Cuando parece que se nos hunde el barco

Según el Evangelio del XII Domingo de Tiempo Ordinario :“las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua” (Mc. 4, 37), la barca en la que estaban los apóstoles con Jesús. Todos pasamos por temporadas en que parece que se nos hunde el barco y S. Luis Gonzaga (1568-1591), Patrón de la juventud cristiana que murió a los 23 años, no era diferente en eso, aunque sí en la pureza con que conservó su “barca” intacta, en gracia con Dios.

El ejemplo del santo y una oración particularmente conmovedora del Papa Juan Pablo II dan aliento en momentos de desánimo.

——————————————————

San Luis Gonzaga pasó tormentas para conservar su vocación y el voto de virginidad que hizo a los nueve años. A los 13 años recibió su Primera Comunión de S. Carlos Borromeo, que se asombró de ver a un joven tan devoto y penitente en medio de la corte en que vivía por ser de familia noble.

Su padre intentó alejarle de su vocación jesuita porque quería que su primogénito, a quien más amaba, tuviera una carrera militar. Al fin cedió, convencido por su primo, ministro general de los franciscanos, que tampoco pudo disuadir al joven. Con gusto, S. Luis renunció al marquesado para entrar en la Compañía de Jesús.

Tuvo como director espiritual a S. Roberto Belarmino, que le aconsejó la Confesión y Comunión frecuentes, gran devoción a la Ssma. Virgen María y leer vidas de santos para alcanzar la santidad. En su tiempo no sólo mantuvo su paz interior a pesar de escrúpulos y noches oscuras del alma, sino que ayudó también a que otros hicieran las paces con sus enemigos.

Seis años después, en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús (en la octava del Corpus Christi) el santo moría en Roma de tifo (enfermedad que contrajo tras atender a enfermos), lleno de alegría por anticipar el Cielo. Su madre, mujer piadosa que había apoyado la vocación de su hijo, estuvo presente en la beatificación de su hijo.

——————————————————————-

Como S. Luis Gonzaga, el Papa Juan Pablo II encontraba fuerza en las dificultades de la vida, no solo por su gran devoción a la Ssma. Virgen María, sino especialmente por sus visitas al Santísimo Sacramento. Un amigo me consoló en una ocasión dándome una copia de la siguiente oración del Papa que también le había animado en momentos difíciles:


Oración para una visita a Jesús Sacramentado por el Papa Juan Pablo II

¡Oh Jesús de mi alma, encanto único de mi corazón!, heme aquí postrado a tus plantas, arrepentido y confuso, como llegó el hijo pródigo a la casa de su padre. Cansado de todo, sólo a Ti quiero, sólo a Ti busco, sólo en Ti hallo mi bien. Tú, que fuiste en busca de la Samaritana; Tú, que me llamaste cuando huía de Ti, no me arrojarás de tu presencia ahora que te busco.

Señor, estoy triste, bien lo sabes, y nada me alegra; el mundo me parece un desierto. Me hallo en oscuridad, turbado y lleno de temor e inquietudes…; te busco y no te encuentro, te llamo y no respondes, te adoro, clamo a Ti y se acrecienta mi dolor. ¿Dónde estás, Señor, dónde, pues no gusto las dulzuras de tu presencia, de tu amor?

Pero no me cansaré, ni el desaliento cambiará el afecto que me impulsa hacia Ti. ¡Oh buen Jesús! Ahora que te busco y no te encuentro recordaré el tiempo en que Tú me llamabas y yo huía… Y firme y sereno, a despecho de las tentaciones y del pesar, te amaré y esperaré en Ti.

Jesús bueno, dulce y regalado padre y amigo incomparable, cuando el dolor ofusque mi corazón, cuando los hombres me abandonen, cuando el tedio me persiga y la desesperación clave su garra en mí, al pie del Sagrario, cárcel donde el amor te tiene prisionero, aquí y sólo aquí buscaré fuerza para luchar y vencer.

No temas que te abandone, cuando más me huyas, más te llamaré y verteré tantas lágrimas que, al fin, vendrás… Sí…, vendrás, y al posarte, disfrutaré en la tierra las delicias del cielo.

Dame tu ayuda para cumplir lo que te ofrezco; sin Ti nada soy, nada puedo, nada valgo… Fortaléceme, y desafiaré las tempestades.

Jesús, mío, dame humildad, paciencia y gratitud, amor…, amor, porque si te amo de veras, todas las virtudes vendrán en pos del amor.

