InfoCatólica / Caballero del Pilar / Archivos para: Junio 2021

18.06.21

"Mi yo", las vivencias de quién encontró a Cristo en la enfermedad y abrazó con amor la Cruz

José Manuel López López, hijo de Joaquín López y Amparo López. Son 5 hermanos, él fue el segundo, pero entre su hermana la mayor y él hay 5 años de diferencia, entre ellos dos nació muerto un hermano, por eso le decían El niño deseado. De bien pequeños celebraban la Semana Santa visitando los monumentos de Jueves Santo. Y en Navidad él era el encargado de poner el Belén en casa. Tras cursar sus estudios administrativos en Llars Mundet trabajó en diferentes empresas o instituciones para acabar en una empresa de Seguros

Conversión

Un día su suegro le invita de peregrinación a Medjugorje de peregrinación. Su juventud la pasó tibio con Dios y la Virgen, pero ella misma le llevó a su lugar. Se transformó en el ladrón bueno, que se arrepentía y lloró. Pero el enemigo le hace tener un corazón de piedra y no de carne en el confesionario. Por lo que no se confesó. Llevaba muchos años sin tomar la comunión.

Antes del viaje tenía síntomas de esquizofrenia, pero él desconocía que le pasaba. Hasta que al llegar a Barcelona un par de días después le dio un brote muy fuerte.

El no se considera esquizofrénico, porque tiene muchos roles, simplemente afirma que tiene esquizofrenia. Está consagrado a Dios con la Asociación Católica Civitas Dei (Costa Rica, Colombia y España) como soltero. Fundador y Director Padre Joaquín Climent Abad.

Nadie puede amar sin sufrir” .Santa Margarita María Alacoque.

La Cruz es el mayor regalo que puedo hacer a mis elegidos en este mundo”. San Luis Grignion de Montfort.

Por eso cuando vean una Cruz, es la Cruz de Jesús y la nuestra, porque la amamos. Seamos valientes y enseñemos al mundo lo que amamos.

¿Por qué decidió escribir el libro, sobre tu intimidad espiritual con el Señor, llamado Mi yo?

Lo decidí escribir, por que desde joven tenía esa inquietud, y con mi Cruz y mi conversión, “que dura toda la vida” me di cuenta que tenía unos dones y carismas. Mediré en la parábola de los talentos y me pregunté ¿cuantos tengo? ¿los he multiplicado o me he quedado con menos porque no he sido valiente o los he enterrado por miedo?

¿Por qué es importante no enterrar los talentos y ponerlos al servicio De Dios?

Es muy importante por que nos son dados para nuestra misión de salvación de las almas y aligerar el Purgatorio. Al atardecer de nuestra vida se nos examinará del Amor y se nos preguntará qué hicimos con los talentos.

¿Cree que el modo de afrontar su enfermedad puede ayudar a otras personas?

Eso espero, sin Amor no se puede nada, ¿ y quién es el Amor? Dios mismo, que está siempre a nuestro lado hasta el final del mundo. Después de reconocer a Dios como el Amor, hay que dar testimonio ante Él y el prójimo. Pero sobretodo ante el prójimo que es al que vemos, y dentro suyo descubriremos a Dios.

También además de acercar las almas a Dios…..¿Por qué quiere quitar el estigma y el autoestigma de las enfermedades mentales?

Por supuesto, como en el bautismo normalmente se nos da de bebés, un bebé no nace estigmatizado o estigmatizante. Conforme vamos creciendo se nos va educando, ¿por qué no educamos el antiestigma? En vez del estigma y autoestigma que te hacen prisionero, todo lo contrario a Dios, que nos da siempre Libertad para hacer el bien o el mal. Lo que no puede ser es como se tratan las noticias de Salud Mental o películas en plena sobremesa en fin de semana, cuando están los niños o chicos. Que no digamos: “ ya estamos otra vez” por la forma y maneras de tratar el suceso con relación a la Salud Mental. Como decía San Juan Pablo II, no tengamos miedo a dar testimonio ya sea de Fe , de enfermedad etc…

El libro es muy variado porque cuenta con poemas, cuentos, juegos para niños…

Lo quise porque, no quiero excluir a nadie, y en varias modalidades, pero con una finalidad acercar al prójimo a Dios y yo mismo aprender y mejorar. Vivencias o dadas a la imaginación con un fondo muy diferente al que se relata.

