¿Cisma?

Hace unos días leí la noticia de que la mitad de los católicos norteamericanos creen que la presencia de Cristo en la Eucaristía es puramente simbólica. La otra mitad, obviamente, sí creerá en la presencia real de Cristo en la Hostia Santa. Mitad y mitad. Así está la Iglesia hoy: la noticia es perfectamente extrapolable a toda la Iglesia. Sin ánimo de establecer verdades estadísticas, me parece a mí que, hoy en día, la mitad de los católicos son modernistas y apóstatas y la otra mitad (seguramente menos de la mitad) son verdaderos creyentes. El cisma es real, aunque (todavía) no formal. Pero resulta más que evidente. Mi fe no tiene nada que ver con la del P. James Martin SJ o con la de sor Lucía Caram, por poner solo algunos ejemplos. Mi fe no tiene nada que ver con el Instrumentum Laboris del próximo Sínodo de la Amazonia. Y cuando digo nada es nada.

Los modernistas, en realidad, no creen en nada. Y por supuesto, no creen en la transubstanciación. “Eso es algo del pasado que ya no vale para los tiempos actuales”, dicen los herejes.

La civilización católica es básicamente la Santa Misa. Nosotros creemos lo que celebramos y celebramos lo que creemos. Y el católico quiere vivir en gracia de Dios para ser santo a los ojos de Dios. Así lo dice el Catecismo:

1327 En resumen, la Eucaristía es el compendio y la suma de nuestra fe: “Nuestra manera de pensar armoniza con la Eucaristía, y a su vez la Eucaristía confirma nuestra manera de pensar” (San Ireneo de Lyon, Adversus haereses 4, 18, 5).

Toda la fe de la Iglesia se resume en la celebración de la Misa. Las iglesias y las catedrales se construyeron para ser lugares dignos para celebrar la Eucaristía; son verdaderos sagrarios monumentales construidos para albergar al Santísimo, al Señor, a Dios. Leamos el Catecismo:

1373Cristo Jesús que murió, resucitó, que está a la derecha de Dios e intercede por nosotros” (Rm 8,34), está presente de múltiples maneras en su Iglesia (cf LG 48): en su Palabra, en la oración de su Iglesia, “allí donde dos o tres estén reunidos en mi nombre” (Mt 18,20), en los pobres, los enfermos, los presos (Mt 25,31-46), en los sacramentos de los que Él es autor, en el sacrificio de la misa y en la persona del ministro. Pero, “sobre todo, (está presente) bajo las especies eucarísticas (SC 7).

1374 El modo de presencia de Cristo bajo las especies eucarísticas es singular. Eleva la Eucaristía por encima de todos los sacramentos y hace de ella “como la perfección de la vida espiritual y el fin al que tienden todos los sacramentos” (Santo Tomás de Aquino, Summa theologiae 3, q. 73, a. 3). En el Santísimo Sacramento de la Eucaristía están “contenidos verdadera, real y substancialmente el Cuerpo y la Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero (Concilio de Trento: DS 1651). «Esta presencia se denomina “real", no a título exclusivo, como si las otras presencias no fuesen “reales", sino por excelencia, porque es substancial, y por ella Cristo, Dios y hombre, se hace totalmente presente» (MF 39).

1376 El Concilio de Trento resume la fe católica cuando afirma: “Porque Cristo, nuestro Redentor, dijo que lo que ofrecía bajo la especie de pan era verdaderamente su Cuerpo, se ha mantenido siempre en la Iglesia esta convicción, que declara de nuevo el Santo Concilio: por la consagración del pan y del vino se opera la conversión de toda la substancia del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo nuestro Señor y de toda la substancia del vino en la substancia de su Sangre; la Iglesia católica ha llamado justa y apropiadamente a este cambio transubstanciación (DS 1642).

1377 La presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y dura todo el tiempo que subsistan las especies eucarísticas. Cristo está todo entero presente en cada una de las especies y todo entero en cada una de sus partes, de modo que la fracción del pan no divide a Cristo (cf Concilio de Trento: DS 1641).

1378 El culto de la Eucaristía. En la liturgia de la misa expresamos nuestra fe en la presencia real de Cristo bajo las especies de pan y de vino, entre otras maneras, arrodillándonos o inclinándonos profundamente en señal de adoración al Señor. “La Iglesia católica ha dado y continúa dando este culto de adoración que se debe al sacramento de la Eucaristía no solamente durante la misa, sino también fuera de su celebración: conservando con el mayor cuidado las hostias consagradas, presentándolas a los fieles para que las veneren con solemnidad, llevándolas en procesión en medio de la alegría del pueblo” (MF 56).

1379 El sagrario (tabernáculo) estaba primeramente destinado a guardar dignamente la Eucaristía para que pudiera ser llevada a los enfermos y ausentes fuera de la misa. Por la profundización de la fe en la presencia real de Cristo en su Eucaristía, la Iglesia tomó conciencia del sentido de la adoración silenciosa del Señor presente bajo las especies eucarísticas. Por eso, el sagrario debe estar colocado en un lugar particularmente digno de la iglesia; debe estar construido de tal forma que subraye y manifieste la verdad de la presencia real de Cristo en el santísimo sacramento.

1380 Es grandemente admirable que Cristo haya querido hacerse presente en su Iglesia de esta singular manera. Puesto que Cristo iba a dejar a los suyos bajo su forma visible, quiso darnos su presencia sacramental; puesto que iba a ofrecerse en la cruz por muestra salvación, quiso que tuviéramos el memorial del amor con que nos había amado “hasta el fin” (Jn 13,1), hasta el don de su vida. En efecto, en su presencia eucarística permanece misteriosamente en medio de nosotros como quien nos amó y se entregó por nosotros (cf Ga 2,20), y se queda bajo los signos que expresan y comunican este amor:

«La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del culto eucarístico. Jesús nos espera en este sacramento del amor. No escatimemos tiempo para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y abierta a reparar las faltas graves y delitos del mundo. No cese nunca nuestra adoración» (Juan Pablo II, Carta Dominicae Cenae, 3).

1381 «La presencia del verdadero Cuerpo de Cristo y de la verdadera Sangre de Cristo en este sacramento, “no se conoce por los sentidos, dice santo Tomás, sino sólo por la fe , la cual se apoya en la autoridad de Dios”. Por ello, comentando el texto de san Lucas 22, 19: “Esto es mi Cuerpo que será entregado por vosotros”, san Cirilo declara: “No te preguntes si esto es verdad, sino acoge más bien con fe las palabras del Salvador, porque Él, que es la Verdad, no miente”» (MF 18; cf. Santo Tomás de Aquino, Summa theologiae 3, q. 75, a. 1; San Cirilo de Alejandría, Commentarius in Lucam 22, 19).

La humanidad se divide básicamente entre quienes creemos en la presencia real de Cristo en la Eucaristía y quienes no; entre quienes queremos vivir de tal manera que podamos comulgar cada día y quienes solo piensan en disfrutar de la vida, pasarlo bien y hacer lo que les gusta o lo que les apetece; entre quienes queremos ser criados del Señor e imploramos su gracia para cumplir siempre sus Mandamientos y quienes quieren hacer siempre lo que les da la gana, aunque lo que les dé la gana sea pecado; entre quienes adoramos a Jesús Sacramentado y nos arrodillamos ante el sagrario y quienes se mantienen en pie, altivos y desafiantes ante el Señor, o quienes profanan sacrílegamente templos y tabernáculos.

El peligro de cisma en la Iglesia es real porque hay laicos, sacerdotes y obispos que no creen en Cristo, Nuestro Señor, ni creen en la presencia real de Cristo en la Eucaristía. No creen en el Pan de Vida. Creen en todo caso que es una presencia “simbólica”. Porque para ellos todo es simbólico y alegórico: los milagros, el demonio… y el mismo Pan Consagrado. Para ellos la presencia de Cristo es puramente metafórica: no real. No creen en la transubstanciación. Por eso no se arrodillan. ¿Quién se va a arrodillar ante un simple trozo de pan o ante una copa de vino? Habría que estar loco o ser muy necio para hincar la rodilla en tierra ante un trozo de pan. La Santa Misa, para ellos, es un signo de fraternidad donde todos compartimos el mismo pan: un símbolo comunista que significa que todos somos iguales y tenemos el mismo derecho al pan y nadie es más que nadie ni tiene que tener más derecho al pan que otros. Por eso la comunión para estos modernistas es un derecho para todos: incluidos quienes viven en pecado mortal. Los modernista apóstatas no tienen la verdadera fe de la Iglesia. Pero han decidido no irse de la Iglesia y quedarse para destruirla desde dentro. Ahora bien: no les va a servir de nada. A los católicos nos servirá para que la Iglesia se purifique. Aquí todo el mundo va a tener que retratarse tarde o temprano. No hay neutralidad posible. No hay diálogo ni término medio entre el error y la Verdad. No hay transaccionales. O estás con Cristo, que es la Verdad; o estás con el Demonio, que es el padre de la mentira. O pones a Dios en el centro o pones al hombre: a ese hombre que peca porque quiere ser como Dios.

