Refutación de ciertos errores proliferantes en la Fraternidad San Pío X

Por el R.P. Dr. Federico Highton, S.E. 

Enero de MMXXII, Addis Adaba, Etiopía

Introducción

En la Orden San Elías celebramos la Misa Romana Tradicional (y no, como muchos erróneamente dicen, la Misa “Tridentina” o “de San Pío V” ya que ni Trento ni ningún Papa del Renacimiento crearon la Misa Romana Tradicional). Rezamos la Misa Tradicional, mas no por eso consideramos que la celebración de la Misa Nueva sea un pecado.

Pero, un sacerdote argentino que vive en Bogotá, pontifica, entre otros graves errores, que la celebración y la participación de la Misa Nueva es un acto per se pecaminoso. Hemos visto unas de sus pretendidas lecciones, dirigidas a un público lego que acata sin chistar lo que le diga este sacerdote, Pablo Bianchetti, de la Fraternidad Sacerdotal “San Pío X” (FSSPX).

En estas líneas transcribiremos extractos de su clase (intitulada “Misa Novus Ordo es la bastardización de la verdadera Misa”), todavía disponible en YouTube (https://m.youtube.com/watch?v=omQjCtCqT1o&t=1124s), y refutaremos algunos de sus principales errores.

No lo haremos para festejar la Misa de S.S. Pablo VI, para promover la enésima división ni para ganar “puntos” en la política eclesiástica, sino para extirpar los escrúpulos infernales que, por más santas que sean sus intenciones, este tipo de predicadores siembran en muchas almas. Conste que escribimos estas líneas con sumo pesar y que no nos mueve el deseo de castigar a tal o cual clérigo o grupo sino sólo el de ayudar a las almas y liberarlas del tormento de la perplejidad de conciencia, en lo que a este capital punto respecta, y este fruto no es de poca monta ya que, como escribía el Padre Castellani en “El Ruiseñor Fusilado”, uno de los peores tormentos es la perplejidad de la conciencia en materia religiosa. En efecto, como dice aqueste grande teólogo, “la perplejidad de conciencia es una gran tortura, sobre todo para una conciencia delicada —porque la Iglesia tiene el poder de obligar “en conciencia", poder tanto más fuerte cuanto más fe y amor tiene el obligado. La tortura de la perplejidad de conciencia —the divided soul de los psicólogos—, es una de las peores que existen, dice Juan de la Cruz” (Castellani, L., El Ruiseñor Fusilado. El Místico, Penca, Buenos Aires 1952, 36).

Nos sobran ocupaciones apostólicas, pero hemos sacado tiempo de donde no tenemos para escribir estas líneas -que no tienen ninguna pretensión de genio u originalidad- ya que conocemos de primera mano almas que están sufriendo por discursos como el que sostiene el padre Bianchetti (y muchos de sus cofrades de la FSSPX), algunos llegando al punto de negar prácticamente el Tercer Mandamiento de Dios (“Santificarás las fiestas”) y el Primero de la Iglesia («oír misa entera los domingos y demás fiestas de precepto […]» [CIC nº2042]) puesto que temen que si van a la Misa Nueva -aunque la celebre la comunidad St. John of Cantius con el máximo esplendor cultual-, ofenderían a Dios, lo cual no es sino el colmo del absurdo. Este tipo de narrativas, como la de Bianchetti, terminan llevando a muchas almas confundidas a preferir la “Misa por Facebook” -plataforma creada y manipulada por un enemigo de Dios- antes que asistir presencialmente ante el altar del Dios vivo, como si la mediación de pantallas y cámaras superase el contacto físico con el Amor de los Amores, casi como creyesen que se distancian más de Lutero por conectarse a las redes (a)sociales que por arrodillarse ante Cristo Crucificado en el altar de Dios.

Les hemos explicado a los seglares estas razones de varias maneras pero nos pidieron que hagamos el debate público puesto que ellos no saben responder a los lugares comunes de estos insistentes, y a menudo cuasi-monotemáticos “superapóstoles”. Por eso, acá estamos escribiendo estas líneas, aunque a muchos les moleste.

Pero, hay un motivo más para publicar estas notas y es que el padre Bianchetti, queriendo y profesando ser tomista, contradice radicalmente a Santo Tomas diciendo, en lo que toca a uno de los puntos claves que desarrollamos en este escrito, exactamente lo contrario a lo que enseña el Doctor Angélico, todo lo cual nos lleva a concluir que Bianchetti, no entiende a Santo Tomás o (lo que es más probable) no leyó el Tratado de los Sacramentos de la Summa Theologiae y por eso pone en tela de juicio la validez de incontables misas, sembrando una angustia infinita en sus oyentes, todo lo cual podría haber evitado leyendo una solo artículo de la Summa.

Entremos en tema.

De los errores del padre Bianchetti

Primer error del p. Bianchetti: “la misa tradicional, la misa católica. No estoy distinguiendo. Son la misma. La misa católica, la misa tradicional, es la misa de la Iglesia”.

El p. Bianchetti identifica la misa católica con la misa tradicional y lo enfatiza diciendo que esa “es la misa de la Iglesia”. Nosotros, nos preguntamos: ¿sabe este sacerdote que en la Iglesia hay muchos ritos (Romano, Bizantino, Copto, Mozárabe, Malabar, Maronita, Ambrosiano…) y que por ende no se puede decir que tal o cual rito es la misa católica y por ende la misa de la Iglesia?

Segundo error del p. Bianchetti: “Validez y licitud. (…) La palabra lícito, eh, digamos así, traducido de un modo sencillo significa bueno […] La licitud… hay reglas que la Iglesia pone, pero que dependen de la naturaleza de las cosas […]. La licitud es… ¿es buena o es mala esa misa?”

Bianchetti trata de explicarle a sus alumnos la distinción canónica entre validez y licitud. La explicación es muy rara. Dice que la licitud supone la observancia de de leyes eclesiales pero agrega que esas leyes dependen de la naturaleza de las cosas, olvidando que la mayoría de la las normas litúrgicas son convencionales y no naturales aún si muchas de estas convenciones las hubiese fijado los Apóstoles. De hecho, hay un pasaje clarísimo de la Summa donde Santo Tomás señala que muchas cosas de la Sacra Liturgia son de origen apostólico, mas convencionales. Leamos:

“Hay cosas en los sacramentos que han sido introducidas por los hombres, y éstas no son necesarias, sino que les confieren una cierta solemnidad, útil para mover a la devoción y reverencia en quienes los reciben. Pero hay otras cosas que sí son necesarias, y éstas son las establecidas por Cristo, que es Dios y hombre. Y aunque no todas nos han sido transmitidas en la Sagrada Escritura, la Iglesia las recibió por la transmisión familiar de los Apóstoles, como lo dice San Pablo en 2 Cor 11,34: lo demás lo dispondré cuando vaya” (III, q. 64, a. 2, ad 1um).

Un sacerdote, a quien por el momento no citaremos, pero que comparte la misma perspectiva del p. Bianchetti y pertenece a su misma congregación, se indignaba contra los que sostienen que la Misa Tradicional y la Nueva “tienen el mismo grado de validez y licitud” (sic), olvidándo que algo es justo (y por ende lícito) o no lo es, pero que no existen los grados de licitud. Lo mismo hay que decir de la validez.

Tercer error del p. Bianchetti: “La misa nueva expresa la fe protestante […] El rito es protestante y los protestantes no creen en que Cristo baja al altar. […] La misa nueva es tan protestante que uno no tiene ni idea si consagra o no consagra. (…) La mayoría de las veces uno sale con una angustia más grande que la que entró: ¿será que Cristo está o no está? ¿Será que el sacerdote quiere consagrar o no quiere consagrar?”.

Dice que la Misa Nueva expresa “la fe protestante". A esto respondemos:

  1. ¿Desde cuando hay una “fe protestante”? Solo hay una Fe, la católica. El protestantismo no es fe, sino herejía. Si usa la palabra fe como fe humana, entonces su expresión es ambigua.
  2. Cualquier persona que asista a una Misa Nueva celebrada según las rúbricas por un sacerdote con fe, verá que no hay nada que lo mueva a la herejía protestante. ¿Dónde se vio una persona que conozca el catecismo que se haya hecho protestante por asistir a una Misa Nueva celebrada según las rúbricas?
  3. ¿Quién en su sano juicio puede afirmar que la Misa Nueva celebrada ad orientem y en latín por la congregación St. John of Cantius o la Misa Nueva dicha por Fray Pierino (el hijo espiritual del padre Pío que lee las almas) -por poner dos ejemplos gráficos- expresa la herejía protestante? Nadie salvo un ideólogo, pero la ideología nubla el juicio.
  4. Bianchetti admite que muchos sacerdotes celebran el Novus Ordo y consagran válidamente (cfr. minuto 23), pero dice que la mayoría de las veces los fieles salen angustiados de la misa nueva pues dudan si hubo o no consagración. Esto es mentira. ¿En qué fuente se basa para afirmar esta estadística litúrgica? Si ningún sondeo, siquiera ad sensum, lo avala, ¿sabe que mentir es pecado?

Pero, una de las cosas más graves del discurso de Bianchetti, y en esto se cifra el quid de nuestro escrito, es que dice lo siguiente:

  • “La Misa Nueva es tan protestante que uno no tiene ni idea si consagra o no consagra. (…) La mayoría de las veces uno sale con una angustia más grande que la que entró: ¿será que Cristo está o no está? ¿Será que el sacerdote quiere consagrar o no quiere consagrar?”.
  • “O sea, el rito de la Misa [Nueva] no me está garantizando la intención de cambiar el pan en el cuerpo de Cristo (…). Además, toda la formación sacerdotal en los seminarios tampoco le garantiza la fe en la transubstanciación (…). Entonces lo que va a ocurrir con el tiempo es que cada vez con el tiempo van a aumentar las misas inválidas (…). Porque disminuye la fe, están perdiendo la intención, entonces cada vez van a haber más misas inválidas […] Porque disminuye la Fe, están perdiendo la intención, entonces cada vez van a haber más misas inválidas. […] Digamos que el rito de la Misa Tradicional te obliga a tener la intención. Para no tener la intención tendrías que estar en una rebelión grande. (…) Tenes que ser un idiota para no darte cuenta que te está obligando a consagrar”.

En pocas palabras, Bianchetti, con toda vehemencia y claridad, afirma que la Misa Nueva puede ser válida o inválida y que para ser válida requiere que el sacerdote tenga fe eucarística, de modo tal que si no tiene fe, no es válida ya que la carencia de fe, ipso facto, según Bianchetti, le impediría tener la intención -que se requiere para consagrar-. Completa su errada tesis diciendo que la Misa Tradicional ayuda a que el sacerdote tenga fe y posea intención de consagrar, pero, dice, que la Misa Nueva predispone al sacerdote a hacerse protestante y por ende dificulta grandemente que él conciba la intención necesaria para consagrar (valga aclarar que la doctrina católica enseña que si el sacerdote celebra la misa sin aquello que se llama “intención”, entonces la misa no es válida). Refutemos ahora el error de Bianchetti.

A este respecto, el primer error de este clérigo es que cree que si el celebrante carece de fe, entonces no hay consagración. Este es el meollo de la cuestión. Ahora bien, el problema es que esta tesis de Bianchetti es de suyo falsa. En efecto, como enseña Santo Tomas de Aquino, el sacerdote sin fe, consagra válidamente, esto es, tenga o no tenga fe, sea o no sea un hereje, la misa del sacerdote apóstata (es decir, que renunció a la fe) o que nunca tuvo fe, es siempre válida. Leamos los textos de la Summa Theologiae, donde el Doctor Angélico nos explica este punto:

  • “Sólo Dios es quien produce el efecto interior del sacramento” (III, q. 64, a. 1, s.c.).
  • “El efecto propio del sacramento no se obtiene por la oración de la Iglesia o del ministro, sino por el mérito de la pasión de Cristo, cuya virtud actúa en los sacramentos (…). Por donde se deduce que el efecto del sacramento no es superior porque sea más santo el ministro” (III, q. 64, a. 1, ad 2um).
  • “¿Qué te puede hacer un mal ministro si el Señor es bueno?” (III, q. 64, a. 5, s.c.).
  • “El cuerpo del médico —instrumento del alma en el ejercicio de la ciencia médica— puede estar sano o enfermo; y un tubo por el que pasa el agua puede ser de plata o de plomo. Por consiguiente, los ministros de la Iglesia pueden conferir los sacramentos aunque sean malos” (III, q. 64, a. 5).
  • “Así actúa Cristo en los sacramentos, sirviéndose de los malos ministros como de instrumentos inanimados. Y de los buenos como de miembros vivos” (III, q. 64, a. 5, ad 2um).
  • “la perversa intención del ministro en los sacramentos pervierte únicamente lo que es obra suya, no lo que es obra de Cristo, de quien él es ministro” (III, q. 64, a. 10, ad 3um).

Llama particularmente la atención que Bianchetti diga que “Tenes que ser un idiota para no darte cuenta que [el Misal Tradicional] te está obligando a consagrar”. Y decimos que llama la atención ya que no sólo porque la Iglesia no ordena idiotas sino porque el grado de inteligencia o rapidez mental del sacerdote no tiene ninguna relación con la validez de la Misa. Desde estas líneas le aconsejamos a Bianchetti que si quiere promover tal o cual conducta, se valga de argumentos verdaderos y no de sofismas.

Alguno de todos modos podría decir que si bien, el sacerdote malo (v.gr. concubinario o ladrón) consagra válidamente, de todos modos hace falta que tenga fe. Esto es falso. Como dijimos y enseña Santo Tomás, el sacerdote sin fe, consagra válidamente. Esto es del todo claro ya que el Doctor Universal le dedica precisamente un artículo de la Summa Theologiae a este punto. Es el artículo 9 de la cuestión 64 de la III Pars. El mismo lleva por título “¿Se requiere la fe del ministro para realizar el sacramento?”. Veamos algunos extractos de este magistral artículo.

  • “El ministro interviene en los sacramentos en calidad de instrumento, no actúa por virtud propia, sino por la de Cristo. Y de la misma manera que pertenece a la propia virtud del hombre la caridad, también pertenece la fe. Por tanto, como la caridad del ministro no es requerida para la confección del sacramento (…), tampoco se requiere su fe, sino que un infiel puede administrar un verdadero sacramento, con tal de que no falten los otros requisitos necesarios” (III, q. 64, a. 9). Los requisitos, aclaremos, son la materia, la forma y la intención. Ya hablaremos de la intención.

De todos modos, el padre Bianchetti aún podría esbozar una objeción de este estilo: “la intención del ministro es necesaria para la confección del sacramento. Ahora bien, la fe dirige la intención, como dice San Agustín en Contra Julianum. Luego si falta la verdadera fe en el ministro no se realiza el sacramento”.

Bueno, esta es la primera objeción que el Aquinate presenta en el mismo artículo, pero es refutada de modo contundente por él mismo: “si la falta de fe es acerca del mismo sacramento que administra, aunque crea que el rito externo que practica no tiene ninguna eficacia interior, sabe, no obstante, que la Iglesia Católica intenta con el rito externo administrar un sacramento. Por lo que, a pesar de su falta de fe, puede intentar hacer lo que hace la Iglesia, aunque piense que aquello no sirve para nada. Pues bien, solamente esa intención es suficiente para la realización del sacramento, porque, como se ha dicho antes (a. 8 ad 2um) el ministro actúa movido por la persona de toda la Iglesia, cuya fe suple la que le falta al ministro”. Caso cerrado.

Es interesante mencionar que el problema que planteamos ya había sido discutido en la Edad Media. “Nihil novum sub sole”, diría Salomón.

En efecto, en el Medioevo, durante un tiempo, hubo dos posturas: la “internista” y la “externista”. La primera sostenía que sin fe ortodoxa, el ministro no consagraría. Esta es la postura errada de Bianchetti, que habría hecho bien y nos habría ahorrado tiempo si simplemente hubiese leído III, q. 64, a. 9.

Aprovecha señalar que el p. Jesús Espeja Pardo (O.P.), en una nota al pie al art. 9 precisa lo siguiente:

“Aquí surgió la discusión entre internistas y externistas: ¿es suficiente hacer el rito sacramental, o hay que tener la voluntad expresa de querer lo que quieren Cristo y la Iglesia? El sacramento tiene una finalidad objetiva anterior a la voluntad del ministro; si éste consciente y libremente realiza lo prescrito por la Iglesia, entra ya en esa finalidad objetiva (a.9 sol.1; a.10 sol.1)” (Suma Teológica, V, BAC, Madrid 1994, 547, nota j).

Ahora bien, quedó claro que no hace falta fe para que el sacerdote consagre. De todos modos hace falta la intención. Si el sacerdote no tiene intención de consagrar, entonces no consagrará (cfr. III, q. 64, a. 8). Pero, Santo Tomás, contrariamemente a lo que dice Bianchetti, explica que el sacerdote puede tener intención consecratoria válida aún cuando no tenga fe en la consagración. Pero, ¿cómo poseerá esa intención? Veámoslo.

Como explica Santo Tomás, si no hay intención de consagrar, no hay consagración. Pero, esta intención, contrariamente a lo que dice Bianchetti, no hace falta que sea actualizada o renovada o recordada por el mismo sacerdote, sino que se actualiza y configura ipso facto cada vez que el sacerdote recita la fórmula (o forma) de la consagración. Por ende, aunque el sacerdote no sepa lo que está haciendo o esté pensando en cualquier otra cosa (v.gr. en los goles de Messi, en las deudas parroquiales o en la mar en coche), el sacerdote consagra con la intención suficiente y por ende consagra válidamente. El único caso en el cual no habría intención válida es en el rarísimo supuesto de que el sacerdote expresamente se niegue a hacer lo que la Iglesia quiere hacer (sea que él crea o no lo que la Iglesia quiere hacer). El Aquinate incluso afirma que esa negación debe ser externamente manifestada, aunque alguno podria quizás pensar que bastaría con una negación expresa pero interna si hacen interpretación por extensión de Dz 1318. Sea lo que sea, es rarísima cualquiera de las dos hipótesis.

Veamos algunos pasajes donde el Aquinate trata este punto:

En el vídeo, se oye que una alumna preocupada le manifiesta al padre Bianchetti que las implicancia de su (falsa) tesis “internista radical” son terribles ya que los laicos quedarían en perpetua angustia ante la duda sobre la validez de la consagración, mas el Padre Bianchetti en vez de deshacer la preocupación como hizo el Aquinate en III, q. 64, a. 8, ad 2um, le alimenta la inquietud cargándola de dramatismo, para traer agua a su molino.

En efecto, la idea que genera esta preocupación de la alumna, ya estaba presente en la segunda objeción de III, q. 64, a. 8, que dice así:

“un hombre no puede conocer la intención de otro hombre. Y si fuese exigida la intención del ministro para la realización del sacramento, quien se acerca a recibirlo no podría saber si lo ha recibido o no, por lo que tampoco podría tener la certeza de su salvación, tanto más cuanto que hay sacramentos cuya recepción es necesaria para conseguir la salvación”.

Santo Tomás responde a esta terrible inquietud, que puede sumir a las almas en la más espantosa de las perplejidades, con olímpica maestría:

  • “el ministro actúa movido por la persona de la Iglesia entera, de la que es ministro” (III, q. 64, a. 8, ad 2um);
  • “las palabras que pronuncia manifiestan la intención de la Iglesia” (III, q. 64, a. 8, ad 2um);
  • “esta intención [esto es, la intención de la Iglesia, manifestada ipso facto al recitar las palabras consecratorias] es suficiente para la realización del sacramento, mientras que el ministro o quien lo recibe no manifiesten externamente una intención en contrario” (III, q. 64, a. 8, ad 2um).

Cuarto error del p. Bianchetti: “Si dijera ‘este es mi cuerpo’, ahi habría una duda seria de si está consagrando o no”.

Esto pasa si se reza en latín, no en español. Una vez más, Bianchetti yerra gravemente. Analicemos este punto.

La fórmula consecratoria latina dice “hoc est enim corpus meum” (“esto es mi cuerpo”), mas si dijese “hic est enim corpus meum” (“este es mi cuerpo”), no habría consagración ya que “hic” es un pronombre demostrativo de género masculino pero “corpus” es un sustantivo de género neutro. El “hic est enim corpus meum” se traduce como “este es mi cuerpo”, pero si se reza la Misa en español y se dice “Este es mi cuerpo”, la consagración es válida ya que tanto “este” como “cuerpo” son del mismo género (masculino).

Quinto error del p. Bianchetti: en 18:15, él elogia que el misal antiguo tiene una rúbrica que pide que las palabras consagratorias se lean clara y distintamente y que están en letra grande.

Respondemos: hay muchísimas ediciones (la inmensa mayoría hasta donde vimos) del misal nuevo que ponen las palabras consecratorias en letra grande. Es más, el misal nuevo explícitamente pide que las palabras consecratorias se lean clara y distintamente. En efecto, el misal nuevo dice lo siguiente: “En las fórmulas que siguen, las palabras del Señor han de pronunciarse con claridad, como lo requiere la naturaleza de éstas” (Misal Romano).

Sexto error del p. Bianchetti: (18:20): “en el misal nuevo lo único que hay es una narración, (…) como si yo les leyera el Evangelio “.

Falso. La fórmula es prácticamente la misma. Comparemos la fórmula consecratoria del Canon del misal nuevo y la del misal tradicional.

El misal tradicional, según la traducción de Don José Pulido y Espinosa (Pulido y Espinosa, J., Misal Romano traducido al español conforme al que usa la iglesia según el decreto del sagrado Concilio Tridentino confirmado por los Sumos Pontífices San Pío V, Clemente VIII y Urbano VIII aumentado con todas las misas nuevas concedidas hasta hoy con indulto apostólico, y arreglado para el mejor uso de los fieles, Librería Española, Guayaquil, 1851, p. 171), dice así: “Quien en la víspera de su pasión, tomó el pan en sus santas y venerables manos, y levantando sus ojos al cielo, hacia ti, oh Dios, tu Padre omnipotente, dándote gracias bendijo + este pan, lo partió y lo dió a sus discípulos diciendo: tomad y comed de él todos”.

