María San Gil

Cuando, hace unos meses, María tuvo que abandonar temporalmente sus actividades políticas por problemas de salud, le escribí esta carta:

Querida María: Siempre he sentido una gran admiración por su trabajo valiente y decidido para hacer de este mundo un lugar mejor. Es más, estoy convencida de que nadie duda, incluso muchos de sus adversarios políticos, de su coraje para defender la justicia y denunciar, sin remilgos, los atropellos constantes que se producen en una sociedad corrompida por el nacionalismo enfermizo y despiadado.

Pero, sobre todo, la admiro por saber estar, con la exquisitez propia de un alma noble, junto a las personas que sufren por la pérdida de sus seres queridos asesinados por el odio y la sinrazón de unos despreciables.

Tengo que confesarle que mientras la observaba en la rueda de prensa, con una serenidad sobrecogedora, en la que nos anunciaba su retirada temporal de la actividad política, debido a un “carcinoma in situ”, me ha vuelto a confirmar que “el mundo es de los valientes, aunque los cobardes lo dominen”.

Es verdad que la vida no nos lo pone fácil. Ser valiente, luchar por lo que vale la pena es, en muchas ocasiones, una tarea ardua y complicada. Pero los valientes han forjado patrias y naciones sólidas, han conseguido sueños inalcanzables, han derrocado gobiernos y han conseguido el éxito. Y, conociendo el espíritu de lucha que la caracteriza, estoy segura de que este nuevo reto que se le presenta sabrá torearlo, con temblores en las piernas pero con audacia, a la vez que nos descubrirá una María San Gil aún más próxima y humana.

Su fortaleza y su ánimo con el que nos regalaba un “estoy segura de que prontísimo nos volveremos a ver” ha sido un acto de entereza ejemplar y un paso adelante para muchas mujeres que viven el sabor amargo de este tipo de enfermedades y que, para afrontar su angustia, necesitan palabras llenas de confianza, que sólo puede dar alguien que está sufriendo lo mismo que ellas.

Por eso es tan importante verla llevar su enfermedad, con esa aceptación tan propia de personas con una calidad humana excelente, que prefieren sufrir un cáncer en el cuerpo y no en el alma. Y, sin saber muy bien la razón, me han venido a la cabeza aquellas palabras de León Bloy en las que nos aseguraba que “en el corazón del hombre hay muchas cavidades que desconocemos, hasta que viene el dolor a descubrírnoslas”.

María, usted misma lo escribió en la web curadosdecancer.com, para ayudar a otras personas que están atravesado por esa misma situación: “Aprendí la importancia de la salud, a la que en día a día, cuando todo va bien, no le damos el suficiente valor. Aprendí, aunque lo sabía, que el apoyo de la familia es imprescindible. Si no hubiera sido por el cariño de mi marido, mis hijos, mi madre y mis hermanos, creo que me habría costado más superarlo”.

Mi querida María, gracias por ser un ejemplo de mujer, sin duda heroica, que se resiste a que la enfermedad y la incertidumbre ahoguen sus ganas de vivir y de amar. Y cuando tenga esos momentos de desánimo, en los que el dolor la paralice, recuerde que muchos españoles, desde lo más profundo de nuestra alma, rezamos por su pronta recuperación.

¡Las gentes de este país no podemos permitirnos el lujo de perder “mujeres coraje”, capaces de dar incluso la vida, frente a personajes y personajillos políticos que no buscan el bien común sino imponer su ideología, actitud esta que parece rebelarse como “cáncer maligno” que invade y ahoga a esta hermosa nación!

¡Que Dios le bendiga!

Pues bien, ante las humillaciones y las “puñaladas traperas” que María está recibiendo estos últimos dias, no puedo (mejor dicho, no quiero) dejar de mostrar, otra vez, el más absoluto e incondicional apoyo a esta mujer valiente. España y los españoles, da igual nuestro color político, no podemos permitirnos el lujo de prescindir de su calidad humana, ética y política.