Pero Cristo es la Cabeza de la Iglesia. Cristo es el Verbo Encarnado; es el Señor. Y el poder del Infierno no prevalecerá. Posiblemente la verdadera Iglesia Católica quedará reducida a un pequeño resto fiel. Seremos, probablemente, pocos e insignificantes: irrelevantes socialmente. Seremos perseguidos (como siempre, por otra parte) por negarnos a claudicar ante el Mundo y sus ideologías satánicas. Nos negaremos a pisar el crucifijo para congraciarnos con el mundo. No aceptaremos jamás la ideología de género, las aberraciones y las abominaciones de este mundo. No nos arrodillaremos sino ante Nuestro Señor, Jesucristo; nunca ante los ídolos de este mundo. Obedeceremos a Dios antes que a los hombres. No aceptaremos otro Rey que Jesucristo ni otra ley que la Ley de Dios. Y jamás aceptaremos las leyes inicuas que atentan contra los Mandamientos. Nosotros seremos el resto fiel, no por mérito nuestro, sino por pura gracia: seremos y somos la Resistencia.

Y dentro de la Iglesia, a los herejes y a los apóstatas hay que empezar a llamarlos herejes y apóstatas. Los pastores mudos, ciegos y sordos tendrán lo que se merecen cuando tengan que dar cuentas de su cobardía ante el Altísimo. No cabe término medio: o se está con Cristo o contra Cristo. El cisma es más que un peligro. Sólo Dios lo puede remediar ya. El cisma es un hecho real desde hace años. La Iglesia verdadera  es la Iglesia de los santos y doctores de la Iglesia; es la Iglesia de San Agustín, de Santo Tomás de Aquino, de San Ignacio de Loyola, de Santa Teresa de Jesús, de San Juan de la Cruz; es la misma Iglesia que construyó hace más de mil años mi Parroquia de Santiago de Gobiendes; es la Iglesia de mis abuelos. Iglesia verdadera no hay más que una. Y quienes pretenden destruirla desde dentro para congraciarse con el mundo serán derrotados. Los “católicos” liberales, los “católicos comunista”, los “católicos” masones, los “católicos” apóstatas no prevalecerán. Y el Señor les pedirá cuentas más pronto que tarde. Son la cizaña destinada al fuego. Más les vale que se conviertan a tiempo. Rezo por ello. Nosotros, unidos a María Santísima, seguiremos adorando a Cristo en el Santísimo Sacramento; y seguiremos pidiendo la gracia de la santidad para poder cumplir los mandamientos y mantenernos fieles hasta el día que el Señor nos llame a su presencia definitivamente.

¡Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo! ¡Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no te aman!

 

62 comentarios

  
Tyto Alba
Amén.

Quiera el Señor, por mediación e intercesión de su Santísima Madre, concedernos la gracia de nunca separarnos de Él.
23/08/19 1:21 AM
  
Jk
Excelente reflexión. El mundo esta muy enfermo de pecado, se le llama bueno a lo que siempre ha sido malo y lo peor es que quieren contagiar con esa lepra a toda la Iglesia. El mundanismo ha sido exitoso en relativizar la Iglesia infiltrandola, ¿como seria la historia actual si cada catolico fuera coherente? Pues muchas cosas que ocurren hoy gracias al abandono de la fe serian cosa imposible, pero vemos hoy día como los paises otrora católicos son los principales abanderados de cada aberracion anticristiana. El demonio rie a carcajadas de ver lo que ha logrado (incluso que altos representantes de la Iglesia nieguen su existencia y relativicen el mal y bien) pero Dios quiera que no lo haga por mucho tiempo. Pongo mi fe en Cristo para que nos de paciencia y perseverancia.
23/08/19 1:40 AM
  
Jorge Alberto
Un escrito sencillamente necesario. Deo gratias.
23/08/19 2:11 AM
  
Lucas
Releyendo la autobiografía y el diario de san Ignacio de Loyola, la manera que tiene de llevar el discernimiento y de realizar la elecciones-oblación-confirmación tienen el esquema de la Misa Tradicional, es más, la manera en que se relaciona con la Santísima Trinidad y la Virgen y los Santos es la misma que utiliza la Misa Tradicional. Y la Misa era la fuente y la cima de donde Ignacio discernía la voluntad de Dios. Por eso Lutero con razón dijo que si destruían la Misa, el Sacrificio, la Presencia Real de Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento se destruye la Iglesia. Para Lutero, padre espiritual y carnal de todos modernistas y liberales la Misa, la transubstanciación, es la peor de las blasfemias (contra el Padre de la Mentira. Como dijo un sacerdote "amigo": la ciencia cambió la noción de materia, por lo que la transubstanciación no es algo verdadero para esta época) ya que como sucede en la vida de san Ignacio es de donde se abre el camino para llevar adelante la Voluntad de Dios y nuestra misión.
Gracias por el post.
23/08/19 3:33 AM
  
Daniel Argentina
Un cisma no solo es posible, ya esta acá, con nosotros, y desde hace décadas.
Básicamente Europa central no cree mas en la religión católica. Sin embargo aun hoy es el continente con el mayor numero de cardenales.
Yo creo que el cisma esta desde algún punto del Pontificado de Paulo VI y no ha hecho mas que agravarse, a fuerza de no nombrarlo.
El Papa Francisco contemporiza con alemanes y demás, sin resolver nada, creando ilusiones de concesiones que no les hace finalmente. Pero esto no soluciona el problema, solo lo traslada para adelante.
23/08/19 3:57 AM
  
Horacio Castro
D. Pedro Luis Llera. “En la liturgia de la misa expresamos nuestra fe en la presencia real de Cristo bajo las especies de pan y de vino”, en su transubstanciación sobrenatural, ontológica. Los que niegan la presencia real de Cristo están mal enseñados y confundidos al no observar una transformación material con la excepción de milagros eucarísticos. Sin ánimo de establecer verdades estadísticas o supuestas me parece a mí que, ni las malas catequesis ni pretender la equiparación en un documento como el IL de culturas religiosas indígenas con el Evangelio, provocarán un cisma.
23/08/19 4:56 AM
  
MIG
Solo puedo decir AMEN

Excelente reflexión, clara y precisa.

Un abrazo y bendiciones
23/08/19 5:49 AM
  
alma
100% de acuerdo con Ud, sin que esté posicionamiento me cree el más mínimo remordimiento. No ha lugar para posicionamientos de perfil. Ya no.Yo quiero vivir la fe expresada en el catecismo, la Fe de mis padres y de mís abuelos, y como San Pablo dijo, el que diga lo contrario; miente.
23/08/19 6:00 AM
  
Vicente
Oremos por la conversión y la salvación de todos.
23/08/19 8:13 AM
  
Pablo
Pena que artículos de este tono no se vean más. No se puede decir más claro. He oido (no se si es cierto o no) que los anglicanos (como no, los de siempre) van también a eliminar la obligación de misa los domingos... es decir rizar el rizo. Y veremos el catolicismo...
Yo uso para estas cosas una expresión un poco fea, sacada de un anuncio. Son los "cristianos compresas"...porque "no se ven, no se notan, no traspasan"
Todos aquellos que se dicen católicos, pero su vida no se diferencia en nada de la de un pagano. ¿A que todos conocemos múltiples casos?
23/08/19 8:16 AM
  
Soledad
Las estadísticas no deben llevarnos a pensar que esto ocurre solo ahora. Yo misma pasé por periodos donde vivía de espaldas a Dios. Mi formación, mi piedad era "anemica"
Es verdad que las referencias de mis padres pesaban, y en el momento de volver, no tuve problemas. Se me acogió, se me formó como Dios manda. Nunca oí toda esta cadena de barbaridades que tenemos que oír, por eso digo "que estaba entre algodones".

Si llevas una vida sin Dios, si nadie te enseñó lo más elemental y silo hicieron, esta medio olvidado. Si la presión del entorno es claramente anticristana, y si la IGLESIA INSTITUCIONAL ENSEÑA LO QUE ENSEÑA, no pueden haber otras estadisticas.

Mi segunda formación, después de la familiar, me da dio el Opus Dei. Tengo claridimo que la Sta Misa es "el centro y la raíz de la vida cristiana". Que Nuestro Señor, presente en la Eucaristía, en el Sagrario es lo primero. Para El todo el honor y la gloria. Los sacramentos, la devoción a Nuestra Señora........
Pero de que se habla ahora?. Para eso no hay que mirar a la Iglesia Católica. Otros lo hacen mejor y con más intensidad (aunque, se está poniendo todo en el asador por parte de muchos).

El centro de la Iglesia(parte) no es Cristo. Así hay que decirlo, porque así es.
Quién busque a Dios o la verdad, realmente va
a ver "motivos para creer" en está distorsión del mensaje evangélico?. Yo misma, a día de hoy, posiblemente estaría en ese 50% perdido. Estamos como ovejas sin pastor. Esa es la cruda y triste realidad
Por cierto Sr Llera, no sabe el bien que me está produciendo la frase de San AGUSTÍN : dame lo que pides, y pide lo que quieras. Amén
Un saludo.

