InfoCatólica / De Lapsis / Categoría: General

1.04.20

Inglaterra, en medio de la pandemia, vuelve a ser consagrada como «Dote de María»

Rededicación de Inglaterra como Dote de María

Llegó el día, el pasado domingo, 29 de marzo, tuvo lugar la renovación de la consagración de Inglaterra, como «Dote de María», a Nuestra Señora de Walsingham.

Ya conté la historia hace mes y medio, ¡Dios mío, parece un siglo!: La Iglesia en Inglaterra «rededicará» el país como «Dote de María»

Como afirmó el arzobispo John Armitage, rector del santuario de Nuestra Señora de Walsingham, esta consagración tiene como objetivo ayudar «al país a enfrentar los desafíos actuales» y entronca con su pasado.

La consagración iba a consistir en una «dedicación personal del pueblo de Inglaterra siguiendo los pasos del Rey Ricardo II, quien ante la gran agitación política en 1381 [Rebelión de Wat Tyler] fue al Santuario de Nuestra Señora de Puy en La Abadía de Westminster para buscar su orientación y protección», y junto a esa «dedicación» personal, habría una renovación de los votos hechos por el rey Ricardo II. En el sitio web www.behold2020.com se puede encontrar un mapa de los lugares que se habían adherido y una hermosa advertencia:

La historia nos muestra que, cuando el pueblo reza para someter su vida a la voluntad de Dios, la sociedad se transforma. Llevando a cabo esta consagración personal en 2020, puedes formar parte de la renovación de nuestra nación, que nos acercará más a la voluntad amorosa de Dios, a través de María.

Debido a la epidemia COVID-19, todas las celebraciones públicas fueron suspendidas en el país, así que el acto de consagración se recitó al mediodía en el recinto del santuario, a puerta cerrada, y seguido por una «misa de peregrinos». Un acto al que pudieron unirse todos los fieles. Cuando se levanten las restricciones de movimiento y de reunión una imagen de Nuestra Madre, bajo la advocación de Nuestra Señora de Walsingham recorrerá el país.

Díptico de Wilton

Leer más... »

13.03.20

Obispos de Ucrania: también aumento del número de misas y proponen una oración… y sentido común

Obispo Jan Sobilo

Un lector, DSM, me hace llegar la traducción de la declaración de los obispos de rito latino de Ucrania sobre la epidemia de coronavirus. Como en el caso de los obispos polacos rezuma sentido común y sentido sobrenatural. Y como en el caso de los obispos polacos proponen, en sus circunstancias, la disminución de la posibilidad de contagio mediante el aumento del número de misas (para que haya menos personas en cada una de ellas) y elevar los ojos al Cielo, como han hecho siempre los cristianos.

En estos momentos en los que hay muchos fieles confusos me parece que es muy bueno conocer cómo actúan nuestros hermanos por todo el mundo.

Dejo el comunicado completo, sin glosa, sin comparativas, habla por sí solo. También es una buena catequesis

De la peste, el hambre, el fuego y la guerra, sálvanos, Señor.

En las palabras de esta oración de súplica, la Iglesia recurre con confianza al Señor para protegernos de cataclismos, hambrunas, incendios, guerras y de la peste, es decir, de una enfermedad contagiosa masiva. Con esta palabra los cristianos describían las diversas epidemias de la Edad Media. Ante la epidemia de COVID-19, queremos también nosotros apelar a Aquel que es el Dador de la vida. Que nuestros ojos y corazones se dirijan hacia lo alto, de dónde vendrá nuestro ayuda, porque nuestro auxilio viene del Señor que hizo el cielo y la tierra (cf. Sal. 121).

En vista de la posible introducción de la cuarentena general en Ucrania, nos gustaría informarles y exhortarles a los siguientes pasos:

Leer más... »

12.03.20

El obispo Strickland pide procesiones eucarísticas (y un párroco siciliano emociona con su ejemplo)

El obispo de Tyler, «Bishop Joe» pidió ayer a los sacerdotes de su diócesis que dirijan una sencilla procesión eucarística alrededor de las Iglesias antes del día de San José.

Acto de reparación y arrepentimiento, para que todos los hombres sean hijos y discípulos de Jesucristo y para que Cristo extienda sus manos sanadoras sobre el coronavirus.

Como decía el presidente de la Conferencia Episcopal polaca: «los hospitales curan enfermedades del cuerpo y las iglesias sirven, entre otras cosas, para curar enfermedades del alma».

Creo que todos estamos rezando mucho por los enfermos, por el personal sanitario. Que no se nos olvide rezar mucho por nuestros sacerdotes.

Leer más... »

10.03.20

Todavía más misas: propuesta del episcopado polaco a la crisis del coronavirus

Extraordinaria, esperanzadora, llena de fe y preocupación por la grey encomendada, sobrenatural y con los pies en la tierra… y breve declaración del presidente del episcopado polaco a la crisis de coronavirus en su país.

Primero: siguiendo las recomendaciones de las autoridades de Polonia de que no debería haber grandes reuniones de personas, en lugar de interpretar eso como que hay que suprimir misas, lo que pide es aumentar el número de misas dominicales para que los fieles puedan asistir a la liturgia siguiendo las recomendaciones de los «servicios sanitarios». Para los de letras profundas, si aumenta el número de misas, habrá menos gente en cada una de ellas, no hace falta, como en Italia, quitar todas.

Leer más... »

2.03.20

El coronavirus nos libró de la «hospitalidad eucarística» de la Catedral de Ginebra

Lo que iba a ser una noticia entrañable quedó ensombrecida, no tanto por la anulación como por lo que algunos pretendieron que fuera. El sábado 29 de febrero estaba prevista la celebración de la primera misa desde el triunfo del calvinismo en la Catedral de Saint-Pierre de Ginebra, Suiza. Hasta aquí todo genial.

El templo fue la sede de los obispos católicos de Ginebra desde el siglo IV hasta la «Reforma» Protestante. La última Misa celebrada en la catedral tuvo lugar el 8 de agosto de 1535. Después, el edificio fue tomado por las «Iglesias» Reformadas de Juan Calvino, que destruyó las estatuas y pinturas de la catedral, y prohibió el culto católico.

Leer más... »