Siguiendo los pasos de San Pablo. ECCE ROMA!!! ( y 3ª PARTE)

NUEVO ARRESTO

Pablo regresa a Roma (67 d.C) y de nuevo se encontró bajo arresto. Por la segunda carta escrita a Timoteo nos enteramos que se halla de nuevo preso en Roma, en condiciones muy diferentes de las de su primera detención. Se acaba de desencadenar la primera persecución oficial del Estado romano hacia los cristianos del Emperador Nerón, y San Pablo es el cabecilla de la secta, cómplice y encubridor en el “crimen de los cristianos de Roma”, el incendio de Roma.

Según Tertuliano, apologista cristiano del siglo II, este emperador estableció una ley que proscribía oficialmente al cristianismo en todo el imperio, la llamada Institutum Neronianum; es decir, bastaba solo la condición de ser cristiano para ser considerado punible o fuera de la ley.

La persecución instituida por Nero para desviar las sospechas de sí mismo por el devastador incendio de Roma hace de los cristianos el centro de su furia. Una persecución vívidamente descrita por Tácito en sus Anales:

“Ningún esfuerzo humano… podría hacer que ese rumor infame desaparecer que Nerón había ordenado de alguna manera el fuego. Por lo tanto, con el fin de abolir ese rumor, Nerón acusó falsamente y ejecutada con los más exquisitos castigos aquellas personas llaman cristianos, que eran famosos por sus abominaciones. el autor del nombre, Cristo, fue ejecutado como un criminal por el procurador Poncio Pilato, durante el reinado de Tiberio, y aunque reprimida, esta superstición destructiva estallaron de nuevo, no sólo a través de Judea, que fue el origen de este mal, pero también a través de la ciudad de Roma … primero los fueron incautados que admitió su fe, y luego, utilizando la información que proporcionaron, una vasta multitud fueron condenados, no tanto por el crimen de la quema de la ciudad, pero para el odio de lo humano raza y perecer que se hicieron, además, en los deportes:. Que fueron asesinados por los perros por tener las pieles de bestias unidas a ellos, o que fueron clavados en cruces o incendiadas, y, cuando la luz del día murió, fueron utilizadas como lámparas nocturnas. Nero dio sus propios jardines para este espectáculo y realiza un juego de circo… A pesar de que eran claramente culpables y merecían están haciendo el más reciente ejemplo de las consecuencias de la delincuencia, la gente comenzó a lástima estos enfermos, porque ellos no fueron consumidos por el bien público, pero a causa de la fiereza de un solo hombre. ” 38

Dónde y cuándo y por qué razones fue Pablo preso esta vez, no lo sabemos con exactitud, pero “si muestra una situación mucho más desventajosa que la primera.” 39 Clemente de Roma sugirió que Pablo fue entregado a la muerte «por celos y envidias» tal vez por las rivalidades internas que había entre los diversos grupos de judeo-cristianos de la capital: “Por los celos y la discordia Pablo fue obligado a mostrarnos cómo se consigue el premio de la paciencia. Arrestado siete veces, exiliado, lapidado, fue el heraldo de Cristo en Oriente y en Occidente, y por su fe consiguió una gloria pura. Tras haber predicado la justicia en todo el mundo, y tras haber llegado hasta el extremo de Occidente, aceptó el martirio ante los gobernantes; así partió de este mundo y llegó al lugar santo, convertido así en el más grande modelo de paciencia."  40

Es trasladado a la CARCEL MAMERTINA (Via Clivo Argentario, 1), “encadenado como un criminal”41 , la única mazmorra de Roma situada al pie del Arx del Capitolio, en el Foro romano, próximo al edificio del Senado. Su calificativo “mamertina” es un adjetivo que significa “perteneciente al dios Marte.” Y también se la llamó cárcel Tuliana, una antigua cisterna etrusca excavada en la roca, un lugar subterráneo, húmedo y oscuro, con sólo un agujero en el techo para dar algo de aire y luz al prisionero.

 La antigua prisión se compone de dos ambientes, la llamada “carcer", encontrada bajo los cimientos del convento, y el “tullianum", un espacio circular inicialmente dedicado al culto de una figura divina y que fue anexionado al conjunto en época republicana (siglo V a.C.).