9 comentarios

Se me cae la cara por la vergüenza ajena que estoy pasando al ver el desarrollo de los acontecimientos dentro del PP desde las Elecciones Generales del 9 de marzo.

María, ánimo.

María, rezo por tí.

María, gracias.
21/05/08 9:51 PM
  
Manuel
Como afiliado del PP y católico estoy atónito de la deriva que está tomando el partido y sobre todo el molestar un referente moral como María ya colma el vaso. Es un problema que el voto católico este agrupado en el PP cuando ya casi no nos representa ni defiende, urge otras iniciativas, aunque no llegemos al poder el tener las ideas y valores claros será un referente para muchas personas, y en el futuro una vez que la progresía se carge este pais un referente a seguir.
Vayase Sr Mariano.
21/05/08 11:00 PM
Viñeta sobre la marcha de María San Gil
21/05/08 11:51 PM
  
Reme
No pretendo hacer una previsión de futuro del PP. No soy tan osada.
Solo quiero mostrar desde esta columna mi admiración por una mujer con una valiosa categoría humana muy difícil de encontrar en la clase política actual.
Una mujer transparente que sabe comunicar de forma atractiva y sincera valores que nos humanizan a todos, como la sinceridad, sensibilidad, la coherencia, la cercanía al que sufre, la honestidad, la justicia…Pero sobretodo, la esperanza serena de que todo es para bien.

22/05/08 7:43 AM
  
azahar
Reme: Me parece muy acertada tu propuesta.

Al margen de opiniones políticas y de pronósticos sobre la dirección que va a tomar el PP, bien merecen un tributo las personas, que aún formando parte del mundo de la política, permanecen fieles a unos principios. No se trata de estar de acuerdo con una opción política, se trata de admirar a la persona en sí, lo cual hoy en día, ya es bastante difícil, pues visto y comprobado, que la forma de ejercer la política actual no es la más digna que digamos, en el momento en que se consiente una Ley del aborto, por todos los partidos políticos. Unos porque, realmente creen en ello y otros porque no quieren ser tachados de reaccionarios.

Pues sí, una mujer que no abandona un camino trazado (que a mí me parece el correcto), que apoya a quién sufre en las circunstancias que todos sabemos, que se enfrenta con valentía a los obstáculos, me parece digna de elogio.

22/05/08 8:42 AM
Estimada Reme.

A raíz de la presentación, en Valencia, el 27 de octubre de 2007, de la candidatura de Mariano Rajoy a la Presidencia del Gobierno, escribí un artículo titulado "Una mañana con Mariano" porque yo estuve presente en aquel acto, en la Feria de Valencia.

Y escribí lo que sigue:


“Una mañana con Mariano” podría, muy bien, transformarse en “Un mañana con Mariano” porque esa era la sensación que se tenía en aquella mañana del último sábado del mes de octubre del año 2007. Y, a pesar de lo que muchas, o algunas (yo no lo sé) personas puedan achacar al Presidente del Partido Popular, cierta actitud venida a menos en el ansia de proceder, lo bien cierto es que, a día de hoy, es la única persona, la única, que puede llevar a España a buen puerto. Es más, que con Mariano Rajoy, el gallego con barba que dijo que “Sólo me ha traído hasta aquí el amor a España. Así me lo enseñaron, así lo vivo y así quiero transmitírselo a mis hijos para el futuro. ¡Amar a España y servir a España, no se me ocurre una vocación mejor!”, sí podemos soñar con una patria verdaderamente eterna y nuestra.

/.../

Y creo que eso he hecho aquí. Sin entrar en políticas porque sólo se trata de narrar lo simplemente humano, lo que, sobre todo, importa.

Ahora mismo, mientras escribo este artículo se está llevando a cabo la ceremonia de beatificación de los 498 mártires españoles de los años 30 del siglo pasado.

