La escritora de «Sex and the City», a los 60, se lamenta de haber elegido su carrera en lugar de tener hijos: «estoy verdaderamente sola»

Sexo en Nueva York

Candace Bushnell, escritora y columnista, es conocida fundamentalmente por haber escrito «Sex and the City» («Sexo en Nueva York» en España o «Sexo en la ciudad» en otros países de Hispanoamérica). Un libro que da lugar a una serie de televisión y dos películas protagonizadas por Sarah Jessica Parker, una escritora de Nueva York que elige su independencia sobre la maternidad (y sí, por independencia puedes entender eso en lo que estás pensando).

Ahora al llegar a los 60 años se arrepiente de no sólo de no haber tenido hijos, sino de haber elegido su carrera en lugar de tenerlos, se encuentra «verdaderamente sola»

Le dijo al Sunday Times:

«Cuando tenía treinta y cuarenta años, no lo pensé. Luego, cuando me divorcié y tenía más de cincuenta años, comencé a ver el impacto de no tener hijos y de estar realmente solo. Veo que las personas con niños tienen un ancla de una manera que las personas que no tienen hijos no la tienen.»

Creo que es indudable que si los hubiese tenido, Sex and the City no habría existido tal como es. Habríamos ganado todos.

Esa pérdida del sentido de la maternidad y paternidad nos va a dejar una sociedad muy distinta a la que hemos vivido, llena de seres infecundos que todo lo más imaginan una realidad incomprensible para ellos, por falta de referentes, «anclas». Porque esto va más allá de derivas personales o de situaciones demográficas.

El profesor García de Leániz en uno de los artículos más sugerentes de este verano, La desaparición de los hijos, lo analiza estupendamente. Habla de datos («La mitad de nuestros jóvenes no tendrá ni siquiera un nieto») o de futuro social (una sociedad que va bien materialmente pero es «incapaz de explicar y fundamentar por qué es un bien que haya hijos que los puedan disfrutar»), y, para mí lo más interesante, desliza algunas consecuencias sociológicas de que no haya hijos (negritas suyas):

La repercusión de esta anomalía normalizada de la ausencia del hijo en la configuración doméstica -y de la vida humana misma- es ya evidente. Un informe de Funcas expone que el número de hogares con un núcleo conyugal sin hijos pasó de 1,5 a 4,4 millones entre 1977 y 2015, es decir, se triplicó una tendencia que, como se ve, sigue al alza. El cambio que han experimentado los hogares españoles -y, por tanto, la textura de la vida humana- durante las últimas décadas es notorio: en la España actual, cuatro de cada diez hogares son de pareja con hijos; una cuarta parte, de pareja sin hijos; y otra cuarta parte, unipersonales; el resto están compuestos fundamentalmente por hogares de núcleo monoparental y un grupo reducido se halla formado por hogares habitados por personas sin relación familiar entre ellas.

Todo ello supone un acontecimiento histórico sin parangón que atraerá la atención perpleja de los futuros historiadores y pensadores (si es que quedan), cuando afronten la desaparición de la paternidad y maternidad en nuestras categorías vitales. Lo cual supone un modelo de sociedad basado en la extinción paulatina de esa otra realidad que llamamos nuestros hijos, es decir, nuevas personas y por tanto nuevos comienzos. Una sociedad terminal que hace que, usualmente, ya tengan familias numerosas (a partir de tres hijos) progenitores con hondas convicciones cristianas -ciertamente, una minoría que coincide con el franco declive del catolicismo en nuestro país- o fieles del Islam afincados aquí.

«La desaparición de la paternidad y maternidad en nuestras categorías vitales». Ayuda a entender la escala de valores en las acciones de gobierno, en todos los sentidos, y en los objetivos de las personas. También en la Iglesia. Las madres y padres (extendido a los espirituales) tienen una concepción distinta, o al menos, más precisa de conceptos como protección, dar la vida, para siempre, compromiso, sacrificio, dejar poso, alegría, preocupación, llevar a hombros para que el alzado se luzca, señorío, hogar, patria, perdón, educar, futuro, heredad, …

Y para la evangelización presenta un reto enorme, el de poder hablar con personas que no son capaces, intelectual y vitalmente, de entender la alegría del encuentro personal con un Padre que tanto nos ama que entregó a su Hijo por nosotros y de un Hijo que nos anima a tratar a Dios, Abba, papaíto.

