Entierro de un pobre en Braojos en 1706

Parece que lo de los pobres acabamos de inventarlo en la Iglesia. Como si antes, hace años o siglos, estuviésemos tan solo ocupados en el culto y en meter miedo a la gente con las penas del infierno.

Braojos. Siglos XVI – XVII. Trescientos habitantes.

Para empezar, disponía de una institución, lo que llamaban hospital, y que no era otra cosa que albergue para pobres donde podía recogerse cualquier transeúnte necesitado o enfermo.

Me encuentro memorias diversas, es decir, pequeñas fundaciones de vecinos del pueblo, con cargas de misas y limosnas para necesitados.

Muchas partidas de difuntos señalan “mandas” de limosnas a pobres con motivo del fallecimiento de algún vecino, generalmente en pan cocido y varas de lienzo para que puedan vestirse.

También era costumbre dejar en los testamentos limosnas para los santos lugares de Jerusalén y redención de cautivos.

Las hermandades del lugar, especialmente la Sacramental, aún existente, se ocupaban de que a nadie faltasen entierro digno y sufragios por su alma, así como acompañamiento en su entierro. Estas hermandades sufragaban todos los gastos en caso de hermanos pobres. No solo eso, sino que, en caso de que algún pobre falleciese en el hospital, estas hermandades se hacían cargo de entierro y sufragios.

Apenas cuatro datos sacados medio a vuela pluma del archivo parroquial, pero en los que me parece destacable tanto la atención a los pobres del pueblo o que llegaran a él, como las limosnas a algo tan impactante como la redención de cautivos. Y algo más: se atendía a los pobres tanto en lo material, por supuesto, como en lo espiritual. Me pregunto ahora, por ejemplo, si hoy, cuando se nos llena la boca con los pobres, la opción por los pobres, la Iglesia en salida y la misericordia hacia todos, hay alguien que se encargue de rezar por ellos y ofrecer sufragios por su eterno descanso.

Pues ya ven, eso lo hacían los braojeños sin problemas desde el siglo XVI. Atendían en lo material, ofrecían limosnas y se preocupaban de practicar con ellos dos obras de misericordia fundamentales y hoy tan olvidadas: enterrar a los muertos y rogar a Dios por vivos y difuntos.

La mayor pobreza es la ausencia de Dios, y la peor caridad la que se limita a lo material. Esto lo tenían claro las gentes de Braojos desde hace siglos, y no digamos los sacerdotes, que tenían muy seria obligación de atender espiritualmente a esos transeúntes pobres que acababan recalando en el hospital de la localidad.

Me espanta constatar que el trabajo con los pobres se nos reduzca a lo material, como si el conocimiento de Dios sea algo reservado a unos cuantos iluminados y privilegiados. ¿Acaso podemos hacer mejor regalo a los hermanos que anunciar a Cristo, rezar con ellos y si llega el momento, orar por su eterno descanso?

Como curiosidad, transcribo exactamente la partida de defunción de alguien que se señala como “Pobre”:

“Hoy, veinticinco de noviembre de mil setecientos y seis, se halló en el camino de este de Braojos un pobre difunto, que sería de edad de cuarenta y cuatro años. Y habiendo dado cuenta a la justicia de la villa de Buitrago, se enterró con solemnidad de clamores, posas, nocturno, misa y responso de gracias en esta iglesia de el Señor San Vicente de este dicho lugar y lo está en el estado de trescientos y diez y ocho maravedíes que se dio a la fábrica de la iglesia que se dio de limosna para este fin. Asistieron a dicho entierro con su cera y sus insignias los hermanos de las más santas que venerables cofradías del Santísimo Sacramento y Cinco llagas de Cristo nuestro bien. Dijeronme era natural de La Masilla, jurisdicción de Pedraza, diócesis de Segovia. Di aviso a su mujer para que le hiciesen algún sufragio”.