Una de las novedades es que deja 2 páginas, para que el lector escriba y dibuje, según le salga del corazón.

Lo quise hacer para que sea personal, cada uno según su mensaje. Aquí habría mucho que ver ¿para quien? ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Cuando? ¿Dónde?. Nadie conoce las respuestas solo el lector.

Hay unas oraciones delante del Santísimo……fruto de su intimidad con el Señor.

Hay una gran escuela en Medugorje para adorarlo. Y sobretodo no es para leerlo rápido, a corriendas. Es para meditar cada palabra, porque no podríamos decir Dios mío te Amo, sino fuera por el Espíritu Santo que nos concede esta Gracia. Fue fruto de un ejercicio que teníamos que llevarle al padre Joaquín pasado un tiempo.

Este fue el resultado.

¿Qué parte de usted ha dejado en el libro?

Me he desnudado y he ido descubriendo, como dice el título Mi Yo. Y Como dice la Virgen de Medjugorje. “Queridos hijos, los invito a la conversión individual y este tiempo es para ustedes. Sin ustedes, el Señor no puede realizar lo que quiere. Queridos hijos, crezcan día tras día a través de la oración, para estar más cerca De Dios.

Aquí están tus cinco piedrecitas:

La oración del Rosario con el corazón.

La Eucaristía.

La Biblia.

El ayuno.

La confesión mensual.

¿Por qué aparece una foto de San Pancracio y Vitae Spiritualis Ianua.?

San Pancracio viene de mi madre Amparo, de joven fue a visitar en la fiesta de Santa Eulalia y delante de San Pancracio, preguntó que Santo era y se tragó un alfiler del que se colocaba en el velo. Pués no sé qué vería, que en un suspiro se lo tragó. Y en el bautismo en latín me llevó el Espíritu Santo, según dice el Catecismo De la Iglesia Católica, a ser hijo de Dios, y permanecer con los Mandamientos y Sacramentos posteriores.

Para finalizar, ¿Qué diría a aquellas personas que dudan o no creen en el Amor De Dios?

Los caminos del Señor muchas veces no son los caminos que pensamos tener. Siempre es personal, nosotros y. Dios. Puede ser que este libro Mi Yo sea una circunstancia, un regalo de alguien y transforme un corazón de piedra en un corazón de carne, como el de Jesús, que brotó agua y Sangre, para que en Pentecostés nos enviara El Espíritu Santo, para salir a la vida, ser fuertes y valientes guerreros de María.

Si desean adquirir el libro

España: https://www.amazon.es/dp/8409308851/ref=mp_s_a_1_38?dchild=1&keywords=Jos%C3%A9+Manuel+L%C3%B3pez+L%C3%B3pez&qid=1622380067&sr=8-38

América: https://www.amazon.com/Mi-Spanish-Jos%C3%A9-Manuel-L%C3%B3pez/dp/8409308851/ref=mp_s_a_1_2?dchild=1&keywords=Mi+yo+de+Jose+Manuel+L%C3%B3pez+L%C3%B3pez&qid=1623443212&sr=8-2

Por Javier Navascués

17.06.21

Obispo José Guerra Campos: Santo, sabio y valiente. Por el P. Manuel Martínez Cano

Sucedió el día 15 de julio, festividad de San Buenaventura. Me revestía con los ornamentos sagrados para celebrar la Santa Misa, cuando entró rápidamente en la sacristía el diácono Miguel. Mientras abría cajones, nerviosamente me dijo: Busco los santos óleos, D. José se está muriendo o quizás ya está muerto. Aplico la Santa Misa por mi obispo. Y, segundos antes de dar la bendición final, se me acerca Antonio María, alumno de nuestra escuela apostólica, para decirme que el Sr. Obispo ha muerto. Dada la bendición, pido a los fieles que recen por el eterno descanso del alma de D. José Guerra Campos. Abrevio la acción de gracias de la comunión, subo a la habitación donde dormía y beso la frente y las manos, todavía calientes, de mi santo obispo.

