Un libro que deja huella: J.C. El sueño de Dios

He de empezar mis comentarios sobre J.C. El sueño de Dios, el último libro de Miguel Aranguren, con una confesión: no me apetecía nada leerlo. Una novela, larga, y sobre un tema tan manido… la vida de Jesús. Tengo siempre una larga lista de libros por leer, y francamente, pensaba que éste se había colado y que lo mejor era despacharlo rápidamente. Decidí abrir al azar por varias páginas, para hacerme una idea e incluso poder recomendarlo a algún amigo aficionado a la narrativa: dado el tema, daño no podría hacerle. Así que fui abriendo páginas al azar y leí algunos párrafos: aquello no era lo que yo esperaba. Me intrigaron, me llamaron la atención, algunos incluso me conmovieron. No había otra: había que leerlo desde el principio.

Qué suerte tuve, pues he disfrutado enormemente leyendo este libro singular. No está al alcance de muchos recrear en forma de novela los años de vida oculta de Jesús y sonar a nuevo, a fresco, sorprender al lector. Y menos aún hacerlo desde una fe que no disimula y aparece de modo nada forzado.

J.C. El sueño de Dios es una novela que toma como base lo que nos explican los Evangelios de los años de vida de Jesús hasta la muerte de Juan el Bautista. Aranguren imagina, a partir de esa base, y crea un texto soberbio, complejo en su estructura, que nos envuelve jugando con diferentes planos temporales, delicado en su estilo, a veces osado, a veces abriendo puertas para que el lector imagine, y siempre respetuoso, más aún, fascinado ante la enormidad misteriosa de un Dios que se hace hombre por amor.

Obviamente el autor imagina y la narración, en la que nos atrapa desde el primer momento, nos lleva por senderos que coinciden a veces más y a veces menos con nuestras propias ideas sobre cómo debió de ser esa vida oculta… o incluso nos pueden llegar a chocar llamativamente. No se trata de convertir este J.C. El sueño de Dios en un quinto evangelio, cosa que claramente no es. Pero sí consigue algo muy difícil y muy importante: nos introduce de un modo creíble en la intimidad de la Sagrada Familia, nos emociona, nos conmueve, sufrimos con ellos, nos alegramos con ellos y llegamos a sentir con ellos.

Algunos aspectos que creo importante destacar: el modo en que está tratado el cautiverio del Bautista es estremecedor y muy bello a un tiempo. El trasfondo que recorre el libro y que nos muestra la visión que Satanás tiene de la historia de la salvación, desde su Non Serviam inicial hasta las tentaciones en el desierto, es de los elementos más logrados, alcanzando momentos sencillamente sublimes. El encuentro de un joven Jesús con Lázaro, Marta y María tampoco tiene desperdicio. Por último, la persona de San José y, en especial, su muerte y su posterior tarea como abogado de la buena muerte, no solo es bella, sino esperanzadora.

Al acabar este libro una idea vino a mi mente: cómo me hubiera gustado ser capaz de escribir un libro así, tan intenso, sin decaer nunca, que toma un tema que podría haber convertido en una sucesión de tópicos o en un exceso de sentimentalismo cursi y nos deja una narración preciosa y emocionante, sin concesiones, que supura verdad y que nos deja unas imágenes que ya no se borrarán de nuestra memoria y que nos hacen amar más a Jesús, María y José.

Creo que estamos ante una obra de ambición sin par que sale airosa del reto que aborda. Una obra que hay que leer y hacer leer y que no puede no sacudir el alma de quien se sumerja en sus páginas.

