23.12.20

Raúl Eguía Recuero, de hacer películas blasfemas a ser un enamorado de la Eucaristía y testigo del poder transformador de Jesús Sacramentado

Raúl Eguía Recuero, feliz esposo y padre de 4 hijos, es miembro de la Comunidad Siervos de Cristo Vivo. Escritor. En está entrevista nos cuenta su apostolado y profunda experiencia de conversión, de hacer películas blasfemas a ser un gran apóstol de la Eucaristía.

¿Qué supone para ti poder dedicarte a la evangelización desde la fuerza sanadora que da Jesús Sacramentado?

Supone la felicidad total y el total descanso, porque Él hace todo, Él pone el querer y el obrar. “Sin Mí no podéis hacer nada” nos dice. Es impresionante ver como la presencia real de Jesús vivo y sacramentado transforma profundamente a las personas que se acercan a Él, sobre todo, a nosotros. Poder gastar la vida con mis hermanos llevando a las personas a beber a la Fuente que es Su Corazón Traspasado por Amor es un regalo gratuito y Gigante de Dios, que es tan bueno, que nos ama tanto a todos.

Venía de hacer cine en Estados Unidos, vivió mucho en el mundo, pero solo Dios llena, solo Dios basta.

Nada de este mundo puede llenar el corazón. ¡NADA! Sólo cuando uno descubre que es amado con un amor más fuerte que la muerte, que siempre perdona, que te ama gratuitamente aunque no te lo merezcas, que te ama aunque no tengas fuerzas, que siempre es fiel, solo en ese momento uno encuentra el descanso, la Paz, la alegría, el gozo. Es hermoso estar vivo y vivir con Él.

¿Cómo has experimentado en tu vida que Jesús está vivo y transforma?

Desde que el Señor me sanó y liberó a través de Nuestra Madre María de una adicción de más de 25 años, experimento diariamente mi pobreza y la inmensa riqueza de Jesús vivo, transformándolo todo. ¡Es un regalo inmenso! ¡Él está y está vivo acompañándonos! Lo veo en mi esposa, en nuestros pequeños, en nuestros hermanos de comunidad, en tantos que vienen rotos que Dios les da un nuevo comienzo, porque para Dios no hay NADA imposible. Regalo tras regalo, milagro tras milagro.

Leer más... »

22.12.20

Sofía Ruiz del Cueto cree que la presencia de EWTN en España, no solo es muy necesaria sino vital

Sofía Ruiz del Cueto es médico, profesora y madre de dos niños. A raíz de una peregrinación, junto con un grupo de personas, sintió la necesidad de traer el canal de Madre Angélica a España. Actualmente es vicepresidente de programación y producción de EWTN España.

Desde el pasado día de la Inmaculada han comenzado a transmitir en nuestro país. Analiza para InfoCatólica la necesidad de este canal en la sociedad española, que considera vital, pues las televisiones generalistas llevan años rompiendo con la familia y con los valores católicos.

La idea de traer EWTN a España nace precisamente en la Basílica de la Virgen del Pilar, al menos la idea de hacer algo por Dios…¿Cómo empieza la historia?

Como bien dices nace de una peregrinación de Lourdes a Madrid y que culmina ante la Virgen del Pilar, después de haber pasado por varios santuarios marianos terminamos en Zaragoza poniendo a los pies de la Virgen nuestras vidas, nuestras intenciones y preguntándole que es lo que Dios podía querer de nosotros y cómo podíamos hacer para trasmitir todas las gracias que habíamos recibido a otras personas. Al principio pensamos todos que Dios nos pedía crear un colegio y nos fuimos todos de vacaciones de verano.

¿Qué pasó después?