Doce horas antes de entregar su alma a Dios, lo había visto en la capilla de rodillas, estático, preparándose fervorosamente para recibir la Comunión. Era su Viático. Después rezamos las letanías de los Santos y subimos al comedor. Durante la cena leímos la semblanza de Madre Dolores de Jesús, carmelita descalza, alma gemela de Madre Maravillas y santa como ella. Don José comentó aspectos de la vida carmelitana y se retiró a su habitación, con su sonriente “hasta mañana, si Dios quiere". Pero el Señor lo quería en su gloria. Ha muerto el obispo de España. Mi obispo que fue santo, sabio y valiente.

Santo. Su fidelísima prima, que se desvivió por cuidar a D. José, hasta que se lo permitieron sus fuerzas, decía que nuestro obispo conservaba la pureza angelical de la infancia y la ilusión apostólica de un recién ordenado. Y su primer chófer, al que conocí casualmente en un departamento del tren, me dijo: Todo el mundo dice que mi obispo es muy sabio, pero lo que no sabe la gente es que mi obispo es santo. Yo lo quiero como un hermano, más que si fuera uno de mi familia.

Todos los que hemos tratado a D. José, sabemos de su bondad, pobreza, caridad, sencillez, humildad, mortificación, alegría, generosidad, santidad… La Iglesia tiene la última palabra.

Sabio. Ya en vida de mi obispo, dos cardenales españoles habían manifestado que don José era el obispo más inteligente que ellos conocían, y los purpurados añadían que conocía a casi todos los obispos del mundo.

Un amigo sacerdote me contaba que cuando el presbítero José Guerra Campos, durante sus estudios en Roma, daba una conferencia, despertaba una expectación extraordinaria; los locales se llenaban de gente para oírle ensimismados. Cuando era otro el conferenciante, asistían muy pocos oyentes.

Dos meses antes de morir mi obispo, en el último retiro de la Asociación Sacerdotal de San Antonio María Claret, un venerable sacerdote nos contaba que a él le había dicho un obispo español lo siguiente: Si, desde el punto de vista intelectual, ponemos a todos los obispos de la Conferencia Episcopal Española en el platillo de una balanza y en el otro platillo de la balanza, ponemos solo a Guerra Campos, los platillos quedarían nivelados.

Valiente. A) Valiente en la guerra. A sus 18 años se fue al frente a luchar por su Dios, su Iglesia y su Patria. Más de una vez nos dijo, el frío y el hambre que pasó en los campos de batalla y en los traslados de un lugar a otro. En Valencia le oí decir, que cuando el ejército nacional liberó a la ciudad del Turia del azote comunista, el capitán no les dejó ni que cogiesen una sola naranja de aquellos campos cuajados de jugosos frutos.

B) Valiente en la paz de Franco. Nos lo contaba con sencillez encantadora pocos días antes de morir. Ocurrió que en un año compostelano o en una fiesta tradicional importante por los años cincuenta la policía desalojó la catedral por motivos de seguridad. Franco participaba en la procesión. Los maquis podían matarlo escondidos entre las columnas. Tal atropello irritó mucho al pueblo sencillo y a los señores canónicos, quienes presentaron su enérgica protesta ante las autoridades civiles.

Al siguiente año, el cabildo catedralicio delegó en el canónico José Guerra Campos la organización de los actos. Tres veces viajó a Madrid para advertir a las autoridades civiles que las puertas de la catedral tenían que estar abiertas al público. Y él nos decía que se daba cuenta que le daban largas al asunto, que querían tomarle el pelo.

Llegó la víspera de la gran fiesta y el canónigo Guerra Campos se encerró en la sacristía para preparar todos los detalles, cubierto con un guardapolvo. Sin darse cuenta, pasó la noche y vio cómo la luz del sol penetraba tímidamente. Salió para abrir las puertas de la catedral y se encontró que junto a cada una de ellas había un policía. Se dirigió a la puerta principal y le dijo al guardia que la abriera. Se negó, alegando órdenes de sus superiores. Tres veces pidió que abriera las puertas y tres veces se negó. Entonces el canónigo cogió al policía por el brazo y le hizo rodar hacia el centro de la catedral. Abrió las puertas y entraron los fieles.

