¡Ojalá que nos fuese dado lavar tantos crímenes con nuestra propia sangre!

Me acabo de sentar frente al ordenador con la intención de escribir mi desconsuelo y tristeza por la llegada, a orillas de la capital del Turia, del “Langenort”, bautizado como el barco de la muerte. Pero, tengo un problema; para ser más exactos, varios problemas.

Primero, porque como ya he dicho en muchas ocasiones, el hecho de ser madre y haber experimentado varias veces lo que es sentir a tu hijo dentro de ti es lo máximo que se puede esperar del amor humano, y por tanto, me resulta desgarrador hablar de este tema.

Segundo, porque al recordar la emoción que una mujer siente al participar de este maravilloso y mágico regalo de la vida, no puedo más que lamentar la situación de todas aquellas mujeres que han pedido cita a ‘Mujeres sobre las olas’ para descuartizar la vida que llevan dentro.

Y tercero, porque con cada dato, informe y testimonio que leo para documentarme sobre la situación actual, me quedo sin palabras. Y ya no digamos si me pongo a ver imágenes. Entonces, es como si arrancaran de mis entrañas a esos niños. Y siento dolor, un dolor intenso, que tarda mucho tiempo en desaparecer y que, mucho me temo, no se alivia con medicamentos.

Dios mío, ¿cómo se han llegado a corromper y a endurecer tanto nuestros corazones?

No sé en que parte del Cielo estarán todos esos niños que no han llegado a nacer, pero si de algo estoy segura, es que daría todo lo que tengo por estar junto a ellos para poder besarlos, achucharlos, darles grandes abrazos, hacerles cosquillas, jugar, correr, hacerles mil carantoñas, decorar con alegres pinturas sus cunitas y su casa,… hasta conseguir de ellos una sonrisa auténtica y feliz, que les borre la sensación de culpa, que no tienen, pero que sienten; que les quite el estigma de haber sido víctimas de unas sociedades egoístas y crueles.

Por el momento, creo haber encontrado el remedio ante tanto dolor: ¡Amor! Mucho amor, muchísimo amor, para poder aliviar a tpdps estos niños y a todas esas madres que, como solución a todos sus problemas y angustias, piensan que este es un buen camino. Me consuela saber que Dios los quiere muchísimo más que yo. Su Amor no tiene límites.

Y, por supuesto, toneladas de oraciones y mortificaciones para no conformarnos con la derrota y para reparar el daño causado contra la vida de estos inocentes sacrificados. Sabiendo que “el Señor se sirve de nosotros como antorchas, para que Su luz ilumine..”. De nuestra oración y mortificación “depende que muchos no permanezcan en tinieblas”.

Hay que rezar por esas madres embarazadas y a esos niños que están por nacer. Por ellos, para que Dios les acoja con el cariño que sólo un Padre Bueno sabe dar a sus hijos. Y por sus madres y sus asesinos, para que, sabiendo que Él no se cansa de perdonar, les conceda el arrepentimiento, la rectificación, el perdón y el recomenzar sincero.

Sé qué para muchos rezar no es fácil, pero quizás esta oración por la vida nos mueva a rezar estos días:

Padre Misericordioso,
que nos has llamado a la vida
y nos das el don de la libertad para amar,
te pedimos por aquellos padres
que haciendo mal uso de esta libertad
destruyen el don de la vida
que Tú les confías en sus hijos.

Perdona también a todos aquellos
que permiten o colaboran con esta cobardía.
Divino Niño, te pedimos por los bebés
a quienes se les niega nacer,
hazlos gozar de Tu presencia eternamente,
y no permitas que el triste ejemplo de tu querida Colombia,
se difunda a otros países donde la vida es amada
desde sus inicios hasta su fin natural.

Permíteme adoptar hoy espiritualmente a un bebé por nacer
y ofrecer mis oraciones, trabajos, gozos y sufrimientos por ese pequeño,
para que pueda nacer y vivir para Tu mayor honor y gloria.

Santa María de Guadalupe, cuida y protege a todas las madres
que como tú, llevan el don de la vida en su seno.
Protectora de los no nacidos, Reina de las Américas,
ruega por nosotros.

