una enfermedad en medicina. Lo mismo ocurre con los cromosomas sexuales.

¿Podría aportarme algún estudio donde se demuestre que la corteza cerebral de un transexual es más parecida a la del sexo opuesto?
27/01/20 3:22 PM
  
felipe
He oído decir que hay personas en las que algunas células són XX y otras son XY (sin más alteración cromosómica), y que se pueden reproducir. Eso se podría considerar un tercer sexo (mezcla de los dos)..........¿es eso una realidad o un malentendido?
Quizás el autor pueda aclararlo.
Muchas gracias.

--------------

LA

Todas las células del organismo, salvo los gametos (células de la reproducción) tienen la misma carga genética, y por tanto, los mismos cromosomas. Si fuera tan amable de indicarme alguna referencia para lo que afirma, podría responderle con más exactitud.
Un saludo.
27/01/20 4:59 PM
  
estoy cansado
Ahora sí parió el burro...
Ya me harté. Todo tiene su límite.
Con tanta habladera de paja no se llega a nada -que disculpen los castos oídos-
Para seguir razonando como un orangután y actuando como un osito panda, frente a la problemática social; mejor clausurar la racionalidad humana, darla de baja, abrogarla, declararla en huelga y juerga, o simplemente formalizar la renuncia a ella.
¡¡¿Qué pasa?!!
¿¡¡Qué pasa con lo moral!! ¿¿Que se lo lleve el demonio??
¡¡¿Qué pasa con el prodigio de nuestra racionalidad?!! ¿¿Nos declaramos ineptos para ejercerla y la terminamos de echar a la basura??
¡¡¿Qué pasa con nuestra dignidad?!! ¿¿La usamos y reponemos cual preservativo??
¡¡¿Qué pasa con nuestro ser humano?!! ¿¿Le damos la razón a Hobbes??
¡¡¿Qué pasa con la sociedad?!! ¿¿Estaba en lo cierto Marx, en que lo espiritual claudica ante lo material??
¡¡¿Qué pasa con el don maravilloso de la vida?!! ¿¿Acaso nos vino en empaque de detergente??
¡¡¿Qué pasa con Dios?!! ¿¿Lo hacemos mayordomo, siempre disponible en permuta por el rezo y la oración??
Importa un comino lo que piense o haga o cacareé fulana o mengano; ¡¡¡En esa no me anoto!!!
27/01/20 6:20 PM
  
estoy cansado
A quien le interese, aporto al análisis del artículo en cuestión:
a) No es reseña de obra literaria, pues el autor no se escinde lo pertinente del contenido de la obra; pareciendo más bien la recomendación de un libro de cabecera.

b) El asunto no es de creacionismo vs evolucionismo; falsa contradicción que no debe hacer mella alguna en la fe católica; antes bien,la reafirma, pues en donde el evolucionista ateo encadena la verja, el creyente la abre en toda posibilidad hacia Dios.

c) La cuestión está en el absurdo de pretender validar una teoría científica, descalificando el fundamento de fe de una religión; algo que no tiene lógica... a menos que ... se haya procedido deliberadamente...

d) Que una revista tecnológica haga llegar un domingo, dentro de determinadas circunstancias políticas, un mensaje con semejante carga de ricina ideológica; con toda justificación lleva pensar de mal para peor...

e) Ninguna sociedad de capitales, editorial, en este caso, afecta a un sector de sus lectores o usuarios, de gratis, ni publicita un libro a cambio de nada, y mucho menos asume el "testigo" de su ponzoña ideológica y lo tele-dirige a cientos de miles de lectores, por buenos samaritanos.

d) Tres posibilidades se visualizan aquí, con claroscuros y difuminados que se quieran:
1- La publicación responde a una directriz a cuenta y cargo de los accionistas, en función de intereses políticos, religiosos, etc.
2- La publicación surge de un encargo publicitario "local"; un pago por reseñar un determinado libro en determinada forma. El caso usual del periodismo mercenario. La conciencia tarifada.
3- La publicación deviene de un lobby internacional; desde el cual se concibe y financia la obra, y se "coloca" en diversas expresiones sociales a través de los factores de poder local interesados.

e) El propósito contextual de la publicación no es el de retrillar que si creación o evolución...; sino el cuestionar, por contraste tendencioso, la autenticidad del documento histórico- sagrado fundamental a la religión cristiana, y por extensión implícita, poner en duda la fe y la existencia misma de Dios; para así hacer de la persona, desguarnecida moral y espiritualmente, presa fácil de ideologizaciones que desvirtúen la vocación de fe, intrínseca al ser humano pero huérfana de lo moral, hacia ídolos de barro...

Así actúan los neo-demonios...
27/01/20 6:33 PM
  
Palas Atenea
Alberto GT: Eso que dices me suena al gen egoísta y el gen altruista. Con la supuesta ciencia se pueden hacer relatos mucho más imaginativos que con la historia de Alí Babá. Yo creía que toda afirmación científica necesitaba pruebas concluyentes. La respuesta está clara: "demuéstramelo y, además demuestra que eso no constituye una patología".
27/01/20 8:16 PM
  
Alberto GT
https://www.google.com/amp/s/www.abc.es/sociedad/abci-transexualidad-esta-cerebro-201211120000_noticia_amp.html

------------

LA

El artículo de investigación al que hace referencia el diario trata de un dato biométrico (el grosor de la corteza cerebral según el dimorfismo sexual), muy estudiado en las últimas décadas, desde que existe la resonancia magnética dinámica.

