El rizo de Estrellita Castro

Tras finalizar el concilio Vaticano II y hasta casi los noventa, tocó el tiempo de las novedades más novedosas. Frente a la supuesta inmovilidad y rigidez de la liturgia del misal de Juan XXIII, llegó el momento del cambio especialmente en el culto público.

Todos nosotros vivimos el momento de guitarras, bongos e incluso alguna batería, los textos en lengua vernácula, adaptación de viejas canciones a las que se colocaba una letra pseudo católica, carteles en los templos, ofendas interminables, palmadas, gestos, niños arriba y abajo, plegarias experimentales y ornamentos escasos.

Desde que se iniciaron esas supuestas innovaciones, han pasado no menos de cuarenta años. Evidentemente hoy escasean tales originalidades. Cualquiera que vaya a misa, se encuentre con una guitarra y unos bongos tocados por señoras sesentonas, un cartel sobre el atar que dice algo tan sorprendente como “Dios te ama”, un sacerdote sin casulla y los niños subiendo al altar en la consagración y a darse la manita en el padrenuestro para acabar dándose la paz al ritmo de “Paz Señor en el cielo y la tierra, paz Señor en las olas del mar…, experimentará un insufrible olor a naftalina.

Salvo algunas excepciones, pienso en cosas de Palazón, Manzano o tal ves Deiss, que se siguen cantando y todo el pueblo conoce, lo que es buena prueba de su calidad y acierto, poco tenemos que rescatar y aprovechar de aquellos años. El fruto pastoral fue escaso y hoy nadie apuesta por esas formas salvo algún despistado.

Hoy los tiempos y las ciencias adelantan por segundos. El teléfono de ayer hoy es un patatófono, las redes sociales nos han cambiado, los niños pasan de todo y el más tonto hace relojes digitales, con wifi y geolocalización. En cuarenta años hemos cambiado más que en siglos.

La opción cada vez más general es dejarse de bobadas y volver a algo tan simple como el  misal, los leccionarios y la institución general “Missale Romanum”. La gente tan contenta, tan en paz y todos tan felices.

Es igual. Viva la caspa. Todavía te encuentras gente, y en ocasiones hasta gente joven, empeñados en que el camino para la evangelización y la mejor pastoral sigue pasando por las palmas, infantilizar la liturgia y considerar a los fieles como tontitos a los que agradan las gansadas de Locomotoro y el capitán Tan.

Tan fuera de sitio como el famosísimo rizo en la frente de Estrellita Castro o la pulga de la Chelito. Tuvieron su momento, pero nadie se imagina hoy a una señorita con un rizo en la frente y buscando una pulga que siempre se escondía en lugares interesantes. Hoy las pulgas son escasas y se combaten con un buen insecticida y lo del rizo tiene menos futuro que un submarino descapotable.

Es igual. Viva la modernidad. Imaginen que alguien en los ochenta celebrase y cantara como en los años cuarenta. Le llamarían antiguo. ¿Y cómo hay que llamar al que hoy, según corren los tiempos, se agarra a las cosas de los ochenta? Simplemente hay que decir que está más fuera de sitio que una influencer con el rizo de Estrellita. Pero allá cada cual.

34 comentarios

  
Javier Sánchez Martínez
Que estoy de acuerdo contigo, te lo puedes imaginar. Tú lo escribes con gracia, con tu estilo, y yo con bastante menos gracia, pero diciendo al fin y al cabo las mismas cosas.
No entiendo tu valoración musical "o tal vez Deiss": compuso cantos que son musicalmente muy buenos, sonoros, y con letras magníficas, ya sean bíblicas o del Misal, como el "Cielos lloved vuestra justicia", y cada estrofa una antífona de la O.
Aún hoy tengo que aguantar a personas buenas y fieles que aman esa naftalina, que piensan que "para atraer" a los niños hay que meter ese ruido de guitarras, cajas, bongos, y demás, a grito pelado, y niños subiendo y bajando y llevando cosas... No ven la realidad, no son capaces de cambiar esa valoración.
19/11/20 10:18 AM
  
Diácono
¿Experimentará un insufrible olor a naftalina? Le veo muy optimista, pater. Pues ya le digo yo que en mi diócesis la mayoría encarga la naftalina por toneladas. Lo raro es el que celebra como Dios y la Iglesia manda. Y si sugieres seguir las rúbricas te dicen que eres un carca tridentino con triple rizo.
19/11/20 10:55 AM
  
Tannhäuser
Jajajajajajajajaaja Pater: Si yo voy a una iglesia y me encuentro una "misa" como la que describe en el tercer párrafo de este artículo, salgo corriendo y bato todos los "récords" de Usaín Bolt; eso en el improbable caso de que no me muera del susto, allí mismo, claro (que sería lo mas probable).