El misal nuevo dice así: “el cual la víspera de su pasión tomó pan en sus santas y venerables manos y elevando los ojos al cielo, hacia Ti Dios Padre suyo todopoderoso dando gracias te bendijo [en la última versión francesa, “dijo la bendición”], lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: tomad y comed todos de Él porque esto esto es mi cuerpo que será entregado por vosotros”.

No hace falta ser muy lúcido para darse cuenta de que ambas fórmulas son narraciones. Por ende, nos preguntamos qué le pasa a Bianchetti: él que tanto enfatiza la importancia de prestar atención a la fórmula consecratoria, ¿leyó alguna vez con atención la fórmula consecratoria del Vetus Ordo? ¿Se dió cuenta de que tiene un estilo narrativo y que ésto no es ningún óbice a los efectos consecratorios?

Séptimo error del p. Bianchetti: Si el sacerdote se acuerda y cree que tiene que consagrar, entonces consagra”. “Y si el sacerdote no se acuerda, o no cree que tiene que consagrar, no consagra”.

Una vez más yerra alevosamente el padre Bianchetti cuando afirma que si el sacerdote se olvida que debe consagrar, esto es, si se distrae en el momento de la consagración, entonces no hay consagración. Esta afirmación supone una ignorancia supina por parte de este sacerdote de la Fraternidad San Pío X, lo cual es del todo sorprendente ya que Mons. Lefebvre escribió que hay que “repasar las encíclicas de los Papas sobre Santo Tomás y sobre la necesidad de seguirlo en la formación de los sacerdotes” (Prólogo, Itinerarios).

En efecto, el Doctor Angélico en la tercer objeción de III, q. 64, a. 8 plantea que aparentemente no habría consagración en caso de que el sacerdote no se acuerde que tien que consagrar. Lo dice así: “no puede decirse que un hombre tiene intención de hacer una cosa cuando no está atento a lo que hace. Pero hay veces que los ministros de los sacramentos no prestan atención a lo que dicen o hacen, sino que están pensando en otra cosa. Luego, en este caso, no se realizaría el sacramento por falta de intención”.

Santo Tomás responde a esta simple objeción con suma claridad: “Si bien el que piensa en otra cosa no tiene la intención actual, tiene, sin embargo, la intención habitual, que basta para realizar el sacramento. Por ejemplo, si un sacerdote va a administrar un bautismo con intención de hacer lo que hace la Iglesia y, mientras lo administra, se le va el pensamiento a otra cosa, el sacramento se realiza en virtud de la intención primera. Aunque el ministro del sacramento debe procurar con toda diligencia tener también la intención actual. Pero esto no está enteramente en poder del hombre, porque sin que él lo pretenda, cuando quiere estar muy atento a una cosa, se pone a pensar en otra, según aquello del Sal 39,13: Mi corazón me abandona”. Conclusión: que Bianchetti lea a Santo Tomás, que tanto dice seguir.

Octavo error: el padre Bianchetti, en el minuto 27, critica la Misa Nueva puesto que, según él, en ella no se usa ni bandeja para la comunión, ni los sacerdotes se purifican los dedos ni hacen la “preservatio” (que consiste en pegar las yemas del pulgar y el índice después de la consagración).

En la 3ª edición del Misal Romano (NO) al menos, la bandejita de la comunión está prescripta; no es optativa. Además, dirigir esta acusación contra la Misa Nueva es como decir que la Misa Nueva es mala ya que, entre otras cosas, el sacerdote no usa casulla. Que algunos o muchos celebren sin casulla, no significa que el misal nuevo apruebe esta práctica. La realidad es que la Misa Nueva no sólo no prohíbe ni la bandeja ni la preservatio, sino que manda al sacerdote a que haga la purificación. De hecho, muchísimos sacerdotes celebran la Misa Nueva usando la bandeja, aplicando la preservatio y purificándose con celo y cautela.

Que la Misa Nueva pueda merecer críticas legítimas, no implica que se la pueda impugnar con falsos cargos, como el de la ausencia de la purificación, la bandeja o la preservatio.

Conclusión

Es sabido que Mons. Lefebvre afirma en el prefacio de su “Itinerario espiritual siguiendo a Santo Tomás de Aquino en su Suma teológica”, escrito en 1989, que la fundación de la Fraternidad “San Pío X” es, a su juicio, “la única solución para renovar la Iglesia y la Cristiandad”.

En el prólogo de la misma obra, hecho en 1990, osa decir que “Dios, en su misericordiosa sabiduría, salvó la herencia de su sacerdocio, de su gracia, de su revelación, mediante estos dos obispos”, esto es, mediante él (Mons. Lefebvre) y Mons. Castro Mayer. He aquí que, después de haber explicitado y refutado las barbaridades dichas por el p. Bianchetti y haber visto cómo contradicen las enseñanzas perennes del Aquinate, desde estas modestas líneas, invitamos a los superiores de este joven clérigo a que, si siguen aspirando, a nivel congregacional, a ser “la única solución para renovar la Iglesia y la Cristiandad” -como soñaba Lefebvre-, a que obliguen al p. Bianchetti (y todos sus cohermanos que abrazan los mismos desvaríos) a retractarse para conformarse no a las opiniones del suscripto sino a la doctrina del mayor santo de los sabios y el mayor sabio de los Santos, Santo Tomas de Aquino.

En breve, quien pretenda ser miembro de un movimiento que osa querer ser “la única solución” y el salvador de la herencia de la gracia divina (si es que este “mesianismo congregacional” fuese viable), que al menos empiece leyendo la Suma Teológica.

109 comentarios

  
Soledad G.
Es como dijo Monseñor Areas Rifan "la Iglesia sufre de protestizacion liberal y tristemente tradicional"

"Si por un lado nos quejamos de la protestantizacion de la liturgia de una rama progresista, también lamentamos profundamente la introducción de principios protestantes de libre examen dentro de los tradicionalistas. Muchos hacen caso omiso de los documentos del Magisterio, ni siquiera los leen. Muchos se hacen jueces del Magisterio"

En la FSSPX pasa mucho esto, no importa lo que la iglesia diga, sino lo que ellos quieren creer.

Gracias Padre, genial artículo.
29/01/22 3:04 AM
  
esron ben fares
Muchas gracias por el artículo.

Como pregunta relacionada a Meyer y Lefvebre
¿Cuántos obispos se requieren para ordenar a otro obispo?

+++

Uno, para la validez.

PF
29/01/22 4:39 AM
  
P. Miguel de Chile
Gracias, P. Federico por su interesante artículo. Por él pude ver a la conferencia del P. Bianchetti, la que tiene muchas más verdades (y sumamente importantes) que errores. Dios restaure pronto a su Iglesia.
29/01/22 7:58 AM
  
Amigo
Solamente dos breves comentarios. El primero, que la terminología que usted tilda de errónea es aceptable para la Congregación para el Culto, cf. documento del 18 de octubre de 1999 (“traditionalis, antiquae, S. Pii V, tridentinae” nuncupatae). El segundo, que ya veremos cuánto les queda hasta que les prohiban usar el misal tridentino.

+++++

Respondo

1. En una de nuestras últimas audiencias en Ecclesia Dei, se nos ha comunicado que el documento que UD cita es parcialmente inexacto.

2. La Misa Tradicional es inabrogable, ergo no nos preocupamos

Dios lo bendiga

PF
29/01/22 8:25 AM
  
Ronald
Gordinflas, ¿qué has hecho con el artículo sobre el motu proprio TC y Bergoglio? Desaparecido por arte de magia? Seguid negando la realidad, después de 50 años de novus ordo nadie ha perdido la fe, con un par. Y el que diga lo contrario, lefebrista y nada más que decir. Recuerdas a la mujer maltratada que en lugar de arremeter contra el maltratador, pone su inquina en el vecino que llama a la policía. “Se nos ha comunicado”. Aprende a utilizar correctamente los tiempos verbales. Ecclesia Dei hace años que fue disuelta. O mejor aun, deja de hablar con la boca llena que solo escupes miseria.




++++++

Respondo

1. El artículo está publicado. Fíjese bien.
2. Respecto de los que perdieron la fe, repase la falacia “post hoc, propter hoc”.
3. No fue disuelta hace años.

In Domino,

Padre Federico
29/01/22 1:05 PM
  
maru
Sumamente aclaratorio. Gracias P. Federico
29/01/22 2:35 PM
  
Luis López
Siguiendo la terminología de Benedicto XVI cualesquiera de las dos formas del Rito romano, celebradas con las debidas disposiciones (la ordinaria y la extraordinaria), son validas y lícitas para un católico, sin el más mínimo problema de conciencia. Quien piense lo contrario deja de ser católico.

Por eso no entiendo a quienes niegan validez y licitud a la Misa implementada por Pablo VI en 1969.

Pero entiendo menos a los que hoy quieren acabar con el rito romano tradicional.

Los primeros son ignorantes. Los segundos malvados. Y eso es peor.
29/01/22 2:36 PM
  
I. Gutierrez
Padre, toda la razón. No se puede negar ni la licitud ni la validez del nuevo rito.

No obstante, por lo menos en mi diócesis, da pena como celebran los sacerdotes el Novus Ordo... cada uno como le da la gana. Desde luego eso no ayuda a la fe ni a la devoción.

Por otro lado, algún fin de semana acuden a la ciudad unos sacerdotes que celebran la Misa de siempre. Como fiel de la Santa Iglesia Católica, puedo decir que no hay color. Una ayuda mucho más a la vida espiritual que otra. No digo que una sea mejor o peor, pero que desde luego parecen (ojo! repito, parecen!!) dos celebraciones diferentes.
29/01/22 3:29 PM
  
JSP
1. Toda expresión de la lex orandi que cumpla la lex credendi, esto es, todo Misal que no sea contrario a la fe en Cristo y Su Evangelio es católico, es válido y es lícito.
2. Es necesario recordar que para el Sacramento del Altar con las especies a consagrar válidas y el ministro lícitamente ordenado, la consagración la hace Nuestro Señor Jesucristo, in Persona Christi, mediante el Espíritu Santo, aunque el sacerdote esté en pecado mortal.
3. El Sacrificio de la Santa Misa que se ofrece al Padre y Dios nuestro no es solo por los presentes, sino que es el mismo Sacrificio del Calvario, Víctima y Ofrenda perfecta por el Único Cordero y Sacerdote perfecto y eterno.
4. Cierto que por la santa intención del Ecumenismo se ha rebajado y relajado la ortodoxia de la lex credendi en la Presencia Real y Sustancial en la Sagrada Forma.
5. Descuento que comenzó al quitar la Bula "Quo primun tempore" de S.S. Pío V en 1962 S.S. Juan XXIII de la lex orandi del Misal romano al que debe converger todo Misal.
6. En la garantía de la Contrarreforma de Trento, verdadera Reforma, el Misal romano es custodiado con dicha Bula en el Misal en la Santa Tradición Apostólica para que no pueda ser rota por ningún Lutero. Los ritos que no tienen +200 años son suprimidos y el misal hereje protestante no es válido porque son suprimidos los Sacramentos del Orden y en consecuencia la Eucaristía.
7. De los de la fraternidad FSSPX les pediría que regresaran obedeciendo a Roma para ser debidamente ordenados manteniendo el vetus ordo. Y a los modernistas que se fueran con Lutero y Cía. Nada de Comunión en la mano ni liberalismo litúrgico.
29/01/22 3:29 PM
  
Mitzi Miranda
Disculpe P. Federico pero no creo que esto sea un debate público, pues el P. Bianchetti no puede realizar sus descargos en este medio, ni lo considero el medio adecuado para un debate de esta naturaleza.

En Cristo y María

Mitzi

+++++

Estimada Mitzi

El padre Bianchetti puede realizar los descargos por este medio.

In Domino et Domina

PF
29/01/22 4:31 PM
  
Catholicus
Se agradece el artículo. Queda claro que ese sacerdote lefebvriano manifiesta no poca insensatez e ignorancia.

No hay que olvidar que la S. Misa según el novus ordo es también tradicional, pues es conforme a la Tradición (véase Ecclesia Dei, n. 4).

Laus Deo.
29/01/22 4:37 PM
  
QuoPrimum
Gracias por el articulo. Dios le bendiga.

Yo me había percatado de estos errores dígamos por La Gracia de Dios..

Aún así, atendiendo a ambas misas, para mí fue como quitar estás pocas moscas aun enteras y flotando que han caído en el plato "tradicional" de unos muy pocos sacerdotes.

Por el contrario, pareciera que las moscas que han caído en el "plato del Novus Ordo" son demasiadas, y están molidas y revueltas con la sopa. Lo cual se torna a veces mas complicado para un fiel común y corriente como yo.
29/01/22 4:52 PM
  
Agustín Silva Lozina
Muy buen artículo P. Federico, aporto estas citas del Compendio Moral Salmaticense según la mente del Angélico Doctor, por el R. P. Fray Marcos de Santa Teresa, OCD, Pamplona, 1805.

P. ¿Qué se requiere en los ministros para hacer sacramentos?
R. Que necessitate sacramenti; esto es: para lo válido se requiere tenga intención de hacer lo que hace la Iglesia de Cristo.[...]

P. ¿Se requiere para el valor del Sacramento, que el ministro tenga intención de hacer lo que hace la Iglesia Romana?
R. Que no, sino que bastará tenga intención de hacer lo que hace la Iglesia de Cristo: cualquiera que sea la que tiene en su mente, sea Luterana, Calviniana, u otra; porque el error particular del ministro no obsta al valor de los Sacramentos: como ni tampoco la falta de probidad, o de fe, ni el no tener intención de producir sus efectos: alias sería nulo el Bautismo dado por un judío, pagano, o hereje, que no tuviese intención de bautizar in remisionem peccatorum. Lo contrario de lo cual confiesan unánimemente los Católicos, y enseña el [Concilio] Trident. Sess. 7. Can. 4.

P. ¿Qué es intención, y de cuántas maneras es?
R. Que es: volitio finis cum advertencia. Consiste directamente en acto de voluntad, aunque suponiendo o connotando en oblicuo la advertencia de parte del entendimiento. Es de tres maneras, actual, virtual, y habitual. La actual o formal es: volitio concomitans administrationem in ministro, et receptionem sacramenti in subjecto: como cuando un Sacerdote quiere consagrar, y pensando actualmente en ello, consagra. La virtual es: volitio antecedens non distracta, nec retractata, sed continuata cum mediis concernentibus ad finem: como si un Sacerdote quiere consagrar, y se prepara, ora, se lava, se viste las sagradas vestiduras para ello, llega al altar, pero profiere distraido las palabras de la consagración. La habitual es: volitio antecedens distracta, et non retractata, nec continuata cum mediis conducentibus ad finem: como cuando el Sacerdote que tuvo intención de celebrar, se divierte después en el juego, o en otros negocios, que no tienen conexión alguna con el sacrificio; de manera que se haga juicio, que aquella su primera intención no persevera en sí, ni en su virtud, ni en algún efecto.

P. ¿Cuál de las dichas intenciones es necesaria para hacer Sacramentos?
R. Que aunque la actual o formal sea la mejor, y que se debe procurar con todo esfuerzo, no es necesaria. La habitual no es suficiente; pues no persevera cuando se obra, y por lo mismo no influye en la obra. [...] Sola pues la intención virtual es suficiente, y necesaria para hacer sacramentos; porque por una parte persevera en ella la intención formal; y por otra mediante ella obra el ministro modo rationali, et humano.

Fuente: https://www.filosofia.org/mor/cms/cms2008.htm
29/01/22 5:16 PM
  
Néstor
Muchas gracias por este artículo. ¡¡ Cuánta necesidad de conocer bien a Santo Tomás de parte de los sacerdotes !!

Saludos cordiales.
29/01/22 5:26 PM
  
Ramón montaud
"que al menos empiece leyendo la Suma Teológica".
Que empiece puede pero que acabe es otra cosa. (Con un poco de ironía y utilizando el concepto de reencarnación, cuantas Vidas tiene que vivir el Padre Bianchetti no ya sólo para leerla sino para digerirla.
29/01/22 6:11 PM
  
Estrella
Respetado P. Highton: Sin querer faltar a la caridad, y con el mayor de los respetos posibles que se merece usted, debo decirle que su artículo está lleno de subjetividades y falta a la caridad, tratándose de la integridad del buen P. Bianchetti al cual conozco y del cuál solo puedo decir que es celoso de las almas y quiere el bien para las mismas.

El vídeo del P. Bianchetti tiene muchas verdades las cuales para los que militan en el modernismo y los que celebran ambos ritos no son fáciles de digerir.

Cuando Santo Tomás de Aquino hizo su suma Teologica no había otro rito que el de siempre y codificado por San Pío V, no soy docta como usted. No tengo los títulos de usted, soy una simple y llana laica que intenta agradar a Dios y que por todos los medios busca encontrar la verdad. Me costó años darme cuenta desde lo profundo de mi interior que la misa Novus es un peligro para la fé y el alma.

Es una pena que sigamos con divisiones y atacandose unos a otros cuando lo que deberían hacer es unirse para que la Santa Misa Tradicional sea la que impere y no una liturgia que hicieron 6 ministros protestantes. Suficiente ya con que en Roma la han prohibido para que sigamos haciendo leña del árbol caído.

Dios lo bendiga Padre Highton.

Saludos.


+++++


Estimada Estrella

Nunca puse en duda el celo de almas del padre B. De hecho, por eso, escribí “por más santas que sean sus intenciones”. Nuestra refutación no es subjetiva sino objetiva: no juzga la subjetividad o la virtud del sacerdote impugnado sino su doctrina, esto es, nuestro trabajo confronta la doctrina del padre B. con la doctrina de Santo Tomás de Aquino y pone de manifiesto que se contradicen in extremis y hasta el punto del escándalo.
Ud movida de la caridad dice que yo falto a la caridad, lo cual no parece muy caritativo de su parte, mas me obliga a preguntarle si Ud cree que la refutación pública del error religioso público es o no es una obra de caridad. La respuesta es afirmativa.
El hecho de que la Summa haya precedido en el tiempo al Novus Ordo no cambia el asunto ya que el padre Bianchetti admite que se puede consagrar válidamente con el misal nuevo.
Ud dice que “ Es una pena que sigamos con divisiones y atacandose unos a otros...”. Respondo lo mismo, pero acá fue el padre Bianchetti quien lanzó un ataque a mansalva, público y masivo contra medio mundo, lo cual genera que muchas almas queden heridas, divididas y confundidas por un discurso falso y escandaloso que quiere hacerse pasar como tomista.
No sé quién le enseñó a Ud pero el Novus Ordo, no fue hecho por “seis ministros protestantes”, como Ud dice, aunque sí se les pidió dar su parecer. Que haya estado o no mal que se les haya pedido su parecer, no significa que lo hayan hecho ellos.

Con todo respeto, me permito darle un consejo que sonará fuerte pero es muy útil para el alma:
Si sabe, hable. Si no sabe, no hable. Si duda, pregunte, diga que duda o calle, pero no hable sin saber, máxime sobre temas tan delicados.

En Dios

Padre Federico
PD: Roma no prohibió la Misa Tradicional.
29/01/22 7:31 PM
  
JSP
1. Cierto que cualquier misal protestante rechaza de plano la Presencia real y sustancial. De ahí, que cualquier misa protestante sea inválida. Primero, porque no puede actuar in Persona Christi Nuestro Señor Jesucristo al no haber sacerdote debidamente ordenador en Su Iglesia. Y segundo, porque un hombre, pastor protestante, por sus propias fuerzas no puede consagrar nada.
2. La diferencia entre el Sacramento de la Eucaristía y los demás, es el hecho, precisamente, de la presencia real y sustancial del Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Cristo. Cristo entero en cada partícula.
3. El efecto de las palabras del sacerdote católico ordenado en la consagración, es el mismo de la Última Cena. Pues, Jesucristo Señor Nuestro es quien las pronuncia, es la Palabra de Dios.
4. Palabra de Dios, en la consagración, que no es narrativa, que no es la de comunicar simplemente una gracia particular a toda la asamblea presente que comulga. No, Palabra de Dios que consagra las especies en la Sagrada Forma donde está presente Aquél en Quien toda gracia tiene su origen.
5. En la Eucaristía se da la misma realidad de la Última Cena: "Esto aquí, mi carne.", es decir, "Esto es mi carne". Jesús consagra y lo consagrado es Su carne y Su sangre.
6. El Evangelio lo narra, durante la Santa Misa es la misma Palabra de Dios la que consagra como indican los Evangelios.
7. La afirmación de Jesús, la Palabra de Dios, en el poder de dar la vida es en el mismo modo de darnos de comer su carne, solo que no a manera de canibal sino como alimento por la fuerza de Su destino glorioso. (Jn 6,54).
29/01/22 7:34 PM
  
Federico Ma.
Excelente, Padre. Muchas gracias. Dios le pague el testimonio y defensa de la verdad. Esos lefebvristas hacen no poco daño, particularmente cuando con su pseudo ortodoxia cautivan a las almas cansadas de tanto progresismo. Que el Señor nos ayude.
29/01/22 9:33 PM
  
Daniel Argentina
¿No había una herejía parecida a lo que dice este hombre sobre el tema de la intención de consagrar?
Reflexiones.
1. Muy buen articulo.
2. Cuando san Pio V se abrogaron todas las otras liturgias que no tuvieran una larga data, como el rito ambrosiano. Decir que era la única que existia cuando santo Tomás es osado.
3. Lamentablemente cosas como estas llevan agua a los que quisieran prohibir la Misa Vetus Ordo.
29/01/22 9:53 PM
  
Matias C
Y porque no cito las palabras de consagracion del vino?
Partiendo de que el Novus Ordo fuera valido en su origen, no deja de ser ilicito enseña el Padre Gregorio Hesse, videos que pueden ser vistos en You Tube.
Lo que se dice es que el Novus es dudoso debido a las malas traducciones, precisamente en las palabras de la consagracion del vino.


++++


Estimado Matías

Gracias por tu pregunta.
Omití transcribir la fórmula de consagración del vino por razones de brevedad y porque el padre Bianchetti admite que la fórmula consecratoria (del pan y el vino) del misal nuevo es válida en ciertos casos, lo cual me permitió partir de ciertas premisas básicas aceptadas por él. No fue el tema del debate si la fórmula del vino es válida o no, sino otros puntos.
De todos modos, te respondo.

