La idolatría, grave pecado: ya sea la Pachamama, el becerro de oro o el Estado (Liturgia frente a ídolos -I)

pachamama en basílica romanaAlegremente algunos, viendo noticias recientes (bastantes tristes y escándalosas), afirman que la liturgia actual, la que llaman “Novus Ordo Missae", admite sin problemas cultos idolátricos y que en la Misa se puede adaptar sin problema una oración a la Pachamama, porque es una liturgia que admite eso y más. Toman algún texto aislado y descontextualizado, ignoran otros documentos disciplinares, y defienden que el Misal de S. Pablo VI admite los cultos paganos.

Creo que todo esto merece una reflexión pausada, calmada, empezando por entender bien la idolatría, los cultos idolátricos, la doctrina de la Iglesia, la praxis de los santos y evangelizadores para terminar con la liturgia hoy, sus textos y normas que, por supuesto, no admite sincretismo alguno.

Vamos a hacer un pausado y tal vez largo ejercicio de teología litúrgica, para evitar improvisaciones y juicios precipitados sobre la liturgia, el Misal de S. Pablo VI en su tertia edytio y las actuales normas litúrgicas y rúbricas.

Con paciencia y paso a paso, reflexionemos con esta nueva serie de artículos.

**************************************

“Porque Tú eres el único Dios vivo y verdadero, que existes desde siempre y vives para siempre, luz sobre toda luz”: preciosa confesión orante del prefacio de la plegaria eucarística IV del Misal Romano. La Santa Trinidad es el único Dios vivo y verdadero: “a ti, eterno Dios, vivo y verdadero” (Canon romano, memento de vivos).

La liturgia, en sus libros litúrgicos, ritos y plegarias, rúbricas y oraciones, bien lejos está de cualquier sincretismo, sino todo lo contrario: rechaza la idolatría y cualquier culto pagano a los ídolos. La liturgia es “glorificación de Dios” y “santificación de los hombres” (SC 10); en la liturgia “Dios es perfectamente glorificado y los hombres santificados” (SC 7).

1. La idolatría en sentido recto y en sentido moral

Se gozaba san Pablo, complacido, de cómo los tesalonicenses “abandonando los ídolos, os volvisteis a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y vivir aguardando la vuelta de su Hijo Jesús desde el cielo” (1Ts 1,9-10). Es inadmisible para la fe cristiana rendir culto a los ídolos.

Abunda una idolatría en sentido moral o alegórico: idolatría del dinero, del bienestar, del yo propio, de la perfección física y del cuerpo[1], de lo material[2], de un sistema económico (sea el capitalismo salvaje o el comunismo marxista), de una ideología[3], del Partido, del Estado[4], de la nación[5], etc.

Todas estas idolatrías esclavizan y destruyen:

“En todas las épocas, cuando el hombre no ha buscado dicho proyecto, ha sido víctima de tentaciones culturales que han terminado por convertirlo en esclavo. En los últimos siglos, las ideologías que ensalzaban el culto de la nación, de la raza, de la clase social se han revelado verdaderas idolatrías; y lo mismo se puede decir del capitalismo salvaje con su culto de la ganancia, del cual han derivado crisis, desigualdades y miseria”[6].

Se trata también de la idolatría y cultos paganos en sentido propio, la adoración a imágenes de falsos dioses. Es incompatible con la fe revelada el continuar con las prácticas paganas idolátricas, con la veneración a las estatuas y figurillas idolátricas: ya sea el becerro de oro (Ex 32), Astarté o Baal (Jc 2,3; 1R 16,32[7]), o los amuletos (Is 3,20; 2M 12,40-41).

El César En los inicios del cristianismo, la idolatría del Imperio se manifestaba con el culto a la estatua del César (¡cuántos fueron mártires por negarse a echar incienso en el pebetero en honor de la estatua del César!). El cristianismo desde el principio se opuso a la idolatría del César, prefirió relacionarse con las filosofías contemporáneas que con las religiones como cultos formales e idolátricos. Por eso calificaron a los cristianos de ateos y enemigos del Imperio, hombres irreligiosos e impíos. San Justino y otros apologistas son un buen ejemplo de ello[8].

Idolatría fue el culto que se rendía a los dioses del Olimpo[9] o los dioses romanos, la Pachamama o cualquier otro ídolo, fuerzas cósmicas o new age, con los nuevos movimientos gnósticos, etc.

“La idolatría es una tentación constante del hombre. Desgraciadamente hay gente que busca la solución de los problemas en prácticas religiosas incompatibles con la fe cristiana. Es fuerte el impulso de creer en los falsos mitos del éxito y del poder; es peligroso abrazar conceptos evanescentes de lo sagrado que presentan a Dios bajo la forma de energía cósmica, o de otras maneras no concordes con la doctrina católica”[10].

Duras y claras, y con gran ironía, las palabras del libro de la Sabiduría sobre los ídolos: “Son, pues, unos infelices, con la esperanza puesta en cosas sin vida, los que llamaron dioses a obras hechas por manos humanas: oro y plata labradas con arte, representaciones de animales o una piedra inútil, esculpida hace mucho tiempo…” (Sb 13,10ss).

El ídolo “está pensado por el hombre como algo de lo que se puede disponer, que se puede gestionar con las propias fuerzas, al que se puede acceder a partir de sí mismos y de la propia fuerza vital. La adoración del ídolo, en lugar de abrir el corazón humano a la Alteridad, a una relación liberadora que permita salir del espacio estrecho del propio egoísmo para acceder a dimensiones de amor y de don mutuo, encierra a la persona en el círculo exclusivo y desesperante de la búsqueda de sí misma. Y es tal el engaño que, adorando al ídolo, el hombre se ve obligado a acciones extremas, en el tentativo ilusorio de someterlo a su propia voluntad”[11].