48 comentarios

  
Andrea
Enhorabuena Ingeniero por tu vuelta, creí que ya no escribías más

Empecé a leer InfoCatólica por Iraburu, Bruno y tú, y últimamente os prodigáis poco, pero llevas varios artículos que me han hecho recordar a cuando empezásteis con esto y los motivos por los que estaba enganchado.

Muy bueno el artículo que enlazas de García de Leániz, y maravillosas también tus reflexiones.
02/08/19 4:53 PM
  
Manoletina
"Desaparicion de paternidad y maternidad de nuestras categorias vitales"

Me encanta esa cuestion.

Se habla en el ambito catolico, y con razon, del cambio social perpretado por la revolucion sexual y la rebeldia contra la autoridad parental que caracterizo a la epoca, con el "matar al padre" como lema.
Pero no se habla de un importantisimo precedente intelectual de rales eventos: la transmutacion de la vision de hijo.

Esa vision, empieza, en mi opinion, en la Inglaterra Victoriana, primer momento de la historia en que los modos tradicionales de crianza cambian. Creo que se puede seguir una linea de pensamiento que nos lleve hasta la vision freudiana en la que la sospecha maxima sobre la naturaleza humana se da en la relacion materna y paterna.

Desde muchos ambitos, que no me voy a extender ahora, antes de estos precedentes de la ideologia actual, se gesto una anterior que decadas antes del "matar al padre" propugnaba un cierto "matar al hijo".

02/08/19 4:58 PM
  
Jose Julio
A pesar de haberse equivocado, el reconocimiento de ese error me parece de una enorme honestidad intelectual, cosa muy difícil de ver.
02/08/19 5:33 PM
  
Quico
No tener hijos por no poder es algo que se puede integrar en la providencia de un universo con sentido, pero no querer tenerlos es una afirmación implicita de que se considera la vida absurda, que no tiene sentido alguno y que mejor anestesiarse con placeres pasajeros y no transmitirla. Es una afirmación implícita de la muerte. A eso conduce la gloriosa "liberación" y supuesta "plenitud" que nos ha vendido la "modernidad" : un páramo estéril morada de demonios.
02/08/19 5:52 PM
  
Lector
Pero ya todo es distinto, todo es confuso... desde que un Sumo Pontífice articuló la palabra: "conejas".
02/08/19 6:20 PM
  
Hermenegildo
Desgraciadamente, hoy día no es raro el caso de personas que tienen hijos y, a pesar de ello, también están solas, dado el individualismo predominante en la sociedad. Pero, en fin, siempre es mejor tener hijos que no tenerlos.
02/08/19 6:23 PM
  
Pablp
Lo de esta mujer es algo muy habitual. Con veinte...treinta. ..cuarenta... en plenitud de las fuerzas "la libertad" (entendida como vida egista donde el yoes lo primero, ssegundo y tercero... y luego va el resto) se ve como algo estupendo. Luego...ya no, cada año menos...pero ya es tarde. Y viene el llanto y rechinar de dientes.
Si se siembran patatas...dificil es q la vida de otra cosa que patatas. Si sembramos independencia, tendremos independencia (que de mayor se llama soledad)
Occidente es una sociedad muerta en todos los sentidos. ¿que vendrá?... no lo sabemos.
02/08/19 6:41 PM
  
Palas Atenea
Hermenegildo: Eso es verdad: yo me quedé soltera, mi hermano se casó y tuvo hijos y ahora resulta que nos cuidamos el uno al otro. De los padecimientos de mi hermano la única que se entera soy yo porque a sus hijas, que viven lejos, para no crearles mala conciencia siempre les dice que está bien. Sus hijas le sirven como aliciente, en el sentido de que su amor y preocupación por ellas le da algo que yo no tengo, pero desde luego, en cuanto a compañía, quedamos empatados.
02/08/19 7:30 PM
  