Te ruego por los que amo… Tú los conoces, Tú sabes las necesidades que tienen; socórrelos con generosidad. Acuérdate de los pobres, de los tristes, de los huérfanos, consuela a los que padecen, fortalece a los débiles, conmueve a los pecadores para que no te ofendan y lloren sus extravíos.

Ampara a todos tus hijos, Señor, más tierno que una madre.

Y a mí, que te acompaño cuando te abandonan otros, porque he oído la voz de la gracia; a mí, que no te amo por el cielo, ni por el infierno te temo; a mí, que sólo busco tu gloria y estoy recompensado con la dicha de amarte, auméntame este amor y dadme fortaleza para luchar y obtener el apetecido triunfo.

Adiós, Jesús de mi alma salgo de tu presencia, pero te dejo mi corazón; en medio del bullicio del mundo estaré pensando en Ti, y a cada respiración, entiende. oh Jesús, que deseo ser tuyo.

Amén.


Pregunta del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué imagen de Jesús le inspira más confianza en el Señor? ¿Qué importancia ha tenido el Santísimo Sacramento en su vida?

Mañana – Sto. Tomás Moro - “¿Por qué sois tan cobardes?” (Mc. 4, 40)

26 comentarios

  
susi
Una de las imágenes que más me gustan de Jesús es alguna de su sagrada Pasión, y la de la Divina Misericordia con el lema Jesús confío en Ti.
Creo que mi vida cristiana sería imposible sin recibir casi a diario a Jesús Sacramentado...
Cuando me despierto por la noche, trato de ir con la mente pasando por los Sagrarios que rodean mi casa, haciendo visitas a Jesús, que está tan solo a esas horas de la noche. También intento ir a rezar cuando hay Exposición al Santísimo Sacramento en mi parroquia o el alguna cercana: me atrae como un imán y no querría salir de allí.
22/06/09 4:42 PM
  
odet
a mí me conmueve mucho la escena en la que Jesus le reza al Padre,en Getsemaní,que solo debió sentirse,pues los apostoles dormían,Jesus les decía "orad para que no caigais en tentación"y al Padre"aparta de mí este caliz"perdona si me desvío del tema saludos ML.
22/06/09 5:14 PM
  
Ana
a mi me impresiona mucho la de la adúltera,mientras los otros la están llenando de acusaciones el escribe en el suelo. ¿Que escribiría? . Ladrón, embustero, hipócrita, algo que les hizo salir corriendo y que les hizo ver que no podían tirar la primera piedra y luego la misericordia con la mujer. No la condena pero le dice que no vuelva a hacerlo más.
susi: me encanta tu idea, a mi cuando me despierto soy un disco rayado:la cadena de oración por la vida, la cadena de oración por las vocaciones, la cadena de los sacerdotes,debo dormir a los santos.A la pregunta sobre el Sacramento de la Eucaristía:es lo primero y se lo debo a mis padres ella por la tarde a la vuelta del colegio repasaba la catequesis conmigo y él muy tarde, cuando él llegaba ya nos estaban metiendo en la cama y algo decía siempre sobre el teme del día, brevísimo, claro,. si yo no hubiéra visto las misas a las que nos llevaban y luego que todo continuaba a lo largo del día, creo que no hubiera creido mucho porque soy de ver para creer y soy de lo que yo pueda ver, oir, tocar...etc.
22/06/09 5:28 PM
  
María Lourdes
Susi, hace poco tuve una conversación con una señora que no podía dormir y estaba padeciendo de una consecuente depresión por falta de sueño. Le recomendaban leer para relajarse. Durante el día cuida de sus nietos y todas las noches sufre por la insomnia. Pero, me decía que ella hablaba mucho con el Señor cuando no podía dormir, en momentos de la noche cuando todo estaba callado y parecía que todos estaban durmiendo.

¡Qué bueno es el Señor que entrega al desprecio de los hombres en el Santísimo Sacramento para acompañar nuestra soledad! Muchas gracias por su testimonio.
22/06/09 5:34 PM
  
Norberto
Siempre la de Jesús Crucificado,ante Él todo queda muy por debajo,sin valor,sin importancia.
Ante el Ssmo.Sacramento forjé,Él forjó, mi vida cristiana.
22/06/09 5:41 PM
  
María Lourdes
Odet, no se desvía del tema, porque igual que los apóstoles en el barco tenían cierta idea del Señor cuando le preguntaban si no le importaba que se hundieran, me parece que todos cuando acudimos al Señor tenemos presente algo de la persona de Cristo que nos atrae. Ya vemos que el Papa Juan Pablo II comenzó esa maravillosa oración recordando al Padre recibiendo al hijo pródigo.

