El dilema de Juan Carlos I

Leo con cierto escepticismo e inquietud que la plataforma Bebé-Aído ha enviado ejemplares de la replica de un bebé de 12 semanas a todos los miembros de la familia real con una carta al Rey Juan Carlos I exhortándole a que no firme una ley del aborto, puesto que “además de inmoral, sólo sirve para acabar con la vida de españoles”.

Escepticismo, porque no creo que SM Juan Carlos I ponga en juego su Corona – más de un republicano estaría encantado de ello- por interceder “en una cuestión tan grave como la que está por aprobarse y para que dicha ley sea retirada”, como pretende dicha asociación. Aunque cabe recordar que fue el mismísimo Juan Carlos I, en su discurso de Proclamación como Rey de España, el 22 de Noviembre de 1975, el que prometió que “escuchar, canalizar y estimular (las demandas de un gran pueblo como el nuestro, en pleno periodo de desarrollo cultural, de cambio generacional y de crecimiento material) es para mi un deber que acepto con decisión”.

E inquietud, porque en caso de que lo hiciera, sería sustituido de inmediato por el Príncipe Felipe. Y, ¿qué quieren que les diga? Tengo bastantes reservas sobre el liderazgo y la fortaleza moral de nuestro querido príncipe y señora.

Ahora bien, a pesar de que las nuevas generaciones no recuerdan quién fue Balduino de Bélgica, y, mucho menos, qué aspectos de su personalidad puso en juego para lograr el éxito de su reinado, considero muy oportuno transcribir algunas notas del diario intimo de este soberano, recogidas en el libro Balduino : El Secreto Del Rey”, del Cardenal Suenens.

Además de destacar la figura de Balduino como un rey humano, honesto, coherente, afable y generoso, este libro nos descubre a un hombre con un elevado sentido de la moralidad que no dudó en anteponer la paz, la verdad, el respeto y la justicia a sus propios intereses.


Un dilema crucial para resolver en conciencia (Pág. 124)

En diciembre de 1989 escribe: El cerco se cierra cada vez más en torno al aborto… Guíame, Señor… Si no hubiera obrado como lo he hecho, me hubiera quedado a disgusto el resto de mi vida por haber traicionado al Señor.

Y añade: Me he embarcado solo, con mi conciencia y Dios.

La homilía del cardenal Danneels el día de su funeral (Pág.157)

Hay reyes que son más que reyes: son los pastores de su pueblo. Hacen mucho más que reinar, aman hasta dar su propia vida. Así fue el rey Balduino. Sabía amar. Su inteligencia política hundía sus propias raíces en el corazón; su competencia profesional procedía de su fuerza de amar. El secreto de su reinado era su corazón (…)

Como un buen pastor, no ha hecho más que escuchar o compadecer: ha dado la vida por los suyos.
Este rey-pastor ha sido, sobretodo, el modelo de su pueblo. Le ha dado ejemplo de una conciencia llena de delicadeza, de sensibilidad, infinitamente cortés, dócil a las más mínimas exhortaciones morales y espirituales. Para él la conciencia era algo sagrado: era la voz del hombre profundo y la voz de Dios; y la ha escuchado siempre arriesgando incluso sus intereses personales, poniendo en juego la realeza. Él pensó que la vida humana tenía ese precio(…)

El Rey no ha ocultado nunca su fe personal, pero jamás se ha servido de ella para confundir a los que no la compartían. Su espíritu de equidad, la objetividad de su juicio, su inmenso respeto por todo lo que era bueno, válido, humano, recto y útil han sido apreciados por todo el mundo. El Rey sabía que la fe es un don al servicio de los hombres y no un arma para esgrimirla contra ellos(…)

En fin, no quiero desilusionar a nadie pero, ojalá algún día podamos decir los españoles aquellas mismas palabras con las que el cardenal Danneels finalizó esta homilía: “Hemos perdido un rey pero Dios nos ha dado en su lugar un intercesor y un protector. Dichoso el pueblo que ha recibido tal rey para gobernarle mientras vivía, y tal ángel para velar por él después de su muerte”.

17 comentarios

  
Álvaro
El rey no tiene ningún dilema. Sancionará la ley estampando su firma y esa noche dormirá tan ricamente, sin ningún cargo de conciencia.

