InfoCatólica / De Lapsis / Archivos para: Diciembre 2010

31.12.10

Feliz 2011 y balance del blog

Sala de fumadores

Termina 2010, comienza 2011. Cambio de año civil, un detalle tonto que marca la manera de afrontar la vida de muchas personas. Tengo por tradición el canto-rezo del Te Deum, una ocasión así lo merece.

No hay certeza de por qué los romanos cambiaron el comienzo de año de 1 de marzo al 1 de enero (diciembre es el mes diez, y febrero el mes escoba que tiene menos días para ajustar). La hipótesis más aceptada es que había que adelantar el inicio para que los cónsules pudiesen encabezar las campañas bélicas en primavera, ya nombrados y con los ritos cumplidos. Es muy probable que el motivo de ese cambio en las guerras en Hispania, todo un presagio de lo que se nos avecina.

Por eso me gusta recordar que la Iglesia dedica el primer día del año a Santa María Madre de Dios, Theotokos, la mejor manera de comenzar, de su mano.

Pero hoy también es día de balance y de «santos propósitos».

Comparto con vosotros algunos datos del blog.

Leer más... »

23.12.10

Feliz y Santa Navidad, 2010

Natividad, retablo de Ntra. Sra. de TorreciudadUna Feliz y Santa Navidad, si santa seguro que feliz. Todos muy cerquita del Belén.

Y próspero 2011. Supongo que para quienes la realidad se reduzca a lo material este deseo no sea más que un sarcasmo o puro calvinismo. Para los que creemos que es correspondencia a la Gracia, siempre será un buen año para «crecer en sabiduría, en edad y en gracia delante de Dios y de los hombres».

Me hubiese gustado, como han hecho otros, contaros algunos hitos del blog, pero hoy no procede. Pero sí quería daros las gracias por este fantástico 2010. A algunos os pongo cara o letra —comentaristas, concordantes o disidentes—, incluso nos hemos convertido en verdaderos amigos. A otros os identifico con un avatar —los más de 500 seguidores de twitter, que se ha convertido en un blog dentro del blog— y los demás basta cerrar los ojos para saber que sois mucho más que un número en el contador. Gracias porque el blog también es vuestro, os puedo asegurar que he recibido más que lo que he dado.

Leer más... »

20.12.10

Reformas constitucionales pro-vida: Hungría y México

Lavado de cerebroSe acaba el año y quería seguir manteniendo mis propósitos: resumir la semana con «esos post que no pude escribir» y el listado de twitter.

Un italiano, un americano y un español

Hoy triple recomendación digital.

  • Primero La Bussola Quotidiana, que ya tuve oportunidad de presentaros y que comenzó a navegar el día de la Inmaculada. Hereda parte de los articulistas de Il Timone, e incorpora otros muchos. Ha mejorado en una semana el pedestre diseño inicial, y la verdad sea dicha, tiene pinta de convertirse en obligada lectura diaria: muy buenos comentarios y análisis.
  • Los seguidores entusiastas de G.K. Chesterton podemos disfrutar desde hace unos días de una nueva web de la American Chesterton Society, un pozo de sentido común. El diseño mejoró muchísimo, no era difícil.
  • Y cerquita de casa un nuevo diario, Dignidad Digital. Como periódico no me aporta mucho por ahora, pero los columnistas son buenos, incluso buenos amigos alguno que otro. Merece la pena leerlo. Promete.

Legislaciones pro-vida y pro-familia

Desde hace pocos años venimos asistiendo a numerosas iniciativas para revertir la «cultura de la muerte» en el ámbito legislativo. Se ha pasado de estar a la defensiva, de luchar por simplemente mantener aquellas constituciones o legislaciones acordes a la ley natural, a una ofensiva en toda regla por recuperar posiciones. De estas semanas destaco:

Leer más... »

Páginas: 1 · 2

16.12.10

La tregua de Navidad de 1914

Soldados de la Gran GuerraMedio mes sin escribir y la cercanía de la Navidad me otorgan el derecho a reclamar la cuota de cursilería propia de estas fechas… y sin especiales reproches. ¿De acuerdo?

Navidad de 1914, Gran Guerra, o Primera Guerra Mundial, como prefieran. Probablemente en el frente franco-belga. No se sabe quienes, ni cuántos. Ni tampoco el lugar exacto. Sin órdenes específicas, los dos frentes de trincheras, embargados por el «espíritu navideño» cesaron el fuego. Al principio fueron una docena de oficiales de ambos lados los que se atrevieron a avanzar por la «tierra de nadie» y acordaron una «tregua», estrecharon manos, intercambiaron presentes: cigarrillos, whisky, insignias, botones, chocolates. Se habla incluso de un partido de fútbol. Antes se pusieron de acuerdo para enterrar a sus muertos, mutuamente, rezando el salmo 23: «El Señor es mi pastor, nada me falta…»

Arthur Conan Doyle se refirió a estos encuentros como «un espectáculo asombroso, un episodio humano en mitad de las atrocidades».

Leer más... »

12.12.10