Ayer estuve en la Basílica de San Miguel, escuchando un concierto de música paralitúrgica, de los siglos XII y XIII, la mayoría de las piezas de las cantigas de Alfonso X; pues ¡menuda diferencia con los bongos postconciliares! No era oración, sino un concierto, pero invitaba al recogimiento y la oración. Desde luego, cuánto hemos retrocedido desde aquellos dos excelentes siglos, incluso en la música sacra.

Le rezo su Avemaría.
19/11/20 11:04 AM
  
Alan
Que el rizo de Estrellita Castro esta pasado de moda, no lo pongo en duda, como tampoco dudo que mas de uno de los que por aqui leen o escriben, saliva solo con pensar en rememorar a Millan Astray en la boda de otra artista de la epoca, Celia Gamez, gritando ¡A mi la Legion!, pero esta vez para acabar con todos los rojos, ateos, masones...ya tenemos por ahi un articulo ¡Libertad! que casi casi va por esa via.
19/11/20 11:48 AM
  
maru
Yo también me rio, pero lamentablemente, es de pena lo que todavía se sigue practicando. La pandemia es terrible, pero me ha servido para no sufrir lo de darse la paz, adelante, detrás, a izquierda , a derecha, acompañado de ese canto ''la paz esté convosotros...'' Después, sacerdotes celebrando sin casulla, omitiendo ''cordero de Dios...'', etc.etc. Ah!!! y a causa de la pandemia, te anuncian que al darte la comunión el sacerdote no dice ''el cuerpo de Cristo'', por si acaso se contagia al repetir la frase , llevandomascarilla. En cuanto a los cantos, cada vez peor. Vd. D. Jorge, lo que dice en este artículo, por desgracia para mí, lo sufro en muchas parroquias.
19/11/20 12:35 PM
  
Iuris Tantum
No negaré que comparar una misa por el rito mozárabe con una misa postconciliar, es en cómico dicho popular, comparar a Dios con un gitano. Pero esas misas "casposas" han cumplido su función y eso es innegable. No. No hay sesentonas tocando bongos, pero cuantas sesentonas de hoy acudirían a misa si el sacerdote siguiera utilizando el latín y mirando a Oriente. Y lo que queda en misa a diario rn general son sesentonas post conciliares. El problema ni es de calidad musical, que gana por goleada lo preconciliar, ni es de recogimiento, que es de campeonato mundial a favor de lo clásico. El problema es la crisis de fe y yo lamentablemente no tengo la solución. Pero... si queremos brotes nuevos quizá sean mejor niños arriba y abajo con ofrendas (dejad que se acerquen a mí) que vestirlos de traje y todos de rodillas a comulgar con las manos juntas en oración, por mas que estéticamente esta opción vuelva a ganar por goleada.
19/11/20 1:11 PM
  
Alejandra
Iuris Tantum, creo que los brotes nuevos tienen la capacidad para detectar la Verdad y la Belleza. Tengo cinco hijos que tienen ocasión de acudir a misa en verano en un pueblo donde la liturgia se ama y se respeta, acompañados de abuelitas y sin guitarras ni ofrendas eternas ni participación de cada niño por ningún sitio. Les gusta bastante más que la que tienen que sufrir los domingos del curso escolar en la parroquia donde les imparten catequesis.
No, es el camino. No lo fue antes ni lo será ahora.
19/11/20 1:38 PM
  
doiraje
Yo le estimo mucho, D. Jorge, pero hay algo por lo que no paso: no se me meta con los Chiripitifláuticos, y menos aún con mi Locomotoro y mi Capitán Tan y sus viajes "por lo largo y ancho de este mundo", ni con mi segunda madre, Valentina, o mi segundo abuelo, el Tío Aquiles. Quienes nos hicieron felices a tantos niños, son sagrados. No me los compare con los protagonistas de la espiritualidad chupiguay y superstar.

