Tarde de fútbol

Después del triste y patético “pasillo” que ofreció el F.C.Barcelona para homenajear al ya campeón de la liga, el Real Madrid, me vino a la memoria un hecho que me ocurrió hace ya varios años durante la final del campeonato de fútbol escolar en la que participaba uno de mis hijos.

En medio del fragor del partido, la madre de uno de sus compañeros de equipo, avergonzada de ver cómo se estaba comportando su hijo en el terreno de juego, se levantó, bajo las gradas con gran serenidad y dirigiéndose al entrenador le dijo: “Saca ahora mismo a mi hijo del campo y siéntalo en el banquillo hasta que aprenda que hay que saber ganar y saber perder. No he madrugado cada sábado para verlo jugar, para encontrarme ahora con esta falta de deportividad y con este juego sucio.”

Los padres que estábamos en las gradas la miramos como si se hubiera vuelto loca de repente. ¡Pobre chaval!, pensamos. Menuda jugarreta le acaba de hacer su madre.

Pero el joven entrenador, a pesar de que quedaban pocos minutos para el final de la primera parte y que el chaval era imprescindible en el juego, lo entendió a la perfección. El también era de los que pensaba que el deporte no solo significa competir para ganar. Para él, por lo menos eso era lo que intentaba enseñarles a sus jugadores en los entrenamientos, hacer deporte significaba mucho más.

El valor educativo del deporte y los valores humanos y espirituales que de su práctica se derivan son incalculables. Un buen deportista que pretende ser recordado por algo más que el mejor gol, la
carrera más peligrosa o el sprint más espectacular, además de jugar limpio tiene que ser correcto en las formas, noble de espíritu, con grandes dosis de sentido del humor, leal con sus compañeros, dócil a su entrenador, obediente para aceptar las decisiones del arbitro, sacrificado por el bien del equipo, fiel a sus colores, además de modesto y paciente cuando triunfa, sereno cuando pierde, y generoso con sus seguidores.

Porque el deporte es un lugar donde los resultados no importan, lo importante es el esfuerzo, la alegría, la ilusión y la sana rivalidad puesta para conquistar el éxito. El deporte es un lugar de encuentro, de amistad y de solidaridad que supera cualquier barrera de lengua, raza y cultura. El deporte forja el carácter, enriquece nuestras amistades y contribuye a construir un mundo mucho más solidario, más alegre, donde uno intenta pasárselo bien y hacer que sus competidores disfruten.

Porque, ¿“De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida” (Mt 16, 26)?

Nota. No me puedo privar de seguir contándoles la historia del joven futbolista y gran atleta que les mencionaba al comienzo del articulo. No tiene desperdicio.

Años más tarde de este incidente, este mismo chico nos demostró que había aprendido la lección. Es más, nos dio una gran lección a todos los padres y hermanos que estábamos viéndole disfrutar de su última carrera (al año siguiente comenzaba en la universidad) durante la fiesta de final de curso.

A cinco metros de la meta, su rival, al que no había podido vencer en toda su vida escolar, a pesar de haberlo intentado año tras año, y que iba unos cuantos pasos por delante de él, se cayo. Pues bien. Para sorpresa de todos, este joven no quiso aprovechar la caída de su rival para ganar el primer puesto. Al contrario, cuando vio a su compañero en el suelo, a pesar de tener toda la meta disponible para su llegada, frenó en seco, ayudo a su amigo a levantarse y los dos continuaron andando por la pista hasta que cruzaron juntos la meta.

8 comentarios

  
Ana
buena lección para la vida : se trata de construir entre todos , no de machacar ni arrasar ,se trata de respeto por las personas aunque se piense distinto, algo muy legítimo en las cosas opinables. Se trata de serenidad y eso en todo :reuniones de trabajo, de vecinos(suelen ser horribles),Se trata de respetar la verdad: prensa partidos políticos,parlamento.
11/05/08 11:01 PM
  
lidia alcolea
Yo soy de esas madres que estan en la grada y que sacan a sus hijos de la cancha cuando estos necesitan "una buena cachetada".
Prefiero darsela yo y darla con amor que no que se la dé la vida.
Sabes lo mejor de todo es que el dia de mañana cuando vuelvan la vista atrás no diran ¡que mala era mi madre! sino ¡Gracias Mama por haberme dado no solo Amor sino dedicación, sin importarte el que diran!
Es maravilloso poder ver que no soy una madre tan "rara".
11/05/08 11:06 PM
  
Jaume Canals
LIDIA ALCOLEA
no se ha enterado de que la cachetada es delito.
11/05/08 11:22 PM
  
lidia alcolea
Jaume, le doy gracias a Dios por cada una de las "cachetadas" que me han dado.
Porque Mas vale "Prevenir que Curar" ¿O no?
11/05/08 11:29 PM
  
Jaume Canals
Lidia
En eso tienes razón, pero como últimamente eso no es politicamente correcto...
Yo de ti... Si lo tienes que hacer, mejor no lo pregones, no sea que te denuncien por no seguir las normas.
Por cierto Rene
Podría decir a tus contactos que actualicen el cuadradito de EpC
11/05/08 11:35 PM
  
lidia alcolea
Hablo de "cachetadas" que pueden ser verbales, no de CACHETES.
¿Lo pillas Jaume?
12/05/08 12:02 AM
  
CCR
El problema que tenemos aquí y allá. Los que practican la bajeza--o sea la gente que básicamente amoral o hipócrita--se erigen en jueces de todo lo que les molesta. Nadie los eligió pero hay que darles página aunque solo digan idioteces vez tras vez. Hace poco un adolescente americano me hizo una pregunta. Ya venía molestando en la mesa, interrumpiendo a sus padres, etc. Hablábamos de la guerra y el jovenzuelo me llenó la paciencia con la sigueinte pregunta "¿peleamos una guerra con el Japón? Pues yo pensaba que la guerra había sido con Alemania..." Ahí lo interrumpí yo y le pregunté si había probado historia. Me dijo que si. Pues entonces tu maestro estan incompetente como tú eres ignorante. Le dije sin perder mucho tiempo. El chico está casi perdido, muy temprano en la vida ha decidido que él va a ser el sabio en todo, pero no va a perder el tiempo en formarse cuando es más fácil moverse por el mundo con talante y buena onda. De eso se ve mucho por todas partes, especialmente en el internet, donde cualquiera que pueda teclear se las da de autoridad y hasta de juez en el juicio final. No es pecado recordarles que son unos idiotas y que todos nos damos cuenta. De hecho es la mejor caridad que se les puede hacer antes que se planten enfrente del tren de la vida y les pasen diez vagones por encima.

Hay que formar conciencias en los jóvenes y en los no tan jóvenes. Con el tiempo te lo agradecerán.

12/05/08 4:07 AM
  
CCR
Quise escribir "aprobado" y no "probado"...
12/05/08 1:45 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.