23/08/19 9:38 AM
  
Hinojosa
Buenos días D.Pedro, yo creo que esto se debe a a falta de enseñanza por parte de la Iglesia, la escased de sacerdotes etcétera.

Un cosa en la que no estoy de acuerdo con usted es que relaciona el término modernista con apóstata y eso no es correcto.

Yo soy Modernista, si se entiende como la de tener ideas modernas como puede ser el celibato opcional de los sacerdotes,

Que por otra parte tampoco supone ninguna novedad, ya que dentro de la Iglesia Católica Oriental está practica se conserva, aunque siempre es preferible que sean célibes por el tema de la dedicación exclusiva a Dios. De hecho en la Iglesia católica al principio se ordenaban sacerdotes a hombres casados y a célibes pero el propio pueblo pidió que fueran célibes por el tema de la falta de dedicación de estos.

También podría ser modernista si se entiende como tal que no me importa recibir la comunión mediante las dos formas, en la boca y en la mano pero no me estoy saliendo de nada que la Iglesia no diga por lo que no sería apóstata ni anti católico ni nada que se le parezca.

Por que una cosa es el término modernista, tradicional y otra la de apóstata. Y seguro que hay modernistas que lo son como tradicionalistas.

De hecho la fraternidad sacerdotal San Pio X son de todo menos católicos porque no creen en el C. Vaticano II, los papas que habido desde entonces etcétera.

Esto mismo se puede aplicar a algunos jesuitas, la Caram etcétera, son de todo menos católicos.



23/08/19 10:56 AM
  
Toni Lerma
Este artículo y la respuesta de Hinojosa es una muestra de la división de la Iglesia Católica, que no es nueva, ya que sus raíces se hunden en la Revolución Francesa, pero que tiene como punto de partida de la situación actual el Concilio Vaticano II. No creo que el concilio sea el principal culpable de la crisis, pero es claro que contribuyó a intensificar y generalizar una división que ya existía previamente.

El diagnóstico de Pedro Luis Llera como situación de cisma de hecho aunque no formal no me parece exagerado. A mi juicio, una vuelta a la tradición no supondría una recuperación de la influencia social y cultural que tuvo la Iglesia en tiempos pasados, pero creo que quizás supondría un florecimiento interno. Hay indicios que lo avalan, como el hecho de que las congregaciones más tradicionales tienen más vocaciones.

Asimismo, un repaso a la historia de la Iglesia durante los dos últimos siglos nos podría ofrecer datos interesantes sobre los resultados de las distintas estrategias empleadas por los diferentes pontificados para hacer frente a la secularización, el anticlericalismo y las ideologías contrarias a la doctrina católica.
23/08/19 11:34 AM
  
Jon Uriartecelalleta
Son evidentes las ganas que tienen ustedes de que se reconozca ese cisma.
Lo que no termino de entender es la razón por la cuál no lo proclaman de una vez y se separan de la Iglesia Romana.
Lo que está claro es que a día de hoy ustedes no se sienten identificados con los documentos y la doctrina emanada por el papa y sus obispos.
Díganlo de una vez y se separan como hizo Lefebvre y tan amigos. Nosotros a lo nuestro y ustedes a sus supersticiones.
Incluso pueden seguir conservando sus colegios e instituciones que ya no católicas sino ultra católicas seguro que siguen dándoles de comer.
Puede que hasta el obispo de Cádiz o de Alcalá o Astana se les unan.
A ver si se atreven.
¿O es que se creen ustedes eso de que fuera de la Iglesia no hay salvación?
Tampoco es problema. Llévense la Iglesia con ustedes. A fin de cuentas Cristo no fundó ninguna. Cristo era judío.
23/08/19 12:22 PM
  
Luis Fernando
A un católico, lo que diga un señor que afirma que Cristo no fundó ninguna Iglesia, le debe importar algo así como una higa.

Hinojosa:
Un cosa en la que no estoy de acuerdo con usted es que relaciona el término modernista con apóstata y eso no es correcto.

San Pío X, definición del modernismo:
Y ahora, abarcando con una sola mirada la totalidad del sistema, ninguno se maravillará si lo definimos afirmando que es un conjunto de todas las herejías. Pues, en verdad, si alguien se hubiera propuesto reunir en uno el jugo y como la esencia de cuantos errores existieron contra la fe, nunca podría obtenerlo más perfectamente de lo que han hecho los modernistas.
(Pascendi Dominici Gregis, 38)


Pues eso, modernista=apóstata.
23/08/19 1:41 PM
  
Anacoreta
El caballo de Troya infiltrado en la Iglesia por los hijos de Satanás, cismáticos, recogerán lo que han sembrado, carcoma. A Dios le basta un puñado de hombres que creen en Él, para desinfectar su Iglesia. Dios sea bendito.
23/08/19 2:03 PM
  
Soledad
Lo que es el modernismo, sus consecuencias para la fe están muy bien representados en la imagen del último artículo del padre Jorge. Su origen , diagnóstico, consecuencias y medios contra el mismo en la E. PASCENDIdevSan Pío X. Claro como el agua del manantial está expuesta esta carcoma, que acaba con todo. No recuerdo muy bien como la define San PioX:compendio de todas las herejías.

Evidentemente hay cuestiones que no son dogmas, por lo que su defensa firme y sin fisuras no debe ser la posición, cabe aportar otras opciones. Hay que reconocer sin embargo que que la sabiduría del pueblo de Dios durante siglos nos indica el camino. Es evidente que el celibato es un estado superior al matrimonio, y como dice el Evangelio, algunos "se hacen eunucos por el Reino de los Cielos". Vivirlo, es un tesoro que la Iglesia debe conservar..Muchos de los que propugnan otras opciones, saben lo que hacen, y no es precisamente el bien de la Iglesia lo que buscan. Socavar es su lema, o falta de fe o simplemente no llegan a comprender, ni el porque, ni como puede ser posible.

Sr. Uriartecelalleta porque alguien tiene que irse de su casa?. De donde saca que un católico que ama a la Iglesia, desee que se desgarre?, esto no lo desea nadie en su familia, entrando en un ejemplo meramente humano. Desde cuando la obediencia es ciega?, acaso no está subordinada a la justicia. Acaso no es de justicia hablar si la verdad está en juego.
Desde cuando los católicos debemos de carecer de cerebro, en cuestiones opinables.
Y desde cuando se debe callar ante un error?.
Los primeros que utilizan el Papado son aquellos que lo esgrimen como arma arrojadiza o como escudo para doblegar la conciencia de los demás. En la iglesia existe la corrección fraterna, y TODOS tenemos derecho a ella:ejercitar la y recibirla.
23/08/19 2:05 PM
  
Hinojosa
Buenas D. Luis Fernando por mucha definición que me ponga del santo padre Pío X. sigo con la misma idea, porque ninguna de las ideas que yo tengo, como recibir la comunión de dos formas distintas, la ordenación de hombres casados o incluso la salvación de los no creyentes supone una herejía. Porque es algo que afirma la propia Iglesia. El primer punto la de la ordenación de los hombres casados lo podemos ver en el concilio de Letrán, así como que existe una Iglesia católica de rito oriental donde esta tradición se mantiene.

La comunión en la boca y en la mano, la santa sede insta a que sean las las propias conferencias episcopales de los distintos países las que decidan sobre como darla y en España se aprobó bajo las dos maneras.

También estoy en contra de aquellos que quieren imponer una sola manera ya sea en la mano o en la boca.

Por último sobre la salvación de los no creyentes esta recogida en el punto número 847 del CIC Catecismo de la Iglesia Católica aunque eso no significa que todo el mundo se pueda salvar como recoge el punto 845 y 846 del CIC.

Un saludo.
23/08/19 2:17 PM
  
Hinojosa
Las raíces de la división de la Iglesia esta en sus orígenes. Entre los primeros cristianos ya existían disputas entre los judaizantes aquellos cristianos que provenían del judaísmo y que querían conservan las tradiciones y practicas judías como la circuncisión, las practicas del culto en el templo etcétera. Asì como los Helenistas aquellos cristianos partidarios de romper con el judaísmo y sus costumbres ya que estos eran quienes hablan matado a Jesús. Aparte los helenistas eran partidarios de evangelizar a los paganos. Es por ello que vemos como San Pedro y San Pablo intentar hacer mediar varias veces y se convoca el concilio de Jerusalén en el año 50.

Pero el verdadero cisma en la Iglesia se produce quizás en tres momentos, con la reforma protestante. Ya dentro de la Iglesia había voces que pedían una reforma en la cabeza y en sus miembros. Lutero fue el detonante.

De hecho se convoco el concilio de Trento donde se trataron temas como la justificación, los sacramentos, se estableció el canon de la Biblia, la formación en los seminarios, la reforma de las ordenes religiosas o la obligación de los obispos y el clero de residir en sus diócesis.

Otro momento clave fue el cisma de Occidente entre la Iglesia católica y la Ortodoxa.