[1] “El deporte se convierte en fenómeno alienante cuando las demostraciones de habilidad y de fuerza física desembocan en la idolatría del cuerpo” (Juan Pablo II, Disc. a la Asociación deportiva de fútbol Roma, 30-noviembre-2000); “hay que proteger con esmero el cuerpo humano de cualquier atentado contra su integridad y de toda forma de explotación e idolatría” (Juan Pablo II, Disc. Jubileo de los deportistas, 29-octubre-2000).

[2] “La renuncia a los ídolos significa aceptar a Dios como centro de la propia vida, cambiando el corazón y haciéndolo más humano. Ídolos de hoy son, entre otros, el materialismo y el egoísmo con sus secuelas de sensualismo y hedonismo, la violencia y la corrupción” (Juan Pablo II, Hom., Caracas (Venezuela), 11-febrero-1996).

[3] Cf. Juan Pablo II, Sollicitudo rei socialis, n. 37.

[4] Recordemos aquello que afirmara Pío XI en la Enc. Mit brennender Sorge: “Todo el que tome la raza, o el pueblo, o el Estado, o una forma determinada del Estado, o los representantes del poder estatal u otros elementos fundamentales de la sociedad humana […] y los divinice con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios” (AAS 29 [1937], p. 149). El siglo XX vio el culto a los nuevos ídolos y muchos, al no adorarlos, “fueron sacrificados por el comunismo, el nazismo, la idolatría del Estado o de la raza” (Juan Pablo II, Disc. Conmemoración ecuménica de los testigos de la fe en el siglo XX, 7-mayo-2000). Las hemos conocido sobradamente en el siglo XX: “ideologías terribles que hundían sus raíces en la idolatría del hombre, de la raza, del Estado, y que llevaron una vez más al hermano a matar al hermano” (Benedicto XVI, Disc. en la visita a la comunidad judía de Roma, 17-enero-2010).

[5] Tal como ocurrió con los nacionalismos exacerbados en los años precedentes a la II Guerra Mundial, “el culto a la nación, fomentado hasta convertirlo casi en una nueva idolatría” (Juan Pablo II, Mensaje con ocasión del 50 aniversario del final en Europa de la Segunda Guerra Mundial, 8-mayo-1995). “Nacionalismos exacerbados” fue una muy acertada expresión de san Juan Pablo II describiendo una nueva idolatría (cf. Mensaje a un encuentro organizado en la ONU, 5-marzo-1993; Mensaje al presidente del Consejo de las Conferencias episcopales de Europa, 20-octubre-2000). Explicó su origen, describió su gravedad y sus consecuencias: “No se trata de amor legítimo a la propia patria o de estima de su identidad, sino de un rechazo del otro en su diferencia, para imponerse mejor a él. Todos los medios son buenos: la exaltación de la raza que llega a identificar nación y etnia, la sobrevaloración del Estado, que piensa y decide por todos; la imposición de un modelo económico uniforme y la nivelación de las diferencias culturales. Nos hallamos frente a un nuevo paganismo: la divinización de la nación. La historia ha mostrado que del nacionalismo se pasa muy rápidamente al totalitarismo y que, cuando los Estados ya no son iguales, las personas terminan por no serlo tampoco. De esta manera, se anula la solidaridad natural entre los pueblos, se pervierte el sentido de las proporciones y se desprecia el principio de la unidad del género humano” (Disc. al Cuerpo Diplomático ante la Santa Sede, 15-enero-1994). Y, por supuesto, la Iglesia no puede convertirse en sierva y aliada del nacionalismo: “cada vez que el cristianismo, sea en su tradición occidental, sea en la oriental, se transforma en instrumento de un nacionalismo, recibe una herida en su mismo corazón y se vuelve estéril” (ibíd.). No nos faltan dolorosos ejemplos para comprobarlo. Es distinto del sano patriotismo: “el patriotismo, que es, en cambio, el justo amor por el propio país de origen. Un verdadero patriotismo nunca trata de promover el bien de la propia nación en perjuicio de otras. En efecto, esto terminaría por acarrear daño también a la propia nación, produciendo efectos perniciosos tanto para el agresor como para la víctima. El nacionalismo, especialmente en sus expresiones más radicales, se opone por tanto al verdadero patriotismo, y hoy debemos empeñarnos en hacer que el nacionalismo exacerbado no continúe proponiendo con formas nuevas las aberraciones del totalitarismo” (Juan Pablo II, Disc. a la ONU, 5-octubre-1995).

[6] Benedicto XVI, Disc. a los participantes en la plenaria de Consejo Pontificio Cor Unum, 19-enero-2013.

[7] “Nos encontramos en el reino del Norte, en el siglo IX antes de Cristo, en tiempos del rey Ajab, en un momento en que en Israel se había creado una situación de abierto sincretismo. Junto al Señor, el pueblo adoraba a Baal, el ídolo tranquilizador del que se creía que venía el don de la lluvia, y al que por ello se atribuía el poder de dar fertilidad a los campos y vida a los hombres y al ganado. Aun pretendiendo seguir al Señor, Dios invisible y misterioso, el pueblo buscaba seguridad también en un dios comprensible y previsible, del que creía poder obtener fecundidad y prosperidad a cambio de sacrificios” (Benedicto XVI, Aud. General, 15-junio-2011).

