InfoCatólica / De Lapsis / Categoría: General

24.05.19

Whatsapp y John Senior, en «el Valle» con el abad de Clear Creek

Desconozco lo que habrían opinado John Senior, Frank Nelick o Dennis Quinn sobre el Whatsapp, pero fue la herramienta con la que un pequeño grupo de jóvenes, y algún sacerdote, consiguieron reunir en la Abadía del Valle de los Caídos a más de 350 personas el pasado fin de semana con motivo de «una misa y una charla con el abad Philip Anderson, de un monasterio de Oklahoma»

La mayoría eran jóvenes. Yo fui con uno de mis hijos. Me encontré con tres blogueros de InfoCatólica, a los que no había dicho nada, y muchas personas que hacía tiempo que no veía. Y por lo visto coincidí con muchísimas otras personas que deberíamos habernos conocido pero que con los avatares o fotos desactualizadas que tenemos no nos reconocimos. Sorprendentemente había gente no sólo de fuera de Madrid, también de otros continentes. Todo con unos mensajitos y mucho amor de Dios. Ni Bilbo Bolson por su 111 cumpleaños.

Leer más... »

17.05.19

Guadalupe Ortiz de Landázuri: virtudes humanas, vida interior

Guadalupe Ortiz de LandázuriMañana, 18 de mayo, será beatificada Guadalupe Ortiz de Landázuri, estaré en la ceremonia, «disfrutando», nada de trabajo. Se podrá seguir en directo, en la página del Opus Dei y también en 13TV o en EWTN.

Reconozco que la «beata» (no sé cómo ponerlo, con comillas, cursivas o no sé qué, para que no quede como un insulto) no me llamaba especialmente la atención. Y eso que es el primer laico del Opus Dei que sube a los altares tras San Josemaría y el Beato Álvaro del Portillo, su sucesor al frente de la Prelatura.

Además, tiene de todo para los tiempos que corren: mujer, contemporánea (muere en 1975), científica (doctora en Química), profesora, servicio, dedicación a los más necesitados, España, México, una enfermedad santamente vivida... Estaba claro que el problema era mío. Con las primeras cosas que leí de Guadalupe, un par de biografías, quedaba patente su santidad en medio del mundo, eso estaba muy bien, pero pensaba que como ejemplo le aprovechaba más a fieles de la Prelatura del Opus Dei o muy cercanos.

Leer más... »

26.09.18

El consejo de Tolkien a su hijo en una crisis como la actual: comunión frecuente

J.R.R. Tolkien (1892 - 1973) reading in his study. © Haywood Magee/Getty Images

¡Me encantan los epistolarios! Al menos desde que, en palabras de mis hijos, soy mayor. Las personas perspicaces, penetrantes y sensibles lo son siempre, también en la intimidad, y quizá ahí más. Son mucho mejores que los «diarios», de los que a veces tengo dudas de que no estén escritos «pensando en que alguna vez serán publicados».

Este verano he leído las «Cartas de JRR Tolkien» seleccionadas por Humphrey Carpenter (no puedo recomendarlas porque el libro está descatalogado, creo). Ha sido una fuente insospechada de inspiración, y en las circunstancias actuales he recordado una dirigida a su hijo Michael a finales de 1963. El Concilio Vaticano II está en marcha, para lo bueno y para lo malo. Tolkien tiene 71 años, ha vivido mucho y ya es un escritor admirado en todo el mundo. Sus hijos ya son mayores.

No dispongo de la carta a la que está contestando, pero se deduce por el contexto. Es una respuesta de padre a hijo. Resulta entrañable porque aunque empieza abordando la situación laboral y académica de su hijo («lamento mucho que te sientas deprimido») enseguida salta a lo importante: «Pero tú hablas de ‘fe debilitada’». Y le dedica al tema casi todo el escrito, hasta el punto de que de repente se da cuenta «¡No pretende ser un sermón! No me cabe duda de que tú sabes todo eso y aún más». Lo que haría cualquier padre: ir a lo trascendental.

Parece que la «crisis» de fe de su hijo tiene sus raíces en el escándalo de varios clérigos, como está ocurriendo estos días.

Por un lado, con la experiencia que sólo da la edad, contextualiza y pone el foco donde se debe, en la santidad personal: «pero deberíamos apenarnos por Nuestro Señor, identificándonos con los escandalizadores, no los santos…». Además advierte que echar la culpa fuera, «encontrar un chivo expiatorio», es síntoma de que ya algo, dentro, estaba mal previamente.

En esta crisis evidente de la Iglesia que estamos viviendo, tengo a veces la sensación de que algunas personas la observan desde fuera, o como si ellos fuesen a solucionarla, o como si su seguimiento tipo campeonato de fútbol fuese a justificarles cuando se presenten delante del Señor, cuando es fundamentalmente un asunto de santidad personal, correspondencia a la Gracia.