Palas Atenea
Una persona que se queda soltera no dice lo mismo que ella porque tiene asumido que está y estará sola, y dado el tipo de vida que ella tuvo y por mucho que se casara "de aquella manera" tendría que haber asumido lo mismo. Claro que yo cuidé de mi abuela, de mi padre y de mi madre, cosa que dudo que ella hiciera, razón por la cual la soledad le tendría que pesar menos y no más que a mi. Al fin y al cabo alguien que durante toda su vida ha hecho lo que le ha dado la real gana puede seguir haciéndolo igual.
02/08/19 7:36 PM
  
Palas Atenea
Es la desaparición de cualquier tipo de parentesco, porque si padre y madre no tienen sentido tampoco lo tiene hermano. Con la desaparición del padre y la madre los hijos solitarios ya no van a tener tampoco hermanos. En la familia todos los roles eran importantes, luego la familia extensa se convirtió en nuclear y, como consecuencia de ello, desaparecen también los abuelos, los hermanos y los tíos. Hay muchas familias tan escuetas que son madre, padre e hijo-uno o una-y si, además, irrumpe el divorcio el lío es morrocotudo. Después de la IIGM los judíos que sobrevivieron buscaba a su familia como locos porque entonces el sentido de familia era muy diferente, en este momento sin que haya ninguna guerra de por medio muchos no tienen a nadie a quién buscar.
02/08/19 8:03 PM
  
Palas Atenea
Todas las lecturas cristianas toman la familia como muestra de amor: Jesús nos enseñó a llamar Padre a Dios, la Virgen es Nuestra Madre, las comunidades monásticas utilizaban también entre ellos padre, madre, hermano o hermana: el Padre Prior, la Madre Abadesa, la Hermana Lucía o el Hermano Juan. Naturalmente siempre ha habido quién, por desgracia, ha tenido un padre, una madre o unos hermanos que dejaban mucho que desear, pero aún así el significado de esos términos seguía teniendo sentido para todos. En un futuro parece que no va a ser así y no sabemos el impacto que pueda tener eso en los cristianos.
02/08/19 8:18 PM
  
Pedela
Yo lo siento. Pero la soltería no es una vocación. Existe el casado. El Celibe por el Reino de Dios pero .......
Por otra parte tener hijos. Sólo por tenerlos no son garantía de nads. Un hijo puede hacerte feliz o ser una desgracia para una familia. Por eso no entiendo ese TENER hijos a costa de lo que sea. Fecundación in vitro. Etc etc. En el fondo no aceptar la realidad y hacer mi voluntad como sea.
Te viene un hijo con una posible "tara" hay que abortarlo. Tampoco le damos la oportunidad de que venga a traerme felicidad. Otra vez mi voluntad sobre la de Dios.
02/08/19 9:39 PM
  
Palas Atenea
Pedela: La soltería es una circunstancia, a no ser que haya que casarse por narices sea con quién sea, que por cierto es de larga tradición entre los católicos y de ninguna entre los musulmanes o los judíos que se casan sí o sí.
02/08/19 10:03 PM
  
Gerardo S. I.
Para "Lector"

Eres uno mas de los que mal interpretan las palabras del Papa. Si eres Catolico, debes hacer tu tarea.
02/08/19 10:40 PM
  
Lector
Y usted lleva apuestas a su nombre las mismas siglas que un monstruo chileno contemporáneo suyo, conmilitón y enemigo de la humanidad apellidado Poblete. Tiene más tarea que yo.
02/08/19 11:01 PM
  
Marisol
...podría adoptar un hijo
02/08/19 11:30 PM
  
Adamastor
Marisol, a los sesenta años es casi imposible adoptar, y es lógico, es edad para ser abuela,no madre.
03/08/19 12:15 AM
  
Padre Federico
Bushnell es judía. A menudo los judíos estan a la vanguardia de la pornocracia.
03/08/19 2:56 AM
  
Karen
Me puede adoptar, me ofrezco como su nueva hija 😂🙈
03/08/19 3:54 AM
  
Santiago Ll
Un hijo no se tiene porque traiga felicidad. Lo normal es que la traiga el niño al hogar al menos cuando es un infante. La motivación principal es cumplir con el fin principal del matrimonio, cumplir así con la voluntad de Dios. La felicidad o más bien la paz y tranquilidad de hacer la voluntad de Dios es lo que busca el cristiano, la felicidad depende como se entienda, puede no tenerla el cristiano nunca.
Yo creo que la soledad que experimenta esta mujer es la soledad de la persona tremendamente egoísta.
No se tienen hijos para que cuiden de uno cuando se ea viejo.
03/08/19 6:37 AM
  