A la vuelta, uno de los integrantes de ese grupo, José Carlos, llegó con la idea de traer EWTN a España, un canal del que nosotros no habíamos oído hablar nunca, a pesar de ser el canal católico más importante del mundo y de hecho EWTN Radio es la radio más importante del mundo, no solo de las católicas, sino de las radios en general. Al principio nos chocó, pues ninguno somos del mundo de la televisión, ni de los medios de comunicación y nos parecía algo muy complicado y muy difícil para nosotros. Pero a medida que fuimos conociendo el proyecto la cosa cambió. Nos fuimos a Alabama a conocer las instalaciones y el equipo que trabaja desde allí.

Leer más... »

21.12.20

Conozca todo lo relativo a las principales costumbres y tradiciones en torno a la Navidad

Rodolfo Vargas, teólogo e historiador. Presidente de la Sodalitas Pastor Angelicus y de la Asociación Cultural Roma Æterna. Ha publicado una biografía de Benedicto XVI y es un gran devoto y estudioso de la figura de Pío XII. A través de esta entrevista hace un completo repaso a todos los elementos externos que ayudan a vivir internamente la Navidad.

¿Por qué la Navidad es una fiesta de resonancia universal?

Ya sólo el hecho de que todo el planeta se rija oficialmente por el calendario cristiano, que divide la Historia en antes y después del nacimiento de Jesucristo, indica la trascendencia que tienen estas fechas para la humanidad en general. Alrededor de ellas ha surgido toda una cultura, que se manifiesta en dos estilos de celebración: el sagrado y el profano. El primero se centra en la fe en el misterio de la Encarnación del Verbo y en los valores que de ella se derivan; por eso es, sobre todo, una fiesta de la familia (la familia humana debe estar imbuida del espíritu de la Sagrada Familia, que es, a su vez, espejo de la Familia Trinitaria). El otro estilo de celebración de la Navidad se ha apropiado de la festividad cristiana, fagocitándola, vaciándola de su sentido primigenio y transformándola en una mera ocasión para el ocio y la diversión, sin ningún sentido religioso o con éste muy amortiguado y ahogado por la fiebre consumista y comercial que todo lo invade. Ya el saludo con el que se felicita en este período denuncia el estilo de celebración que se asume: “Feliz Navidad” al modo cristiano; “Felices Fiestas” al modo paganizante que se ha puesto de moda. El presente escrito busca el sentido católico de la entrañable festividad que nos recuerda el nacimiento del Hijo de Dios según la carne.

¿Qué nos puede decir de los principales adornos navideños y de su historia?

Los dos principales son el belén y el abeto navideño. El primero es de más antigua e inequívoca tradición cristiana, pues fue san Francisco de Asís quien, en la Nochebuena de 1223, inauguró la costumbre de escenificar el nacimiento del Señor. En una gruta del monte Lacerote, cerca del castillo de Greccio en Umbría, dispuso un pesebre hecho con paja y sobre él colocó una imagen del Niño Jesús, haciendo traer junto a él a un buey y un asno vivos. Desde entonces en los conventos de las órdenes seráficas se hizo común la práctica de representar el portal de Belén por Navidad, lo cual pronto fue imitado por el pueblo fiel. Con el tiempo se fueron añadiendo personajes y otros elementos de modo que los belenes se llegaron a convertir en todo un arte, descollando en éste Nápoles, España y las Indias.

¿Cuál es el núcleo esencial del pesebre?

El núcleo esencial del pesebre –y que basta para armarlo– es lo que se llama el Misterio, es decir: Jesús, María y José, que son los protagonistas de la Navidad. El buey o la vaca y el asno o la mula suelen ser infaltables aunque, como el resto de elementos, no sean imprescindibles. Pero es hermoso considerar que Jesús viene a restaurar todas las cosas y entre ellas la primigenia armonía de la Creación, la que existió en el Paraíso terrenal entre todas las criaturas salidas de la mano bondadosa del Padre. Los ángeles también constituyen parte del nacimiento, pues fueron ellos los que cantaron el “Gloria in excelsis” en la primera Nochebuena y anunciaron la gran noticia a los pastores. Éstos son asimismo representados con sus rebaños yendo a adorar al Niño. Los Reyes Magos tampoco faltan y en los belenes más elaborados figuran con sus animales de viaje y sus séquitos. En fin, a veces, la escena de la Navidad se inserta en un marco monumental y se representa ya no sólo el portal o cueva donde nació Jesús, sino toda la ciudad de Belén con escenas costumbristas.