Dos policías cogieron de los brazos al canónigo y le dijeron que quedaba detenido. Él les pidió que le dejaran dejar el guardapolvo en la sacristía. Accedieron, y cuando lo vieron salir revestido de canónigo los policías desaparecieron.

La historia terminó con una carta del Generalísimo felicitando al canónigo por haber defendido los derechos de la Iglesia y de otra carta del canónigo al policía pidiéndole perdón por las molestias causadas.

C) Valiente en la democracia atea. Sólo mi obispo, como San Juan Bautista, les ha dicho a los grandes de la tierra que, con la legalización del aborto, se han convertido en pecadores públicos.

Ante el proyecto de ley de la autorización civil del aborto, mi obispo afirmó, el 28 de enero de 1983, fiesta de San Julián, patrón de Cuenca que: “Es enorme la responsabilidad de los propagandistas y sembradores de confusión. Pero la responsabilidad se concentra en los autores de la ley, a saber:

A) El Presidente del Gobierno y su Consejo de Ministros.

B) Los parlamentarios de las Cortes.

C) El Jefe del Estado que la sancione. Realmente la decisión gubernamental coloca en una situación límite al Rey, que no puede moralmente participar en esa agresión a los inocentes".

Y mi obispo se quedó solo. Ningún hermano en el episcopado se solidarizó con su denuncia profética. Para ello se necesitaba ser valiente como D. José Guerra Campos.

No sé por qué estoy aplicando unas misas gregorianas por el eterno descanso de su alma, pues estoy convencido de que está en el Cielo.

P. Manuel Martínez Cano

14.06.21

Enterrados vivos, un libro espeluznante sobre los más macabros crímenes del dictador comunista Tito

Álvaro Peñas es un apasionado de la historia y viajero empedernido, es un buen conocedor de los países del Este, donde viaja con frecuencia, y de su situación política, gracias a sus amistades con periodistas y políticos de los partidos patrióticos de muchos de esos países. El Correo de España le dio la alternativa en los medios, donde escribe con regularidad, siendo uno de los especialistas en los países del Este. Actualmente colabora también en El Toro TV y Radio Ya, así como en prestigiosos medios internacionales, consiguiendo sobresalientes entrevistas y artículos, que les animamos a seguir. Pueden hacerlo a través de su canal de Telegram: @AlvaroP_info. En esta ocasión le entrevistamos sobre su traducción de Enterrados vivos (SND) de Roman Leljak, lo peor del horror de Tito.

¿Por qué un libro sobre los peores crímenes de Tito?

Cuando comencé a leer sobre este tema me sorprendió lo poco que se conocía sobre todos estos crímenes y la imagen positiva, incluso benevolente, de Tito. El dictador yugoslavo, responsable del asesinato de miles de italianos en las foibe entre 1943 y 1947, fue condecorado por Italia, que tardó 60 años en reconocer y homenajear a sus víctimas. Las matanzas cometidas contra croatas, eslovenos, bosnios y serbios fueron enormes, entre 80.000 y 100.000 asesinados, pero fueron ocultadas durante los 45 años que duró el régimen comunista. Son demasiados años de mentiras y cuando leí el libro de Roman Leljak me pareció una historia que había que dar a conocer.

Además, resulta increíble que estos crímenes permanecieran tantos años ocultos.

Desgraciadamente no lo es. Tenemos el ejemplo de Katyn, la matanza de 22.000 polacos ordenada por Stalin, que no fue reconocida hasta la caída de la Unión Soviética en 1989, y muchos crímenes parecidos han permanecido enterrados durante décadas. Las matanzas cometidas por Tito fueron ignoradas por motivos políticos, porque el dictador yugoslavo había combatido contra el fascismo y porque posteriormente se enfrentó a Stalin, convirtiéndose en un potencial aliado de Occidente. En Yugoslavia hablar de lo que había sucedido significaba la cárcel y muchos de los escenarios de las matanzas fueron convertidos en vertederos y cubiertos de basura. Por supuesto, cualquier denuncia de estos crímenes era catalogado como propaganda occidental o fascista. La verdad es secundaria ante ciertos intereses.

