Leonardo Castellani, un referente del pensamiento, que Juan Manuel de Prada puso de moda

La figura gigantesca de Castellani no era muy conocida en España hasta que Juan Manuel de Prada la puso de moda. Semblante grave y enjuto, cejas plateadas, pipa en ristre, la bufanda enmarañada al cuello, ataviado de sotana negra y boina vasca, leyendo con mirada escrutadora que penetra las entrañas de cada libro. Mente lucidísima y preclara, fiel hijo de San Ignacio de Loyola. Santo sacerdote amante de la Tradición y la sana doctrina, excelente predicador, periodista incisivo, literato brillante y genio creativo, personaje polémico por su valentía en denunciar el fariseísmo, profeta del caos actual…Es sin duda una figura riquísima, poliédrica y transcultural.

D. Daniel Francisco Giaquinta, periodista y profesor de Oratoria, tuvo la dicha de ser su discípulo y estudiar con pasión su riquísima obra. En esta sencilla entrevista nos regala unos trazos muy elementales de quien fue Castellani, a modo de canapé, para abrirnos boca y degustar su riquísima producción literaria.

¿Nos podría bosquejar una brevísima semblanza de Castellani?

Fue un buen Hijo de su padre San Ignacio de Loyola defendiendo la Tradición y la Cristiandad. Lleno de hazañas como el vasco, aunque con el tinte del criollo argentino. Fue muy varón y muy limpio, por eso ofendía a los afeminados y sucios. Fue un gran lector que analizaba con poderosa inteligencia todo lo recibido. Prendía los saberes de su causa primera y la aplicaba con dulzura a los hombres de buena voluntad. Pero a los de mala voluntad, a los fariseos, los latigaba duramente hasta echarlos del templo. Por eso lo odiaba tanto la jerarquía eclesiástica que había caído en el mal de Anás y Caifás. Fue un gran predicador tanto en la cátedra universitaria como en el Templo. Tanto es así que lo propusieron como diputado por el movimiento nacionalista tradicional, pero no llegó a ejercer. Fue un grandísimo escritor, de difusión periodística y de investigación. Abarcó todos los géneros de la literatura con más de cincuenta libros, siendo exquisito en cada uno de ellos. El fariseísmo no le perdonaría ni la Fe llena de obras ni la estética en publicitarlas.

¿Qué aportó al pensamiento católico?

Castellani fue el hombre mandado por la Divina Providencia a mi Patria y a todo el que pueda acceder a su legado para iluminar la finalidad de la vida cristiana, la Parusía. Dejó en claro que Jesús avisó que volvía pronto y que no puede mentirse ni mentirnos. Dijo Castellani a los nacionalistas argentinos que toda actividad política se supeditaba a esta realidad divina, y por ello no deja de aconsejar la resistencia en lugar del ataque. Castellani le aclara a los Tradicionalistas que la gran herejía del Fin de los tiempos en la negación del único dogma del Credo aún no cumplido, el Venturus est, el regreso de Cristo a poner la paz y el orden, los cielos nuevos y la tierra nueva, la justicia y el bien. La herejía final es bipolar y cicloide por ser tan inmanestista y antropocéntrica. Habla de destrucción total si está angustiada o de paraíso terrenal mediante la democracia y el consumo.

Lo primero en la intención es lo último en la consecución. Puesta la Parusía y la evidencia de sus signos profetizados por Nuestro Señor para los cristianos del Fin de los tiempos, entonces todo cambia, la Esperanza se vuelve feliz. Castellani irradia alegría por doquier.

Castellani enseñó que el marxismo caería fusionándose con el gran dinero de la doctrina liberal, gran pecado y herejía moderna, que dominaría todo hacia el gobierno único de la bestia del mar. Esto fue dicho en pleno éxito marxista de los años 50.