La fórmula del Canon del misal nuevo dice así:
“Del mismo modo, acabada la cena,

tomó este cáliz glorioso
en sus santas y venerables manos,
dando gracias te bendijo,
y lo dio a sus discípulos, diciendo:


TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA
POR VOSOTROS Y POR MUCHOS
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.

HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA”.


La fórmula del misal tradicional (según la traducción de Divinum Officium) dice así:


Igualmente, después de cenar, tomando este precioso Cáliz en sus venerables y sagradas manos, dándoos también gracias, lo bendijo ✠ y lo dio a sus discípulos, diciendo: Tomad y bebed todos de él: PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE, DEL NUEVO Y ETERNO TESTAMENTO; MISTERIO DE LA FE; SANGRE QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR MUCHOS PARA PERDÓN DE LOS PECADOS.

Todas las veces que hiciereis esto, lo haréis en memoria mía”.


Ambas fórmulas son iguales hasta la mención del testamento o alianza. Veamos qué enseña Santo Tomas (III, 78, 3):
“ las primeras palabras: Este es el cáliz de mi sangre, significan precisamente la conversión del vino en la sangre, del modo que ya se dijo (a.2) en la forma de la consagración del pan. Y las palabras siguientes designan el poder de la sangre derramada en la pasión, un poder que se efectúa en este sacramento y que se ordena a tres cosas”.

Caso cerrado.

PF
29/01/22 10:21 PM
  
Feri del Carpio Marek
Qué buen artículo padre. Fue muy instructivo conocer los puntos que citas de la Suma Teológica sobre la Eucaristía. Y me parece también que es oportuno rebatir públicamente los errores graves y públicos de ese sacerdote, y de hecho, un gran acto de caridad, en primer lugar a este mismo sacerdote, y en segundo a quienes se han visto perjudicados por sus mentiras.

Me parece que los lefebvristas se encuentran en una situación tan absurda como soberbia, a saber, la de pretender ser los salvadores de la Iglesia, que necesitan caer en falacias y sofismas para justificar su misión. Es Cristo quien guarda a Su Iglesia, y ésta es la que nos salva, no al revés. De los autoproclamados salvadores de la Iglesia, líbranos Señor, y líbrales de su grave error.

30/01/22 12:02 AM
  
P. Ricardo
Celebro diariamente la misa en el rito tradicional. Creo efectivamente que el novus ordo obró una revolución en la iglesia católica pero... estimado p. Bianchetti : defender una buena causa con malos (malísimos en su caso) argumentos no ayuda a la causa. Acepte la corrección fraternal : no tiene ud derecho a mentir a los fieles utizando pseudos argumentos. Rece un poco más, estudie... dati una calmata, como dicen en Italia, y vuelva al rodeo con caridad y buenos argumentos.
30/01/22 12:22 AM
  
Matias C
Gracias por su respuesta Padre, no habia visto el video. Sin querer sumar discrepancias solo dire que la excepcion (San Elias) no es la norma (la situacion en las diocesis de la Iglesia) y que una golondrina (un puñado de buenos diocesanos) no hace verano (la supervivencia de la tradicion catolica)
30/01/22 1:19 AM
  
Gonzalo coll
Ni mandando una legión de angeles entenderán que nos cambiaron la religión cambiando la misa...quo primun témpore...



++++

Y sus argumentos?

PF
30/01/22 2:59 AM
  
Pablo Sylvester
Muy interesante el artículo y la polémica que, necesariamente, se genera. Yo siempre celebro la Santa Misa, Novus Ordo; siempre creí en en el Santo Sacrificio de la Misa, en la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo en cuerpo, sangre, alma y divinidad, bajo las especies consagradas; siempre creí en la transubstanciación. Renuevo siempre la formula de intención antes de la Misa: "ego volo..."
30/01/22 3:47 AM
  
Imanol
Son protestantes... Lo mismo que hizo Lutero, atacar a la jerarquía católica pensando que son mas santos y que los papas estan corrompidos ... Semejantes fariseos, sepulcros blanqueados, raza de víboras...
Y lo peor es que no se dan cuenta.
Me pregunto?? Esta gente piensa que antes de la misa "tradicional" que habia?? Tmb herejia?? Porque el fruto final de esa misa fue la gente que voto cambiar de misa.. osea este cura piensa que si todos vuelven a la misa tradicional se soluciona el problema??? Ni logica en el pensamiento tienen.
Y fíjense que carencia de fruto daba ese culto que ni bien se modificó la misa con pablo 6to muchos abandonaron.... Osea si el fruto era verdadero segun la misa tradicional, ni la prueba de cambiar la misa podria afectarlos. Pero no, la Iglesia ya con la misa tradicional estaba muuuyyy mal... Usen la cabeza para pensar no para seguir fariseos.
30/01/22 7:06 AM
  
JSP
1. Padre Federico, permita que le exponga un error muy frecuente que se da desde el Ecumenismo (= ambigüedad) y por los modernistas en relación al concepto de Fe. En concreto:

Dice que la Misa Nueva expresa “la fe protestante". A esto respondemos: 1.- ¿Desde cuando hay una “fe protestante”? Solo hay una Fe, la católica. El protestantismo no es fe, sino herejía. Si usa la palabra fe como fe humana, entonces su expresión es ambigua.
2. El 99,99% de lo que conocemos es por fe humana, por lo que la fe católica es también fe humana. Alguien nos lo ha dicho. Como dice San Pablo: transmito lo que a mi vez recibí cuando nos habla de que si Cristo no ha resucitado vana y vacía es nuestra fe humana. O como dice el Señor Jesús: dad gratis lo que gratis recibisteis o dichosos los que creen sin haber visto.
3. Dios nos ha hecho racionales, por lo que no nos va a pedir que nos acerquemos a Él sin la inteligencia.
4. Pregunto, un protestante luterano cuando se convierte en católico ¿es bautizado en la Iglesia Católica? Entonces, ¿dónde está el error del concepto de Fe en la Teología del Protestantismo en general?
30/01/22 7:54 AM
  
JSP
5. Es necesario recordar un poco de Historia, de fe humana acerca del concepto de Fe en la Teología protestante en general.
6. Fray Martín Lutero, sacerdote agustino, dirigió sus ataques contra el celibato, las misas de difuntos y la legislación eclesiástica. Negó la transubstanciación eucarística, es decir, que el pan se convierte verdaderamente en el cuerpo de Cristo y el vino en su sangre, quedándose iguales las apariencias, y la misa como sacrificio.
7. Rechazó los sacramentos, excepto el bautismo y la cena del Señor, pidió el matrimonio de los sacerdotes y el establecimiento del divorcio. ¿Qué ronda hoy día por los modernistas en la Iglesia Católica?
8. Luchó en contra del culto de la Virgen y los santos, e introdujo el uso de la lengua popular en el culto, rechazando el latín.
9. En la Libertad del Hombre Cristiano, afirmó que la fe en Jesucristo que consiste en una ilimitada confianza en su misericordia, ni las obras ni los sacramentos, nos dan la salvación.
10. Según Lutero, antes del pecado original, el hombre era libre y sano, después del pecado, su naturaleza quedó profundamente afectada, sin equilibrio, ni fuerzas ni libertad para resistir frente al mal. Por lo tanto, todos sus actos son manchados por el pecado y son pecaminosos. Solamente una fuerte fe en Cristo lo puede salvar, permitiéndole que sus actos pecaminosos no le sean imputados.
30/01/22 10:13 AM
  
Dani
Están a punto de enterraros -porque muertos ya estáis- y vosotros atacando estúpidamente a los únicos que han mostrado cordura y coherencia. Una conferencia es un formato que no permite matizar cada uno de los puntos de los que se trata. El padre de la hermandad en algún sentido tiene razón en lo q dice aunque no lo tenga en absoluto porque para ello habría que precisar cada uno de los temas que trata. Pero una conferencia no permite eso. Dan más pena que asco


+++


Si quieren matizar, que lo hagan desde este espacio. Que me lo informen. Hasta ahora nadie dese la FSSPX nos aporta matices al respecto, sino injurias, como Ud. hace.

PF
30/01/22 10:40 AM
  
Flavio
La clave para entender la profundidad de los cambios introducidos en la nueva misa es la eliminación del Ofertorio católico («Suscipe, Sancte Pater, omnipotens aeterne Deus, hanc immaculatam hostiam...») y su sustitución por la "presentación de las ofrendas" inspirada en el viejo ritual judío de ofrecimiento de las primicias de la tierra. Consta acá, en esta plegaria, el motivo por el que se resolvió la vandálica sustitución de un rito ancestral y de irreprochable ortodoxia por un engendro de escritorio que silencia y disimula (por decir lo menos) el carácter sacrificial de la Misa. Todos los restantes abusos ínsitos en el nuevo misal desde su promulgación (especialmente el que toca a las rúbricas, destinadas a atenuar la devoción debida a la Víctima y a Aquel a quien va ordenado el sacrificio) son consecuencia y efecto de este cambio axiológico. Incluso la osadía de intervenir la fórmula consecratoria, agregando el «quod pro vobis tradetur» y mudando la ubicación del giro «mysterium fidei» son un guiño a la soberbia humana en su pretensión de que nada, nada, le esté vedado.

Desde luego que, aun con la gravedad que revisten estos cambios auténticamente rupturistas, no puede presumirse la invalidez de la nueva misa. Sus fautores se guardaron muy bien de conservar lo mínimo necesario como para que el sacrificio de N.S. se siga realizando. Porque la adición de unas palabras o el desplazamiento de otras (que, con todo, siguen incluyéndose en la fórmula) no impide la realización del sacramento. Pero constando, por todo lo dicho, el propósito de restar honor y gloria a Aquel a quien se endereza el rito, y proporcionando los elementos como para debilitar progresivamente la conciencia del sacrificio, se impone como conclusión la ilicitud de este infausto experimento, No importa su validez: una misa negra celebrada por un cura apóstata también es válida. Cristo, por el insondable misterio de su paciencia, se hace allí presente para ser escarnecido e injuriado.

El tema de la intención, por lo tanto y pese a las inexactitudes y desprolijidades expositivas del padre Bianchetti, no se salda con tanta facilidad como Ud. lo pretende. Me ha tocado hablar con un sacerdote "misionero" en Madagascar y afines latitudes, que anduvo de paso por mi pueblo en la provincia argentina de Santa Fe, y lo escuché horrorizado decir que "la misa no es sacrificio, eso es triste, suena a velorio. La misa es una fiesta". Queda claro que acá el sujeto se expide categóricamente sobre el particular, y que ya no cabe presumir en su caso la intención de hacer lo que siempre hizo la Iglesia. Pero, ¿cuántos otros habrá en su misma situación, después de 50 años de confusión inducida en la materia?

No les exigiría a los curas de la FSSPX que sean todos teólogos o liturgistas, ni siquiera que tengan el don de la elocuencia. Por supuesto, y en atención a su misión, espero que se expresen lo suficientemente bien sobre este asunto, y me consta que los más lo hacen. Es una canallada (y me disculpe por lo directo) titular "errores proliferantes en la Fraternidad san Pío X" cuando esta institución surgió y se desarrolló justamente con el ánimo de no admitir compromisos con el error que menoscaba la fe, y lo hizo cascoteada desde todos los ángulos por una Jerarquía que de católica sólo lleva el membrete. No nos pase como a aquel Papa Honorio I, excomulgado post mortem por el escándalo ofrecido en su compromiso con los herejes monotelitas. No puede haber compromiso con los que corrompen el depósito de la fe. Este recelo agrio hacia aquellos que llevan hasta sus últimas consecuencias el deber de velar no es actitud que recomiende a nadie.



+++

Estimado Flavio

Da gusto leer un comentario con tan buen estilo literario. Pero, vamos al fondo.

1. El objeto de nuestra nota no fue reivindicar el nuevo misal ni silenciar legítimas objeciones, sino reprobar algunas de las críticas absurdas que hace el padre Bianchetti y que otros como él tienden a hacer. Conozco y comparto la crítica tradicional a la traslocación del “misterium fidei” y al neo-ofertorio, pero le informo, por si le interesa, que un sacerdote liturgista amigo ha hecho una consulta a la Santa Sede y se le respondió que se puede seguir usando el offertorium tradicional aún cuando se rece el Novus Ordo.
2. Ud dice que consta que se buscó restar honor a NSJC y que por eso el rito es ilícito. La premisa que lo lleva a concluir la ilicitud es, al menos, temeraria. Con ese criterio, podemos decir que el misal de San Pío V es ilícito puesto que prohíbe ciertas ceremonias latreúticas frecuentes antes del misal tridentino, como la procesión dominical previa a la misa, o puesto que opera la simplificación curial del rito del Domino de Ramos.
3. El tema de, lo que Ud llama, “las inexactitudes y desprolijidades expositivas del padre Bianchetti” no se salda con tanta facilidad como Ud. lo pretende. Varias de estas son errores graves que tienen efectos brutales sobre multitudes de almas que quedan angustiadas, agobiadas y torturadas después de escuchar sus absurdos sofismas.
4. Sea en el caso del Misionero madagascariano que Ud menciona o en uno peor (como el de un cura abiertamente apóstata), consagran lo mismo salvo que se decidan de modo genérico a contradecir la intención de la Iglesia. Que diga que no es sacrificio o que diga que “en la misa no hay transubstanciación” o que diga que “Dios no existe”, no implica de suyo contradecir la intención de la Iglesia en los términos en que Santo Tomas entiende esta contradicción.
5. Ud lamenta que titulemos “errores proliferantes en la Fraternidad san Pío X". ¿Cómo quiere que titulemos la nota destinada a denunciar errores?
6. Ud dice que la FSSPX “surgió y se desarrolló justamente con el ánimo de no admitir compromisos con el error”. Por eso, terminamos nuestra nota “invit[ando] a los superiores de este joven clérigo a que, si siguen aspirando, a nivel congregacional, a ser “la única solución para renovar la Iglesia y la Cristiandad” -como soñaba Lefebvre-, a que obliguen al p. Bianchetti (y todos sus cohermanos que abrazan los mismos desvaríos) a retractarse para conformarse no a las opiniones del suscripto sino a la doctrina del mayor santo de los sabios y el mayor sabio de los Santos, Santo Tomas de Aquino”.
7. Critica Ud nuestro “recelo agrio hacia aquellos que llevan hasta sus últimas consecuencias el deber de velar”. Sepa que el origen histórico de esta nota es precisamente el recelo agrio de gente de la FSSPX contra un sacerdote diocesano que celebra la misa tradicional: él viajó muchísimas horas en avión y por tierra, sacrificando sus vacaciones, para dar la Misa Tradicional y la mayoría de los fieles no fueron porque la FSSPX se opuso. Y todos ellos se quedaron sin misa. Bianchetti, a su vez, es un paradigma del celo agrio ya que análoga al sacerdote que celebra el Novus Ordo al hombre fornicador.

En Dios

PF
30/01/22 12:16 PM
  
Emmanuel
Muy preciso. Espero que no sean opiniones generales de los miembros de la FSPX, y que corrijan a este sacerdote. Asimismo, las últimas citas de Monseñor Lefevre, espero que no sean representativas de todo su pensamiento, ya que a veces uno dice una idea queriendo hacer incapié en algo (en el caso de Lefebvre la preservación de la misa tradicional en la Iglesia gracias a la FSPX) y luego matizar mas la postura (la FSPX no es naturalmente imprescindible para la Iglesia pero Dios en su providencia quiso que gracias a ella se preservara el rito tradicional).
30/01/22 12:24 PM
  
JSP
11. Bien, entonces el concepto de FE dentro de la Teología típica protestante tiene un carácter muy distinto del concepto de Fe católico, porque el Protestantismo generalmente sostiene:

a.- Que el Hombre, por el pecado original, queda incapacitado para alcanzar la Verdad.
b.- Que la Fe es un asentimiento sin razones que lo justifiquen (porque si), esto es, solamente un acto de la voluntad sin base racional o un estado simplemente de orden emotivo (sentimentalismo).
c.- Que la única fuente de Fe es la Biblia, libro que debe contener en sí mismo su justificación para aceptarlo como revelación divina.
d.- Que este libro admite como de igual valor todas las interpretaciones privadas (libre examen), aun aquellas que son contradictorias entre sí.
12. La primera afirmación es equivalente a negar la racionalidad humana. El Enemigo lo que desea es eso, animalizarnos, destruyendo lo que nos define como seres distintos de los animales inferiores para alejarnos de Dios, del sentido de Su Espíritu.
13. Esto es inadmisible, reducir al Hombre al estado animal, en el protestantismo y hace imposible cualquier vía de Ecumenismo, no solamente por su efecto en el ámbito religioso, sino incluso en el terreno científico: no poder descubrir la realidad o verdades de la materia.
14. La segunda premisa niega lo propio del Hombre: que la Fe no tiene base racional, esto es, que se cree porque sí. Quien acepta algo sin razones para aceptarlo, obra irracionalmente. De aquí la escuela Strauss-Renan-Bultmann que rechazan los milagros del Señor porque no se entienden. Así, el protestantismo, en general, rechaza que la fe puede presentar pruebas históricas, hechos históricos.
15. La tercera afirmación exige que se acepte el valor único de la Biblia como Palabra de Dios, bien porque el libro lo dice, o por una tradición más o menos constante dentro de una cultura concreta. Pero no es posible distinguir tales bases de las que se aducen para el Corán, ni encontrar un criterio objetivo para distinguir libros apócrifos y canónicos.
16. Finalmente, ir contra el principio de no contradicción destruye toda base de lógica en cualquier campo del conocimiento humano.
17. Por tanto, sólo en la Iglesia Católica –que se apoya, no en textos escritos, sino en la enseñanza viva de los Apóstoles y sus sucesores– se mantiene y valora correctamente la racionalidad humana. Solo la Iglesia Católica, asistida por el Espíritu de Verdad, pudo distinguir las verdaderas compilaciones del mensaje de Cristo de las fábulas y añadiduras humanas. Y solamente el mismo Espíritu de Dios puede garantizar que la doctrina de Cristo, la doctrina católica, se entienda y transmita correctamente a través de los siglos a todas las naciones en la Promesa de inerrancia del Señor Jesús.
30/01/22 12:25 PM
  
El gato con botas
Correctas las correcciones, pero desde que me enteré que la reforma de la misa la hizo un arzobispo masón, que quiere usted que le diga, me da cierto repelús. Me siento más tranquilo cuando acudo a la tradicional.
30/01/22 12:27 PM
  
Ángel Martínez
Federico: ¡Dios te bendiga!
¡Muchas gracias!
Dos argumentos más: 1-Los gestores del Novus Ordo celebraban el Vetus Ordo, ergo no por celebrar el Vetus Ordo uno es más perfecto. Debe Sacrificar en el espíritu de la Santa Iglesia.
2- La Santa Misa que celebraban los Santos Mártires, reduciendo al mínimo los signos que confeccionan el Santo Sacrificio; ergo tienes razón en que no en la multipicidad de gestos radica el fruto, sino en el espíritu con el que se sacrifica.
In Domino.
Ángel.
30/01/22 4:06 PM
  
Nicolas
Estimado Padre Federico Highton:

Le escribe un fiel de la Santa Iglesia que asiste mensualmente a una capilla de la FSSPX, y que ha decidido no asistir más a la misa Novus Ordo según se celebra en su ciudad. En mi caso las angustias y las torturas de mi alma tenían su raíz en volver cada domingo con una queja en mi corazón, con un dolor incomprendido por los que me rodeaban, trayéndome en cada oportunidad un nuevo escándalo. V.g.: La lectura de la Palabra por seglares malvestidos, exégesis naturalistas y no ortodoxas en las homilías, consagraciones apresuradas (levantar la Hostia con una mano y apoyarla sin reverencia en el altar), canciones indignas del Culto, ambiente ligero y profano, comunión en la mano como la forma predominante (sabe Padre que la forma ordinaria de comulgar hoy día en la Iglesia Católica es en la mano, y de una manera ligera, y esto es un signo enorme de nuestros tiempos. Para comprobarlo basta visitar distintas parroquias en Argentina). No hablo de cómo debería ser el rito Novus Ordo según las rúbricas sino de cómo es en la práctica en tantísimos lugares, porque lo que ocurre en mi ciudad no es excepción, mas bien son excepciones las formas de celebrar el rito novus ordo como usted nombra. Y las ideas desvinculadas de los hechos, ¿de que sirven? No se censura masivamente esta impiedad, mas bien se permite, por lo que claramente se concluye que a la Iglesia pos conciliar no le preocupa celosamente y santamente cada detalle de la litúrgia, más bien ha descuidado esto incomprensiblemente. Y la pérdida de la Fé es lo normal, yo le puedo asegurar que en mi parroquia no predomina la Fé católica, es otra cosa. Es una Fe impura, adulterada, naturalista. Si uno les recuerda a los fieles distintos puntos de la doctrina católica, y no solo a los fieles sino a los sacerdotes, abren los ojos como sorprendidos (por ejemplo al mencionar que fuera de la Iglesia no hay salvación o la condenación eterna si se muere en pecado mortal) y todo ello tiene consecuencias prácticas. Por ejemplo, si usted asiste a una Misa de la FSSPX puede ver matrimonios jóvenes con muchos hijos, y si usted asiste a una Misa de parroquia no ve niños pequeños, porque hay extendida una mentalidad anticonceptiva. O hay parejas en estados "irregulares", como se dice suavemente ahora, que no podrían comulgar y esto no parece ser importante para el sacerdote, cosa que no ocurre en la Fsspx ni tampoco en aquellos lugares en que se celebra Misa tradicional. Por lo tanto hay una relación clara entre la pureza del culto y la pureza de la Fé. Además es clara que la reforma del rito se hizo en sentido protestante, pues todas las innovaciones encuentran su antecede en la herejía y no en la tradición católica (de cara al pueblo, comunión en la mano, la introdución de la mesa, lengua vernácula, supresión del ofertorio). Para entender estas intromisiones hay que mirar a Karlstadt y a Cranmer necesariamente. Es cierto que su artículo vence frente a la cuestión central que ataca: "La misa novus ordo es válida". Esto creo que sucede porque el sacerdote de la fraternidad no habrá asistido mucho al novus ordo entonces no cuenta con la experiencia de los que hemos estado toda nuestra vida yendo al rito nuevo. Pero no por ser válida la Misa uno debe asistir, porque hay veces en que no se puede oir Misa entera todos los domingos, y no por razones de salud corporal sino mas graves: Por ejemplo si en esa Misa es norma la profanación y el trato indebido a Cristo Sacramentado. Genera dudas en el alma, sobre todo cuando uno tiene la oportunidad de conocer otro modo de celebrar. En general también sabe usted que esas Misas Novus Ordo con conciencia ortodoxa son las menos, son escasas, lamentablemente.
Por lo tanto, resumiendo mi intervención, no es cuestión de decir "el nuevo rito es válido, es cierto que pueden hacerse algunas criticas para mejorarlo, pero hay que ir si o si". Porque pensar así es no querer ver con fuerza la realidad de la devastación litúrgica que nos rodea y que daña la Fé.
Entonces aunque el sacerdote de la Fraternidad yerre en cuanto al tema de la validez hay sin embargo en él y en la Fsspx una conciencia de la crisis de la Iglesia que por lo menos en la mayoría de los lugares es o nula o muy relajada.
Me gustaría advertir también, sobre todo a los que no han leído a Marcel Lefebvre, que habiéndome acercado a su obra, puedo decir que no estamos ante un obispo de celo amargo ni lleno de megalomanía, ya que la cita así expuesta no refleja la serenidad y la humildad de sus escritos (ni tampoco es fácil de encontrar esas citas) que nunca giran en torno a su persona, sino en torno a la Fé atacada desde dentro de la Iglesia. Sus libros son libros de argumentos. Ciertamente uno puede tener conciencia del lugar en que Dios le ha puesto, y en verdad la Fraternidad en los setenta era prácticamente el único lugar en el mundo en que parecía que la Santa Misa que expresa la teología católica de la misma tanto en conjunto como en detalle, iba a perdudar, porque ha sido y es tremendamente perseguida, de forma satánica. Ahí tal vez está el contexto necesario para entender la cita. Por último, lamento la actitud de esos miembros de la Fsspx que dieron origen a este artículo. Ese celo amargo es algo odioso, sé que en la Fraternidad hay mucha gente sencilla y buena, incluso curas, yo lo conocí por experiencia ya que tuve que desmontar esos mitos, pero por supuesto hay de esto y demás pecados, lógicamente. No debieron sin embargo faltar a la caridad. Algo lindo para comentar al respecto: La primera Misa Tradicional a la que asistí la celebró un sacerdote diocesano de Córdoba el cual de vez en cuando celebra en una capilla de la Fraternidad cuando sus sacerdotes no pueden ir. Esas cosas hacen bien a la Iglesia. Le leo seguido, conozco su buena prédica y admiro profundamente su buen celo misionero, una alegría para la iglesia. Espero no haberle faltado el respeto. Saludos en Cristo
30/01/22 7:15 PM
  
Flavio
La clave para entender la profundidad de los cambios introducidos en la nueva misa es la eliminación del Ofertorio católico («Suscipe, Sancte Pater, omnipotens aeterne Deus, hanc immaculatam hostiam...») y su sustitución por la "presentación de las ofrendas" inspirada en el viejo ritual judío de ofrecimiento de las primicias de la tierra. Consta acá, en esta plegaria, el motivo por el que se resolvió la vandálica sustitución de un rito ancestral y de irreprochable ortodoxia por un engendro de escritorio que silencia y disimula (por decir lo menos) el carácter sacrificial de la Misa. Todos los restantes abusos ínsitos en el nuevo misal desde su promulgación (especialmente el que toca a las rúbricas, destinadas a atenuar la devoción debida a la Víctima y a Aquel a quien va ordenado el sacrificio) son consecuencia y efecto de este cambio axiológico. Incluso la osadía de intervenir la fórmula consecratoria, agregando el «quod pro vobis tradetur» y mudando la ubicación del giro «mysterium fidei» son un guiño a la soberbia humana en su pretensión de que nada, nada, le esté vedado.

Desde luego que, aun con la gravedad que revisten estos cambios auténticamente rupturistas, no puede presumirse la invalidez de la nueva misa. Sus fautores se guardaron muy bien de conservar lo mínimo necesario como para que el sacrificio de N.S. se siga realizando. Porque la adición de unas palabras o el desplazamiento de otras (que, con todo, siguen incluyéndose en la fórmula) no impide la realización del sacramento. Pero constando, por todo lo dicho, el propósito de restar honor y gloria a Aquel a quien se endereza el rito, y proporcionando los elementos como para debilitar progresivamente la conciencia del sacrificio, se impone como conclusión la ilicitud de este infausto experimento, No importa su validez: una misa negra celebrada por un cura apóstata también es válida. Cristo, por el insondable misterio de su paciencia, se hace allí presente para ser escarnecido e injuriado.

El tema de la intención, por lo tanto y pese a las inexactitudes y desprolijidades expositivas del padre Bianchetti, no se salda con tanta facilidad como Ud. lo pretende. Me ha tocado hablar con un sacerdote "misionero" en Madagascar y afines latitudes, que anduvo de paso por mi pueblo en la provincia argentina de Santa Fe, y lo escuché horrorizado decir que "la misa no es sacrificio, eso es triste, suena a velorio. La misa es una fiesta". Queda claro que acá el sujeto se expide categóricamente sobre el particular, y que ya no cabe presumir en su caso la intención de hacer lo que siempre hizo la Iglesia. Pero, ¿cuántos otros habrá en su misma situación, después de 50 años de confusión inducida en la materia?

No les exigiría a los curas de la FSSPX que sean todos teólogos o liturgistas, ni siquiera que tengan el don de la elocuencia. Por supuesto, y en atención a su misión, espero que se expresen lo suficientemente bien sobre este asunto, y me consta que los más lo hacen. Es una canallada (y me disculpe por lo directo) titular "errores proliferantes en la Fraternidad san Pío X" cuando esta institución surgió y se desarrolló justamente con el ánimo de no admitir compromisos con el error que menoscaba la fe, y lo hizo cascoteada desde todos los ángulos por una Jerarquía que de católica sólo lleva el membrete. No nos pase como a aquel Papa Honorio I, excomulgado post mortem por el escándalo ofrecido en su compromiso con los herejes monotelitas. No puede haber compromiso con los que corrompen el depósito de la fe. Este recelo agrio hacia aquellos que llevan hasta sus últimas consecuencias el deber de velar no es actitud que recomiende a nadie.


-----------------------------------

Estimado Flavio

Respondo tarde porque no tuve antes tiempo.

1- Como Ud bien dice, "no puede presumirse la invalidez de la nueva misa".

2- Aunque el cura no crea en Dios, la misa es válida. Es peor el ateísmo que creer que la misa es fiesta.

3- El celo agrio lo tienen los curas de la FSSPX que hacen la guerra a las congregaciones E. Dei y que prohiben ir a otra misa que no sea la celebrada por ellos o sus amigos. Sin ese celo amargo, esta nota jamás habría sido escrita

En Dios

PF
30/01/22 9:00 PM
  
Flavio
Le contrareplico, padre, los tres primeros puntos en el mismo orden con que usted los expuso. Los siguientes pueden deducirse más o menos fácilmente de estos, y no creo necesario extenderme mucho más.

1- me sorprende que a tal sacerdote se le haya concedido emplear el antiguo ofertorio en el nuevo rito. Pero más me sorprende que no se decida a rezar en exclusividad la Misa de siempre en lugar de "emprolijar" la nueva con este inusual recurso que, de hecho, le es impropio. En todo el mundo deben contarse con los dedos de una mano los sacerdotes que apelan a tal cosa, lo que -digamos- no hace más que "confirmar la regla". Con la nueva misa se ha restaurado el ofertorio de Caín, el de las primicias de la tierra, y éste es el ofertorio que le es propio, el rezado por una mayoría más que abrumadora de curas.
2- más que temerariio, es obvio concluir que un rito en el que se simplifican o eliminan escandalosamente los gestos de veneración, como las genuflexiones (reducidas al mínimo), los besos al altar, las cruces sobre las oblatas y otros gestos anejos al rito (índice y pulgar unidos tras la consagración, etc.) tiene que ser un rito pergeñado para restarle honor y gloria a NSJC. La hecatombe de efectos crasamente desacralizadores que pronto se siguieron y fueron perfectamente tolerados (guitarritas y payasos, besuqueos de la paz, monaguillas y "ministros extraordinarios", etc.) es consecuencia necesaria de aquello. Porque el "post hoc ergo propter hoc" deja de ser un sofisma cuando se aplica a las relaciones de causa y efecto. Nuestro Señor nos lo advirtió: un árbol bueno no produce frutos malos. Y éste los produjo muy malos, muy pronto y con notable prolificidad, como para no dejar lugar a dudas.
3- sobre la exposición del padre Bianchetti me he fíado de lo que usted reproduce sin recurrir al vídeo por falta de tiempo. Y de entrada me ha parecido que ha cargado Ud. demasiado las tintas. Cierto, hablar de "fe protestante" es incorrecto, como muchas otras expresiones que no pasan de aproximativas. Pero lo de los "efectos brutales sobre multitudes de almas que quedan angustiadas, agobiadas y torturadas" debe aplicarse a todas aquellas pobres gentes a las que se les ha robado ladinamente el tesoro de la tradición vendiéndoles gato por liebre, y no a un cura que, con mayor o menor acierto en sus palabras, parece sinceramente movido por la repulsa de los males que afligen a la Iglesia y por el deseo de una restauración católica.

No hay armonía entre Cristo y Belial. No pueden ser admisibles y coexistentes las "dos formas del rito romano" que fantaseaba Benedicto XVI, y los hechos dan fe de ello. «Traditionis custodes» lo comprueba, y hasta se da el lujo de ironizar desde el mismo título.

++++

Estimado Flavio

Nuestro artículo es sobre ciertos errores puntuales, no es una reivindicación del NO.

PF
30/01/22 9:04 PM
  
Feri del Carpio Marek
En qué baile te has metido con este artículo, Padre, ya saltaron los "lefes" al ataque, mostrando, por lo demás, su confusión doctrinal con aires de estar bien formados. Pero sé que esto no es nada comparado con el verdadero baile, el de evangelizar paganos, anunciar a Cristo donde los oídos nunca recibieron las vibraciones atmosféricas que transportan el Nombre que está sobre todo nombre, y sin el cual nadie puede salvarse, el Nombre de Jesucristo. Sí, ese es el verdadero baile, o para ser más bíblicos, la verdadera refriega. Continúa, Padre, fiado en Cristo asalta la muralla, con el espíritu de Elías, incendiando los corazones que se encuentran sometidos al imperio de Satanás y sus mentiras, sanándolos de todas las heridas del pecado con el dulce ungüento de Cristo.

Hablando de incendiar corazones, hoy, aniversario del dies natalis del beato Columba Marmion, gran monje irlandés, estaba meditando sobre un texto de su librito "Jesucristo, ideal del monje", que comparto aquí:

Uno de los mejores frutos de la unión con Dios es mantener en el alma el fuego del amor, no solamente hacia Él, sino también hacia el prójimo; porque por el frecuente contacto con el amor sustancial, el alma se abrasa de ardor por los intereses y la gloria del Señor y por la extensión del reino de Cristo en los corazones. La verdadera vida interior nos liga tanto a las almas como a Dios: es fuente de celo. Cuando se ama de veras a Dios se desea verlo amado por todos: que «sea glorificado su santo nombre; que venga su reino a las almas, y que haga su voluntad» (Mt 6, 9-10).

Quien ama a Dios de veras, siente profundamente las ofensas hechas al amado; desfallece «a la vista de las iniquidades de los pecadores que traspasan la ley divina» (Ps 118, 53); sufre al ver dilatarse el imperio del príncipe de las tinieblas, porque Satanás «anda alrededor, en vela, buscando presa que devorar» (1Pe 5, 8); inspira a sus cómplices un ardor incesante, un celo de odio contra los miembros de Cristo. También está devorada por el celo el alma que ama sinceramente a Dios, pero lo está de celo por la gloria de la casa del Señor: «El celo de tu casa me devora» (Ps 68, 10; Jn 2, 17).

¿Qué es, en efecto, el celo? Es un ardor que quema y se comunica; consume y se difunde; es la llama del amor o del odio manifestado en actos externos. El alma abrasada de santo celo se consagra sin descanso al servicio de Dios, y se esfuerza en servirle con todas sus fuerzas; y cuanto más ardiente es este fuego interno, más irradia al exterior. Está ella animada del «fuego que Cristo ha traído al mundo y que tan ardientemente desea que prenda en nosotros» (Cfr., Lc 12, 49).
30/01/22 10:58 PM
  
Gerardo S. I.
Muchas gracias por su articulo aclaratorio, que estoy seguro va a ayudar mucho. Yo, inmediatamente despues de TC, me convenci que el Papa Francisco lo hizo con la intención de identificar y poner en evidencia a los nuevos "fariseos soberbios" que rechazan o desprecian en el fuero interno el NO; como si el Latin limitara el Poder de Dios,

Dios lo bendiga.
31/01/22 12:26 AM
  
Padre Flores
Estimado P. Highton: agradeceré que usted publique este comentario.
Dice el P. Bianchetti: “Porque disminuye la fe, están perdiendo la intención, entonces cada vez van a haber más misas inválidas”
Quede claro, entonces, que el P. Bianchetti no dice que la falta de fe impida la intención debida o que, por sí misma, haga inválida la misa. Dice algo distinto (e irrefutable): dice que la disminución progresiva de la fe causa que cada vez sean más frecuentes las misas inválidas por defecto de intención.
Por tanto, este comentario suyo es manifiestamente inexacto: “Bianchetti (...) afirma que la Misa Nueva (…) para ser válida requiere que el sacerdote tenga fe eucarística, de modo tal que si no tiene fe, no es válida ya que la carencia de fe, ipso facto, según Bianchetti, le impediría tener la intención -que se requiere para consagrar-.”
Este otro pasaje suyo, en cambio, es correcto: “dice, que la Misa Nueva predispone al sacerdote a hacerse protestante y por ende dificulta grandemente que él conciba la intención necesaria para consagrar (valga aclarar que la doctrina católica enseña que si el sacerdote celebra la misa sin aquello que se llama “intención”, entonces la misa no es válida).”
Inmediatamente después del citado pasaje, usted vuelve a atribuir al P. Bianchetti lo que él no sostiene: “A este respecto, el primer error de este clérigo es que cree que si el celebrante carece de fe, entonces no hay consagración. Este es el meollo de la cuestión. Ahora bien, el problema es que esta tesis de Bianchetti es de suyo falsa.”
Pero la verdad es que el P. Bianchetti nunca planteó esa tesis.
Más adelante usted dice: “El único caso en el cual no habría intención válida es en el rarísimo supuesto de que el sacerdote expresamente se niegue a hacer lo que la Iglesia quiere hacer (sea que él crea o no lo que la Iglesia quiere hacer). El Aquinate incluso afirma que esa negación debe ser externamente manifestada, aunque alguno podria quizás pensar que bastaría con una negación expresa pero interna si hacen interpretación por extensión de Dz 1318. Sea lo que sea, es rarísima cualquiera de las dos hipótesis.”
No parece que sea correcto calificar de “rarísimos” esos casos. Los seminarios actuales suelen tener pésimos estudios de teología sacramental, por un lado, y por otro está muy extendido un espíritu “de originalidad y creatividad” en materia litúrgica. Estas cosas pueden mover fácilmente a los sacerdotes que las padecen a tener la intención de no hacer lo que la Iglesia quiere hacer, sino algo original y creativo. Sobre la manifestación externa de una intención indebida, las muy frecuentes faltas de respeto en la celebración de las misas Novus Ordo son indicio de un posible defecto de intención.
Saludos cordiales en Cristo.

+++


Padre

Dice Ud: Este otro pasaje suyo [de Bianchetti], en cambio, es correcto: “dice, que la Misa Nueva predispone al sacerdote a hacerse protestante y por ende dificulta grandemente que él conciba la intención necesaria para consagrar”.

Respondo: este pasaje de Bianchetti es falso por los motivos ya explicados en nuestro artículo.

In Domino

PF
31/01/22 9:20 AM
  
Hermenegildo
"Cualquier persona que asista a una Misa Nueva celebrada según las rúbricas por un sacerdote con fe, verá que no hay nada que lo mueva a la herejía protestante".

En la liturgia nueva (mejor dicho que "Misa nueva") no hay nada que mueva de forma inequívoca y directa a la herejía protestante, pero sí hay influencia del protestantismo, por ejemplo, cuando se oculta o se difumina el carácter sacrificial de la Misa. Ya lo dijo Monseñor Bugnini, arquitecto de la reforma litúrgica de Pablo VI: "Debemos despojar de nuestras oraciones católicas y de la liturgia católica todo lo que puede ser piedra de tropiezo para nuestros hermanos separados, es decir para los protestantes".
31/01/22 11:53 AM
  
Santiago Ll
Estimado padre Federico
¿Por qué no pone la cita completa del libro "Itinerario espiritual siguiendo a Santo Tomás de Aquino en su Suma teológica"?
"¿Cómo realizar lo que me parecía entonces la única solución para renovar la Iglesia y la Cristiandad? "

Creo que importa bastante "me parecía entonces" y que sea una pregunta.

Y aparte pongámonos en el contexto histórico que corresponde. Creo que queda muy claro por qué se creo Ecclesia Dei y en qué circunstancias.

"No es orgullo y suficiencia decir que Dios, en su misericordiosa sabiduría, salvó la herencia de su sacerdo-cio, de su gracia, de su revelación, mediante estos dos obispos. No somos nosotros quienes nos hemos escogido, sino Dios, que nos ha guiado en el mantenimiento de todas las riquezas de su Encarnación y de su Redención. Quienes piensan deber minimizar estas riquezas e incluso negarlas sólo pueden condenar a estos dos obispos, lo cual no hace más que confirmar su cisma de Nuestro Señor y de su Reino, por su laicismo y su ecumenismo apóstata. "

¿Acaso no era así en aquel entonces? Si Mons. Lefebvre hubiera tirado la toalla, no existiría Ecclesia Dei ni nada similar.

Por lo demás, los sacerdotes de la FSSPX que conozco no se dedican a generar en los fieles innecesarios problemas de conciencia con el tema del Novus Ordo.

Me parece muy bien que rebata al padre Bianchetti, pero el último párrafo ya no trata de rebatir argumentos sino de atacar a la FSSPX, ¿no le parece?






++++++

Estimado

1. No pongo la cita completa porque no es un tratado, así como tampoco cito el libro completo,
2. No conozco a los que Ud conoce, pero sé y expreso que no son todos así.
3. No fue un ataque. Digo simplemente que si quieren ser los “mejores”, que estudien al Aquinate.

In Domino

PF
31/01/22 12:24 PM
  
Daniel Iglesias
Muchas gracias, Padre Federico.
¿Cómo se puede decir que la Misa nueva oculta o difumina el carácter sacrificial de la Misa, cuando contiene, por ejemplo, estas súplicas del sacerdote y del pueblo?
-«Orad, hermanos, para que este sacrificio mío y vuestro sea agradable a Dios, Padre todopoderoso».
-«El Señor reciba de tus manos este sacrificio para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia».
31/01/22 1:01 PM
  
Urbel
No existe la nueva misa como tal, que merezca calificarse como verdadero rito. Existe una gran variedad de nuevas misas diferentes, con arreglo a la multitud de variantes con que se celebra el Novus Ordo.

Multitud de variantes lícitas que el misal de Pablo VI y la instrucción general del mismo permiten: el sacerdote rezará esta oración o no la rezará, hará esto o aquello otro determinado o alguna otra cosa que sea adecuada, hará una monición o no la hará etcétera. Variantes lícitas a las que se añaden innumerables abusivas, no permitidas por el misal de Pablo VI y la instrucción general del mismo, como es notorio y cualquiera de nosotros ha sufrido o experimentado.

Es indudable que el pluriformismo intrínseco al Novus Ordo fomenta esos abusos que, aunque también puedan darse en el Vetus Ordo, son en éste muy raros y están contenidos por el uso del latín y la orientación del sacerdote de espaldas al pueblo. En la práctica la nueva misa está en revolución permanente, impulsada por el uso de las lenguas vulgares y por la orientación del sacerdote hacia el pueblo.

Las nuevas misas, cuando se celebran sin abusos, no niegan abiertamente la doctrina católica (lo hacen a menudo cuando se celebran con abusos), pero la expresan de tal manera que pueden interpretarse ora en un sentido católico, ora en un sentido protestante; e incluso más fácilmente en un sentido protestante que en un sentido católico.

Dicho de otro modo, las nuevas misas, cuando se celebran sin abusos, no son abiertamente heréticas pero favorecen la herejía (favens heresim). Y muchas veces, cuando se celebran con abusos, lo cual es muy frecuente, son abiertamente heréticas.


+++++


Hay modos de celebrar el Novus que de ningún modo pueden considerarse como favens heresim. No absolutice.

PF
31/01/22 1:15 PM
  
Santiago Ll
"Sepa que el origen histórico de esta nota es precisamente el recelo agrio de gente de la FSSPX contra un sacerdote diocesano que celebra la misa tradicional: él viajó muchísimas horas en avión y por tierra, sacrificando sus vacaciones, para dar la Misa Tradicional y la mayoría de los fieles no fueron porque la FSSPX se opuso"

Entiendo perfectamente su enfado, yo tampoco comparto esa manera de actuar en absoluto y menos demonizar a sacerdotes que celebran ambos ritos.
31/01/22 1:25 PM
  
Urbel
Algunos protestantes, Daniel Iglesias, aceptan que la eucaristía sea sacrificio de alabanza y acción de gracias. Pero todos rechazan que sea sacrificio propiciatorio.

