InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categorías: D) VARIEDADES, .... 1) ¿Conoce bien la Biblia?, .... 2) Enlaces de la Semana, .... 3) Entrevistas, .... 4) Vídeos

29.04.10

Todos lo dicen

“‘¿Ha oído alguna vez a alguien hablando bien de una joven y recontando sus buenas cualidades?’

Otra persona seguramente le dirá que si esa joven tiene buenas cualidades, también tiene bastantes que son malas… Ella frecuenta la compañía de tal y tal persona, que no tiene una buena reputación… Estoy completamente seguro de que no se ven por ningún propósito bueno… ¿Y qué de esa otra mujer, que siempre viste tan bien y que mantiene a sus hijos vestidos bien también?… Ella haría mucho mejor pagando sus deudas… Y luego está esta otra: ella siempre parece a todos ser buena y agradable, pero si la conociera usted tan bien como yo, tendría una opinión diferente… Ella sólo pone todas esas sonrisas como una ciega… Tal y tal hombre le va a pedir que se case con él, pero si me pidiera mi consejo, le contaría unas cosas que no sabe…’

Leer más... »

28.04.10

La teoría del Diseño Inteligente explicada con claridad por científicos

Hoy en día hay científicos que cuestionan la teoría de la evolución tal y como la propuso Darwin y señalan sus limitaciones para explicar el origen de la vida.

Entre ellos se encuentra el Dr. Dean Kenyon, que cinco años depués de publicar “Predestinación bioquímica” (1969), empezó a cuestionar su propia obra.

En este vídeo (en inglés con subtítulos en español) explica junto con otros científicos la teoría del diseño inteligente de una forma muy clara:

Leer más... »

26.04.10

¿Ve a Dios Padre en Jesucristo?

A petición del Papa Pablo VI, Lew Grade decidió producir la película “Jesús de Nazaret”. El director, Franco Zeffirelli, eligió a Robert Powell para interpretar a Judas Iscariote, pero tanto le impresionó al director la penetrante mirada del actor, que le ofreció a él el papel principal y no a Al Pacino o a Dustin Hoffman como pensaba hacer.

A pesar de la fama internacional que ganó, Robert Powell reconoce que al final no le gustó ese papel por las condiciones bajo las cuales tuvo que desempeñarlo. No sólo tuvo que aprenderse mucho material cada día y combatir el aburrimiento de estar 9 meses en el desierto (de los cuales pasó muchas semanas esperando tiempo favorable), sino que también sufrió hipotermia en la escena de la crucifixión.

Pero, sobre todas esas incomodidades, a este actor (no católico) no le agrada mucho ese papel porque se da cuenta de que el papel de Jesús, al contrario de otros, está destinado a no poder ser desempeñado a la perfección. Según él, ningún hombre puede interpretar a un dios. Los católicos comprendemos eso muy bien, porque creemos que Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad.

En el Evangelio del IV Domingo de Pascua, Jesucristo mismo proclama: “Yo y el Padre somos uno.”(Jn. 10, 30). Y hay una escena en “Jesús de Nazaret” que refleja ese Gran Misterio y Revelación del Señor de una forma tan sencilla como profunda

Leer más... »

22.04.10

Superando los fracasos del amor humano


El Evangelio del III Domingo de Pascua muestra un encuentro inolvidable entre el amor humano de S. Pedro que: “se echó al agua” (Jn. 21, 7) para acercarse al Señor (a quien había negado tres veces durante Su Pasión) y el Amor Divino de Jesucristo esperándole en la playa con el desayuno preparado a pesar de esa triple negación.

No es difícil ver en la muestra tan sincera como impetuosa de amor de S. Pedro por el Señor el verdadero drama del amor humano imperfecto que desea amar, aunque no acierte siempre en la mejor forma de hacerlo. Y así S. Pedro dice que daría su vida por el Señor, pero le abandona en Getsemaní; le sigue hasta la casa de Caifás, pero le niega tres veces; lejos de Jerusalén le confiesa como “Cristo, el hijo de Dios vivo” (Mt. 16, 16), pero no se acerca a Cristo crucificado ni acude al sepulcro del Señor hasta que Sta. María Magdalena le anuncia que la tumba está vacía.

Lloramos con S. Pedro cuando nos damos cuenta de cómo desilusionamos a los que más amamos: prometiendo cambios sólo para encontrar motivos para no llevarlos a cabo; amando una idea de otros sin darnos cuenta de que no se ajusta a la realidad que se desarrolla ante nuestros ojos; expresando mil muestras de cariño a distancia sin molestarnos en buscar ninguna oportunidad para vernos o hablarnos en persona hasta que parece ser demasiado tarde.

Leer más... »

18.04.10

Revelaciones del Cristo de la Gran Promesa sobre la Eucaristía

El Evangelio del Domingo de la Divina Misericordia indica que el discípulo que reconoció a Cristo Resucitado esperando a sus apóstoles en la playa fue: “aquel discípulo que Jesús tanto quería” (Jn. 21, 7). Tradicionalmente, se piensa que ese discípulo es el mismo S. Juan Evangelista.

El Bto. Bernardo de Hoyos (1711-1735), beatificado hoy domingo en Valladolid, tuvo muchas visiones que recibió del Señor y de santos como el apóstol S. Juan, encontrándose con él “arrimado al Corazón de Jesús” tras recibir la Comunión. Explica sobre S. Juan: “con cuánta razón se le da en la Vida de Santa Gertrudis el título de Portero del Corazón de Jesús; por lo cual es casi inseparable el amor al Corazón de Jesús de un tierno afecto a este Santo evangelista.”

Resalta en sus escritos cómo Sta. Gertrudis le pregunta a S. Juan Evangelista que por qué habiendo reposado sobre el Santísimo Pecho y Corazón del Señor en la Última Cena no escribió sobre el Sagrado Corazón en su Evangelio. Le responde S. Juan: “El dar noticia de las pulsaciones y movimientos del Corazón de Jesús, quedó reservado para los tiempos futuros, en los cuales, oyendo los inflamados afectos del Corazón de Jesús, se encienda el mundo envejecido y resfriado en el amor de Dios”.

Leer más... »