Vamos a llevarnos bien

No me gusta la deriva del blog en algunos momentos. Suelo dejar expresarse a todos confiando en la sensatez y el saber estar de los comentaristas, aunque últimamente casi que me estoy arrepintiendo.

Servidor dice lo que piensa y opina con toda su libertad. Los comentaristas hacen lo propio. La gran riqueza está en el debate y la riqueza en la diversidad de las opiniones de todos. Lo triste es que estamos pasando del debate y la confrontación de opiniones, a la descalificación personal y el desprecio en ocasiones al individuo.

Lo he ido pasando hasta ahora porque me ha parecido que la cosa no pasaba de alguna ironía quizá no siempre en su tono. Pero esto se está saliendo de madre.

Me encanta el debate y creo que eso nos da mucha vida, pero somos más que anónimos en un blog cualquiera, y si algo deseo es que cuidemos la caridad, seamos extremadamente respetuosos con las personas y nos limitemos a discrepar de las ideas.Es que si esto va creciendo tendría o que abandonar el blog para evitar posibles graves faltas a la caridad, o impedir los comentarios, lo que sería una gran pérdida para todos.

Pido mis disculpas por las veces en que no he sabido conducir los comentarios y ya digo desde ahora que cualquier comentario que ofrezca la más mínima alusión o descalificación personal no tendrá cabida en este blog.

Y pido perdón por no haber sabido, querido o podido hacerlo antes. 

34 comentarios

  
maru
Acato su decisión; no podía ser menos!,
04/05/21 9:28 AM
  
F C Romero
Ave María Purísima D. Jorge.
Totalmente de acuerdo. Lo que está Ud. apuntando y nos dice, lo suscribo. Conviene reflexionar no sólo en lo que somos, o nos parece que somos, sino también hacerlo sobre lo que parecemos a los demás, y por ahí, con humildad, dándonos cuenta, que esto es lo más importante y a veces nos ciega el orgullo que nos lo impide, rectificar. No se trata de celebrar un partido de pin pong, devolviendo lo más rápido posible la pelota "al campo contrario" para que forzando la situación ganemos el punto, se trata de tener caridad, de llevar con resignación cristiana, no digo tolerar cualquier cosa, los defectos del prójimo. Corregir con misericordia, aplicar el Amor de Dios al amor al prójimo, que es complicado, que a veces nuestro ánimo o el cuerpo nos pide "laminar" al que se nos opone por distintas causas. Que efectivamente, que los hay recalcitrantes, que por desgracia en uso de su libertad siguen erre que erre, pero incluso con esos hay que ejercitar el perdón y respetar en último caso su persona , no su equivocación. Podremos amarles, pero nunca como ellos así mismos tan siquiera. Advertirles, manifestarles , aclararles sus equivocaciones, pero sólo hasta ahí. Ellos tendrán que comprobarlas, asumirlas (esto es ) y enmendarlas. Y si necesitan ayuda, pues vuelvo a insistir la soberbia ciega y destruye, pedir ayuda, y de nuestra parte brindársela. Aclarar la Verdad que es Cristo, supone incomprensión, dolor, y desaliento en ocasiones, pero Dios nos ayuda en esos momentos, porque Él nos alivia esa carga.
04/05/21 11:03 AM
  
F C Romero
Ave María Purísima D. Jorge.
Totalmente de acuerdo. Lo que está Ud. apuntando y nos dice, lo suscribo. Conviene reflexionar no sólo en lo que somos, o nos parece que somos, sino también hacerlo sobre lo que parecemos a los demás, y por ahí, con humildad, dándonos cuenta, que esto es lo más importante y a veces nos ciega el orgullo que nos lo impide, rectificar. No se trata de celebrar un partido de pin pong, devolviendo lo más rápido posible la pelota "al campo contrario" para que, forzando la situación, ganemos el punto, se trata de tener caridad, de llevar con resignación cristiana, no digo tolerar cualquier cosa, los defectos del prójimo. Corregir con misericordia, aplicar el Amor de Dios al amor al prójimo, que es complicado, que a veces nuestro ánimo o el cuerpo nos pide "laminar" al que se nos opone por distintas causas. Que efectivamente, que los hay recalcitrantes, que por desgracia en uso de su libertad siguen erre que erre, pero incluso con esos hay que ejercitar el perdón y respetar en último caso su persona , no su equivocación. Podremos amarles, pero nunca como ellos así mismos, tan siquiera. Advertirles, manifestarles , aclararles sus equivocaciones, pero sólo hasta ahí. Ellos tendrán que comprobarlas, asumirlas (esto es difícil) y enmendarlas. Y si necesitan ayuda, pues vuelvo a insistir la soberbia ciega y destruye, pedir ayuda, y de nuestra parte brindársela. Aclarar, predicar la Verdad que es Cristo, supone incomprensión, dolor, y desaliento en ocasiones, pero Dios nos ayuda en esos momentos, porque Él nos alivia esa carga.
04/05/21 11:22 AM
  