La naftalina y el buenismo compresa por el que todas las homilías, diga lo que diga la Palabra del Señor, se reduce a paz y amor, y a amor y paz, son payasadas todavía muy vigentes. Los Chiripitifláuticos era una cosa muy seria: hacer feliz, nada menos.

Un abrazo de un rendido fan chiripitifláutico de 57 tacos.
19/11/20 2:11 PM
  
Iuris Tantum
Si no te quito razón, Alejandra. Hay casos como el tuyo donde funciona y doy gracias a Dios por ello. Pero hay que ser objetivo. En ningun caso hay asistencia masiva a la misa, salvo lugares especiales. No es que tengamos que presentar una cuenta de resultados al Señor, pero, ¿Que números le presentaremos? -Estos te traigo Padre, no son perfectos, no son santos, pero son tus corderos y son muchos. O... -Mira Señor, tres ovejas puras y sin mácula te ofrezco, no encontré mas.
Triste sería tener que elegir. Me quedo con la opción de un sacerdote amigo que de tanto en tanto me ofrece y disfruto alimento espiritual preconciliar, y el resto sigue la "ortodoxia" actual (sin bongos a Dios gracias).
Pero salvo excepciones como tu caso y pocos mas... si quieres ver niños (esperanza de futuro) me temo que será con guitarras... o no será.
Dios nos ilumine.
19/11/20 2:21 PM
  
Javier Sánchez Martínez
Alejandra:
¡Eso es lo que estoy cansado de decir y nadie me cree!
19/11/20 2:26 PM
  
Haddock.
Doiraje:

Estoy con usted.Pero se ha dejado en el tintero a los hermanos Malasombra que eran "malos de verdad y más malos que la quina" ( la quina Laroche, porque la San Clemente o la Santa Catalina bien rica estaba).
Cuando TVE española los jubiló, se dedicaron a perpetrar canciones para las iglesias modernas y a ser creativos en la litugia.

Esto lo escribe otro fan de los chiripitiflaúticos de 56 tacos.

19/11/20 4:05 PM
  
Lector
El pueblo cristiano no amó su fe, ni defendió la verdad y la belleza que emanaron de la fe durante 2.000 años. Consintió gustoso en que una panda de jerarcas y curas descreídos --que ni siquiera habían tenido valor para ahorcar los hábitos-- le dieran gato por liebre durante años y años. Por eso al pueblo, como apenas tenía, se le ha quitado hasta lo que tenía.
19/11/20 4:13 PM
  
Carsten Peter Thiede
Iuris Tantum:
Pues yo creo que habría que probar.
Total, cuanto sucedió la reforma litúrgica, supongo que se habrán preguntado si iba a funcionar.
Soñar es gratis: imaginemos que todos los curas del mundo vuelven desde el domingo que viene a la inmovilidad y rigidez de la liturgia del misal de Juan XXIII.
¿Qué pasaría?
19/11/20 4:41 PM
  
Lucía Victoria
De acuerdo con Alejandra. La guitarra de por sí es un elemento bastante neutro. Si acaso, sirve para tener a los niños entretenidos un rato, pero no para atraparles hacia ese grandísimo misterio que es la Santa Misa. Para eso, hasta donde yo he podido comprobar con mi hijos (y con unos cuantos más con los que comparten un grupo de oración infantil) "funciona" lo mismo que funciona con los mayores: nada más actual y más atemporal que la sagrada Eucaristía, que es Cristo, ayer, hoy y siempre.

Si todos los sacramentos están ordenados al de la Eucaristía (me parece que fue Claudio el que transcribió un precepto del Código Canónico en dicho sentido), forzoso es concluir que también los principales esfuerzos pastorales, catequéticos y de las familias deberían estar dirigidos en tal sentido, insistiendo a tiempo y destiempo en la centralidad de la Eucaristía: celebrada, adorada y comulgada.