Háblenos de la rectitud y solidez de su pensamiento…

Sigue a Santo Tomás de Aquino, lo traduce y lo comenta, lo aplica a la Sagrada Escritura, lo aplica a la Política, lo lee y lo relee. Arruga la nariz cuando aparecen los vocabularios nuevos en Teología. Como herramienta para penetrar en el Angélico, tiene una formación filosófica aristotélica exquisita y conoce a los clásicos latinos y griegos como perito.

Y por su talento para los idiomas, de los que domina nueve lenguas, lee la Patrística en sus originales, lee los doctores de la Iglesia, lee los poetas fuertes de todas las épocas traspasándonos el gusto por Dante, por Manzoni, por Claudel, por Chesterton, por Cicerón, por Martín Fierro al que repara contando su propia autobiografía en La Muerte del Martín Fierro, por Cervantes, por Shakespeare, por Menéndez y Pelayo, Pemán, Pereda…

Y lee también la heterodoxia para combatirla avisándonos de los peligros en Theilard de Chardin y en los contemporáneos que nadie podía ni oler en aquellos tiempos. Vio caer en el liberalismo a su querido amigo Maritain y nos dijo que el antropocentrismo era el grito de la Bestia de la tierra y el croar de las Tres Ranas apocalípticas.

¿Cómo fue su devoción, su santidad de vida?

Fue suspendido a divinis por los jesuitas y el Papa ratificó la condena mientras que a Theilard de Chardin lo absolvían, siendo Castellani ortodoxo y Chardin heterodoxo. En ese momento no dejó de escuchar Misa como un fiel más, arrodillarse para recibir la Comunión, vivir de limosnas, viajar precariamente, mendigar habitación, y producir, producir, producir…

Atesoraba una devoción a María Santísima que emociona en sus sonetos y prédicas. Rezaba el Santo Rosario completo, los tres misterios, cada día caminando y muy concentrado.

Él mismo definió a un santo como “aquél que en todo momento y en cualquier circunstancia sigue la voz del Espíritu Santo”. Castellani esto lo hizo vida.

¿Es suficientemente valorado hoy en día?

Tendré que distinguir. Si la pregunta se dirige al pueblo fiel, que conserva la Fe o desea fomentarla, la respuesta es sí, Castellani allí es valorado, buscado, reeditado, difundido en páginas web, consultado, regalado a los amigos…

Pero si la pregunta se refiriere a si ha tenido alguna especie de alabanza de su persona y de su obra por parte de la Jerarquía, la respuesta es muy negativa. Hasta algún jerarca bien formado escapa a Castellani o lo rotula como genio algo peligroso y lo evita, lo mata con la indiferencia, desaconseja sus libros. Te diría, que así debe ser, que “está en el contrato evangélico”, como describía el P. Ezcurra a las cruces donde los falsos hombres de iglesia crucifican a los santos.

Además de su profunda obra religiosa, ¿Podría hablar de sus escritos culturales y profanos?

Los libros de Castellani tienen buen humor y esto los hace muy humanos sin teologúmenos etéreos. Sabe reírse de lo ridículo sin ofender a las personas. Apoda al padre del evolucionismo filosófico como Telar del Cardón, o es la demo-caca-racia el mal liberal, y los conserva-duros son la mejor expresión del puritanismo autóctono, y el marxismo es ese bichito coloradoque pica tan fuerte y nació del liberalismo.

Al humor se le suma esa penetración del Arte, tanto de la imagen estética y de la cinética como de la música, dejando opúsculos luminosos de Crítica Literaria. La incapacidad del hombre masa de disfrutar de lo bello le hará escribir sobre el semianalfabetismo, el mal gusto, la decadencia actual del hombre ético hacia el estético, sin detenerse hasta el hombre que consume el locro mirandolesco de la diletancia periodística. Define al fanatismo como esa incapacidad de ver la virtud o la veracidad en la postura contraria. Entonces Castellani mira la vida real y nos lega semblanzas de policías heroicos, de maestras rurales abnegadas, de curas sabios de pueblo, de santas como Thais de Alejandría sumamente anti-marketing…

¿Qué libros de Castellani recomendaría a aquellos que quieren empezar a conocer su obra?