Y por otro lado, Tolkien padre le propone la solución a su hijo: «la única cura para el debilitamiento de la fe es la Comunión», pero no de modo cualquiera, frecuente: «siete veces a la semana resulta más nutritivo que siete veces con intervalos», y da razón de ello.

Leer más... »

23.12.16

Juan Claudio Sanahuja, in memoriam

Juan Claudio Sanahuja

Acaba de fallecer el querido padre Juan Claudio Sanahuja, bloguero y colaborador de InfoCatólica. Como dice el P. Christian, él «que tantó luchó en defensa del niño por nacer, fue llamado a su encuentro con el Señor, cuando el Niño Dios está por nacer»

Licenciado en Ciencias de la Información y Doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Ordenado sacerdote en 1972, pertenecía a la Prelatura del Opus Dei.

Conocido y respetado defensor de la vida y la familia, autor de «El Gran Desafío: la Cultura de la Vida contra la Cultura de la Muerte»; «El Desarrollo Sustentable. La nueva ética internacional» y «Poder Global y religión universal» y de otros seis libros en colaboración con otros autores.

Puso sus dones naturales al servicio de la evangelización. Pionero de la publicación en internet funda en 1998 el boletín electrónico «Noticias Globales»  del que, en 2001 se desprendió Notivida, boletín dedicado a los mismos temas, enfocado a Argentina, con la estrecha colaboración de Mónica del Río.

Leer más... »

8.07.16

Mons. Chaput recuerda y reitera en su diócesis la necesidad de vivir la castidad a los divorciados que se acerquen a la Confesión y la Eucaristía

Mons. Chaput

Mons. Chaput, Arzobispo de Filadelfia, publicó el 1º de julio, para su diócesis unas «Orientaciones pastorales para la implementación de ‘Amoris Laetitia’» en plena fidelidad y reafirmación de las enseñanzas del Señor y de su Iglesia.

El arzobispo asume su tarea de pastor en estos momentos en los que reina en muchos sitios, como mínimo, la confusión: «como todos los documentos magisteriales, Amoris Laetitia es entendida mejor cuando se lee dentro de la tradición de la vida y enseñanza de la Iglesia» y afirma que para los casos sensibles de conciencia se requiere la guía de la Iglesia, ya que «la doctrina católica deja claro que la conciencia subjetiva del individuo nunca debe ser orientada en contra de la verdad moral objetiva como si la conciencia y la verdad fueran dos principios en competencia a la hora de tomar decisiones morales».

Estas «Orientaciones» de Mons. Chaput se suman a las que recientemente otros obispos del mundo están publicando, más que para la correcta interpretación de la Exhortación Apostólica para la correcta puesta en práctica. En el caso del Arzobispo de Filadelfia adquiere especial relevancia porque ha sido elegido por los obispos de la Conferencia Episcopal de su país como Presidente del comité de los Obispos de Estados Unidos sobre la implementación de la Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris Letitia.

Para recibir la Comunión Eucarística, las orientaciones recuerdan e insisten que todos los fieles deben estar adecuadamente preparados, lo cual incluye la confesión sacramental de todos los pecados graves y un firme propósito de cambiar antes de acceder a la Comunión.

En el ‘caso’ de los divorciados vueltos a casar, Mons. Chaput dice, en continuidad con el magisterio bimilenario de la Iglesia, reafirma la Familiaris Consortio:

«Con los divorciados y vueltos a casar, la doctrina de la Iglesia les requiere abstenerse de la intimidad sexual. Esto aplica incluso si ellos deben (para el cuidado de sus hijos) continuar viviendo bajo el mismo techo. Sobrellevar el vivir como hermano y hermana es necesario para los divorciados y vueltos a casar civilmente para recibir la reconciliación en el Sacramento de la Penitencia, lo cual les abriría el camino hacia la Eucaristía. Estos individuos son motivados a acudir regularmente al sacramento de la Penitencia, teniendo el recurso a la gran misericordia de Dios en ese sacramento si fallan en su castidad».

Que el Arzobispo haya ejercido su ministerio en la diócesis encomendada, enseñando lo que la Iglesia enseña y sin ambigüedades ayuda a entender la campaña que se está desatando contra él. No es tan comprensible que esa campaña venga de «sectores» que se llenan la boca con la «descentralización», aunque para ellos pido comprensión, debe ser duro que una de las conferencias episcopales más numerosas hayan elegido precisamente a Chaput para la correcta interpretación y aplicación de la Amoris Laetitia en su país, porque marcará el camino de otras diócesis, y ojalá, también sirva de ejemplo a otros países.

Leer más... »