Además, lo que sugiere (la cita de orar para no caer en tentación) es un excelente sumario de lo que me hubiera gustado expresar en el artículo.
22/06/09 5:43 PM
  
Norberto
Por cierto,¿alguien tiene referencias de que se proponga la vida de S.Luis Gonzaga como ejemplo en alguna parroquia,algún colegio,algún...?
22/06/09 5:46 PM
  
María Lourdes
Ana, lo que me llama la atención de su comentario es que nos recuerda que la fe es un don que hemos recibido, que la fuerza que recibimos por la fe católica no es nada que hemos merecido sino algo que debemos agradecer al Señor, que dispuso que tuviéramos siempre todo lo necesario para que no desesperemos, para que Su Amor fuera palpable y las imágenes del Señor en el Evangelio, como la que menciona, sean actuales para nosotros. Muchas gracias.
22/06/09 5:49 PM
  
María Lourdes
Norberto, le contestaré más tarde porque voy a Misa con mis hijos ahora. Hasta luego.
22/06/09 5:51 PM
  
luis
Mi pobre patrono ha sido mártir dos veces, una de la peste y otra de la hagiografía barroca y la devoción sulpiciana, que lo ha presentado como un tímido y pudibundo jovencito, cuando en realidad la virtud más destacable suya fue la fortaleza y la alegría, como que era del linaje màs noble y combativo de Italia.

Como santa Teresita, su verdadera estatura emerge de entre un ejército de enanos, sus hagiógrafos.
22/06/09 6:43 PM
  
Norberto
luis
¡Feliz onomástica!,con retraso,eso sí,pero de corazón.
22/06/09 9:06 PM
  
Luis López
ML, como te comenté una vez suelo ir los viernes muy temprano a una capillita que está a diez minutos de mi casa, que expone el Santísimo en perpetua adoración. Este viernes tuve fiebre (por anginas) y no pude ir, pero aproveché el sábado que estaba algo mejor y muy temprano fui. Sentirme todavía algo renqueante de mi garganta, hizo que esa hora fuese muy especial porque ví qué poco soy y qué grande, qué inmenso es siempre su amor.

Quizás por eso, el episodio de la vida de Jesús que más me impacta, es su última cena, cuando anticipa su sacrificio de horas más tarde, y se entrega en el pan y en el vino a sus discípulos presentes y futuros. Es el único episodio de la vida de Jesus que no sólo podemos "recordar" sino -qué bondad y sabiduría la suya- "hacerle presente en su cuerpo, su alma, su vida y su divinidad".
22/06/09 9:34 PM
  
luis
Gracias Norberto. Abrazo
22/06/09 9:43 PM
  
María Lourdes
Norberto, no por nada dijo el Señor que cuando fuera levantado atraería a todos hacia sí. ¡Cuántos santos, como S. Luis Gonzaga, murieron mirando un crucifijo, sacando fuerzas de la Pasión del Señor especialmente en ese último momento!

Respecto a la Eucaristía, entre los frutos de la Comunión que enumera el Catecismo de la Iglesia Católica, se lee que "acrecienta nuestra unión con Cristo" (1391), "nos separa del pecado" (1393) y "borra los pecados veniales" (1394), "nos preserva de futuros pecados mortales" (1395). Así es cómo el Señor en la Eucaristía forja nuestra vida cristiana, como tan bien señala.

Tengo la impresión de que hay muchos colegios jesuitas bajo el patronazgo de S. Luis Gonzaga (St. Aloysius Gonzaga en inglés), pero no sé si a eso se refería en su pregunta. Un saludo.
22/06/09 9:43 PM
  
María Lourdes
Luis, aunque con retraso también, ¡feliz santo! Espero que el Señor le acompañó ese día y que seguirá haciéndolo, bendiciéndole abundantemente.

¿No hay ninguna biografía de su santo que podría recomendar? La verdad es que de "tímido y pudibundo jovencito" no veo mucho en un santo que se mantuvo firme en su vocación a pesar de todo lo que hacía su padre el marqués para disuadirle. Desde pequeño mostraba la actividad normal de todo niño, hasta disparando un cañón cuando fue a visitar un campamento militar con su padre y aprendiendo cosas con los soldados que su madre se encargaba de corregirle, cosas que por su niñez eran de poca importancia (sus confesores mantenían que no cometió pecado mortal en vida) pero que a él le remordían la conciencia.

