“Caritas in Veritate” y el rechazo de Jesús en Nazaret

El 7 de julio, San Fermín, es una fecha de fama internacional por los encierros en honor del santo en su ciudad natal de Pamplona… una fecha central en “The Sun Also Rises” (“Fiesta” en español) por Ernest Hemingway… una fecha en que el mensaje evangélico del santo se pierde entre toros y borracheras para muchos de los miles de los reunidos para la ocasión.

Como dice el Papa Benedicto XVI: “…el turismo internacional se plantea con frecuencia de manera consumista y hedonista, como una evasión y con modos de organización típicos de los países de origen, de forma que no se favorece un verdadero encuentro entre personas y culturas.”(“Caritas in Veritate”)

Se olvida con facilidad, por ejemplo, que la evangelización por el obispo S. Fermín (s. IV) en Francia fue tan bien recibido que una multitud le sacó de la cárcel donde le habían metido las autoridades, aunque no pudieron evitar su martirio por decapitación en Amiens, Francia.

Reunir multitudes no es lo mismo que progresar, como demuestra el Evangelio del XIV Domingo de Tiempo Ordinario cuando menciona el rechazo de Jesús por “la multitud que lo oía” (Mc. 6, 2). El rechazo del Señor es lo que paraliza el verdadero desarrollo, como indica muy bien el Papa Benedicto XVI en su encíclica “Caritas in Veritate” [fuente de las citas del artículo], publicado este 7 de julio.


1) El Señor se acerca a Nazaret.

“La caridad es amor recibido y ofrecido. Es «gracia» (cháris). Su origen es el amor que brota del Padre por el Hijo, en el Espíritu Santo.[…] La doctrina social de la Iglesia responde a esta dinámica de caridad recibida y ofrecida. Es «caritas in veritate in re sociali», anuncio de la verdad del amor de Cristo en la sociedad.” (5)


2) Jesucristo enseña la verdad.

La caridad no excluye el saber, más bien lo exige, lo promueve y lo anima desde dentro. […] No existe la inteligencia y después el amor: existe el amor rico en inteligencia y la inteligencia llena de amor.” (30)

“El riesgo de nuestro tiempo es que la interdependencia de hecho entre los hombres y los pueblos no se corresponda con la interacción ética de la conciencia y el intelecto, de la que pueda resultar un desarrollo realmente humano.” (9)


3) Le consideran a Jesús sólo uno de ellos.

“Sin verdad se cae en una visión empirista y escéptica de la vida…”(9)

“La sociedad cada vez más globalizada nos hace más cercanos, pero no más hermanos. La razón, por sí sola, es capaz de aceptar la igualdad entre los hombres y de establecer una convivencia cívica entre ellos, pero no consigue fundar la hermandad. Ésta nace de una vocación transcendente de Dios Padre, el primero que nos ha amado, y que nos ha enseñado mediante el Hijo lo que es la caridad fraterna.”(19)


4) Le rechazaron.

“…no sólo prestaremos un servicio a la caridad, iluminada por la verdad, sino que contribuiremos a dar fuerza a la verdad, mostrando su capacidad de autentificar y persuadir en la concreción de la vida social. Y esto no es algo de poca importancia hoy, en un contexto social y cultural, que con frecuencia relativiza la verdad, bien desentendiéndose de ella, bien rechazándola.” (2)

“Una de las pobrezas más hondas que el hombre puede experimentar es la soledad. Ciertamente, también las otras pobrezas, incluidas las materiales, nacen del aislamiento, del no ser amados o de la dificultad de amar. Con frecuencia, son provocadas por el rechazo del amor de Dios, por una tragedia original de cerrazón del hombre en sí mismo, pensando ser autosuficiente, o bien un mero hecho insignificante y pasajero, un «extranjero» en un universo que se ha formado por casualidad. El hombre está alienado cuando vive solo o se aleja de la realidad, cuando renuncia a pensar y creer en un Fundamento (Cf. Juan Pablo II, Carta Enc. Centesimus annus, 41: l.c., 843-845).” (53)


5) Por su falta de fe, el Señor obró pocos milagros allí.