María
Hoy en día, incluso desde dentro de la propia inglesia católica a mi pesar, se está incitando a las mujeres a luchar por un puesto en la sociedad, por introducirse en el deporte de élite, por alcanzar estudios honoríficos y alcanzar medallas y títulos,. Se menosprecia a culturas donde la mujer se casa pronto y tienen hijos. Esto que en un principio parece estupendo, pero ¡ajá!, tiene una trampa, una mujer absorbida en medallas olímpicas, deportes de élite, acumulación de títulos, puestos de responsabilidad en estamentos públicos y privados, le están impidiendo tener hijos e incluso emparejarse. Porque no nos olvidemos que no vivimos más allá de 80 años y que la edad fértil y de emparejarse es de 20 a 35, luego más allá no hay retorno. Lo estoy viendo a mi alrededor en muchos casos. Me pueden llamar anticuada, pero ¿qué es la felicidad?.¿Ascender socialmente y desbancar al hombre de sus puestos?. ¿Es este el mayor reto de una mujer expulsar a sus compañero natural en el camino de la vida? No se enfaden por mi "antifeminismo" simplemente he vivido y he observado.
03/08/19 7:15 AM
  
ACS
No quieren hijos pero suplen esa ausencia compràndose un perro.
03/08/19 7:38 AM
  
Palas Atenea
Santiago LI tiene razón. Lo primero que hay que combatir es el egoísmo, si no lo combatimos dará lo mismo tener hijos o no porque el hijo será siempre el que me impidió hacer el doctorado o el que me impidió progresar en mi juventud y ahora, que es mayor, se marcha. Una familia tiene la misión de una empresa común donde los demás miembros se anteponen al yo, si no es así pasa como con Dios, que queda como al final de todo. Lo que el Evangelio pide es aquello de "Los últimos serán los primeros" que es como ir dejando a otros los mejores sitios y lo que el mundo pide es que te sientes TÚ en el mejor sitio.
El que ama, si ha de salir de vacaciones dejando a un familiar atrás, lo primero que dices es: "¿Estás bien? ¿No te sentirás sola? porque si es así me quedo" y el que se queda, de no ser que esté muy mal, le dice: "Estoy bien, vete tranquilo, y cuando vuelvas me lo cuentas todo". Pero si el que se marcha se deja caer que tiene derecho a sus vacaciones porque ha trabajado mucho, etc...el otro, por mal que esté, no le va a decir que se quede. Así se procede en una familia.
Mi padre enfermó, vi que mi madre no podía con todo y dejé de hablar de viajes sin que ellos supieran la razón.
Mucho hablar de la Virgen pero poco fijarnos en Ella, pues ¿qué hizo la Virgen? Darle al Hijo todo el protagonismo y ahora nosotros también a ella la consideramos Corredentora. Mal ejemplo es Nuestra Señora para la feministas y difícil compaginar ese tipo de feminismo con Ella.
03/08/19 7:39 AM
  
Palas Atenea
Pero eso no es una cosa de solteros o casados, tenemos también a María Magdalena y ¿qué hizo Magdalena? Desde luego no era la Madre de Dios, pero en la última parte de los Evangelios la única preocupación que tenía parece que fue Jesucristo. Allí se juntaron, la Madre y la Solterona, al pie de la Cruz unidas por un Amor común. La cuestión aquí es romper con el "tú lo vales", "la caridad empieza por uno mismo" (esa cosa tan horrible que se oía antes) y cosas por el estilo. La cuestión es si mi proyecto soy yo o es mi familia.
03/08/19 7:46 AM
  
José
Increible, siete mil millones de personas en el planeta y en crecimiento imparable, una auténtica plaga, y la conclusión que se saca del artículo es que el mundo va camino de la extinción, que las personas infecundas no tienen sentido (por lo visto ser sacerdote es un sin sentido), y que el motivo para tener hijos es no estar solo, como si al momento de morir no fuéramos a estar solos y fuera a acompañarnos alguien más
03/08/19 7:49 AM
  
Lector
No se monte su película, que ya no tiene usted edad para hacer de Greta Thunberg, la niña de "El Exorcista". Aquí la conclusión la ha sacado la novelista de éxito internacional autora de "Sexo en Nueva York". Punto.
03/08/19 8:00 AM
  
Oscar de Caracas
No tengo hijos por razones naturales, me ofrecieron alternativas médicas que son abominables porque son invisibles.

