Bella

left

Leo con satisfacción que Eduardo Verástegui vuelve a ser noticia . Solo faltan unos dias para que podamos disfrutar de “Bella”, una película a favor de la vida del no-nacido.

Eduardo Verástegui, productor y protagonista de la película Bella, nos reveló en una revista para adolescentes que, antes de la filmación y como parte de la investigación, decidió ir a una clínica de abortos para hablar con alguna chica. “Cuando llegué empecé a ver a estas chicas entrando. Niñas de 15 a 23 años, en su mayoría latinas… ¡No pude ni hablar! Obviamente ni decirles ‘Fíjate que estoy haciendo una película, me gustaría saber el dolor que traes para…’ ¡No pude! Me quedé mudo y lo único que hice fue observar la gente que estaba fuera tratando de convencerlas con sus panfletos, con todo lo que les estaban contando”.

Al final terminó hablando con una joven que le había reconocido por sus culebrones. Eduardo le enseñó un video pro vida, le habló de la belleza de ser portadora de una vida,… consiguiendo que la joven se subiera al coche de su marido y no abortara.

“Una de las excusas que tenían para abortar era que la niña anterior había salido con los ojitos un poco malos. El segundo hijo les salió con una burbuja en la cabeza y pensaron que el tercero también les iba a salir así. Y nada, gracias a Dios el tercero fue el que salió físicamente sano. Ha sido la cosa más bella que he hecho en toda mi vida… Fui a visitarlos y pude cargar al pequeño Eduardito. Por la gracia de Dios, tuve la oportunidad de salvar a ese bebé”.

Esto me ha hecho recordar que hace unos meses, coincidiendo con el estreno de Bella, publique un artículo sobre este “cuerpazo” que me tomo la libertad de transcribir. Hay temas que no pasan de moda y la defensa de la vida es una de ellas.

Me proponía escribir un artículo sobre la película mexicana «Bella», ganadora del People´s Choice Award del Festival Internacional de Toronto, de la que su joven director Alejandro Gómez Monteverde nos aseguraba en una entrevista que quiso «hacer una película de amor que tocara los corazones de la gente… ese tipo de amor que va más allá de los escenarios románticos, una historia de amor entre dos seres humanos, permitiendo a los personajes experimentar el amor que comprende y no juzga.

En ‘Bella’ vemos tres almas quebradas; su lenguaje es el dolor que llevan dentro. Sin embargo, José (protagonista principal) sabe que su familia puede ser una medicina para aliviar ese dolor. Todos tenemos familias y al final nuestras familias juegan un papel enorme en lo que somos. . Creo que la familia es el fundamento de lo que uno es»

El argumento es cautivador o por lo menos a mi me lo parece. «La película cuenta la historia de Nina (Tammy Blanchard), quien se enfrenta a la disyuntiva de un aborto por un embarazo no deseado, y José (Verástegui), una estrella del fútbol que pierde su carrera por un accidente terrible y uno de sus mejores amigos, que trata de ayudarla. Todo sucede en una tarde en Nueva York».

Pero,les debo confesar que después de regalarme la vista con la foto del protagonista principal, Eduardo Verástegui, mi intencion se fue al traste. ¿Qué quieren que les diga? Una no es de piedra.
Además de modelo, cantante y un actor, que se perfila como una de las nuevas estrellas del cine latino en Hollywood, este joven «cuerpazo» con unos ojos de impacto que nos abre su corazón sin reservas, no puede pasar desapercibido. Es más, tiene todas las cualidades que una madre desea para el futuro marido de sus hijas.

Mas aún, debo reconocerle una valentía que cautiva y sorprende, cuando nos confiesa sin ningún rubor y sin «cortarse un pelo» que «buscó la felicidad en la fama y el éxito pero al cabo de varios años de perseguir este sueño se dio cuenta que estaba «vacío» y ciego en la vanidad y la soberbia», pero que ahora está «dispuesto a «vender tacos» en Tamaulipas, su pueblo natal, con tal de ser fiel a sus principios morales».

La razón de este cambio en su vida la tiene muy clara: «Creo que las oraciones de mi madre han tenido mucho que ver en todo esto, Ya sabes lo que se dice: ‘No hay nada más poderoso que las oraciones de una madre por sus hijos’. Después de ver mi caso, estoy convencido de ello. Todo el cambio que he experimentado en mi vida, las personas nuevas que se me acercaron en mi crisis, no me cabe duda que han sido fruto de las oraciones de mi madre».

«Si el día de mañana voy a casarme y tener hijos, que mis hijos estén orgullosos de su padre. Si voy a llevar una vida íntegra, voy a ser radical. No me gustan las medias tintas. Sea quien sea quien esté detrás del mejor proyecto, no voy a hacer nada que vaya contra mis principios porque si acepto, es venderme y volveré a acabar viviendo una mentira».

Eduardo ha decidido producir películas que «toquen la conciencia y los corazones de la gente, historias que eleven la dignidad de las personas» y, como no podía ser de otra manera, ha creado una organización de ayuda en California para asistir a personas necesitadas, especialmente a las mujeres que deciden abortar.