Pese al descubrimiento de Leljak en 1989 y su libro, aún tardaría 20 años más en abrirse Huda Jama.

Hace poco entrevisté al primer ministro esloveno, Janez Jansa, y le pregunté si la sociedad eslovena se había reconciliado con su pasado, su respuesta fue que no, que esa era aún una tarea pendiente. En la entrevista añadí una foto del primer ministro en Kocevski Rog, rindiendo homenaje a las 1.500 personas que fueron asesinadas allí por los partisanos. Sin embargo, en ese mismo lugar una de las atracciones turísticas es un centro de mando partisano con 26 barracones de madera que estuvo activo hasta 1944 y en el que los partisanos y los comunistas son los libertadores de la nación. Cuando visite el museo de historia de Maribor, la segunda ciudad de Eslovenia y en cuyos alrededores se produjeron varias matanzas, no había ninguna mención a estos hechos y había muchas fotos de partisanos sonrientes. Esa ha sido la historia oficial durante muchos años y es muy difícil cambiar ese relato, aún más cuando los que defienden a los verdugos no quieren ni oír hablar de reconciliación. A esto hay que añadir la guerra que se produjo en los Balcanes con la desintegración de Yugoslavia y el uso partidista de la historia, sobre todo por parte de los herederos del régimen comunista, reconvertidos en socialistas y liberales.

Todo eso explica porque costó tanto abrir Huda Jama. No obstante, hay que decir que Croacia y Eslovenia han hecho un gran esfuerzo por encontrar y honrar a las víctimas de estos crímenes, aunque siguen apareciendo cadáveres, como la fosa con doscientos cincuenta italianos asesinados encontrada el pasado agosto, de los que cien eran menores de edad. En Serbia o en Bosnia-Herzegovina no se ha hecho nada parecido a lo que sí han hecho croatas o eslovenos, e incluyo en el libro una entrevista con el historiador bosnio Omer Hamzic, que ha sido el único en investigar estos crímenes y sus efectos en Bosnia-Herzegovina tomando como muestra una pequeña localidad. Lo cierto es que a día de hoy los homenajes a las victimas siguen siendo motivo de enfrentamiento. Una misa en Sarajevo celebrada el año pasado provocó la ruptura entre la Iglesia Católica y la Ortodoxa en Bosnia.

¿Por qué cree que la opinión pública mundial no ha hablado lo que debiera de estas atrocidades?

De nuevo por motivos políticos. En Italia la izquierda reconoció su error por su apoyo al régimen comunista de Tito, pero en muy poco tiempo empezaron a alzarse voces negando, minimizando o justificando los crímenes, argumentando que los homenajes a las víctimas no eran más que un ataque de la derecha a la lucha antifascista. En las antiguas repúblicas exyugoslavas se repitió el mismo debate político al que se sumó el enfrentamiento nacionalista. Además, a buena parte de la opinión pública le cuesta hablar de los crímenes cometidos por el comunismo y en el mundo occidental se mantiene esa imagen romántica y revolucionaria simbolizada, por ejemplo, en el Che Guevara. La imagen general de Tito es la de su éxito para levantar un modelo socialista plurinacional e independiente de la Unión Soviética. Con motivo del 40 aniversario de su muerte, el año pasado, El País hablaba de la Titonostalgia y de los grandes éxitos del socialismo yugoslavo, estos horrendos crímenes son pecata minuta para los medios occidentales.

Leer más... »

12.06.21

Carta del P. Antonio Turú Rofes a la Hermandad Sacerdotal tras las muerte de Mons.Guerra Campos

Queridos hermanos de la Hermandad Sacerdotal:

Al comunicarme con todos, con motivo de la muerte de nuestro entrañable Sr. Obispo D. José Guerra Campos, no quiero solamente daros la condolencia por su fallecimiento, sino que quiero también consolar vuestra pesadumbre.