 

32 comentarios

  
Horacio Castro
No me queda otra que hacer lo posible para leer “J.C. El sueño de Dios”. El post-recomendación de D. Jorge Soley, como ya nos tiene acostumbrados con sus artículos, es breve pero contundente en la descripción de una obra que no puede desconocerse. Nada menos que la intimidad de la Sagrada Familia, el significado en la vida de Jesús del cautiverio y martirio del Bautista, la visión que Satanás (convencido de la existencia de Dios) tiene de la historia de la salvación (¿cómo entender su ‘non serviam’?), San José como abogado de la buena muerte luego de la suya privilegiada junto a Jesucristo y a María ‘en la que el Espíritu Santo consagró el cuerpo y la sangre de Dios en su seno’, la naturaleza humana de Cristo percibida a través de encuentros como con Lázaro, Marta y María. “Una obra que hay que leer y hacer leer” dice el autor del post, y no dudo que lo hace sabiendo que así como santo Tomás nos acerca a conocer a Dios, libros como éste nos ayudarán a extender la comprensión de textos evangélicos que frecuentemente pueden parecernos escasos.
18/11/19 4:10 PM
  
Jose
Creo que destila sería mejor que supura
18/11/19 8:38 PM
  
Ángel Carlos
El libro es inigualable, creo que no hay en la literatura algo parecido a este libro.
18/11/19 10:04 PM
  
Manuel d
Gracias por la recomendación. Todavía guardo con gratitud la que formuló con "Lágrimas el mar".
18/11/19 11:51 PM
  
Jesús Poveda
Es un gran libro.

Ágil y fuerte.
Histórico y con imaginación.
Profundo y ligero.

He disfrutado mucho con su lectura.
Un excelente regalo de navidad.
19/11/19 12:01 PM
  
Palas Atenea
Me he interesado por la biografía de este escritor, desconocido para mi, y me ha sorprendido su humildad, tiene bastante claro quién es, sus planes y su posible influencia en otros. No es fácil que alguien se conozca a si mismo y crea saber sus límites, si es más grande de lo que cree ser lo deja al criterio de los demás, algo muy cristiano.
19/11/19 2:01 PM
  
sofía
Parece un libro interesante según lo que aquí se comenta. Lo apunto en mi lista de lecturas para navidades - de momento no voy a tener tiempo.
19/11/19 10:30 PM
  
Horacio Castro
Sofía. ¿Me equivoco o a Ud. le están 'editando' sus comentarios sobre noticias y artículos de opinión?
21/11/19 11:37 AM
  
sofia
Algunos, pero sobre todo, ante mi asombro, en un blog donde se permite a un comentarista q me insulte sin ningun motivo, se me impide decir sencillamente q no es cierto q yo haya llamado nada a nadie. Y no se me publican comentarios de lo mas normales y positivos. Los guardo todos, en tanto no saco mis conclusiones.
La primera es q no se cumplen las normas vigentes respecto a comentarios, la segunda q se hace acepcion de personas. En mi caso a partir de haberme manifestado partidaria de la actitud moderada, sin meterme con nadie, con animo constructivo. A partir de ahi, parece q la politica es no admitir mas q comentarios negativos sobre el dialogo, sobre la constitucion, sobre los derechos humanos -olvidando la inspiracion cristiana de la declaracion del 48- sobre la jerarquia de la Iglesia.... Hasta se censura q se pida q roguemos por Espana y por la paz para q no haya enfrentamientos. Yo no se que pensar.
Pero al menos en este blog se siguen las normas sobre comentarios y sabes cual es el criterio. Se agradece. Ademas los articulos son interesantes y ofrecen perspectivas nuevas. Estoy deseando q llegue el puente para empezar a leer la obra recomendada en este post.
22/11/19 2:16 PM
  
Horacio Castro
Verdad que este es un blog de excepción. Lamento el tratamiento que te dan unos pocos Sofía. Hay insultos, incluso promovidos por quienes deberían moderar, cuando no la usurpación de identidades como me ha sucedido. Algunas noticias para 'perseguir' ya son una exposición patética de contradicciones y groserías. Mi más cordial saludo.
22/11/19 3:29 PM
  
sofia
Muchas gracias. Intentare ser positiva y agradecer lo q hay de bueno y lo q aportan algunos blogs y algunas personas.
22/11/19 5:13 PM
  
Horacio Castro
Me alegra esa actitud.
22/11/19 5:27 PM
  
Rubén Giraldo
Buenas noches Miguel, muchas gracias por recomendarlo; me preguntaba ¿será algo parecido a la historia de Cristo de Papini?
23/11/19 2:32 AM
  
Rubén Giraldo
Perdón! Jorge 😬 lapsus escribís. Pregunto porque leí el de Papini y me pareció excelente y este, cómo lo describes, se me hace un poco parecido.
23/11/19 4:23 AM
  
Hechos

Aunque ajeno al tema de este post y dado que D. Jorge Soley mantiene su actitud de comentarios abiertos siempre que se hagan con respeto y educación, me permito contar un hecho que me ocurrió a mí.