En cierta forma, también nosotros, los votantes de derechas, somos testigos de este tiempo, ahora tenebroso. Esperemos que pronto, cuando llegue el momento, sepamos hacer de este acto producido el pasado sábado, 27, el comienzo de una verde mañana."

Y hasta aquí la cita propia.

Allí estaba, también, María San Gil. Fue ovacionada cuando Rajoy la nombró. Estaba muy cerca de Mariano. Sin embargo, Alberto Ruíz Gallardón estaba en un rincón de la primera fila, perdido allí. Justo al revés que ahora.

Ahora, cuando están pasando las cosas que están pasando con María San Gil y con muchos otros pero, sobre todo, con esa persona valiente que se juega la vida cada día por defender unas ideas que eran, hasta ahora, las suyas; ahora, digo, maldigo aquel día y, sobre todo,
las mentiras que nos dijo Rajoy.

!Que con su pan se lo coma¡

Y, además, los adláteres políticos que le siguen el juego no permitiendo, por ejemplo, la objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía en autonomías gobernadas por el PP, merecen el más gran desprecio que se les pueda dar porque son traidores por ambición y un patético ejemplo de dónde puede llegar el pelotismo al laicismo.

!Un asco¡
22/05/08 1:17 PM
  
El Monje
Querida hermana Reme.

Estoy contigo en una cosa, que María San Gil es una política honesta, pues no apetece el sillón.

Se ve valiente siempre lo ha demostrado, otra cosa es lo que pasa en PP. Si hubieran ganado las elecciones todos contentos y Mariano sería hoy la mejor figura y el mejor Presidente, como no ha ocurrido esto, ahora afloran las diversas familias que han existo de siempre en dicho partido reprochándose de una forma solapa dicha derrota. Igual hubiera pasado en sentido contrario si hubiera perdido el PSOE. Así que nada de rasgarse las vestiduras, que aún queda cuatro años de gobierno socialista y van a dar que mucho que hablar. Tranquilos que no pasa nada, no es el seísmo de China.

Claro yo veo el problema desde el terreno de nadie contendencia hacia hacia lado izquierdo.

Hombre otra confesión. Alguien me va a decir los pecados al confesor que para eso están. Es sólo una nota de humor.

Paz y bien para ti y mis hermanos contertulios.
22/05/08 7:18 PM
  
El Monje
Queridos hermana Reme y contertulios.
Hoy quiero relagaros esta oración que me brota del corazón.


Gracias con alabanza.


Te doy gracia Padre y alabanza por

darnos a ver un nuevo día, lleno de luz,

color y belleza en esta primavera

espléndida como explosión y despertar

de vida. Los campos son como alfombra

que cantan tu gloria.


Te doy gracias Padre y alabanza por la

lluvia que nos cae desde el cielo, es tan

maravillosa, da música a los arroyos,

empapa los campos y da abastecimiento

a las ciudades; es vida que se regenera

día a día.


Te doy gracias Padre y alabanza por el

canto de los pájaros pues anuncian el

nuevo sol en su alzada y ocaso. Por

sus nuevas crías, que las alimentas con

Tu beneficencia y así nos aseguras

continuar sus melodías.



Te doy gracias Padre y alabanza por la

vida llena de belleza armonía; la das

gratuitamente a buenos o malos, a los

que te alaban o te blasfeman, a los

miserables o misericordiosos, a los que

odian o dan amor, al pobre o al rico. Tu

Padre querido nos tratas igual porque

que somos todos tus hijos queridos.
22/05/08 10:01 PM
  
Fredense
Buenos días. Me sumo a las palabras de Remedios de apoyo a María San Gil. Yo conozco un poco a María San Gil (de forma indirecta, a través de una amiga común), y si algo tengo que añadir, es que Remedios se ha quedado corta. María es una persona excepcional en todos los sentidos.

Un saludo muy cordial.
23/05/08 9:46 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.