Por último me parece también de gran importancia lo que mencionas sobre la revolución francesa ya que hubo dos tipo de sacerdotes los que se acogieron a la constitución civil del clero convirtiéndose en funcionarios del estado y los que no.

Por último en la Iglesia antes del concilio Vaticano II había ya aires de renovación aunque desde luego por lo que se ha visto no ha funcionado.

Muchos sacerdotes se secularizaron etcétera, aunque quizás veían más el sacerdocio como un poder que como un servicio, aunque esta es una mera opinión mía. Soy joven desconozco las posibles causas ya que no viví eso.
23/08/19 2:29 PM
  
Luis Fernando
Hinojosa:
Buenas D. Luis Fernando por mucha definición que me ponga del santo padre Pío X. sigo con la misma idea

LF:
Pues nada. O tiene usted un concepto del modermismo que no se corresponde con la realidad o le importa una higa el magisterio de un Papa que fue el único sucesor de San Pedro que hizo milagros en vida.

Y por cierto, le digo que:
Es dogma de fe que fuera de la iglesia no hay salvación. Que alguno, por ignorancia invencible, pueda salvarse, no cambia ese dogma.
23/08/19 2:38 PM
  
Francisco de México
El modernismo guarda muchos puntos de contacto con el fariseismo talmúdico: niega la divinidad de Cristo. Pero extrañamente, el Talmud reconoce los milagros de Cristo, por supuesto que no los llaman así, sino tildan a Jesús de "hechicero", pero ello implica que aceptan que hacía hechos contrarios a la naturaleza.

Pero los modernistas ni siquiera aceptan eso, todo se explica en forma naturista por ejemplo, los panes no se multiplicaron, entre todos cooperaron y fueron a algún lugar a comprarlo (¿habrán ido a Walmart o a Carrefour?) o quizás muchos de ellos salieron todos con un sandwich bajo el brazo y le compartieron al vecino.

Pero como no había grabadoras nunca sabremos si fueron a la tienda o compartieron lo que llevaban.
23/08/19 3:14 PM
  
Hinojosa
Debe ser que que tengo un concepto erròneo de lo que es el modernismo. Tradicionalista no lo soy lo tengo claro. Tampoco modernista, ya que sigo las enseñanzas de la Iglesia al respecto y al igual que existe un magisterio de San Pìo X, también de los papas que han venido después. No podemos seguir anclados en el catecismo de San Pìo X como andan algunos, (no es su caso por lo que veo). Cuando hay un Catecismo de San Juan Pablo II que es el actual.

Estoy de acuerdo con usted. El CIC recoge en el punto 846 que no hay salvaciòn fuera de la Iglesia.

"Por eso, no podrían salvarse los que sabiendo que Dios fundó, por medio de Jesucristo, la Iglesia católica como necesaria para la salvación, sin embargo, no hubiesen querido entrar o perseverar en ella».


Pero también recoge en 847 lo siguiente aunque como usted dice no cambia el Dogma:

847 Esta afirmación no se refiere a los que, sin culpa suya, no conocen a Cristo y a su Iglesia:

«Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna.

Tambièn en el punto 845 del CIC nos dice que "a la necesidad de la Iglesia, en la que entran los hombres por el Bautismo como por una puerta". Hay tres tipos de bautismo. De inmersiòn, de sangre y de deseo.

Por ùltimo en el punto 848. Dice: "a los hombres que ignoran el Evangelio sin culpa propia, corresponde, sin embargo, a la Iglesia la necesidad y, al mismo tiempo, el derecho sagrado de evangelizar».
23/08/19 3:43 PM
  
osvaldo
El cisma es real. Y tiene fecha clara de iniciio: 25 de julio año 1968, cuando se publicó Humanae Vitae. Este hito marcó el inicio de este proceso: o estas de un lado o del otro
23/08/19 3:58 PM
  
tarci
Hoy lei la introduccion de la Enciclica de Leon XIII. que se llama Humanus Genus...donde condrna la masoneria.
Mi preocupacion sobre una inminente apostacia impulsada por loz lineamientos para las escuelas y universidades catolicas que la Congregacion para la Educacion Catolica les ha impuesto.

Mi gran dolor fue descubrir libros marxistas y de new age para la religion catolica de colegios del Opus Dei en America y u. modelo de debate de la ONU en la web de un colegio del Opus Dei..asi como feminismo cristiano ..en su web a fin al empoderamiento de la mujer.

El documento de la Congregacion impone la vision de que las religiones ya no tendran el obstaculo del laicismo y que debrn ser instrumento politico y social de la globalizacion para construir un HUMNISMO SOLIDARIO que renuncie a su situacion monolitica de concepciones de la vida y el bien distintas a la nueva etica y al nuevo modelo de hombre..sociedad y relacion con la naturaleza.

al leer su post..me vuelve la esperanza mientras haya Misa ahi habra vida y comunion.

Alli profesaremos la fe verdadera.

Entonces hay que cuidar su pureza e impedir que entre en ella la ideologia la politica la agenda climatica los programas de inmigracion ..o de relativismo religioso


Hincarse para recibit la comunion..como reaccion a lo que hemos visto con los cambios liturgicos y a donde querian llevarnos
23/08/19 4:53 PM
  
tarci
osvaldo

tu tesis coincide con la Carta de Benedicto de Abril sobre elabuso sexual dentro de la Iglesia..pero le lla revolucion sexual a eso agrega la interpretacion del CVII en disconti.uidad con la Tradicion.


tiene razon la misma confusion de ese periodo que sufrieron los hipies...pero ahora a escala mundial..la misma confusion de los seminarios pero ahora a escala de documentos y Magisterio de Papa Fco y la curia mediante congregaciones pontifficias atacando a los buenos frutos del CvII ..de JPII y Benedicto..que se dirige ahora hacia la educacion catolica de ninos y universitarios que eran la esperanza de la Iglesia
23/08/19 5:05 PM
  
Jk
Jon Uriartecelalleta: su comentario para todo católico fiel es solo un cero a la izquierda así como la opinión de un testigo de jehova, un protestante fanático o un ateo militante acerca de la Iglesia Católica. Lo único que si me preocuparia es que ud fuera sacerdote y con ese tipo de ideas.
23/08/19 5:58 PM
  
Luis Fernando
Tarci, ¿sabes quién fue el que dijo que la constitución Gaudium et Spes del Concilio Vaticano II era un anti-syllabus y la reconciliación con la Ilustración de la Revolución francesa?

«Si se desea presentar un diagnóstico del texto [“Gaudium et Spes”] en su totalidad, podríamos decir que (en unión con los textos sobre la libertad religiosa y las religiones del mundo) se trata de una revisión del Syllabus de Pío IX, una especie de Anti-Syllabus […] Limitémonos a decir aquí que el texto se presenta como Anti-Syllabus y, como tal, representa una tentativa de reconciliación oficial con la nueva era inaugurada en 1789»
(Joseph RATZINGER, Les Principes de la théologie catholique, París: Téqui, 1985, págs. 426-427).


En 1985 Ratzinger ya llevaba más de tres años siendo cardenal prefecto de la CDF.

Así que, que no nos vengan con lo de la hermenéutica de la continuidad. No cuela. Es mentira.
23/08/19 6:07 PM
  
Rubén (de Argentina)
¡Gran artículo! Reconfortante. Ni una sola palabra demás o redundante.

Pablo:

He oido (no se si es cierto o no) que los anglicanos (como no, los de siempre) van también a eliminar la obligación de misa los domingos... es decir rizar el rizo. Y veremos el catolicismo...
Y no solo eso veremos Pablo, sino aún la supresión del perpetuo sacrificio.

Creció hasta el ejército del cielo, e hizo caer a la tierra parte del ejército y de las estrellas, y las pisoteó. Se engrandeció hasta igualarse con el Jefe del ejército, le quitó su sacrificio continuo y fue derribado el lugar de su santuario.
Daniel 8:10-11
Y esa profecía de Daniel, hoy resulta más que clara. Así que debemos prepararnos para tiempos peores.
23/08/19 6:28 PM
  
