Queridos Reyes Magos de Oriente

Aún falta mucho para que los SS.MM. Gaspar, Melchor y Baltasar se acerquen a nuestras casas.
Hace años que mis hijos mayores no redactaban la Carta para los Reyes Magos de Oriente, pero hoy, por correo ordinario, he recibido la carta de una de mis hijas que está estudiando en otra provincia, y no puedo dejar de compartirla con todos ustedes. Mi orgullo de madre, les pido perdón de antemano, me hace que así sea.

Puede que a más de uno, espero que a muchos, nos ayude a reflexionar en la clase de regalos que les pedimos a Sus Majestades en esta época, pero si de algo estoy segura, es que esta misiva real nos ayudará a valorar que lo importante no es el regalo en sí, sino el tipo de peticiones que deseamos para los que tenemos a nuestro alrededor.

Queridísimos Reyes Magos:
Ya sé que hace años que no escribo una carta para vosotros como Dios manda…nunca mejor dicho.

Este años me he ido de casa, jajaja… m´han echao, y por eso me doy cuenta de las cosas importantes.

Lo primero que quiero pediros es que nunca me quitéis la familia tan estupenda que Dios me ha brindado. También quiero que cada día estemos más unidos, porque los amigos y los amores vienen y van, pero la familia siempre está. Cuidarlos a todos y a cada uno, ya que yo no estoy ahí para hacerlo.

A mi hermano J buscarle una buena novia que le haga un poco menos frikie. Jajaja… que no! Que le queremos como es.

A mi hermana R y a su novio X…bueno, que se casen ya! Aunque echaré de menos a mi hermanita cuando vuelva de Pamplona, si me dan muchos sobrinitos yo ya estoy contenta.

A R, el rubiales, que se le bajen los humitos de chulo no le vendría nada mal, pero una novia buena, y que le ponga a raya, le vendría que ni pintaó.

A mi hermano V, ya le puedo cuidar yo desde aquí. Reyes, no os preocupéis que lo voy a tener muy vigiladito.

Y bueno, para mi peque te pido un apoyo especial. Ya no estoy para que me pueda fastidiar….en realidad. ¡Es más bueno que el pan! Que nadie le toree y que sepa buscar unos buenos amigos que son la clave en la vida. También, darle fuerzas y paciencia para arrasar este año y sacar notazas.

A mis papotes, las cosas más cusquis del mundo, darles fuerzas para hacer frente a cualquier obstáculo. Son momentos difíciles,lo sabemos todos, pero ellos siempre han sabido hacer frente a cualquier problema. Son un grandísimo ejemplo para todos. ¡Ojala pudiese ser de mayor como mi madre y tener un marido igual de bueno que mi padre!

Los abuelos deberían ser eternos! Así que cuidádmelos para que estén con nosotros muchísimos años más. Que se les necesita! Darme mucho amor para poder quererles mucho más y darles todo el cariño y compañía que se merecen.

Por otra parte, también quiero agradeceros las amigas que tengo y por las que faltan por llegar. Son un pilar muy importante en mi vida. Aunque nos equivoquemos y enfademos ellas siempre están cuando las necesitas. Son la familia que elegimos!!! Solo puedo cuidar a las de Pamplona, pero he aprendido que la distancia no es el olvido cuando alguien es importante en tu vida.

¡Gracias a mi familia y amigos soy la persona que soy! ¡Muchas gracias por darme a gente tan maravillosa para compartir mi vida!

En resumen, si me dais todo esto que os pido no me importa lo material (bueno, un poco sí… ya os lo hare llegar en cuanto pueda).

Me alegro de poder deciros hola de nuevo y que paséis unas maravillosas Navidades. Millones de gracias.

Os quiere mucho, Almudena.

3 comentarios

  
Anónimo...
Después de un montón de años de vida... sigo esperando leer una carta dirigida a los Reyes Magos en que se pida por y para el prójimo y uno por y para uno mismo.

: )
19/12/12 12:07 PM
  
Anónimo...
(corrección)

... por y para el prójimo y NO por y para uno mismo.

: )
19/12/12 12:09 PM
  
CRISTINA
AY Reme !: gracias por hacer pública la carta de tu hija... qué bonita, qué bien tiene planteadas las cosas, enhorabuena familia. ¡ ah ! feliz navidad
19/12/12 2:55 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.