Y los niños, que sólo son niños, pero no tontos (su lógica funciona a las mil maravillas), rápidamente empiezan a hacerse preguntas de mucha enjundia para su edad y a tratar de tú a tú al Señor (le hacen dibujos, van corriendo a saludarle al sagrario, le largan besos al Santísimo... y no digamos las peticiones tan elevadas -y tan generosas- que hacen!). Los niños son realmente sorprendentes y no me extraña que el Señor quiera tenerlos cerca. Por algo nos ha dicho que tenemos que hacernos como ellos...
19/11/20 5:29 PM
  
doiraje
Abrazos chiripitifláuticos, Haddock.
19/11/20 6:30 PM
  
sofía
Ave María
19/11/20 6:45 PM
  
Marian
Soy una sesentona que toco la guitarra en un pueblo pequeño de Castilla. Hace pocos años se formó un pequeño coro y la guitarra nos ayuda a entonar, a no "dormirnos" cantando y además nos levanta el corazón.
Siempre leo su blog. Un saludo.
Le rezo su avemaría
19/11/20 7:10 PM
  
JUAN NADIE
Iuris Tantum
Perdone pero no le pillo.
Contrapone usted dos cosas de una manera improcedente.
Una cosa es la banalización de la liturgia, puesto que el niños arriba y abajo es eso, y la otra como van vestidos los niños. Se puede banalizar la liturgia de muchas maneras.
La misa no es un juego. Ni un salon de entretenimiento. Es lo que es. Creo que menosprecia usted a los niños, como si estos no pudiesen asimilar los conceptos y contenidos de la misa.
Dios no necesita la Liturgia, la necesitamos nosotros, como forma de maximo respeto a Dios, y como forma de asombrarnos cada día de lo que ocurre en Misa. Descafeinar la liturgia o pretender hacerla divertida es como si usted pretende hacer una operación mas divertida para un cirujano. El cirujano tiene que operar para conseguir el fin de su acción, pues la liturgia lo mismo. Ademas repetir lo que no funciona, y ya se ha comprobado que lo que usted dice no ha funcionado, no es muy inteligente, es mas bien una receta a seguir fracasando.
19/11/20 8:12 PM
  
Tulkas
El problema es que las Cantigas de Santa María tienen más “marcha” que los bongos postconciliares, y que se ha buscado fuera lo que ya se tenía en casa, y de mejor calidad (pongan aquí la analogía matrimonial que más les convenga, que aciertan, sí).

Se ha introducido en la Liturgia algo que nunca había estado ahí: el aburrimiento.

Yo cada vez veo más Misas ortodoxas, en español, y no tengo el placer de encontrar moniciones, preces inventadas, parrafadas, elementos extralitúrgicos... y ni punto de comparación la Liturgia de Crisóstomo con la de Bugnini, con guitarras o sin ellas.
19/11/20 8:13 PM
  
frailevi
No es un problema, o al menos no es el mayor problema, si se utilizan unos cantos u otros, ni tampoco el tipo de casulla que se utiliza.
Asistí a la primera misa de un amigo sacerdote en la década de los 60, soy muy viejo pero servible. El misacantano, mi amigo, estaba muy preocupado porque quería utilizar la nueva casulla que empezaban a llevar como a escondidas los progres, que es la que normalmente se utiliza ahora, pero no tan "descarada", no pretendía tanto, con las mangas colgaban solo un poco, y su preocupación era que si se enteraba el obispo no le iba a gustar y por otro lado no quería actuar en contra de la voluntad del obispo. Un problemón, que es posible que le distrajera de lo fundamental.
Pues esa casulla tan escandalosamente moderna es la que utilizan ahora todos los obispos y todos los curas. Modas pasajeras.
La casulla que entonces se utilizaba ahora se ve en los museos y el P. Jorge tiene en el ropero de una de sus parroquias, y alguna vez ha caído en la acertada tentación de utilizarla. Y ahora farda un montón.