Castellani no tiene escalonamiento en su obra, se le puede entrar por cualquier lado, como al asado pampeano. Es un publicista por naturaleza: toma un tema con motivo social, lo mira desde la teología, baja por la política, lo connota en su razón moral y lo potencia para la utilidad mística del lector. Pongo por ejemplo el fariseísmo en la Iglesia –Cristo y los Fariseos- como cáncer y causa fundamental del enfriamiento de la Caridad. Es decir, sabe hacer sencillo lo intrincado en cualquier género literario que encare. Sí tiene una saga temática, a mi parecer, sobre el Fin de los tiempos que valdría la pena seguir con cierto orden, aunque no es necesario. Me refiero a los cuatro o cinco libros sobre los temas apocalípticos que habrían de comenzarse por Cristo ¿vuelve o no vuelve?, seguir con los Papeles de don Benjamín Benavides, luego el Apocalipsis de San Juan para terminar esta saga con su Majestad Dulcinea.

En Psicología, capta la profundidad ignaciana en La Catarsis Católica en los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, su tesis doctoral, que acallaría a tanto detractor. Otros libros recomendables son Psicología Humana y también Freud en cifras nos muestran un perito muy acicalado en trabajo de campo.

 

Javier Navascués

25 comentarios

  
nadie
Podría darnos un listado de libros imprescindibles de leer y donde los podemos encontrar?. Gracias
16/09/19 8:13 AM
  
Palas Atenea
La idea de fariseo que tenía Castellani no es precisamente la idea de fariseo que tienen los modernistas, mas bien es la contraria.
Hay que tener en cuenta que el fariseo es siempre lo que uno no es y la acusación al otro. La única manera de demostrar que uno no es fariseo está en el padecimiento que sea capaz de soportar siendo abajado, Castellani en ese sentido tenía muchas razones para hablar de fariseísmo, pero el que va con los tiempos y las modas y dice lo que le da la gana dentro de la Iglesia Católica sin arriesgar nada no puede acusar a otro de ser un rígido fariseo, Castellani se ganó con creces el poder hacerlo.
Es un maestro de la lengua española que adopta, con gracia particular, todo tipo de criollismos y un poco difícil de leer para los españoles que no conozcan bien la historia y literatura argentina por las continuas alusiones que hace a políticos y literatos poco conocidos aquí. Si a eso le sumamos sus amplísimos conocimientos en otras lenguas nos encontramos conque es un autor que parece escribir a la pata la llana pero que es engañosamente fácil o engañosamente difícil, según se le mire. En este aspecto tiene cierto parecido con Chesterton, que también requiere un mínimo de conocimiento de la literatura y la política inglesas.
Tuvo necesariamente que ser un hombre muy interesante y particular porque se permite unas licencias muy graciosas como escribir Kirkegord o Simona Weil con un punto de ironía que no trata de desprestigiar ni al uno ni a la otra porque no era, precisamente, Kierkegaard alguien al que se pudiera acusar de fariseo y por eso le tenía afecto de aquella manera que él lo expresa.
Leer a Castellani es refrescante por un lado, pero como tiene una melancolía oculta que lo hace admonitorio, hay mucho de profético en él.
Es capaz de ver en los Evangelios cosas que otros no ven, que curiosamente no son heterodoxas, como el hecho de que en ciertos pasajes del Evangelio Jesucristo pudiera haber utilizado la ironía. Utilizar la ironía no es despreciar al otro, cuando se desprecia al otro simplemente no se le contesta y Jesucristo (lo he verificado con los Evangelios) contestó a todo el mundo excepto a Herodes, la Raposa.
No se parece a nadie, es original, y eso en estos tiempos es una cualidad tan rara que no me extraña que impactara a Juan Manuel de Prada.
16/09/19 9:16 AM
  
javierrr
Yo ciertamente he leído artículos de D. Juan Manuel de Prada hablando de Castellani pero todavía no he leido nada. Tras leer este artículo me hago proposito de hacerlo.
Al respecto, ¿dónde se pueden conseguir sus obras o partes de las mismas?
16/09/19 9:37 AM
  
Santiago Pizano
Javier, el padre Javier Olivera te puede dar una mano. Un abrazo en Cristo Nuestro Salud-Dador como diría el padre Leonardo Castellani.
16/09/19 12:35 PM
  
David
¿Cómo sobrevivir intelectualmente al siglo XXI? editado por Libros Libres, tiene una recopilación de algunos de sus mejores artículos, precisamente por De Prada. Hay una segunda obra, cuyo título no recuerdo ahora.