Me consuela ir de misionero algún día.
03/08/19 8:37 AM
  
Soledad
La realización personal, en el sentido de escalar profesionalmente,. El concepto de libertad, entendido desde la ausencia de compromiso. El mismo concepto de amor reducido a la esfera biológica y el considerar la maternidad, como una opción, donde en la escala de valores se encuentra en una posición secundaria, conlleva reducir el hecho de ser padres o el retraso o a la elección de permanecer sin hijos y tal vez con un perro o varios gatos.
Yo no los tengo y recuerdo que esta era mi primera opción de vida. La Voluntad de Dios era otra pues las circunstancias no se dieron, y en todo hay que ver la mano de Dios.
Eso no quiere decir estar sola. De la vida sacas lo que pones, y si pones amor siempre encuentras un feed-back que retroalimenta tu vida.
Hay personas con hijos totalmente solas, y esa soledad del olvido es aterradora.Hay quien está sola por el egoísmo, y esa soledad te recuerda lo absurdo de tu elección.
Tiene la soledad muchas caras. La del mundo actual en mi opinión está cargada de falta de generosidad. Y ahí solo hay desolación, olvido y amargura.
Con 60 años, otros vienen apretando y disponiendo, con más vigor, Que te queda?, aquello que pudiste ser y no eres.
03/08/19 12:34 PM
  
Pedela
Una circunstancia si pero una Vocación no.
03/08/19 1:30 PM
  
Jimenez
No acabo de entender qué clase de mensaje se quiere enviar con este artículo. Es el clásico texto abstracto donde, después de sesudas intervenciones de profesores y expertos, parece que va a concluir en algo, pero no lo hace. Lo único que parece claro es que se muestra cierta satisfacción por las declaraciones de la tal Candance.

En ciertos círculos de la Iglesia hay una sutil perversión sobre el tema de los hijos. En ocasiones lo mejor es ser sacerdote, lo mejor es no casarse para formar parte en alguno de las innumerables formas de consagrados y célibes que existen en la Iglesia, y en otras lo mejor es formar una familia de 15 hijos con la que vas al cielo sin más. Vamos pegando bandazos según las apetencias del que habla.

Para el soltero que no puedo casarse por diversas circunstancias, para el matrimonio sin hijos, para la matrimonio que perdió a sus hijos pequeños, para la viuda joven, para el abandonado por su cónyuge, para el que por una discapacidad tiene problemas sociales serios y no pudo conocer pareja, para el inmigrante solitario, y otros tantos y tantos, ¿qué es lo que hay?. Según los escrito, la amargura y la soledad hasta el día de morir.

A veces no se dicen más que bobadas, bobadas que hacen daño y alejan a algunos de la Iglesia. La felicidad en este mundo viene por la esperanza de merecer la otra vida por estar haciendo la voluntad de Dios.

Fundar la esperanza de la vida en los hijos no solo es inmaduro, es que no es de Dios. Rara es la persona que no va a experimentar profundas amarguras por la familia. El que no es traicionado por un hermano, lo es por el cónyuge, por los mismos padres y, por supuesto, por algún hijo...o por todos.

Me he encontrado gente abandonada por toda su familia y que está feliz. A ver si vamos abandonando los análisis sociales y personales de gente que no tiene nada que ver con Dios, y dejamos de aplicarlos a todo el mundo a palo seco.