Son modas, niñerías que en personas mayores no pegan. Cuando mi hija iba al colegio de la Divina Pastora de García Morato, así se llamaba la calle entonces y así daba nombre al colegio, la buenas monjas decidieron cambiar el uniforme, un abrigo azul precioso, es mi color, por uno marrón. Dejando claro que cada niña cambiara según tuviera que comprar otro. A los dos meses solo mi hija seguía con el viejo. Tuve que convencerla que no se debía derrochar y que lo importante no era el vestido, y esas cosas que mis principios me dictaban. Pues bien al poco tiempo muchas niñas volvieron a utilizar el vestido viejo, porque de lo que se trata es de ser diferentes en lo que es fácil.

Esto en los niños es pasable. En los mayores preocupante.

El gregoriano me encanta y la Misa cantada de Angelus no digamos, es verdad que a veces no se lo que se dice, pero me llega.
Pues ala, en mi parroquia no solo se toca la guitarra sino que se tocan palmas y se hace unas cosas con los brazos como palomitas y como las olas del mal y unos círculos por encima de la cabeza, a la vez que se canta que "Dios se esparrama por este lugar". Todo muy expresivo. Mientras tanto, raro de mi, me estoy quietito y rezo, cada vez son más los que se están quietitos, porque el cura que lo invento se ha ido y el nuevo anda entre mantener la costumbre, que por cierto gusta mucho a las personas mayores y estarse también quietito.

Pero es mi parroquia y si Dios me ha puesto allí pues a convivir lo mejor posible. Que no es para tanto.

Si san Pablo nos dice que vayamos a lo importante, que si hay que comer carne ofrecida a los ídolos pues se come y si alguien se escandaliza pues que no la comamos. Es decir que tengamos más en cuenta el deseo de nuestros hermanos que el nuestro.

También voy a una misa que organiza un sacerdote con personas que fuimos a Tierra Santa, y en esta misa resulta que el sacerdote, un santo, explica las razones por las que todos y todas nos tenemos que dar la paz (el Shalom) con un abrazo, mientras cantamos en castellano, hebreo y creo que palestino "la paz este con nosotros". Somos 50 y me parece un rollo pero... pues trato de ver que siempre hay algo de positivo.

Y mientras andamos peleándonos que si son galgos o podencos, nos estamos dejando comer la merienda.
Y encima les echamos la culpa a ellos, cuando la verdad es que tenemos menos cabeza que las vírgenes necias .
19/11/20 8:41 PM
  
Anacoreta
Uno es más joven, pero mirándolo con la distancia del tiempo, me doy cuenta que aprendí mucho de pastoral monástica con los Chiripitifláuticos, hasta el extremo que cuando las cosas iban mal en cuestiones jerárquicas, me desahogaba con el sonsonete de: Chipiritifláutico Don José.
19/11/20 8:57 PM
  
Vicente
Seamos fieles a S. C. y legislación postconciliar acerca de la liturgia y en todo lo demás.
19/11/20 9:09 PM
  
África Marteache
Para los nostálgicos de los chiripitifláuticos, Tip y Coll y el Duo Dinámico: Hay un programa en TV que se titula: "¡Cómo nos reíamos!", así en pasado, lo que indica que ya no nos reímos. Es decir estamos repitiendo las músicas antiguas, los cómicos antiguos, las pinturas antiguas y todo lo antiguo porque hasta Picasso es antiguo. Cuando el espíritu huye suele pasar eso y hasta un ateo reconocía que, efectivamente, eso pasaba pero no sabía por qué. La respuesta la dio Eugenio d´Ors cuando dijo: "Todo lo que no es tradición es plagio". Se han roto las conexiones con la tradición ergo lo que queda es la repetición. En un momento se metieron las guitarras y las canciones insulsas en la iglesia y ya no se sabe cómo sustituirlas. En el pasado el canto gregoriano dio paso al renacentista y éste al barroco sin cortar las raíces, pero ahora tendríamos que haber logrado superar la fase del chunda-chunda por otra sin lograrlo porque tras el chunda-chunda ya no hay nada.
Los músicos como Falla, Albéniz y otros lo que hicieron es recoger o actualizar el folclore porque todo el mundo es capaz de reconocer en el fondo de sus músicas una malagueña, un aurresku o una jota, es decir aprovecharon la tradición. Aunque ahora no haya nadie capaz de reconocerlo tras el "Corpus Christi en Sevilla" de Albéniz lo que oyes es la Tarara y no le dolieron prendas. Y no digamos nada de la poesía de García Lorca. Pero ahora eso no es posible porque el folclore ha muerto, la música religiosa también y hay que inventarlo todo y, como no nos sale, a repetir se ha dicho.
¡Bienvenidos a la modernidad de la segunda mitad del S. XX estando en la segunda década del XXI!
En el siglo XXII dirán: aportaciones musicales del S. XXI, cero patatero, vayámonos más atrás.