Argia
Totalmente de acuerdo, Gracias por escribirlo.
A mi me llamaron la atención en otro blog por decir lo mismo. Quizás no lo supe hacer bien, por poner citas del Nuevo Testamento, o quizás por no ser nadie para decirlo.
Esta vez van 2 Avemarias
04/05/21 11:24 AM
  
Desde Valencia
Pues me parece muy bien, porque la inmensa mayoría de los comentarios son respetuosos, casi todos muy interesantes y el debate enriquece, pero es verdad que ha habido un forero que tenía por costumbre denigrar al que no opinaba como él, llegando a insinuar que escribía bebido y otras perlas impropias de un foro católico. También en alguna rara ocasión he leído algún insulto que me ha dañado la vista.
Ninguno de nosotros posee la erudición de san Agustín ni escribe como santa Teresa ¡Ya quisiéramos! Así que a veces podemos deslizar algún disparate o no expresarnos bien, lo que no merece un insulto.
Le rezo su Avemaría y que Ud. y todos los madrileños, pasen una feliz jornada electoral.
04/05/21 11:27 AM
  
al
Hace usted lo correcto. Sabia decisión.

Que Dios le guarde.
04/05/21 12:13 PM
  
Luis Fernando
Suele bastar con que no des paso a ninguno de los comentarios de 2-3 personas, a veces alguna más, que son las que siempre montan el cirio. Acaban largándose y te dejan en paz.
04/05/21 12:58 PM
  
sofía
Acertado post.
El blogger establece unos parámetros para todos sin acusar falsamente a nadie concreto de nada. Analiza los comentarios. No hace acepción de personas, sino que aclara cómo deben ser los comentarios: exponiendo las ideas sin faltar el respeto a las personas. Totalmente de acuerdo.
Ave María.
04/05/21 3:31 PM
  
Tulkas
Aquí se está hablando de cosas diferentes.

Primero, es imposible insultar a un pseudónimo. Conmigo lo han intentado, pero sólo me he enfadado tres veces: 1)cuando LF me llamó “hereje semipelagiano” (me quiso dar con el cirio en la cabeza por no aceptar al falso dios/Jano/demonio bifronte que inventó san Agustín), 2) cuando el Académico Ortolano, de cuya estabilidad emocional dudo, acusó a médicos y enfermeras de asesinato en masa y decía que iba a pagar de su bolsillo los juicios penales. A otro le llegué a dar un par de links a diccionarios de insultos para que se inspirase las próximas veces que hablara conmigo.

Segundo, l que no se nos puede pedir es que no se dé cera a los comentarios que merecen cera.

A todos se nos puede escapar un manotazo doblado, pero somos mayorcitos ya, para andarnosncon tonterias.
04/05/21 4:29 PM
  
África Marteache
Desde Valencia: La erudición de San Agustín o la maravillosa capacidad de la Mística de Ávila para escribir en verso o prosa tampoco les librarían de los ataques si no supiéramos que son San Agustín o Santa Teresa. Estamos en una época que no distingue si se escribe bien o mal, lo que importa es la afinidad con el pensamiento de uno mismo, ciertas pensamientos de San Agustín podrían molestar y los arrebatos místicos de la Santa podrían ser contestados con un simple: "Habla por ti, Teresa".
04/05/21 4:54 PM
  
Roberto
"Extremadamente respetuosos con las personas, aunque discrepemos con las ideas"

Cierto. Ese es el único camino a seguir; aunque con el temperamento español (el único que conozco); dado a la visceralidad, la desmesura , el tomarse las cosas de forma muy personal.......ese equilibrio no va a ser fácil para muchos, creo.