Amén.

16 comentarios

  
Antonia
Querida Reme:

No hay derecho, ¿por qué no se meten con alguien de su tamaño? Hay que ser muy cobardes para destrozar al único que no tiene culpa de nada y que está indefenso. No hay derecho. Ni los animales actúan así.

No nos creamos que no recogeremos el fruto de lo sembrado.

Gracias por tus comentarios tan valientes

Antonia
17/10/08 11:34 AM
  
Flor Ungría
Pero las toneladas de mortificaciones qué reparan o que sentido tienen
17/10/08 12:43 PM
  
Isabel
El aborto es un ataque brutal a Dios en aquello que más quiere y por quién ha dado la vida: cada hombre. Es una revelión del hombre contra Dios y la naturaleza humana.
Cada vez veo más claro que hay demonios que solamente se vencen con la oración pues su poder es grande como lo demuestran nuestros días. Parece que el Gran Mentiroso domine las democracias y los medios de comunicación en todo el mundo. La solución: oración, acción y no callar ante la Verdad. Sobre la mentira no se puede edificar nada, es edificar en la arena.
¿Dónde está la ensalzada razón humana sino reconocemos a nuetros hijos como tales? Reme, también lloro contigo por el genocidio de los no nacidos y abortados.
17/10/08 12:55 PM
  
Beatriz
Si Isabel, y quiza la mayor de las mentiras es la que se edifica sobre la ignorancia. Cuántas mujeres( y hombres) consienten,defienden , ejercitan o facilitan los abortos porque no saben que ese minussssssssssssculo embrion se encuentra el ser más amado de la Creación.O nadie se lo explicó o no lo quisieron entender. La triste pena es que desde la libertad seamos capaces de privar de vida a inocentes. Reme,yo, personalmente estoy convencida de que esos pequeñines cuentan con quien los acune allá en el Cielo, y se que la más dulce de las nanas les está reservada. Desde aquí, mientras podemos rezar.

17/10/08 1:23 PM
  
Luis Fernando
Amén a esa oración, Reme.
17/10/08 6:59 PM
  
Ana
Me ha impresionado mucho la respuesta que he recibido del gabinete de presidencia en la que hacen acuse de recibo de la petición para la abolición de la pena de muerte y el añadido de muerte por aborto.Aparece clarísimamente la palabra muerte sin llamarlo interrupción u otras cosas, parece que se van dando cuenta de lo que es.y es verdad que con las ecografías que se ven , está clarísimo lo que es:MUERTE
17/10/08 7:35 PM
  
Jaume Canals
Dicen que la ignorancia no exime del cumplimiento. Así pues, si hay mujeres asesinas, deberíamos ir pensando en meterlas en la cárcel, además de los inductores y los actores y colaboradores de estas masacres. ¿por cierto? ¿No son considerados crímenes a la humanidad?.
18/10/08 1:43 AM
  
azahar
No, no son considerados crímenes contra la humanidad a pesar de que, por la cifra de niños asesinados, se pueda catalogar de genocidio. Todos estos legisladores que fomentan la muerte, no consideran que el embrión y el feto sean seres humanos y hacen prevalecer el derecho de la mujer sobre el del niño, por tanto no hay crimen, no hay asesinato con todos los agravantes posibles. Ahora bien, penalizarán el daño que se pueda causar a cualquier especie animal protegida o al medio ambiente.

Y tampoco me parece acertado que se exonere de responsabilidad a las mujeres que abortan si bien, cuando están arrepentidas, pueden aportar testimonios y colaborar para frenar la masacre, para que otras no hagan lo que ellas hicieron. Pero este arrepentimiento no es extensivo a todas. Hay muchas mujeres que han abortado más de una vez, como si de un trámite se tratase. No todo son necesidades o falta de información, sobretodo en España. Las mujeres que deciden abortar, lo hacen con pleno conocimiento de causa, vean o no vean la ecografía previamente. Documentales, programas divulgativos, asociaciones….se encargan de difundir el desarrollo del niño durante la gestación y la carnicería que se realiza en un aborto, está al alcance de todo el mundo, como el Messenger. Los crímenes cometidos en las clínicas aborteras se comunicó en todos los medios de información pero…….siguen, SIGUEN ABORTANDO. No ha disminuido el número de abortos, pese a todo, VA EN AUMENTO.