En la primera versión de la explicación del misal de Pablo VI (1969), al definirse la «synaxis o cena del Señor», no había ni rastro de la misa como sacrificio. Ante el escándalo de los pastores y teólogos de buena doctrina, entonces todavía numerosos, y en particular del cardenal Ottaviani, hubo que añadir en la segunda versión de esa definición al menos la palabra «sacrificio».

En la primera versión (1992) del nuevo Catecismo no había ni rastro de la expresión “sacrificio propiciatorio” o “expiatorio”, únicamente del sacrificio de alabanza y acción de gracias. De tapadillo hubo que añadir una mención de pasada en la segunda versión (1997), mediante una simple nota, y ahí sigue.

Olvidos ambos, uno bajo Pablo VI y otro bajo Juan Pablo II, muy expresivos de la atenuación del carácter sacrificial, en particular expiatorio o propiciatorio, de la santa misa.

Esto en los textos porque, en la práctica, son muchos los clérigos que desconocen o incluso niegan ese carácter sacrificial expiatorio, y mayoría los fieles que lo desconocen enteramente.



+++++

Está seguro que no hay más textos? Ojo con las selecciones parciales,

PF
31/01/22 4:20 PM
  
Hermenegildo
Daniel Iglesias, he dicho que la liturgia nueva dificulta o difumina el carácter sacrificial, no que lo suprima por completo. Por ejemplo:

1. Cuando la nueva liturgia deja de basarse en la Teología del Sacrificio para basarse en la Teología del Misterio Pascual, que minimiza el sacrificio y exacerba la alegría por la Resurrección, siendo mediante el sacrificio de la Cruz que quedan pagadas las deudas contraídas por el pecado.

2. Cuando, en consecuencia, la nueva liturgia sustituye el altar del sacrificio por una mesa para el banquete pascual.

3. Cuando sustituye el ofertorio tradicional en el que Cristo era ofrecido al Padre como víctima propiciatoria por una simple presentación de las ofrendas.

4. Cuando el sacerdote celebrante pasa a ser el presidente de una asamblea.

5. Cuando se reducen o se permiten reducir las menciones al sacrificio, a la víctima o a la oblación.
31/01/22 5:24 PM
  
Alberto el retrogrado reaccionario y rígido
Hola padre. Su argumentacion es impecable pero contemplemos es paisaje general: Hay alguna duda de que la Iglesia navega a la apostasia¿. Usted y su orden tienen que ver con los ultimos tiempos. Está escrito y eso no se puede ignorar. Y la muestra de esa apostasia es la bastardizacion creciente del NO.

Cada vez mas sacerdotes cambian la formula de la consagración con lo que demuestran su falta de intención. Por otro lado muchos dan muestra de que creen que su consagración no ha sido valida por su desprecio e indierencia a la sagrada Hostia. Como usted dice, no siguen de verdad el Novus Ordo, que obliga a ciertas precauciones y revererencias. Se puede decir que ahi no ve la falta de intención. Pero no solo en lo accesorio. Como ya digo, a veces en la mismas palabras de consagración.

+++

Estimado Alberto

Si cambia la fórmula consecratoria esencialísima, no hay intención. Eso casi nunca pasa.

In Domino

PF
31/01/22 8:38 PM
  
Ángel Martínez
Un argumento '"Ad hominen"...
El sacerdote debería pensar: que el primer altar dónde se inmola La Sagrada Víctima es su corazón. Suba entonces al Santo Sacrificio preñado de humildad, encendido por la caridad, iluminado por la Fe, avivado por la Esperanza; y baje del mismo con celo que consume por la salvación de las almas. Mucha preparación por la pureza del rito, pero a veces, poca por la preparación del corazón. Trancite Las Moradas de Santa Teresa; el Monte de San Juan de la Cruz. Arda por la sabiduría que dan los Padres; el estudio de los Santos Doctores; pero, sobre todo, pida Los Dones del Espíritu Santo para entender Las Escrituras, que ignorarlas es ignorar a Cristo. Así, celebre el Rito que celebre (se entiende, aprobado por la Iglesia) ante tamaño Misterio entrará en éxtasis como San Felipe Neri, que dicho sea de paso, si lo vieran los recalcitrantes Sacrificar dirían: ¡Que bochorno!.
¡Basta de falsas dialécticas! ¡No son enemigos los que celebran el Novus Ordo cómo Dios manda! ¡Sabemos quién es! Pero si con ese espíritu se celebra el Vetus Ordo (que también Lo celebro) no quiero estar en esos zapatos...
Me aplico lo dicho y cito al Profeta Elías: "El celo por Tu Casa me consume.

Ángel

31/01/22 9:51 PM
  
Urbel
Sí, Padre Federico, estoy seguro de que en el Catecismo de Juan Pablo no hay más uso del término sacrificio "propiciatorio" o "expiatorio" que al final del nº 1367: "este sacrificio es verdaderamente propiciatorio".

Tengo a la vista un ejemplar de la primera edición española del Catecismo, publicada en 1992: esa breve mención del sacrificio propiciatorio al final del nº 1367 no figura. Se añadió en 1997 para responder a las observaciones y protestas de la crítica llamada tradicionalista.

El nº 1359 dijo siempre y sigue diciendo: "La Eucaristía, sacramento de nuestra salvación realizada por Cristo en la cruz, es también un sacrificio de alabanza en acción de gracias por la obra de la creación". Alabanza y acción de gracias, lo cual muchos protestantes aceptan, pero no expiación, que es precisamente lo que todos los protestantes rechazan.

En resumen, se empieza únicamente con el sacrificio de alabanza y acción de gracias, lo cual algunos protestantes aceptan. Se olvida ¿se oculta? que es también sacrificio expiatorio, lo cual todos los protestantes rechazan. Un olvido muy significativo, como el cometido en 1969 al definir la Misa como "synaxis y cena del Señor". Y se añade en 1997 que es también sacrificio "verdaderamente propiciatorio", como se añadió en 1970 que la Misa es sacrificio.

¿Detalles o cronología sin importancia? No, hechos extraordinariamente reveladores de la atenuación que en el Novus Ordo sufre el carácter sacrificial, y en concreto expiatorio, de la Misa.



++++


Estimado

Hay muchos más documentos.

En Dios

PF
01/02/22 12:54 PM
  
Fernando
Otro patético línea media, cómo su "único" compañerito de la orden de san Elías. Porque son dos, cierto? Usted y Ravasi. Menuda órden, me parece que Dios no los ha bendecido con vocaciones. Será por su tibieza y doblez? Otro que se dedica a criticar a la FSSPX, cómo Iraburu.


++++


No somos dos, pero preferimos ser dos antes que poner en duda la validez de misas válidas.

La línea de Mons Williamson dice que la FSSPX son línea media y liberales.

In Domino

PF
01/02/22 3:37 PM
  
Jorge Perez
Gracias por el artículo, Padre. Es un tema peliagudo, pero de gran importancia para muchas almas.
En cualquier caso, me parece interesante sacar a la luz la siguiente cita de Monseñor Lefebvre, en la cual hace referencia al tema de la intención y su relación con la validez de los sacramentos, encontrándose en la misma línea que la doctrina tomista:
"la tercera condición de validez del sacramento es la intención. El obispo o el sacerdote deben tener la intención de hacer lo que quiere la Iglesia. Ni el mismo Papa puede tampoco cambiar esto. La fe del sacerdote no es un elemento necesario; un sacerdote o un obispo puede no tener ya fe; otro puede tener menos fe y otro una fe no del todo íntegra. Esto no tiene una influencia directa en la validez de los sacramentos... "
Es de su carta abierta a los católicos perplejos, a final del capítulo VI.

Creo que es importante mencionarlo para no llevarnos una visión fragmentaria de la obra de Monseñor Lefebvre.

Gracias y un saludo!
01/02/22 6:09 PM
  
Jose
El p. Federico sale al cruce de un sacerdote de la FSPX que afirma : 1. que las misas Novus Ordo son en la mayoría invalidas o que al menos no podemos conocer si son válidas. ¡ Una locura ! 2. Qué sostiene que las misas Novus Ordo incluso bien celebradas conducen a perder la Fe ¡ Una locura ! 3. Los argumentos de este sacerdote de la FSPX son utilizados por otros sacerdotes de la FSPX para desconsejar a los fieles laicos a participar de la misa tradicional celebrada por sacerdotes que celebran también la misa novus ordo. ¡ Una locura !
El p. Federico no está defendiendo el rito de la Misa Novus Ordo en todos sus aspectos... él está defendiendo que hay consagración cuando un sacerdote válidamente ordenado dice durante la celebración de la misa las palabras de la consagración tal cómo se encuentran en el misal romano.
01/02/22 8:37 PM
  
Ines
El padre Bianchetti puede contesta acá ".. si se anima..."

Padre Highton, no necesita ser tan patotero. En mi país eso se llama hacerse el gallito. El padre Bianchetti no le ha faltado el respeto a usted.

Se anima usted a publicarme?


++++


Estimada


Gracias por su corrección.
Ya saqué la frase.

In Domino

PF


01/02/22 9:01 PM
  
Javidaba
Muchas gracias, padre.
Soy de los que lamentan las restricciones impuestas a la Misa Tradicional Romana, pues me enriquecía asistir a ella dado que resalta aspectos de la celebración que quedan más "diluidos" en el Novus Ordo de la Misa Romana.
Además me gusta (y me gusta que me guste) el latín, que echo de menos en el N.O. como ordena el C.V.II.
Pero a la vez, recuerdo que antes de la existencia del N. O. (y lo recuerdo porque me sobran años para ello) se producían también "¿abusos?", o al menos incorrecciones, como, p.e., rezar el Rosario a coro entre los asistentes, mientras el sacerdote celebraba la Misa con el monaguillo (yo, p.e. muchas veces) en el altar, ¡eso si!: cuando yo repiqueteaba la campanilla, cesaba el Rosario, todos se arrodillaban, y hasta que yo (o mi "colega" de turno) volvía a repiquetear finalizada la consagración, no continuaba el Rosario, esta vez de rodillas todo el mundo capaz, por supuesto.
Otra irregularidad, bastante frecuente, era la posibilidad de llegar a Misa al iniciarse el Ofertorio, sin por ello, dejar de cumplir el precepto de "oir Misa entera"... La liturgia de la Palabra, era... mero preámbulo prescindible, si bien muy recomendable...
Y tanto era así, que los hombres (no las mujeres y los niños) tenían en bastantes lugares el "privilegio" de salir de la Iglesia una vez oído el Evangelio, a fumarse un cigarrillo durante el sermón del celebrante, y proseguir tan campantes la celebración una vez comenzado el Credo.
A lo que voy: Alguien podría decir que en el Vetus Ordo, era tan importante el aspecto sacrificial de la Misa, que eliminaba la liturgia de la Palabra. No sería exacto, pero sí había algo de esto.
Indudablemente, las personas más sencillas e incultas, caso de mis padres y abuelos y convecinos, tenían una noción de la sacralidad de la Misa, que ya quisiera yo ver en muchos ¿teólogos? hodiernos.
Y es que el rito, ningún rito agota todo el Misterio, pues a lo que tiende cada rito litúrgico es a unirnos a la Liturgia Celeste inagotable aquí y ahora. Los ritos de las Iglesias Orientales, Ambrosiano, Mozárabe, todos resaltan, o mitigan un detalle, o aspecto sin eliminar ninguno. Una Misa de rito bizantino, ante un iconostasio impresionante, en la que no se llega a ver al celebrante, y sólo aparece de vez en cuando el diácono por alguna de las puertas del iconostasio, tras el cual se escucha el rumor de la palabras del celebrante y respuestas de los acólitos, con un continuo resonar de cascabeles y chirridos de los incensarios sahumando todo, es toda una catarata de simbolismos con los que edificarse durante la Misa. En esta Misa, ¿se puede decir que el Iconostasio omite el aspecto de "Dios con nosotros" de Jesucristo?, indudablemente que no, simplemente resalta la magnitud del Misterio.
Mientras más "cultura" litúrgica y ritual tengamos, y más fielmente se cumplan los ritos establecidos, más posibilidades tendremos de vivir la Santa Misa en cualquiera de sus ritos aprobados.
El N.O. tan denostado por el incumplimiento de tantos, al menos ha servido para rescatar a valor la Liturgia de la Palabra, y el sentido "eclesial" (miembros de la Iglesia) de los fieles. ¿Que se abusa?, cierto, pero eso no crea "derecho". ¿Que habría que cortar esos abusos?, ¡claro!, y por tardar tanto, se deteriora la fe en muchos.
Oremos. oremos. oremos.
Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum...
02/02/22 12:38 AM
  
Fernando Sanchez
Estimada Inés:

Usted tambien le falta el respeto ssl P. Federico en el modo que se exprrsa...

Y se hace el gallito en: "¿Se anina usted a publicarne?"

Fernado
02/02/22 1:52 PM
  
Fernando
Sos un f... y un soberbio Highton, como tu amiguito Ravasi.
Lavate la boca antes de hablar de la FSSPX.
Dedicate a la tuyo ahí donde m... sea que estés.
Te rompieron el o ... con la Traditiones custodes, a vos y a todos los línea media. C... y chupamedias del vaticano.
F...


+++++

Fernando Caramutti

He debido poner puntos suspensivos para evitar publicar tus insultos.
No recuerdo jamás haber leído un comentario tan vulgar como el tuyo.
Lamento que prefieras pecar públicamente (como haces en este texto donde usas cinco insultos) antes que expresarte bien.

Dios te bendiga, Fernando. Rezo por vos.


Te perdono.

Padre Federico
03/02/22 7:02 PM
  
Teresa
Padre, golpean a su puerta ....


https://nobisquoque.blogspot.com/2022/02/volver-del-error-la-pesadilla-del.html?m=1

+++


El autor me acusa de obcecación demoníaca pero no refuta el artículo.
Además delira diciendo que las "liturgias orientales han sido “toleradas” en la Iglesia por razones históricas bien prudentes y que siendo la excepción no opacan la regla, sino que resaltan el valor de la Unidad del Rito". Es un ignaro en materia litúrgica

PF
05/02/22 5:49 AM
  
Gratiman
Estimado sacerdote de Dios (aunque seguramente no me lea), con preocupación comencé a leer este artículo y al inicio argumenta un error por lo que toda la siguiente perorata no me motiva a seguirla, en ningún momento el referido padre Bisnchetti dice que la Misa nueva sea "un pecado per se" le recomiendo ver el vídeo y menos mal lo referencia también, para verificar que ud se equivoca. Invito a quienes me lean lo vean con cuidado y despacio y veriquen lo que digo; pues esto raya en calumnia.

+++

La calumnia es suya. Dice que es pecado.

PF
05/02/22 5:57 PM
  
Urbel
¿Por qué publica usted basura llena de insultos, sin "moderar" semejante comentario, y tiene en cambio desde hace días 15 comentarios "esperando moderación"?

Entre ellos dos o tres comentarios razonados y documentados que yo escribí en respuesta a usted y algún comentarista educado.

+++

Porque no los publicaré sin responder, mas para responder necesito tiempo, que ahora me falta
PF
PF
06/02/22 7:13 AM
  
JUAN NADIE
FERNANDO
Acusa de soberbios a Don Federico y a otro sacerdote.
Eso es una obviedad. ¿Quien no es soberbio salvo Cristo y su Madre?
San Ignacio tenía muchisimo caracter y mucho otros.
D. Federico tiene mucho caracter.. y? Que se puede equivocar? si o no en este caso. Pero es muy molesto leer insultos sin mayor aportación.
El articulo es un tema muy serio y trata de aportar luz y conocimiento a los que no conocemos en profundidad la liturgia y lo mejor que podemos hacer es discutirlo los que sepan, en un cauce de respeto mínimo, porque si no perdemos de vista lo importante. Repito el asunto es muy importante y aunque las razones de D. F fuesen equivocadas que yo en este caso no puedo ni valorarlo, me parece que lo mas sensato es criticar argumentos con argumentos.
Yo soy de esos perplejos sobre la liturgia y me interesa muchisimo conocer lo mejor posible el tema.
Al final volvemos a que en la denostada edad media se hacían las cosas mejor por ejemplo con las diputas medievales.
Por favor aporten datos a favor o en contra, pero datos, hechos. Lo demas es perder el tiempo y desviarnos.
06/02/22 3:06 PM
  
JUAN NADIE
Fernando
Se me olvidaba, yo no suelo comentar en este blog, pero la importancia del tema y su exabrupto me han obligado a intervenir.
Hasta ahora, las conclusiones de un ignorante en liturgia como yo, despues de leer este post y otros sobre el tema, por mi parte son:
- La misa actual, con los errores que pueda tener es válida porque así lo establece la Iglesia.
- Leo con preocupación el señalamiento de ciertos errores que de alguna manera podrían perjudicar la "eficacia" de la misa nueva, si es que esto es posible, como una forma rápida de tratar de explicarme.
- Leo con precupación las criticas a la misa nueva que señala Don Federico por parte de algunos de la Fraternidad.
- Todavía no consigo disponer de una certeza completa en un sentido u otro, es decir que de alguna manera sigo estando perplejo.
- Por eso me interesa que se centre la discusión en argumentos y no en ataques ad hominem.
06/02/22 3:11 PM
  
Xavier
¡Muy, muy, muy bueno!
Y por lo que hace a las voces insensatas, es un argumento más a su (nuestro) favor: "ladran, Sancho".
Que Dios lo bendiga, Pater.
07/02/22 12:05 AM
  
Teresa
En respuesta a la suya, dada en mi comentario del 5/2 5:49, estoy convencida de que no hay contraargumentación a la que expuso, porque nada en este mundo lo haría cambiar.
En cambio, estoy convencida de que la respuesta está en su corazón, pero un algo viciado en él, no le permite decir "ok, mala mía". Lo entiendo.
Si no, nada explicaría el porque Ud. se volcó a la misa Tridentina. Sí, la de Trento, la del concilio que quiso dar por terminados los errores de la Reforma. Reforma que con los siglos, vició nuestra Fe. Y Ud. bien lo sabe. Yo lo escucho y lo leo. Ud. lo sabe. No nos haga dudar de toda su obra!!!
Y encima, en comentarios, es Ud. mismo quien dice que seguirá celebrando esa misma Misa, pues no puede ser abrogada. A quién debería Ud. agradecer esa gracia si no es al mismísimo San Pío V. ¿Por qué le producen escozor esas denominaciones, que no son más que declaraciones de principios? Principios que Ud. comparte....
Por otro lado, puede que le prohíban dar Misa, si insiste en su postura tradicional. Ya pasa, ya han cerrado seminarios, monasterios y conventos también.
No nos confunda padre. Quienes fuimos, por la Gracia de Dios, iluminados en estos errores, sabemos que no es lo mismo ir al circo del padre Perengano, que ir a la Misa que formó ejércitos de Santos. El pobre padre Perengano, nunca hubiera montado un show si hubiera Vetus ordo para todo el mundo. Nadie en plena conciencia de los misterios del Altar, quiere una kermese en el Calvario. Y desgraciadamente, con su consejo, promueve que los fieles hagan eso sin problemas de conciencia. En todo caso, promueva que los fieles clamen por la Misa de siempre en todas las diócesis del mundo.
Si no desea publicar mi opinión, no tengo problema, en realidad sólo quiero que escuche a una fiel de la Iglesia. Para nada quiero seguir removiendo el avispero.
Lo saludo como hija y sepa Ud. que admiro su obra pero me deja perpleja su postura.
Ave Maria purísima!!



+++


Estimada Teresa

no es lo mismo ir al circo del padre Perengano, que ir a la Misa que formó ejércitos de Santos. Estoy 100% de acuerdo.

Que la deja perpleja? Que diga que no es pecado ir al Novus Ordo?

Me gustan las expresiones"Misa de San Pío V" y "Misa Tridentina", pero no son muy precisas ya que la Misa Romana Tradicional es de tiempo inmemorial, no del siglo XVI.

In Domino

PF
07/02/22 10:42 PM
  
Elisa
Yo no sé nada de problemas de curas, sólo sé que la Misa Tradicional eleva el alma al Cielo y que la nueva Misa sólo ha vaciado los templos en los últimos 50 años. Por sus frutos los conocerán. La Misa Tradicional volverá, porque es la mejor para la Comunión de los Santos.
07/02/22 10:54 PM
  
Ángela
Artículo escrito con total subjetividad y saña contra la Fsspx. Cómo les gusta criticar sus obras, pero bueno, "por sus frutos los conoceréis".

Saludos


-----------------


Estimada Ángela

Si lo hubiese escrito con saña, hubiese escrito algo lapidario. No es el caso.

PF
08/02/22 3:34 PM
  
Monica
Insisto Padre: Es de gran importancia para terminar con este debate, conocer su postura frente al Concilio VaticanoII. Le agradecería que la exponga brevemente.


+++++



Estimada Mónica


No es el tópico del artículo.

