InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: .... 4) S. Juan

13.08.09

¿Cuánto tiempo dedica a dar gracias al Señor tras recibir la Comunión?

Para seguir su vocación jesuita, S. Estanislao Kostka (1550-1568) tuvo que huir de la residencia de un calvinista (donde le puso su padre) y el maltrato de su tutor y de su hermano mayor que no comprendía su devoción y le persiguió sin éxito desde Polonia hasta Roma. En sus nueve meses de noviciado dió ejemplo a todos de cómo hacer a la perfección las cosas más ordinarias, causando la admiración de S. Pedro Canisio y S. Francisco de Borja, respectivamente superior regional y superior general de los jesuitas en esos tiempos.

En el Evangelio del XIX Domingo de Tiempo Ordinario Jesús promete: “El que coma de este pan vivirá para siempre” (Jn. 6, 51), refiriéndose a Sí mismo, verdaderamente presente en la Eucaristía. S. Estanislao Kostka murió a los 18 años, pero lo hizo con la esperanza de vivir para siempre en el Señor. Tan devoto era de Cristo en la Eucaristía, su fuerza en las dificultades, que muchas veces se quedaba largo rato en éxtasis tras recibir la Comunión. ¿Cuánto tiempo dedicamos a dar gracias al Señor tras comulgar?

Leer más... »

12.08.09

No nos engañemos: 7 casos de intenciones impuras

Sta. Juana Francisca de Chantal (1572-1641) se quedó huérfana de madre a los pocos meses de nacer. Dedicaba tiempo a la oración sin que eso quitara de sus deberes como esposa y madre. Sufrió la muerte de 3 hijos poco después de nacer ellos y también las muertes de su esposo, su director espiritual S. Francisco de Sales, y su hijo, nuera y yerno, en diferentes períodos de sequedad espiritual. Su experiencia en el mundo y la dirección de S. Francisco de Sales le ayudarían a dar buenos consejos a otros en su vida religiosa.

Esta co-fundadora de la Orden de la Visitación comprendió muy bien la necesidad del Señor de decir en el Evangelio del XIX Domingo de Tiempo Ordinario: “No critiquéis” (Jn. 6, 43). Ella prefería la auto-crítica humilde y sincera a la crítica de otros, pero no desperdiciaba ocasiones como las conferencias y charlas a sus hijas espirituales para darles consejos que les ayudaban a ver detalles que podían mejorar para avanzar más deprisa hacia el Señor.

La reforma del alma comienza: por el conocimiento de sí misma y la confianza en Dios; el propio conocimiento nos hará ver que hay en nosotras muchas cosas que corregir y reformar, y que, sin embargo, no podremos llevarlo a cabo por nosotras mismas; la confianza en Dios nos hará esperar que todo lo podemos en Él y que, con su gracia, todas las cosas nos serán posibles y fáciles.”

Leer más... »

11.08.09

Cómo obtener de la Eucaristía el máximo poder santificante

Jesús reveló en el Evangelio del XIX Domingo de Tiempo Ordinario: “Yo soy el pan vivo” (Jn. 6, 48). Sta. Clara de Asís (1193-1253) dejó todas sus posesiones para pasar su vida contemplando en clausura ese Pan de Vida. Por eso no dudó en enfrentarse a los sarracenos que se acercaban a atacar su convento con una custodia en mano, defendidas así por el mismo Señor ella y sus hermanas religiosas.

Esta “plantita del bienaventurado S. Francisco”, como se refería a sí misma en sus escritos, reunía todas las disposiciones necesarias para sacar la mayor gracia santificante de la Eucaristía, que por ser la Presencia Real de Cristo produce grandes efectos en las almas que le reciben con las propias disposiciones.

El P. Antonio Royo Marín, O.P., dice en “La teología de la perfección cristiana” que: “la preparación y la acción de gracias […] son de capital importancia para obtener de la Eucaristía su máximo poder santificante”. El siguiente fragmento de ese libro [traducido de una versión en inglés] explica cómo mejorar nuestra preparación para la Comunión.

Leer más... »

10.08.09

¿Qué pueden hacer los diáconos permanentes?

Los diáconos permanentes pueden hacer lo mismo que los diáconos en camino a la ordenación sacerdotal. ¿Sabe cuáles de las siguientes acciones son permitidas a diáconos? [Sólo la mitad son correctas. Solución al final del artículo.]

1) Ser ministro ordinario de bautismo con permiso del párroco o en caso de necesidad
2) Oír confesiones si no hay sacerdotes, con permiso especial del Obispo
3) Confirmar si lo encarga el Obispo
4) Leer el Evangelio tras la bendición del sacerdote y predicar la homilía con permiso del párroco
5) Usar una casulla en celebraciones litúrgicas especiales
6) Decir las palabras de la Consagración durante la Misa
7) Ser ministro ordinario de la exposición del Santísimo Sacramento y de la bendición eucarística.
8) Asistir a Matrimonios sin Misa
9) Administrar el viático a los moribundos
10) Ungir a los moribundos
11) Dirigir ritos funerales
12) Ser nombrado vicario

——————————————————

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos mantuvo contacto con el Obispo de la diócesis de San Cristóbal de Las Casas, México en el año 2000 y en 2005 debido a irregularidades en la preparación y ordenación de diáconos permanentes:

Leer más... »

9.08.09

Una santa convertida por el ejemplo cristiano de otras mujeres

Sta. Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) (1891-1942) fue formada en la fe judía de su familia, pero dejó de practicar su fe en su juventud. Fue una intelectual brillante que no pudo obtener la habilitación para la libre docencia primero por ser mujer y después por ser judía.

Escribe de su juventud: “como bachiller y joven estudiante, fui una feminista radical. Perdí después el interés por este asunto. Ahora voy en busca de soluciones puramente objetivas”.

Fueron mujeres las que le atrajeron a la fe católica. Le llamó la atención en 1916 ver a una aldeana entrar con su cesta de la compra en la Catedral de Frankfurt para rezar: “Esto fue para mí algo completamente nuevo. En las sinagogas y en las iglesias protestantes que he frecuentado los creyentes acuden a las funciones. Aquí, sin embargo, una persona entró en la iglesia desierta, como si fuera a conversar en la intimidad. No he podido olvidar lo ocurrido”.

Leer más... »