Me dijeron que el portal virtual AD. era de temática neonazi y sus redactores también. Quise comprobar si sus redactores lo eran en efecto o era rumor. Comenté en una noticia que publicaron sobre una anciana carcelera en los campos de exterminio y efectivamente pude comprobar que lo que se decía de esos redactores es cierto.

Jamás he vuelto a entrar en AD. ni siquiera a leer las noticias, al igual que no visito páginas de gays, rojos y toda la morralla de seres desagradables que pululan en la red.

Incluso he abandonado páginas, supuestamente de contenidos católicos, por el veto tendencioso de sus redactores.


El gran problema de los transtornos mentales, especialmente en las obsesiones paranoides, es que los enfermos están convencidos de que lo que ellos creen vivir es la realidad.

Con profesionales adecuados se les puede devolver a la vida real, pero primero es necesario que los enfermos acepten acudir a los médicos.
23/11/19 10:25 AM
  
sofía
Tomo nota de la sugerencia de Ruben, porque tampoco he leído la historia de Cristo de Papini. No sé qué opinarán sobre este último libro el blogger y los comentaristas que lo hayan leido.
PS
Paranoides con trastornos mentales obsesivos abstenerse.
Sus intentos de convertir este blog en una exhibición de insultos y ordinarieces ya tuvo sus "frutos" (por los que los conocemos) y resulta inadmisible.
23/11/19 12:09 PM
  
Ruben Giraldo
A muchos les podrá parecer irrelevante pero en realidad solo deseo saber, antes de leer el libro, si voy a encontrarme con cosas como que Maria tuvo más hijos o cualquier otra situación que se aparte de los evangelios.
23/11/19 3:05 PM
  
Palas Atenea
Rubén Giraldo: El bloguero no suele contestar pero permítame que lo dude, si tal fuera el caso el Sr. Soley no lo recomendaría. Es por eso mismo, por los sucinto del texto al que nos podemos acoger, por lo que me parece difícil que alguien pueda recrear literariamente la vida de la Sagrada Familia.
23/11/19 6:22 PM
  
Hechos

No eres tú quién para indicar quién es admisible en este blog, eso es labor del blogger, tú no eres nadie y no representas nada.

Tu enfermedad, que niegas, es evidente.

Únicamente los transtornados como tú te dan cuerda.

Ya van quedando pocos blogs donde no se hayan cansado de tus locuras, ¿eso no te hace sospechar ni tan siquiera un poquito, que el problema quizás está en ti y no en los demás?
23/11/19 7:52 PM
  
sofía
Bueno, a la vista está quien es el que está tan obsesionado que proyecta sobre los demás sus propias enfermedades.
Cualquier persona que sepa leer verá que yo he dicho que lo que no es admisible son sus insultos y ordinarieces. Y no es que lo diga yo, es que el blogger tuvo que borrarlos porque rebasaban todo lo admisible.
Particularmente a mí lo mismo me da que comente lo que quiera, no soy yo quien va persiguiéndole de blog en blog procurando molestar, sino vd el q lo hace intentando malmeter; pero aparte de sus cómplices, no tengo problemas con ningún otro comentarista.
En cuanto a blogs hay un solo blog en el que no participo porque no me gusta la hipocresía - que si quisiera lo haría.
Por lo demás, desde el P Iraburu a Pedro Trevijano, desde Luis Fernando a Ignacio Amorós, desde Dante Urbina a Fray Nelson, se puede observar como no tienen ningún problema conmigo ni yo con ellos, lo mismo si se trata de un blog de información literaria, o sobre la iglesia perseguida, o de filosofía. Participo y aprendo y me contestan amablemente cuando pregunto algo.
Por otra parte me parece muy bien que un blogger amigo suyo procure que no quede ud en evidencia comportándose como un insultón obsesivo y procure evitar problemas. Apoyo ese intento de curarle de su obsesión y lo voy a secundar. Pero tampoco es cosa de que entonces venga aquí a insultarme, que este blog no ha hecho nada para merecerlo.
Olvídese de mí y comente por su cuenta. No me necesita para nada, créame. Desobsesiónese. Y lo mismo digo a sus amigos que si actúan como siempre aparecerán ahora a secundarle con más insultos y mentiras. Este no es el lugar apropiado, si quiere vd un lugar de encuentro para insultarme a gusto, dígaselo a su amigo bloguero y quedamos allí y demuestra una vez más cada uno quién es quién.
Despedida cordial
24/11/19 12:37 AM
  
