Honremos a nuestros mayores y dejémonos de chorradas

Siento mucho el retraso en la actualización del blog. El estrés post-vacacional y una “sequía” literaria- creo que se la conoce con este nombre-, me lo han ido impidiendo día tras día.
Pero esta mañana cuando he leído que el gobierno del Sr. Artur Mas pretende retrasar hasta noviembre el copago que las residencias de ancianos concertadas reciben por parte de la Generalitat he despertado al instante de mi letargo.

¡Dios mío, no me lo podía cree! ¡Que falta de respeto y de justicia con nuestros mayores!

¿No se les podía haber ocurrido cerrar la caja “sin fondo” con el que se subvenciona todo lo que tiene que ver con la inmersión lingüística obligatoria, la sin razón de muchas embajadas, las actividades de esparcimiento de inumerables asociaciones juveniles, o las fiestas “patrióticas” ; en vez de recortar los servicios para la atención y el cuidado de nuestros ancianos?

“Honra a tu padre y a tu madre”- leemos en la Carta a los Ancianos de Juan Pablo II en 1999-, un deber, por lo demás, reconocido universalmente. De su plena y coherente aplicación no ha surgido solamente el amor de los hijos a los padres, sino que también se ha puesto de manifiesto el fuerte vínculo que existe entre las generaciones. Donde el precepto es reconocido y cumplido fielmente, los ancianos saben que no corren peligro de ser considerados un peso inútil y embarazoso.

(…)Ponte en pie ante las canas y honra el rostro del anciano” (Lv 19, 32). Honrar a los ancianos supone un triple deber hacia ellos: acogerlos, asistirlos y valorar sus cualidades. En muchos ambientes eso sucede casi espontáneamente, como por costumbre inveterada. En otros, especialmente en las Naciones desarrolladas, parece obligado un cambio de tendencia para que los que avanzan en años puedan envejecer con dignidad, sin temor a quedar reducidos a personas que ya no cuenta nada. Es preciso convencerse de que es propio de una civilización plenamente humana respetar y amar a los ancianos, porque ellos se sienten, a pesar del debilitamiento de las fuerzas, parte viva de la sociedad. Ya observaba Cicerón que “el peso de la edad es más leve para el que se siente respetado y amado por los jóvenes".

Una sociedad que no respeta, honra y cuida a sus ancianos, es una sociedad con fecha de caducidad. Facilitar que nuestros mayores lleguen y disfruten de la vejez de una forma digna es un gran deber que tenemos todos- especialmente las administraciones publicas-, hacia las generaciones que han contribuido , cuanto menos , a hacer la historia de este país.

6 comentarios

  
Grego
¿Y que podemos esperar de nuestros políticos, más si son nacionalistas? ¡Si dicen que van a desobedecer la ley y aquí no pasa nada! Son los reyes absolutistas de nuestra época. Dictadura pura y dura, y si se atreven a lo que se atreven por ejemplo con el aborto y ya con la eutanasia encubierta pues... no es que nos deba pillar mucho de sorpresa.

¿Hasta cuando esta sociedad va a aguantar? ¿Qué hace falta para que la Iglesia y los católicos nos signifiquemos mucho más en público contestando a tanto atropello, asumiendo las represalias?
28/09/11 3:17 PM
  
Hesse
Leo que., “El gobierno pretende retrasar hasta noviembre el copago que las residencias de ancianos reciben.”

Y luego,” Es preciso convencerse de que es propio de una civilización plenamente humana respetar y amar a los ancianos, “

O también leo que “ Una sociedad que no respeta, honra y cuida a sus ancianos, es una sociedad con fecha de caducidad. Facilitar que nuestros mayores lleguen y disfruten de la vejez de una forma digna es un gran deber que tenemos todos- especialmente las administraciones publicas-, “

¿ Especialmente las administraciones públicas?
Yo diría especialmente la familia y la familia Católica en primer lugar.

Una sociedad que amontona, apiña y se saca de encima a las cosas viejas que les molestan, no respeta, ni honra , ni cuida a sus ancianos.

¿Residencias de ancianos? , bello lenguaje, como el de interrupción del embarazo.

Los mayores que están solos o con enfermedades muy puntuales y no tienen familia, es otro tema, como el de los niños huérfanos.( aunque si no fuéramos tan egoístas, ésto también se solucionaría)

A la pregunta del forista Grego, ¿Qué hace falta para que la Iglesia y los católicos nos signifiquemos mucho más en público ?

Que seamos cristianos de verdad y no de palabra , de cartón o tibios, ( como hace poco criticó nuestro Santo Padre, al compararnos con los agnósticos).

Hay contradicción en éste artículo.
Un saludo Cordial.

28/09/11 4:37 PM
  
Pacobel
Dejémonos de ingenuidades: Aplazar el pago de las residencias de ancianos y discapacitados... Amenazar con rebajar el 50% de la paga de Navidad a los trabajadores de la Sanidad... El eterno lloriqueo del nacionalismo catalán...
Todo eso no es más que la llave de judo con la que, de acuerdo con el Gobierno socialista, pretenden forzar la concesión de un nuevo sistema financiero-fiscal, semejante al del País Vasco y Navarra. Una vez que, desde Madrid, se les dé la señal, dejarán de llorar y pagarán, tal como vienen haciendo con las clínicas abortistas, las embajadas de vía estrecha, y el largo etcétera que todos sabemos. Así que atentos a la señal.
28/09/11 6:36 PM
  
Estefanía
*****
Reme, encuentro muy acertado tu artículo. Yo también me quedé horrorizada con el tema...y me alegro de ver que hay gente que comparte mi preocupación.

Me parece penoso que el ahorro se haga a costa de los más débiles. Sobre todo, mientras sí que hay dinero para, como muy bien dices, la inmersión lingüística y para:

- TVC (388 millones de euros del Presupuesto)
- Catalunya Ràdio (49 millones de euros)
- sueldos de consejeros del Consejo Audiovisual de Cataluña
- Subvenciones para fomentar las selecciones deportivas catalanas, siendo la última en recibir el reconocimiento la de dardos. (Más de un millón de euros)


29/09/11 1:43 PM
  
Reme
CIU y el gobierno de la frivolidad. Hoy quito, mañana pongo...
Solo hemos necesitado un día para dar marcha atras : "El consejero de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Josep Lluís Cleries, rectificó ayer y anunció que deja sin efecto el aplazamiento de dos meses del pago de las subvenciones a los geriátricos y residencias de discapacitados correspondientes a septiembre y octubre y lo reduce a quince días".

Según Cleries , tras conocer que las cuentas no estaban tan mal, la administración puede afrontar las ayudas a los asilos y las ayudas millonarias a las ramas juveniles de partidos, sindicatos y también -cómo no- a plataformas laicistas.

Menuda seriedad!

30/09/11 5:44 AM
  
Juan Carlos
Este es el último y triste final para quienes nos proponen una vida sin sentido. Lo de ellos no es sentido, es tan sólo gozo administrativo (empezando por la administración ¡de la escasez de sentido!).
02/10/11 12:39 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.