PF
08/02/22 4:26 PM
  
Roniel Aledo
en mi articulo aqui en infocatolica LA IGLESIA LO QUE CAMBIA Y LO QUE NO CAMBIA, exolico el principal error doctrinal de los Lefebrvistas, que es negar sin negar, el dogma de la Indefectibilidad de la Iglesia. Ellos creen que la Iglesia en si misma, en sus documentos oficiales magisteriales ha caido y ensena error, lo cual es un gran error doctrinal. Esa es la clave de todos sus errores posteriores. Negar la Indefectibilidad de la Iglesia es el error numero uno de los Lefebvrianos. La mejor explicacion jamas de los errores de la SSPX es la obra de Mons Rifan EL MAGISTERIO VIVO DE LA IGLESIA. Recomiendo a todos que lo busquen en google y lo lean. Magistrial!
08/02/22 4:56 PM
  
Fernando
Estimado R.P. Dr. Highton (cuánto título, por favor. Litros y litros de tinta para escribirlo. Me vino a la mente aquello de: "Cuidaos de los escribas, a quienes les gusta andar con vestiduras largas, y son amantes de los saludos respetuosos en las plazas, y de ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los lugares de honor en los banquetes". En fin...)
Siendo que con mi último comentario he ofendido sus castos oídos, esta vez voy a intentar mejorar el estilo, aunque reconozco desde ya, que no tengo ni la pluma ni la paciencia de otros que ya le han contestado y que han puesto de manifiesto su mala voluntad. Reconozco también que su libelo me provoca una santa y justificada ira.
Pues bien, empiezo:
1) He conocido otros sacerdotes hipócritas como usted. Quédese tranquilo que no es el único. Parece increíble pero los hay. De los "diplomáticamente correctos", que creen que con una sonrisita y buenos modos, pueden decir y ensuciar a quien quieran. Se horroriza de dos o tres malas palabras pero no le causa el menor cargo de conciencia ni el menor remordimiento este panfleto infamatorio que escribió. Se lo digo nuevamente, con todas las letras, ya que alguien tiene que cantarle las 40: Es usted un hipócrita.
2) Yo también lo perdono. Le comento que ya tengo quien me absuelva de mis faltas, y claramente no es un sacerdote perdido en algún remoto lugar del planeta, que se dedica a sembrar cizaña y maledicencia vía internet (le viene como anillo al dedo la parábola del domingo que pasó), sino pastores cercanos, con vidas de fe, santidad y oración como no he conocido en otros lugares. Lo que sí creo, es que a usted le sería conveniente que Nuestro Señor lo perdonara, por atacar descaradamente una obra santa como es la FSSPX, fundada por un Obispo santo ¿Quién más que usted debería saber el valor de una institución?
3) Conociendo a gente como usted (ya le mencioné que conozco otros sacerdotes hipócritas) no me cabe duda que ha creído que al mencionarme con mi nombre, iba a causarme algún tipo de aflicción. ¿Por un momento pensó que me interesa lo que personas como usted, o toda su caterva de lamebotas (esto no lo ofende, ¿cierto?), piensen de mí? Verdaderamente mueve a risa. Ni usted ni ellos pagan mis cuentas, como para que me importe.
Sí me interesa lo que Nuestro Señor y su Santísima Madre piensen de mí.
Se lo voy a decir ahora y se lo voy a repetir más adelante, para que le quede claro: Usted se mete con la FSSPX, yo me meto con usted.
Esto sí le pido: que cuando vaya a escribir mi nombre, lo escriba completo: Mario es mi segundo nombre. Para más datos, de la ciudad de Rosario, Argentina. Por si le interesa donde encontrarme.
4) El que ha pecado pública y gravemente, en mi opinión, es Usted.
Lejos de mí el compararme con Nuestro señor, pero he aquí que Él les dijo a los fariseos "raza de víboras", "sepulcros blanqueados" y un par de lindezas más y no pecó públicamente hasta dónde sé, por lo que mis palabrotas, como les decía mi madre, son aire.
Ahora vayamos a lo importante: El título de su libelo (y su libelo en sí) no sólo rezuman odio y mala fe. Da por sentado, arteramente, que toda la FSSPX incurre en los mismos "supuestos" errores de un sacerdote que Usted no ha tenido empacho en nombrar y difamar.
Se lo voy a decir livianito: esto que hizo, es de poco hombre.
5) Si se va a dedicar a refutar los errores de todos los sacerdotes que dicen herejías, como dice usted del padre Bianchetti (a quién no tengo el gusto de conocer) le recomiendo que empiece por refutar los errores de Francisco. Esto sí es grave.
6) Usted dice al final de su libelo, que hay que leer la Suma de Teología. Bien, yo a usted le recomiendo primero que lea los Santos Evangelios, en aquel lugar que habla de la corrección fraterna. Y que los ponga en práctica. Y si mal no recuerdo, la recomendación de Nuestro Señor es corregir a la persona que yerra, primero en privado, luego con 2 o 3 personas, y luego corregirla públicamente.
A mi modesto saber y entender, usted empezó al revés. Y no creo que haya tratado de contactar al sacerdote en cuestión para corregirlo, si fuera el caso.
Y respecto de si yo “pequé públicamente”, mi mensaje fue hacia usted y de usted dependía el publicarlo o no, por lo que quien hizo público mi pecado fue Usted. Por lo que, en todo caso, fue usted quien pecó revelando una falta ajena. ¿Se da cuenta como todo va cerrando? Es como le dije anteriormente: Lo que hizo, es de poco hombre.
Sí, claro, estuvo dedicado a atacar, defenestrar y difamar a la persona en cuestión (a la sazón un sacerdote como usted, que merece tanto respeto como el que usted pretende para sí), así como a la FSSPX.
7) Como ya le mencioné, Usted se mete con la FSSPX, yo me meto con usted.
8) Last, but not least, entiendo que esté enojado. De veras lo entiendo. Si yo fuese usted, estaría igual. Razones, le sobran.
Tradiciones Custodes los puso a todos ustedes en la misma posición que a Monseñor Lefebvre años atrás. La de tomar partido. La de ser coherentes. La de dar la vida, si hace falta, por la Verdad. Pero con una gran diferencia: Para esto, hacen falta testículos (me prometí no ofender sus castos oídos con palabras soeces).
Hasta ahora podían pasar por fieles al vaticano y fieles a la Tradición. Pero ya no más. Ya no pueden seguir navegando por esas aguas tranquilas y ambiguas. Francisco y los que vengan, los van a exterminar.
Pero en vez de dirigir sus invectivas hacia quién corresponde, en vez de reconocer a Monseñor y su obra, en vez de pedir disculpas y hacer un mea culpa, en vez de decir, sencillamente: "Lefebvre tenía razón", las dirigen hacia una obra santa como la FSSPX y sus miembros. Se lo digo una vez más ¿quién más que usted debería saber el valor de una institución, viniendo de donde viene...?
No me extiendo más. Tengo que seguir con mis deberes de estado y usted, me aburre.
Saludos cordiales.
P.D: Casi se me olvida. No me trate de "vos". No le he dado confianza para eso. Limítese a tratarme de usted o de “Sr. Caramutti”.




-----



Sr Caramutti

Ud dice "Bien, yo a usted le recomiendo primero que lea los Santos Evangelios, en aquel lugar que habla de la corrección fraterna. Y que los ponga en práctica. Y si mal no recuerdo, la recomendación de Nuestro Señor es corregir a la persona que yerra, primero en privado, luego con 2 o 3 personas, y luego corregirla públicamente".

Respondo:https://www.infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/2202090201-correccion-fraterna-y-denunci

In Domino

PF

08/02/22 8:36 PM
  
Pablo Mignone
“...es gente que sabe cosas, pero cosas que no son”
R.P. Leonardo Castellani

Carta abierta y digital al Dr. Federico Highton:

Me dirijo a Usted y por su intermedio a todos los heroicos aventureros y contrarrevolucionarios de la Orden de San Elías en reacción a “Refutación de ciertos errores proliferantes en la Fraternidad San Pío X” aparecida en un medio oficioso y, para desgracia mía, caída en mis manos (o puesta ante mis ojos) por esa internet que usted tanto desdeña, pero en la que tanto escribe, en el día de la fecha, 8 de febrero de 2022, circa 10:30 a.m. para mayores precisiones.
Me refiero a usted como Dr. para mantener el respeto que veo busca se le deba, al anteponer las siglas de su condición indeleble (R.P.) a la de Dr., costumbre del ámbito académico de ubicar el grado menor antes que el mayor. Antes que se despache con caricias ad hóminem como las proferidas al padre Bianchetti (que no tiene doctorado y solamente se lo trata de “padre”), advierto que soy consciente de que el sacerdocio no es un título de grado y que el “dequeísmo” en este caso particular no es un error. Me hubiese dirigido a usted como “señor”, pero como quizás le sonase a sedevacantista, mejor mantengo el sonoro “dr.” que tan bien nos hace sentir a los que alcanzamos ese grado académico, sobre todo cuando estamos entre quienes no lo detentan.
Contemplando la posibilidad de no ser leído (bien merecido sería, por empezar una oración con un gerundio), es que me animo a escribir estas líneas. Distinto resultaría si tuviese la seguridad de ser leído, estudiado y refutado por uno de los más egregios defensores, aunque tardíos, de la Fe católica. Y escribo “tardío” sin desmerecerlo, antes bien, para recordarme a mí mismo algo que enseñan las ciencias sociales (vade retro, ¡que somos todos tomistas!) en las propuestas de la doble estructuración: estamos constreñidos por la sociedad y sus reglas y costumbres, pero tenemos cierto margen de acción en ella. Paciencia que ya llego.
Quiero decir que somos todos tardíos, llegamos a la vida social cuando ésta ya tiene sus reglas, tiene nuestro lugar ya establecido y las expectativas algo delineadas de lo que podremos hacer. Entonces, cuando despiertas ya nuestras capacidades intelectuales y ávidas de flotar por las aguas tempestuosas del conocimiento se topan con alguna idea, pensamos que es la primera vez que esa idea salió del caletre de alguien y que es también novedad que nuestro intelecto busque aceptarla o rechazarla.
Es el caso de la crítica a la “misa nueva” que usted asocia al padre Bianchetti en sus “pretendidas lecciones de este tipo de predicadores”. Dicho sea de paso, comete en los cuatro primeros párrafos varios errores lógicos argumentando en contra el hombre (le dejo el nombre en latín a usted, ya que reza la misa tradicional), contra el sacerdote y contra sus fieles. Dejo éso de lado ya que mejor sabe un abogado del asunto que yo, que lo aprendí, y mal, en una materia introductoria de una disminuida universidad pública del noroeste argentino.
Vuelvo al tema de “descubrir la pólvora”, que todos los seres humanos hacemos al descubrir con nuevos ojos un mundo viejo. La crítica a la misa nueva no es un error del padre suponiendo (maldito gerundio) que sea un error. El “breve examen crítico del novus ordo missae” firmado por los cardenales Ottaviani y Bacci en 1967 ya sienta las bases para posteriores revisiones y con la autoridad, nada más y nada menos, no de un “joven clérigo que dice barbaridades”, sino del prefecto del Santo Oficio de entonces.
Puedo adivinar, con cierto margen de error, que el padre Bianchetti (a quien usted llama “joven sacerdote” con desdén, desde sus 41 años de longeva existencia) leyó esa pequeña obra, también “La Nueva Misa” de Louis Salleron, obras más generales como “el concilio del Papa Juan”, “el Rhin desemboca en el Tíber” , o bien “Iota Unum” de Romano Amerio, y muchas más obras de las que yo pueda leer y entender y que se imparten en los seminarios de la FSSPX. Esas obras, por haber sido escritas poco tiempo después del Concilio Vaticano II, demuestran que el padre Bianchetti, no es el inventor de las “barbaridades” que usted le achaca.
Usted, con tantas pruebas de heroicas aventuras, con ausencias de respetos humanos, en contra del espíritu políticamente correcto hoy imperante (fuente: “que me la están contando igual.org”), parece, no obstante, obviar lo anterior para dirigir su ataque personal disfrazado de corrección fraterna (que para tener esos lazos fraternales, mejor ser hijo único). Lo cual me lleva a pensar que existe entre usted y la FSSPX algún tipo de inquina no resuelta que mejor fuese solucionar virilmente.
En este sentido, la respuesta del padre Joaquín Cortés (desconozco sus logros académicos por lo que no antepongo nada) de manera inteligente toca lo personal por sobre lo doctrinal, al haber, creo yo, olfateado la misma mala predisposición. Muchos sabemos que la mitad de la Orden de San Elías se ha acercado muchas veces para realizar retiros espirituales organizados por la FSSPX y predicados por sus sacerdotes entre otros acercamientos que puedo aseverar, sabiendo (otra vez el gerundio) que antes de estos acercamientos su dominio de la misa tradicional era casi nulo, por no decir escandaloso por su escaso apego a las rúbricas, si vamos a considerar alguna celebración que tuvo lugar años ha en una provincia del noroeste argentino.
Otra evidencia de ataque personal es realizar una “refutación” escrita, que por serlo tiene la ventaja de la posibilidad de meditar y cuidar las palabras y de buscar la bibliografía pertinente y citarla sin errores, frente a una clase oral. Como buen profesor (asumo que entre sus múltiples aventuras se encuentra la de la docencia) sabe que una clase bien preparada tiene mucho de improvisación y que debe sujetarse a sus destinatarios. En esa traducción, pueden cometerse errores o imprecisiones más fáciles de controlar que en el discurso escrito.
Sin empacho de lo anterior, y posteriormente a llamar al padre Bianchetti “insistente monotemático superapóstol de lugares comunes”, pasó a refutar sus errores sin ahorrar señalar con (sic) aquellas expresiones de la oralidad que en el lenguaje escrito pueden ser fácilmente subsanadas. Indicativo también de la voluntad de quien quiere evaluar la fidelidad de la cumbia 420 al clasicismo.
Error 1, suyo: citar al padre Castellani. En el contexto a su crítica compadrona y artera busca una autoridad de autor para iniciar la refutación. Seguramente sabe, porque debe estar en la currícula de cualquier carrera del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, que el padre Castellani no fue ajeno a las críticas al Concilio Vaticano II, a cuyas reformas llamó “reformas de peluquero” o “del más abyecto guarangaje”. Y es más que interesante que usted cite el “Ruiseñor Fusilado”, precisamente el libro que dedicó en uno de sus ejemplares a Monseñor Lefebvre “por su meritorio paso por estas tierras” o algo así, con motivo de la suspensión a divinis de ese arzobispo “soñador”.
Error 2, suyo: sabe usted bien (asumo, dado su vasto conocimiento del Aquinate) que Pablo VI convocó a 6 pastores protestantes para llevar a cabo las reformas de la misa. Sabe usted bien que Annibale Bugnini, secretario de la Comisión para la reforma, dejó en sus memorias que, entre otras cosas, buscaba con ella abandonar los que impedía comulgar a los protestantes (¿y qué es ese obstáculo, sino la Transustanciación?). Por lo que no sería erróneo sostener que la misa nueva tiene inspiración protestante en base a esta evidencia. Y, según el objetivo de su creador (que no fue Cristo, como ya se sabe y usted niega), podrían acercarse a comulgar católicos y protestantes. Por lo tanto, la asistencia a la misa nueva los pone a ambos más cerca de lo que estaban con la misa tradicional. Y éso, mi malquerido interlocutor, es “mover a la herejía protestante”.
Con respecto a la ceguera ideológica del padre Bianchetti, sus fieles, la FSSPX también, imagino, basta decir que: la ideología como error es un concepto marxista, proveniente de la idea de falsa conciencia de clase de la burguesía. Además, el concepto de ideología en clave marxista no es la fuente de error en la estimación de una inteligencia individual, la del padre Bianchetti, sino que lo es en clave social. No puedo culparlo al respecto. Siendo usted tan versado en santo Tomás de Aquino, sería poco decoroso que se lo relacionara con el pensamiento marxista.
Error 3, suyo. Llama mentiroso al padre Bianchetti por afirmar que muchos fieles salen angustiados de la misa nueva pues “dudan si hubo o no consagración”. Le pide usted al padre Bianchetti una estadística o un sondeo ad sensum para apoyar sus dichos. Bien podría el padre Bianchetti pedirle a usted una estadística o un sondeo ad sensum para lo mismo, llamándolo a su vez mentiroso. Dudo que ese respetable presbítero, que por joven no es menos anciano, use de los insultos como respuesta. Y como yo no soy respetable ni pretendo serlo, lo llamo a mi vez mentiroso. El estado de angustia de los católicos con la reforma de la misa entre otras reformas llevó a Monseñor Lefebvre a fundar un seminario tradicionalista en 1971. El relato del mismo puede ser leído en “La herida” Jean-Pierre Dickés y el grave estado de las almas en Europa por estas reformas es manifestado por Monseñor Lefebvre en “Carta abierta a los católicos perplejos”, entre otros muchos escritos que pueden ser buscados en la web. Irónicamente se encuentran referencias a algunas obras en “que no te la cuenten.org”, como las de Federico Rivanera Carlés (¿sabe la DAIA que ven con buenos ojos esos libros? ¿sabe su mejor mitad que si Rivanera tiene razón en sus escritos nadie de la Orden de san Elías es sacerdote?)
La existencia de congregaciones y grupos religiosos sedevacantistas que niegan la validez y licitud de la nueva misa, refuta por sí la acusación que usted hace al padre Bianchetti. Otra cosa llamativa al respecto es que usted pide una estadística...Y me gustaría preguntarle ¿descriptiva o inferencial, frecuentista o bayesiana? ¿Desconoce usted, acaso, que la muchedumbre de fenómenos o voluntades no expresan necesariamente la realidad? Si toma el camino descriptivo, solamente tendrá cantidades (frecuencias) y si toma la vía inferencial logrará correlaciones ¿son acaso, las descripciones una explicación de la realidad? ¿lo son las correlaciones como relación causa/efecto? No domino al tomismo o al Aquinate como usted, pero conozco esa limitación de la estadística y la dictadura de los números. Me gustaría que me ilustrase acerca del libro y cuestión en la cual el Aquinate sostiene que la penetración de la mente sobre el maremagnum de los accidentes para llegar a las esencias se hace con encuestas y calculadoras (sí, ya sé, es anacrónico pedirle a alguien del siglo XV conocimiento sobre una calculadora...o no tanto). Me gustaría también que me citase algún estadístico de renombre que haga lo mismo “¿sabe que mentir es pecado?”
Otro error que quiero remarcar, y que considero de mala fe, es blandir como arma a Santo Tomás de Aquino, acusar al sacerdote en cuestión de ser un ignorante en este autor y teñir con una sombra de dudas la formación que tienen los sacerdotes de la FSSPX en virtud de ese supuesto desconocimiento que usted sostiene sin pruebas. Y se vale para ello, con malicia, al equiparar la Santa Misa (tradicional, que lo otro es invento de herejes y está documentado) con la misa nueva y citar a santo Tomás de Aquino para defender la segunda como si fuese la primera. Quiere usar un destornillador para sacar un clavo en donde antes hubo un tornillo. Y al fallar en el intento, culpa al martillo.
La conclusión de su refutación me parece también significativa a pesar de correr el riesgo de un reduccionismo psicologista. Todo escritor sabe, y usted mejor que yo debido a sus credenciales que no osa guardar ni para la libreta del fiado, que la conclusión es una de las partes más importantes de una argumentación, debido a que demuestra el conocimiento general del tema, la tesis sostenida, la metodología empleada, las pruebas y su tratamiento, etcétera. Si bien sería impertinente tomar una nota de un medio digital como un paper científico, vale también, al menos en términos generales, esta estructura (de todas maneras usted tomó una clase a legos como una tesis de teología). Debe saber también por haber hecho su tesis doctoral, que en la conclusión no pueden figurar aspectos no tratados anteriormente. Y es precisamente en la conclusión en donde aparece una novedad, la declaración de Monseñor Lefevbre del salvamento de la tradición en dos obispos, uno de ellos él mismo.
Y creo que su escrito virulento contra un “joven sacerdote” al que se lo llama mentiroso, ignorante y trata casi como de borregos a los fieles que lo escuchan sin chistar, surge del amor propio lastimado. Me imagino que un “misionero” que “marcha a tierras de infieles”, que aprende a “chapucear” los idiomas nativos para comunicarles la Salvación, que se enfrenta a los poderes de este mundo, a las anquilosadas estructuras eclesiales, que sufre la persecución de ellas y hasta la amenaza de excomunión a la que es remiso por ser demasiado “directo” y demás cualidades, siente como un cachetazo el que alguien sostenga, sin tantos esfuerzos, ser la solución a los problemas eclesiásticos y sin mostrar tantos títulos ni tantas incomodidades en pos de esas almas.
Aclaro que no conozco ni personal ni virtualmente al padre Bianchetti. Sí conozco a la FSSPX pero no soy terciario ni ella tiene responsabilidad por mis dichos. Adhiero a la lucha de Monseñor Lefebvre. Considero que si para usted la misa nueva y la misa tradicional son lo mismo es un modernista. A diferencia de lo que sostuvo siempre la FSSPX al respecto, pongo en duda la validez de su ordenación sacerdotal y de su pertenencia al orden de Melquisedec. Como carezco de caridad fraterna, no acompaño esta misiva de ningún saludo, buen deseo ni promesa de oraciones, que, por otra parte, más necesito yo que usted que tuve la oportunidad de escribir estas líneas desde la comodidad de mi casa y no desde tierra de misión, enfrentando a todos los cucos de la tierra sin otra arma que títulos académicos y una sólida formación tomista.

Que le garúe finito,
Pablo Mignone

P.S.: se va a cansar de poner (sic) a todos los errores de esta carta, hay “como para hacer dulce” sicut aviam diceret.



+++

Estimado Pablo

Lamentablemente carezco de tiempo de desmontar todos sus errores.
Digo sólo dos cosas.
1. Castellani celebraba Novus Ordo
2. Jamás dije que la misa nueva y la tradicional son lo mismo.
3. El p. Bianchetti acepta que el Novus Ordo es suficiente para que haya consagración ergo la coherencia interna permite argumentar con los pasajes tomistas escogidos.

In Domino

PF
08/02/22 10:09 PM
  
Alberto Fernando
https://www.fsspx-sudamerica.org/es/news-events/news/comunicado-71454?fbclid=IwAR2mcEoCwsRdjCT3On5pYOWRPCAX10p_SEkVY4uVHWVX6kDovcyNgOYiK2E

Ya le contestan….Padre
08/02/22 11:41 PM
  
Teresa
Padre, ya mi perplejidad raya con el escándalo. ¿No es pecado para Ud. la kermese en el Calvario?
En estado de ignorancia no habría culpa, pero no sería su caso. Ni el de todos los que conocemos la Verdad.
¿Será que tantos años de modernismo han mellado su comprensión de los misterios?
Leí en comentarios, que manifestaba sentir despecho por el proceder de la Fraternidad con respecto a un sacerdote que celebra ambas liturgias. Y en vistas de las cosas que Ud. enseña, no puedo dejar de darle la razón a la hermandad.
Se puede argüir a partir de sus dichos, que los fieles asisten al Novus Ordo, para "hurtar" una comunión que muy posiblemente sea válida, sin hacer caso de toda la murga que rodea esa Consagración y posterior consumición de la Forma. Como si ese fuera el fin de la Santa Misa. Casi como un botín de guerra el cual no importa como se consiga.
¿Y el culto debido a Nuestro Creador? ¿Ha dejado de lado el fin latréutico de la Misa? Porque es el Santo Sacrificio para Dios, no para los hombres. Y si esto es así, quedaría mi alma sumamente turbada, al asistir a la misa de mi barrio, (carismática), sin el menor sentimiento de culpa porque Ud lo dijo. ¿Se va a hacer cargo de todas las almas que asistieron a la burla del Gólgota y con posterioridad, que dolorosamente me consta, perdieron la Fe? No quisiera estar en sus zapatos el día de su juicio. No así, del padrecito Bianchetti, que en su Fe y amor inmensos a Cristo, procura evitar tantos atropellos al Amor de los amores.