Dejó con pena su amada diócesis de Cuenca. Se vio después aislado, en gran medida, de cuanto le rodeaba y comenzó en precario su traslado a Madrid, al piso que tenía alquilado en la calle Arrieta. Fue entonces, con el traslado, trabajos y soledad, cuando empezaron a manifestarse los males de su corazón. Al aceptar el pregón de la Semana Santa Conquense el mal se le declaró preocupantemente. Le costó lo indecible la subida hacia la vieja ciudad. La hinchazón de las piernas fue enorme.

Diagnosticada la enfermedad cardíaca, un buen amigo lo llevó a Pamplona, donde se le puso un marcapasos en la clínica universitaria. Tuvo una ligera mejoría, pero siguió perdiendo peso y fuerzas de forma alarmante.

En varias ocasiones me trasladé a Madrid para ver su situación. Entonces fue cuando me decidí a proponerle que viniera a vivir con nosotros, dado que su recuperación en Madrid se hacía imposible, teniendo además en cuenta, la irrecuperable enfermedad de la prima Pilar, que le atendía y a la que hubimos de internar. Quedaba sin atención alguna.

Vino feliz, como nos decía, a mejorar entre sacerdotes de la Hermandad y seminaristas nuestros. Una vez llegados al Colegio me dijo: “Vengo como un perriño enfermo que solo busca un rincón para descansar, soledad, silencio y un poco de calor familiar. Bien sabes que la familia espiritual es más para el alma que toda otra familia de la sangre".

Vivió días felices, pero su corazón estaba ya demasiado roto. De nuevo tuvimos que internarlo en una clínica, durante dos semanas. Fue una ligera detención del mal. Volvió a casa, con el ventrículo izquierdo prácticamente paralizado. Fueron tres semanas más de sufrir en silencio la pérdida de energía. Hasta que la víspera de la Virgen del Carmen, al ver que se retrasaba para la Santa Misa, subí a su cámara y lo encontré plácidamente muerto. Recibió la extremaunción aún caliente. Le amortajamos con sus vestiduras episcopales, y ya comprendéis que empezó el movimiento de llamadas a la familia, a la Conferencia Episcopal y al nuevo Sr. Obispo de Cuenca, que determinó que se le llevara allá para ser enterrado en la Catedral.

Os confortará y edificará lo que voy a deciros. Jamás escuchamos de sus labios una queja. Siempre su espíritu de conformidad con la voluntad de Dios y de amor a la Hermandad Nacional, que le había acogido con tanto cariño. Decía afectuosamente: “vine a los míos, y los míos sí me recibieron". Siempre una actitud de piedad, de grandeza, de caridad, de caballerosidad, de elegancia, que hacía más amable aún su virtud, su ejemplaridad de vida. En el altar parecía un ángel. En la Comunión, los días que no pudo celebrar, su recogimiento hacía sentir la presencia de Dios.

Creo queridos hermanos que hemos de dar muchas gracias a Dios, por la predilección que nos ha manifestado, entregando a nuestra Hermandad el tesoro de su persona para que le acogiera los últimos meses de su vida, y muriera en su seno, dejándonos llenos a todos de su suave olor a Cristo.

Una de sus ilusiones para con la Hermandad, fue que pudiéramos tener Casa de Formación o Escuela Apostólica, a la manera de los colegios mayores que él había conocido durante su vida universitaria y su docencia en la Universidad de Santiago. Un colegio mayor para la formación preparatoria de los aspirantes al sacerdocio.

Me contaba su hermano D. Manuel Guerra, al decirle él que para qué pensaba en un nuevo Seminario, cuando ahora se cierran tantos, le respondía: “no se trata de seminarios diocesanos. sino de un buen colegio mayor donde se formen los sacerdotes de la Hermandad. Eso quiero".

Sería del agrado de todos que dediquemos un número de nuestro Boletín, a exaltar y evocar su figura excepcional. Con ese motivo pido la colaboración de todos para que, en una simple cuartilla, a los más un folio, expreséis vivencias, recuerdos, consideraciones, alrededor de su ministerio y persona. Podríamos reunir una miscelánea sobre D. José Guerra, que sirviera de recuerdo permanente a los actuales miembros y a los que han de venir por su intercesión. Podríais mandarlo por fax.