Pablo82
¿50% de católicos? Me parece que muchísimos menos. Si uno niega una verdad de Fe (de los cientos que hay) ya no es católico, creo. ¿Cuantos católicos están de acuerdo con las siguientes ideas?:
1) Es casi seguro que muchos se condenan para toda la eternidad.
2) En un país mayoritariamente católico la religión Católica debe ser la oficial del Estado.
3) Las religiones falsas no deben tener derechos.
4) Los (probablemente pocos) no cristianos que se salvan no lo hacen gracias a su religión falsa, sino a pesar de ella.
5) La Misa de Pablo VI, comparada con la tradicional, es mala para la Fe y la Piedad de los fieles.
6) La comunión en la mano es mala.
7) Pedir por la "unidad de los cristianos" es casi herético: hay que pedir para que los cristianos no católicos se conviertan. Pedir por la "unidad de las iglesias" es herético sin duda (sólo hay una Iglesia fundada por Jesucristo, la Católica).
8) Juan Pablo II actuó mal cuando besó en público el libro falso de una religión falsa (el Corán).
9) Juan Pablo II actuó mal (es decir, aparentemente ofendió gravemente a Dios) cuando negó la doctrina tradicional de la autoridad del marido sobre la esposa.
10) Juan Pablo II y Benedicto XVI actuaron mal si le dieron la comunión a protestantes.
11) La doctrina defendida por los Papas y concilios anteriores al Concilio Vaticano II son tan obligatorias ahora como antes, y si un papa o un concilio la niega no hay que obedecerles.
12) Los últimos papas fueron, probablemente, malos papas, por no haber defendido con la suficiente claridad la doctrina tradicional de la Iglesia. El actual, lo es sin ninguna duda.
13) La pena de muerte es moralmente aceptable (es decir, un católico no puede considerar que el Estado no puede usarla en ningún caso).
14) La socialdemocracia (educación pública pagada obligatoriamente por todos, sanidad pública pagada obligatoriamente por todos, prohibición de castigos físicos a los hijos, educación sexual obligatoria, obligación de utilizar el cinturón de seguridad, etc.) es inmoral, porque el Estado se excede en sus funciones.
15) Los castigos físicos (a los hijos o a los delincuentes) no son intrínsecamente inmorales. La tortura de culpables para obtener información (sobre un atentado futuro, por ejemplo), tampoco.
23/08/19 7:15 PM
  
tarci
Luis Fernandi

El Opus Dei en su pureza era continuo con la Tradicion y fue confirmado por el Concilio Vaticanl II... este a lp mejor es uno de los pocos casos.

Los neocatecumenales tambien tienen continuidad de la doctrina moral...hay que ver la defensa de la familia numerosa!

Respecto a las declaraciones si parecen masonicas y negociadas como se negocio Amoris ..como si fuesr un negocio civil dramaticamente..

Pero de inmediato Juan Pablo publico decenas de enciclicas y cartas interpretando casi todo conforme la tradicion bimeneria ..conforme Cristo nos enseno


Si se dejo muy abierta la declaracion de las religiones s Nostrae Aetate e puede manipular terriblemente. son apenas unas dos o tres cuartillas.

El Cardenal Ratzinger reacciono bien interpretandolo conforme Tradicion con su Declaracion Dominus Iesus sobre la unicidad universal salvifica de Cristo.

Juan Pablo II ayudo con Redemptoris Missio para impedir que se creyera que el Espiritu Santo era salvador de la humanidad y por eso las religiones eran un genero comun.catolico...


Lo ultimo que dijo Benedicto en la Universidad Urbaniana era pedir a los teologos desarrollar una teologia de discernimiento de religiones para contrastar todos sus elementos destruxtivos y falsos..con el prisma de Jesucristo..que es el hombre y todos los hombres.

Esa era seguro la siguiente enciclica.

Y en Caritas in Veritatis trato de atajar la cuestion del humanismo masonico que puede entreverse en lo que hoy forzan interpeetando la Populorum Progressio...progresismo.


soy muy ignorante pero si puedo observar la interpretacion en continuidad que hicieron Benedicto o Ratzingser y JPII.

A nosotros nps toca tomar la iniciativa de proclamar el Magisterio de estos dis Papas
23/08/19 7:33 PM
  
tarci
Luis Fernando

La Humanae Vitae fue la continuidad ante la terrible presion..


las siguientes enciclicas de JPIi fueron como Humanae Vitae sin la presion de un concilio vaticano en tiempo presente.


A que esperan los teologos y obispos ortodoxos a interpretar en continuidad u a desarrollar la teologia para volver a la pureza del requisito del bautismo para salvarse..y a mostrar todos los errores y elementos destructivos de las religiones ..algo como bajo el umbral de la Esperanza pero anadiendo los elementos destructivioa contundentemente como advertencia a nuestros hermanos que como neopaganos estan probando siatintas religiones.
Ademas estudiar las religiones de la serpiente..para evitar que se justifiquen en contra de un siatema critico historici serio.
mi tia Emma Godoy habia iniciado esa prifundizacion en los 70 ..era una escritora y pensadora catolica ..


Animo a los teologos y profesores a hacer una clase de enciclica o instruccion para qye el futuro Papa la firme!!
23/08/19 7:48 PM
  
Luis Fernando
Tarci, no me cuente cosas que no tienen que ver con lo que le he copiado. La realidad es la que es. Si yo dijera que el CVII es contrario al Magisterio pontificio previo y pro-liberal, me estaría limitando a repetir lo que escribió Ratzinger cuando era Cardenal Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
Así de simple.
23/08/19 9:27 PM
  
Yolanda
Pablo82:

¿Pero usted es consciente de las cosas que dice? ¿Va a elaborar usted un nuevo Credo con esos "cientos" de verdades de fe, entre las cuales habrá artículos que digan que algo es "casi" seguro (1); que otra cosa es "probablemente" como a usted le parezca (4); que tal proposición es "casi" herética (7); que otra cosa es "aparentemente" una ofensa (8)... y así todos sus cientos de verdades?

¿Cree usted que, por ejemplo, la santísima nonagenaria que vive para servir a la iglesia en mi pueblo, desde hace 50 años, es capaz de conocerse los cientos de verdades de su fe, y atinar con los "casi", "probablemente", "aparentemente", en el justo grado que a usted le satisfaga para que decrete usted la salvación de esa bendita mujer?

¡Respete usted la fe de los sencillos! Y de los menos sencillos. Me han entrado escalofrios con su enumeracion de "verdades" matizadas con adverbios vagorosos como requisito para que usted otorgue la credencial de católico (y por tanto salvable).

Llevo un buen rato con los pelos como escarpias porque siempre me ha parecido muy bien que los poferes públicos multen a quien no use dl cinturón de seguridad... ¡y resulta que eso no es católico! ¡no soy católica! Ni otros millones de incautos que se creen católicos, pero ¡oh, cielos! usan el cinturón de seguridad y se sienten felices de que el Estado obligue a usarlo.

¿Cómo no van a ser poquísimos los que se salven si pone usted (usted, no el catecismo) pone condiciones absurdas, centenares por lo visto, y con una formulación tan etérea e impisible de medir con sus casis, aparentemente y probablemente? ¡Viva la arbitrariedad!

Así es imposible salvarse. Claro que eso a ustedes les preocupará poco: a la vista está que los justos, muy pocos ("casi" seguro) , que se van a salvar, se congregan en este blog.
23/08/19 9:38 PM
  
claudio
Lo que ocurre no es un "cisma" sino un "sismo" que ha operado en la cabeza del 50% que se han salido de una verdad de Fe.
Con todo respeto en la página IUS CANONICUM vean el artículo El cisma, la herejía y la apostasía en el Derecho Canónico, allí se explica, entre otras cosas que "El cisma es el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos. El que incurre en cisma no niega ninguna verdad de fe, pero rompe el vínculo que le une al Romano Pontífice y a los demás miembros de la Iglesia. Rompe uno de los tria vincula que nos une a los católicos, el vinculum regendi, al declararse no sometido a la autoridad del Papa. No incurre en cisma quien desobedece al Santo Padre. Este hecho, aunque puede ser muy grave, en sí no constituye un cisma. Lo que es esencial al cisma es negar al Papa su autoridad sobre la Iglesia".
De forma tal que no se trata de un "cisma" lo que ocurre en USA sino de otra figura que es la negativa a una verdad de fe, conforme Canon Canon 751: Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma; apostasía es el rechazo total de la fe cristiana; cisma, el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos.
23/08/19 10:16 PM
  
Luis Fernando
"O estás con Cristo, que es la Verdad; o estás con el Demonio, que es el padre de la mentira. O pones a Dios en el centro o pones al hombre: a ese hombre que peca porque quiere ser como Dios." Lo curioso es que Cristo mismo puso en el centro al hombre pecador.
23/08/19 11:55 PM
  