Su coraje del que se sabe que hace lo correcto, le lleva a no tener reparos en llamar «cobardes» a los que promueven el aborto, especialmente a los promotores de la propuesta de ley para legalizar el aborto en México, y «carniceros» a los médicos que los practican. «Porque él sí estudió, fue a la escuela, sabe lo que hace, hizo un juramento de defender la vida y ahí hay vida y él la está terminando, él mete las tijeras y corta cabezas»

«He visitado algunas clínicas y cuando platico con las muchachas, la mayoría llega aconsejada por hombres, casi ninguna quiere hacerlo, pero tienen miedo, están asustadas, se sienten solas y sin recursos. Hay que pensar en ayudarlas nada más. Hay que ayudarlas a ver otras opciones…y les recuerdo las sabias palabras de la madre Teresa de Calcuta: Que en el aborto hay dos crímenes, el del hijo y el de la conciencia de la madre, y yo digo como ella, que los bebés que no quieran, te lo juro, que me los den a mí».

Pues bien, con el permiso de ustedes, aquí les dejo este link para la/el que quiera «regalarse» la vista y dejarse cautivar por un testimonio de fe atractivo… muy atractivo.

left

Ahora me entienden, ¿verdad?

8 comentarios

  
Jaume Canals
Pues que quieres que te diga. ¡No me atrae! Ese buen mozo. Ni me recrea observarlo… Y por mucha foto que me traigas, no te entiendo "de verdad".
Pero lo que me gusta de él, es ese principio que ayuda a la gente a conservar la vida.
12/06/08 9:08 AM
  
Luis Fernando
Buen tipo, buen testimonio, parece que buena película.
Recemos al Señor para que persevere en la fe.
12/06/08 9:29 AM
  
lidia alcolea
Hombre, yo no sé si es guapo o no. A mi edad no tengo ojos más para mis tres varones: mis dos hijos y mi marido. Pero reconozco que yo de mi marido me enamoré por su corazón, y no por su guapura.
¡Ojala persevere! Es un bonito testimonio.
12/06/08 2:45 PM
  
Fredense
Me ha gustado la experiencia de la chica que iba a abortar. A veces algo tan sencillo como eso puede salvar una vida. Yo conozco una mujer que (hace ya muchos años) quiso abortar cuando se enteró de su embarazo y fue al médico para ello. El médico no dijo nada, sino que la hizo tumbarse, sacó el ecógrafo y le mostró los latidos del corazón de su hija. Fue suficiente. Por cierto, esa hija se casó el año pasado y, a su vez, ya es madre también.

También me ha gustado lo del poder de la oración de la madre. Qué razón tiene y qué poco usamos los padres este "arma secreta".

Un saludo muy cordial.
12/06/08 4:04 PM
  
CCR
La película es hermosa aunque al filmófilo le puede parcer un poco amateur porque tiene algunos errores de producción. Lo grande de esta película es que se ha dado un paso para volver al Arte y terminar con el mero entretenimiento. En el mundo clásico el Arte era el medio de representar los misterios de la vida y enseñar al pueblo los grandes temas, elevándolo moral y culturalmente. El aborto es uno de los temas de nuestro tiempo que el Arte debe abordar porque toca los dos grandes misterios; el amor y la muerte (entre otros). Un comunista no puede hacer Arte (lamento ser políticamente incorrecto) porque lo que le salen son esas pinturas con Stalin en un caballo blanco, galopando con el sable en alto en batallas en las que nunca participó. El Arte lo hacen los preocupados como Solyenitzin, Pasternak o en este caso Verástegui. Bella y para el lado de lo mejor, muy lejos de las porquerías que ha producido el cine español en las últimas décadas. Y yo que me quejaba de Pili y Mili... menos mal que algo parece estar cambiando.
12/06/08 9:22 PM
  
Reme
Carlos
Estoy totalmente de acuerdo. Cuando vamos al cine -“la maquina de los sueños” le llaman algunos- queremos pasar un buen rato, donde el espíritu se eleve por encima de lo vulgar, lo corriente. Queremos creatividad elegante que nos enriquezca y edifique moralmente. Y no argumentos pobres, diálogos soeces y sexo explicito.
Para muestra un botón, como se dice en mi tierra.
Hace poco lei un informe realizado por MovieGuide en Estados Unidos muy interesante y que refleja que cuanto más sexo, desnudos y groserías, menor es la recaudación ( a pesar de lo que nos quieran “vender” )
Películas de gran recaudación el año 2005:

Películas con "visión del mundo cristiana y redentora": facturaron una media de 65 millones de dólares en taquilla.
Películas con vocabulario extremadamente grosero: facturaron una media de 24 millones.
Películas con fuerte inmoralidad sexual: facturación media de 11 millones de dólares
Películas con fuertes desnudos explícitos: facturación media 11 millones.