[8] “La figura y la obra de san Justino marcan la decidida opción de la Iglesia antigua por la filosofía, por la razón, más bien que por la religión de los paganos. De hecho, los primeros cristianos no quisieron aceptar nada de la religión pagana. La consideraban idolatría, hasta el punto de que por eso fueron acusados de “impiedad” y de “ateísmo". En particular, san Justino, especialmente en su primera Apología, hizo una crítica implacable de la religión pagana y de sus mitos, que consideraba como “desviaciones” diabólicas en el camino de la verdad” (Benedicto XVI, Aud. General, 21-marzo-2007). El cristianismo, evitando la idolatría y culto pagano, se presentaba como la filosofía verdadera, y en vez de despreciar la razón y crucificarla, entablaron diálogo con la filosofía y el pensamiento (Cf. Juan Pablo II, Fides et ratio, nn. 36ss).

[9] Eso predicaba y escribía valientemente san Pablo: “No tengáis que ver con la idolatría” (1Co 10,14): “escribió a una comunidad muy afectada por el paganismo e indecisa entre la adhesión a la novedad del Evangelio y la observancia de las viejas prácticas heredadas de sus antepasados. No tener que ver con los ídolos significaba entonces dejar de honrar a los dioses del Olimpo, dejar de ofrecerles sacrificios cruentos” (Benedicto XVI, Hom. en la explanada de los Inválidos de París, 13-septiembre-2008).

[10] Juan Pablo II, Mensaje para la XX Jornada Mundial de la Juventud en Colonia (2005), 6-agosto-2004.

[11] Benedicto XVI, Aud. General, 15-junio-2011. “La idolatría es una tentación de la humanidad entera en toda la tierra y en todos los tiempos. El ídolo es una cosa inanimada, fabricada por las manos del hombre, una estatua fría, sin vida” (Juan Pablo II, Aud. General, 1-septiembre-2004).

21 comentarios

  
Javidaba
Muchas gracias, D. Javier.
Me ha encantado que comience por centrar la Liturgia en el Misterio de la Santísima Trinidad, pues mi experiencia con celebrantes para quienes la Trinidad, es perfectamente obviable, me ha producido tristeza por las respuestas que he recibido:
- Le recordé a uno el: "Dios Todopoderoso y Eterno, que con el Hijo y el Espíritu Santo, eres un sólo Dios y un sólo Señor; no una sola Persona, sino Tres Personas en una sola Naturaleza; y lo que creemos de tu gloria, porque Tú lo revelaste, lo afirmamos también de Tu Hijo, y también del Espíritu Santo sin diferencia ni distinción.
De modo que al proclamar nuestra fe en la Verdadera y Eterna Divinidad, adoramos Tres Personas distintas, de única Naturaleza e iguales en Su dignidad, a quién alaban los ángeles..." Su respuesta vino a serque es muy complicado para que lo entienda la gente... como si el Misterio Trinitario hubiera que entenderlo para adorarlo. ¿Qué es la Fe para un sacerdote que piensa así?.
- En otra ocasión la respuesta fue, más o menos, que nuestra fe es Cristocéntrica... ; y ¡claro que sí!, pero el mismo Cristo no fue sólo Cristocéntrico, como no sólo en el Padrenuestro lo demuestra.
- En otra ocasión a otro que sustituye siempre "todopoderoso" en la Misa por "misericordioso", y son al menos seis veces, su respuesta me hizo ver que no le preocupaba que el Padre Todopoderoso, por esa misma Omnipotencia, Es Padre en el Hijo, y si no fuera Todopoderoso como Padre, no nos podría haber dado la mejor Misericordia: El Hijo. (La Trinidad en sus íntimas relaciones no necesita "misericordia", la misericordia es para nosotros, "ad extra")
Personalmente, estas "herejías" litúrgicas, me han hecho caer en la cuenta de la hermosura y precisión de las palabras; sin estos tropiezos no habría caído en la cuenta de que "Padre todopoderoso" señala hacia el Misterio de la Trinidad, por ejemplo; pero que un acto de culto para honrar a Dios Trinidad con el Único Sacrificio, en el que participan el Espíritu Santo, santificando las ofrendas, Jesucristo transubstanciándolas, y el Padre, recibiendo ese Sacrificio, ¡caramba!, es cierto que es muy demasiado para nuestras mentes, pero ¿no es acaso también verdaderamente amable y adorable?.
Si el ser humano es "capax Dei", ¿cómo es más "capax Dei" vía inteligencia o por vía del amor? Acaso mientras más amemos, mejor conoceremos.
Perdone el desahogo, padre.
Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum...

************************

JAVIER:

-Admitido el desahogo. Y le doy la razón totalmente.

-Las liturgias orientales siempre han destacado mucho más la Santa Trinidad en la liturgia, especialmente la acción del Espíritu Santo, más que los ritos occidentales y el rito romano mismo.

-Me desagrada mucho quienes omiten el "todopoderoso" por "misericordioso", no porque Dios no lo sea, sino por olvidar algo que es el fundamento: Dios es Dios y por eso es todopoderoso, y el hombre es criatura finita, y por tanto no lo puede todo ni mucho menos. Pero ese cambio de atributos divinos no lo permite la liturgia en absoluto [las oraciones están escritas en el Misal y rituales y se proclaman tan cuales], ni nadie venga diciendo que "el Novus Ordo Missae" permite esas sustituciones en textos litúrgicos, porque es un atrevimiento del sacerdote u obispo celebrante.
10/08/21 11:56 AM
  
Pep
Siempre me imaginé la idolatría moderna como adoración a ídolos modernos abstractos: el dinero, el poder, el placer...
Jamás pensé que en el s. XXI se adoraria en los jardines Vaticanos a estatuillas paganas, con religiosos postrados ante ellas con el cul0 en pompa.
¿Que dice la jerarquía,? Cri cri, cri cri...