Hechos

Es que no tengo ningún amigo bloguero en infocatólica.

Ni soy yo quién insulta y malmete contra la Iglesia.

Sigue con tus obsesiones pero no culpes a lis demás de ellas.
24/11/19 2:58 AM
  
Javier
Ayer celebró la Iglesia a uno de sus apóstoles más gloriosos, al Papa Clemente Primero. Encabeza la lista del martirologio romano del día; no podía faltar en la maravillosa crónica de Jacopo della Voragine, el fraile dominico compuso la Legenda aurea y le fueron rendidos honores de santidad por tal gesta, no creo que Aranguren merezca el mismo trato; versiones y ediciones de la Leyenda Dorada hay muchas, las mejores son las que trató el monje Nicolò Manerba, hermosa es la editada en Venecia en 1588 y que yo leo y curioseo muy frecuentemente.
No falta Clemente Primero en la Leyenda Dorada, es más, su vida es una de las más conseguidas. Hoy en día estas vidas han sido desprestigiadas por el empuje de la ciencia y el rigor de la exactitud, es una plaga de pretenciosos pontífices de lo verosímil y lo documentado, así les va. Tiene Clemente Primero una basílica en Roma, y no una cualquiera; en Roma es difícil poder escoger pero en cuestión de mosaicos nada hay comparable al Cristo crucificado sobre el Árbol de la Vida que decora el ábside de esta Basilica clementina al Laterano.
Pero ni estoy aquí para deleitarme con las teselas, ni para admirar la biografía de un santo. Del Papa Clemente traigo unas palabras de su admirable Epístola a los Corintios. Este Papa, me refiero al argentino, o cualquier otro que le sustituya, podría añadir las epístolas clementinas al corpus canónico, harán mucho más bien que esas brujas preñadas del Orinoco o del Congo.

«XV. Por tanto, hemos de adherirnos a los que practican la paz con la piedad, y no a los que desean la paz con disimulo. Porque Él dice en cierto lugar: Este pueblo de labios me honra, pero su corazón está lejos de mí; y también: Bendicen con la boca, pero maldicen con su corazón. Y de nuevo Él dice: Le lisonjeaban con su boca, y con su lengua le mentían, pues sus corazones no eran rectos con él, ni se mantuvieron firmes en su pacto. Por esta causa, enmudezcan los labios mentirosos, y callen los que profieren insolencias contra el justo.»


___________________________VINCEMMO, VINCEREMO. ✠
24/11/19 3:26 AM
  
sofia
Es ud, hechos, quien ha afirmado recibir sus cartas y dice en su blog q va a ir a verle. Si tanto me echa de menos por necesitar tener a alguien a quien insultar en ese blog, digaselo a su amigo; pero este no es el sitio adecuado para dar rienda suelta a esa obsesion suya por insultarme.
Esta claro q yo no he dicho q ud malmeta contra la Iglesia, sino contra mi, cosa q me da igual mientras lo haga alli y no moleste aqui.
En cuanto a la Iglesia, son muchos los q hablan mal de ella, pero desde luego yo no solo no hablo mal sino q me preocupa bastante esa actitud de critica indiscriminada - otra cosa es la critica constructiva, prudente y razonada de algunos, ante hechos concretos. Autoexaminese vd en sus comentarios, q yo puedo estar muy tranquila respecto a los mios.
Pero ese no es el tema de este post.
Por mi, como he dicho, sinceramente, despedida cordial. Ud vera si decide desobsesionarse o no.
24/11/19 4:15 AM
  
Hechos

Verás: Distorsionas la realidad y te inventas las historias, es fruto de la paranoia.