Mucho me temo que la razón por la que el cine está en crisis es el propio cine.
13/06/08 5:32 AM
  
Pepa Silla
Me impactó el testimonio de Eduardo. Pienso que Dios puede servirse de un latin lover para que mucha gente escuche su voz dentro del corazón. Y además es un tipo valiente que no repara en contar su experiencia siempre pensando que lo que le ha ocurrido a él pueda pasarle a muchas otras personas. A cada una a su modo porque Dios sólo sabe contar hasta uno. Y para Él somos hijos únicos, irrepetibles, por los que estaría dispuesto a volver a clavarse en la cruz. Reconozco que he tenido mucha suerte por nacer en una familia cristiana que me han enseñado a vivir la fe cristiana y a ver la mano de Dios detrás de cada persona y acontecimiento. Mi madre está en el Cielo desde hace bastantes años( a mí me parece una eternidad no poder hablar directamente con ella, aunque lo hago de otro modo) y nos decía en múltiples ocasiones: en situaciones difíciles las personas que no tienen fe la deberían robar. Y es verdad: sin fe, ¡qué arduo y difícil resulta todo, especialmente respetar, perdonar y amar al que te hace daño o lo hace a otros. Y el ejemplo de Jesús es la receta perfecta que no falla nunca. Perdón por extenderme en el comentario.
Os deseo a todos un buen fin de semana.
P.S.- Tengo muchas ganas de ver la película, por lo que supone de defensa a la vida. Estoy recogiendo firmas para la ILP redmadre. Es una buena causa y podéis informaros en la web redmadre, promovida por el Foro español de la Familia.
13/06/08 4:57 PM
  
Claudio Ramos
*****
Hacer una crítica de un texto fílmico significa hacerlo entrar en conflicto, mi crítica no se va a tratar de hacer entrar en conflicto el film llamado Bella, solo quiero abrir aquellas mentes en la cual no ven el propósito de la vida en una flor, y que al ver una mariposa en el piso creen que ya no puede echarse a volar.
Estamos acostumbrados a ver las historias de Woody Allen y Martin Scorsese entre otros, en el que New York es el contexto de aquellas historias complicadas que hablan de obsesión, desgracias y sexo o de poder, dinero, mujeres y gánster. En este caso, Bella que es dirigida por Alejandro Gómez Monteverde es una historia emotiva, muy hermosa, una historia sencilla que engloba (con picardía) muchísimas cuestiones sanas en cuanto a la fe, y abarca esos problemas conocidos de la actualidad. Es una pieza audiovisual que llega al alma.
Al comenzar el film escuchamos una voz en off que nos dice mientras observamos a una niña jugando en la playa “Mi abuela me decía. Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes…” con esta frase el director nos presenta al personaje principal llamado José, quien se encuentra sentado observando a la niña, dicho personaje es Bella hija de Nina. En la escena siguiente observamos al mismo personaje pero caracterizado de forma diferente: un “don Juan”, famoso por ser estrella de Futbol (Soccer como le dicen en Estados Unidos) pero cabe destacar que la personalidad de José es especial, ya que no presenta ser egoísta en ningún aspecto.
En el transcurso del relato tenemos varios elementos de mucha importancia, como por ejemplo en la primer escena se presenta el caracol de mar, que simboliza el poder de escuchar el interior de uno y no solo ver lo superficial, y en donde quieras que lleves aquel caracol de mar, siempre al colocártelo en el oído escucharas el mar (tu interior… tu corazón).
Otro elemento muy importante es la mariposa, el significado de la mariposa simplifica el significado de la película. La mariposa significa no solo un símbolo de belleza, sino un símbolo de transformación. La mariposa pasa de arrastrarse por la tierra a tocar el azul del cielo. Este elemento aparece en un primer plano asentado en el accidente de la niña llamada Luchi en el cual la mariposa se encuentra en el piso con sangre y luego al final de la película observamos un barrilete con forma de mariposa volando en el cielo mientras José, Bella y Nina (madre de Bella) caminan en la playa.
Estos elementos corren un papel muy importante en la narración al igual que el pañuelo que se compra Nina y que al final de la película José se lo pone a Bella, claramente nos demuestra el origen de la niña. Y no me quiero olvidar el papel de la Flor, que en cierta forma no está visible como un elemento de escenografía, sino que la flor es Nina semiológicamente, y que representa el propósito de vida.
Nina es el personaje de una mujer colapsada que se encuentra dentro del gran reloj vivo que jamás se detiene, es el propósito de vida de esta historia, y que dicha historia trata sobre aquellos valores morales y religiosos que no vemos por ser egoístas y no querer salir de aquél reloj. Pues Nina logra salir bajo el arrepentimiento de casi haber cometido el peor error de su vida: abortar a Bella.
La película nos da la enseñanza de que Dios a veces permite que ciertas cosas nos sean quitadas, pero a veces aquellas cosas que se nos quita, nos hacen salir del gran reloj vivo, nos hacen frenar, detenernos ante el tiempo que sigue pasando a nuestros ojos, frenar hasta caer en cuenta de que lo que creíamos ver claro… ya no es tan claro… y que la claridad se encuentra, exactamente, al tomar distancia de aquel reloj…
“Dios me cerró los ojos, ahora puedo ver”

por Gabriela González Martin y Claudio Ramos
08/08/10 4:31 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.