Por cierto, en una primera lectura de esta entrevista, me parece que no queda claro que -si no recuerdo mal- su suspensión fue levantada y murió como sacerdote de Cristo
16/09/19 2:52 PM
  
Juan Donnet
Excelente la revindicación de Castellani Javier. Uno de sus mejores libros es el Evangelio de Jesucristo. Bendiciones.
16/09/19 3:02 PM
  
Anastasia
javierrr.....en el blog del p. Olivera: Que no te la cuenten, que publica Infocatólica, tiene una sección libros que recoge en pdf gran cantidad de libros de Castellani. Puede bajarlos de ahí. Nunca será como el libro en mano por supuesto. Yo le recomiendo: El Evangelio de Jesucristo, de p. Castellani, con un estudio preliminar sobre las sagradas escrituras y luego unos sermones dominicales sin desperdicio.
16/09/19 3:21 PM
  
Palas Atenea
Fue levantada por San Juan XXIII.
16/09/19 3:27 PM
  
Palas Atenea
Yo de Castellani he leído "El Evangelio de Jesucristo" de Ediciones Cristiandad, el "Apocalipsis de San Juan" y ahora estoy leyendo "Los papeles de Benjamín Benavides", ambas publicadas por Homolegens. Las dos últimas se encuentra también en PDF.
El primer libro son comentarios a las lecturas del Evangelio dominical, que siguen el orden anterior al VII. Los dos últimos son obras escatológicas. Probablemente su visión de la escatología pudo tener que ver con su expulsión de la Compañía de Jesús y su secularización porque ese siempre ha sido terreno resbaladizo.
En la figura de Don Benja, es decir del personaje de su extraña novela Benjamín Benavides, el judío converso, Castellani ironiza sobre el asunto del milenarismo que asusta al clérigo católico, supongo que también un personaje de ficción. Castellani no es milenarista pero no los estigmatiza porque hay que tener en cuenta que ni siquiera el más famoso de todos ellos, Joaquín di Fiore, fue condenado por la Iglesia, anduvo en la cuerda floja, pero nada más. Y Castellani no se pronuncia sobre esa cuestión.
16/09/19 3:47 PM
  
Sebastián Isael Pla Martorell
Aquí artículo de Monseñor Barriola desenmascarando el milenarismo de Castellani.
Imprescindible:
https://mercaba.org/Enciclopedia/R/reino_de_mil_anios.htm
16/09/19 4:43 PM
  
Pedro
San Pio de Pietrelcina dijo de él, es un profeta. Ayudenlo!!!! También padeció cáncer de garganta , llevado como santo.
16/09/19 8:33 PM
  
Palas Atenea
No hace falta leer a nadie para saber si era milenarista o no, lo mejor es leer a Castellani y sacar tus propias conclusiones.
16/09/19 9:03 PM
  
Anastasia
Martorell.... no sé quién es el tal mons.Barriola. Pero si lees los textos del p. Castellani veras que no hay nada condenable. Y no hay que olvidar que como enseñó san Agustín: el primer sentido de la Escritura es el literal. Aún así Castellani está lejos de enseñar un reinado de Cristo al estilo judaico como pretende Barriola .
16/09/19 9:57 PM
  
Carlos Bockor
Perdón Martorell no se a que va su comentario. El mismo Monseñor recibió la estatuilla Don Leonardo Castellani el el 2014.
16/09/19 10:03 PM
  