Pero bueno, la mayoría de los que escribimos aquí algo, somos creyentes; y se supone (quizá sea mucho suponer); que tenemos como norma suprema la ley del amor. ¿no? Pues eso, que a practicarla.
04/05/21 5:29 PM
  
sofía
Pero veo q algunos son más partidarios de juzgar las ideas basándose solamente en su procedencia.
Y otros creen q la falta de afinidad lo justifica todo.
Yo sigo pensando q lo q importa es lo q se dice y discutir ideas no justifica atacar a las personas ni colocarles etiquetas improcedentes.
04/05/21 6:16 PM
  
África Marteache
Tulkas: No sabía que el pseudónimo sirviera para eso. Yo fui Palas Atenea por bastante tiempo, ahora firmo con mi nombre pero eso no cambia mi sustancia. El anonimato no es la nada, pero, como me di cuenta que para algunas personas sí lo es cambié el nick por mi verdadero nombre.
Hay cantidad de mártires anónimos que están detrás de una sola persona: San Mauricio y la Legión Tebana, por ejemplo, pero eso no significa que los que constituyeron esa legión no existieran (ya sé que hay dudas históricas sobre esas personas, pero escribo en el supuesto de que fueran reales).
Como decían los carlistas: "Para Dios no hay héroe anónimo" y yo añado: "Ni nick que te oculte a su mirada".
04/05/21 6:37 PM
  
JSP
Padre Jorge,

1. Le recuerdo que los cristianos vamos a ser perseguidos, insultados también. ¿Por qué?
2. Primero porque el Logos encarnado de Dios nos lo dice clarito.
3. Segundo porque el insulto también es consecuencia del pecado en su origen; y tercero cuando buscas la Verdad, el Bien y la Belleza se enfurece quien no quiere aceptarla y pierde el respeto. Por ello, todo el que se considere católico respeta al prójimo, incluso cuando lo corrige y tiene un santo enfado. Que la Paz del Señor esté en este blog.
04/05/21 6:47 PM
  
Anacoreta
Con todo mi respeto y fraternal afecto Pater.
Ave María grátria plena, Dóminus tecum...
04/05/21 7:45 PM
  
Haddock.
Le pido perdón, Fraileví. Le confundí con otro.

Quandoque bonus dormitat Homerus.
04/05/21 7:49 PM
  
Tulkas
Palas:

El pseudónimo no oculta. Lo que sí hace es que las conversaciones o discudiones que se tienen aquí están lo suficientemente distanciadas como para que lo que se diga no afecte a la esfera personal, no llegue a la persona, porque simplemente no puede llegar. De hecho, más que personas, hay personajes. Cada uno inventa un personaje aquí y actua como tal, no como es. Es más, cuando un comentarista dice algo sobre su vida personal, generalmente lo hace porque potencia su personaje, no por lo contrario.

Por eso me resulta sorprendente que un blogger se dirija a uno por su email. Sólo me ha pasado tres veces: una para corregir la forma de decir algo, compartiendo el fondo, lo cual hice amablemente; otra por una persona que quería contactarme; la tercera por no sé qué con un blogger con el que había discutido: ni leí el mail ni volví a entrar en su blog.

En fin, a quien la superficial discusión de ideas de un blog le afecte, que no participe.
04/05/21 8:11 PM
  
Pedro 1
No es tolerable que un sacerdote o sus feligreses sean insultados en sus parroquias durante la Misa, una boda, un bautizo o una confesión. Hay que respetar a los demás y pedir respeto para nosotros. Yo creo que don Jorge publica sus artículos como una labor evangelizadora digna de su profesión de cura. Enseña y deleita a la vez al lector y alaba a nuestro Dios. Yo en su caso cerraría los comentarios o sólo los aceptaría si son respetuosos. Su blog es su casa, su castillo. Pero para no perder el tiempo leyendo impertinencias, los cerraría. Definitivamente. ¿Para qué soportar excrecencias asquerosas? Los artículos son muy valiosos. El que los quiera leer que los lea. Y si sólo Cristo Rey y su Santísima Madre tienen a bien leerlos, bien pagado quedará don Jorge.
04/05/21 9:04 PM
  
Mundo Editorial
Efectivamente, Padre Jorge, efectivamente. Es deplorable a veces leer comentarios donde se trata a otros comentaristas con desprecio y falta de caridad. No es propio de católicos insultar a los demás. O tratarlos como escoria. O hablarles despectivamente, tratándoles como si fuesen tontos. O, todavía peor, tachándoles de trolles, o de no ser católicos. No es el ambiente mas propicio para el diálogo, verdad? Por lo demás, hay gente muy digna escribiendo aquí. Casi todas del sexo femenino. Curioso, verdad? Un saludo, Padre Jorge. Cuidese mucho, estimado amigo.
04/05/21 9:04 PM
  
alma
Las ramas podridas se podrán para que no se pierda todo, y así ocurre también con la cesta de manzanas.
Todos tenemos derecho a expresarnos, pero siempre dentro de unos límites dentro del mínimo respeto y educación exigible.
04/05/21 9:55 PM
  