La condición de Pablo en la Cárcel Mamertina no es ahora la custodia militaris del primer proceso, sino la custodia pública. Con todo, en aquella cárcel, y debido a las influencias de algunos nobles cristianos, se le permitía a Pablo tener la frecuente compañía de Lucas y otros amigos romanos (Eubulo, Pudente, Lino,…). Y desde esa cárcel, y auxiliado de un amanuense, Pablo, ya anciano y falto de vista, dictó su último documento, la segunda Carta a Timoteo.

Igualmente se ignora la marcha de este segundo proceso, algunos de cuyos actos debieron de acaecer en una de las basílicas romanas destinadas a la administración de la justicia situada en el foro. Pablo, en la citada Carta a Timoteo, le informa de que “en su primera defensa nadie le asistió, sino que todos le desampararon.” 42  Esto parece indicar que en este proceso hubo varias comparecencias, y que, en la primera de ellas, Pablo se encontró solo, sin la ayuda de otros cristianos, que tal vez podrían haber testificado en su favor.

En la segunda comparecencia del acusado ante sus jueces, Pablo fue condenado y sentenciado a muerte. La ejecución de esta sentencia para un ciudadano romano era sólo la decapitación, precedida de la flagelación, y ambas tenían lugar fuera de los muros de Roma.

 “Yo ya estoy para ser ofrecido en sacrificio; ya se acerca la hora de mi muerte. He peleado la buena batalla, he llegado al término de la carrera, me he mantenido fiel. Ahora me espera la corona merecida que el Señor, el juez justo, me dará en aquel día. Y no me lo dará solamente a mí, sino también a todos los que con amor esperan su venida gloriosa.”  43

EXTRA-MUROS

Una mañana, el anciano apóstol es conducido por un grupo de soldados a lo largo de la vía que conduce de Roma a Ostia Tiberina. El camino atravesaba la llamada PORTA TRIGEMINA (o de los Tres Arcos), junto a la PIRAMIDE DE CAYO SEXTIO (Via Raffaele Persichetti). La Puerta Trigémina fue una de las puertas principales de la Antigua Roma, ubicada en las Murallas Servianas. La puerta no existe en la actualidad, pero es mencionada con frecuencia por los autores antiguos, ubicándola entre el extremo norte del Aventino y el Tíber, probablemente cerca del Foro Boario. Su nombre probablemente hace referencia a que estaba formada por una triple entrada para poder dar cabida al tráfico que discurría por ella procedente de la Vía Ostiense que comunicaba Roma con el puerto de Ostia.

La pirámide de Cestio, revestida en mármol, construida antes del 12 aC como una tumba para Cayo Cestio Epulo, aún se mantiene exactamente igual que cuando Pablo pasó por en su camino hacia el lugar de su ejecución.

A la altura donde hoy se halla la basílica de San Pablo, el cortejo, desviándose de la vía Oestiense, torció a la izquierda por un camino que hoy conduce a Árdea, hasta llegar a AQUA SALVIAE, la Laguna Salvia, junto al tercer “miliario” o piedra que señalaba tres millas de distancia al centro viario del Foro romano.

Fue decapitado donde hoy se encuentra la Iglesia del martirio di San Paolo alle Tre Fontane (Via di Acque Salvie, 1) . Cuenta la leyenda que la cabeza del santo, cortada por el hacha, rodó, dando tres saltos por la pendiente, y en cada uno de ellos brotó una fuente de agua, lo que ha dado origen a la Iglesia de las Tres Fuentes.

La tradición sostiene que después de su ejecución, el cuerpo de San Pablo fue llevado “por manos cristianas” a un lugar más próximo a Roma, a la hacienda de una matrona romana llamada Lucina, en una sencilla sepultura, junto a los  nichos y fosas para los pobres y los esclavos liberados. Situado al lado de la Vía Ostiense, a algo más de una milla de la ciudad en la ribera izquierda del Tíber. Discípula de los Apóstoles, con su hacienda proveía a las necesidades de los Santos, visitaba a los cristianos encarcelados, y se ocupaba en dar sepultura a los Mártires, junto a los cuales fue sepultada en una gruta que ella había hecho construir. En este mismo lugar recientemente se ha descubierto un área sepulcral con varios columbarios, pertenecientes a cristianos que quisieron ser sepultados cerca del Apóstol.

