InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: .... 2) Enlaces de la Semana

18.04.10

Revelaciones del Cristo de la Gran Promesa sobre la Eucaristía

El Evangelio del Domingo de la Divina Misericordia indica que el discípulo que reconoció a Cristo Resucitado esperando a sus apóstoles en la playa fue: “aquel discípulo que Jesús tanto quería” (Jn. 21, 7). Tradicionalmente, se piensa que ese discípulo es el mismo S. Juan Evangelista.

El Bto. Bernardo de Hoyos (1711-1735), beatificado hoy domingo en Valladolid, tuvo muchas visiones que recibió del Señor y de santos como el apóstol S. Juan, encontrándose con él “arrimado al Corazón de Jesús” tras recibir la Comunión. Explica sobre S. Juan: “con cuánta razón se le da en la Vida de Santa Gertrudis el título de Portero del Corazón de Jesús; por lo cual es casi inseparable el amor al Corazón de Jesús de un tierno afecto a este Santo evangelista.”

Resalta en sus escritos cómo Sta. Gertrudis le pregunta a S. Juan Evangelista que por qué habiendo reposado sobre el Santísimo Pecho y Corazón del Señor en la Última Cena no escribió sobre el Sagrado Corazón en su Evangelio. Le responde S. Juan: “El dar noticia de las pulsaciones y movimientos del Corazón de Jesús, quedó reservado para los tiempos futuros, en los cuales, oyendo los inflamados afectos del Corazón de Jesús, se encienda el mundo envejecido y resfriado en el amor de Dios”.

Leer más... »

11.04.10

Cómo sacar provecho espiritual de la susceptibilidad

El Evangelio del Domingo de Divina Misericordia resalta: “Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús.” (Jn. 20, 24). Ocho días tardó el Señor en volver a aparecerse a los Apóstoles, en mostrarse a Sto. Tomás. ¡Cómo habría pasado esos días Sto. Tomás!

Pero cuando se apareció el Señor, no sólo les dio a los Apóstoles el poder de perdonar pecados, sino que sanó al mismo Tomás ofreciéndole la oportunidad de creer y de ser el primero en reconocer: “¡Señor mío y Dios mío!”

No por nada eligió este segundo domingo de Pascua para establecer su Fiesta de la Divina Misericordia. Reveló a Sta. Faustina: “Deseo darme a las almas, deseo las almas, hija Mía. El día de Mi Fiesta, la Fiesta de la Misericordia – recorrerás el mundo entero y traerás a las almas desfallecidas a la fuente de Mi misericordia. Yo las sanaré y las fortificaré.” [206 (99)]

Hasta de la susceptibilidad que podría haber sentido Sto. Tomás (al no habérsele aparecido el Señor) puede Dios sacar provecho espiritual para las almas que Le aman. Así lo demuestran unas anécdotas de situaciones humillantes que experimentó Sta. Faustina Kowalska, que le perfeccionaron en confianza en la Divina Misericordia y que podrían ilustrar el camino de Sto. Tomás hacia su gran profesión de fe.

Leer más... »

7.04.10

Frustraciones y esperanza de un capellán castrense en Irak combatiendo la ignorancia de católicos


El Evangelio del Domingo de Pascua de Resurrección menciona al: “otro discípulo, a quien tanto quería Jesús” (Jn. 20, 2), que corrió al sepulcro vacío del Señor con S. Pedro. Cada alma es una muy querida por el Señor, que como Buen Pastor va en búsqueda de las ovejas perdidas. Especialmente queridas son las almas de los que son como niños.

¿Se dedica tanta atención a las almas en los programas de catequesis? ¿Conservan su infancia espiritual cuando entran el mundo de los adultos?

El P. Michael Duesterhaus [no en las fotos que ilustra este post], un capellán militar en despliegue por tercera vez (su segunda vez en Irak), observa los últimos meses de las operaciones de los infantes de marina pero también vela por las almas de casi 300 católicos entre ellos. La vida espiritual de éstos refleja la diferencia que hacen los que se preocuparon por catequizarles bien desde la infancia y las frustraciones y la esperanza que experimenta combatiendo la ignorancia respecto a la fe católica. Comparte su experiencia en su blog (enlace en inglés):

Leer más... »

10.03.10

Mea culpa y 6 condiciones necesarias para la corrección fraterna

Corregí el post “Dificultades encontrando un buen colegio católico” porque gracias a Dios y la ayuda de unos buenos sacerdotes me he dado cuenta de que al publicarlo pequé tanto contra la prudencia como la caridad. Lo he vuelto a publicar, ya corregido, con el título: “Cómo encontrar un buen colegio católico”. [Por cierto, agradezco las oraciones y la ayuda de todos los comentaristas a ese post. Mi esposo y yo hemos encontrado un buen colegio católico y unas buenas parroquias en nuestra zona, lo cual nos alegra mucho.]

Debería de haber tenido en cuenta las 6 condiciones necesarias para la corrección fraterna que enumera Francisco de Osuna en “Tercer abecedario espiritual”, una obra muy recomendada por Sta. Teresa de Jesús.

Leer más... »

Cómo encontrar un buen colegio católico [antiguo post corregido]

S. Lucas, en el Evangelio del III Domingo de Tiempo Ordinario, explica a Teófilo (“amigo de Dios”) que escribe “para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido” (Lc. 1, 4). Todos los padres desean ofrecer a sus hijos la mejor formación académica posible, pero para padres católicos también es muy importante buscar “la solidez de las enseñanzas” en la fe católica a las que se refiere S. Lucas. ¿Qué importaría llegar a estudiar en las mejores universidades del mundo si se perdiera la fe por el camino?

Mañana (última semana de enero) comienza la Semana de Colegios Católicos en los EE.UU. y muchos colegios católicos abrirán sus puertas al público, ofreciendo a padres católicos una buena oportunidad para conocer a los maestros y a los directores de esos colegios. Pero, eso no es suficiente para encontrar un buen colegio católico.

¿Qué más se debería de tener en cuenta para encontrar un buen colegio católico fiel al Magisterio de la Iglesia Católica?

Leer más... »