Anastasia
El problema de monse. Barriola es que desconoce el tipo y el anti tipo de una profecía.
16/09/19 10:13 PM
  
Chico
En Qué no Te La Cuenten tenéis casi todos los libros de Castellani. Id al blog del P. Javier Ravasi y ahí los tenéis. Y otra cosa muy importante: Castellani amo intensamente a EspañA ya la cultura española y al Quijote y defendió la Cruzada española del 36. Es un autor que debe ser muy conocido hoy en España. Lástima que casi nadie lee cosas serias
16/09/19 10:52 PM
  
Manu
Me parecen muy interesantes las aportaciones de Palas Atenea, me ha permitido conocer un poco más a Castellani. Mi conocimiento de este personaje tan singular y valioso es más bien bajo, tan solo a través de los artículos de Juan Manuel de Prada.
Por mi parte decir que comparto sobre todo con Castellani el afecto por kierkegaard.
16/09/19 10:58 PM
  
Rexjhs
Aconsejo vivamente leer a Castellani. Yo le he leído muchísimo y fue pieza clave en mi conversión y en el reconocimiento del fin de los últimos tiempos en los que vivimos. Pronto vendrá Cristo, no sin antes pasar por la gran apostasía (que ya está en acto), el falso profeta o bestia de la tierra y el anticristo político o bestia del mar. Urgente leerle para quien no lo haya hecho. Empiecen por los cuatro esjatológicos que menciona el texto. Por cierto: en su Majestad Dulcinea habla castellani de dos papas a la vez: uno auténtico y otro falso.
17/09/19 9:32 AM
  
Chico
Argentina nos ha dado al mundo hispánico en el siglo XX pensadores católicos de una muy alta talla espiritual e intelectual. Superiores a Ortega.Lastima que apenas se los conozca
17/09/19 2:40 PM
  
Nacho
El ya fallecido Mons. Antonio Quarracino, que fuera arzobispo de Buenos Aires a principios de los '90 del siglo pasado, afirmaba entonces que consideraba al P. Castellani como el mayor escritor religioso de la Argentina.
18/09/19 1:33 AM
  
Javier
Un curioso personaje Castellani, pero sin la trascendencia de Joaquín di Fiore; lo digo ya que el nombre de éste último ha sido mencionado. Hoy, es casi seguro, que Castellani y su reducida fama son mejor conocidos que Joaquín di Fiore, pero Joaquín fue una figura estelar del siglo XII, y del XIII. Su suerte es parecida a la de Cornelius Jansen, lo digo en el sentido de que su condena y las disputas que su legado ofreció fueron póstumas, ni Jansen ni Joaquín pudieron prever las turbulencias que algunas de sus palabras, bien o mal interpretadas, habrían de originar.
18/09/19 8:34 PM
  
Daniel
Para quienes no saben quien es monseñor Barriola, les comento que es un asiduo comentarista de infocatólica, entre otras cosas es doctor en biblia.
19/09/19 9:02 PM
  
Antonio
No me atrevería a poner a Castellani como un ejemplo de Obediencia, que es una de las principales virtudes de un religioso.

No me extraña que en un mundo campeado por la desobediencia cada vez sean menos las vocaciones religiosas.

Pero no creo que los tradicionalistas gasten tiempo en leer los escritos de los santos y sesudos escritores religiosos que se refieren a la Obediencia.

Si hay algo que son los Tradicionalistas es tener poco respeto por la Obediencia.



20/09/19 11:27 AM
  
Luis Piqué Muñoz
Juan Manuel de Prada es un Gran Escritor y Católico, y los también Católicos que Recomienda fervorosamente, como Castellani sirven con su Lectura y Conocimiento para Evangelizar y aprender ¡Amor y Sabiduría! ¡Viva Castellani! ¡Viva Juan Manuel de Prada! ¡Viva el Papa! ¡Viva la Iglesia! ¡Viva Dios!
20/09/19 6:36 PM
  
Mercedes
Antonio, no sé qué entiende ud por obediencia... Repase Santo Tomás.
24/09/19 7:57 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.