Si pensamos en las penitencias que se le ocurría y que sus confesores frenaron, vemos más aún a un joven fuerte y nada acobardado. Bueno, que aún con imágenes sulpicianas ilustrando sus biografías [que de ese "ejército de enanos" se puede sacar mucho provecho también - quizás lo digo por formar ahora parte de ellos :)], me da la sensación de que pocos tendrían la valentía de imitarle en todo.
22/06/09 9:59 PM
  
María Lourdes
Luis López, ¡feliz santo a usted también y mis mejores deseos de que el Señor le bendiga generosamente, aunque con retraso, si también es S. Luis Gonzaga su santo! Me acuerdo de al menos dos santos más con ese nombre, o sea que no estoy segura de cuál considera su santo.

Muchas gracias tanto por su testimonio de fe en la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía como por recordarnos que en el Santísimo no sólo tenemos una imagen sino al mismo Cristo, que se acordó de nosotros en esa Última Cena y en Su Pasión también. Más aún, es Cristo Resucitado el que nos da vida por ese Sacramento.
22/06/09 10:07 PM
  
Luis López
ML, gracias de todos modos. Mi santo es Luis IX de Francia, San Luis Rey de Francia, alguien más "guerrero" que el bueno de Luis Gonzaga (aparte de luchar incansablemente contra herejes y musulmanes tuvo nada más y nada menos que 11 hijos). Su onomástica se celebra el 25 de agosto. A ver si algún día nos haces una de tus preciosas semblanzas de este gran hombre y combativo santo.

Ah, disculpad mi tardanza pero es que soy muy poco ceremonioso: felicitaciones a Luis y demás luises gonzagas del Blog.
22/06/09 10:41 PM
  
luis
Lourdes, me refiero a todas esas monsergas de que no miraba a la cara a la madre "por la pureza" (con lo que lo hacen, por querer hacerlo casto, extrañamente raro), y todos esos amaneramientos que suelen aparecer en la hagiografía de jóvenes, centradas en una obsesiva búsqueda de la "pureza" moral, identificada con la castidad como si fuera el último fin de la vida moral y principal virtud, cuando sólo es el cimiento de la vida moral, sobre la cual se debe construir el magnífico edificio de las demas virtudes cardinales y sobre todo teologales.

Hagiografías influidas por el puritanismo catolico llamado "jansenismo" que tanto daño le han hecho a las vidas de San Luis, de Santo Domingo Savio y tantos otros. Sobre todo en el siglo XIX.
22/06/09 11:23 PM
  
Norberto
ML
Me refería al poco aprecio y difusión que,constato,existe hoy en la Iglesia paraa difundir las vidas de los santos.Parece como si estorbaran,como si "al ser de otra época",su testomonio tuviera más que ver con algo artístico-estético y no espiritual.
22/06/09 11:41 PM
  
María Lourdes
Luis López, el 25 de agosto procuraré escribir sobre S. Luis Rey, Dios mediante.

Suelo publicar los artículos con vidas de santos en la fecha de la fiesta del santo (aunque salgan un poco retrasados, como en este caso) para que sea más fácil encontrarlos en el futuro y haya menos confusión sobre cuándo es la fiesta del santo para los que lo lean.

Quizá parezca un poco raro a algunos, pero así me organizo mejor y me mantengo fiel al propósito de este blog. Un saludo.
22/06/09 11:46 PM
  
María Lourdes
Luis, pues no sé cuánta verdad hay en todo lo que leo sobre los santos... ya sabe que de vez en cuando me corrige algún dato algún lector (lo cual aprecio mucho) e intento no incluir cosas legendarias sin indicar que "se piensa" tal cosa.

Lo que es incuestionable es la pureza y castidad de este santo en particular, especialmente por el testimonio de sus confesores (habiendo santos canonizados entre ellos).

Algo diferente es que se fije en algún detalle excluyendo todo lo demás, que creo es lo que critica, lo cual resultaría en una especie de caricatura en vez de un retrato. Pero, reconozco que suelo destacar alguna característica del santo del día y fijarme en ella, como ya sabe.
22/06/09 11:57 PM
  
María Lourdes
Norberto, gracias por la aclaración.

Intentando elegir un colegio católico para mi hijo [lo mejor entre las opciones que tenemos, que no siempre es lo ideal en todo], una de las cosas que preguntaba era si les enseñaban algo sobre los santos a los niños. Al que creo irá mi hijo me dijeron que tienen dos santos al mes que resaltan para los niños, leyéndoles sus vidas y con un lugar de la clase en la que se dejan esos libros e imágenes de los santos.