El que está con Dios nada le falta.
03/08/19 1:34 PM
  
Santiago
Jimenez, creo que tergiversas las cosas y las llevas a un terreno completamente ajeno a la vivencia de un catolico.
Mi esposa y yo somos padres de 7 hijos y somos felices no solo por este hecho, que tambien, sino sobre todo por estar cumpliendo la voluntad de Dios.
Las personas que no tienen hijos, por la razon que sea, estan llamados a la santidad al igual que los que tenemos. El tema de la felicidad es otra cosa. Mi esposa y yo no los hemos tenido para ser felices, aunque lo somos y mucho, pese a las renuncias y sacrificios, ni para que nos cuiden, etc sino para realizar el.plan de Dios en la transmision de la vida y en la educacion en valores cristianos. Tambien te digo Jimenez que entre quienes no han tenido hijos no es igual quien no los ha tenido por dar respuesta a una vocacion concreta (sacerdotes, religiosos, etc) o porque no han podido (ej. Balduino y Fabiola, con causa de canonizacion incoada) que los de personas que han antepuesto su egoismo, vanidad y lujuria por encima de la generosidad y la entrega a los demas.
Piensalo un poco Jimenez y discierne el tema porque no se deben sacar conclusiones simplistas sin formarse primero unicamente para autoexcusarse por conductas desviadas o inmaduras.
03/08/19 2:58 PM
  
Palas Atenea
Pedela: Es que yo no he dicho eso, lo has dicho tú, pero si no es una vocación tampoco es una frustración. Esto se está desmadrando por falta de sentido común. Yo estoy totalmente de acuerdo con la tesis del blog como pueden demostrar mis intervenciones.
Los hijos siempre los han tenido los casados, ni los solteros ni los sacerdotes ni las órdenes religiosas y, hasta el momento actual, eso no ha supuesto ningún problema. Los solteros de mi edad no vamos por ahí lloriqueando una situación que no nos hemos planteado nunca, pero esta señora se casó y por A o por B y no quiso tener hijos, lo cual es totalmente distinto.
El problema de esta señora es que se plantea las cosas mal, se plantea los hijos en términos de felicidad. Ha sido y es una egoísta y cambia de opinión cuando ya no es feliz con la vida que llevaba o cuando va envejeciendo y si los hubiera tenido y, por las razones que fueran, no le hicieran caso lloraría también.
Esos no son los caminos del Señor, Él te dice de que manera puedes servir, a quién debes servir y cómo debes hacerlo: a los solteros también.
03/08/19 3:48 PM
  
Palas Atenea
Santiago y yo, él con 7 hijos y yo con ninguno estamos totalmente de acuerdo porque ambos tenemos sentido común, que es el menos común de todos los sentidos.
03/08/19 3:50 PM
  
Alena
Me parece una información transformada a vuestro beneficio, porque una persona adulta cuando decide no tener hijos, es porque ha analizado todos los puntos, no por el propio beneficio personal sino porque hoy en día traer un hijo al mundo es casi un lujo, claro que aquí en españa muchos de familias viven de subvenciones, subvenciones que no dan tan fácilmente a todo el mundo, y porque igual vivir así no es la manera más inteligente de vivir, y dios no me va a pagar la leche, los pañales, el colegio, la universidad, la hipoteca, la ropa, sus libros, su educación, porque lo si señores habrá que tener dinero para dar una educación para que se puedan valer por si solos en la vida, y eso hoy en día es casi imposible porque los sueldos son de 1000 euros y si se llega, porque muchos cobran 800 euros, y traer hijos con sueldos miserables me parece una falta de responsabilidad, pero me alegro por quien lo haga y salga a delante. Pero no critiquen los que viven de manera independiente, porque quizás no quieran eso y sea una adaptación de los tiempos que no hemos elegido señores.
03/08/19 4:04 PM
  
Esteban
Los comentarios de muchos españoles “católicos” son un claro ejemplo de como han destruído a España. El lavado de cerebro que les han hecho es perfecto. Puede pasar un elefante rosa frente a sus narices que ellos seguirán repitiendo en forma obstinada: es un elefante gris. En esta oportunidad te dicen que este artículo es malicioso o se preguntan porqué publicar este tipo de notas? Y luego tratan de justificar lo injustificable comentando por ejemplo que hoy en día es un lujo tener un hijo. Pero no les llama la atención que por cuarto año consecutivo España reduce su población, que los ancianos son mayoría, que sus pueblos están vacíos y que sus mujeres fértiles cada día que pasa son menos y a pesar de su fertilidad no tienen hijos o a lo sumo uno. España es decadencia y FIN.
03/08/19 7:05 PM
  