Diversos estudios sugieren que los transexuales presentan valores de diversos parámetros biométricos cerebrales más cercanos a su sexo psicológico que al biológico. Antes de ser tratados con hormonas sexuales, por supuesto. Porque las hormonas sexuales, como explico en el artículo, influyen enormemente en la forma y conformación cerebral, principalmente en los primeros años de vida (incluso en el feto), entre otros órganos "diana" en el cuerpo humano.

Pero el tejido cerebral, sobre todo la sustancia gris, es muy plástico, sobre todo en la infancia, que es la época en que aparece la transexualidad. Por tanto, la conformación de hábitos de vida y pensamiento espacial "femeninos" en varones biológicos podría ser la causa de esa forma "femenina" de su cerebro, y no al revés. Del mismo modo que una mujer que trabaje con sus manos puede acabar teniendo "manos de hombre". En este caso, la función conforma el órgano.

Lo que ningún estudio ha demostrado es que las hormonas sexuales en personas transexuales tengan cifras similares a las de su sexo psicológico y no a la del biológico (el propio artículo lleva a cabo esa medición y lo confirma). Por tanto, nos hallamos ante un trastorno psicológico y no una característica biológica, ya que los sujetos estudiados son todos adultos.
Aunque la muestra no es pequeña, como toda investigación, necesita que estudios similares confirmen sus resultados. Y por cierto que si uno lee las características de estudio, los sujetos del mismo han participado en otros muchos estudios españoles sobre disforia de género, con lo que la repetición de la misma muestra para diversos estudios puede comprometer su representatividad.

En cualquier caso, este estudio (que se inicia hablando de "desorden de género", es decir, llamando trastorno a la transexualidad) confirma dos grandes tabús para la ideología de género: en primer lugar que existe un dimorfismo sexual varón-mujer, no teniendo por tanto ninguna base científica la multiplicidad de géneros o el "género líquido", y por tanto vendría a reforzar la biologicidad fundamental del sexo. En segundo lugar, fuese de origen psicológico, o incluso si eventualmente se encontrase uno hormonal, la transexualidad serguiría siendo una anormalidad. De hecho, tendría tratamiento corrector, lo cual es un anatema para el movimiento LGTB.

Un saludo.

27/01/20 11:29 PM
  
Alberto GT
¿Y qué responder a los ideólogos de género que afirman que, debido a la diferente corteza cetebral (independientemente de cual sea la causa de tal hecho) los transexuals deben ser de su sexo psicológico y no el genital? Pues pueden argumentar que esas diferencias cerebrales demostrarían que els exo no debe ser determinadi por la genitalidad ni los cromosomas X e Y, sino por esa corteza, siendo así que justifican la mutilación de los transexuales.

Muchísimas gracias.

---------

LA

Ante todo, habría que hacer más estudios para confirmar si ese dato es veraz, porque no todos coinciden en las zonas más gruesas de corteza, ni en los resultados. No se pueden sacar conclusiones terminantes sin más datos y más contrastados.
Asimismo, deberían estudiarse esas resonancias magnéticas y esas mediciones a niños y niñas, para ver si nacen con semejante diferencia, y si los niños transexuales presentan ya la alteración del grosor de la corteza o no. No sé si se han realizado esos estudios. Si el dimorfismo sexual en la corteza ya aparece en niños pequeños, y los niños transexuales (cuando el problema es incipiente) no presentan características biométricas del otro sexo, es evidente que estas serían consecuencia de la heteroidentificación sexual, y no al revés.
En cualquier caso, siempre es más sencillo hacer coherente la identificación sexual con el sexo biológico que forzar a este último por medio de complejas cirugías y agresivos tratamientos hormonales a convertirse en lo que no es.

Un saludo.
28/01/20 1:03 PM
  
felipe
La información que le dí la tenía de oidas (a parte de tener pocos conocimientos de biología) , pero he conseguido el enlace que le envio porque creo lo encontrará interesante:
mediagraphic.com/pdfs/patrevlat/rlp-2011/rlp112e.pdf
saludos




-----------

LA

felipe, no puedo abrir esa dirección que me envías. Me sale error.¿puedes proporcionarme otra?
28/01/20 2:36 PM
  
felipe
Entrando en google con: Hermafroditismo verdadero. Un caso 46XY/46XX.

Los autores son V.E.Vilafraña y J.A.Blasco.

Salen varios casos. En uno de ellos leo que puede ser debido a la doble fertilización de un óvulo o a la fusión de 2 zigotos distintos XX y XY.......

