Tres ilusiones ópticas de M.C. Escher resueltas en 3D

La fascinación por las ilusiones ópticas de M.C. Escher no han pasado de moda. El artista representó en dos dimensiones mundos que parecen imposibles. Hoy en día hay recreaciones en tres dimensiones de esos paisajes arquitectónicos que demuestran soluciones a los trucos visuales del artista.

Las tres ilusiones ópticas cuyos “secretos” son revelados a continuación son: “La cascada”, “Ascendiendo y descendiendo” y “Belvedere”.

En el sitio oficial de M. C. Escher (www.mcescher.com) se puede ver y descargar ese último vídeo “Belvedere”, además de otros recorridos virtuales de “La cascada” y “Ascendiendo y descendiendo”.

Además, en estos enlaces se pueden ver muy buenas versiones en 3D hechos de LEGO: “Ascendiendo y descendiendo” y “Belvedere”.

——————————————-

M.C. Escher dijo: “Para tener paz con esta vida peculiar; para aceptar lo que no comprendemos; para esperar con calma lo que nos espera, tiene usted que ser más sabio que yo”. Nuestro Señor Jesucristo dijo que Dios se revela no a los sabios de este mundo sino a los que son como niños. Si M.C. Escher mostró talento para crear ilusiones, los niños Santos Justo y Pastor (7 y 9 años respectivamente) mostraron en el año 340 poder desenmascarar las ilusiones de este mundo.

Estos dos hermanos de Alcalá de Henares (España) despreciaron las promesas de este mundo para afrontar su martirio con entereza en tiempo de persecución, abrazando así el camino menos atractivo para la naturaleza humana, pero también el más rápido al Cielo.

Jesús nos recuerda en el Evangelio del XVIII Domingo de Tiempo Ordinario que debemos buscar: “el alimento que perdura para la vida eterna” (Jn. 6, 27), Él mismo en la Eucaristía. Hay muchos caminos que parecen más directos a la felicidad que el camino estrecho en el que se adelantó nuestro Buen Pastor, pero vistas desde un punto de vista sobrenatural son sólo ilusiones que se quedan cortos. Peor aún, nos podemos despeñar por ellas al Infierno sin que nos demos cuenta hasta que sea demasiado tarde.

Que esos santos niños nos ayuden a valorar debidamente las cosas de este mundo para apreciar mejor las cosas del Cielo.

[Fotos de estatuas de santos: Oliver-Bonjoch en Wikimedia Commons]


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué consecuencias inesperadas pueden tener ciertos caminos que parecen atractivos en las sociedades modernas? ¿Por qué es tan difícil ver dónde terminan esos caminos?

Mañana Sto. Domingo de Guzmán / “Trabajad, no por el alimento que perece” (Jn. 6, 27)

4 comentarios

  
Odet
Está muy bien tener talento como hemos visto en estos vídeos,pero debemos en la vida desenmascarar las ilusiones vanas,en esta sociedad en la que está bien visto que la gente se enriquezca rápidamente,aunque sea con malas artes¿de que les sirve ganar el mundo si pierden su alma?me acuerdo ahora de Mel Gibson,que buen trabajo con La Pasion...y me entero que ha dejado embarazada a otra mujer,ya dijo Jesus que antes pasaría un camello por el ojo de una aguja que un rico entraría en el Reino de los Cielos,saludos.
11/08/09 12:03 AM
  
María Lourdes
Odet, me gustó la película de La Pasión de Cristo y me da lástima oír sobre el escándalo causado por las acciones del director, que después de todo es humano. La lucha contra el pecado tiene que ser hasta el final y hasta el último momento hay posibilidad de hallar el camino de la Reconciliación que lleva hacia el Señor.

Me ha impresionado el vacío que se ve en esos vídeos cuando la realidad no alcanza lo que se percibe. En "Ascendiendo y descendiendo" del sitio oficial de M.C. Escher seguimos el punto de vista de un hombre que sube hasta que se encuentra que el camino ha terminado y se da la vuelta pero dice perder control de su freno y acaba cayéndose al vacío.

Uno de los famosos sueños de S. Juan Bosco es parecido porque ve a niños (algunos de ellos sus alumnos) que andan en un camino muy ancho y bello sin darse cuenta de que van avanzando más deprisa hacia abajo hasta que deslizan y se caen al infierno sin poder pararse. Pero, al despertarse tiene la oportunidad de avisar a algunos de los que vió para que se convirtieran de sus pecados y volvieran al camino de la gracia.

Me da esperanza pensar que Jesús no dijo que los ricos no entrarían, sino sólo indicó la gran dificultad de que lo hicieran, pidiéndonos ser pobres de espíritu. Saludos también.
11/08/09 2:20 AM
  
ugl1820
ML,

La ilusiones ópticas no son más que engaños perpetrados por el hombre. En este caso se engaña a nuestra limitada capacidad de visión de y de inteligencia, pues la capacidad espacial no la disfruta todo el mundo (recuerdo tu test de inteligencias múltiples).

Es un buen ejemplo para ilustrar como nuestra limitada capacidad para describir la realidad puede hacernos tomar caminos equivocados. En este sentido, nuestra sociedad de hoy en día es fiel reflejo de ese camino fácil que menciona. Se ha confundido libertad con libertinaje y las consecuencias las estamos pagando ya. Hemos confundido a nuestra mente con juegos contra la razón en favor de un pretendido placer momentaneo, olvidando que los caminos cortos normalmente guardan algún secreto.

Comenta que es dificil ver donde terminan esos caminos. Yo más bien pienso que el final de nuestro camino debe ser Cristo (como pensaba San Josemaría) y, de esta forma, no nos equivocaremos buscando atajos.

+ Bendiciones
11/08/09 9:49 AM
  
María Lourdes
Ugl1820, muchas gracias por su reflexión sobre el tema. Un problema con la elección de caminos es que los caminos fáciles también nos ponen como meta a Cristo, pero un Cristo que no es el verdadero. Hace falta mucha y mejor formación religiosa a lo largo de la vida que la que reciben muchos católicos.

Los Sacramentos son un mapa claro y la Iglesia Católica señala el camino, pero cuando la gente se quiere saltar esas ayudas del Señor y buscar el camino por su cuenta, arriesgan perderse. La vida es demasiada corta como para estar perdiendo el tiempo con falsos atajos. Gracias por sus oraciones.
11/08/09 3:45 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.