¿Qué cartas? ¿Dónde he escrito yo cartas?

Padeces una grave enfermedad y prefieres obviarla.

Te repito que en este blog no tienes ningûn poder, ni en ninguno, ni sobre nadie, así que cada comentarista escribirá sobre el tema del post o no.

Exactamente como habéis hecho Horacio y tû, siendo las paranoias de tu respuesta las que han provocado la mía.

No te quieres tratar, allá tú, pero no rscribas falacias ni contra la Iglesia ni contra los demás.
24/11/19 11:07 AM
  
sofía
Donde dice cartas, ponga "correos", que son las cartas de nuestra época. Es usted quien ha afirmado que intercambia correos con ese blogger y quien dijo que iba a visitarle etc.
En ese blog están sus comentarios al respecto.
En cuanto a esas paranoias de las que tanto le gusta hablar, evidentemente, son las suyas, ud es el q proyecta su enfermedad sobre los demás, se la trate o no se la trate.
Encuentre un solo lugar en el que yo haya escrito ninguna falacia sobre la Iglesia o sobre los demás - no la hay.
En cambio ud siempre interviene en cada post intentando insultar sin venir a cuento e inventando lo que le da la gana.
Respecto a lo que me han preguntado en este post, es que era evidente q le permitían a ud insultar y calumniar, sin q apareciera ninguna réplica. Pero yo ni le había nombrado a ud ni había nombrado a ese blogger, ni lo haré.
Pero es evidente que tras unos comentarios míos impecables, totalmente de acuerdo con las normas para comentarios, viene uno suyo inventando que yo he dicho lo que no he dicho e insultándome - como suele, poniéndose en evidencia. Mientras que a mí no se me ha dejado decir escuetamente:
"Comprueben que en mis comentarios yo no he llamado nada a nadie y que son totalmente correctos y en conformidad con las normas.
Esta aclaración no pretende ser polémica, sino todo lo contrario."

Yo sigo comentando de acuerdo con las normas, ud y sus cómplices, pueden hacer lo que quieran: no es mi problema ni es asunto mío si su comportamiento y el de sus amigos es adecuado o no lo es. Yo conservo los comentarios que prueban un comportamiento sectario por su parte. Pero si echa de menos insultarme, yo le sugiero que se lo diga a su amigo, q desea seguir haciéndolo en su blog. Lo q no es razonable es que venga a hacerlo aquí.
Naturalmente que no tengo ningún poder sobre nadie, simplemente apelo a su razón - sí ya sé que es pedir peras al olmo.
Bueno, espero que haya comprobado q no tengo problemas para comentar en los diversos blogs y que nadie más q vd y sus amigos tienen, al parecer, problemas conmigo porque quieren tenerlos.
Es su amigo el q no publicó mi educada contestación a sus insultos y calumnias.
Este es el tipo de comentario que no me publica en los últimos posts:
"Tienen mucha razón Maru y desde Valencia.
No hay ningún motivo q impida celebrar una misa por el alma de Franco, como por cualquier otro difunto.
Mucho hablar de la libertad y no hacen más que restringir libertades y derechos. Es una lástima que los intereses políticos sectarios lleven a algunos al extremo de intentar impedir a los ciudadanos ejercer sus legítimas libertades."

Pero me parece muy bien q un blogger intente evitar q se pongan en evidencia sus amigos insultadores, agrediendo sin razón y provocando las discusiones subsiguientes, puede hacerlo por tanto tiempo como crea oportuno. Mi paciencia no tiene límites. Yo guardo los comentarios de todos modos, por si alguien alguna vez quiere saber qué tipo de comentarios me ha censurado, no sea que se inventen que decía lo que no he dicho.