***************

JAVIER:

Lo mismo pensaba yo y con el mismo estupor e indignación me quedé.
10/08/21 1:26 PM
  
Rosa de Jesús
Lamentablemente creo que esto empezó con Juan Pablo 2 en Asis cuando pusieron (entre otras cosas) a buda sobre el sagrario y taparon los crucifijos, pero en ese momento no existía Internet y el tema pasó desapercibido para la mayoría de los fieles, lo de la pachamama en cambio si ha generado muchísimas reacciones, gracias a Dios, en las redes sociales y lleva al debate hasta donde hay que obedecer a los superiores, ya que luego de publicar la oración a la pachamama la diócesis de venado tuerto en argentina se justificaron con estar siguiendo el ejemplo o voluntad de Francisco, obecer a todo como un muerto porque si o repetir como un loro puede llevarnos a perder el alma.
10/08/21 1:46 PM
  
maru
Un gran acierto P. Javier, tocar, explicar este tema, porque con lo que está cayendo.... cada cual ya interpreta cual cosa a su gusto y se queda tan pancho (como la teologa que cita el P. Jorge, y ésto no es nada, porque hay cada interpretación....) Y no le digas nada porque te ponen verde, pero es que, como vd.muy bien dice, ", cogen textos aislados, descontextualizado, e ignoran documentos disciplinares "y, ya se sabe , que la ignorancia es atrevida.
Buen acierto P. Javier!

********

JAVIER:

No, Maru, de gran acierto nada... Porque ya verá lo que viene y los comentarios. Al final, el Misal de S. Pablo VI fue hasta el toro que mató a Manolete. Pero creo que hay temas que mostrar con fundamentación.
10/08/21 4:16 PM
  
Ronin
Creo que la idolatría es algo inherente al ser humano.
Unos ídolos, sean los que sean, sirven de apoyo, respuesta o muleta ante esas grandes dudas de los hombres sobre el espíritu, el alma y en resumen dar un sentido a todo.

Obviamente el Cristianismo es lo que se debe enseñar a los idólatras para que abandonen falsas creencias y abracen la Verdad.

Hay un punto que no se ha tocado en el texto, o no me lo ha parecido, que es la papolatría. Algo importante porque no somos pocos los que pensamos que Francisco le ha salido rana al Espiritu Santo, por decirlo de modo jocoso. Y para mi es muy grave como mucha gente, no poca entre el clero, justifica todo lo que está haciendo Francisco claramente en contra a la Doctrina como "bueno, es el Papa, el sabe".
No, no necesariamente sabe. Y la Iglesia ya ha sufrido papas infames que fueron puteros, herejes y ególatras de primera.
Creo que sería un buen debate para estos tiempos tan extraños donde el papa saca a pasear a las pachamamas.

***********

JAVIER:

El cristianismo es la Verdad que deshace esas ataduras y muletas del ser humano, sí.

Hay papolatría evidentemente, aunque no la calificaría de idolatría stricto sensu. Pero sí la hay, viene de lejos, del ultramontanismo, del Papa que considera que "la Tradición soy yo", de las piadosas exageraciones de ver en él "al dulce Cristo en la tierra", y que al Papa lo elige directamente el Espíritu Santo (ya no es un cónclave con sus votaciones e intercambios de pareceres entre los electores) etc. Cuando hubo Papas de gran categoría, la papolatría parecía más justificada y natural, cuando no los ha habido de gran categoría es cuando la papolatría queda tan patente que hace el ridículo y se hacen piruetas para justificar lo injustificable.

El ministerio petrino debe ser otra cosa, y la papolatría rechazarla cuanto antes.
10/08/21 4:40 PM
  
JSP
Padre Javier, al ser aludido indirectamente comento:

1. Comienza con una contradicción entre la imagen primera y lo que escribe, pues la imagen ha estado presente y referenciada en la liturgia del Novus Ordo Missae. El Misal romano del Rito Antiguo no lo admite en ningún caso.
2. La idolatría antropocéntrica es adorarse o adorar al hombre.
3. El mismo Nuevo Misal romano (liturgia dinámica que admite incluso la diarrea verbal) de forma implícita es idolátrico, pues lo central no es el Sacrificio propiciatorio sino el principio de elección del sacerdote entre el ars celebrandi y en función del tipo de comunidad local (actuosa participatio). Primero el hombre (sacerdote y tipo comunidad) y después Dios. Recomiendo la lectura de la Observancia de las normas litúrgicas y “ars celebrandi”.

PD: Mi denuncia de los errores y supersticiones n.37 IGMR que se pueden admitir como sucedió el fatídico 4 octubre en los jardines vaticanos antes del Sínodo Amazónico y que entronizó a la pachamama en la Casa de Dios (imagen de su artículo) para hacer un rito que la incluyera.

youtu.be/B5-AiCRqOuM



El 30 de octubre de 2019, en el sitio web LifeSiteNews, Maike Hickson retomó las declaraciones de varios cardenales y obispos que condenaron los ritos paganos en torno a las estatuillas de la Pachamama (Diosa de la Madre Tierra en la cosmogonía andina), durante el último sínodo. Estos prelados felicitaron a los dos jóvenes que lanzaron al Tíber, el 21 de octubre, las estatuillas entronizadas en la iglesia de Santa María en Traspontina, cerca de la basílica de San Pedro.