23 comentarios

  
Luis Ignacio
Misericordia y Caridad de verdad, no de boquilla. Gracias por dar luz a esta investigación, P. Jorge. A la hora de la verdad, la lejanía del Señor nos convierte en meros "denunciadores de injusticias", pero no nos hace amar sl prójimo.
27/08/19 10:42 AM
  
Pantaleón
Aunque la historiografia pinta el Antiguo Régimen como un tiempo donde abundaba la pobreza, la explotación y la violencia, no deja de darme la impresión, cuando leo escritos de la época, de que hoy vivimos en una sociedad más bárbara (aunque moderna, "sofisticada" y compleja) y que aquella, a pesar de los pesares, propios de aquel tiempo, rebosaba nobleza, sencillez y verdadero gusto por el Bien, la Verdad y la Belleza
27/08/19 10:52 AM
  
Luis Fernando
Catolicismo real, no de pose y foto, no de falsa opción por los pobres.
27/08/19 11:54 AM
  
Pepito
Después de leer el exquisito trato funeral que se daba a los pobres en Braojos, casi le dan ganas a uno de hacerse pobre en Braojos.
27/08/19 12:04 PM
  
alma
Con su inquisición y con sus guerras , su ignorancia y su miseria, bien que se entendia lo de la caridad cristiana.
27/08/19 12:35 PM
  
M A
¡Qué interesante!
27/08/19 1:06 PM
  
Mac
Llevado por la curiosidad, he buscado el significado de las palabras "clamores", "posas" y "nocturnos". Pues bien, la primera la define la RAE como "toque de campanas por los difuntos". "Posa" es lo mismo, pero también "parada que hace el clero cuando se lleva a enterrar un cadáver, para cantar el responso". La que no me queda claro es en qué consistían los "nocturnos", ya que lo más parecido sería "cada una de las tres partes del oficio de maitines, compuesta de antífonas, salmos y lecciones", que no me encaja en el contexto. A ver si don Jorge nos ilumina...
27/08/19 1:53 PM
  
Francisco de México
"Parece que lo de los pobres acabamos de inventarlo en la Iglesia."

Es que ahorase le ha cambiado su sentido: ahora es una lucha contra la "desigualdad".... no contra la pobreza.

Uno de los mayores éxitos lo podemos ver en Venezuela, donde el padre Sosa mostró su apoyo a Chavez. Logrando la igualdad casi perfecta: ahora tienen igualdad en un 87%. Lo malo es que nadie habla que es una igualdad perversa, porque es igualdad en el hambre, la desnutrición, la falta de medicamentos, etc. El índice de pobreza sigue aumentado.... perdón el índice de igualdad.
27/08/19 2:15 PM
  
Kinxo
Mac los nocturnos debe ser que que del oficio de lectura, el sacerdote hacía los de difuntos en lugar del propio del día.

Alma, y los hospitales, los horfanatos, las leproserias, las escuelas y universidades etc, etc. Que nacieron siendo fundaciones eclesiales y no estatales.
27/08/19 2:15 PM
  
Anacoreta
Que maravilla de archivos, Pater, verdaderos recordatorios de lo que no debemos hacer hoy con nuestros solitarios y abandonados difuntos. Hoy que se da la espalda a la muerte, nuestros difuntos son seres anónimos a quienes se le niega por desconocimiento, desidia e ignorancia, el más mínimo decoro y respeto.
Mac y Kinxo, salvo que el Pater como párroco diga otra cosa, el Nocturno se refiere en ese caso al Oficio de difuntos, al menos en la vida monástica es de una gran belleza, de misericordia, fraternidad, recogimiento, alegría y compasión por el hermano difunto que nos precede en el camino hacia a patria celestial. Muy diferente a lo que hoy, en esta sociedad descristianizadas y desafecta, se vive, y que por razones de tareas no puedo extenderme ahora, pero volveré a ello porque es un tema muy importante, y que clama al cielo por su abandono y desidia actual. Pater, ha tocado usted en la llaga, como siempre, porque hay mucho que hablar sobre este tema, la atención a nuestros difuntos en la sociedad hipermoderna.
27/08/19 3:02 PM
  
fulgencio
Cuidar los cuerpos para salvar las almas. (santa Teresa Jornnet)
27/08/19 3:33 PM
  
Desde Madrid Capital
Que interesante. Algo que aprecio de mi comunidad parroquial es que en la oración de los fieles, durante la misa a la que suelo acudir, casi siempre recordamos a aquellos que fallecen solos, con la única compañía de Dios. No está en el misal, pero siempre que nos permiten añadir alguna intención, algún seglar o el celebrante lo hace.

Que Dios les conceda el descanso eterno.