19/10/08 11:15 AM
  
Fredense
Me uno a la oración, Reme. Creo que no hace falta que te explique lo de acuerdo que estoy contigo.
19/10/08 9:58 PM
  
Ana
Tendríamos que ir a la raiz porque información hay de lo que es antes de ser abortado y por las desgarradoras fotos vemos lo que hay después:pequeños cadáveres.Hay anticonceptivos a manta y mucha información para usarlos, dijeron que sería la solución y se ve que no.Habrá que dar formación, por supuesto que voy a seguir rezando.
19/10/08 10:17 PM
  
Reme
Fredense

Todavía resuenan en mis oídos las palabras de un padre que tras perder a dos de sus pequeños decía: "A veces me imagino enfrente de una de estas pobres desgraciadas y me invade la ilusión de que alguien me concede un par de minutos antes del asesinato. Si fuera así, sólo les diría: cuando todo acabe, no lo mires. No cometas nunca ese error. Porque si lo haces, corres el peligro de sentir un amor que nunca antes habías sentido, que ni siquiera sospechabas que existiera: un amor infinito hacia tu pequeño hijo muerto. El mismo que el Padre, que lo acaba de acoger en su seno, siente por ti".
20/10/08 7:00 AM
  
Mikiroony
Gracias por el post, y la oración, Remedios. Es MUY bonita.

@Flor Ungría: tienes una pariente que se llama Rocío o solo es un nick?

Saludos,

Miki.
20/10/08 12:19 PM
  
Luis
¿Qué les parece a todos los que leen Libertad Digital y Religión en libertad si a partir de ¡ya! pasamos a votar al partido Familia y Vida? ¿Algún problema?

Por cierto: estaría bien que se hiciera uso de software libre, con el que al menos no estamos obligados ni obligamos a pagar a los abortistas. Estaría bien un editorial sobre, por ejemplo, la relación entre Microsoft o Yahoo (que parece patrocinar este blog) y la 'industria' del aborto. ¿Qué sentido tiene ir a manifestarse por la vida y después pagar un dineral en licencias de software que va a parar seguramente a fundaciones que promueven el aborto a nivel internacional? ¿Qué piensan los empresarios católicos? ¿Qué piensan los estudiantes católicos? ¿Qué piensan las familias católicas? ¿Cuánto dinero ha ido a parar este último año a Microsoft (Fundación Bill y Melinda Gates) en las licencias que han pagado Seminarios Católicos en toda España? ¿Se habló de estos temas en la Jornada Mundial de la Juventud? Hay que orar, pero también hay que actuar. Está en nuestras manos, es sencillo y creo que agradable a los ojos de Dios aunque parezca poca cosa. ¿Lo haremos?
21/10/08 7:10 PM
  
Ana
Luis: estoy de acuerdo contigo no quiero financiar abortos. Aios rogando y con el mazo dando, vemos que no sirven las ecografias que prueban que hay vida, no sirven las fotos de los pequeños cadáveres, al menos no colaborar con nuestro dinero y algo más se podrá hacer para parar este crimen contra la humanidad. Si teneis alguna propuesta hacednosla saber por favor
21/10/08 11:44 PM
  
Ana
El barco de la muerte se ha marchado ,para ellos ha sido un fracso:sólo han practicado cuatro muertes y no la avalancha que pensaban, algunas de las mujeres se ha quejado de que hay que pasar por el hospital porque no hacen seguimiento.
23/10/08 7:23 PM
  
Ana
En estos momentos tan duros y dificiles cuando estas mujeres matan a sus hijos, consciente o inconscientemente lo que mas les asusta es la enorme inseguridad que les envuelve tanto material como afectiva. Tarde o Temprano seran conscientes de su error, porque asi creo que es como Dios lo debe querer, para que lleguemos todos al cielo. Es entonces donde tambien deben encontrar alguien que les ayude debemos prevenir todos los abortos posibles y al mismo tiempo ayudar a todas las que lo han cometido.
23/10/08 11:47 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.