----------

LA

Estimado felipe: este artículo habla de una patología que es el hermafroditismo, un caso de doble cromosoma XX y XY con testes y genitales embrionarios bilaterales. Hay muchas patologías cromosómicas de alteraciones de los cromosomas sexuales. Aquí puede ver un resumen, pero hay muchos en la red.
Por norma, son estériles. La mayoría tienen tratamientos quirúrgicos y hormonales bastante satisfactorios.

Las anomalías son anomalías. Es decir, patologías. El hecho de que procuremos a los enfermos un apoyo psicológico y evitar que sean discriminados por su enfermedad no convierte esta en una variante de la normalidad. Una persona que padece síndrome de Down conserva la misma dignidad que cualquier otra, pero tiene un defecto genético que le causa un síndrome patológico. Y así con cualquier otro problema genético clínico.

Todas estas anomalías son bien conocidas y estudiadas en medicina. No aportan mucho al debate de la ideología de género, que se basa precisamente en una independencia radical entre el rol sexual y el sexo biológico.

Un saludo.
28/01/20 11:50 PM
  
Luis Piqué Muñoz
¡Qué hermosa la Maternidad, qué bellas Palabras que la Mujer ¡la Princesita! No existe si no es por poder ser Madre ¡ser Madre! Así, para nosotros los Cristianos ¡y para el Hombre en general! la Santísima Virgen que sólo existe como Madre de Dios ¡la Sagrada Familia! Esto es lo que odia el Nuevo Nazismo feminista ¡Peor que el Nazismo! ¡la Pureza y Gloria de la Maternidad! ¡la Purísima! ¡Viva la Madre! ¡Viva el Amor! ¡Viva la Virgen! ¡Viva Dios!
04/02/20 5:41 PM
  
gringo
¿Qué "tratamiento corrector" tiene la transexualidad? ¿Quién lo hace y con qué resultados? .
¿Seguro que toda "anormalidad" es "patología"? Porque ser pelirrojo es una anomalía, estadísticamente son raros y su color se debe a un defecto de pigmentación, pero no creo que sufran una patología.
No comparo transexualidad con ser pelirrojo, pero es que me parece un poco agresivo considerar sinónimos la anormalidad y la patología.
En cualquier caso vemos que ser transexual no es un capricho ni una moda, y que hay razones hormonales y psicológicas. Y que ningún niño "normal" se va a volver trans por una charla en la escuela.

--------------

LA

El desarrollo psicológico de un niño y su proceso de autoaceptación no son comparables a la variedad de características físicas de una persona. La comparación más adecuada sería en realidad la de un niño pelirrojo que estuviese convencido de que es un moreno que nació con el pelo equivocado.

Que esta disociación entre autoidentificación sexual y sexo biológico es una anomalía, y de hecho una violencia hecha a la psique, da prueba que los transexuales adultos procuren modificar su cuerpo para que se asemeje al del sexo con el que se identifican, lo cual confirma que la armonía entre sexo psicológico y biológico es lo sano.

Los estudios coinciden en que al llegar a la adolescencia, el 80% de los niños que han manifestado indicios de identificación con el sexo biológico opuesto, acaban aceptando su propio sexo de forma natural. Para el resto de casos, y mientras no sepamos más factores físicos de porqué se produce esa disociación (se podría estudiar más ese campo), lo más rentable y eficaz parece lógico pensar que si es un problema psicológico, su resolución será psicológica.

Un saludo.
07/02/20 2:15 PM
  
gringo
Desde luego el tema es muy complejo.
Según psiquiatras infantiles como María Jesús Mardomingo, es cierto que la mayoría de niños con disforia de género, en la edad adulta llegan a estar de acuerdo con su sexo biológico, pero al mismo tiempo la mayoría de ellos tienen comportamientos homosexuales.
Ciertamente conozco una chica colombiana que de pequeña le gustaba sentirse como un chico, ahora no tiene problema en reconocerse como mujer y es lesbiana.
Así que tenemos por un lado el sexo genético, por otro el género psicológico y por otro el comportamiento sexual.
Y me atrevo a preguntar ¿la homosexualidad también es una "patología" como sinónimo de "enfermedad"?.

--------------

LA

Yo he conocido tres transexuales lo suficiente para comprobar que todos ellos presentaban otras alteraciones mentales como depresión o trastornos de la personalidad. Es tan anómalo que haya una alteración en la autoidentificación sexual, que no debería extrañar que aparejara otros problemas de adaptación psicológica.

En la esfera de la psique se pueden dar un muy amplio abanico de comportamientos, y por muchísimas razones. Lo que no admite discusión es que lo normal (la norma) es la identificación del sexo biológico con el sexo psicológico y la coherencia entre ambos y la inclinación sexual.
Yo me atrevo a preguntar porqué lo normativo no refleja lo normal.
09/02/20 1:38 PM
  
gringo
Yo he conocido un montón de heterosexuales que padecían depresión ¿y?.
Vamos a hablar claro ¿consideras la transexualidad una enfermedad mental? ¿y la homosexualidad?.

-----------

LA

Colocar adjetivos discutidos sólo sirve para entrar en polémicas estériles y alejar el debate de lo verdaderamente significativo para el conocimiento: averiguar la causa de un desorden como la heteroidentificación sexual.
09/02/20 9:49 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.