Javi
ACS: alusión al perro.
Una sociedad que se desprende de las ideas de paternidad, maternidad; que difumina el concepto de familia; que se aferra al invierno demográfico...
Habéis visto, supongo, cómo los portadores de perros se paran a hablar en la acera o en el portal de casa acerca del último constipado del can, sobre su forma amable o áspera de saludar; habéis oído, supongo, cómo le susurran a la mascota palabras delicadas mientras arriman su cara a la del chucho; habéis visto cómo les cogen tiernamente entre los brazos o les llevan en cochecitos adornados. Y cómo se irritan con frecuencia los dueños si se les sugiere que recojan las deyecciones o que los lleven atados debidamente.
Esta sociedad española sigue teniendo tres millones de parados, pero hay en los grandes hipermercados pasillos para la atención gastronómica de las mascotas y empiezan a menudear las cafeterías y las peluquerías caninas.
No tengo nada contra los animales. Simplemente creo que la sociedad actual ha puesto a algunos de ellos en un nivel equivocado.
A mi entender esta confusión viene a ser un elemento más de que nuestra época se muestra decadente, sin norte y falta de criterios esperanzadores.
Este tema es tabú. Desde hace décadas hemos ido comprobando el ascenso social de las mascotas.
Ya se han cerciorado bien de que en los cientos de hoteles que las admiten no duermen ustedes en una cama previamente usada por una mascota?
Se lo puede certificar el hostelero?
Está escrito en la página web que admiten animales?
Son indemnizados los clientes que no pueden dormir por los ladridos u otras molestias?
Se pueden ir sin pagar al menos en alguno de estos casos o tienen que perder veinte minutos rellenando una hoja de reclamaciones?
Etcétera.

03/08/19 8:07 PM
  
Santiago
Alena, con el debido respeto, la excusa de la situación económica, laboral, etc para no tener hijos la aducen con mucha frecuencia gente perdedora y en declive; los últimos que nos lo han dicho, unos pobres jesuitas octogenarios que han llevado a la Compañía y a otras congregaciones hacia la decadencia más absoluta.
Para embarcarse en la aventura de formar una familia estable, centrada y abierta a la vida hace falta fe, vida de oración, coraje, valentía, esfuerzo, sacrificio, renuncia, determinación y perseverancia.
Los hombres somos débiles pero Dios todo lo puede; de su mano logramos mi esposa y yo sacar adelante a diario a nuestra familia, creciendo en valores cristianos, mejorando día a día, ayudándonos más,, colaborando más con lo demás,...
Alena, no seas como la media, gris, mediocre, sin horizonte. Con el Señor, la Virgen y los santos y una fuerte y centrada vida de fe y oración se consigue llevar adelante este desafío con serenidad y confianza.
Mucho ánimo, rezamos por ti y por todos los que piensan como tú!
03/08/19 9:13 PM
  
Jove Llanos
Toda la sabiduría de las sociedades tradicionales sobre los hijos se resume en una frase: los hijos no se buscan (por supuesto tampoco se rechazan, eso no cabía en ellas), se aceptan.
03/08/19 11:20 PM
  
Jaume
Nadie se da cuenta que la culpa es del Gobierno Secreto mundial, reducir población a toda costa y de mil modos diferentes. Ahora promociona el fútbol femenino que no interesa a nadie, es cuestión de tiempo. "Pobras" futbolistas, cuando se den cuenta ya no podrán tener bebés.
03/08/19 11:24 PM
  
José Luis
Por encima de los hijos está la falta de una fé. Ese es el problema real.
03/08/19 11:25 PM
  
Matías Murúa
Los católicos deberían poder ver que lo que el mundo moderno vende como "liberación", "independencia" o "autonomía" conduce a la soledad y a una vida sin futuro, porque los niños son el futuro.
Pues como decía un gran escritor y pensador católico: a los hombres no los hace libres el seguir sus pasiones o instintos, sino el sentido de pertenencia y el arraigo, el compromiso y los vínculos fuertes.
Y que mejor lugar donde encontrar compromiso, sentido de pertenencia, vinculación y arraigo que la familia no?
04/08/19 1:44 AM
  
Lector
Ayer estuve en un céntrico mercadillo chic de un pueblo turístico del seductor y veraniego Mediterráneo. Fue a la hora más joven y prometedora de la tarde-noche de un sábado del loco agosto... y nunca vi tanto viejo. A los jóvenes había que buscarlos con lupa. Ancianísimas en sillas de ruedas con sus cuidadoras latinas evolucionando entre los tenderetes hippies, jubilados guiris tambaleándose de la cogorza (Y no era Benidorm)... Pero venga, sí: qué caro es tener hijos...
04/08/19 7:45 AM
  
Jimenez
Mire Santiago, ¿vd se dice católico?.