Pablo82
Para Yolanda (23/08/19 9:38 PM):
1) Cuando dije "casi" seguro creo que fui demasiado optimista: "Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí. Pero es angosta la puerta y estrecho el camino que lleva a la Vida, y son pocos los que lo encuentran." (Mateo 7, 13-14)
4) "probablemente pocos" va entre paréntesis, lo importante es el resto de la frase.
7) Que un católico pida por la "unidad de los cristianos" (cuando son ellos los que tienen que convertirse) es casi herético en el sentido de que parece indicar que tenemos que encontrarnos en un punto medio, cuando la Iglesia está aquí, no allí ni en un punto medio. Si usted, cuando pide por la "unidad de los cristianos", quiere decir "por la conversión de los herejes y cismáticos -protestantes y ortodoxos-, evidentemente no es una hereje. Pero la expresión es por lo menos ambigua.
9) Dije que Juan Pablo II "aparentemente" ofendió a Dios gravemente al negar la doctrina tradicional de la Iglesia sobre la autoridad en el matrimonio, igual que diría que "aparentemente" un hombre que engaña a su mujer ofende gravemente a Dios (yo no veo lo que hay dentro de la cabeza de ese hombre, por lo que no puedo estar absolutamente seguro de que haya cometido un pecado mortal formal).
En cuanto a lo de "cientos de verdades de Fe", yo no soy un entendido, pero según Catholic.net "la Iglesia Católica proclama la existencia de muchos Dogmas, siendo 44 el número de los principales"; en Wikipedia también hablan de 44 (https://es.wikipedia.org/wiki/Dogmas_de_la_Iglesia_cat%C3%B3lica). Supongo que si los principales son 44, todos los dogmas podrían ser, por ejemplo, cien o doscientos, y como hay muchas verdades de Fe que no son dogmas, lo de "cientos de verdades de Fe" me parece bastante probable.
Para salvarse no es necesario conocer todas las verdades de Fe, pero sí es necesario aceptarlas implícitamente ("creo todo lo que enseña la Iglesia, incluidas las verdades de Fe que yo desconozco"), y también aceptarlas explícitamente cuando llegamos a conocerlas.
Y sobre la inmoralidad de la socialdemocracia y del paternalismo del Estado: "lo justo es dejar a cada uno la facultad de obrar con libertad hasta donde sea posible, sin daño del bien común y sin injuria de nadie" (León XIII, Rerum Novarum 26). Pero creo que a la mayoría de los que se dicen católicos esta enseñanza de la Iglesia no les importa.
24/08/19 12:59 AM
  
Néstor
Muy pertinente la aclaración del concepto de "cisma" que hace Claudio.

En estos temas de herejías y cismas conviene tener ante todo presente que no todo lo que se enseña o ha enseñado alguna vez en la Iglesia está al mismo nivel, y concretamente, que una proposición es herética cuando va contra un dogma de fe, y un dogma de fe es una verdad enseñada en la Escritura y/o la Tradición, y propuesta por el Magisterio solemne (Papa ex-cathedra o Concilio Ecuménico que define un dogma) o el Magisterio ordinario universal (todos los Obispos).

O sea, no todo lo que se ha enseñado hasta el día de hoy en la Iglesia es dogma de fe, ni tampoco es necesariamente herejía la proposición que niega una enseñanza de la Iglesia.

Por eso, antes de decir que un discurso, texto, etc., es herético, hay que ver si cumple con los requisitos señalados arriba, porque de lo contrario es uno el que arriesga incurrir en herejía.

Por otra parte, en ningún lado está definido que el Magisterio ordinario de los Papas sea infalible, de modo que tampoco es imposible, en principio, que se den contradicciones entre Papas a ese nivel, o entre Papas y Concilios, sobre todo cuando un Concilio tampoco define un dogma de fe.

Sin que eso ponga necesariamente en peligro la continuidad de la fe de la Iglesia, porque el Magisterio no infalible no es dogma de fe.

Y por otra parte, hay que ver bien si las aparentes contradicciones son tales, sobre todo, atendiendo a los conceptos y no solamente a las palabras. Por ejemplo, una cosa es la libertad de conciencia entendida como independencia respecto de Dios y de la verdad, y otra la libertad religiosa entendida como derecho a no ser coaccionado en materia de religión, que es lo que establece el Concilio Vaticano II.

Dejando de lado el tema de la herejía, nada obsta a que se piense que la presentación que un Concilio hace de un tema es imperfecta, sesgada, desafortunada, corregible, mejorable, etc.

Es decir, el valor de nuestra fe y el amor a la Iglesia que nos la trasmite nos impone el máximo rigor en estos temas.

Por eso tradicionalmente lo que se hace en teología es dar la nota o censura teológica de cada proposición, nota, cuando es ortodoxa, si es dogma de fe o no, etc., censura, cuando es heterodoxa, si es herejía, o error en teología, o error en doctrina católica, etc.

Por supuesto, para eso hay que ser más que mediano teólogo.

En el caso del Syllabus, por ejemplo, es claro que como tal no ha sido definido dogmáticamente ni ha sido enseñado "ex cathedra" como se pone en los requisitos para una definición dogmática. En sí mismo, entonces, es Magisterio Papal ordinario.

Sin duda que muchas de las afirmaciones que condena son herejías, y seguramente han sido definidas como herejías en otros pronunciamientos anteriores de la Iglesia, pero eso hay que verlo para cada proposición.

Saludos cordiales.
24/08/19 1:19 AM
  
Jose Ignacio
Declaro mi absoluta adhesion al Concilio Ecumenico Vaticano segundo.Como al resto de Concilios de la historia de la Iglesia.Asi como la union y obediencia al Obispo de mi diocesis y al Papa. Fuera de esto ,que es la base de la unidad de la Iglesia solo existen iglesias cismaticas(ortodoxas) ,protestantes etc.....
24/08/19 1:28 AM
  
Carlos
Yo por mi parte comenzaré llamando apóstata y herejes a todos mis vecinos que no creen en Dios. O son judíos o que se yo. A todos los que no reciben la comunión de rodillas como yo. Les llamaré apóstatas en el atrio. Y al sacerdote también por no hacer la reflexión ante el Sagrario. Mañana empiezo.
24/08/19 3:43 AM
  
Yolanda
Tal como sospechaba, Pablo82, su respuesta ha ido a lo superficial de mi crítica, a lo irrelevante en el fondo, y ha tirado de obviedades (mire que me decía para mis adentros: "¿a que me cita Mateo 7, 13-14?")

Pues nda, cuele usted mosquitos, total, es usted de esos poquitos que se van a salvar.
24/08/19 8:59 AM
  
Palas Atenea
Lo que dice Claudio es fundamental. Cisma, propiamente, fue el de Oriente por negarse a reconocer la autoridad del Papa de Roma como sucesor de San Pedro, de hecho la de Constantinopla se llamó la Iglesia de Andrés-poniendo a ambos hermanos en pugna-y la llamada Partícula del Filioque (es decir que tanto el Hijo como el Espíritu Santo proceden del Padre, aunque acepten la Trinidad). Aparte de eso el que lea libros escritos por ortodoxos con frecuencia no encuentra grandes contradicciones entre su fe y la nuestra y la espiritualidad de Oriente ha de ser tenida en consideración. Yo estoy leyendo la Filocalia (Oración de Jesús) y los consejos que dan para orar bien son dignos de ser tenidos en cuenta.
En Occidente lo que se produjo fueron más movimientos heréticos que un cisma propiamente dicho porque los herejes negaban verdades de la fe sustanciales y, aunque también negaron la autoridad papal, había mucho más que eso.
Un caso especial es el de los anglicanos, que no tenían herejía alguna y se separaron de la obediencia a Roma lo que les obligó a buscar deprisa y corriendo algunas diferencias con la fe católica, diferencias que a veces son más y a veces menos, dependiendo de si es la facción de High Church (a la que perteneció el Beato Newman) la Low Church o las intermedias, lo que da una escala de creencias diferentes. Hugh Benson, al cambiar de parroquia se encontró que en unas la confesión carecía de importancia, en otras sí la tenía y las variaciones eran fundamentales.
En este momento podrían suceder tanto un cisma como una serie de herejías o las dos cosas juntas. Un católico tradicional, que acepte la autoridad papal, ni es cismático ni es hereje. La negación de una verdad de fe convierte a una persona en hereje, sea considerado así por la Iglesia o no, porque en este momento la Iglesia está siendo demasiado tolerante con herejías explícitas, que es lo que escandaliza a muchos.
Uno que sale por ahí poniendo en juicio la Resurrección, el otro que duda de la Transustantación, el de más allá que dice que el Demonio es poco menos que una metáfora del mal, etc...son claras herejías formales aunque la Iglesia calle. Es imposible que esas personas recen el Credo aceptando todos sus puntos y el Credo es la profesión de Fe.
Sería algo así como si en la sencilla confesión de fe de los musulmanes: "No hay más Dios que Allah y Mahoma es su profeta" algunos de ellos pensaran que Mahoma no es profeta, si no lo es su fe cae totalmente porque el Islam nació del Corán y el Corán tiene un solo autor.
24/08/19 9:19 AM
  
tarci
Luis Fernando

De acuerdo ..por eso dijo Benedicto que estabamos haciendo con la reforma de la reforma.

Pero hay otros documentos pastorales que fueron buenos no?

Entonces la hermeneutica de la continuidad se referia a la parte de los documentos aceptada por Paulo VI y la hermeneutica dr la ruptura era interpretar los documentos preparatorios o debatidos sin la aceptacion de Papa¿

Si es asi comoAmoria muchos documentos contrarios al Magisterio de los anteriores Papas deberian ser reformados.. Y no solo reinterpretados en continuidad con la tradicion porque eso es ambiguo por ej. amoris y lo qye ha pasado con el instituto JPII..la interpretacion ortodoxa termina por autodestruirse¡
24/08/19 10:41 AM
  
tarci
Nestor

Sobre lo que dices de que el magisterio de un Papa y otro pueden contradecirse... Para mi opinion eso romperia con la unidad de la Verdad que es la base dd la Unidad dd la Iglesia.
Los teologos de la correccion filial dicen:
12. la ensenanza magisterial de la Iglesia posterior a la muerte del ultimo apostl debe ser entendida y creida cono un unico todo. No esta dividida entre un magisterio pasado y un magisterio contemporaneo o viviente, que pueda ignorar la ensenanza magisterial anterior o revisarla a voluntad.