Leer más... »

18.12.20

Lidia Falcón denuncia que los transexuales quieren abolir la realidad y la promoción de la pedofilia

Lidia Falcón O’Neill es una conocida política y escritora española. Licenciada en Derecho, Arte Dramático y Periodismo y doctora en Filosofía, se ha destacado por su defensa del feminismo España, especialmente durante la Transición.

Si traemos a colación la entrevista es porque, desde el sentido común, denuncia lo disparatada que es la ideología de género o pretender cambiar el lenguaje para que ya no existan padres ni madres, ni hombres ni mujeres, ni machos ni hembras, algo que va contra la naturaleza pues esto se da en todos los mamíferos. También denuncia con contundencia la promoción de la pedofilia o el cambio de sexo y afirma que una sociedad sana debe proteger a los menores de estas aberraciones.

¿Por qué usted como feminista y militante de izquierdas está escandalizada del rumbo que han tomado muchas feministas actuales promoviendo la ideología de género en donde, según ellos, cada persona puede elegir el sexo que quiera?

Porque cualquier persona con sentido común y una moral social adecuada tiene que escandalizarse. Yo estoy triste porque esta sociedad no se ha escandalizado por estos proyectos. Cuando el año pasado oí como defendían una propuesta de ley en la que iban a cambiar el lenguaje y ya no iba a haber ni mujeres ni hombres, ni padres ni madres, sino progenitores gestantes y progenitores no gestantes pensé que no se podía soportar semejante disparate. Se trata de hacer desaparecer a las mujeres. En consecuencia ya no hace falta el feminismo. Todos los avances que hemos conseguido con la lucha feminista pueden eliminarse. Acaban de darle el premio del Instituto de la Mujer a una transexual. También en el premio de cine de mujeres, varias transexuales. Si cualquiera puede ser mujer, muchos hombres se convertirán en mujeres. ¿Y eso es de izquierda? ¿Ese es el país que queremos? ¿Dónde están los dirigentes políticos y pensadores que se manifiesten rotundamente en contra de esta distopía? En Madrid, donde el PP lleva gobernando 25 años, se ha aprobado la ley transgénero y se ponen sanciones administrativas a quien se muestre en desacuerdo.

Leer más... »

15.12.20

Novedoso documental contra el marxismo cultural y la ingeniera social anticatólica: John Navasco III

El Marxismo Cultural, simbiosis entre las teorías marxistas del ideólogo Antonio Gramsci y la denominada Escuela de Frankfurt, busca destruir las sociedades cristianas tradicionales por medio que ellos llaman “cultura” pero que no es más que toda una serie de propagación de vicios, corrupciones y perversiones con el fin de “REDEFINIR” a las naciones e imponer una dictadura al estilo “comunista". Que el ciudadano sea un IGNORANTE en materia política, económica, social o religiosa es para ellos un objetivo esencial.

Busca esta ideología perversa, mediante el control de la opinión pública y la corrección política, subvertir los valores tradicionales de la Cristiandad, mediante el sabotaje en Universidades, medios de comunicación, instituciones religiosas, gobiernos, etc … empleando armas tan arteras como la mente y la hipocresía propias de la masonería para conseguir sus fines malévolos o utilizar teorías psicológicas contradictorias y perversas ci para corromper las mentes y las almas. El cine, TV, radio, el teatro, literatura, internet, móviles, música … son instrumentos con los cuales difunden toda una amalgama de vicios que están haciendo al hombre un dechado de impureza y zafiedad. Una primera fase, sería lo que ellos llaman “de movimiento", es decir, sin violencia, todo aparentemente “dialogante", “cultural", de “buenísimo” o “consenso", etc ……, para luego imponer la fase violenta del conocido comunismo sangriento en su más absoluto totalitarismo.