En la segunda mitad del siglo II (258 dC), cuando las tumbas cristianas de Roma fueron amenazados con la profanación en la persecución de Valeriano, los restos de Pablo fueron trasladados a un nuevo lugar de culto, llamado Ad Catacumbas ; un centro de culto simultáneo a Pedro y Pablo, debido a la traslación de los sarcófagos con los cuerpos de Pedro y Pablo a un mismo lugar.

Este lugar se llamó Trida Apostolorum y sobre él se levantó una basílica, que hoy es la basílica de San Sebastián Extramuros (Via Appia Antica, 136).

En dicha basílica se conserva una inscripción auténtica de San Dámaso, papa español y poeta, que atestiguó así: “Aquí debes saber que habitaron los Santos, y encontrar puedes los nombres ya de Pedro ya de Pablo.”

En un documento del siglo IV  llamado Depositio martirum, se nos informa de que el papa San Silvestre I, el 28 de junio del año 258, trasladó a aquel lugar las reliquias de ambos apóstoles. Y ahí está la razón de la fecha del 29 de junio para la fiesta de San Pedro y San Pablo.

Ambos apóstoles fueron venerados simultáneamente, hasta que se construyeron separadamente sus basílicas. En el caso de Pablo, fue Constantino quién levantó la primera Iglesia – San Pablo Extramuros (Piazzale San Paolo, 1)-, sobre la primitiva sepultura de la vía Ostiense.

En 1823 se produce un  incendio que destruyó la iglesia, aunque dejó ileso el sepulcro.

“Yo visité San Pablo el día después del incendio. Tuve una impresión de severa belleza, triste como la música de Mozart. Estaban todavía vivos los vestigios dolorosos y terribles de la desgracia; la iglesia se había convertido en escombros negros y humeantes; los fustes de las columnas, partidos por toda su largura, amenazaban con caer a cada instante. Los romanos, consternados, habían ido en masa a ver la iglesia incendiada.” 44

Su restauración, gracias a las aportaciones de toda la cristiandad, por el Papa León XII,  duró todo un siglo.

El 10 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX (1846- 1876) consagra la “nueva” Basílica, en la presencia de un gran número de Cardenales y de Obispos, venidos a Roma de todas partes del mundo para la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción. La lista con sus nombres está grabada en las paredes del ábside.

En esa basílica, bajo el altar de la Confesión, se encuentra el sepulcro del apóstol San Pablo. Lo cubre una losa de mármol con tres boquetes en ella, por donde los devotos peregrinos introducían sus objetos para convertirlos en reliquias del santo. Sobre la losa hay esta concisa inscripción: “Pablo, apóstol y mártir.”

Benedicto XVI, en la clausura del Año Paulino,  desveló que los restos que se guardan en el sarcófago bajo el altar mayor de la basílica de San Pablo Extramuros, en Roma, pertenecen al Apóstol de los Gentiles:

 "Nos hemos reunido en la tumba del apóstol, cuyo sarcófago, conservado bajo el altar papal, fue hecho recientemente el objeto de un atento análisis científico. Una pequeña perforación se realizó en el sarcófago, que no había sido abierta por muchos siglos, por una sonda especial que recogió huellas de valiosa tela de lino teñida de púrpura, laminado con oro puro y un paño de color azul con hilo de lino. También detectó granos de incienso rojo y de sustancias que contienen proteínas y calcio. por otra parte, muy pequeños fragmentos de hueso , sometido a carbono 14 por expertos que no eran conscientes de su origen, fue determinante para pertenecer a una persona que vivió entre los siglos I y II. Esto parece confirmar la tradición unánime y sin oposición de que estos son los restos mortales del apóstol Pablo”.