27/08/19 3:45 PM
  
Juan Mariner
Después de la II Guerra Mundial, la mayoría de Estados occidentales liberales se vieron en la necesidad apremiante de dotar de un Estado social o de Bienestar a la población, porque vieron que ante nazi-fascistas, comunistas o similares del futuro no tendrían el apoyo ya de las clases bajas con sus soldados para librar guerras en contra. Todo el progrerío anticatólico cree que ellos han inventado los hospitales, las pensiones de invalidez (las cofradías eran para eso, no para hacer el paripé en Semana Santa), los hospicios de huérfanos, los albergues, los centros de enseñanza... El Estado o la cosa pública no hacía nada de nada de esto durante siglos (las logias masónicas sólo atendían a su élite), apenas hace cuatro días que lo hace a costa del saqueo tributario, antes solamente cobraba tributos para sus guerras de poder y su administración de dominio, y poca cosa más; desde hace ya muchos siglos, era la Iglesia quien subvenía a las necesidades más básicas de la población y a las piedras me remito.
27/08/19 6:49 PM
  
javidaba
Gracias, pater. Esta va por los difuntos de Braojos, La Serna y Gascones: Ave María, gratia plena....
27/08/19 7:07 PM
  
maru
Lo de la Iglesia hoy, de opción por los pobres, solo es publicidad y salir en la tele y en la prensa, dando una comida o unos bocatas. Cuánto mejor no era la asistencia antigua hacia los necesitados, ya que, aparte del alimento corporal, se les daba también el espiritual. Lo de hoy, todo es de cara a la galeria.
27/08/19 7:21 PM
  
Anacoreta
En la vida monástica, y no en todos los monasterios, ni tristemente en la gran mayoría de las comunidades religiosas, se mantiene aún el rito antiguo litúrgico en las exequias de despedida del hermano o hermana de comunidad; al menos en aquellos donde se practica la estricta observancia, el ritual está cargado de gran fraternidad y belleza. Cuando se percibe en el monje o la monja enfermos, la agonía y el pronto desenlace, habiendo recibido los últimos auxilios, desde ese momento, en ningún instante queda solo el moribundo; el hermano está acompañado siempre por hermanos que rezan las recomendaciones del alma, de Profundis, el rosario, las letanías, la Coronilla, el credo, el gloria, la Salve y otras oraciones del ritual, junto con el "Nocturno" u Oficio de Difuntos. Más tarde en las exequias hasta que es depositado el cuerpo, "en el que, en vida habitó el alma", el sobrio féretro se instala en la nave de la iglesia, en el coro, o capilla en otras comunidades, haciéndole compañía por turnos dos hermanos durante las horas del día y de la noche hasta que es depositado en el campo santo. El incienso, el agua bendita y las oraciones son presentes y muy cuidadas con cariño en el ritual del Oficio de difuntos, de la misma manera se repite en la Misa exequial y en el lugar donde se deposita el cuerpo del hermano difunto; se tiene muy en cuenta, que ese hermano, ha sido compañero de camino en la vida monástica, en la vida religiosa, por eso se prodigan los detalles con la esperanza y el convencimiento por la fe, que nos volveremos a encontrar.
¿Y por qué tanto rezo y acompañamiento con oraciones continúas? para que su alma, el alma del enfermo agonizante y después difunto, no sea agredida por las insidias del demonio y su pandilla con miedos y angustias, perturbando la paz y el sosiego del traspaso del alma arrepentida y gozosa del hermano, al corazón de la Santísima Trinidad, para entrar en la eternidad. De ésto puede hablar mucho el Pater, en otro escenario pero con los mismos ingredientes, porque no me cabe ninguna duda que él sí que usa el agua bendita y el incienso, tan olvidado y despreciado en la cultura del modernismo actual.
27/08/19 7:45 PM
  