Claro que es muy importante que lo que se diga sobre los santos sea lo más fiel a la verdad que sea posible, como creo señala Luis en su comentario.
23/06/09 12:08 AM
  
luis
La hagiografía es un arte MUY difícil. Para que sea buena, el hagiógrafo debe ser o santo o teologo o las dos cosas a la vez. De lo contrario, caemos en los cliches adocenados repletos de anecdotas apocrifas que se van copiando unos a otros. Catálogo de hechos que "demuestran" las virtudes morales, que resultan la esencia de ese tipo de santidad. Una especie de silabario de "hazañas morales" para admiración del lector. La moral no es la esencia de la santidad, es el requisito, el piso de la santidad: la santidad es mucho más.
La santidad es otra cosa: es precisamente lo no humano, lo más allá de la moral en el santo, el esplendor de la gracia y la divinidad asomando en un instrumento imperfecto.
El Cardenal Newman (futuro beato, Deo mediante)decía que no le gustaban las hagiografías, porque no hacían lo que había que hacer: mostrar la influencia de la gracia a lo largo de las distintas etapas de desarrollo de la persona, en la infancia, en la juventud, en la madurez. Y ver cómo la gracia se desenvuelve, es como seguir un organismo que se va desplegando hasta su esplendor.


23/06/09 12:45 AM
  
María Lourdes
Luis, algo de razón tendrá en lo que dice sobre los que escriben sobre santos porque no soy ni santa ni teóloga y sí busco la admiración de los lectores por los santos cuando escribo sobre ellos, pero espero que así se vislumbrará lo que Dios es capaz de hacer con seres humanos como nosotros.

Me gusta la observación que comparte del que pronto será Beato Cardenal Newman (habiéndose aprobado ya el necesario milagro para la beatificación). Menos mal que en el Cielo habrá toda una eternidad para contemplar en Dios Su Amor por nosotros en los detalles de nuestras vidas.

Mientras tanto, podemos leer las autobiografías de los santos, por ejemplo S. Juan Bosco, Sta. Teresa de Jesús (de Ávila), Sta. Teresa de Lisieux, etc.
23/06/09 7:32 AM
  
luis
Perdón, Lourdes, obviamente no me refería a ti, que no pretendes hacer hagiografía, sino recensiones sobre la vida de los santos, lo que está muy bien y lo haces muy bien. Me temo que mi descontento con las hagiografías (que comparto con Newman y con el mismo Chesterton, otro candidato a la santidad y con Von Balthasar)no sea otra cosa que la expresión de la imposibilidad de retratar un misterio imposible: la presencia de Dios en el hombre. Si hasta los propios Evangelios son insuficientes para retratar al Santo de los Santos (por eso Juan dice que aunque se escribieran todos los libros del mundo, no alcanzarían a relatar lo que Cristo fue).

Hagiografía se refiere a la comprensión, en cuanto es posible, del impacto de la gracia en la vida entera de un hombre. A esto me refería cuando decía que es muy difícil. Por ejemplo, el intento de Von Balthasar de comprender la vida de santa Teresita, intento monumental y supongo que fallido.

Y buena idea lo de las autobiografías, pero me temo que no son hagiografías. Falta perspectiva. Igual, como dice Aristoteles, la menor brizna del conocimiento de lo más noble es superior al mayor conocimiento que podamos tener de objetos inferiores.
No hay que resignarse.
Nuevamente perdón si entendiste que me refería a ti, lo haces muy bien y es muy útil para nosotros.
23/06/09 11:32 AM
  
María Lourdes
Luis, no tiene por qué disculparse sobre esto... sé que no se refería directamente a mí, pero sus comentarios me hicieron reflexionar sobre cómo represento a los santos, aunque no sea hagiógrafa. Por tratar el mismo tema de la vida de los santos, puedo comprender las limitaciones de las hagiografías y apreciar también que algo de provecho se pueda sacar de ellas.

Aunque las autobiografías no sean hagiografías, son documentos de primera persona muy valiosas para penetrar en ese "impacto de la gracia" que tantas veces se ve más en el interior que en el exterior y que son muy necesarias para comprender el progreso espiritual de los santos.

Para equilibrar la falta de perspectiva y hasta corregir errores en la memoria de los santos, podrían ser muy útiles las autobiografías anotadas, como esta (en inglés) de S. Juan Bosco: http://www.donboscokhmer.org/MEMOIRS/HOMEPAGE.htm

23/06/09 12:39 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.