 

 

“La figura del Apóstol no es un fósil arqueológico, sino que tiene -humana y espiritualmente-perenne actualidad. La enseñanza de Pablo es valedera para todos los tiempos. Más aún: creo que es oportunísima para el nuestro. Pablo se movió en un mundo pagano. Y el mundo de nuestros días, con su creciente secularización y con su materialismo desacralizado en todos los sectores de la vida, está muy cerca del mundo pagano de hace veinte siglos. Lo que él predicaba era escándalo para unos y necedad para otros (1 Co1, 23). Igual que sigue siendo hoy. Su predicación no fue grata en su tiempo. Pero eficaz sí que fue, porque era necesaria y salvadora. Hoy tampoco resonará gratamente a los oídos del mundo. Pero el mundo la necesita, y solo ella puede salvar al mundo. Por ello, hay que seguir diciéndosela al mundo de hoy como san Pablo se la dijo al de su tiempo.”45

 

  38 Tácito (c. 55 -117 dC), Anular

  39 Josef Holzner, San Pablo, heraldo de Cristo. Edit. Herder

  40 1 Clem 5,2

  41 2 Tim 2,9

  42 2 Tim 3:16

  43 2 Tim 4, 6-8

  44 Stendhal

  45 Salvador Muñoz Iglesias, Por las rutas de San Pablo, Edt. Palabra

3 comentarios

  
Quico
El artículo es muy interesante e informativo pero es una pena que se haya recurrido a una traducción tan mala, casi incomprensible, de Tácito cuando describe la persecución de Nerón. De hecho no se trata de los "Anular " de Tácito, cosa que no existe, sino de los "Anales". Creo que mejoraría mucho poniendo una buena traducción.
18/01/15 11:34 AM
  
Joel
*****
Le quedo enormemente agradecido, Doña Remedios. Al tiempo que le alabo el gusto y la felicito por este seguimiento de San Pablo.
Me tomo la libertad de añadir mi experiencia muy corta en Roma, con motivo de los dos años de Pontificado de Benedicto XVI, que me deparó una gratísima sorpresa. Resulta que al visitar la Basílica de San Pablo Extramuros, por cierto levantada por nuestro emperador español romano Teodosio I y continuada por su hijo Honorio, hermano de Gala Placidia, en el cobertizo a modo de claustro exterior donde se exhiben los restos arqueológicos que van apareciendo en sucesivas excavaciones, hay una placa, resto de lápida , con la siguiente inscripción:

MEMORIAE
HELVIAE L-F.
LICINIAE HISPANILLA
P.CIARTI_SERGIANI
PRIVIGNAE
VIXIT-ANNISXV:D-LVI
HELVIA-PIA MATER
MISSERRIMA
FILIAE- PIISIMAE FECIT

Me sorprende no haber leído nunca esta referencia de la primera mención de la palabra ESPAÑOLA (HISPANILLA o españolita). Que viene de la época de nuestro inmenso cordobés L. A. SÉNECA, que se data en esta lápida dedicada por Helvia ¡la madre de Séneca! a su hija Licinia muerta a los 15 años y cincuenta y seis días.
Pero es que esta lápida ahí hallada supone toda una serie de connotaciones que vienen a confirmar la relación de la predicación de San Pablo con el entorno de Séneca y su familia.
¿Será posible que semejante hecho arqueolóigico tan clave de la primera época CRISTIANA de Pedro y Pablo en Roma haya pasado desapercibido para los supuestos eruditos?
Forzosamente tiene que ser mi ignorancia de publicaciones especializadas. .
29/01/15 1:25 AM
  
María de la Paz Rosas Rodríguez
Estoy sorprendida y emocionada de leer esta parte de la vida cristiana,
debería de haber más divulgación de esta historia religiosa pues la evangelización de Pedro y Pablo; especialmente Pablo, son las bases de el cristianismo en Europa y todo el mundo occidental. y admiro a Pablo independientemente de la religión por ser un hombre intrépido.

Cabe decir con Él: Dios no se equivoca.

Muchas gracias por compartir, ojalá pueda leer las primera y segunda parte y las investigaciones que siguen sobre este tema.

Gracias Remedios Falaguera.
07/05/17 11:53 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.