Que D. José Guerra Campos nos alcance una parte de su espíritu y un aumento del fervor y la bondad de su corazón que se consumió por amor a la Iglesia y a España.

¡Vuestro en Cristo!

Antonio Turú Rofes, Pbro.

Presidente

11.06.21

Cambio climático y calentamiento global, la nueva religión del Nuevo Orden Mundial

José Luis Barceló es escritor y periodista. En 1978 fue Premio Príncipe de Asturias para Jóvenes Investigadores por un trabajo sobre fauna ibérica protegida y ha sido un reconocido activista ambiental en nuestro país. En esta entrevista analiza su libro “Cambio climático sin complejos” de la editorial Sekotia.

¿Por qué un libro sobre el polémico tema del llamado cambio climático?

Nunca hay un motivo cierto para escribir un libro o dejar de escribirlo, el caso es que me parecía que hay muchos libros autorizados sobre la realidad y amenazas del cambio climático, pero pocos que supusieran un contrapunto al problema: siempre se echa la culpa al Ser Humano, se le victimiza y se cuestiona su papel en la Creación.

Ha habido otros Cambios Climáticos incluso en Eras en las que el Ser Humano no era ni siquiera un proyecto. No estábamos los humanos y ya había cambios climáticos.

Me pareció bien ofrecer una visión crítica y actual desde una persona que ha vivido la lucha ambiental y de protección desde dentro, como es mi caso.

Con relación al llamado cambio climático, ¿Qué hay de mito y qué de realidad?

Han existido muchos cambios climáticos, la Tierra no es estática ni espera que el Hombre le resuelva sus problemas. La vida se abre paso sola, con Humanos o sin Humanos. Se habló mucho de los miles de años que costaría recuperar la región ucraniana de Chernobyl tras la catástrofe nuclear de abril de 1986, sin embargo, aunque los humanos no debemos adentrarnos en aquellos parajes, la vida se ha abierto paso y los parajes antaño urbanos han sido reocupados hoy por todo tipo de especies animales y vegetales.

Que el Planeta cambia, eso es indudable, que se deba a la mano humana, podemos ponerlo en duda. Los humanos tenemos una visión muy reducida del entorno ambiental: solo nos fijamos en nuestro entorno más inmediato que, por desgracia, son los ámbitos urbanos. El Planeta lo cubren extensiones gigantescas de territorio inhabitado por humanos que, el las que, sin embargo, lo pueblan otras numerosísimas especies.

Por ejemplo, muy cerca de nuestras grandes capitales, los ecosistemas de dehesa han sido desalojados por el monte bajo o el matorral. El ecosistema de dehesa es eminentemente humano y necesario: desde que no hay ovejas, cabras o ganado vacuno pastando en explotaciones extensivas, han proliferado los incendios.

Las fotos de 1900 o 1905 del entorno de San Lorenzo de El Escorial muestran montañas peladas sin bosques, igual que en entorno del Río Guadarrama. Todo estaba consumido por el consumo de leña y el pastoreo. Hoy nos parecería imposible una Sierra del Guadarrama sin la repoblación o los arbolados de los chalets, por eso afirmo que nuestra visión es muy corta y reducida. Hay hoy más vigilancia ambiental preservación que nunca antes en la Historia humana.

¿Por qué relaciona los castigos del Antiguo Testamento con los cambios climáticos?

Los humanos siempre hemos tendido a responsabilizar a alguien de nuestros fallos y errores y los castigos divinos entran en esta quiniela. Hoy queremos culpabilizarnos del desastre terráqueo echándonos la culpa. Los Humanos siempre requerimos explicaciones y tener la seguridad de que nuestro siguiente paso no será nuevamente un fracaso.

Muchos de esos castigos fueron además “cambios climáticos”, como los “castigos” de las erupciones volcánicas, las plagas o el propio Diluvio Universal, que está comprobado que, no solamente fue un hecho histórico, sino que hubo además varios “diluvios” de esa magnitud. La Historia de la Humanidad nos corrobora que ha habido muchos cambios climáticos en los que ni siquiera el Ser Humano ha tenido nada que ver.

