InfoCatólica / De profesión, cura / Categoría: Sin categorías

21.01.20

Estar al loro

Por favor, a estas alturas no seamos ingenuos. Tenemos, en España, un nuevo gobierno formado por socialistas y comunistas. Es decir, la izquierda y la ultraizquierda. Aquí hay que estar al loro.

Ya sabemos aquí cómo se venden las cosas: que no pasa nada, que todo como siempre, y que nuestros benévolos gobernantes lo único que desean es la paz, la solución dialogada de los actuales conflictos, una mayor atención a los pobres, garantizar libertades y fomentar el respeto hacia todos, incluyendo, cómo no, a la Iglesia católica. El problema no es que lo digan, porque así han de vender la burra por averiada que esté, sino que hay gente encantada de comprársela.

Leer más... »

19.01.20

Ni ecología ni refugiados

Pero es a lo que nos dedicamos.

En esta santa madre Iglesia, como en los demás ámbitos, las cosas van, aunque parezca absurdo, por modas. Ahora, por ejemplo, es moda lo ecológico. En la Iglesia y en el mundo. No hay producto, alimento, edificio o industria que no inicie su presentación con la etiqueta de respeto al medio ambiente. Que me parece perfecto. No solo perfecto, sino necesario e incluso imprescindible.

En esta santa madre Iglesia, como en los demás ámbitos, al lado de lo ecológico surge la reivindicación de una acogida total hacia el inmigrante, independientemente de sus circunstancias de entrada en la Unión Europea a través de España, es decir, con papeles, en patera, con salto de valla o aeropuerto común. Que evidentemente son personas con unos derechos humanos inalienables.

Leer más... »

17.01.20

Los horarios de misas del cura de pueblo: entre pilates y el aula de costura

He de reconocer que tengo unos horarios de misas de lo más peculiar. Cada día, uno distinto, cada pueblo, una necesidad.

Al llegar a mis pueblos decidí celebrar misa cada día en un pueblo. Facilito. Dos días en cada sitio y el mismo horario. Je. Eso me creía yo.

Propuse en La Serna celebrar los miércoles. Los miércoles, no, por Dios, que tenemos el aula de costura. Vale. ¿El jueves? Mejor el jueves. ¿A las seis, que las tardes de invierno son cortas? Vale a las seis.  

Braojos entonces lunes y miércoles. Y claro, también a las seis. No puede ser. ¿Cómo que no puede ser? Los lunes tenemos aula de adultos y no salimos hasta las seis y media. Perfecto. Pues entonces a las seis y media. Y ya el miércoles a la misma hora, también a las seis y media. El miércoles no. ¿Cómo que no? Es que a las seis y media tenemos pilates… Muy bien. Lunes seis y media y miércoles a las seis.

Leer más... »

13.01.20

Ataques de nervios ante el libro de Benedicto XVI y el cardenal Sarah

La libertad de expresión ya se sabe que depende. Si eres de los míos, es decir, progre y más de pata negra, no es que tengas absoluta libertad de expresión, es que además entrarás en la categoría de profeta de hoy. Pero, amigo, si no eres de los míos, serás carca, conservador, mala persona, siniestro, desleal y algunas cosas más que iré recordando. La libertad de expresión es para todos aquellos que dicen lo que yo decido que deben decir, que eso es democracia.

Leer más... »

10.01.20

La gallina Marcelina y la misa matutina

Se puede ser creyente o no, eso es cosa de la gracia de Dios y de la libre respuesta del hombre. Lo que no se puede ser es analfabeto y encima, como se dice vulgarmente, no cortarse un pelo.

Estos días he tenido la oportunidad de ver varias veces en televisión a un hermano sacerdote bailando todo lo bailable en su iglesia, no sé si al principio, a final o en medio de la misa. Desde luego, revestido con alba, estola y casulla. Bien, a mí eso me parece básicamente una memez y un no saber estar donde hay que estar. Que cante y baile en otros momentos y circunstancias será más o menos oportuno y punto. La casulla se nos impuso para otra cosa, o eso me parece, que a lo mejor ando equivocado. Pero a lo que voy es a otra cosa.

Leer más... »