19/11/20 10:44 PM
  
claudio
Estimado Padre, hay un documento muy serio que desde hace tiempo ha advertido lo que es y no es la acción litúrgica especial y concretamente aplicada a la Eucaristía (aplicando Ecclesia de Eucharistia) Redemptionis Sacramentum y cuya Presentación dice:
"La Instrucción concluye diciendo que la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos espera que,
también “mediante la diligente aplicación de cuanto se recuerda en esta Instrucción, la humana fragilidad obstaculice menos la acción del santísimo Sacramento de la Eucaristía y, eliminada cualquier irregularidad, desterrado cualquier uso reprobable, por intercesión de la Santísima Virgen María, «mujer eucarística», resplandezca en todos los hombres la presencia salvífica de Cristo en el Sacramento de su Cuerpo y de su Sangre” (Instrucción, 185)".
Y la homilética ? existe algún Directorio ?.
Ahora les pregunto a los presbíteros Jorge y Javier, es bueno y posible cumplir con el Misal Romano, la IGMR, los Leccionarios, la Instrucción R.S. o se trata de documentos para ser conservados en la Sacristía sin abrir ?.

19/11/20 10:55 PM
  
Avilés
¿Nos quejamos de las guitarras? ¡Maracas y bongos, interpretados por el oficiante!

https://www.youtube.com/watch?v=0dzhz7fDTOY
19/11/20 11:27 PM
  
Martinna
Actualmente los creyentes somos de todas las edades lo mismo que siempre. La fe es don, no tiene acepción de personas, ni nos viene por la liturgia sino por la Palabra de Dios. “Digamos que la liturgia es el protocolo para un encuentro con el Señor” , lo importante es el encuentro.Tenemos un Dios que mira los corazones, lo que quiere es que nos acerquemos a El, su amor y Misericordia no tiene en cuenta si nuestras expresiones no son perfecta adoración y reverencia. Quiere que acudamos al templo y, en comunidad, vayamos aprendiendo a conocerle, recibamos Fe, bendiciones, oremos y nos convirtamos, participemos en la liturgia bien hecha...
Aunque vayamos a la parroquia más mujeres que hombres, o más mayores que pequeños, el Señor hace su iglesia con todos, pendiente de que los pequeños crezcan y se multipliquen a su tiempo, siempre ha sido así, los mayores fuimos pequeños aburridos en largas misas cantadas en latín, rosarios y viacrucis a medio entender.
Lo que pasa es que no se predica la Palabra tal como es, *para que haga aquello para lo que se envió* , no se evangeliza bien, se dan charlas en lugar de enseñar, hay que explicar el evangelio, las lecturas, los salmos de la misa para que vayan entrando en la mente y el corazón de quienes escuchan. No se ama lo que no se conoce y todos conocemos quien es el cura, pero muchos no conocen bien quién es Dios y que quiere de nosotros, no es el cura que nos habla es la Palabra la que nos convierte y nos hace vivir la liturgia.
19/11/20 11:32 PM
  
Adamastor
Quien piense que la adaptación de melodías profanas para uso litúrgico que busque la misa del hombre armado o la del mapamundi y verá canela.
19/11/20 11:49 PM
  