“Un cristianismo de caridad sin verdad se puede confundir fácilmente con una reserva de buenos sentimientos, provechosos para la convivencia social, pero marginales. De este modo, en el mundo no habría un verdadero y propio lugar para Dios. Sin la verdad, la caridad es relegada a un ámbito de relaciones reducido y privado.“ (4)

La gratuidad está en su vida de muchas maneras, aunque frecuentemente pasa desapercibida debido a una visión de la existencia que antepone a todo la productividad y la utilidad. El ser humano está hecho para el don, el cual manifiesta y desarrolla su dimensión trascendente. A veces, el hombre moderno tiene la errónea convicción de ser el único autor de sí mismo, de su vida y de la sociedad. Es una presunción fruto de la cerrazón egoísta en sí mismo, que procede - por decirlo con una expresión creyente - del pecado de los orígenes.”(34)


6) Y continuó enseñando en otros pueblos

“Pablo VI aclaró la relación entre el anuncio de Cristo y la promoción de la persona en la sociedad. El testimonio de la caridad de Cristo mediante obras de justicia, paz y desarrollo forma parte de la evangelización, porque a Jesucristo, que nos ama, le interesa todo el hombre.”(15)

“En efecto, la verdad es «lógos» que crea «diá-logos» y, por tanto, comunicación y comunión. La verdad, rescatando a los hombres de las opiniones y de las sensaciones subjetivas, les permite llegar más allá de las determinaciones culturales e históricas y apreciar el valor y la sustancia de las cosas.”(4)


7) Conclusión

“La verdad, y el amor que ella desvela, no se pueden producir, sólo se pueden acoger. Su última fuente no es, ni puede ser, el hombre, sino Dios, o sea Aquel que es Verdad y Amor. Este principio es muy importante para la sociedad y para el desarrollo, en cuanto que ni la Verdad ni el Amor pueden ser sólo productos humanos; la vocación misma al desarrollo de las personas y de los pueblos no se fundamenta en una simple deliberación humana, sino que está inscrita en un plano que nos precede y que para todos nosotros es un deber que ha de ser acogido libremente. Lo que nos precede y constituye - el Amor y la Verdad subsistentes - nos indica qué es el bien y en qué consiste nuestra felicidad. Nos señala así el camino hacia el verdadero desarrollo.”(52)


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué impresiones tiene de la nueva Encíclica “Caritas in Veritate? ¿Qué ejemplos incluye de acogida y de rechazo del Señor esta Encíclica social?

Mañana – Ss. Priscila y Aquila – “Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.” (Mc. 6, 6)

5 comentarios

  
un enlace
Un enlace sobre la acogida y el rechazo de la Encíclica Social. Dice que tiene varios autores y expone cuáles son:
Caritas in Veritate in Gold and Red
http://article.nationalreview.com/?q=NTdkYjU3MDE2YTdhZTE4NWIyN2FkY2U5YTFkM2ZiMmE=
09/07/09 7:55 AM
  
María Lourdes
Un enlace, le agradezco el enlace al interesante artículo de George Weigel sobre el tema. Sea quienes hayan ayudado o tenido su influencia en el borrador (y George Weigel expone su opinión), la firma es del Papa.

Como tal respeto la Encíclica y admiro que indique la necesidad de tener a Dios presente en toda actividad humana para lograr un verdadero desarrollo de todo el hombre que no pueden ofrecer el relativismo ni la ausencia de Dios. Muchas gracias de nuevo por la información.
09/07/09 2:18 PM
  
Norberto
ML
La Encíclica tiene grandes valores y trata de contemplar la salvación,como "integral",es decir "de cuerpo y de alma".El título,solo, ya vale como materia de reflexión,revisión y meditación.
Sin embargo,como Encíclica Social es,para mi una decepción,porque una vez leída,no encuentro elementos de respuestas a los grandes problemas que el mundo tiene.Y creo,además,que,lamentablemente,se reduce la economía a una cuestión moral,y,no es así,solamente,ni mucho menos.
La Encíclica deja pasar la oportunida para beber en el pensamiento católico clásico,Escuela de Salamanca,que,a mi entender,sí da espuestas,varios siglos después a los problemas planteados.
10/07/09 11:48 AM
  
Norberto
ML
Tu preparación es un "fracaso" para que no te envanezcas,ponlo todo en la manos de Ella:"los hombres miran las apariencias,pero Dios mira el corazón del hombre".
God bless you
10/07/09 11:50 AM
  
María Lourdes
Norberto, en mi opinión, la cuestión moral es de gran importancia porque el espíritu en que se conducen los negocios, por ejemplo, tiene mucho que ver con los resultados que se obtienen de ellos, con repercusiones por todo el mundo.

Estoy de acuerdo con el Papa en que, en el fondo, los pecados humanos son una gran parte del problema y por lo tanto abrirse a Cristo es una parte importante de la solución. Siendo el Papa tan buen pastor de almas, no me extraña que su punto de vista se centrara en lo espiritual. Es una voz muy necesaria por ser apenas oída en las cuestiones que tocó. Bastantes economistas ya hay en el mundo, pero sólo tenemos un Papa.

Respecto a mi preparación, le agradezco muchísimo sus oraciones y sus providenciales palabras. Un saludo.
10/07/09 2:42 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.