¿Cómo valora la figura de la activista Greta y por qué su movimiento lo compara con la famosa Cruzada de los Niños?

En mi libro “Cambio Climático” sin complejos establecí un paralelismo entre la niña Greta Thunberg y la famosa Cruzada de los Niños, ocurrida en tiempos difíciles en que la peste masacraba Europa. El mensaje de Greta de que “no quiero que tengas esperanza, quiero que entres en pánico”, es muy elocuente acerca de los objetivos que perseguía ella, sus padres o los lobbies quegiraban en torno a Gustav Stenbeck, Daniel Doner, jefe de prensa de la niña, el magnate Kentzog, Bo Thoren o el mismo Al Gore.

Los niños y sus palabras siempre nos infunden ternura y compasión, nos parece que siempre dicen la verdad que no mienten. Se valoraron más las palabras de la niña Thunberg que las de los dignatarios de los países de Naciones Unidas. Pero si una niña pequeña que ha dejado los estudios tiene algo que decir en los Foros Internacionales imagínese los millones de personas adultas y con familias que viven sin trabajo y sin esperanza en todo el planeta.

Mi conclusión es que en los países avanzados tenemos medidas muy diferentes a las que tienen en los países en desarrollo. No podemos poner más interés en defender un geranio o un perrito que en la defensa de la vida de un Humano.

Esto resulta incongruente. Nuestra especie tiene que estar primero. Y además le digo que no es posible que el Ser Humano avance y progrese si no es incrementando el consumo de energía.

La defensa ambiental se ha politizado erróneamente. La opción de limitar el crecimiento y desarrollo humano en un supuesto beneficio del Medio Ambiente no es realmente una opción, los humanos tenemos la obligación de progresar, no de estancarnos.

Es falso que pueda acudirse a modelos de sostenibilidad, ahorro y reciclaje para mantener nuestro nivel de desarrollo, que, además, no ha alcanzado sus máximos ni siquiera en los países ultradesarrollados. Es falaz intentar imponer a los países pobres modelos de los que se llaman “sostenibles” porque el único modelo rápido de desarrollo que existe es el modelo devastador que se impusieron durante los sistemas de los Imperios coloniales coincidiendo con la Revolución Industrial.

¿Por qué el llamando cambio climático y el calentamiento global es una nueva religión?

Bueno, se ha pasado del deshielo de los polos y del agujero de la capa de ozono al calentamiento global, y de ahí al cambio climático. El nuevo “mantra” es la emergencia climática, que muchos ayuntamientos y gobiernos locales o regionales adoptan para estar a la moda. Es una moda mediática y política. Cuando pase todo esto estaremos en otro momento planetario y todo se habrá olvidado, como ocurrió con la “emergencia nuclear” que tanta angustia provocó durante los años 70 y 80, en tiempos de la llamad Guerra Fría.

Desde finales de los años 90 hasta en torno a 2005 se impuso la llamada “Agenda 21” que muchos gobiernos de todas las administraciones territoriales adoptaron. Nada cambió.

Los entornos urbanos traen comportamientos gregarios de las personas, todas unidas en los mismos pensamientos globalistas, muy imbuidos por los medios de comunicación y las redes sociales, las nuevas tendencias y las modas urbanas que pronto se propagan.

Da igual que uno viva en San Petesburgo, Nueva York, Tarragona o Canberra, el caso es que el pensamiento urbano es único y trae tendencias políticas muy comunes y alejadas de la vida rural o del campo. La gente vota diferente. Si en el campo la explotación animal o la caza forman parte de nuestra convivencia con el entorno, en la ciudad se piensa que es una salvajada. Hay un alejamiento total entre la ciudad y el campo. Muchos ecologistas son urbanitas que deambulan en bicicleta por nuestras ciudades, pero que serían incapaces de matar un conejo para comérselo. Nuestra realidad avanzada es triste en términos de lo que se supone que es un himno de verdad.

Leer más... »