13. El Papa, quien tiene la suprema autoridas dentro de la Iglesia, no esta exento de la autoridad de la Iglesia, de acuerdo con la ley divina eclesiastica, ESTA SUJETO AACEPTAR y a MANTENER La ENSENANZA DEFINITIVA DE SUS PREDECESORES EN EL OFICIO PAPAL.

14. Una proposicion heretica es una proposicion que que contradice una verdad divinamente revelada que esta incluida dentro de la fe catolica..
24/08/19 11:49 AM
  
Luis Fernando
Repetimos: Ratzinger dijo esto sobre el documento Gaudium et Spes del CVII:

Limitémonos a decir aquí que el texto se presenta como Anti-Syllabus y, como tal, representa una tentativa de reconciliación oficial con la nueva era inaugurada en 1789

Ahora, pueden ustedes dar vueltas a la noria las veces que quieran o intentar tapar el sol con un dedo o decir que hay aparentes contradicciones donde Ratzinger dice que hay radical oposición.

Sigan, sigan renunciando a la razón para salvar lo insalvable.
24/08/19 12:05 PM
  
tarci
Nestor es que por una gracia particular comprendi qye las enciclicas estan inspiradas por el Espiritu Santo.

Leyendo Veritatis Splendor quede muy agradecida a Dios por confirmarme con razones los pasos de mi justificacion y conversion a partir de un juicio de mi conciencia donde materialmente escuche un sencillo juicio de Dios explicandome mi culpa..una vez que le pedi rwparar me contesto que con el podriamos y acabar con el dano de un.divorcio y salvarme yo y mi esposo.. Esto solo con palabras escasas de la sagrada escritura.. Tener una culpa..reparar junto con El. Descamino de los dos..Dejate inundar. Y la incorporacion dentro de Jesus.

Como todo lo encobtre en Vertatis Splendor le pedi a la Virgen le agradeciese a San Juan Pablo..y por la noche en suenos escuche la voz del Papa Juan Pablo como en un altavoz de los encuentros multitudinarios..que decia..
Felicito a todos los que estudian el don del Senor!

Y mis ojos al dia suguiente en el evangelio de San Juan encontraron..el don de Dios es el Espiritu Santo.


Osea que San Juan Pablo no se siente el autor de sus grandes obras...sino que las situa como obra del Espiritu Santo...conclui
24/08/19 12:12 PM
  
Luis Fernando
Pues no, las encíclicas no están inspiradas por el Espíritu Santo.
La Biblia, sí.
24/08/19 1:20 PM
  
Francisco de México
Luis Fernando:

personalmente creo que tienes razón casi siempre y tu aseveración me parece correcta.

Pero te suplico profundices un poco mas, quizás debas aclarar lo del magisterio ordinario y extraordinario dentro de una encíclica. Porque la expresión " las encíclicas no están inspiradas por el Espíritu Santo" puede prestarse a malas interpretaciones.

24/08/19 2:09 PM
  
Rubén (de Argentina)
Tarci:

Sobre lo que dices [a Nestor] de que el magisterio de un Papa y otro pueden contradecirse... Para mi opinion eso romperia con la unidad de la Verdad que es la base de la Unidad de la Iglesia.
No, porque Nestor se está refiriendo al magisterio ordinario de los Papas, y a ese nivel, pueden contradecirse puesto que el magisterio ordinario no es infalible (otra cosa sería el magisterio extraordinario, donde allí sí no puede haber contradicción). Y tanto es así, que Papas pueden contradecirse a nivel del magisterio ordinario, que no tienes que ir muy lejos: compara lo que decía Juan Pablo II y lo que dice Francisco respecto de la comunión para los católicos "divorciados y vueltos a casar en lo civil".
24/08/19 2:33 PM
  
claudio
Estimados amigos, no quise ingresar al tema de la Infalibilidad, al Dogma como tal, porque me pareció necesario darle un marco jurídico al tema del cisma sin ninguna otra pretensión.
Pero, no se puede dejar de lado, tal como están las cosas ahorita en la realidad cotidiana (Amar a Sonia), la tremenda importancia que recupera ese tema y es esencial su conocimiento para no errar y para no hacer caer en el error a los demás.
La Revelación está terminada no requiere nada más. La infalibilidad papal es muy estricta y leyendo el Dogma se advierten dos cosas, una que se trata de verdades de Fe preexistentes y otra salvo esos casos muy específicos lo demás no es ontológicamente infalible.
Así, el Concilio Vaticano I (el mismo que proclamó este dogma) declara:
"Porque el Espíritu Santo no les fue prometido a los sucesores de Pedro, a fin de que ellos propaguen una nueva doctrina revelada, sino que, bajo la asistencia del Divino Espíritu, puedan preservar incólume, y explicar con toda fidelidad la revelación o depósito de la fe, trasmitido por los apóstoles". Por tanto el Papa no puede (ni mediante declaración dogmática ni ninguna otra) poner, quitar o modificar doctrinas de fe. Su misión es sólo preservarla y transmitirla tal como nos llegó desde los apóstoles y mantenerla libre de error.
Vean en Catholic.net el artículo "El dogma de la infalibilidad papal".
Afectuosamente.
24/08/19 2:45 PM
  
Luis Fernando
El Espìritu Santo asiste a los Papas en su magisterio. Pero esa asistencia es esencialmente distinta a la inspiración que dio a los autores humanos de la Escritura.
24/08/19 2:59 PM
  
Luis Fernando
No existe un magisterio extraordinario ni ordinario "falible". Con lo cual, si un Papa enseña algo contrario a la Escritura, a la Tradición y al Magisterio pontificio y conciliar previo, la cosa es bien simple: esa enseñanza no es magisterio. Y de hecho, debe ser rechazada.

Eso es exactamente lo que ocurre con Francisco y, por ejemplo, Amoris Laetitia.

24/08/19 3:02 PM
  
Alberto GT
Luis Fernando, savo ciertas frases, el resto de Gaudium et Spes supongo que podrá entenderse de forma perfectamente ortodoxa.


Pedro L. Llera, no creo que todoa se esa motad de católicos sean culpables. Muchos jamás habrán oído hablar dw la Presencia Real. Yo, hasta la catequesis de Confirmación, no sabía mada de la Presencia Real. Y solo lo oí porque pregintaron a la catequista una chica.
¿Cómo va a ser culpable alguien a quien no le han dicho jamás nada de Transubstanviacion ni en catequesis ni en nada?
24/08/19 3:42 PM
  
Francisco de México
Gracias.
24/08/19 3:42 PM
  
Miguel
Excelente tu artículo, Pedro: A mi colección.

Además, excelente el comentario de Néstor Martinez, que como siempre, da en el clavo de un solo martillazo, y con argumentación sólida y oportuna, escrita con la caritativa elegancia de siempre. Hoy en día un lujo más valioso que el oro.

Uno, que es muy de a pie en esta vida, agradece aportes verdaderamente pedagógicos como el tuyo, Pedro, o el de Néstor Martínez, apenas dos ejemplos de todos los que lujosamente escriben en Infocatólica, porque aprende uno a hacer verdadero proselitismo, verdadero apostolado, verdadera catequesis, con suavidad, pero sin perder firmeza ni parresía, y con los ojos y la vida puesta al servicio del único interés que interesa: El Señor y Su Iglesia.

Así da gusto invertir el poquito tiempo que tengo para leer on line por estos días. Gracias a mares a los dos.

Siempre leerte es un gusto. Dios te colme de bendiciones, a tí y a toda la familia infocatólica.