Durante una entrevista con Raymond Arroyo, de EWTN, el 24 de octubre, el cardenal Gerhard Ludwig Müller, exprefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, afirmó que "el gran error fue introducir ídolos en la Iglesia, y no haberlos eliminado, porque según la ley de Dios - el primer mandamiento - la idolatría es un pecado grave y no debe mezclarse con la liturgia cristiana".

youtu.be/3iGwMXoF7zM
youtu.be/5qnHWBU-cIY

************

JAVIER:

Realmente está vd. funcionando como un troll. Y aunque le responda pacientemente en uno y otro lado, vd. sigue igual en diálogo de sordos. Así que una y no más.

-No hay contradicción entre la imagen que he puesto y lo que afirmo. Precisamente por ningún lado la liturgia autoriza o permite que se introduzca un ídolo o deidad pagana en la liturgia ni en un templo cristiano. No lo hay. Es que no sé ya cómo repetírselo, porque más normas litúrgicas que le he puesto es imposible.

-Decir que el nuevo Misal es implícitamente idolátrico es una barbaridad de una mente incapaz de razonar con serenidad. La actuosa participatio -lea sermones de S. Agustín, lea el deseo de S. Pío X en el motu proprio tra le sollicitudini y otros documentos- es que los fieles no estén como mudos y pasivos espectadores, sino que respondan -no el monaguillo en lugar del pueblo- canten, recen, adoren, guarden silencio, etc. Que todo eso es actuosa participatio. Y eso no es antropocentrismo. Es liturgia tradicional.

-También le expliqué, y en sucesivos artículos lo haré aquí, la interpretación de ese número 37 que vd. aduce y que aquí con las prisas dice que es de la IGMR pero supongo que se refiere al número de la SC. La inculturación y la legítima adaptación que decía esa Constitución no es lo que vd. interpreta, ni la hace un obispo cualquiera que ponga un ídolo o se le ocurra componer una oración. Si sigue leyendo -como ya se lo expuse- esas legítimas adpataciones corresponden a la Conferencia regional de Obispos, que se presenta a la autoridad de la Santa Sede para ser aprobadas (colores litúrgicos, signos de reverencia, etc.) y no es la autorización para que nadie por su cuenta y riesgo introduzca elementos paganos. Ni lo permite la Sacrosanctum Concilium ni lo permite la IGMR.

-Ese número que tanto repite vd. se interpreta y se aplica, como ya le dije en otra ocasión, con la IV Intrucción para la aplicación de la reforma litúrgica, "La liturgia y la inculturación", de 1a Cong. para el Culto divino de 1995. Léala por Dios bendito!

-La liturgia no permite esos ídolos. Por eso hicieron muy bien los jóvenes en arrojarlas al Tíber y muy sensato y valiente fue el cardenal Müller y demás obispos. Pero nada de esos gestos idolátricos están basados o justificados en la legislación litúrgica actual.

Y hasta aquí llegamos. Como troll ya se ha ganado su sueldo. Pero aquí se acabó.
10/08/21 4:56 PM
  
maru
P. Javier, lo que digan.... Vuelvo a repetir que la ignorancia es atrevida. Por supuesto que le dolerá leer ciertos comentarios, pero si hay sacerdotes que dicen que lo de las rúbricas....(como que pasó de moda, vamos) Así que no le importe lo que "algunos", ,puedan soltar. Para mí, desde luego, todos sus artículos y explicaciones son muy enriquecedoras
10/08/21 6:15 PM
  
Urbel
Lleva usted razón en que los abusos en sentido estricto (sin ningún amparo expreso en el misal y demás documentos litúrgicos del Novus Ordo) no son directamente imputables al misal de Pablo VI. Pero no lleva usted razón en que por ello le sean totalmente ajenos. Es el propio Novus Ordo el que contiene de suyo numerosas opciones o variantes legítimas (no abusivas): el sacerdote hará esto o aquello otro, rezará esta oración o hará una monición etc. Hasta el único canon romano fue remplazado por, en origen, cuatro plegarias eucarísticas (la primera, que casi nunca se reza, basada en aquel canon romano, aunque no idéntica a éste); hoy las plegarias eucarísticas autorizadas son más, para niños, adultos o mediopensionistas, sin contar las abusivas. Es el propio Novus Ordo el que introdujo el germen de la banalización y la desacralización, hoy triunfantes por doquier. Aunque en teoría pueda celebrarse en latín y coram Deo, de hecho se celebra casi siempre en lenguas modernas y coram populo. Y no hay duda alguna de que esas lenguas modernas y la posición del sacerdote vuelto hacia el pueblo han impulsado exponencialmente los abusos litúrgicos. En resumen, el Novus Ordo no es el toro que mató a Manolete, pero tampoco es completamente inimputable.

********

JAVIER:

Sin duda, algunos elementos de la reforma litúrgica no están muy logrados. Y coincido en que rúbricas que ofrecen varias opciones terminan fomentando la libertad inventiva de unos y otros.