De paso, le dejo un artículo del Superior del Distrito de América del Sur de la FSSPX. Otro al que ha dejado perplejo.

https://www.fsspx-sudamerica.org/es/news-events/news/comunicado-71454


---------------------------


Estimada Teresa

Esta Misa es Novus Ordo: https://www.youtube.com/watch?v=pggB1Se66to&t=1665s Donde está la kermesse?


Las misas-kermesse no son Novus Ordo, son un abuso litúrgico y un pecado.

Si quiere criticar la Misa Nueva, hagalo con buenos argumentos.
In Domino

PF
09/02/22 1:22 AM
  
Ángel Martínez
Estimada Teresa:
Pero sí, el pobre P. Perengado se hubiese camuflado en el Vetus Ordo. Cómo lo hicieron tantos. Baste leer las "Acta Synodalia", para ver lo que el progresismo entretejia. El Novus Ordo, al menos, permite distinguir la piedad y la sumisión a las rúbricas de quién celebra. El Vetus Ordo permite cierto disfraz en el lobo de oveja.
El P. Federico ha distinguido para unir, no ambos artes de celebrar, sino la Fe en el Único Sacrificio de Cristo.
Ángel
09/02/22 3:08 AM
  
Lucas
"Sepa que el origen histórico de esta nota es precisamente el recelo agrio de gente de la FSSPX contra un sacerdote diocesano que celebra la misa tradicional: él viajó muchísimas horas en avión y por tierra, sacrificando sus vacaciones, para dar la Misa Tradicional y la mayoría de los fieles no fueron porque la FSSPX se opuso. Y todos ellos se quedaron sin misa."

Padre, me sorprende esto debido a que el sacerdote celebraba misa tradicional, ¿Esto es 100% cierto? ¿Fueron sacerdotes los que se opusieron? La verdad daría pena en tal caso.



+++



Es cierto. Fue un sacerdote de la FSSPX.

PF
09/02/22 2:02 PM
  
Alberto
https://centroamerica.fsspx.org/es/news-events/news/silencios-y-perplejidades-una-defensa-del-rp-pablo-bianchetti-71482

acá va otra respuesta de la fsspx


+++



+++


Esta nota no refuta el quid del artículo. No la responderé puesto que no busco armar una guerra frontal ni un debate interminable.
En Dios

PF
09/02/22 10:30 PM
  
Maria
Me cuesta colocar el obligado "Estimado" antepuesto a Highton, ya que lo primero que me entero de usted está lejos de merecer mi estima.

Sé que quizás su tiempo y agudeza sólo le permitan enfrentarse a una charla parroquial dada por un Padre de la FSSPX publicada en Youtube.

Pero, digamos que la FSSPX, desde Mgr Lefebvre, con su simpleza y claridad, hasta hoy, se ha cansado de publicar artículos, libros y estudios serios que fundamentan bien la posición de la Fraternidad.
En particular le destaco la obra del P Calderón, quien en largos y detallados libros entrega un sinfín de argumentos a la luz de Santo Tomás de Aquino (el cual espero que usted no haya estudiado en la UBA, o peor, en un seminario modernista).
Refute con seriedad éstos, si tan fuerte es su conocimiento del aquinate, y sepa ilustrarnos.
En cuanto a la "misa" nueva, digamos que en mi caso he tenido la gracia de no asistir nunca en mi vida a ninguna, y he decidido que nada hará que tenga que estar presente en una. Se me ocurren formas más divertidas de intentar perder la fe.



+++

Estimada María

No tengo libros del padre Calderón. Páseme alguno y le doy mi opinión si puedo.

In Domino

PF
09/02/22 10:57 PM
  
Edwin Antonio
Lamento leer un análisis tan tendencioso y falto de caridad que se centra en algunos tecnicismos y algunas frases en las que la persona que ve el video del padre Bianchetti sabe reconocer que no las dijo con gran explicación. Ya que veo que el P Federico está respondiendo a los comentarios de quienes muestran discordancia con sus palabras, voy a hacer varias preguntas:
1. En la Iglesia, miles de clérigos (Papa, Obispo, sacerdote, etc) han usado las palabras Misa Tridentina o Misa de Pio V ¿ellos también caben en su crítica al padre Bianchetti, o es solo para él? (Ejemplos de uso de tales palabras: https://www.aciprensa.com/noticias/abusos-liturgicos-ayudan-a-explicar-motu-proprio-de-benedicto-xvi-sobre-misa-tridentina
https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=41336)
2. ¿no hay protestantización de la Iglesia en su liturgia y profesión de la fe? Lutero entronizado en el aula Pablo VI, millones de católicos se hicieron protestantes, la misa luterana y la misa nueva son casi idénticas, se enseña que la misa es una fiesta y una cena y casi niegan totalmente que sea un Sacrificio, uso de la biblia, incluyendo Estudios Biblicos, al puro estilo protestante, los grupos carismáticos actuan como grupos pentecostales dentro de la Iglesia: levantando los brazos, hablando en "lenguas", etc. ¿La influencia de pastores protestantes en la elaboración de la Nueva Misa no afecta la fe?
3. Quisiera pedirle links de sus artículos criticando con la misma falta de caridad a los herejes protestantes, a los infieles musulmanes y pérfidos judios... quisiera pedirle por favor, sus articulos sobre lo ocurrido con la pachamama, los obispos alemanes, la estatua de Lutero, etc... ¿o solo puede criticar a la FSSPX?

Saludos padre, rezo por usted.


+++


Edwin

1. Vale para todos el legítimo distingo terminológico.
2. No mezcle abusos litúrgicos con hechos extralitúrgicos con cosas litúrgicas. Primero, distinga.
3. Me pide links faltos de caridad. Le parece caritativo? Por lo demás, acabamos de publicar un libro refutando el budismo tibetano. Cuando podamos, haremos otro refutando al islam. Si nos da el tiempo, seguiremos con otros errores. El día tiene 24 hs.

In Domino

PF
10/02/22 2:00 AM
  
Susana
La misa novus ordo que inventó Paulo VI está copiada del rito luterano.
No había ningún motivo para crearla, y no se trata de una simple traducción de latín a los idiomas modernos sino de una celebración completamente diferente.
Aquí le comparto un video de una misa luterana, Y si le interesa aprender y ver la realidad Le invito a verla para que se dé cuenta de que es prácticamente igual a la misa moderna.
https://youtu.be/JFKC0x5Pis0


++++


Estimada Susana

Gracias por compartir su opinión. Su comentario trata sobre un tema próximo pero ajeno al objeto de nuestro artículo.

Las bases de la misa novus ordo de Paulo VI fueron puestas en la reforma de la Semana Santa hecha por Mons Bugnini en 1955 y la FSSPX celebra la Semana Santa de Bugnini (la de 1955).
Haya habido o no motivo para la reforma, hay que concluir que la Misa Novus Ordo celebrada en su variante maior (esto es usando las opciones más solemnes que permite el nuevo misal) es, al menos en lo externo, muy cercana a la misa tradicional y de ningún modo es una celebración completamente diferente.
Aquí le comparto un video de una misa Novus Ordo celebrada por la comunidad birritualista St John of Cantius.
Y si le interesa aprender y ver la realidad le invito a verla para que se dé cuenta de que, al menos en lo visible, es prácticamente igual a la misa tradicional,

https://m.youtube.com/watch?v=pggB1Se66to



In Domino et Domina,

PF
11/02/22 7:42 AM
  
Omar Fajardo
Rev. Padre Federico, ponerse puntilloso con un sacerdote que expone los riesgos de la Misa Nueva es como criticar a un religioso que en la época de Lutero denuncia los errores de los misales protestantes como el de Cramer, el cual curiosamente guarda similitud con el misal de la Misa Nueva. La Misa Nueva tiene que ser abrogada para siempre porque es mala como lo demuestran sus desastrosos frutos. El Cardenal Ottaviani (Pro-prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe en 1969) no se equivocó cuando sentenció: "el Novus Ordo Missae.. SE ALEJA DE MANERA IMPRESIONANTE, en conjunto y en detalle, de la teología católica de la Santa Misa".

Omar Fajardo

P.D. 1: El cambio de autor de este artículo fue mínimamente desprolijo (Ravasi-Highton) para alguien que escribe de forma tan exigente.
P.D. 2: Adhiero totalmente a los comentarios de Flavio, impecable.

+++

Estimado

El cambio de autor fue a pedido del p. Javier. Hable con él.

No es ser puntilloso sino aspirar a la precisión.

El famoso BEC (Ottaviani-Bacci) ya fue desmontado. Ya publicaremos el Breve Examen Crítico del Breve Examen Crítico.

In Domino et Domina,

PF
11/02/22 12:09 PM
  
Edwin Antonio
Dejé un comentario hace días y no fue publicado. Saludos.
Marcel Lefebvre, ruega por nosotros
Santa María, ruega por nosotros
Viva Cristo Rey

+++


Edwin:


La Iglesia no permite la plegaria pública a alguien que ni siquiera tiene su proceso incoado. Incluso la oración a los siervos De Dios está muy limitada.

PF
11/02/22 7:42 PM
  
Néstor
https://lahondadedavid.blogspot.com/2022/02/refutacion-de-ciertos-errores.html?m=1&fbclid=IwAR014KFFow3ASbVoozHUenPWU-16nwe5pWMXO-lnhnwerkPCJiQKrNzffek


+++


Esta nota no refuta el quid del artículo. No la responderé puesto que no busco armar una guerra frontal ni un debate interminable.
En Dios

PF
12/02/22 6:14 PM
  
Sebastián
Gracias, padre Federico. Me ha ayudado a esclarecer bien aquello de que la intención de hacer lo que hace la Iglesia queda implícita en el respetar debidamente la forma, es decir, las palabras de la consagración.

Lo otro que también quería aprovechar para comentarle es que entiendo que quizás no esté de acuerdo con la obra de la FSSPX, que es claramente una institución humana, y por tanto no exenta de errores. Pero también entiendo que esta congregación fue la única que se mantuvo firme ante la ambigüedad del II CV, la apostasía y todos los errores del modernismo que se propagaron salvajemente en la Iglesia por los años 70 hasta la actualidad. Hoy podemos constatar que las palabras de Mons. Lefebvre se convirtieron en profecía, viendo la realidad actual en la Iglesia.

Concluyo diciéndole que, luego de haber sido yo seminarista por años en la misma congregación que usted (dónde lo conocí como seminarista), y ser hoy ya, hace otros tantos años, feligrés de la FSSPX, le aseguro que no hay relación entre el “mesianismo congregacional” que usted bien conoció en tal congregación, y el apostolado y labor de la FSSPX por mantener la bimilenaria Fe Católica en el mundo.

Va un abrazo grande, padre.

Sebastián.
12/02/22 6:33 PM
  
mercedes
Tengo entendido, tendría que buscar el artículo, en donde el Padre Olivera R., dice, que si la misa es un mamarracho, es mejor no ir. Según usted, y tiene razón, esto es ir contra el tercer mandamiento. Tal vez el P, Javier, rectificó su error.
----------
Amén de que las opiniones del padre Javier son las opiniones del padre Javier y que las mías son mías, probablemente, se refiera ud. a este post donde plantea el "grave incómodo", que le llaman los moralistas y está legislado en el CIC, c. 1323, § 4 (https://www.infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/1912091025-a-veces-para-conservar-la-fe); nada tiene que ver con la intención del cura en la Misa, o de la validez de la misma.
12/02/22 9:51 PM
  
Rodrigo
Estimado Padre Highton. Quizas Ud. no eligió al mejor expositor de la Fsspx para referirse a toda ésta problemática, y quizás no sea el P. Bianchetti el mejor tomista, también creo que no es lo mismo expresarse en un video, que hacerlo a través de un artículo, en donde uno tiene el tiempo para cambiar y repensar ciertos argumentos, y esto también es válido para Ud., ya que lo veo como se expresa en los videos y cómo lo hace en sus artículos. Yo sólo quiero agregar que dudo altamente que si Santo Tomás de Aquino hubiera vivido éstos últimos cambios litúrgicos y analizara los frutos de ésta nueva misa, y de ésta nueva Lex Orandi, hubiera concordado con Ud. .
Creo que un análisis como el que hicieron los Cardenales Ottaviani y Bacci, revelaron aspectos de ruptura con la antigua Misa Tradicional, y su protestantización en aspectos importantes, pero creo que el más obvio, es en el Amén que debe decir el comulgante si o sí para recibir a Cristo mismo, como si la presencia de Nuestro Señor dependiera de nuestra afirmación, un claro signo del pensamiento de Lutero y de sus expresiones posteriores, por algo al crearse el nuevo rito, lo aceptaron como válido para su celebración.

Estamos viendo los frutos de todo esto ahora mismo y es un signo del inicio del fin de los tiempos, ésta desacralización que sufre la Iglesia. Por algo las comunidades tradicionales o las pocas parroquias que celebran la misa tradicional, gozan de cada vez más asistencia de fieles, más jóvenes, buscando el gran tesoro de La Iglesia, La Santa Misa, que le dá más gloria y reverencia a DIOS.

+++

Estimado

Respondo...

1. ¿Quién es el mejor expositor? De todos modos, la FSSPX sacó un comunicado oficial distrital suscribiendo el vídeo de marras.

2. Santo Tomás no cambia los principios porque no es su dueño sino su mejor expositor.

3. El famoso BEC (Ottaviani-Bacci) ya fue desmontado. Ya publicaremos el Breve Examen Crítico del Breve Examen Crítico.

4. El amén del comulgante puede entenderse en clave católica o no. No se impone allí una doctrina falsa de modo apodíctico.

5. Ud dice: “ las comunidades tradicionales o las pocas parroquias que celebran la misa tradicional, gozan de cada vez más asistencia de fieles, más jóvenes, buscando el gran tesoro de La Iglesia, La Santa Misa, que le dá más gloria y reverencia a DIOS”. Coincido.

PF
13/02/22 4:12 AM
  
millan
Padre Federico creo cometió un error al "corregir" publicamente a este joven sacerdote (seguramente una de sus primeras charlas de formación) supuestamente ustedes con el P.olivera deverian de unirse al tradicionalismo y no a la Roma modernista pero cada dia más es lo contrario claro está de manera pendular para no perder audiencia pero se separa el trigo y la cizaña , una lastima ver que la fama les hizo daño o nunca fueron lo que aparentaron ustedes dos...una desgracia


++++

Estimado Millán

Joven o no, el padre Bianchetti públicamente siembra escrúpulos en las almas. Ergo es nuestro deber liberar a las almas de esos escrúpulos.
Ud habla de la “Roma Modernista” y nos pide unirnos al “tradicionalismo”, pero nuestro Señor fundó la Iglesia Católica Apostólica Romana, que no subsiste en ningún grupo “tradicionalista”.
Además, ¿Ud sabe lo que es el “tradicionalismoº? ¿Sabe que eso es un rejuntado de grupos dispares, que van desde buenos grupos hasta sectas sedevacantistas y conclavistas? ¿Sabe que hay grupos “tradicionalistas” que eligieron doce pseudo-Papas “tradicionalistas”?

In Domino

PF
13/02/22 4:28 AM
  
Vi
La misa moderna o novus ordo no tiene punto de comparación con la misa tridentina.
Es una misa pastelera, de espaldas al altar y con formulas mucho más sintéticas q las q deberían.
Es como querer hacer una torta solo con harina y agua.
Por muy buenas intensiones q le metan la torta va a quedar fea.
Dejen de ofenderse x todo y asuman los errores del modernismo.

--------------------------------------------

Estimada Vi

El Misal del Novus Ordo (3a edición típica) está escrito de modo tal que supone que la Misa es de cara a Dios.
Por eso, es que la Misa Nueva se puede celebrar ad orientem.
No me ofendo. Acá los que se ofendieron fueron muchos que dicen que mi refutación fue "ofensiva" o algo parecido.

In Domino

PF
13/02/22 5:09 PM
  
Fernando
Dr. Highton: Verdaderamente su soberbia no conoce límite alguno.
Va a escribir el Examen crítico del Breve examen crítico de Ottaviani-Bacci? Realmente lo dice en serio o es el calor de Etiopía que le marea la cabecita? Tal vez tanto "título" se le subió al coco.
Por otro lado, es sumamente revelador y encantador leer en su respuesta a Susana lo siguiente:"que la misa nueva, bien celebrada, como la celebra la comunidad de Saint John Cantius (inglesitos estos, como usted? Tengo que decirle que todo esto es muy cheto y pituco, muy de barrio norte) (sic):"de ningún modo es una celebración completamente diferente" a la misa tradicional. Con está última declaración suya, no hay mucho más que agregar. Huelgan los comentarios al respecto.
Pero seguí leyendo sus respuestas, y me alegro que por fin empiecen a aparecer las verdaderas razones de su libelo: un agrio, profundo y visceral odio a la FSSPX, a sus miembros y a su santo fundador (a quien usted le niega el culto público por no tener incoada causa de santidad). Vaya a rezarle a Angelelli, que él sí la tiene. En fin, aquello de "librar a las pobres almas de escrúpulos" y no sé cuántas cosas más, son MENTIRA (el demonio era el padre de la mentira, cierto?).
Es usted, Doctor, un mentiroso (abogado tenía que ser...)
La respuesta de Flavio, impecable.
La respuesta de Pablo Mignone, impecable. Diga la verdad, al menos una vez: Usted no puede contestarle porque le cerraron la bocota.
Ya se lo dije: usted es un hipócrita. Y algo más: es un canalla y un artero.



...........




Dios lo bendiga, Fernando Caramutti.


PF
14/02/22 12:17 AM
  
Matías Pigretti
Muchas gracias padre por estas líneas. Dios lo bendiga.
14/02/22 3:10 AM
  
Pablo Mignone
Sr. Highton: agradezco su tiempo a pesar de no haber sido suficiente para desmontar todos los errores de mi respuesta. En la misma le anticipé varias.
Me llama la atención que haya remarcado 3 (después de decir que trataría dos cosas, pero bueno, ¿quién está contando?)
1. Que el padre Castellani celebraba Novus Ordo. Según veo en su blog además del Aquinate usted dice ser versado en el Reconquistanate, así que "así hai ser" nomás, si usted lo dice. Sin embargo dí con una entrevista al padre Castellani (promediando la década de 1970) en la que afirma celebrar la misa tradicional cara al pueblo (diciendo algunas lecturas en castellano). Al menos no utiliza los eufemismos de moda como "cara al pueblo, alma a Dios", "cara a Dios pero nariz al pueblo" o dislates por el estilo para justificarse. Comete un error (no lo reconoce como tal, no bstante) y lo dice sin ambages, aunque sin caer por el precipicio de la misa nueva, como usted sostiene. Desconozco si celebró luego de esa nota ese rito satánico, por lo que le otorgo el beneficio de la duda.

2. "Jamás dije que la misa nueva y la tradicional son lo mismo". Picarón. Usted defiende la catolicidad, la validez y la santidad de la misa nueva; celebra ambas, establece una continuidad entre las dos pero remarca el error de quien le dice que para usted son lo mismo. Si Pablo VI afirmó que eran en esencia lo mismo, me imagino que para usted también lo son. Como desconozco cuándo usted le dará la espalda a este neosanto para refutar a sus detractores en pos de una fineza conceptual, le otorgo otra vez el beneficio de la duda. Entre modernistas sí hay cornadas, cuando la ocasión lo amerita.

3. "El p. Bianchetti acepta que el Novus Ordo es suficiente para que haya consagración ergo la coherencia interna permite argumentar con los pasajes tomistas escogidos".
No entendí la refutación, debe ser mi escasa formación. Yo sostuve al respecto que las citas de Santo Tomás de Aquino (me revuelve el estómago llamarle el Aquinate, me hace acordar a... bueno, mejor no) que usted revolea para darle en la nariz al padre Bianchetti no son apropiadas porque santo Tomás las dirige a la misa tradicional. Si fuese dirigidas a la cena protestante (siiiiiiii, ya sé que ésta es posteriorrrr), mutatis mutandis, podría aplicarse.

In Ludo

Pablo Mignone


;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;


Estimado Pablo

1. Gracias por el dato de Castellani. Nunca dije que soy versado en él. Castellani, por lo que Ud dice, si es cierta la cita (no la conozco pero tampoco la pongo en duda), se inventó su propia reforma litúrgica: un Vetus Ordo coram populo. Entonces, por lo menos, no lo ponga como auctoritas en medio de un debate en el cual Ud quiere execrar sin matices el Novus Ordo. Busque otra auctoritas.

2. Ud dice que la misa nueva es un "rito satánico". Le mando un enlace una Misa Novus Ordo celebrada por una comunidad en Chicago: https://www.youtube.com/watch?v=pggB1Se66to&t=3878s
Si Ud encuentra algo de satanismo, me avisa y le doy un premio.

3. Respecto del punto 2, me alegro que Ud me conceda el beneficio de la duda. Gracias por su generosidad. Ahora, no le tolero que me endilgue el mote de modernista. Eso es una calumnia que Dios le hará pagar si Ud no se retracta.

4. La misa nueva no es una cena protestante. Es el Santo Sacrificio de la Cruz.

In Domino

PF
14/02/22 2:56 PM
  
Fernando
Doctor, falta que publique uno de mis comentarios ¿Se olvidó o se está haciendo el zote?
¿O son demasiadas verdades y no sabe que responder?
Ya sabe de que comentario le hablo: Ese que se compone de 8 puntos y Post data. En el que menciono a Monseñor Lefebvre, vilipendiado por usted.
Porque esto de publicar como mejor le conviene, no suena demasiado justo. Claro que viniendo de un abogado, hablar de justicia... iluso de mí.
Y no se haga el misericordioso conmigo, con eso de "Dios te bendiga" o "rezo por vos". Que cuando se trata de ensuciar a gente buena, no tiene ni el menor atisbo de vergüenza.