Por cierto, ya que usted ha aludido al discurso de proclamación como rey el 22 de noviembre de 1975 cabe recordar que en esa misma ocasión juró sobre los Evangelios guardar fidelidad a los Principios del Movimiento Nacional. A la vista está que ha faltado a su palabra, por lo tanto, ¿qué se puede esperar de un individuo que jura en vano?
25/10/09 9:59 PM
  
Virgilio
De qué sirve ganar el mundo entero para sí, si al
final se pierde el alma inmortal? El rey tiene alternativa.
Pero si le gusta más su vida regalada, de ocio, del
candelero, de la posición, ya estamos. Ya tiene sobre
su conciencia más de medio millón de españoles
abortados. Otros cientos de miles no le quitarán el
sueño, ó.....?
26/10/09 12:04 AM
  
Urdax
Todo el Estado, incluyendo el rey, su cabeza, es responsable de la muerte de un millón de inocentes desde el 85. Don Juan Carlos pasará a la Historia como el monarca que colaboró con la Cultura de la Muerte mientras los católicos y los hombres de buena voluntad lucharon por la Vida.
26/10/09 1:21 PM
  
nachet
Balduino hizo un quiebro legal para no firmar la ley.
Luego siguió reinando en un país donde se hacían abortos, tan ricamente. Si de verdad Balduino hubiese amado a Cristo más que al trono, hubiese abdicado de verdad y se hubiese ido a su casa, y que reinase Herodes.
Juancarlitos directamente se pasa por el arco del triunfo a cristo, y punto.
26/10/09 6:02 PM
  
naftul
J.C. I rey de España es un peligro público , aunque a un cardenal español que está ahora en Roma le guste tanto y le caiga tan simpatico y hable siempre tan bien de él. De nuestras ingruencias y de nuestros pecados se sirve el demonio.
26/10/09 6:16 PM
  
Reme
Creo que un día como hoy, con el máximo respeto y agradecimiento a Sabino Fernández Campo, se presta a lanzar al aire esta pregunta:

¿Han cuajado los consejos sobre la vida y la muerte de Sabino Fernández Campo, la sombra del rey, como le consideran algunos, en los miembros de la Casa Real?

Don Sabino, uno de los firmantes del manifiesto S.O.S. QUIERO VIVIR, no dudó en advertir públicamente, como así consta en el documento, que un aborto “no es sólo una interrupción voluntaria del embarazo sino un acto simple y cruel de interrupción de una vida humana”.

Es más, apoyó sin reparos que todo ser humano tiene derecho a “ser respetado en su dignidad, desde la fecundación a la muerte natural en todos los estadios de su vida”.


Como afirmaba este hombre bueno y fiel a sus creencias en una entrevista publicada el 28/02/09 en La Razón:

Sobre el aborto:
“tengo claro que, para mí, la vida humana es muy importante, lo más relevante que tenemos y que está en manos de Dios, exclusivamente, no en manos del hombre”.

“Pero lo que no puedo concebir es que el aborto se vea como algo natural, que se pueda hacer cada vez más allá, a más semanas de embarazo. Desde el punto de vista ético, moral y religioso, el aborto me parece reprobable. Tendrían que ser casos muy excepcionales en los que estuviera justificado. Pero incluso a mí me cuesta encontrar qué casos serían esos para llegar a tomar tal decisión”.

“La vida proviene de la Altura y no se debería jugar con ella”.

Sobre la eutanasia:

“En España no deberíamos ir a parar a eso porque es un abandono del ser humano vergonzoso y cobarde. Pero siempre refrendaré la utilización de todos los medios que estén al alcance de nuestra mano para que el enfermo no sufra, para mitigar el dolor en esas situaciones”.
27/10/09 5:46 AM
  
Luis C.
Deberes, diferencias entre ser en acto y ser en potencia o "Por que cuando me como un huevo no me estoy comiendo una gallina".

27/10/09 8:17 AM
  
pepeuis
La única duda de Juancarlitos será si se va a esquiar a Baqueira o a Suiza. No le temblará el pulso para firmar, por segunda vez, una ley criminal.
27/10/09 12:43 PM
  
Urdax
Cuando le den la ley a firmar, el elemento de la Zarzuela dudará básicamente entre dos cosas: tomarse la ginebra antes o después de estampar el garabato en la ley genocida.
27/10/09 7:11 PM
  
rastri
Además de destacar la figura de Balduino como un rey humano, honesto, coherente, afable y generoso, este libro nos descubre a un hombre con un elevado sentido de la moralidad que no dudó en anteponer la paz, la verdad, el respeto y la justicia a sus propios intereses.