África Marteache
No estoy de acuerdo, Tulkas, lo que me estás diciendo es que, si un crítico decía que las novelas de Fernán Caballero eran mediocres, Cecilia Böhl de Faber no se sentía afectada porque había tomado distancia de lo que ella misma había escrito.
Yo nunca he sido un personaje, soy una persona que escribe como piensa y como habla y jamás haría un simulacro en una página católica porque eso afectaría a mi catolicismo por ser una falsedad. Hay muchas clases de mentiras y ésta es una de ellas. Francamente me ha dejado bastante sorprendida saber que eres un personaje como Mortadelo o Filemón.
04/05/21 11:23 PM
  
claudio
Estimado Jorge, tienes razón, para qué llevarnos mal, qué sentido tiene la agresión personal, la falacia del argumento ad hominem es mala por sí misma. Hay una delgada línea que no hay que cruzar y en eso hay que ser más que manso.
Es una verdadera pena que hayamos llegado a ponerte en la obligación de advertir los límites, pero también es tu función de pastor bloguero hacerlo, debemos apreciar tu confianza y generosidad y hacerte caso.
Salve Regina....
04/05/21 11:37 PM
  
Jose 2 catolico español indigena
Querido D. Jorge:
Hay que hacerle caso a LF q escribe lo que el Paráclito le infunde.
Y no deje el blog.
QDLB
05/05/21 12:23 AM
  
Cufiño
Si de algo sirve mi humilde opinión, creo que los comentarios ayudan a clarificar las ideas o los hechos que se exponen , y por ello deberían de seguir existiendo.
Al Autor le asiste el derecho a filtrar los comentarios sin dar explicaciones, pues sabemos que si fuera ese el caso, estaría plenamente justificada su acción.
Su Avemaría , Pater y siga adelante.
05/05/21 12:56 AM
  
Juan Mariner
Una realidad de la Creación es que el ser humano es "libre" de hacer el Bien o el Mal. Hagamos el Bien en los comentarios. Pido perdón por si he ofendido.
05/05/21 10:14 AM
  
Desde Valencia
ÁFRICA MARTEACHE:
¡Tiene toda la razón en el comentario en que me alude! ¡Muy bueno! Más de uno llamaría analfabeto a san Agustín o al mismísimo Aristóteles y de la Santa de Ávila dirían que es una becaria juntaletras. Y es que la ignorancia es muy atrevida.
Celebro leerla de nuevo.
05/05/21 11:07 AM
  
Fraileví
Haddock.

Me dices:

"Le pido perdón, Fraileví. Le confundí con otro.

Quandoque bonus dormitat Homerus."

Pues claro, que si le pasaba al gran Homero, los simples mortales no podemos estar libres.
"De vez en cuando incluso el gran Homero se despista".

No recuerdo que nunca me hayas ofendido, si así fue lo tengo olvidado, tener mala memoria también tiene alguna ventaja.

Lo importante es que estemos dispuestos a intentar pasar por la puerta estrecha, porque
Nuestro Maestro tenía unas cosas... eso de devolver bien por mal... rezar por los que te insultan...
A,mi me cuesta un montón. No me extraña que a veces se me noté la rabia contenida. Y mientras es contenida...
No hace falta que pensemos igual

Un abrazo, Haddock
05/05/21 2:32 PM
  
Marcelo
Esta todo Ok, a mi nunca me han insultado aquí. Lo feo es cuando va en tu presencia, y todos en contra como en el aborto aquí en argentina. Abrzo en Cristo
05/05/21 11:56 PM
  
Pep
Muy requetebién.
Este blog es suyo, igual que lo es su casa.
El que no respete, fuera.
No tolere aquí lo que no toleraría en su casa. No tiene que dar ninguna explicación.
06/05/21 1:52 PM
  
Fraileví
En la oración del Padre Nuestro se pide que Dios nos perdone como nosotros perdonamos "las ofensas". Antes decíamos las deudas.