María Alejandra
En enero de 2005 murió mi padre. Una de mis hermanas, amante de la música coral, cantaba por aquella época en un conocido orfeón de una ciudad próxima y sus compañeros de coro se ofrecieron a cantar el Réquiem de Mozart en el funeral. Pero un fuerte temporal de nieve bloqueó las carreteras, de forma que no pudieron desplazarse. Ante esa situación, mi familia pidió permiso al párroco para poner en la megafonía del templo la misa de Fauré durante la ceremonia. Él se negó en redondo y sólo nos concedió poner al final una de las piezas de esa maravillosa misa: "In paradisum". Por aquel entonces, mis hermanos y yo estábamos alejados de Dios pero sabíamos apreciar la liturgia que habíamos conocido en la infancia y juventud, y queríamos que aquel funeral fuera una demostración de la belleza que mis padres habían encontrado en Dios. No hubo manera. En fín, sin comentarios . Más recientemente, en 2018, asistí en otra parroquia al funeral del padre de una amiga, que se había suicidado. Y sentí vergüenza ajena al ver al sacerdote, muy joven y sin casulla, empezar la misa repitiendo tres voces seguidas: "¿Cómo están usteeeedes?", con el mismo tonillo de Gaby, Fofó y Milito, los payasos de la tele. Fue un horror. Imaginen a la pobre familia del finado. Dos ejemplos de cómo "atraen" a la Fe ciertos sacerdotes de distintas generaciones….
20/11/20 2:10 AM
  
Birlibirloque
¿Alguien sabe algo de Palas Atenea? Era una de las personas a las que con más gusto leía por acá.
20/11/20 6:03 AM
  
Miguel desde Roma
Si a los niños por años se acostumbran a "misa de niños" pues cuando crecen y se siente adultos en su adolescencia empiezan a dejar las "cosas de niños" y es por esto que desaparecen de la iglesia, no quieren más las "cosas de niños". La liturg¡a debe ser siempre la misma a todas las edades. Como siempre fue en los siglos, nunca se diferenciaba( misa para bebes , para jovenes para adultos para viejos,etc.).
20/11/20 12:46 PM
  
sofía
Birlibirloque, pues aprecie usted ahora a Africa Marteache, y asunto arreglado.
De todos modos para los que no la reconozcan, ella ya avisó que iba a dejar su nick para firmar con su verdadero nombre.
21/11/20 12:29 AM
  
JGSB
Aparte de los tres compositores que mencionas, Manzano, Palazón y Deiss, permíteme alzar la mano en favor de D. Cesáreo Gabarain, sacerdote vasco que después estuvo en Madrid en la Parroquia Nuestra Señora de las Nieves, y que falleció en poco tiempo por una enfermedad rápida hace ya más de veinte años.
Aparte de sus homilías en las Nieves, y de muchas conferencias en parroquias de la Vicaría, a este sacerdote le debemos cancioes como 'La muerte no es el final', que se ha apropiado la Legión, pero cuyo autor es don Cesáreo, y otras como 'Pescador de hombres, más conocida por la orilla, 'Iglesia peregrina de Dios', 'Hoy te quiero cantar, Madre mía del cielo', y así hasta más de cincuenta que yo conozca, todas ellas muy dignas, con buen gusto y que acercan a Dios.
Como bien sabes, yo también soy un sesentón que toca la guitarra, pero en cuanto puedo meto algún canto gregoriano, y si aparece alguien que toque el órgano, inmediatamente guaro la guitarra, porque el órgano es mucho más digno.
Pero, esencialmente, valga este comentario como recuerdo a don Cesáreo Gabarain, por quien sigo rezando para que Dios lo tenga en el cielo, y que creo que se merece un recuerdo al tratar de la música litúrgica.
21/11/20 5:12 PM
  
Birlibirloque
Muchas gracias por la aclaración, Sofía. Sospechaba que era así, aunque no estaba seguro del todo.
22/11/20 4:31 AM
  
Otra María
Extravagancias liturgicas todavia hay muchas .Yo he recibido el otro día un wassap en donde se ve a un cura con casulla delante del altar bailando unos pasitos d sevillanas mientras un coro, no se si sesentòn ,pero madurito si parece, entonaba un villancico flamenco.Pienso q sería en una misa de Adviento y segurisimo q el personal estaba encantado de lo " guay " q era su cura....Seguro que un sacerdote q quisiera cambiar estas extravagancias y darle a la liturgia la relevancia que le corresponde , es probable que se encontrara con q le llaman cavernario , retrógrado y otras lindezas....eso si no le hacen un manifa a la puerta de la iglesia para q el obispo lo cambie.... Si es q se recoge lo que se siembra !!!
24/11/20 8:28 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.