Saludos cordiales.
24/08/19 3:58 PM
  
Javier
Ratzinger ha sido siempre claro y pulcro en sus escritos. Su opinión sobre Gaudium et Spes está bien establecida, las palabras medidas y escogidas, para que reste sólo lo cierto. Esa consideración es un análisis histórico de 1985. En 2005 el cardenal Ratzinger trató de nuevo sobre el asunto desde una perspectiva sobrenatural, fue durante una homilía en San Pedro. Sus palabras son extraordinarias, suman historia, revelación y teología, reunidas para servir de orientación. El mundo moderno, y todo mundo es moderno por definición, agita la mano con la que lapidar a la Iglesia; hay una incomprensión latente e insuperable entre ambos reinos, un drama que para los hijos de la Santa Madre es un martirio y para los engendros del mundo una locura. Nunca lo ha dicho abiertamente, pero cabe sospechar que Benedicto XVI no es muy optimista sobre la tentativa de reconciliación oficial con la nueva era inaugurada en 1789. Las piedras están a mano, y al igual que el mundo quiso apedrear a Jesucristo así hará con sus discípulos. La buena intención de la Iglesia no puede sobreponerse a que su mensaje es incompatible con el mundo que sirve a Satanás.
Otra cosa son los que dispuestos a encontrarse con el mundo van a renegar de la misión sobrenatural de la Iglesia, para ellos la traición es reconciliación.
24/08/19 4:17 PM
  
templario
El Cisma será oficial cuando sean eliminadas las palabras de la Consagración.
Documento del conflicto a la comunión-Conmemoración conjunta luterano-católica romana de la reforma en el 2017. Página 72 nº. 154. Acuerdan eliminar el concepto de la terminología “transustanciación”, por lo tanto ya no habrá consagración, no habrá presencia real de Cristo. ESTA ES LA MAYOR DE LAS ABOMINACIONES.
www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/lutheran-fed-docs/rc_pc_chrstuni_doc_2013_dal-conflitto-alla-comunione
*Daniel 9,27: “A la mitad de la semana HARÁ CESAR EL SACRIFICIO Y LA OFRENDA”.
*Cardenal Billot, S. I. — «La Parousie», 1920: En los tiempos finales… el sacrificio perpetuo será abolido, la iniquidad se posará sobre él; el santuario profanado y la verdad arrojada a tierra». (Daniel, VIII, 11). «Este es el Sacrificio de nuestros altares, que entonces, en esos terribles días, será proscrito, en todas partes prohibido; y, salvo los Sacrificios, que podrán celebrarse en las sombras subterráneas de las catacumbas, quedará interrumpido en todas partes».
Ana Catlina Enmerich: Ví una gran oposición entre dos papas.
26/08/19 12:34 PM
  
Piedad
“(...) Nosotros, unidos a María Santísima, seguiremos adorando a Cristo en el Santísimo Sacramento; y seguiremos pidiendo la gracia de la santidad para poder cumplir los mandamientos y mantenernos fieles hasta el día que el Señor nos llame a su presencia definitivamente....”
Dios Todopoderoso y Eterno nos ayude para que ASÍ SEA.
26/08/19 3:40 PM
  
hornero (Argentina)
Estimado don Pedro Llera: visto que no puedo sumergirme en el "océano escondido de bien", lo hago con gusto, pidiendo asilo, en este artículo suyo "Cisma". Deseo, como tantos, me permita gritar las angustias que la hora actual depara al alma cristiana, conciente de las catástrofes que se avecinan, que ya han comenzado desde tiempo a azotar a la Iglesia y a la tierra con toda clase de males. Las voces que se levantan dentro de la Iglesia no alcanzan a gemir como Jeremías ante Israel conducido a su esclavitud babilónica. Denuncian, censuran, anuncian los males que nos pueden sobrevenir, pero, nadie dice: DEVASTACIÓN UNIVERSAL por la guerra nuclear o por el fuego de Sodoma, o por lo que sea, por causa del extravío. No se habla de la situación real que se creará el día que este mundo se derrumbe, porque si se hablara sin paliativos, muchos comprenderían que no pueden ser cristianos y esperar con buen animo disfrutar de las propuestas mundanas. Los incrédulos, los ateos y demás, apagarían su triunfalismo, sus jactancias, sus expectativas en un futuro trasnochado, resultado de prodigios y blasfemias, aceptadas con indiferencia suicida. Porque los incendios de las llamas que se propagan son consecuencia de las almas desoladas y desérticas que llevan su aridez hasta el interior de las selvas. El hombre, no obstante haber sido expulsado del Edén, ejerce su influencia sobre los elementos físicos, que sufren la esclavitud al pecado, “en espera de su liberación, para participar en la libertad de la gloria de los hijos de Dios” (Rom 8). Hay un hecho de cumplimiento cierto: la Babilonia caerá, y con ella, todo el mundo de las algarabías, frivolidades, incredulidades, conformismos, evasiones, servilismos, y complicidades con el mal. El único medio de sobrevivir en medio de las calamidades que crecen día a día, es buscar refugio en el Arca de Salvación que Cristo nos envía, Su Madre. Pero hay resistencia a aceptar la Virgen; su Conducción y hostilidad absoluta contra el príncipe de este mundo, porque esto implica alistarnos en su ejército de las milicias angélicas y de bienaventurados que combaten sin tregua contra las huestes del infierno. Es verdad, se estremece el corazón humano ante la magnitud de los acontecimientos anunciados, que causarán espanto sobre la tierra, pero más aún, cuando se experimenta su realidad invisible, que llena de terrores al espíritu, cuando se sumerge en las tragedias del mundo sobrenatural. A veces, se me antojan niños en su inocencia, los que transitan sin atinar a buscar el refugio que el Cielo nos envía. Que el Señor y nuestra Madre abran sus ojos y oídos ante el rugir de la tempestad que se avecina.



27/08/19 1:38 AM
  
Néstor
Decir que no hay Magisterio falible es decir que todo Magisterio eclesial es infalible, lo cual no es verdad. Aún si se dice que lo que se presenta como Magisterio siendo erróneo, no es Magisterio, no se sigue de ahí que no haya Magisterio falible, sino solamente que sólo el Magisterio falible que no es erróneo es Magisterio. Porque que algo sea falible, no quiere decir que falle necesariamente.

Por otra parte, donde hay contradicción entre dos proposiciones, una de ellas es errónea. Pero eso no quiere decir que sea herética, porque para eso hace falta que la otra sea un dogma de fe, y por tanto, Magisterio infalible. Y es posible que la otra sea simplemente Magisterio falible, no erróneo.

Y efectivamente, la única que está inspirada por el Espíritu Santo y por tanto es Palabra de Dios es la Escritura. El Magisterio está asistido por el Espíritu Santo, pero no inspirado, por eso nunca es Palabra de Dios, ni siquiera cuando es infalible.

Saludos cordiales.
28/08/19 6:39 PM
  
Néstor
Por eso mismo, no toda enseñanza del Magisterio eclesial, episcopal o papal, es definitiva. Leer al respecto "Ad tuendam fidem", de Juan Pablo II.

www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_1998_professio-fidei_sp.html

En la Nota doctrinal que acompaña el documento dice:

"10. La tercera proposición de la Professio fidei afirma: « Me adhiero, además, con religioso obsequio de voluntad y entendimiento, a las doctrinas enunciadas por el Romano Pontífice o por el Colegio de los Obispos cuando ejercen el Magisterio auténtico, aunque no tengan la intención de proclamarlas con un acto definitivo ».

A este apartado pertenecen todas aquellas enseñanzas – en materia de fe y moral – presentadas como verdaderas o al menos como seguras, aunque no hayan sido definidas por medio de un juicio solemne ni propuestas como definitivas por el Magisterio ordinario y universal. Estas enseñanzas son expresión auténtica del Magisterio ordinario del Romano Pontífice o del Colegio Episcopal y demandan, por tanto, el religioso asentimiento de voluntad y entendimiento. Son propuestas para alcanzar una inteligencia más profunda de la revelación, o para mostrar la conformidad de una enseñanza con las verdades de fe, o, finalmente, para poner en guardia contra concesiones incompatibles con estas mismas verdades o contra opiniones peligrosas que pueden llevar al error.

La proposición contraria a tales doctrinas puede ser calificada respectivamente como errónea o, en el caso de las enseñanzas de orden prudencial, como temeraria o peligrosa y por tanto «tuto doceri non potest »."

En estos casos no se exige fe teologal, sino "religioso asentimiento de inteligencia y voluntad", que es otra cosa.

Saludos cordiales.
28/08/19 6:48 PM
  
claudio
Estimado Néstor, tienes razón. La situación que planteas también está en el Derecho CIC:
Canon 212 § 1. Los fieles, conscientes de su propia responsabilidad, están obligados a seguir, por obediencia cristiana, todo aquello que los Pastores sagrados, en cuanto representantes de Cristo, declaran como maestros de la fe o establecen como rectores de la Iglesia.
§ 3. Tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas".

Es un derecho/deber de los fieles -sin exclusiones- de manifestar una opinión a los Pastores y a los demás fieles sobre lo que pertenece al bien de la Iglesia.
Están obligados a seguir "por obediencia cristiana", que el documento explicativo de la profesión de Fe y juramento, establece con las siguientes palabras "Como ejemplos de doctrinas pertenecientes al tercer apartado se pueden indicar en general las enseñanzas propuestas por el Magisterio auténtico y ordinario de modo no definitivo, que exigen un grado de adhesión diferenciado, según la mente y la voluntad manifestada, la cual se hace patente especialmente por la naturaleza de los documentos, o por la frecuente proposición de la misma doctrina, o por el tenor de las expresiones verbales".

28/08/19 10:23 PM
  
Una pregunta surge...
Respecto a la Obediencia al sumo Pontífice, en cuanto a su magisterio, ordinario = Opiniones...? es lo común en su verborrea argentinol que no es español... Y,
magisterio extraordinario = Enseñanza ex cáthedra?

Por favor: Cuándo es enseñanza ex cáthedra???
Por favor ejemplos reales que se cumplen en el gobierno actual de la iglesia con papa Francisco?

GRACIAS ! Me gustaría un post bien clarificador!
02/09/19 1:03 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.