------------------------------------


Sr Caramutti

Su comentario lo publiqué hace mucho.

In Domino

PF
14/02/22 3:10 PM
  
Ludovico
Señor Presbítero:
Ud. afirma esto al responder a un comentarista: «Castellani, por lo que Ud dice, si es cierta la cita (no la conozco pero tampoco la pongo en duda), se inventó su propia reforma litúrgica: un Vetus Ordo coram populo. Entonces, por lo menos, no lo ponga como auctoritas en medio de un debate en el cual Ud quiere execrar sin matices el Novus Ordo. Busque otra auctoritas. »
Otra vez, yerra Ud. La Conferencia de los Obispos en la Argentina (no existía aún la Conferencia Episcopal Argentina), autorizó en los años '60 dos cosas, vigiendo aún el Rito Romano tradicional: que se dijeran las lecturas en castellano, y más tarde toda la Misa; y que el sacerdote, durante la celebración, dejara de mirar a Dios para celebrar "cara al pueblo". Búsquelo aquí: https://episcopado.org/documentos
Estoy seguro que lo encontrará con cierta facilidad.
Así que como la "autoridá" había dado la orden de celebrar en castellano la mayor parte de la Misa y "cara al pueblo", Castellani obedeció, no inventándose una propia reforma, sino haciendo buenamente lo que podía. Ciertamente, cuando se modificó la Liturgia en 1969 siguió celebrando igual, pero como tenía una edad importante, para él la obligación de seguir el rito nuevo no era imperativa. Yo lo ví celebrar Misa, así que por eso le digo.
15/02/22 11:27 AM
  
Monica
Que pena Padre. Su indefinición frente al Concilio Vaticano II (raíz de muchos males y origen del Novus Ordo que Ud. intenta defender) me da la pauta de que estamos irremediablemente enfrentados. De haberlo sabido antes, nos hubiéramos ahorrado esta discusión. No vale la pena y le quita tiempo a su apostolado

--------------------

Qué pena Mónica. Ud no entendió el post.

1. El post no dice nada sobre el Vaticano II.
2. El principal objetivo del post no es celebrar, execrar o defender el Novus Ordo, sino refutar a los que dicen que la falta de fe torna ipso facto inválida la misa hecha siguiendo el nuevo misal.

De haberlo sabido antes, Ud se nos hubiera ahorrado este comentario. No vale la pena y le quita tiempo a su apostolado.

Bendiciones

PF
15/02/22 8:13 PM
  
Dolores González Calvo
Estimado Padre:

Con mucho respuesta hacia su investidura, le pido que se informe antes de escribir notas tan erradas.

Lo insto a publicar la respuesta del Padre Cortés a este artículo para que la vea todo el mundo, ya que usted se mostró abierto a recibir un descargo de parte de la congregación:

https://www.fsspx-sudamerica.org/es/news-events/news/comunicado-71454

Saludos

------------

Estimada Dolores

Con mucho respeto hacia su persona, le pido que se informe antes de afirmar públicamente que un sacerdote escribió una nota errada. ¿Dónde estan mis errores? Sepa que el p. Cortés no sólo no refuta nuestro artículo, sino que suscribe sin matices el video refutado en nuestra nota.


Saludos

PF
17/02/22 9:42 PM
  
Marco Echeverría
Sr. Cura
Espero que tenga a bien leer la respuesta del Superior de Distrito de la Fraternidad San Pio X, el P. Joaquín Cortés, y por lo tanto, tenga la parresíaca virtud de pedir disculpas por el ataque infundado al P. Bianchetti.

En la versión actual de su documento (porque hay varias modificaciones) hay una cantidad mucho menor de ataques, pero los sigue habiendo. Creo que estará de acuerdo conmigo en que los ataques ad hominem no son una manera muy inteligente de refutar algo que se considera falso.

Lo que en realidad lamento es que se sirva de una breve "clase de catequesis" (que puede tener el valor de un sermón), para elaborar una teoría completa sobre lo que piensa la Fraternidad respecto a la Misa Nueva e intentar desmontarla. Eso es de mal gusto.

Ojalá pueda pedir disculpas, no por el fondo (usted tiene derecho a decir lo que se le dé la regalada gana en el blog de infocatólica o en un vespertino de Etiopía), sino por la forma.

In Christo,
Marco

----------------


Sr. Laico


Respondo.

1. La leí. El ataque fue fundado y la respuesta del p. Cortés no refuta nuestro argumento principal ergo hic et nunc sería vicioso pedir disculpas.

2. No hay varias modificaciones del contenido sino una sola supresión de una expresión innecesaria que una persona consideró poco caritativa, sin serlo.

3. El artículo es doctrinal, no ad hominem. Lealo.

4. Si la tiene, mandeme la "teoría completa sobre lo que piensa la Fraternidad respecto a la Misa Nueva". La espero con ansias. ¿Dónde la publicaron?

5. Si hay que pedir disculpas por las formas, que empiece el superior del distrito de la FSSPX ya que el p. Bianchetti, en su agresivo video, analoga al 99% del clero católico a hombres fornicarios que tienen hijos ilegítimos.

In Christo,

p. Federico
19/02/22 3:01 AM
  
Fernando
Rosario, 21 de febrero de 2021 A.D.


Estimado
R.P.Dr. Federico Highton S.E.
---------------------------------------------

Por este medio quiero pedirle disculpas públicamente por los dichos insultantes y las apreciaciones denigratorias respecto de su persona, que expresé en esta nota de su autoría, aparecida en el sitio de internet Infocatólica, en el que menciona a la FSSPX y a uno de sus sacerdotes.
Lamento mucho el daño y el escándalo que pudieren haberle ocasionado mis palabras a usted y a los lectores del sitio, que son desde todo punto de vista reprochables e impropias del comportamiento de un católico.
Si hay algo más que pueda hacer y que usted considere conveniente para reparar el daño y el escándalo que he causado, le pido por favor que me lo haga saber. Aprovecho la oportunidad para hacerle llegar saludos cordiales,

En Cristo y María Santísima

Fernando Mario Caramutti



----------------------------


Estimado Fernando

Lo perdono de todo corazón.

Dios lo bendiga con abundancia,

Padre Federico
21/02/22 4:50 PM
  
alvaro orozco carballo
Los errores de la fraternidad San Pio X.
El error es empeñarse en adjudicar al Vaticano II, al Novus ORDO y al Catecismo errores que no tienen, basicamente TRES 1. El concliarismo que no es el colegialismo de la Lumen Gentium el cual reconoce la potestad pontificia y episcopal del vaticano I, Constitucion Pastor Aeternus, 2. el ecumenismo y dialogismo irenista tipo Hegeliano que no tiene y 3. El liberalismo que no profesa.´PRUEBAS. 1. La lectura objetiva de esos documentos 2. La iluminacion de los mismos por sus notas a pie de pagina de concilos ecumenicos, Romanos Pontifices exentos de errores 3. Padres de la IGLESIA 4. cumbres de la escolastica como San Buenaventura y Santo Tomas de Aquino 5. Decretos del Santo Oficio. 6. Evaluaciones de los llamados PADRES DE LA MINORIA como eran los cardenales romanos de la curia romana que participaron en el Concilio que confirmaron que el concilio fue fiel a dichos criterios. ERRORES DE ALGUNOS ANTI FRATERNIDAD SAN PIO X . No seguir esta hermeneutica de la continuidad.
22/02/22 1:02 AM
  
Anonimo
Padre y qué opina de lo que le escribió a usted en la página de la FSSPX el abogado Tomas Gonzáles Pondal y la refutación de sus palabras en los blogs Santa Iglesia Militante y La honda de David???!


---


Que no refutan el articulo.

En Dios

PF
22/02/22 3:03 AM
  
Beltrán Fos
Estimado Padre Federico:
No tengo el gusto de conocerlo, sí conozco al P. Olivera Ravassi de su congregación. Tampoco conozco al P. Bianchetti aunque si a muchos otros sacerdotes de la FSSPX. Empiezo por decir que a todos (incluso a Ud. aunque no lo conozca) les debo algún bien.
En principio estoy de acuerdo con los argumentos que, con fundamento en Santo Tomás usted desarrolla en su artículo y, por el contrario, no concuerdo con las afirmaciones dogmáticas del P. Bianchetti.
Un amigo, que firma Jack Tollers aunque casi todo el mundo sabe quién es ya que es conocido de muchos en los ambientes en que se discuten estos temas, tiene un trabajo bastante en línea con lo por ud. descripto, que puede verse en https://etvoila.com.ar/miscelanea.php?id=10, y allí trata tres cuestiones al modo escolástico, esto es, “si hay un culto agradable a Dios”, “si puede haber un culto indecoroso” y, por último, “si es lícito asistir a un culto indecoroso”.
Confieso que aunque el artículo de Usted me parece impecable y que me costaría enorme trabajo refutar las conclusiones del trabajo de Tollers…igualmente, me parece que ninguno de ambos es concluyente respecto de la cuestión. Porque hay mucho más que eso.
Ud. defiende la validez y licitud de la misa de Pablo VI y aunque no lo dice o al menos no es el fin del artículo sí parece su intención, defiende el uso de ese misal por parte de los sacerdotes lo mismo que la asistencia a ella por parte de los fieles.
Yo no me atrevo a decir que ni lo uno ni lo otro sean pecado…asigún. Si Ud., piadoso sacerdote, concelebrara recurrentemente en misas irreverentes con su obispo...¿en serio cree que no pecaría para nada? Me dirá que el problema no es del rito, sino de la forma en que lo reza su obispo, pero claro, el rito, así en el papel, no se reza sólo.
Como muy bien señala Peter Kwasniewski hay mucho más en la cuestión litúrgica que solamente la validez y la licitud. Si en alguna ocasión, no habiendo otra posibilidad, o por un deber de caridad, etc. uno participa de una misa novus ordo, no soy yo quien para decir que cometa pecado. Creo que en ese sentido se puede “actualizar” lo que señala Tollers de Santo Tomás, en cuanto a que uno puede tomar parte de una misa indecorosa sin pecar, claro que me parece habría que hacer actos de desagravio, etc. Ahora bien, ¿es prudente, bueno, razonable, participar todos los domingos y fiestas de guardar durante toda la vida de misas indecorosas? ¿se puede tranquilizar la propia conciencia diciéndose a si mismo simplemente: “la misa es válida y es lícita. No hay nada que objetar y punto”? Si esto fuera así, ¿Por qué los padres de la Orden San Elías rezan la misa tradicional? Obviamente ésta es preferible a la nueva, porque hay mucho más en juego además de la validez y la licitud.
Yo soy casado, cabeza de mi esposa y responsable ante Dios por el alma de mis, por ahora, nueve hijos y hace unos años que decidí no asistir más a la misa novus ordo, al menos no habitualmente ni donde se rece indecorosamente (o sea en casi todos lados). Sólo voy en caso de verme obligado por un deber de caridad, que obliga por encima del precepto, como por ejemplo en el caso de tener que asistir a un entierro, etc. Y que nadie me diga que mi conducta es escandalosa cuando la inmensa mayoría de los católicos bautizados no van a misa y dentro de los que van a misa, la mayoría no se escandaliza de que se le de la comunión a los divorciados o que sus propios hijos vivan en concubinato, etc. Cuelan el mosquito y se tragan el camello.
Sin negar la validez teológica del planteo de Santo Tomás, no puede dejar de tenerse presente el contexto de la reforma litúrgica (la llamo reforma por ser benignos, pues no re-formó, es decir no volvió a dar forma ni modificó la forma, sino que creó un rito totalmente nuevo y allí es donde Benedicto XVI, con todo lo que le debemos, la pifió en su MP). Si no entendemos que la destrucción y práctica abrogación de la misa tradicional es un grave pecado contra el Espíritu Santo, entonces, no entendemos nada. Y las razones de nuestra preferencia por la misa tradicional serán puramente estéticas, superficiales.
Resultará imposible la restauración de la tradición litúrgica de la Iglesia si, feligreses y clero, no tenemos la valentía de impugnar (teórica y prácticamente) no ya la validez ni la licitud de la misa de Pablo VI, sino la infidelidad del rito nuevo a la inspiración del Espíritu Santo que, desde los tiempos apostólicos, fue formando siglo tras siglo el maravilloso monumento del rito católico.
Durante un tiempo me bastó con pensar y decir que participaba del rito nuevo “en resistencia” a la injusticia de su instauración. Pero lo cierto es que el “rito nuevo” en realidad no existe. Salvo los dos lugares en que Ud. menciona que es rezado dignamente, no hay un solo lugar en la tierra en que se pueda encontrar el “rito nuevo” en puridad, sino las mil millones de variantes que a cada celebrante se le ocurran incorporar, cada una más espeluznante que la otra.
Tenemos que pedir a Dios y exigir a las autoridades eclesiásticas la restauración de la misa tradicional como un bien de toda la Iglesia Universal. No tienen derecho a privarnos de ella, ni tienen derecho a imponernos un rito inventado en una comisión, por más válido y lícito que sea.
Mientras ese milagro no llegue, y en la medida que nos sea injustamente negado ese derecho a nuestra herencia, me niego a participar de un rito en cuyo origen y continuo uso y abuso hay una gravísima ofensa a Dios, y sobre todo, me niego a ser responsable de que vaya penetrando el alma de mis hijos, el clima irreverente que en él se respira.
Hace años viajé a Francia donde tengo muchos primos y parientes y pude constatar los estragos del progresismo en la mente de los pocos que siguieron yendo a misa luego de la “reforma”. No son más culturalmente católicos. Algunos son "creyentes". En cambio los que dejaron de ir a misa (no lo celebro, pues en Francia desde siempre dispusieron de la misa tradicional que nunca les faltó) conservan una forma mentis católica.
Por eso, si sucede que ocasionalmente, incluso en domingo, tengo que abstenerme de ir a misa porque la jerarquía eclesiástica me priva injustamente de la posibilidad de asistir a rendir culto a Dios en una forma apropiada, entonces, haré como los cristianos en tiempos de persecución, rezaré el rosario, abrevaré en la oración privada y familiar, en la lectura orante de la Escritura y pediré a Dios que no me juzgue según mis merecimientos, sino según su Misericordia.
Me parece que esto también hay que decirlo.
Lo saludo y le pido su bendición.
23/02/22 10:47 PM
  
GGF
Padre después de tanto conflicto, yo le quiero preguntar: si es pecado ir a una misa Novus Ordo o si es pecado ir a la misa de la FSSPX.
Sólo quiero su palabra de pastor, pues en Mendoza sólo queda la progresía de la diócesis y la FSSPX. Gracias.



---


No es pecado ni lo uno (ir a misa Novus Ordo) ni lo otro (ir a misa celebrada por la FSSPX).

PF
28/02/22 8:56 PM
  
Anonimo
No habrá más comentarios?

---


Varios más. Cuando tenga tiempo los responderé y publicaré simultáneamente. Estoy en misión en carpa. Ahora no tengo casi tiempo.


Disculpará.

PF
16/03/22 6:20 PM
  
Juan de los Palotes
Creo que una o dos veces debo haber asistido a una Misa celebrada según el Misal de Paulo VI, aunque he asistido a Novus Ordo centenares de veces. Pero resulta que cada sacerdote celebra como quiere, agrega lo que le parezca según su creatividad, tanto verbal como gestual.
Y ni qué decir de las Nuevas Misas según el Ritual Covid, algunas abreviadas, otras con Rito Sanitizante.
Misas inválidas también he presenciado, rezadas sin Misal con el cura diciendo lo que se le fuera ocurriendo e invitando a la gente "a servirse" de la "mesa". Cada Domingo un rito distinto. Cada Domingo una sorpresa.
No soy de la FSSPX pero nunca vi que ellos celebraran de algún modo distinto a lo que manda la Iglesia, y viendo los horrores a los que he asistido y la angustia verdadera de cada Domingo con el Novus Ordo diría que mejor se fije usted, P. Highton, qué es lo que ocurre en la realidad antes que ir a buscarle el pelo al huevo.





---


Estimado de los palotes

Exponer la doctrina tomista no es buscarle el pelo al huevo.
No reivindico la reforma litúrgica. Execro todos los abusos que Ud refiere

In Domino

PF
21/03/22 4:53 PM
  
Mariel
El nivel de pedantería al responder cada argumento le quita toda la seriedad y autoridad moral. Lamentablemente que no puedan violentar su carácter al responder. Detestable.
29/04/22 3:53 PM
  
GGF
Ciñéndonos a la consagración, fíjese padre que en la Arquidiócesis de Mendoza y en la Diócesis de San Rafael los sacerdotes que frecuento por su seriedad al celebrar la misa Novus, no la narran, doy fe. Sin embargo, Bianchetti no repara en que en todo el esplendor de la misa Vetus se nos pide otro actos de fe además de la Transubstanciación, que creamos que el sacerdote en su silencio, o voz baja mejor dicho, está pronunciando o rezando las palábras de la consagración, y concomitantemente que hay intención de consagrar. Parece un cuento de nunca acabar: cómo se yo si consagra, si sólo veo la elevación o escucho las campanas. Por lo tanto, sin ánimo de dialectizar, coincido en que, según su desarrollo de Santo Tomás, en este punto viene a dar paz respecto de la consagración en general. Dios lo siga iluminando.
PD.: Respecto del modo de responder, no se preocupe, creo que el ámbito no da para más. Si fuera meloso lo tacharían no de caritativo, sino de modernista.
30/04/22 9:25 PM
  
Marcos
Con la Misa nueva acabarás perdiendo la fe



++++


Como les pasó a todos los píos hombres que se fueron al Paraíso sin haber jamás ido a la misa tradicional.


Con la ideología acabarás perdiendo la fe.
PF
13/06/22 9:04 PM
  
Juana de Arco
De acuerdo con el artículo del Padre Highton. Horrorizada de leer los insultos de los que ha sido objeto. Están dirigidos a un SACERDOTE. Se les olvida que es pecado hablar así de una persona consagrada a Dios.
18/07/22 7:13 PM
  
Jorge Emmanuel Vera
Sus refutaciones son infantiles y malintencionadas. Es Usted un pobre Sacerdote, sabe mucho, y parece que quiere que se note. Le comento que se nota que sabe y se nota la soberbia en su supuesta refutación, que más bien debería llamarse "ataque oportuno".
Saludos y espero su respuesta Padre Higton o Padre Olivera.
P.D. Ahora veo sus frutos orden San Elias. (Con perdón de San Elias). Ahora veo más claro el veneno liberal en ustedes.




///////////////////////


Estimado

Sus comentarios son infantiles y bienntencionados (le salvo la intención ya que Dios me prohibe condenarsela aunque usted me la condena, por lo cual usted peca cometiendo un juicio temerario de carácter público juzgando una intención sacerdotal que usted no tiene manera de saber salvo que un ángel le haya hecho una revelación privada sobre el estado de mi conciencia o usted lea las almas como el padre Pío o fray Pierino).
PF
19/08/22 7:20 AM
  
GGF
Argumento contrafáctico el de Marcos sobre la perdida de la Fe con Novus respecto de la diócesis se San Rafael que sí lo rezan. Ocurrió todo lo contrario, hasta los fieles protestaron con la comunión en la boca... llegó a llamársele La Vendeé de Sudamérica. Según una carta de su Santidad le cerraron el Seminario por rígidos. Prefiero el Vetus, pero más los Sacerdotes santos que justamente no provienen del modernismo.
03/09/22 3:53 PM
  
GB
Estimado P Federico:

Viendo el tipo de errores y confusiones que nacen en el seno de la FSSPX, y por otro lado la falta de reverencia y solemnidad presente en las misas Novus Ordo; si bien entiendo que ambas liturgias y sus sacramentos son válidos (corrígame si me equivoco), me gustaría saber:

¿Cuál es la mejor opción? ¿Asistir a una misa de la FSSPX, o a una Novus Ordo? ¿O da lo mismo? Imagino que lo mejor sería una misa tradicional diocesana, pero la verdad que no encuentro ninguna en Buenos Aires y entiendo (quizás me equivoco) que han sido prohibidas. En caso de no ser así, agradecería que pudiera guiarme a mi y a todos los porteños hacia las mejores opciones litúrgicas en estos tiempos tan confusos. No pregunto por miedo a la invalidez del sacrificio, sino más bien por amor y deseo de reverenciar a Jesucristo nuestro Señor de la mejor manera posible.

Saludos y gracias



----------------


Estimado

En Buenos Aires hay muchos lugares buenos, v.gr. la Capilla de Sedes Sapientiae, la Capilla del Hospital donde celebra el Padre Rickboer, el Convento de las Hermanas de la comunidad Mater Dei en Maschwitz, el Convento de las Carmelitas de Open Door y muchos lugares más. Vivo lejos, pero sé que hay muchos.

In Domino et Domina,

PF
28/09/22 5:39 PM
  
Agustín Silva Lozina
Aunque haya pasado mucho tiempo, y más allá de la argumentación esgrimida, quisiera retractarme de la valoración del artículo que hice el 29/01. Fue precipitada, y producto de cierto prejuicio que tengo contra la FSSPX (que, por otro lado, es quien me administra los sacramentos).

Creo que la refutación pudo haberse hecho con mas altura, evitando así dar pie a las (no menos desafortunadas) reacciones que generó, además de suscitar a los "antilefes". Me parece que hubieron formas sarcásticas, burlonas y a veces pedantes y pendencieras, perfectamente evitables. Como si se hubiese escrito "en caliente".

Para terminar, nobleza obliga, es falso decir que Mons. Lefebvre (con todo lo que se pueda o no coincidir con él) afirmó lo que se cita, cuando en realidad dijo: "lo que me parecía entonces la única solución..."

En fin, ¡me apena todo esto que pasó! Sumado a la bandeja de comentarios que, en general, es un espectáculo lamentable.

Saludos en Cristo.
30/10/22 4:21 AM

Esta publicación tiene 18 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.