Espero que con esto quede cerrado ese tema y podamos proseguir con el de este post.
Despedida cordial
24/11/19 12:47 PM
  
Javier
Quousque tandem abutere patientia nostra?
Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet?
Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?


___________________________VINCEMMO, VINCEREMO. ✠
24/11/19 8:54 PM
  
sofia
Eso, Catilina, no fastidies..
And deep in my heart
I do believe
That the truth will set us free
On that day
And we shall overcome
On that day
24/11/19 11:39 PM
  
gringo
Trento ya cerró el corpus canónico. Si eso se modifica se abre la caja de Pandora.
24/11/19 11:50 PM
  
Javier
Hoy celebra el martirologio romano a una virgen famosa de Alejandría, Santa Catalina. Casta y docta, desafío al emperador romano y tras grandes prodigios recibió la palma de mano de un querubín. Su cuerpo duerme en un centenario monasterio en el Monte Sinaí, en el lugar en donde ardió la zarza ante Moises. Una hermosa basílica en Nápoles, Santa Caterina a Chiaia, conmemora a esta virgen tan popular en el sur de Italia. Sin duda la más docta de entre todas las mártires del Señor. Y con su memoria y otras palabras del Papa Clemente muy al caso me despido.

«XIX. Así pues, la humildad y sumisión de tantos hombres y tan importantes, que de este modo consiguieron un buen nombre por medio de la obediencia, nos ha hecho mejores no sólo a nosotros, sino también a las generaciones que fueron antes que nosotros, a saber, las que recibieron sus palabras en temor y verdad. Viendo, pues, que somos partícipes de tantos hechos grandes y gloriosos, apresurémonos a volver al objetivo de la paz que nos ha sido entregado desde el principio, y miremos fijamente al Padre y Autor de todo el mundo, y mantengámonos unidos a sus excelentes dones de paz y beneficios. Contemplémosle en nuestra mente, y miremos con los ojos del alma su voluntad paciente y sufrida. Notemos cuán libre está de ira hacia todas sus criaturas.»


___________________________VINCEMMO, VINCEREMO. ✠
25/11/19 1:57 AM
  
Jorge Soley
Voy a intentar responder:
- primero, lo más importante. Desconozco el grado de semejanza del libro de Aranguren respecto del de Papini (he leído otras cosas de Papini, pero confieso que no su vida de Jesús). Lo que sí les puedo asegurar es que no encontrarán nada que niegue el Evangelio. Al contrario. Eso sí, el autor imagina posibilidades sobre lo que los Evangelios guardan silencio. A mí algunas me han gustado y otras no tanto, pero el conjunto del libro es magnífico.Por cierto, para tranquilidad de Rubén, María siempre fue virgen y Jesús no tuvo hermanos carnales.
- sobre los comentarios en el blog, es cierto que intento dejar libertad para que la gente comente la entrada, que en eso debería consistir. Si, además, sale un tema colateral que es de interés lo suelo permitir. Lo que no puedo permitir es que se digan barbaridades, insultos o se entre en batallitas personales. Por favor, evitad las batallitas personales o me veré obligado a eliminar comentarios.
25/11/19 10:40 AM
  
Rubén Giraldo
Jorge: Agradezco mucho tu recomendación y respuesta a mis inquietudes; si en algún momento ofendí a alguien pues pido excusas pero no fue la intención. En todo caso ya conseguí el libro y según un abrebocas que se deja leer en Amazon, de antemano se que va a ser una lectura excelente; espero con ansia tenerlo en las manos. Cómo prefiero libros físicos no cedí a la tentación de comprar el digital así que será esperar. Saludos cordiales a todos; Dios los bendiga.
DOMINE UT VIDEAM.
26/11/19 4:05 AM
  
Ruben
Luego de leer el libro, puedo decir que estoy de acuerdo con Jorge, es una lectura que me mantuvo con mucho interés todo el tiempo. No es fácil meterse en una novela sobre Jesús pero esta es una muy buena; salvo uno que otro detalle que se puede pasar, superó ampliamente mis expectativas. Agradezco nuevamente la recomendación porque gracias a este post tuve la oportunidad de leerlo. Saludos!
19/02/20 3:50 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.