Y en esa batalla estoy desde hace años como docente: enseñar según los libros litúrgicos, fidelidad a las rúbricas, sentido de Dios, espiritualidad.
10/08/21 6:35 PM
  
Urbel
Para muestra un botón, los apartados 23 y 24 de la IGMR:

"23. Además, para que la celebración responda más plenamente a las prescripciones y al espíritu de la Sagrada Liturgia y para que crezca su eficacia pastoral, en esta Instrucción General y en el Ordinario de la Misa, se proponen algunas acomodaciones y adaptaciones.

24. Estas adaptaciones, que consisten solamente en la elección de algunos ritos o textos, es decir, de cantos, lecturas, oraciones, moniciones y gestos, para que respondan mejor a las necesidades, a la preparación y a la índole de los participantes, se encomiendan a cada sacerdote celebrante. Sin embargo, recuerde el sacerdote que él es servidor de la Sagrada Liturgia y que a él no le está permitido agregar, quitar o cambiar algo por su propia iniciativa en la celebración de la Misa."

Cierto que se termina recordando al sacerdote que no le está permitido agregar, quitar, o cambiar nada en la sagrada liturgia ..... salvo precisamente, "para que crezca su eficacia pastoral" (¡que no falte nunca!), acogerse a las acomodaciones y adaptaciones permitidas "para que respondan mejor a las necesidades, a la preparación y a la índole de los participantes" (¡ahí queda eso!). Ancha es Castilla, y muy fácil deslizarse de las variantes permitidas a las abusivas. Nada que ver con el rigor del inmemorial rito romano, claro está que hoy se le tacharía de "rigorismo" o "rigor mortis" (¡en latín, por una vez!).
10/08/21 6:49 PM
  
Argia
Leyendo algunos comentarios, pienso, o no han ido a ninguna misa del llamado Novus ordo normal, quiero decir sin aditivos raros, o no saben lo que es la Eucaristía, lo cual sería muy grave, o no creen en la Eucaristía, lo cual sería peor.
Veo a Jesus crucificado en la cruz, y me imagino escuchando estas conversaciones, que si tiene que ser en latín, porque la lengua es de lo más importante, que si mirando ad orienten porque allí está Dios, o sea que lo de el milagro de la transustanciación en el cuerpo y sangre de Cristo, no les debe de parecer suficiente presencia de Dios.
Y sigo viendo a Jesus, muriendose de dolor en la cruz, y queriendo gritar: que no he venido para salvar ritos, ni formas, ni maneras, que he venido para salvaros a vosotros, que muero solo por la salvación de vuestras almas.
10/08/21 8:29 PM
  
Urbel
Fui a misa moderna durante más de treinta años, al menos todos los domingos y fiestas de guardar, más algunas veces entre semana, desde su introducción en 1970 hasta comienzos de este siglo. Desde entonces únicamente cuando la cortesía me obliga en ocasiones sociales como bodas y funerales. La conozco muy bien, precisamente por ello la dejé por la misa tradicional.

Sé lo que es la eucaristía como sacrificio de la misa y como sacramento. Precisamente porque la misa es la renovación incruenta del sacrificio de la cruz, que se ofrece por la remisión de nuestros pecados, encuentro que se expresa de modo inequívoco y sumible en la liturgia tradicional.

Ciertísimo que nuestro Señor Jesucristo murió en la cruz para abrirnos las puertas del cielo. Pero esa verdad fundamental no puede utilizarse para acallar las cuestiones teológicas y litúrgicas que los católicos debatimos legítimamente, por ejemplo aquí. Salvo que sea usted partidario de quemar todas las obras de los autores católicos sobre los más variados asuntos, desde los tiempos apostólicos hasta nuestros días, con el potísimo argumento de que Cristo sufrió por nuestros pecados.
10/08/21 10:32 PM
  
Juan Carlos Villaverde
Creo que el mayor ídolo que hay actualmente, en todo el globo terráqueo, con una influencia terrible y alienadora es la televisión. La gente dice amén a todo lo que le echan y se trata todo.¡Terrible!
10/08/21 11:12 PM
  
AJ
Argia:

Nadie está diciendo lo contrario. Lo único que se dice es que la forma influye claramente en lo esencial. Lo esencial es el sacrificio de Cristo por nosotros en la misa y el misterio amoroso de Dios. Pero como se transmite ese amor y esa adoración que le tenemos también influye. Por poner un ejemplo, desde el punto humano, si yo quiero a mi mujer se lo tengo que demostrar con gestos, palabras o acciones. No vale solamente con decir:"no es que yo la quiero mucho y ella lo sabe". Desde el punto de vista de las escrituras, está clarísimo que Dios prefiere una forma de ser adorado a otras. Incluso imparte ritos y preceptos. Lo que quiero decir es que afirmar que "la forma no afecta a la esencia" o que a "Dios le dan igual los ritos", me parece una afirmación muy aventurada
11/08/21 12:02 AM
  
Argia
Aj
"si yo quiero a mi mujer se lo tengo que demostrar con gestos, palabras o acciones."
Exactamente, pero esto lo debes de hacer siempre, no solo cuando está vestida de fiesta, cuando te parece que está guapisima.
No estoy en contra del rito tradicional, lo que defiendo es que tan bella es una misa normal, como la otra, porque las dos expresan el sacrificio de Jesus en la cruz que es lo importante, y depende más de como se vivan que del rito en si.
Pues también puede pasar que te quedes en la belleza exterior, y te distraigas con cosas que solo son un placer para los sentidos.
Por otro lado, todos no tenemos la misma sensibilidad, a mi me parece mejor que se vea el altar todo el rato, como también me gusta expresarme en castellano, que para mi es la lengua más auténtica, porque es la que tengo desde que naci.
Lo ideal sería que se pudieran celebrar las dos, siempre que los de un rito no desprecien al otro, pero en los comentarios que he leido desde el motu, lo que se ve es un desprecio hacia el Novus ordo, cuando es un rito aprobado por la iglesia, y por lo tanto aprobado por Dios.
11/08/21 3:07 PM
  