La ofensa es mas amplia, se ofende con un insulto, con una frase que humilla, con una prepotencia que acompleja...; la verdad es que puede ser un poco subjetivo, depende de la delicadeza de la conciencia, de si tenemos la piel más o menos fina ante las ofensas, si utilizamos la misma sensibilidad cuando ofendemos que cuando nos ofenden.

Cuando las ofensas que hacen a los demás duele como cuando se hacen a uno mismo y se reacciona de la misma manera, creo que es cuando se entiende la fraternidad de los que decimos Padre Nuestro.

También cuando las propias opiniónes no nos las quedamos para nosotros solos, sino que las compartimos con sinceridad, en un ambiente de confianza y de respeto a las opiniónes diferentes.

Porque no todo es dogma, San Agustín llegó a decir ama y haz lo que quieras. San Pablo decía que nada de lo que se haga, ni lo mucho que se sepa, vale para nada si falta el amor , "la caridad".

Hemos criticado la cantidad de normas que tenía el judaísmo. Da la impresión que Jesús las simplificó un tanto, y otras las relativizó: comer unas espigas en sábado, sacar un animal de un pozo... Con todos los respetos, creo que poco a poco estamos cargandonos de leyes, de mandatos, de dogmas. Hasta las letanías de la Santísima Virgen me parecen demasiadas, cada Papa se le ocurre alguna nueva. Quizas fuera más auténtico decir los piropos que se nos ocurran aunque fueran pocos o pudieran parecer menos rebuscados, como hacen los andaluces en las procesiones.

Piropos versus insultos.
Alagar versus ofender
06/05/21 2:24 PM
  
África Marteache
Fraileví: La cortesía no es halago, es cortesía meramente. Ten en cuenta que hay a quién le gusta el azúcar y hay a quién le empalaga, contando con aquellos a los que les suena a falso o a exagerado. A mi la arropía y el merengue me gustan bastante poco, prefiero los pepinillos en vinagre, que es el equivalente de preferir la ironía a la adulación (halagar es sinónimo de adular aunque tengan matices diferentes).
Lo que es aplicable a la Santísima Virgen no lo es con respecto a las personas. Tampoco veo qué relación hay entre los dogmas y las letanías.
En mi caso, seguramente por falta de creatividad, no veo la manera de sustituir con mi pobre vocabulario las Letanías Lauretanas pero podías escribir las tuyas a ver qué me parecen. Llamar a la Virgen "Estrella de la mañana" o "Consuelo de los afligidos" es difícil de superar.
06/05/21 5:25 PM
  
Fraileví
África Marteache.

Lo he yo digo son comentarios personales que indican simplemente mi parecer.
Por supuesto que no digo que los demás tengan que pensar lo mismo.
Y de dar lecciones ni se me ocurre.

En cuanto a mis letanías digo las oficiales, unas me salen de dentro y otras me dicen muy poco, pero como rezo en comunión con la Iglesia las digo todas.

Las mías propias, las que me salen de dentro son muy poco originales, pero a mi madre carnal la encantaban y supongo que a la Virgen tambien. Yo quitaría algunas, pero sólo opinó.
No te las digo porque soy muy cortado.

Te diré que tus comentarios me parecen muy acertados y te los agradezco.

Muchas gracias.
06/05/21 10:49 PM
  
Manuel d
Tiene usted razón, estimado padre Jorge
El Señor le bendiga
07/05/21 11:00 PM
  
J. Pereira
Fraileví,

Pues otro día oí un sacerdote enseñar que "deudas" en el Padre-Nuestro eran las ofensas y mucho más. Y explicó: todos debemos a Dios y a los otros mucho más que no ofender. Por ejemplo: podemos ser indiferentes, sin ofender a nadie, cuando deberíamos ser amables. O no ofender cuando deberíamos ser caritativamente firmes, quizá duros. Podemos dejar de dar una limosna sin que sea una ofensa, cuando podríamos darla debidamente. Y así en muchas otras situaciones...

Y decía el sacerdote que todos somos deudores e acreedores unos de los otros no solamente de cuánto ofende o no es ofensivo... Y todo me pareció muy convincente.

Y, como ya lo había me dado cuenta con otras nuevas versiones de oración, una vez más tuve la sensación que esos 'aggiornamenti' en las antiguas oraciones de la Iglesia son casi siempre modos de deshidratar el profundo significado de ellas aliados a una pereza eclesial para enseñar y un gozo para hacerse simpático al mundo. Que Dios nos perdone.
10/05/21 6:35 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.