____________________

No te olvides que él dijo: -Yo no soy Balduino.

Está todo dicho
27/10/09 7:27 PM
  
Urdax
Partamos de la base de que este "señor" no es propiamente rey de España: no reina, no defiende la Fe secular de la Patria y, por no defender, ni tan siquiera defiende la unidad de ésta.

Lo siento, pero Juan Carlos no es más que un okupa al que le importa un comino todo, con tal de amasar una fortuna tan abultada que permita vivir de las rentas a sus hijos, nietos y bisnietos. Es de lo peor que ha ostentado la jefatura del estado en España.
27/10/09 9:14 PM
  
Citando al clasico

"Todo lo que manda el Rey

que va contra lo que Dios manda,

ni tiene valor de Ley

ni es Rey quien así desmanda"

Fray LOPE DE VEGA

Osea: ni es ley ni es rey. Punto.
28/10/09 8:07 AM
  
Josefo.
El Rey Juan Carlos I, puede o no firmar la posible ley de ampliación del aborto, yo como católico que soy, creo que no debería firmar la ley, como hizo el Rey Balduino de Bélgica, y no pasaría nada, como no pasó allí. Majestad: Dice la Sagrada Escritura: Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres, sobre todo(y esto lo digo yo) a personas que promueben el aborto, que es truncar una vida humana, como es la de una persona no nacida. El presidente del gobierno, que es un abortista y mala persona, debería estar en las Antípodas de España y nos libraríamos de este tormento, y otras tragedias que pueden venir.
28/10/09 4:12 PM
  
Felisa.
Zapatero debe respetar, lo que quiere la mayoría del pueblo español que no quiere el aborto y está a favor de la vida. Los dos millones de manifestantes que fuimos a Madrid el 17-O, dejamos bien claro con nuestro testimonio, que no se pueden asesinar vidas humanas, bajo nigún concepto. Sólo hay un dueño de nuestras vidas; Dios. Si Zp, se quiere rebelar contra El Creador, allá él, Si quiere ser un esbirro de Satanás, el se condenará, pero los demás no debemos ir con él al abismo, como si fuéramos una manada de cerdos, con el demonio dentro. Por eso, hay que salir a la calle, en protesta a los desatinos y leyes injustas e inícuas de este gobierno, para que se marche cuanto antes y España vuelva a ser lo que fue; envidia y admiración, de los países de nuestro entorno.
28/10/09 4:50 PM
  
Álvaro
Felisa, el PP es un partido tan satánico o más que el PSOE. Los esbirros de Satanás están tanto a la izquierda socialista como a la derecha liberal, no perdamos la perspectiva de las cosas.
28/10/09 5:20 PM
  
Felisa.
Para Alvaro: Por supuesto, que en todos los partidos hay gente maja y gente mala. Pero en el caso de la nueva ley del aborto, Zp y el Psoe, son los que quieren cambiar la ley actual y convertir en un derecho lo que es un delito. Que yo sepa, ni el PP, ni ningún otro partido, quieren esa ley, solo el Psoe, y no todos sus miembros, por ejemplo los Socialistas cristianos, está en contra, porque lo consideran una barbaridad. Tampoco el Sr. Bono, actual Presidente del Congreso, por algo será. Creo que el gobierno se equivoca una vez más. Además te diré, que esta ley que pretende imponer, no estaba en su programa electoral de 2008, por lo tanto, a mi manera de ver es una insensatez, querer imponer una ley contra-natura como esta del aborto. Un saludo.
28/10/09 9:39 PM
  
Urdax
El PSOE quiere dar una última vuelta de tuerca a la ley del aborto, cierto; pero el PP no es provida. De hecho, ya ha avisado de que si se aprueba la ley nueva al llegar al poder procurará su "modificación", no su derogación.
El PP engaña más que el PSOE. Y no olvidemos que la pídora abortiva RU 486 la introdujo en España el gobierno de Aznar, el cual, por cierto, en sus ocho años de poder, permitió más de medio millón de abortos.
El sistema entero está podrido, desde la cúspide hasta los aprtidos políticos. Vivimos en un régimen cada día más totalitario y satánico.
30/10/09 1:45 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.