Anacoreta
Disculpe Pater, que me haya explayado en la parte humana y bella que se conserva aún en algunas comunidades; pero lo he hecho con un propósito, de que sirva de referente ante una sociedad en la que, la muerte es un tabú, en la que se aparta con premura al agonizante y difunto de la vista de los presentes, intentando negar la caducidad de nuestro cuerpo y la fe en la vida eterna.
Como muchos de nosotros, personalmente fuera de mi entorno habitual, he tenido que acompañar a enfermos, velatorios y entierros; mi asombro ha sido inmenso y de gran tristeza al contemplar cómo ha ido degenerando, la atención, educación y respeto en relación al acompañamiento del difunto y el funeral. He de decir, que me he encontrado en el cementerio con difuntos acompañados unicamente por el operario que deposita el cuerpo en el nicho y los de la funeraria. Y he sentido las palabras del poeta español: "Qué solos se quedan los muertos". Conozco algunas diócesis, en las que alegando la falta de sacerdotes (porque la mayoría ha de atender los asuntos administrativos diocesanos o académicos), que contratan a un seglar para que haga un responso que dura menos de un minuto, ante el coche con el féretro, y en la puerta de entrada al cementerio. Algunos de ellos me los he encontrado con pendientes, pirsis y coleta, y no recuerdo si también con algún tatuaje. Un día le pregunté a uno por el recipiente del agua bendita y me respondió que no lo tenía porque no era habitual. Hoy no se vela a los difuntos por la noche, salvo algún caso, los asistentes y familia se van a casa y se deja al difunto solo toda la noche. La gente en el velatorio no reza, salvo que a alguien les recuerde rezar un Padrenuestro o un misterio, o, la coronilla por el difunto; no hay silencio, recogimiento, ni respeto hacia el finado; es un cuerpo vacío que ya no se tiene en cuenta que fue una persona, fulanito o fulanita de tal, que nació y se acabó su vida y ya no hay más. Recuerdo haber ido a visitar a una familia, cuya madre había fallecido hacia unos meses, y el padre me comentaba como la hija pequeña se aferraba a uno de los vestidos de su madre porque le seguía oliendo a ella y la sentía como si estuviera a su lado. Me entristece ver la falta de respeto con nuestros difuntos, la falta de fe y esperanza en el encuentro, en el más allá; la gente no quiere pensar más allá del hoy, del aquí y ahora, de lo útil, de lo funcional e inmediato. Se retiraron los crucifijos de los hospitales, y se le impide al moribundo alzar la mirada al que crucificaron con los brazos abiertos para acogerlo en su agonía y perdonar sus pecados, en el último momento, en el ultimo instante del soplo de su vida, buena estrategia del demonio. Así, hemos ido cuesta abajo hacia la apostasía. Necesitamos volver a recordar que nuestros muertos, no están tan muertos, porque viven y que hay otra vida gracias a Aquel que nos abrió las puertas de la vida eterna, Jesucristo, el Señor, que con su cruz, muerte y resurrección, nos ha salvado.
27/08/19 8:53 PM
  
Myrian
Me quito el sombrero ante la muy buena organización y caridad cristiana de Braojos en el siglo XVI, si me apuras un poco, lo hacían mejor que hoy, ya quisiéramos nosotros...que bueno leer ese archivo, que lecciones se aprenden...
27/08/19 9:26 PM
  
Desde Madrid Capital
Anacoreta: "Hoy no se vela a los difuntos por la noche, salvo algún caso, los asistentes y familia se van a casa y se deja al difunto solo toda la noche". ¡O se les echa! ¡En un tanatorio enorme de Barcelona se echa el cierre por la tade-noche y cada mochuelo a su olivo!
27/08/19 10:43 PM
  
Vicente
La Iglesia se ha de preocupar de la salud física y espiritual de todas las personas.
27/08/19 10:48 PM
  
Manuel d
Don Jorge, le pediría que enviara una fotocopia compulsada de ese documento a todas las congregaciones de La Curia vaticana. Creo que les puede iluminar bastante.
Un abrazo en el Señor
27/08/19 11:15 PM
  
Haddock.
Poder disponer de tan interesante archivo; poder contemplar obras de arte que de estar en EE.UU serían monumentos nacionales; disfrutar del aire de la Sierra y su gastronomía...

Como siga escribiendo estas cosas, su Arzobispo cambia el solideo por una boina y le quita la plaza.

28/08/19 4:40 PM
  
Luis Piqué Muñoz
Efectivamente, los Pobres, los necesitados, los desheredados ¡los Pobrecitos! están Peor que Nunca ahora que dependen del Estado. La Iglesia ha sido ¡y es! la única que ayuda de Verdad a los Pobres ¡Ya en la Cristiandad ¡la llamada Edad Media por algún Mason y liberal! había más Justicia y Libertad ¡el Pueblo mandaba Más! que en la podrida democracia fascista moderna! Y en efecto, lo que importa es la caridad Espìritual ¡Evangelizar, para qué sino la Iglesia! ¡lo demás ¡también Necesario! se os dará por añadidura! ¡Viva el Papa! ¡Viva la Iglesia! ¡Viva Dios!
29/08/19 6:47 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.