Eduardo Acevedo
Y entonces, que hace la pachamanca en el Vaticano?
11/08/21 6:05 PM
  
AJ
Argia:

Yo no he metido el rito tradicional en la cuestión. Es cierto que a tu mujer la tienes que querer todos los días. Pero el exterior influye, no nos engañemos. "La belleza salvará el mundo", decía Dostoyevski. Nada más que veamos que, cuando uno empieza una relación amorosa, uno primero se fija en lo externo. La fealdad y las faltas de educación o la dejadez no nos suelen gustar. Un claro ejemplo está en el lenguaje. Cuando decimos que una persona es buena, decimos muchas veces "es una bella persona". Es una asociación clara que hacemos entre belleza y bondad. Y ambas nos llevan a la verdad, como decía Platón.

Y ya que saca el tema de la misa tradi rechazo los aires de superioridad. Pero por los dos lados. Cuántas veces hemos escuchado de la misa tradicional: "son exóticos", "rígidos", "nostálgicos del pasado", "snobs", "medieval"... Sin dar a penas argumentos? Incluso escritores de infocatolica, de cuyo nombre no quiero acordarme. Aún así, me pare que el problema radica en que muchos quieren que los tradis digan que son las dos iguales. No que sean válidas, que la mayoría lo dicen, sino que tienen el mismo sentido de lo sacro, la misma historia, la misma belleza, se puede cantar igual, los mismos gestos o las mismas oraciones. Un cura me lo admitió cuando dije que la misa que se parecía más a lo propuesto por Sacrosantum concilium era la misa tradi. Se me rebotó y me dijo que "la misa actual es el canon romano pero evolucionado". O sea, que se aleja de lo dicho por el concilio que utilizan como arma contra los tradis. Muy paradójico todo. Y el primer canon, que es el que más se parece al tradicional, rara vez se usa. Lo consideran demasiado católico muchos y demasiado tedioso otros. Y para lo que dicen que las oraciones son las mismas, cojase ambos misales en español y comparemos. Yo noto un miedo tremendo a las preguntas y comparaciones sobre liturgia, especialmente de la juventud. De que tienen miedo? Mire, yo no llego a los 25 años, y no me he criado en lo más conservador de la Iglesia, sino todo lo contrario. Y por eso tengo muchas preguntas incómodas sobre el CVII y la reforma litúrgica que nadie parece querer responder. Muchos dilemas, contradicciones, chapuzas y cosas que no cuadran en los últimos 50 años
11/08/21 8:48 PM
  
Javidaba
Algunos comentarios me mueven a recoger mi experiencia, 70 años,que me dice que el rito legítimo, todo rito legítimo, no expresa totalmente el Misterio Litúrgico y Salvífico de la Misa. Ciertamente la liturgia terrena es el cauce para acceder y vincular la Egregia Realidad Litúrgica del Cielo con la terrenal acción litúrgica.
A Dios, "le gusta" el rito, participa en él, pero en su Infinita Bondad, Su Presencia es lo más importante, si bien, sin nuestro ritual no se hace presente.
No cabe, o no debieran caber, "creatividades" con el rito, con los ritos.
En igualdad de fidelidad al rito por parte de los celebrantes de los distintos ritos legítimos, el resultado es el mismo: La Adoración Perfecta que Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, presenta, gracias a la oblación personal del sacerdote que interviene "in persona Christi", el Honor debido a la Santísima Trinidad, con el valor salvífico y redentor de Su Sacrificio y Resurrección para nosotros.
En una Misa católica de rito oriental, es impresionante la preeminencia del significado de Misterio que transmite la celebración: Los fieles no ven al sacerdote salvo aquellos pocos que han conseguido un lugar desde el que a través de una de las tres puertas del iconostasio vislumbran el altar; de cuando en cuando, un diácono asoma a una puerta para provocar alguna respuesta de los fieles, que prácticamente no escuchan de lo que ocurre tras el iconostasio, sino murmullos, cascabeles, sí, cascabeles, campanillas, y el sonido de los incensarios que casi no paran. La simbología es preciosa: El Iconostasio expresa el cielo al que se aspira entrar, y tras ese Iconostasio, es donde en realidad se celebra el Misterio, que es tan Misterio para los fieles, que no hace falta ni ver el rito, para saber que lo que ocurre allí dentro es el Misterio de nuestra Fe, que nuestro Novus Ordo, expresa, con la aclamación: "Anunciamos tu muerte, proclamamos tu Resurrección. Ven, Señor Jesús".
Si en esa misa de rito bizantino, se resalta el Misterio, en el Vetus Ordo, se resaltan la Iglesia en marcha "ad (nostrum) Orientem" y el aspecto Sacrificial y Redentor, mientras que el Novus Ordo resalta el aspecto de asamblea "ecclesía", con el aspecto de Cena, que si la ridiculez intelectual y moral de tantos pastores y pastoralistas enanos mentales, ha consentido reducirla blasfemamente a cena de amigotes, no es por culpa del rito que conmemora la Cena de Institución de la Eucaristía, en la cual ya se dio la Redención que expresamente se celebró el Viernes Santo, ¿o no?, pregunto, y que recogía toda la tradición litúrgica judaica de la Cena Pascual, para elevarla a rango de Nueva Alianza hacia el Banquete Eterno en las Bodas del Cordero. Repito: Si la incuria derivada del “espíritu del Concilio”, ha degradado a desfachatez tantas y tantas misas del Novus Ordo, consiguiendo muchas veces más regodeo en el infierno que gozo en el cielo, no es por el Novus Ordo, sino contra el Novus Ordo, como cuando yo me equivoco al resolver el Teorema de Pitágoras, por mucho que yo me equivoque, el Teorema permanece incólume.
A lo que voy con toda esta prédica es a que a pesar de que “me gusta más” el Vetus Ordo, del Novus Ordo no se han sacado aún todas sus virtualidades y potencialidades. De hecho, la Segunda Misa de que nos hablan los Evangelios, lo mismo que la Primera de la Institución de la Eucaristía, vuelve a ser Cena en Emaús.
Nuestros ritos, cada uno de ellos, aún celebrados santa y obedientemente, no agotan el significado de la Misa.
Oponer como contrarios los ritos legítimos, es caer en “hemiplejia ritualista” o ritualera.
Mucho más enriquecedor es vivir, percibir el contraste entre los ritos que nos ayudan unos y otros a mayor comprensión y “participación” de los fieles.
Que la acción litúrgica de celebrantes despistados, no parta de su personal disposición oblativa, fiel, obediente y venerante hacia el rito litúrgico, no quiere decir que no haya celebrantes magnánimos que celebran santamente.
De la misma manera “mi” propia condición, me hace estar tantas y tantas veces en Misas de cualquiera de los ritos, sin la actitud orante, oblativa que debiera. perdiendo por ello todas las gracias derramadas “cuius una stila salvum facere, totum mundum quit ab omni scelere”.
Hablar de la Misa aquí, sentado ante el ordenador, me
eleva a excelsitudes que ya se encarga mi ángel de la guarda de poner en mi sitio de pecador, cuando me pregunta al salir de Misa, p. e. “bueno, Javier, ¿recuerdas las Lecturas de la Misa de hoy”… y el Confiteor… es mi respuesta. Amén.
12/08/21 7:43 AM
  