Con esa actitud que se gasta no creo que muchos aguanten a su lado. Menuda formación que le han dado a Vd. Esa en la Vd. es el da lecciones porque se lo ha ganado a pulso, y los todos los demás - mediocres y grises que somos - le damos las gracias por recibirlas.

Por cierto, ni siquiera le he dicho si estoy casado y los hijos que tengo.
04/08/19 8:19 AM
  
José
¿Alguien se ha fijado que más allá de España hay otros ciento noventa y siete países en los que también viven seres humanos hasta llegar a siete mil millones y que si no frenamos los indices de natalidad vamos a una guerra nuclear?, ¿se han fijado en que cuando nace un niño, no solo nace él sino todos los hijos que tendrá pero que el planeta no crece?, ¿han oído hablar del crecimiento exponencial?, ¿podrían bajar al mundo real por favor?
04/08/19 9:00 AM
  
Charo
Pues yo creo que no es necesario tener hijos para llevar una vida plena. El que tiene fé en Dios, no necesita nada más para llenar su vida. Y anda que no hay gente a la que querer en este mundo... Ahora, eso sí, el que tenga vocación matrimonial, que los tenga.
04/08/19 11:06 AM
  
Diego II
Dice el Génesis: "No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada". Cuando Dios le presenta la mujer a Adán éste exclama: "Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne... Por eso deja el hombre a su padre y su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne." Dios bendice al hombre y a la mujer y les dice."Sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla..." (Gn. 2, 18; 2,23-24; 1,28).

Dice el Catecismo citando la Gaudium et spes: "La salvación de la persona y de la sociedad humana y cristiana está estrechamente ligada a la prosperidad de la comunidad conyugal y familiar (GS 47,1)" Catecismo, punto 1603.

Me parece muy interesante ver cómo la realidad se impone y le hace ver (o sentir en carne propia) a esta mujer la profunda vocación del hombre y de la mujer a la paternidad/maternidad, sea biológica o espiritual (a Santa Catalina de Siena la llamaban Mamma, por su maternidad espiritual). Se da cuenta de lo que se perdió y del vacío que le dejó...
04/08/19 2:46 PM
  
Santiago
Charo, no te falta razón. Mi esposa y yo somos padres de familia numerosa pero no vamos aconsejando a todo el mundo que tenga muchos hijos. Como muy bien dices, es una cuestión de vocación y de tener las disposiciones adecuadas para ello, O acaso todo el mundo puede ser cardiólogo o ingeniero de caminos.
Otra cosa es la desazón y sensación de vacío de la famosilla americana del artículo que encabeza esta entrada. Ella misma acepta que por una mal entendida búsqueda de liberación, comodidad y placer, dejó en el camino una vida con más fuste. Es lo que ella plantea y me parece lógico. Si tú le quieres corregir y decirle cómo tiene que pensar sobre su vida, intenta primero corregirte a ti misma y ser un poco más humilde.
04/08/19 2:47 PM
  
Santiago
Jiménez, Jíménez, te veo nervioso e inquieto ofendiendo a los demás gratuitamente.
Has pensado primero en corregirte y mejorar tu vida?
En vez de insultar o de soltar esa amargura que llevas dentro, intenta avanzar y dar fruto. Sé positivo, realízate si es posible con una profesión que te llene.
No pudiste estudiar? Aún estás a tiempo, formándote permanentemente, teniendo curiosidad e inquietud intelectual, ayudando a los demás.
No has podido formar una familia o no te ocupas como debes de la que has formado? Ayuda a los demás, mejora, sé una buena persona, un hombre de fe y oración, sin lo cual nada puedes.
Tú mismo eres consciente de tus torpezas y limitaciones tan notorias. Mucho ánimo, abandona al hombre viejo, al resentido y fracasado y avanza por el camino de la fe y de la ayuda a los demás con entrega, alegría y generosidad!
04/08/19 2:56 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.