Mariana M
Del tema de la tierra, me parece que hay una inversión. El reino mineral está debajo del vegetal; éste, del animal y éste, del hombre.
La tierra es mineral. ¿Qué otra cosa sino?
Esta ordenación la dio Cristo, Nuestro Señor.
12/08/21 4:36 PM
  
maru
La semana pasada, su blog fue sobre el color de la casulla en las fiestas de la Virgen; hoy , víspera de la solemnidad de mañana, estuve en una parroquia de la diócesis (no en la mía) y el sacerdote salió de azul. Se lo comento porque está claro que muchos o no saben o pasan. Pues el párroco ,ven este caso, estuvo de director del seminario menor. Mañana, iré a la eucaristía a mi parroquia, a ver qué color viste el sacerdote.
14/08/21 9:12 PM
  
templario
En Octubre de 2019, finaliza el sínodo de la amazonía, cargado de herejías e idolatrías a los dioses paganos (diablo-pachamama). Realizándose en el Vaticano rituales que estuvieron dirigidos por Bergoglio.

youtu.be/AAfg5tMdBUU
*Cardenal Müller: la idolatría a la pachamama es un crimen contra la ley de Dios.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/muller-es-un-crimen-contra-la-ley-de.html ywww.youtube.com/watch?v=dLPyEnMM9TA

*Cardenal Brandmuller: El sínodo quiere sustituir a Dios por el panteísmo.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/el-sinodo-quiere-sustituir-dios-por-el.html

*Entronización del diablo en el Vaticano:

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/entronizacion-de-un-demonio-en-4-pasos.html

*Ritual arrodillados ante un indio en erección.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/vaticano-de-fco-arrodillados-frente-un.html

*Profesor Seifert contra la herejía de Abu Dhabi y la Pachamama: Si Cristo es verdaderamente Dios y hombre desde la concepción, estas acciones huelen a sacrilegio, blasfemia y apostasía.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/seifert-contra-la-herejia-de-abu-dhabi.html

*Obispo Azcona: Culto a la pachamama, sacrilegio demoníaco.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/culto-vaticano-la-pachamama-u

*Sacerdote desagravia, quemando las pachamamas.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/11/sacerdote-da-ejemplo-quemando-las.html

*Ocultismo demoníaco ligado al paganismo.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/el-ocultismo-demoniaco-ligado-al.html
*Bergoglio intenta desacreditar a la Madre Dios, colocando en su lugar a la pachamama.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/sinodo-globalista-anti-mariano.html

*El Vaticano niega la realidad idolátrica.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/el-vaticano-niega-la-realidad.html
*Cardenal Osoro, imita a Bergoglio e idolatra a la pachamama.

religionlavozlibre.blogspot.com/2019/10/card-osoro-amigo-y-porras-reverencian.html
16/08/21 1:10 PM
  
CHARO CASTANYS
Estos días me han llegado por youtube los comentarios y las imágenes de la pachamama en los jardines del vaticano presididas por el Papa y lo cardenales. Para mi la idolatria siempre ha sido un pecado gravisimo por eso me ha escandalizado que el Papa las consintiera. Hay quien piensa que la misa tradicional y en latin es la única valida cuando creo que ambas misas siempre que se sigan la liturgia tienen el mismo valor.
16/08/21 6:54 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.